Page 1

(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !

! !

(sic) fanzine  

!! !! !! !! !! ! GRATIS


(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

!

!

Editorial:  

!

Medicación.-­‐ Conjunto   de   medicamentos   y   medios  cura<vos  que  <enden  a  un  mismo  fin.  

!

!

Drogas para   sobrevivir,   para   depender,   para   excederse.   Para   no   aburrirse.   Son   algunos   de   los   temas   del   octavo   (sic)   fanzine   .   Agradecemos  a  los  colaboradores  que  hicieron   posible   esta   edición,   que   es   nuestra   primera   publicación  de  2014.  

Edición: Melissa  Amezcua   Diseño:  M.  Arízaga     Portada:  Héctor  Morejón  

! facebook.com/sicfanzine !

Relación de  ilustraciones:   +  Parco     María  Querubines   Técnica:  ilustración  digital     hXp://mariaquerubines.tumblr.com/  

!

Contraportada: +  Calvario  y  Alimento  del  Cuerpo  Enfermo     Samuel  “Klosx”  Juárez     Técnica:  ilustración  digital     klosx.elwebcomic.com,    

!

Portada  :  +  Sin  _tulo  +   Héctor  Morejón     Técnica:  mixta  y  collage  digital     hXps://www.behance.net/hectormorejon  

! !

(sic) fanzine  

! Estocolmo, el  opio  de  las  masas,  de  amor,  dolor,  y  otras  adicciones.     ! Irving  Javier  Guzmán  Sánchez     !

A veces  creo  que  las  drogas  más  duras,  las  que  explotan  más  rápido,  o  las  que   te  ponen  más  al  <ro,  no  son  aquellas  que  se  fuman,  inhalen,  o  inyecten;  son   drogas   más   complejas   elaboradas   a   base   de   genes,   cromosomas,   y   otras   cosas  que  ya  no  recuerdo.    

!

A  pesar  de  que  yo  soy  uno  más  de  esos  estupefacientes  altamente  nocivos,   pero  también  benignos  para  la  salud,  si  aún  no  sabes  de  qué  hablo,  cierra  los   ojos   y   recuerda   a   tu   primer   amor,   o   al   úl<mo,   no   lo   sé,   pero   seguramente   alguna  vez  le  dijiste:  ¡No  puedo  vivir  sin  <!,  lo  tomaste  por  el  cuello  con  tus   brazos   y   te   diste   una   alta   dosis   de   besos,   abrazos,   coitos,   caricias   y   buenos   momentos  con  él  o  ella.  

!

Que los   días   que   no   lo   veías,   te   sen_as   morir,   te   hacía   falta   su   compañía,   ese   coctel   de   besos   franceses   a   manos   llenas   cada   seis,   ocho   o   doce   horas.   En   ayunas,  antes  y  después  de  cada  comida,  esas  intravenosas  de  orgasmos  en   pieles   desnudas,   o   esos   jarabes   de   poesía   barata,   hos<les   de   sintaxis   elaborados  por  adolescentes  de  mente,  enamorados  que  no  dejan  de  caer  en   clichés,  ese  contacto  piel  a  piel,  sudores  fríos  en  manos  <bias.    

!

No salías   de   tu   habitación,   no   peinabas   tu   cabello,   ni   escogías   tus   mejores   prendas,   estabas   histérico   de   la   tristeza,   nervioso;   necesitabas   tu   medicina,   ingerir   esa   cuota   de   llamadas   telefónicas,   donde   el   tema   principal,   es   esa   guerra,  la  única  que  todos  queremos  perder,  (que  ironía),  <tulada,  “Yo  te  amo   más“.  

!

Tal vez,   esto   te   resulte   ambiguo   y   crees   hablo   de   amor,   pero   así   no   son   las   cosas,  la  droga  de  la  que  te  estoy  hablando,  la  droga  más  dura,  la  que  mata,  o   cura,  pero  de  la  que  no  dejas  de  ser  un  adicto  más,  somos,  tú,  yo,  y  el  resto   del   mundo,   sí,   estoy   hablando   de   los   humanos,   esas   personas   capaces   de   sanar   heridas,   de   reparar   corazones   insanos   sin   cirugía,   sin   necesidad   de   nosocomios,  todos  y  cada  uno,  somos  esa  medicina  que  no  está  al  alcance  de   cualquiera,  sólo  de  uno,  somos  esa  tacha  que  no  se  comparte  y  se  disuelve   GRATIS


(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

solamente en  una  lengua,  somos  esa  coca  que  se  cuela  en  una  fosa  nasal,  o   ese  cuadro  de  LSD  que  surte  efecto  sólo  en  un  ojo.    

!

Somos esa   medicina   que   cura   exclusivamente   a   una   persona,   somos   esa   medicina  que  <ene  los  elementos  necesarios  para  eliminar  los  males  de  otra,   que  a  su  vez,  también  es  nuestra  droga,  nuestra  cura,  nuestra  medicina.  

! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !

(sic) fanzine  

El cristo  de  los  comprimidos   Iván  Ramírez  López  

!

Hay una  pas<lla  para  todo,  para  el  dolor  de  cabeza,  para  la  presión,  para  la   diarrea,  para  la  calentura,  para  el  insomnio,  para  la  depresión,  para  la  gripa,   para   bajar   de   peso,   para   los   cólicos,   para   la   disfunción   eréc<l,   la   del   día   después,  para  el  acné,  para  el  crecimiento  del  cabello;  para  las  hemorroides,   an<concep<vas,   para   viajar,   para   sonreír,   para   volar.     Hay   una   farmacia   en   cada   esquina,   la   capilla   del   hombre   postmoderno   para   venerar   al   cristo   de     los  comprimidos;  mientras,  afuera,  un  hombre  muere  dentro  de  una  botarga   que  baila  al  ritmo  de  reguetón.     Usureros   de   batas   blancas   prescriben   la   felicidad   en   píldoras   mul<colores.   Como   buenos   apóstoles   de   la   tecnocracia,   llevan   la   sagrada   palabra   de   los   laboratorios   químicos   de   casa   en   casa,   de   cuerpo   en   cuerpo,   cavando   agujeros  en  los  bolsillos  del  doliente.  Son  fáciles  de  reconocer,  llevan  el  DSM   IV   bajo   el   brazo   y   rezan   en   un   lenguaje   especializado   que   nadie   logra   comprender.     Cuando   el   mundo   te   pesa   más   de   la   cuenta,   basta   con   salir   al   parque   de   enfrente,   a   la   primaria   o   a   cualquier   si<o   donde   haya   niños   –ellos   siempre   son  garan_a–  para  conseguir  cápsulas  cocinadas  en  casas  abandonadas  que   hagan  tu  vida  más  liviana.  O  bien  puedes  coger  el  teléfono  y  esperar  a  que  un   <po  en  moto  te  lleve  aquellos  pececillos  de  colores.    

Héctor Morejón    

GRATIS


(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

(sic) fanzine  

En cada  sala  tendría  que  haber  un  rico  coctel  de  pas<llas,  reposando  sobre  el   ancho   platón   de   la   mesita   central.   Qué   lindo   detalle   sería   ofrecerle   a   tus   visitas   la   felicidad   comprimida   en   una   cápsula.   Sus<tuir   las   largas   psicoterapias   por   una   visita   semanal   a   tu   farmacéu<co   de   confianza.   Mandar   al   diablo   al   médico   de   cabecera   y   a   la   influenza   para   llenarse   los   bolsillos   a   mano  suelta  de  remedios  para  esta  perra  vida.     Benditas  os<as  diseñadas,  más  de  una  orgía  en  los  sucios  baños  de  los  antros   se   ha   iniciado   gracias   a   ellas,   y   más   de   un   <erno   vientre   juvenil   se   ha   salvado   de  expandirse,  rezan  por  ellas  en  las  can<nas  bohemias  y  un  viejo  semental   vuelve   a   eyacular   en   las   nalgas   arrugadas   de   su   mujer.   Detrás   de   cada   espejo   en   los   lavabos,   un   puñado   de   frascos   con   pas<llas   espera   a   que   el   segundero   marque  la  hora  de  su  consumo,  siempre  es  más  seguro  tener  uno  a  la  mano   cuando  todos  los  días  comienzan  a  parecerse  demasiado,  son  más  baratos  y   queda  menos  que  limpiar  que  con  un  revolver.  

! !

+ Parco     María  Querubines  

GRATIS


(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

Dengue

(sic) fanzine  

! Alfonso Mar_nez     !

doctores no   podían   creer   que   siguiera   con   vida,   incluso   parecía   que   aguardaban  su  muerte.     –De  mañana  no  pasa–   –Este  está  aguantando  mucho–,  escuchó  decir  de  los  hombres  de  blanco.  

!

Abrió los   ojos,   incluso   aquello   le   dolía.   Observó   lentamente   a   su   alrededor.   Contándolo  a  él  solo  quedaban  tres  pacientes  en  la  habitación,  pero  eso  ya   no   le   importaba,   su   rostro   no   dio   muestras   de   conmoción   hasta   que   su   mirada   se   detuvo,   justo   en   la   mesita   al   lado   de   su   camilla.   Los   hombres   de   blanco   habían   olvidado   la   vieja   libreta   roja.   Su   brazo   se   extendió   con   len<tud   en  dirección  al  gastado  cuadernillo.  

Su malestar   era   a   causado   por   un   dengue   hemorrágico,   así   que   fue   trasladado  inmediatamente  a  una  clínica  especializada.     La  habitación  era  grande.  Había  doce  camillas  numeradas,  seis  de  cada  lado,   once   de   ellas   ocupadas   por   personas   poseedoras   del   mismo   virus.   Pronto   memorizó   la   ru<na   en   torno   suyo.   Cada   cuatro   horas   una   enfermera   iba   para   obtener  muestras  de  sangre  y  monitorear  la  can<dad  de  plaquetas.  Cada  seis   horas  cambiaban  el  suero  suministrado  vía  intravenosa  por  analgésicos  y  sin   un  horario  fijo,  un  grupo  de  doctores  entraban  en  la  habitación  para  revisar  a   todos  los  enfermos  y  hacer  anotaciones  en  una  vieja  libreta  de  color  rojo.    

!

Escuchó una  conversación  de  los  médicos,  supo  que  250  mil  plaquetas  es  una   can<dad   normal   para   una   persona,   las   suyas   estaban   bajando   considerablemente.    

!

Pasaron dos   días,   sus   plaquetas   disminuían   gradualmente.   Ya   no   tenía   fuerzas,  pero  si  una  fiebre  constante,  acompañada  de  sudoración  y  un  dolor   de  cabeza  interminable.  Ya  no  mostraba  interés  en  lo  ocurría  a  su  alrededor,   sin  embargo  las  tres  camillas  vacías  no  pasaron  desapercibidas.  El  silencio  se   había  vuelto  pesado,  espeso,  apretaba  las  gargantas  de  los  nueve  restantes,   los   acercaba   a   la   muerte   lentamente   como   si   estuvieran   en   una   línea   de   ensamble.  Era  mejor  permanecer  en  silencio,  en  la  espesura,  no  había  razón   para  socializar  con  alguien  que  quizá  estaría  muerto  al  día  siguiente.  

!

Los doctores   entraron,   su   estomago   se   encogió,   nunca   traían   buenas   no<cias   y   esa   ocasión   no   fue   dis<nto.   Aquel   día   supo   que   70   mil   plaquetas   era   sinónimo  de  gravedad,  de  un  descenso  sin  frenos  hasta  el  otro  mundo.  Él  se   estaba   acercando   a   esa   cifra.   Aquella   noche   no   concilió   el   sueño,   aquella   noche  murió  frente  a  sus  ojos  el  paciente  de  al  lado.  

!

Durante los  siguientes  días,  perdió  la  noción  del  <empo,  de  la  ru<na,  de  los   úl<mos  decesos.  Sólo  estaba  consciente  de  que  la  habitación  ya  estaba  casi   vacía   y   que   su   nivel   de   plaquetas   ahora   rondaba   los   15   mil.   Los   propios  

!

!

Milagrosamente sobrevivió,   cuando   todos   creían   que   era   el   siguiente,   sus   plaquetas   dejaron   de   disminuir.   Comenzó   a   recuperarse   y   fue   dado   de   alta   unos  días  después.    

!

Durante todo  su  relato  guarda  templanza;  sin  embargo,  al  mencionar  que  de   los   doce   ingresados   solo   sobrevivieron   dos,   se   escucha   una   voz   agrietada   por   la  angus<a,  pero  con<núa.  Aquella  libreta  roja  no  tenía  anotaciones  médicas,   se  trataba  de  un  libro  de  apuestas,  con  un  listado  del  uno  al  doce,  solo  que  en   vez  de  nombres  de  caballos  eran  personas.  Su  nombre  estaba  escrito  junto  al   número   doce.   La   apuesta   era   sencilla,   quien   adivinara   el   día   en   que   muere   cada  paciente  ganaba.   Fin  

! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !

GRATIS


(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !

(sic) fanzine  

Fluoxe8na

! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !

Because i  hate  you   because  you  were  born   because  you  have  no  family  tree   because  you  can  leave  your  own  room   because  you  destroy    everything     because  you  let  your  self  sink   is  simple,  you  down  deserve  energy   give  it  back  to  the  universe   your  ugly  self   hate    Mo8val   I  really  can't  with  this  work   ‘cause  is  full  of  pain,  harm  and  suffering   is  all  about  lies,  tears  and  dying   I  can't  live  here,  I'm  to  fragile   even  when  you’re  around    

! ! ! ! !

Héctor Morejón    

I'm in  sorrow     not  capable  of  human  contact   'cause  is  hurts    

GRATIS


(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

lost

ill never  stop  disgus<ng  my  self  for  what  i  did  to  you  

I don't  want  you  to  find  me  

abandon me  

! ! ! ! !! ! ! ! ! ! ! ! ! ! ! !! ! ! !

or find  myself   i  just  want  to  die   Thats  why  i  look  for  perfec<on,  to  give  it  up.   Lexapro   why  can  you  see  me?   am  i  invisible?   I'm  worst  that  when  you  find  me   Remember  all  those  <me  we  talk  about  ink?   Well,  i  finally  have  my  heart  where  it  was  supposed  to  be  

(sic) fanzine  

! ! ! ! ! ! ! ! ! !

please forget  this  lake   agony   this  “thing”  i  have  for  you  will  never  die   even  if  i  try  to  bury  it   is  invincible   I  adore  you  

M

Please, never  come  back   can  you  see  this  tears  all  over?   And  if  you  want  to  come  back   lose  your  arms,  lose  your  lips  and  your  cock   lose  yourself.     4  S8lnox   go  away  while  you  can   i  don't  want  to  see  you  cry  again   GRATIS


(sic) fanzine                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                    

(sic) fanzine  

Volver a  ser  normal    

! !

Ignacio Amezcua     El   proceso   de   la   comunicación   es   elemental.   El   más   esencial:   nuestro   idioma   en   el   que   creamos   conceptos   e   ideas,   del   cual   se   deriva   la   escritura,   el   lenguaje   corporal   y   los  gestos.   Mi   padre,   quien   en   los   úl<mos   años   de   su   vida   padeció   Mal   de   Parkinson,   se   comunicaba   la   mayor   parte   del   <empo   por   medio   de   gestos   y   señales.   La   más   peculiar   era   cuando   al   pedir   sus   pas<llas   de   Levodopa,   hacía   una   L   con   la   mano   derecha,  casi  de  la  misma  forma  en  que  se  señala  a  un  “Loser”.     Esto   se   volvió   ru<na   durante   los   úl<mos   años.   La   Levodopa   le   devolvía   las   capacidades  motoras  del  habla,  lo  hacía  caminar  e  comer  sin  problemas  o  tomar  una   cocacola.  Volvía  a  ser  normal  por  un  periodo  máximo  de  2  horas.     Y  así  era  la  situación,  con  un  par  de  señas  pedía  un  medicamento,  para  disfrutar  más   la   vida;   en   vez   de   estar   acostado   en   una   cama   todos   los   días,   a   todas   horas.   Lo   pedía   para   entablar   conversación   con   su   esposa   y   sus   hijos,   para   aconsejarlos,   contar   interminables  anécdotas  de  una  vida  llena  de  aventuras.  Y  lo  hacía  con  una  voz  que   podía  in<midar  a  cualquiera,  o  simplemente  lo  hacía  para  poder  salir  del  hospital  y   volver  a  descansar  en  su  propia  cama...  

GRATIS

(sic) fanzine 8: Medicación  

En este número los textos e ilustraciones se relacionan al tema de las medicinas, drogas, dependencia, entre otros.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you