Issuu on Google+

SUSTENTABILIDAD

SUSTENTABILIDAD

1 DOCUMENTO DE CONTEXTO 1.

La sustentabilidad es concepto que involucra dimensiones temporales (a lo largo de generaciones) y cuantitativas sobre aspectos de manejo de recursos naturales (en este caso el agua), así como aspectos éticos, demográficos, institucionales y políticos, es un tema transversal que aplica al sistema en su conjunto.

2.

El agua es un elemento único y especial. Es el generador de la vida en prácticamente todos los tipos de ecosistemas. En particular su cantidad y calidad influye sobre los ecosistemas acuáticos continentales y marinos. Es un recurso finito, no renovable, pero reciclable.

3.

La sustentabilidad del recurso agua exige una nueva visión ética que reconozca sus funciones básicas de: a) Agua para la vida: supervivencia y calidad de vida para los seres humanos (derecho humano) y vinculada a ésta, la sostenibilidad de los ecosistemas; b) Agua para actividades de interés general: servicios urbanos de agua y saneamiento (derecho ciudadano) y determinados usos económicos y, c) Agua para el crecimiento económico: insumo cuyo uso racional debe incluir la recuperación del costo económico de su abasto, así como los costos ambientales que involucra ese abasto.

4.

El manejo sustentable del agua exige un enfoque ecosistémico que requiere cambios profundos en nuestras escalas de valor, principios éticos y en las premisas culturales que sustentan los modelos vigentes de gestión del agua. También requiere cambiar la estrategia dominante desde oferta, (construcción de grandes obras hidráulicas subsidiadas), hacia una estrategia basada en la demanda y la conservación (ahorro, eficiencia en el uso, aplicación de la tecnología ad hoc).

45


ENCUENTRO UNIVERSITARIO DEL AGUA

“Hoy, al igual que entendemos y asumimos que un bosque es mucho más que un almacén de madera, tenemos que entender y asumir que ríos, lagos y humedales son mucho más que simples canales o depósitos de H2O”1. 1.

1

Una de las premisas de la sustentabilidad, aparentemente, sencilla es que sólo se debe extraer el agua que la naturaleza es capaz de reponer. Sin embargo, es común pensar que: •

El agua es un recurso renovable, lo que ha conducido a la sobreexplotación del agua del subsuelo y al derroche del agua superficial;

La naturaleza es dinámica y capaz de regenerar los recursos a cierta velocidad, respondiendo de manera diferencial a su explotación. Pero la discusión no está en explotar un recurso acuático o no, sino en saber utilizarlo adecuadamente y acorde con las tasas de renovación natural, por ejemplo el agua para beneficio humano, asumiendo que la naturaleza la repondrá si no se explota intensivamente a una tasa mayor que la de renovación, así como los servicios ambientales asociados con el agua y la naturaleza.

Los ríos y lagos se han utilizado como desagües o receptáculos de desechos sólidos y líquidos, lo que ha llevado a un grave problema de contaminación en la mayoría de los cuerpos de agua en México.

2.

La función del agua como base de la sustentabilidad del ecosistema ha sido alterada por actividades antropogénicas como la urbanización, deforestación, agricultura, construcción de presas, recursamiento de ríos, etc., reduciendo la capacidad de recuperación de los sistemas acuáticos tanto superficiales como subterráneos, de regeneración de plantas riparias y humedales, que a su vez son fundamentales para la regulación de avenidas y desastres, como los que presenciamos año tras año con mayor intensidad.

3.

Otros factores importantes que atentan contra la sustentabilidad del recurso agua son las visiones competitivas de corto plazo la falta de identificación y atribución de responsabilidades entre usuarios del agua, la nula o incompleta aplicación de las disposiciones jurídicas de diverso nivel así como el papel ineficiente y descoordinado de las instituciones.

4.

En México, la sustentabilidad del recurso agua enfrenta, además, los siguientes obstáculos particulares:

Una política ambiental que no incorpora la dimensión regional y no parte de una base territorial;

La carencia de metodologías que asignen responsabilidades ambientales a los distintos usuarios del agua;

La falta de información necesaria para el diseño de políticas regionales;

Tomado de la Declaración Europea por una nueva cultura del Agua.

46


SUSTENTABILIDAD

El incumplimiento del artículo 120 de la LEEGPA que asigna a los niveles federal y local la regulación de las descargas no puntuales del sector agropecuario;

El incumplimiento de la Ley Federal de Metrología y Normalización que establece que las normas se deben revisar a los cinco años de su publicación;

Una normatividad (NOM-001) inadecuada: genérica, que funciona a nivel nacional para situaciones totalmente diversas, inviable económicamente en sectores específicos y que no se basa en estudios técnicos, sociales y políticos que garanticen su viabilidad;

Vacíos normativos: no están normadas las descargas difusas del sector agropecuario (usuario del 80% del agua extraída y responsable principal de su contaminación).

La NOM-127 de agua para uso y consumo humano requiere una revisión y actualización, para asegurar una buena calidad del agua para uso humano en todo el país.

No está normado el uso de las zonas costeras con arrecifes;

Falta de información científica sobre los límites para la explotación de lo recursos.

1.1. Identificación De Temas A Discutir Y Aspectos Clave Para Resolver Problemas Descritos 1.1.1 Instituciones y política ambiental •

Ampliar la red de monitoreo y mantener el monitoreo completo en las estaciones existentes.

Monitoreo sistemático de la cantidad de agua extraída así como su calidad (NOM-001, NOM-003, NOM-127) del agua

Monitoreo sobre la cantidad y calidad de los sistemas tanto de agua superficial como subterránea

Garantizar el real acceso a la información sobre cantidad y calidad del agua.

Identificación de focos críticos de contaminación del agua

Establecer una eficaz coordinación entre los intereses locales (municipios) y los regionales (estados) para el manejo y conservación del agua.

Revisar la capacidad institucional para implementar con efectividad un marco normativo actualizado y operativo.

47


ENCUENTRO UNIVERSITARIO DEL AGUA

Establecer programas especiales de manejo en zonas donde el abatimiento del nivel freático ha conducido al agotamiento del recurso y ha generado problemas de contaminación.

Incluir como instrumento económico de la política ambiental el financiamiento de un “Fondo de Inversión para la sustentabilidad”, para hacer equitativa la relación entre proveedores a los cuales hay que compensar, y los usuarios del agua;

Impulsar programas que eleven el nivel de conciencia sobre el uso eficiente del agua y que permitan desarrollar una cultura popular de conservación del recurso.

Considerar la prevención de la contaminación con mecanismos que no impliquen sólo la construcción de plantas de tratamiento de aguas residuales, PTARS (tecnologías de “fin de tubería”) sino la prevención de la contaminación. Las políticas públicas deben incorporar nuevos arreglos institucionales para una relación más justa entre proveedores y usuarios del agua.

• •

Revisar la representatividad de la sociedad y los mecanismos de decisión en esos comités de cuenca y promover la creación de espacios de participación con la formación de comités a nivel de microcuenca.

1.1.2 Normatividad y regulaciones

48

Hacer énfasis en la aplicación de la normatividad del uso de suelo.

Incluir el efecto del cambio climático en las regulaciones que se hagan sobre extracción de agua.

Replantear el manejo del agua subterránea.

Revisar y modificar normas; particularmente la NOM-001-ECOL-1996 que establece los límites de contaminantes en las descargas de aguas residuales en agua y bienes nacionales, la NOM-003-ECOL-1997 para aguas residuales que se reúsen en servicios al público y la NOM-127-SSA1-1994 sobre calidad de agua para uso y consumo humano, así como los Lineamientos de Calidad del Agua establecidos en la Ley Federal de Derechos (Disposiciones Aplicables en Materia de Aguas Nacionales, para que sean ambientalmente eficientes, viables económicamente y aceptables socialmente.

Fortalecer el sustento técnico de las normas.

Revisar los parámetros, las concentraciones señaladas en la NOM-001-ECOL-1996.

Revisar la capacidad institucional para implementar con efectividad un marco normativo eficiente que asegure una mejora calidad de vida y calidad ambiental.


SUSTENTABILIDAD

1.1.3 Generación de conocimiento. •

Completar los estudios de balances hídricos que incluyan aguas superficiales, subterráneas y incluyendo el análisis de flujo de agua subterránea (recargas).

Realizar estudios sobre la influencia de los organismos asociados a los cuerpos de agua, así como sobre la calidad y capacidad de recarga de un sistema.

Incluir los efectos del cambio climático en las investigaciones sobre recarga y manejo de sistemas acuáticos en el país, incluyendo sistemas superficiales como ríos, lagos, presas, y subterráneos como acuíferos.

Generar bases conceptuales similares compresibles para diferentes profesionistas y público en general.

Desarrollar investigación sobre instrumentos económicos para el control de las descargas dispersas, particularmente del sector agropecuario. Construir metodologías para identificar así como cuantificar las cargas y responsabilidades en la generación de presiones ambientales, por actividades humanas, de producción y consumo, en los diferentes espacios económicos desde una perspectiva de análisis de flujos físicos.

Estudiar y aplicar alternativas y tecnologías de explotación que minimicen la alteración de la calidad del agua subterránea.

Identificar parámetros prioritarios, y dar seguimiento en todo el territorio nacional a las concentraciones de los contaminantes químicos y biológicos, de manera constante y con un control de calidad.

La información sobre el agua siempre ha sido controversial porque afecta la salud y la capacidad de producción de muchas personas y, por lo tanto, es posible utilizarla políticamente para afectar intereses de diversos grupos. Es fundamental hacer conciencia de que la información es necesaria para ser interpretada, generar nueva investigación en áreas faltantes y que esto ayude a mejorar la situación del uso del recurso y no sea utilizado con fines políticos.

Generar capacidades técnicas, ecológicas y económicas para que los requerimientos del agua en regiones donde la dinámica de desarrollo urbano es activa no genere un impacto a largo plazo sobre el recurso.

Considerar como parte integral de los proyectos de infraestructura, acciones complementarias para reducir los impactos negativos de manera real no solo en teoría.

Diseñar instrumentos económicos que permitan llevar a cabo la limpieza del agua. La vigilancia de su cumplimiento es costosa quien la cubrirá/pagará?.

49


ENCUENTRO UNIVERSITARIO DEL AGUA

Crear un Fondo de Inversión para la Sustentabilidad con las aportaciones de distintas instituciones y de los gobiernos de las ciudades, para compensar los servicios ambientales (hídricos) proporcionados.

1.2. Proposición De Preguntas Estratégicas 1

¿Cómo lograr un balance entre la conservación del agua y su uso benéfico que se traduzca en mejor calidad de vida para los usuarios (I. E. estabilidad económica personal, salud de ecosistemas, mayor voz en la toma de decisiones)?

2

¿Cómo incorporar efectivamente al ambiente en la toma de decisiones, en el diseño y ejecución de las leyes, programas y proyectos relacionados con el manejo de agua?

3

¿Cuáles deben ser los criterios específicos que evalúen los costos-beneficios de explotar un recurso acuático?

4

¿Cómo incluir las respuestas a mediano y largo plazo de los ecosistemas en las políticas actuales?

5

¿Cómo se pueden financiar los programas que estén relacionados con el manejo de las cuencas, el mantenimiento de los mantos acuíferos y la calidad del agua y qué papel juega el pago de servicios ambientales?

1.3. Discusión En El Taller Sobre El Concepto De Sustentabilidad Se discutió que un marco conceptual fundamental es el de manejo integral. Se debe de incorporar el concepto de que los ambientes están interrelacionados entre sí (biótico, abiótico y humano). De esta manera es posible integrar al ecosistema y al sistema social generando los "socioecosistemas", entendiendo los efectos del manejo sobre los distintos componentes y las necesidades de los distintos sectores de la sociedad y de los ecosistemas. Dentro de estos conceptos es fundamental incluir la Salud del Ecosistema. Se consideró que la pregunta sobre el balance entre conservación y aprovechamiento llevaba de manera implícita el tema de la sustentabilidad; sin embargo, se inició la respuesta partiendo de que la única manera de asegurar este balance es con un manejo integral de los ecosistemas en un espacio dado. Si este espacio natural para ello es la cuenca, se debe tomar en consideración la relación funcional entre sus partes con un enfoque sistémico y no sólo hídrico, destacando el importante papel del recurso suelo, así como la vegetación. Se comentó que existen diversas metodologías para el manejo integral de cuencas y zonas costeras, se enfatizó en que para lograr este balance, es necesario tomar en cuenta los puntos de vista (percepción) de la sociedad sobre la conservación y la calidad del ambiente. Se expusieron y se discutieron varios conceptos de sustentabilidad pero se acordó manejar el más sencillo: hacer un uso de los recursos naturales que permita la satisfacción de las necesidades presentes, sin comprometer la satisfacción de las necesidades de las generaciones futuras. Pensamos que es fundamental incorporar este concepto en todos los temas relacionados con el agua y en función de esto replantear las prioridades asociadas.

50


SUSTENTABILIDAD

La sustentabilidad de un recurso tan especial como es el agua, llevó a una amplia discusión acerca del concepto mismo de sustentabilidad, en la que cada participante destacó los elementos particulares que aportan las diversas disciplinas en que se han formado: biología, ecología, economía, sociología, geología, antropología, etc. En esta discusión se aportaron planteamientos sobre: a) las diferentes funciones del recurso, como agua para el sostenimiento del ecosistema y por lo tanto del servicio que da a los seres humanos. Agua para el sostenimiento de la vida y por tanto derecho humano, agua para actividades de interés general y agua como insumo –mercancía- para el crecimiento económico); b) los valores de uso y de no uso del recurso y los espacios –y agendas- de negociación donde estos valores se deben discutir; c) una gama de conceptos y términos implícitos o relacionados con la sustentabilidad del recurso: el agua como servicio de provisión y/o regulación; el empleo de instrumentos económicos para su valoración; los indicadores de sustentabilidad (productividad, equidad, estabilidad, resiliencia y confiabilidad); d) La percepción diferencial de la sociedad en cuanto a la calidad de los recursos hídricos que pueden ser muy contrastantes entre países. Por ejemplo, en China se visualizan los logros con la construcción de una presa, mientras que la destrucción de la misa es un logro para los norteamericanos; e) el papel de la tecnología y de la planeación ambiental (LGEEPA); el agua como parte del capital natural que el ser humano no tiene capacidad para conservar intacto; la importancia de la conciencia sobre el problema ambiental y el papel de la educación para crear esta conciencia; la voluntad política y la necesidad de la participación social en la toma de decisiones. Finalmente, se acordó asumir la definición más conocida de desarrollo sustentable generada en el Informe de la Comisión Bruntland de1987: “Es desarrollo sustentable aquel que se lleva a cabo

sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades...”.

Sustentabilidad, definición y atributos. La sustentabilidad es una condición sistémica con atributos particulares que la definen como es la estabilidad, resiliencia, resistencia. Estos atributos permiten que el ecosistema pueda ser manejado. Por ejemplo un sistema poco productivo pero muy estable y resiliente, o uno muy productivo pero poco resiliente. Estos atributos dan la posibilidad de un agente lo modifique (por ejemplo la explotación del recurso), pero que el ecosistema vuelva a su estado original. Esto sucede únicamente si la perturbación se encuentra dentro de los límites de sus valores de resiliencia. Si la perturbación sobrepasa los valores de la resiliencia, el sistema se modificará en su conjunto y por lo tanto, producirá extinciones locales, deforestación y reducirá los servicios eco sistémicos que está otorgando. Desde esta perspectiva, existen entonces atractores sistémicos a los cuales llegan las dinámicas de los ecosistemas después de una perturbación. La sustentabilidad procuraría, entonces, entender cual es la resiliencia del sistema para no sobrepasar estos valores con el manejo que se le esta dando. Es evidente que al estudiar el agua este concepto no se avoca exclusivamente al agua, sino que tiene que incluir al ciclo hidrológico en su conjunto lo que incluye el manejo del suelo y vegetación dentro de la cuenca. El agua da la oportunidad de ser el hilo integrador del enfoque integrado de los ecosistemas. Al contar con múltiples variables ecológicas y sociales este es un tema complejo y que debe de irse definiendo con la generación de conocimientos. Parte de esta definición son los atributos fundamentales que se deben de medir dentro del manejo sustentable. Es fundamental jerarquizar estos atributos. Si se cuenta con los elementos de los atributos en escalas mayores, es necesario generar la forma de medir estos atributos a otras escalas.

51


ENCUENTRO UNIVERSITARIO DEL AGUA

Cambio de forma de ver al recurso. Es necesario considera como lo mantenemos para proporcionar beneficios a las generaciones actuales y lo conservamos de manera que siga siendo útil en el estado que se encuentre para generaciones futuras. Pero los problemas vistos de una forma integral, incluyendo los problemas sociales, ecológicos, de infraestructura y económicos.

2 PREGUNTAS Y RESPUESTAS SUSTENTABILIDAD ¿Cómo lograr un balance entre la conservación y el aprovechamiento de los cuerpos de agua y el ciclo hidrológico de manera que mejore la calidad de vida de los usuarios? Se habla de las tres bases de la sustentabilidad (económico, social y ecológico) pero son conceptos muy diferentes. Se pueden analizar por las consecuencias que tienen, o bien se pueden analizar desde un punto de vista de los instrumentos que se utilizan para cambiar esta realidad: lo sociopolítico es muy diferente a lo ecológico y la forma de diseñar los instrumentos para influir en la realidad. Los universitarios tenemos que desarrollar instrumentos para incidir en el campo de negociación entre estos tres conceptos que son la base de la sustentabilidad. La economía ambiental da una respuesta a la pregunta: enlistar los beneficios y costos de aprovechamiento y de conservación para encontrar una función de balance, con todos los problemas inherentes. Hoy predomina la construcción de campos de negociación donde estos valores se pueden discutir. Dentro de esta valoración ver el uso del agua como una disyuntiva entre utilización del recurso y conservación es poco funcional y poco realista. Es importante modificar este concepto para que se considere que la conservación también da beneficios económicos a largo plazo. Desde este concepto la conservación funcional garantiza su aprovechamiento. Se reconoció que el mal manejo que se hace del agua es una manifestación de la crisis del modelo de desarrollo (“crisis del modelo civilizatorio”) y que, por sus efectos ecológicos adversos, son insustentables las prácticas de dilución, contaminación, explotación intensiva y uso ineficiente del recurso. Asimismo, se planteó que el agua es fundamental en la agenda de investigación de la UNAM a corto, mediano y largo plazos, ya que se trata de un tema de sobrevivencia y de soberanía nacional. Se consideró también que el concepto de sustentabilidad puede ser una utopía alcanzarlo. Pero es un elemento que nos permite avanzar en el trabajo con una visión a futuro no solo presente. Se deben de buscar sistemas más equilibrados que sacrifiquen algunos aspectos en aras de un mayor bien común. Dentro de los cálculos de costos y beneficios se debe de incluir la incertidumbre en los procesos, puesto que la gran mayoría de los procesos son multifactoriales y pueden generar respuestas no previstas, en particular con el agua. Se debe de monitorear la evaluación del sistema, en un monitoreo "adaptativo" que permitirá retroalimentar los modelos de manejo.

52


SUSTENTABILIDAD

¿Cómo lograr un ambiente de equidad en la toma de decisiones respecto del diseño y aplicación de leyes, programas y proyectos relacionados con el manejo del agua? La respuesta consideró los siguientes elementos: La equidad debe aludir al agua como un derecho humano fundamental que supone una norma para poner freno a la capacidad de los poderes públicos y de los intereses privados. La participación de la sociedad en la toma de decisiones a nivel local (donde se generan la mayoría de los problemas ambientales y de uso de recursos), con base en información de calidad, información que también debe estar disponible para los académicos y la ciudadanía en general. Un proceso de descentralización (de acuerdo con la Agenda 21) como parte de una política federal a largo plazo que no sólo descentralice responsabilidades, sino también recursos y que incluya programas de educación y capacitación para poder asumir esas nuevas responsabilidades. Éste proceso descentralizador debe tomar tome en cuenta las diferentes visiones y necesidades de la sociedad respecto de los recursos. La identificación correcta de responsabilidades de los diversos agentes en los procesos de contaminación y mal uso de los recursos naturales; la aplicación de las leyes y el combate a la impunidad. La privatización de los servicios municipales (donde se cobra por proporcionar un derecho humano) y la inducida por el Programa de Certificación de Derechos Ejidales (PROCEDE) que al otorgar un título de propiedad sobre la tierra también lo hace sobre el recurso que allí se encuentra, atentan contra la equidad. El agua, como derecho humano y derecho ciudadano, no es una mercancía. Este derecho se encuadra con toda claridad en la categoría de las garantías indispensables para asegurar un nivel de vida adecuado porque es una condición necesaria para la supervivencia. Y aunque en la Observación se señala que en la asignación del agua debe concederse prioridad al derecho de utilizarla para fines personales y domésticos, también los Estados deben reconocer que se trata de un bien que es indispensable para el ejercicio de otros derechos como el de alimentación adecuada, higiene ambiental, salud, derecho a ganarse la vida mediante un trabajo, derecho a disfrutar determinadas prácticas culturales. La participación debe de ser un proceso de aprender que implica entender la perspectiva de los diferentes grupos y con ello generar compatibilidad entre todos a través de la interacción de actores que puedan negociar con alto grado de flexibilidad. Se ha de tener cuidado con el clientelismo ambiental (beneficio a corto plazo sin la debida reflexión y consideración de todos los enfoques). Como parte fundamental de la equidad se debe considerar la equidad de género y los derechos de los ecosistemas. Si no se conserva la naturaleza y los servicios ambientales que provee no hay material para ninguna decisión política o económica. Por lo tanto es importante considerar el darle poder a los actores que no lo tienen en el momento de la negociación, como por ejemplo los elementos de un ecosistema natural o las personas marginadas de las tomas de decisión pero que la sufren, (por ejemplo, los campesinos).

53


ENCUENTRO UNIVERSITARIO DEL AGUA

Los derechos fundamentales pueden ser diseñados para ser las guías que frenan la capacidad destructiva de los poderes privados y públicos, cuando imponen sus normativas. Por esto los derechos fundamentales pueden colocar los frenos sobre los poderes destructivos.

¿Cómo incluir las respuestas de los ecosistemas que son a mediano y largo plazos en las políticas actuales? La respuesta a esta pregunta partió de la premisa de que los sistemas acuáticos no responden a tiempos políticos de tres y seis años, sino que tienen respuestas a mucho más largo plazo. La protección del ecosistema (incluyendo el acuático), requiere ser le considere como un derecho fundamental, ya que tanto el ecosistema como el ser humano, dependen del recurso agua. La constitucionalización de un ecosistema sano significa que las decisiones de un juez o un secretario de estado no pueden vulnerarse. Además de esta premisa fundamental, la respuesta incluyó un debate acerca del papel de la investigación, de las instituciones y las políticas públicas en la incorporación del papel de los ecosistemas en las políticas vigentes. Se debatió como hacer que la economía intervenga para proteger a los ecosistemas, ya que tiene que ver directamente con el abasto de agua. Como intervenir en un recurso como el agua, a través de instrumentos, de instituciones. La economía tiene que generar mecanismos para que el agua no se siga viendo exclusivamente como una mercancía. Debido a que los ecosistemas cuentan con tiempos particularmente largos, en muchos de los casos, es necesario que los instrumentos económicos consideren los resultados a largo plazo.

Investigación: El funcionamiento de los ecosistemas representa un problema de tipo teórico en el que existe una gran incertidumbre, que no puede resolverse en el corto plazo y sobre el cual debe imponerse el principio precautorio. Conocer cuánta agua requiere un ecosistema corresponde a la investigación ecológica de largo plazo y dadas las decisiones de apoyo a la investigación, se llega tarde al conocimiento del esquema presión-respuesta y todavía más a su solución. En este sentido, la investigación debe ser preventiva más que reactiva y las políticas de investigación deben incluir la respuesta de los ecosistemas. Sin embargo, si en algún lugar se tiene conocimiento sobre el funcionamiento de los ecosistemas, es en la academia. Sin embargo, el gobierno debe fomentar, tanto los proyectos de investigación a largo plazo (décadas), en forma de redes interdisciplinarias que involucren la formación de recursos humanos y la participación del sector público, bajo la coordinación de instituciones estables como la UNAM, así como aquellos que generen productos reales con beneficios económicos y políticos a corto plazo y de aplicación inmediata. Se planteó que este Encuentro puede ser el origen de proyectos de investigación interdisciplinarios e interinstitucional sobre estudios de caso orientados a la solución de problemas concretos (modo dos de hacer ciencia). Es por esto fundamental generar estudios de caso que se puedan seguir a lo largo del tiempo. Para dar información confiable es por lo tanto fundamental considerar estudios que puedan seguir dando información después de 54


SUSTENTABILIDAD

décadas. Por lo tanto, los académicos debemos de considerar que hay preguntas que vamos a heredar a las siguientes generaciones y que servirán para seguir resolviendo problemas específicos.

Instituciones y políticas públicas: Se parte de que vivimos una profunda crisis ambiental y de que las instituciones no han podido asumir el carácter transversal del tema ambiental, que fue uno de los pilares del Programa Nacional de Recursos Naturales y Medio Ambiente 2001-2006. En este sentido, queda la duda de si lo que se requiere es una súper secretaría de medio ambiente y recursos naturales, o bien, todos, sector público, privado y ciudadanos, asumimos nuestras responsabilidades ambientales. En cuanto a la Comisión Nacional del Agua (CNA) se comentó sobre la escasa efectividad de los instrumentos económicos (derechos, aprovechamientos, etc.) que emplea para proteger a los ecosistemas y se reiteró que no en todas las funciones del agua se puede considerar a este recurso como una mercancía. Se planteó que la CNA debería ser un organismo autónomo que no estuviera sujeto a las vicisitudes de los tiempos de la política, con una visión continua a largo plazo. Se comentó sobre el hecho paradójico y perverso de que son las actividades más contaminantes (extracción de petróleo, producción de energía eléctrica) las que generan los mayores ingresos para la federación, y sobre las cuales no existe el debido control ambiental. Se señaló que los únicos instrumentos de política pública que existen para la protección de los cuerpos de agua son las Normas Oficiales Mexicanas 001, 002, 003 y 127, que no son las más apropiadas ni actualizadas. Se mencionó que la elaboración y revisión de normas está sujeta a una moratoria normativa que es indispensable eliminar, debe haber una revisión más flexible y continua de la normatividad para que sean aplicadas mas eficientemente. También se mencionó que importantes instrumentos para la protección de los recursos naturales, como son los estudios de impacto ambiental, están sujetos a plazos de elaboración demasiado cortos (15 días) y no siempre son realizados con una visión interdisciplinaria, lo que impide que cumplan con su importante función. Es primordial introducir el concepto del derecho fundamental de los seres vivos al agua: la obligatoriedad de la aplicación del mejor conocimiento posible acerca de los ecosistemas cuando se vaya a aplicar alguna medida. Debido a que no conocemos muchos de los efectos de la explotación del agua es fundamental la aplicación de principios precautorios, establecer el seguimiento o monitoreo de las gestiones aplicadas. Por último, se cuestionó la forma como los académicos nos vinculamos con las autoridades, comentado que por lo general no lo hacemos con los mandos medios que son los que llevan a cabo la operación de las decisiones. En este sentido, los académicos siempre buscamos a los mandos altos que, con suerte, aplicarán parte de las sugerencias que indicamos. Sin embargo, es posible que los programas duren lo que ese funcionario se encuentre en el cargo. Por lo tanto, hay que incidir también en los mandos medios que son los que instrumentan las decisiones políticas y los que se quedan más tiempo en el cargo. Además son los que a mediano plazo pueden contar con más influencia sobre los mandos altos.

55


ENCUENTRO UNIVERSITARIO DEL AGUA

¿Cómo se pueden financiar los programas que estén relacionados con el mantenimiento de los sistemas de acuíferos y la calidad del agua? El presupuesto federal de la SEMARNAT representa alrededor del 3% del presupuesto federal y no más del 0.3% del Producto Interno Bruto (PIB). El Producto Interno Neto Ecológico (PINE) indica que el 10% del PIB corresponde al agotamiento de los recursos naturales; si se incluyeran en la contabilidad ambiental las externalidades negativas, como son las producidas por la contaminación del aire y del agua por las actividades agrícolas, etc. el PIB sería todavía menor. En México, como se ha hecho en otros países (Noruega), se deberían canalizar los recursos generados por el petróleo a la protección del ambiente y de los recursos naturales, particularmente del agua. No hay futuro si se sigue utilizando la renta petrolera para saldar deudas. Otro ejemplo es la forma descentralizada como operan los consejos de cuenca en Francia, donde cada cuenca cuenta con un fondo regional (“el agua para el agua”) y en México, los programas de la CONABIO que imponen multas por los impactos ecológicos en ciertas zonas, recursos que se reciclan en la región afectada. Es indispensable el financiamiento de procesos ecológicos y ecosistemas sanos para contar con protección contra inundaciones, para “generar” recursos como el agua y tener cierta influencia positiva en aspectos del control de su calidad; un instrumento podría ser el pago por servicios ambientales. Se sugirió que la restauración de ecosistemas se lleve con dinero de las multas que se aplican en la misma región. Cualquier esquema de financiamiento ha de considerar las condiciones locales. Dar recursos sin desarrollo de capacidades genera graves problemas que se evitan incluyendo una perspectiva de múltiples capitales: humanos, naturales, financieros. El 98% del flujo de capital en el mundo es especulativo (juego de la ruleta). Se debe transformar eso, para que parte vaya a proyectos de manejo de ecosistemas.

3 CONCLUSIONES GENERADAS SOBRE LA SALUD HUMANA EN AGOSTO DEL 2006

56

1.

Fomentar que la academia hagan estudios sobre calidad del agua generando información confiable. Qué esta información quede al alcance de los diversos grupos de interés.

2.

Establecer programas entre academia y gobierno para el monitoreo confiable y periódico de la calidad del agua por cuenca.

3.

Vigilancia epidemiológica. Reporte certero y periódico de la información de mortalidad o morbilidad y su relación con los aspectos ambientales por cuenca.

4.

Fomentar que la información sobre monitoreo y vigilancia la usen los tomadores de decisiones. Para ello será necesario generar criterios para cuerpos de agua superficiales y sistemas de agua subterránea.

5.

Integración de la SOCIEDAD con la academia y el gobierno como parte del problema y de la solución.


SUSTENTABILIDAD

6.

Que la UNAM se convierta en un observador que “vigile” la información que genere la CONAGUA sobre calidad de agua. Un mecanismo posible para fortalecer el compromiso de academia-gobierno pueden ser: a. Generar la red pública de calidad del agua, así como existe la red de calidad del aire. En ésta se debe incluir la información de la CONAGUA y la información validada por la academia. b. Acreditación/Certificación de laboratorios en el país que apoyen la función de monitoreo de calidad del agua de la CONAGUA Antecedente: Ya existen laboratorios regionales existentes en las universidades y centros públicos de investigación que podrían ser acreditados en el corto plazo para apoyar a la CONAGUA, reduciendo sus costos de operación y de requisitos de preparación de personal [Ejemplo: en la Zona Metropolitana de la Ciudad de Guadalajara, laboratorios de la Universidad de Guadalajara y CIATEJ (CONACyT), Universidad de Nuevo León y el Centro de Calidad Ambiental del Tecnológico de Monterrey, Universidad Veracruzana en Jalapa. ZMCM, por ejemplo UNAM + UAM].

7.

Actualización de las normas de calidad específicas de acuerdo con el uso del recurso e incluyendo compuestos químicos (inorgánicos, orgánicos), microorganismos, en los análisis ad hoc por cuenca o región hidrológica.

3.1 Temas adicionales ¿Que esperamos de la red universitaria del agua? Planteamientos dominantes. Somos una red, tenemos un portal que facilita la información. Estamos constantemente con los focos rojos. Desde una perspectiva ciudadana, pensar en un Observatorio Universitario del Agua. Prioridades, violaciones a las normas ambientales. Focos rojos que se señalen en la red asociados a sugerencias para su mejora. Hacer investigación en temas de desarrollo para incidir en las políticas a nivel nacional e internacional. Producir publicaciones dirigidas a los tomadores de decisiones (y que cuenten en las evaluaciones). Se puede presentar un frente como organismo, haciendo un Centro de relaciones públicas, de relación y comunicación frente al gobierno en un marco de colaboración. Hay que generar las normas, participación de académicos. Esquema de la formalización ambiental. Omisión de los derechos. Derechos ambientales, tercera categoría, los estados lo toman como voluntario. Propuesta de norma local. Orden de prioridades del uso del agua. Agua para crecimiento económico, agua y saneamiento, agua para alimentación, agua para el medio ambiente. Las comunidades donde se esta produciendo derecho, comunidades

57


ENCUENTRO UNIVERSITARIO DEL AGUA

indígenas lo están produciendo. Derechos programáticos, de un sector que no quieren hacerse responsables. Debate en el que estamos. Tendencias tradicionales. Dentro de la UNAM un área para acoger la síntesis de las investigaciones relacionadas con el agua y su promoción en los organismos gubernamentales en la toma de decisiones.

58


Sustentabilidad