Page 1

u it o

a t

G r

Fanzine

num.

4


Comienzo...

Índice y presentación............... ....................................................02 Hue and Cry Howling Antes no era obsesiva.................. ....................................................03 Milagritos Obsesiones.................................... ....................................................05 Chére Marie De los isótopos a la cosmoquímica ....................................................07 El infaltable Espíritu........................................... ....................................................09 Cinético Conjugación................................... ....................................................11 De cajón Your confusion, my illusion ........ ....................................................13 Sopa de letras............................ ....................................................15

Basta con googlear la palabra “obsesión” para saber cuán de moda han puesto el término, lo mismo pasa con la palabra “loco”, por ejemplo. Las conductas obsesivas podrían hasta ser una manía de los últimos años, vicios les llaman algunos. En esta edición de (sic) fanzine buscamos ejemplificar tal conducta en nuestros textos. Y si notan algún error, háganoslo saber. Editores: Melissa Amezcua M. Arízaga Producción: Victor G Hernández Foto de la portada: Manuel Díaz Diseño: Marco Tokarcik Contacto: tumblr.com/sicfanzine facebook.com/SICfanzine @sicfanzine

2


Hue-and-cry Howling Melissa Amezcua Bernal

Antes no era obsesiva Una chica de entre 20 y 35 años que puede ser oficinista, ama de casa o estudiante tiene entre los marcadores de su explorador web uno que otro portal de moda; entre los que se incluyen Sartorialist, Hanelli Mustaparta y Refinery29. Generalmente pasa sus días bajo lo que la sociedad indiscriminadamente llama “estrés” y por ello, en su tiempo libre usa la computadora para consumir moda; lenguaje digital bonito; fotografías en alta definición, mujeres esbeltas, ciudades de primer mundo, bicicletas y sobre todo estilo urbano. Cierto día sin que ella lo sepa en todas las webs que visite aparecerán prendas color menta. En su vida había pensado en la existencia de un color menta, creía que sólo que era una tonalidad del verde. Esa semana saldrá a buscar calzones pero antes pasará por una tienda y le llamará la atención una blusa menta, la comprará por mil pesos pero luego de unas semanas se le irá un hilo al dobaldillo y ya no lucirá elegante. Terminará por arrumbarla y por cierto, no comprará la ropa interior que realmente necesitaba. Conforme pasen los días se dará cuenta que irá a un evento formal

dentro de dos meses y creerá que se verá más estilizada con tacones de aguja negros. Ya no ingresará a las páginas web por entretenerse o “despejar” su mente de las noticias terribles, del agotamiento laboral y demás problemas adultos, sino que buscará específicamente las tendencias en calzado negro y formal. Efectivamente, encontrará que la tendencia era la que ella había imaginado. Sin embargo, habrá un pequeño detalle, no serán cualquier par de agujas sino que tendrán las suelas rojas. ¡Qué innovadores! pensará la mujer, pues si no cómo se diferenciarían de modas pasadas. Sin dejar correr más el tiempo, saldrá a buscar el par de zapatillas, recorrerá centros comerciales, tiendas, calles, tianguis y hasta bazares y no encontrará nada con suelas rojas. Se sentirá decepcionada consigo misma por no habérsele ocurrido antes que un par de zapatos podría ser único por el color de la suela. Y justo antes de rendirse, decidirá hacer una búsqueda virtual por tiendas de otros países, y entonces las encontrará: Christian Louboutin, negras, suela roja, veinte centímetros de tacón, imposibles, ochocientos

3


Hue-and-cry Howling

cuarenta dólares; más de la mitad de su sueldo mensual, pero no lo pensará y tras realizar recortes a su presupuesto logrará reunir la cantidad para pedirlos por correo. Pero los Louboutin llegarán dos día después del evento, al que no asistirá por “no tener nada que ponerse”. Pero a pesar de su nueva deuda con el banco, continuará visitando las páginas de moda, incluso abrirá una cuenta de Instagram para mostrarle al mundo su “nueva adquisición”. Se obsesivo No hace falta una investigación profunda para saber la forma en cómo se nos ha querido imponer todo tipo de conductas consumistas; desde lo que comemos, escuchamos, vemos, hasta lo que vestimos. Las empresas dedicadas a vender han hecho excelente labor de persuasión; necesitas todo lo que ves. Sin embargo, hemos sido nosotros quienes aceptamos los bombardeos de imágenes en donde nos educan que de adquirir todo eso seremos más interesantes que el resto. Al buscar la palabra “obsesión” en cualquier portal de moda, aparecen varios resultados; obsesión por ser rubia, por vestirse de amarillo, por los tacones rojos, por el vestido de novia que ya no es blanco, por el perfume que también se llama obsesión. Incluso la obsesión por conocer antes que nadie las ten-

4

dencias y de ser posible, imponerlas sin que importar caer en la ridiculez. La moda se ha confundido con arte; y en efecto, los artistas son quienes la crean, más no quienes la usamos. La industria de dichas obras nos ha hecho creer hasta convencernos que obsesionarse con sus productos es algo socialmente correcto. Mejor me autodeclaro adicta a los zapatos, antes que a las drogas. Cómo si sus madres nunca les hubieran dicho que cualquier adicción y obsesión es insana. Inconcebible aunque respetable aquellas personas que trabajan, dedican su tiempo, energía e intelecto para obtener nada más que una blusa color menta. Pero valdría la pena saber diferenciar la vanidad por decisión propia a la imposición de obsesiones que hasta hace años ni siquiera sabíamos que teníamos.


Milagritos Citlalli Ixchel

Obsesiones Estaba abrazada al suelo diciendo un nombre. Creí que me había muerto y que la muerte era decir un nombre sin cesar. Alejandra Pizarnik I Tomo largos respiros, cuatro o cinco o seis los que sean necesarios. Un líquido rojo lleno de vida se escurre por mi dedo, más que el dolor es una idea la que me invade, yo la ataco queriéndome quedar, cada detalle se hace grande y empiezo a apreciar mi alrededor, más hondo que lo habitual. Cierro en cuartos de segundo un ojo, me lo han dicho, también que agarro mal el lápiz, bueno, lo que sí es que lo puedo agarrar de dos maneras de esta y esta. A veces soy una y a veces otra. la sombra me guía, le extiendo mi mano hacia los extremos, no se a cual voltear, todo sol me ciega igual hasta caer en círculos y girar en lo perdido, se nubla mi mente. Periodo iluminado, probadita abismal de coral, salgo a la superficie y sigo respirando.

II DÍAS CONTRA EL ENSUEÑO Checo compulsivamente con el fin de saber más allá, poquito más cualquier señal que me deje asomarme y cierro los ojos infinito encierro fuera fuera fuera este sueño que no me deja despertar. III SIMETRIA EN LAS COSAS QUE DICES se encuentra el lado estético paisaje compartido eufórico se nota entre letras la acidez. Con el mundo girando siempre milésima de segundo. Segundo que no para cuando el mundo granito es. Reflejo aire iluminado brillante que no dice nada bajo el cristal veo a través del espejo fantasmal en una gama abierta apantallante.

5


Milagritos

III

IV

Quiero acordarme pero todo se desvanece, me jala por debajo de la cama. Cuando veo sangre no puedo resistirme, huele tan dulce tu cuello que ligeramente se esconde con tu pelo envuelto en blancura de un inocente desmayo.

Vueltas en un mismo eje vueltas en un mismo eje vueltas en un mismo eje sobre la izquierda y derecha y viceversa, ahora no las encuentro siento tu aliento en mi cara descanso y me quedo hondo Cuando encuentro el momento de paz.

6


Chere Marie M. Arízaga

De los isótopos a la cosmoquímica Por definición el sentimiento bautizado como “obsesión” es una perturbación anímica producida por una idea fija. Del termino latín obsesión que significa asedio. Es decir una idea que hostiga a la mente del hospedero hasta acorralarla, bloqueando cualquier otro pensamiento, posesionandose como el propósito máximo de la persona. Los tipos de obsesiones son tantos como los impulsos eléctricos neuronales por segundo, y el abanico de posibilidades es infinito. Lo siguiente es la descripción de un plano general del papel que juegan estas conductas en el mundo científico. Ideas que se apoderan de la conciencia humana, han alimentado a la mayoría de los inventores, por su puesto, aún sin tener claro el como, sabían lo que buscaban. El detonador maníaco de esta búsqueda insaciable para solucionar un problema, innovar ó ganar un premio fue y sigue siendo el pan de cada día. La formación científica exige y pro-

mueve el comportamiento obsesivo, ya que el perfil requiere de una personalidad escrupulosa, ordenada, observadora y en contraste creativa. Esta última característica hace la diferencia entre la frontera del conocimiento y los que se quedan en la presunta “comodidad” de los parámetros establecidos. Pero, no siempre la obsesión nace de inseguridades, miedos ó carencias, también puede surgir de un factor externo. El arrepentimiento fue el detonante para Harold Clayton Urey (1893 - 1981) en su investigación. Después de ser parte del Proyecto Manhattan en la Segunda Guerra Mundial, donde contribuyo al desarrollo de la bomba de hidrógeno y al ver la desgracia causada, él y un grupo de científicos atómicos intentaron remediar el daño; crearon un proyecto con el fin de establecer un órgano regulador para el control internacional de la energía atómica. Obviamente estas acciones fracasaron y hoy en día países como Corea del norte, China, Pakistán y los Estados Unidos poseen y siguen desarrollando armería basada en el frac-

7


Chere Marie

cionamiento de esos isótopos en los que tanto trabajo Urey. Harold se obsesiono con remediar sus acciones. Sus posteriores trabajos no tenían nada que ver con lo isótopos, ni con la Tierra, decidió exiliarse para proteger al mundo de si mismo. Vetaba cualquier idea que pudiera tener algún uso comercial ó bélico, quemaba bitácoras y truncaba a su mente para que dejara de concebir en el nombre de la guerra. Paradójicamente, su remedio fue sustituir una obsesión con otra, para una mente brillante como la de él, era realmente una tortura no poder vivir en la ciencia, fue así como el origen del Sistema

Solar se adueño de su intelecto, la cosmoquímica del universo vino después junto con la Medalla de oro de la Real Sociedad Astronómica permitiendole poder regresar a dirigir tesis doctorales. Así fue como conoció a Stanley Miller (1930 - 2007), un chico extremadamente ordenado, pulcro y metódico, quien en un experimento sencillo realizó una simulación de las condiciones de la Tierra primitiva en busca de las reacciones químicas que pudieron construir los primeros aminoácidos que darían origen a la vida en la tierra. Juntos son considerados como los pioneros de la exobiología. En contraste, las obsesiones de un hombre viejo, torturado por su pasado manchado por la muerte de miles a causa de sus conocimientos, se vio redimido ante la sociedad con el genio de un chico de 23 años, dando respuesta a la segunda pregunta más teorizada en la historia del hombre: el origen de la vida.Y por supuesto, la trayectoria de Urey con la energía atómica fue perdiendo valor con los años, siendo que ahora es más reconocido por sus méritos en la astrofísica. Para los que estudiamos ciencias, la obsesión pasa a ser un instinto básico de supervivencia en la peregrinación hacia el éxito.

8


el infaltable Manuel Díaz

Espíritu La serie es una mezcla de mis propios comportamientos obsesivos (morderme las uñas, tener las manos muy limpias todo el tiempo y la necesidad de escribir constantemente todo lo que pienso que es importante ) junto con el día de su realización, cuando sufría un sentimiento de vacío y falta de espíritu que pude expresar a través de cada fotografía; haciendo de una mala situación, algo bueno.

9


el infaltable

10


Cinético Josué Vicente Ocegueda

Conjugación Salgo. Azoto la puerta del automóvil, el impacto no le ha permitido cerrarse. Tiemblo, me convulsiono, disparo mis ojos, a los lados; gigantescos se clavan ahora en el vacío. Está trabada esta boca, truenan las muelas, unas contra las otras. Tengo calor, el aire está seco, no cabe mi cuerpo; el sudor me ha vuelto pesado y frío. Dos sacos de arena llevo por brazos, como pinzas van a arrancar mis dedos. Un par de veces, solamente un par de veces le pasé por encima. No sé si le he dejado vivo. Bien podría tratarse de Bruno Davert, un personaje sacado del realismo para convertirse una pesadilla situacional. Un desempleado de la industria del papel, no ha encontrado trabajo, pero ha conseguido, a través de diversos métodos, encontrar a sus rivales. Bruno está obsesionado con todos ellos, ha llegado a la conclusión de que debe eliminarlos. Le saltan los tendones, y duele más el desdoble del brazo que su contracción. Asoman los ligamentos, quedan fuera, sí por encima, tensos como una cuerda de violín, lista para trozarse en

dos. Sus ojos son como de una fiera presa, un Caín después de matar a Abel. Adolece y lo disfruta, quisiera esconderse en los arbustos para desentrañar la carne, envolverse en ella. El francés Constantin Gavras es el responsable creador del film Arcadia, pero los actantes somos más; citadinos o provincianos, enfermos de la ciudad, obsesivos con el trabajo. Amantes del trasnoche y sedientos de poder, el mismo que al final nos traga por su estrecha garganta, tronándonos con molares enormes y deshonrosos, como engranajes de un reloj que nunca se detiene. El tiempo, el tiempo, no hay nada más importante que el tiempo, el horror económico, miedo al despido, al llegar tarde. El tiempo es oro, es preciso sacudir el árbol para que me dé su fruto. Ahí hay sexo, allá también, pero no hay tiempo para putas; la penetración se da de otras formas, con violencia. Como la muerte con su oz, le parto en dos a ese desgraciado. Gaspar Noé es otro responsable expositor de tal carnicería neurótica, el film Solo Contra

11


Cinético

Todos, es una forma de explicitar una obsesión enferma que difícilmente se podría contar fuera del cine con tanto detalle. La ausencia de perturbación de los personajes se logra a partir del desconocimiento por parte de los secundarios; para ellos no hay indicadores, pero sufren la embestida del autismo como si se tratase de masculinización extrema. Es el dios del plano físico, narrando con omnisciencia, es la única construcción narrativa. No hay nada fuera de él, tampoco nada que no abarque. ¿Y si la mato? Le haría justicia si me doy muerte después de matarla. Mi amor hacia ella va a consumarse, y después le evitaré todo ese sufrimiento por estar con un hombre. Mi hija, inocente, al menos que su madre le haya dicho lo que son los chicos, todos quieren fornicar… ella lo hacía estupendo. Mi crío, es lo

12

único que me importa. Ambos directores, ambos personajes me concluyen. Hay un velo difícil de arrancar, compuesto de construcciones culturales, pues ahora somos deidades, celosos y vengativos como en las tragedias. Por lo tanto, no hay nada por encima de nosotros, no hay nada que pensar pues nada se sale de nuestro plano. Justifico la violencia en mis adentros, destrozo el entorno; como soles ardemos y vanagloriamos. Cínicos, que no aceptamos que además de destruir la historia, la historia nos destruye a nosotros. Estamos obsesionados con nuestra razón, con nuestras propias vidas, con nosotros mismos. Cuantos ocupan los cuerpos de los otros son cuantos saben realmente que, bajo estas ciudades tan prósperas y ordenadas, la tierra hace combustión.


de cajón M. Arízaga & Víctor H.

Your confusion, my illusion Lou Reed & Edgar Allan Poe

Ian Curtis & William Burroughs

13


de caj贸n

Iggy Pop & Perro

14

Steven P. Morrissey & James Dean


sopa de letras

crucigrama Instrucciones: Encuentre las siguientes palabras. IGGY POP PERROS LOUBOUTIN MENTA PIZARNIK HAROLD MILLER JORDAN ESPÍRITU BRUNO ARCADIA

15


https://www.facebook.com/kicksnshirtsmexico

(sic) Fanzine  

Edición 4 de (sic): Conductas obsesivas