Issuu on Google+


Sabemos que muchas veces se asocia a nuestra militancia a la pintada en las marchas, las místicas, las intervenciones, las pintadas de banderas y demás. Pero ¿por qué luchamos? ¿cuáles son nuestros debates? ¿sobre qué ejes creemos que hay que intervenir para incidir en el plano cultural? Queremos que esta cartilla sea uno de los medios para compartir nuestras ideas y nuestras luchas. Encontrarán diferentes puntos, intentamos que sean sintéticos pero a su vez que logren dejar claro lo que queremos transmitir. Cabe aclarar, que cada uno de estos items dispara múltiples debates, propuestas y problemáticas, esa es la idea. Como colectivo, lxs invitamos a seguir construyendo desde abajo la cultura popular que soñamos.


El arte es potencia en si mismo, crear es muchas veces un acto revolucionario. Por esto, el sistema capitalista nos quiere encasillar en trabajos precarizados con sus propias lógicas de producción. Se le quita al proyecto artístico/cultural todo su potencial social y transformador para reducirlo a una herramienta de entretenimiento. En éste modelo no esta contemplado expresarse, sentir, soñar. Por el contrario, nos quieren ver estandarizadxs, obedientes y eficientes.

tra RA for ns su PO rev m bve P olu rsi U cio a va L na d ria o AR ra

Los megashows en la 9 de Julio o las actuaciones para el bicentenario, el carnaval de río en San Luis, los múltiples festivales de música en la ciudad de Buenos Aires, entre otros, demuestran que se reconoce el potencial de la herramienta artística. El gran problema es que el presupuesto siempre se invierta en grandes shows para entretener a las masas pero no en la educación artística, en el desarrollo del arte en los barrios y villas, en un empleo digno para lxs trabajadorxs de la cultura. Al mismo tiempo, es una herramienta que usan para distraer, lxs mismxs que te ofrecen festivales para todxs, son lxs que te cierran los centros culturales recuperados, lxs que destinan un presupuesto irrisorio a la educación artística o te detienen por vender tus artesanías en la calle...¿De qué nos sirven “los puntos de cultura” (%0,1 del presupuesto nacional) cuando nos quieren desalojar de nuestro espacio de trabajo autogestionado? Cuando no podemos estudiar porque las escuelas y facultades no tienen insumos, cuando no podemos desarrollar nuestro trabajo libremente.

UL

No somos ilu sos. Sabemo s que el arte por si s olo no hará la revolución. Pero no som o s necixs. Sabemos que la revolución es imposible sin el arte

TU

El arte es transformador y es una herramienta más para comunicar las distintas luchas del pueblo. Desde esos espacios creamos nuestros propios símbolos, canciones, murales, bailes, aquellos que nacen desde abajo, desde la organización popular. Buscamos recuperar las herramientas que nos pertenecen, los espacios que nos pertenecen, el mundo que nos pertenece.


Creemos fundamental el reconocimiento de lxs

artistas como trabajadorxs de la cultura y la valoración de su rol dentro de la sociedad.

No es fácil vivir del arte y eso no es novedad! Lxs trabajadorxs de la cultura nos encontramos con un montón trabas para llegar a fin de mes. Si laburas de manera independiente, se te presentan dificultades para difundir y mostrar lo que producís, los trabajos que te salen te los quieren pagar dos mangos y los circuitos en que podrías mover lo que haces se encuentran estrictamente cerrados (tenés que pagar por tocar en un festival, en una galería si queres exponer, en un lugar para dar un taller...) Si te gusta la docencia al menos tenes alguna chance de que te salgan unas horas en un colegio o en la universidad. Pero si vos querías ser escenógrafo, tallerista en un barrio, directora de cine, escultor, música, bailarín, titiritera, se complica acceder a un sueldo digno y condiciones serias de trabajo. A la precarización laboral que nos afecta a todxs, habría que sumarle el hecho de que no se valore la expresión y la creación como un trabajo.

AJO

RAB T Y A

S X R A ADO UR

CULT

R ABAJO J U A T B L TRA LA CU RO TR bie! DE

T NUES es un hob no


Actualmente, lxs artistas nos encontramos a merced de las grandes productoras (teatrales, discográficas...), esdudios de diseño, galerías, consultoras y editoriales, entre otras. Que logremos ingresar en ese mundo laboral tampoco nos asegura condiciones dignas de trabajo. Recordemos que lxs personajes detrás de éstas grandes empresas ven en su inversión económica, un negocio estrictamente financiero, bastante lejos del fin artístico que pueda tener la producción. La mercantilización de los bienes culturales hace que el acceso a los mismos sea muy limitado. Las producciones artísticas se han transformado en un bien de consumo de lujo. Pagar la entrada al teatro, al cine o a un recital es un privilegio del que sólo unxs pocos pueden gozar. Pero no todo son pálidas! Podemos encontrar en nuestra realidad múltiples experiencias que subvierten éste tipo de relaciones (entre empleadx-patrón y artista-espectador/a). Las discográficas independientes, lxs artistas callejerxs, lxs artesanxs, lxs feriantes, las bibliotecas populares, los espectáculos a la gorra, las radios comunitarias, las editoriales colectivas, las imprentas y productivos autogestivos, las murgas independientes, los talleres barriales (de música, danza, teatro, circo) son algunas de las expresiones que nos reafirman que otra construcción es posible. Queremos que cada vez seamos más creando, compartiendo y disfrutando del arte.

N S O E I L C A A Z I T A R LTUR lacion

C O M DE

U rcu e i C c y NES uccion frut

D

is E d od I r u P B s u E LOS nto de s omo de ta

c


Mientras el discurso de los sectores dominantes se centra en que la calle no es segura, que te encierres en un country, que pongas alarma, una supercerradura o una puerta blindada, nosotrxs decimos que hay que salir a la calle! Somos de lxs que creemos que hay que apropiarse del espacio público, que hay que darse espacios de encuentro con lxs otrxs. Desde tomar mate en una plaza hasta cortar un puente. La calle es un escenario de disputa muy importante ya que es ahi donde nos hacemos visibles (basta recordar diciembre del 2001). Construimos nuestras propias herramientas, para poder tener una voz en la calle: en las marchas, festivales, ferias, carnavales, murales, estencil, banderas, bicicleteadas, intervenciones, volantes, mesitas... Para lxs artistas la calle es un lugar de expresión y de aprendizaje. Las murgas, cuerdas de candombe, grupos de circo y otros aprenden, ensayan y desarrollan sus actividades en la calle. Muchas veces es también nuestro espacio de trabajo. Esto ultimo no resulta nada sencillo, ya que cada vez se toman más medidas en contra de lxs trabajadorxs y pareciese ser que los espacios públicos tuviesen un dueñx. Aquellxs que tienen el dinero y el poder para hacer y decir lo que quieren, apropiandose de los espacios de todxs. Ultimamente, empiezan a implementarse políticas que nos restringen el acceso, se enrejan las plazas, parques y edificios públicos (Buenos Aires es una clara muestra de este fenómeno). Es por todo esto que no nos quedamos encerradxs.

O I C A P S E BLICO VIVO a r t s e PU ACIO s nu ESP

e e l l a la c


Exigimos el reconocimiento legal y la expropiación de los centros culturales recuperados. Destacamos la importancia que tienen estos espacios a la hora de desarrollar prácticas culturales. En el caso de los centros culturales recuperados nos chocamos de lleno con los intereses del negocio inmobiliario y la propiedad privada. Conseguir un espacio físico donde desarrollar tareas creativas es inviable para la gran mayoría de lxs artistas, por eso hemos recuperado edificios abandonados con el fin de reutilizarlos como espacios culturales para la comunidad. Gracias a la organización y la autogestión, estos espacios han ido creciendo, pudiendo así desarrollar una gran cantidad de actividades que son accesibles a lxs vecinxs y quien quiera compartirlas. Muchos jóvenes usamos esos espacios para encontrarnos, para compartir momentos, experiencias, proyectos y pensamientos. Hoy nos encontramos en una lucha constante para defender los espacios que hemos construido y donde construimos cotidianamente. Bachilleratos populares, proyectos de trabajo autogestivo, talleres, radios, bibliotecas, son algunas de las cosas que a menudo funcionan. Exigimos se nos otorgue el reconocimiento legal por el trabajo cultural que venimos desarrollando de manera comunitaria, necesitamos la urgente expropiación de los centros culturales recuperados! Querer desalojarnos es también querer detenernos, frenar nuestra construcción y nuestra lucha por un mundo más justo.

o

, nadie n! e d s á e o no s.No paras d a p u Desoc es de todx o cupad

S s E L o A m R e U d T L n CU fe S

de ENTROS PERADO ECU LOS C R


Exigimos una formacion artistica realmente pública, gratuita y de calidad.

A algunxs les parece que estudiar arte es un capricho más que un derecho. Nuestros bachilleratos, terciarios y universidades son los que reciben el más bajo de los presupuestos y no se provee el equipamiento básico en los edificios que habitamos (que muchas veces son alquilados). Carreras como cine y diseño requieren una urgente inversión en equipos electrónicos como computadoras o cámaras filmadoras, ya que si no se garantiza el igual acceso a esos bienes, estudiar éstas disciplinas se hace imposible para muchxs. Además del escaso presupuesto, la falta de equipamiento y los problemas edilicios, nos encontramos con las problemáticas estructurales: el “qué” se enseña y el “cómo”. En el “que” podemos pensar en los contenidos de los planes de estudios, es desde la estructuración de éstos que delineamos “qué profesionales queremos ser y cuál va a ser nuestro rol en la sociedad”. Como estudiantes debemos asumir un compromiso activo en la exigencia de la construcción de nuevos planes de estudios creados colectivamente. Muchas veces vemos como se va vaciando nuestra educación y como van creciendo los cursos, seminarios y posgrados pagos. En el “como” apostamos a nuevas formas de aprendizaje. Creemos que para construir una educación popular o liberadora es primordial el diálogo y el respeto a la hora de intercambiar saberes. No se trata ya de un traspaso unilateral de conocimiento (muy presente en la educación formal) sino de la creación de un espacio de encuentro y reflexión donde se generen conocimientos colectivos.

N O I C A M d a FORTISTICAA d i l a c e d C AR PUBLgI ratuita y


Apostamos a la diversidad de opiniones, saberes y experiencias. Vislumbramos una cultura que incluya y respete a todas y todos, sin distinción de género, etnia, edad o clase social. Basta salir a la calle para vernos bombardeadxs con mensajes estereotipados. Que tenes que ser exitoso, flaca, heterosexual, blanco, buena esposa, pensar “así” o “asa”. Desde el FPDS, buscamos cambiar éstas prácticas, promoviendo que cada unx pueda ser quien quiera, como quiera y que pueda manifestar lo que piensa y siente. Apostamos a generar lazos de amor, amistad y compañerismo, alejados del mandato individualista, patriarcal y competitivo que nos proponen. Creemos que es necesario reconstruir nuestras relaciones sociales, prefigurando desde hoy los nuevos vínculos para el cambio social.

D A D I ERS es

DIViones sabiaesr

nosotrxs en el FPDS No queremos solo apoyar los procesos, ni ser subsidiarios de una política transformadora, sino que apostamos a ser parte de la misma. Aportando nuestros conocimientos, nuestras herramientas, nuestras ideas y nuestras posiciones, para desarrollar, no solo, una política cultural, sino una política y una cultura emancipadora. Somos parte del Frente Popular Darío Santillán, desde ahi es de donde estamos construyendo el proyecto de sociedad que queremos. Por eso nuestras intervenciones se dan al calor de las luchas de los bachilleratos populares, de lxs estudiantxs, lxs trabajadorxs cooperativxs y autogestivos, lxs jóvenes. En las calles, las rutas, los comerdores, las universidades, en el Olga Vázquez...

opinxperienc e


Por todo esto exigimos a los gobiernos que   desarrollen políticas públicas serias que apuesten a una cultura verdaderamente inclusiva. Creemos que la manera de conseguir un cambio social es estando organizadxs, luchando y resistiendo contra la cultura que nos impone el capitalismo pero al mismo tiempo creando desde abajo la cultura popular que soñamos"


Leng n ¿Por que escribimos con X ? o sexuaje ista Usar la letra X en vez de “o” (nosotrxs en vez de nosotros) es una forma de romper con un lenguaje sexista, que solo nombra y escribe en masculino. Desde el lenguaje es necesario incluir diversas identidades de género. Si bien hay mucho por cambiar, esto también es necesario. Lo que no se nombra no existe.

¿Donde encontrarnos ? El Olga Vázquez (calle 60 entre 10 y 11) es nuestra casa. Éste espacio recuperado alberga mucho laburo social y cultural. Funcionan talleres, biblioteca (H.G.Oesterheld) para adultxs y niñxs, una herrería, una cocina, taller textil, de serigrafía, una imprenta, una pizzería, una cooperativa de consumo, una radio comunitaria (Radionauta FM 106.3), entre otras cosas. Desde hace varios años luchamos para conseguir la expropiación definitiva de éste centro social y cultural que hemos construido colectivamente y de manera autogestiva. Te invitamos a conocerlo! // Facebook: Olga Vazquez //

definitiva ya! on ci ia op pr Ex o. tr es El olga es nu

AN CONTACT

OS

m o c . t o p s ue.blog

q a t ue a q l a a t e A t l r A a rte ebook: A en fac



Cartilla Arte al Ataque