Issuu on Google+

Mery losada Galindo Lic. Ciencias naturales y medio ambiente Invertebrados

PREGUNTAS GENERADORAS TUTORIA 3

1. Describir el hábitat, procesos respiratorios, estructuras, ciclos vitales y como estas influyeron en la evolución. 2. Explicar el desarrollo y transformaciones logradas por cada grupo para responder a las necesidades creadas para lograr la adaptación de la vida en la tierra. 3. Que es El clitelo que aparece en la parte anterior del cuerpo de la lombriz de tierra y como está relacionado con la reproducción de estos animales. 4. Realice una lista de al menos 8 de Las lombrices intestinales de organismos a los infectan como parásitos 5. A que grupo pertenecen el grupo de anélidos marinos que presentan unas expansiones llamadas quetas que facilitan su desplazamiento en el agua. 6. Una de las adaptaciones más vistosas en Los llamados "gusanos plumeros" viven en el interior de tubos y solamente sacan de ellos unas vistosas expansiones, que función cumple estas y como evolucionaron en otras especies del grupo general de los gusanos?

1- Respiración Los Nematodos carecen de órganos respiratorios diferenciados. Los adultos que viven como parásitos intestinales son principalmente anaerobios, en ellos falta el ciclo de Krebs y el sistema de citocromos, pero todos pueden utilizar el oxígeno si está disponible. Algunos Nematodos de vida libre y los estados libres de algunos parásitos, son aerobios obligados, y por lo tanto poseen ciclo de Krebs y sistema de citocromos. Excreción Los Nematodos excretan desechos en forma de amonio, que difunde a través de la pared corporal. El sistema excretor carece de células en llama y de protonefridios. Unos pocos


Nematodos carecen de cualquier sistema de excreción. La osmorregulación, la regulación iónica y, quizás, la excreción de otros desechos, se asocian generalmente con estructuras especializadas particulares: una célula o células glandulares excretoras (glándula ventral), sistema de canales excretores (conductos acuíferos), o ambos. Estos sistemas aparecen solamente en Nematodos y dentro del grupo constituyen los órganos más desarrollados. En ambos casos de trata de formaciones unicelulares. Cuando se presentan tanto sistema de canales como glándulas, comparten el mismo poro hacia el exterior. Sistema nervioso El Sistema nervioso es intraepitelial, localizado en la epidermis, la faringe y el digestivo posterior. Existe un anillo nervioso circunfaríngeo, o collar periesofágico (comisura cefálica), con varios ganglios asociados, que rodea al intestino anterior y sobre el cual las células nerviosas se distribuyen generalmente en forma difusa, y varios cordones longitudinales. El anillo nervioso circunfaríngeo está formado principalmente por fibras nerviosas, los cuerpos neuronales se ubican en ganglios. Del anillo nervioso circunfaríngeo, asociado a un cerebro bilobulado, salen hacia adelante nervios que inervan los órganos sensoriales, especialmente las sensilas y los afidios. Hacia la parte posterior salen troncos nerviosos dorsales, laterales y ventrales dentro de los cordones longitudinales, unidos por comisuras. Algunos son motores (medio dorsal, medio ventral, sublaterales), los otros son sensitivos (laterales). Los extremos de las células musculares contactan con los nervios dorsales y ventrales; los nervios laterales se asocian con los canales excretores. El cordón nervioso dorsal, predominantemente motor, se encuentra en el cordón epidérmico dorsal. Los troncos nerviosos laterales, predominantemente sensitivos, se encuentran en los cordones epidérmicos laterales, atravesando los ganglios lumbares y terminando en el ano. El nervio principal es el tronco ventral, que a menudo tiene raíces pares y probablemente deriva de la fusión de dos nervios. En Áscaris el cordón ventral presenta 55 fibras. Existe un sistema simpático faríngeo. Los nervios viscerales inervan el intestino. En las vías nerviosas hay ganglios, concentrados especialmente cerca del extremo posterior, donde hay un ganglio anal o caudal, sencillo o doble. Órganos de los sentidos Los órganos sensoriales son relativamente sencillos. Están concentrados en el extremo corporal anterior. Las formas libres las poseen en mayor número que las parásitas. En el tipo fundamental se sitúan en tres círculos y en un par de fosetas laterales. Los círculos constan de 4 o 6 órganos sensoriales. Las receptores táctiles se presentan bajo la forma de papilas o de sedas, los quimiorreceptores, como los anfidios, varían desde un simple poro hasta una compleja estructura tortuosa y espiralada. Los órganos sensoriales llevan una dendrita ciliada englobada en una parte especializada de la pared corporal. En papilas, sedas y anfidios hay una dendrita con un cilio distal. Papilas labiales y cefálicas: Pequeñas salientes de la cutícula en los labios y en la cabeza. Probables mecano receptores. Los deiridios o papilas cervicales se encuentran en muchas especies edáficas o parásitas, pero suelen faltar en las formas acuáticas.


Sedas o Quetas: cerdas alargadas, en la cabeza y cuerpo. Son mecano receptores que cuando se estimulan hacen que el animal se aleje del estímulo.

Reproducción La reproducción es siempre sexual y la fecundación interna. Casi todos los Nematodos son de sexos separados (dioicos o bisexuales), y en la mayoría de los casos el macho es menor que la hembra. Los machos presentan caracteres sexuales secundarios, tales como glándulas ventrales y lóbulos caudales. Existen algunos pocos Nematodos terrestres que son hermafroditas o partenogenéticos. Hay casos en que se desconocen los machos. Las especies hermafroditas son proterándricas, es decir los órganos masculinos y los espermatozoides se desarrollan antes que los órganos femeninos y los óvulos. En ellas existe un ovo testículo. En general se auto fecundan. Los espermatozoides se desarrollan primero y son almacenados en las vesículas seminales. La autofecundación ocurre después de la formación y maduración de los óvulos. Periódicamente surge un pequeño número de machos que fecundan cruzada mente a los hermafroditas. El sistema reproductor es generalmente par. Las gónadas, en número de una o dos, se comunica con el exterior por un poro único, la cloaca, en los machos, y un gonoporo o vulva en las hembras. La posición de la vulva varía, siendo a veces posterior y otras veces anterior. En los machos, hay un testículo tubular, con forma de un cordón macizo apelotonado sobre sí mismo. En algunos Nematodos hay dos testículos, orientados generalmente en forma opuesta.

Desarrollo y Ciclo biológico Algunos Nematodos son ovíparos, otros son ovovivíparos. El tiempo necesario para alcanzar la etapa adulta varía desde unos pocos días en los Nematodos libres, hasta más de un año en algunos parásitos. El desarrollo es directo y estrictamente determinado. El huevo fecundado, puede ser puesto sin que se haya iniciado la segmentación (por ejemplo en Áscaris), cuando la segmentación se ha iniciado (por ejemplo en Ancylostoma), se halla muy avanzada (por ejemplo en Enterobius), o cuando el embrión está completamente formado (por ejemplo en Wuchereria). La segmentación temprana sigue un patrón asimétrico que pronto pasa a ser bilateral, pero muestra por su estrecho determinismo lejanas semejanzas con la segmentación espiral de los anélidos, moluscos y algunos platelmintos. El desarrollo embrionario lleva a la formación de tres capas germinativas (ectoblasto, mesoblasto, endoblasto), el pseudoceloma surge en un espacio limitado por endoblasto y ectoblasto. Los diversos órganos presentan un número relativamente fijo de células, el cual se alcanza en el momento de la eclosión. El desarrollo es directo. Dentro de la envoltura del huevo, la fase juvenil (denominada generalmente larva) realiza una o dos mudas. Existe un incremento limitado del número de células durante las etapas juveniles, casi todo el crecimiento es consecuencia del incremento del tamaño celular. Los juveniles tienen casi todas las estructuras del adulto, salvo partes del aparato reproductor. El crecimiento se acompaña de cuatro mudas de la cutícula. La tercera fase es en muchas especies la fase de dispersión. Los adultos no mudan, pero algunos siguen creciendo.


Filogenia

Antiguamente se consideró a los Nematodos como un grupo aislado evolutivamente. Hoy no cabe duda que están emparentados con los Gastrotricos, cuyos representantes marinos presentan claras afinidades con los Nematodos, especialmente por sus faringes y cutículas. Posiblemente también tengan afinidades con los Nematomorfos. Según algunos zoólogos, los Gastrotricos, Nematodos y Nematomorfos derivan de un único grupo de platelmintos turbelarios acélicos. En general, se considera que los Gastrotricos son más primitivos. Las relaciones evolutivas con otros grupos de pseudocelomados son menos claras y muchos de sus caracteres comunes podrían deberse a fenómenos de convergencia evolutiva. Dentro del grupo Nematodos es difícil determinar líneas filogenéticas, aún se discute acerca de cuáles deben considerarse más primitivos.

Los Anélidos son gusanos cilíndricos segmentados: Presentan simetría bilateral, son de cuerpo blando y carecen de esqueleto. Están desprovistos de apéndices articulados y se desplazan mediante contracciones coordinadas de los músculos. Muchos de ellos poseen unos filamentos denominados quetas o sedas, que se utilizan para su clasificación. Entre los anélidos existen especies que viven en tierra firme (lombriz de tierra), en agua dulce ( sanguijuelas) o en el mar (gusarapas y nereis). También entre los anélidos existen formas de vida libre y especies que viven fijas al fondo del mar, a las rocas o incluso a otros animales. Algunos como la sanguijuela, son parásitos de los mamíferos. Su tamaño puede oscilar entre 1 mm y 1 m.

El cuerpo de los Anélidos se caracteriza porque está formado por una sucesión de anillos o segmentos, por eso les llamamos gusanos SEGMENTADOS. No es fácil distinguir partes en el cuerpo de un anélido. Si tomamos como ejemplo la lombriz de tierra, veremos que está formada por una sucesión de anillos, con un extremo más delgado por donde se abre la boca, y otro más grueso, donde se abre el ano. También se puede observar una zona más gruesa que corresponde al clitelo, que es donde se deposita la puesta de huevos que posteriormente se dejará en el suelo. Partes lombriz tierra Lombriz de tierra. Algunos anélidos como los Poliquetos poseen unas expansiones laterales del cuerpo que usan como apéndices locomotores (parápodos).


REPRODUCCIÓN

Aunque existen anélidos unisexuales (poliquetos), la mayoría son hermafroditas (los dos sexos en el mismo individuo). Poseen fecundación interna y son OVÍPAROS, es decir que "nacen" a partir de un huevo depositado en el exterior. En el caso de los anélidos terrestres como la lombriz de tierra, la puesta se deposita en tierra en el clitelo. En el caso de los anélidos acuáticos como la sanguijuela, los huevos se depositan en el agua.

SISTEMÁTICA Los anélidos incluyen unas 13.000 especies y se clasifican según el número de quetas y su hábitat. Aquí te ofrecemos una pequeña clave para conocer la clase a la que pertenece un anélido: Anélidos con muchas quetas (marinos) Clase POLIQUETOS Anélidos con pocas quetas (terrestres y de agua dulce) Clase OLIGOQUETOS Anélidos sin quetas y con ventosas (de agua dulce y parásitos) Clase HIRUDÍNEOS

Los platelmintos (Platyhelminthes o Plathelminthes hélminthos, "gusano"), son un filo de animales invertebrados acelomados protóstomos triblásticos, que comprende unas 20.000 especies.1 La mayoría son hermafroditas que habitan en ambientes marinos, fluviales, terrestres húmedos y aéreos; muchas de las especies más difundidas son parásitos que necesitan varios huéspedes, unos para el estado larvario y otros para el estado adulto. Son los animales más simples que presentan interneuronas además de una mayor concentración neuronal en una zona determinada del organismo (cefalización y centralización). Suponen, por tanto, un avance fundamental en la evolución del Sistema Nervioso. Actualmente se considera que el filo comprende varios clados, y desde un punto de vista riguroso la clasificación tradicional se considera obsoleta.


Características Los platelmintos son los carnívoros triblásticos más simples y probablemente los más primitivos. Son aplanados dorso-ventralmente como una cinta y presentan simetría bilateral. Los turbelarios, como las planarias, presentan cefalización con ganglios concentrados en un cerebro en uno de los extremos del cuerpo; los grupos parásitos carecen de cabeza; los trematodos y monogeneos tienen ventosas y ganchos de fijación, y los cestodos tienen un escólex con cuatro ventosas y una corona de garfios. El espacio entre el ectodermo y el endodermo está lleno de un tejido mesodérmico denominado mesénquima en el cual están incrustados los órganos internos. A diferencia de la mayoría de bilaterales carecen, pues, de cavidad general y la estructura del cuerpo es de tipo macizo (acelomado). El tubo digestivo carece de ano, actuando como cavidad digestiva, es decir, realiza las funciones digestivas y de distribución de los nutrientes, dado que carecen de aparato circulatorio; suele presentar numerosas ramificaciones, en especial en las especies de mayor tamaño (hasta 60 cm en algunas planarias terrestres). Muchas formas parásitas carecen de aparato digestivo. Tampoco tienen aparato respiratorio y el oxígeno que necesitan para su metabolismo pasa a través de los delgados tegumentos del animal. Tampoco tienen apéndices locomotores; se desplazan mediante las vibraciones de su epitelio ciliado. Tienen un sencillo sistema nervioso bilateral que recorre el cuerpo y un aparato excretor rudimentario está constituido por los protonefridios, que comienzan ciegos en el mesénquima.

Reproducción En contraposición a esta organización simple, los órganos reproductores son de los más complicados del reino animal. La mayoría son hermafroditas, presentan siempre fecundación interna y por tanto, órganos copuladores. En las hembras, los óvulos van a parar al ootipo, donde numerosas glándulas vierten su contenido; los vitelarios también vierten sus células vitelinas, ricas en nutrientes, al ootipo. Los óvulos son empaquetados junto con numerosas células vitelinas, que llegan al útero, donde el pene (llamado también cirro) del macho ha introducido los espermatozoides. En algunas especies, su sistema muscular les permite partirse en segmentos que esparcen los huevos que lleva cada fragmento. Cada segmento también puede tener testículos y ovarios, además de reproducir un animal completo de cada segmento. Los platelmintos parásitos tienen complejos ciclos vitales, parasitando a varios hospedadores vertebrados e invertebrados. También se reproducen asexualmente y por regeneración de sí mismo.

Según la clasificación tradicional, el filo platelminto, comprende cuatro clases: Turbelarios. De vida libre, como la planaria (Dugesia sp.) Monogéneos. Parásitos de peces y anfibios. Trematodos. Parásitos, como las duelas (Fasciola hepatica) Cestodos. Parásitos, como la tenia o solitaria (Taenia solium


3-El clitelo, es un área glandular propia de los Clitelados (clase Clitellata). Los clitelados son anélidos, invertebrados vermiformes (con forma de gusano), que presentan el cuerpo segmentado en anillos. Pertenecen a este grupo tanto las sanguijuelas (subclase Hirudinea) como las lombrices de mar y de tierra (subclase Oligochaeta). Las lombrices aparean sus poros genitales para el intercambio de espermatozoides, que en ocasiones van todos juntos en un espermatoforo, para facilitar el intercambio. Morfológicamente hablando el clitelo aparece como varios segmentos engrosados en el primer tercio del individuo, por lo que se asemeja a un collar, con un tamaño variable entre las especies. El clitelo es más aparente durante la época reproductiva. Su posición es cercana a los poros genitales en todas las especies. En la lombriz de tierra los poros genitales están entre los segmentos 9 a 15. Ayuda a la cópula, segrega un moco que une los poros de ambos progenitores. También ayuda en la segregación de los capullos en los que depositará los óvulos y el fluido nutritivo (albúmina) del que se alimentarán los zigotos. Los clitelados son hermafroditas. La reproducción nunca conlleva autofecundación, sino que cuando dos individuos sexualmente activos se encuentran se intercambian el esperma necesario para fecundar sus huevos. En los oligoquetos, las lombrices, tras la formación de los capullos protectores cada individuo pondrá óvulos y espermatozoides en cada uno cuando pasen por la zona del poro genital. Después los huevos recorrerán el cuerpo del individuo antes de sacarlos por la parte anterior del cuerpo. Para ello deben contraer todo el cuerpo para mover los huevos por su interior. En el caso de las sanguijuelas son los zigotos los que se introducen en el capullo en lugar del óvulo no fecundado y espermatozoides. Los capullos protectores de los huevos tienen un tamaño aproximado de entre medio y un centímetro, dependiendo de la especie.

La cópula y reproducción de lombrices: en los oligoquetos la cópula y la reproducción no son lo mismo. El esperma de la lombriz saldrá por el poro masculino, en el segmento 15. Durante la cópula los individuos intercambian esperma que guardarán en la espermateca, situada en los segmentos 9 y 10. Para ello aparean los poros. El clitelo en esta etapa es muy grande y adquiere un tono rosáceo. Además produce un moco pegajoso que ayuda a no separar los cuerpos durante el intercambio. Los óvulos y los ovarios se encuentran en el segmento 13. El poro femenino se halla en el segmento 14. Después del intercambio y cuando ya están separados las lombrices cada individuo llevará a cabo la fecundación de sus huevos. Esta se llevará a cabo pasando un capullo mientras se va formando por el segmento 9 y el 14 desde los que inyectará en cada uno esperma y óvulos. Estos, tras la fecundación, se desarrollarán los embriones dando lombrices diminutas, que tras dos o tres meses alcanzarán la madurez


4-Anquilostomas (Necator americanus) Este gusano anquilostomas nematodo parásito comienza la vida fuera del cuerpo y se transmite a través del agua contaminada, frutas o vegetales. Las larvas de ancylostomas crecen dentro del intestino humano, ahí se adhieren a la pared del intestino y beben la sangre de sus anfitriones, a veces causan un tipo de anemia llamada anquilostomiasis. Síntomas: debilidad, dolor abdominal, náuseas, diarrea, anemia

Ácaro de la sarna (Sarcoptes scabiei var. Hominis) Comúnmente conocido como acaro de la sarna por su picazón, el parásito se transfiere por contacto físico. El ácaro hembra deja sus huevos en la piel humana, provocando la reacción e inflamación. Esto se agrava cuando la hembra comienza enterrar los huevos bajo la piel produciendo una intensa picazón, comúnmente conocido como sarna. Síntomas: picor, dolor, nódulos llenos de pus, irritación de la piel.

Lombriz intestinal (áscaris lumbricoides) Estos los nematodos lombriz intestinal (áscaris lumbricoides) intestinales más grandes que afectan a los seres humanos, llegando a 15-35 centímetros de longitud. Que se transfieren por ingestión. Los huevos eclosionan rápidamente y penetran en la pared intestinal, desde allí al torrente sanguíneo. A partir de ahí, la lombriz pone rumbo hacia los pulmones, desde donde se expetora y se ingiere, para retornar al intestino. Síntomas: fiebre, cansancio, erupción cutánea alérgica, vómitos, diarrea, problemas.

Trematodos platelmintos sanguíneos (Schistosoma mansoni, S. haematobium, S. japonicum) Trematodos platelmintos sanguíneos (Schistosoma mansoni, S. haematobium, S. japonicum) Estos pequeños trematodos viven en el torrente sanguíneo de los anfitriones infectados y causan la esquistosomiasis, también llamada bilharziasis. Viven en el agua, y penetran en la piel de las víctimas que entran en contacto con agua contaminada. El parásito causa inflamación (hinchazón) y daños en órganos, especialmente el hígado. Los gusanos adultos pueden persistir en el huésped


humano durante décadas, y es posible que no cause ningún síntoma durante años. Dejan en su huésped las heces y pasan parte de su ciclo de vida en un caracol de acogida. Síntomas: fiebre, dolor, tos, diarrea, inflamación de las glándulas, letargo.

La tenia (Taenia solium) Se transmite a través de alimentos infectados, una tenia en engancha a al intestino de su víctima con los ganchos en su "cabeza", o escólex. Maduran sobre los tres o cuatro meses, tiempo durante el cual desarrolla de los órganos reproductivos. Una Tenia puede sobrevivir hasta 25 años dentro de un ser humano. Sus huevos son excretados en las heces y puede sobrevivir en la vegetación, donde la consume el ganado o los cerdos, de estos se transmite a los humanos. Síntomas: náuseas, vómitos, inflamación del intestino, diarrea, pérdida de peso, mareos, ataques, malnutrición.

Lombrices instestinales (Enterobius vermicularis) Las lombrices son un parásito muy común de la humanidad, causando enterobiasis. Las hembras adultas, de 8 a 13 milímetros de longitud, tienen una especie de pincho posterior. Las lombrices se aparean por inseminación traumática, el macho clava su pene a la hembra, más tarde muere. Tienen su hogar en el intestino de su anfitrión, pero a diferencia de muchos parásitos no pasan a la sangre, y no pueden sobrevivir en otras partes del cuerpo durante mucho tiempo. Ponen sus huevos fuera del cuerpo, por lo general alrededor del ano, causando prurito: esta picazón ayuda a la propagación de las larvas a través del contacto directo. Síntomas: Irritación y arañazos

Wuchereria bancrofti Los mosquitos llevan el parásito, lo liberan en el torrente sanguíneo del huésped humano. Las larvas se trasladan a los nódulos linfáticos, predominantemente en las piernas y en la zona genital, y se convierte en gusano adulto en el curso de un año. Por lo general, son responsables de la enfermedad tropical filariasis, pero en casos extremos puede provocar


elefantiasis. Síntomas: fiebre, escalofríos, infecciones de la piel, ganglios linfáticos dolorosos, piel engrosada, hinchazón.

Toxoplasma gondii Un parásito común, con forma de media luna, que invade el sistema nervioso central. Los seres humanos se infectan con este organismo al comer carne o por mal cuidado de gatos infectados. La mayoría de las personas han estado expuestas a este parásito y presentan anticuerpos contra ellos, pero algunas personas padecen síntomas. Son más susceptibles las personas con un sistema inmune comprometido, y los fetos pueden sufrir graves o mortales efectos por la infección. Síntomas: síntomas de gripe, fiebre, escalofríos, fatiga, dolor de cabeza.

Giardia lamblia Giardia lamblia es un parásito protozoario flagelado. Vive y se reproduce en el intestino, causando una infección del intestino delgado, conocida como la giardiasis. Cuando reside en el intestino humano, resulta en inflamación y otros daños, reduciendo la capacidad del intestino para absorber la nutrición, causando diarrea. El parásito es muy resistente al tratamiento de agua y se sabe que existen en el agua potable. Los síntomas: diarrea, náuseas, dolor abdominal, pérdida de peso, el característico eructo "a huevos podridos".

Entamoeba histolytica Este organismo unicelular causa una enfermedad llamada amebiasis. Predominantemente infecta a humanos y otros primates. Se puede encontrar en el agua, ambientes húmedos y en el suelo y pueden contaminar las frutas y hortalizas. Se propaga a través de contaminación fecal. Aparte del parásito del paludismo, causa más muertes que cualquier otro protozoo. Síntomas: dolor abdominal, pérdida de peso, debilidad, diarrea, absceso hepático.

5-Poliquetos


La mayoría marinos. Pueden vivir libres, nadando o reptando con unas expansiones laterales o parápodos con muchas quetas, o sésiles, en tubos y sin parápodos. Tienen sexos separados y fecundación externa. Ejemplo: sebellaria gusano de mar.

6- Los gusanos plumero son preciosos gusanos tubícolas, que al salir de sus tubos despliegan sus penachos tentaculares, en coronas para alimentarse. Su sensibilidad es tal que una ligera perturbación del medio o una sombra hace que retraigan los tentáculos sobre el tubo quedando escondidos hasta que pasa es supuesto peligro


Preguntas generadoras tutoria 3 invertebrados