Issuu on Google+

Universidad Nacional Autónoma de México Facultad de Estudios Superiores Acatlán Licenciatura en Pedagogía

ENSAYO: IDENTIDAD PEDAGÓGICA

Laura Mavel Amézquita Gutiérrez Grupo: 1152 Fundamentos de la Pedagogía Profesora: Lic. Adriana Roque del Ángel


Identidad Pedagógica Pedagogía. En un sin número de textos encontramos esta “simple” palabra que muy pocas son las personas que saben de este significado pero que si algún mortal la ve no le hace mucho caso y mucho menos hace el mínimo esfuerzo por buscar el significado de este término.

Si llegáramos a detenernos en esta palabra, pensamos que es un calificativo de la palabra anterior, algo que adorna a la oración para que se vea interesante.

Bien, por si algunos todavía no lo saben, la pedagogía proviene del griego paidos que significa niño y agien que significa conducir y es la disciplina o ciencia que sistematiza, analiza y tiene por objeto de estudio la educación.

Es algo que se dice fácil. Pero esta sencilla palabra tiene una gran historia, empezando por la educación que ha existido desde que empezó la vida, revisando varias fuentes encontramos que la pedagogía existe desde los antiguos griegos, donde constaba de una educación integral que consistía en la integración de la cultura de la sociedad y la creación individual de otra cultura en una influencia recíproca para crear ciudadanos virtuosos, en la cultura azteca se dedicaban a crear hombres “de cara sabia y corazón de piedra”.

Ha atravesado por todo tipo de culturas, países, continentes, cuevas, monasterios religiosos; ha tenido una gran cantidad de evolución y sacrificio para obtener todo lo que vemos hoy en día.

Con los romanos el pedagogo fue el esclavo con conocimiento para llevar al niño a la escuela. Rousseau, Descartes, Makarenko han hecho libros relacionados a esta disciplina, o Montessori que creó su método de recuperación de niños deficientes y que en la actualidad son utilizados por miles de preescolares, pero hasta el día


de hoy muy pocas personas saben qué es pedagogía, para qué sirve, aunque lo vean por todas partes.

Si nos vamos dos y medio siglos atrás, yo no tendría ni la capacidad de escribir, leer, ni salir de la casa, sólo tendría “derecho” a cuidar a mis hijos y que me instruyan en cómo debo tener la casa impecable para cuando llegara mi marido. Esto lo vemos cruel o normal, pero pasó mucho tiempo para que no disfrutemos lo que pelearon los buenos pedagogos en tener una educación en la que ya podemos estudiar una carrera para poder conseguir hasta un empleo, siglos anteriores se hubieran botado de la risa o me linchaban si hubiera querido eso.

Dejando atrás la trayectoria de la educación hay que definir qué es la identidad, nuestra identidad. Otra palabra complicada que la vemos con naturalidad pero no reflexionamos sobre este término y si nos preguntan, lo tenemos en la punta de la lengua, tratamos de dar ejemplos, no sabemos cómo describir cuál es nuestra identidad.

Ahora, la identidad son las características que definen al sujeto, entonces ¿qué es la identidad pedagógica? La identidad pedagógica es el resultado de insertar una carrera profesional en una base colectiva dice el sociólogo Basil Bernstein.

Muchos de nosotros vemos muy natural la manera en la que hablan sobre la educación, pero son contadas las personas que le dedican el debido tiempo, reflexionan sobre la pedagogía y su estudio, los pedagogos formamos parte de algo grandioso que es el estudio de la educación.

Algunos lo confunden como si fueras niñera o payaso, cuidar y entretener a los niños de preescolar cortando foami, haciendo figuritas de papel de colores, vestirte colorida, hablar de modo “tiploso” y cantar con cada niño que te topes enfrente. Puede ser que se confundan con los antepasados y lo relacionen con la terminación etimológica o por la fama que se tiene en otro tipo de instituciones.


Pero como todo buen cambio, es muy distinto y el campo laboral es muy amplio a como se tiene en mente.

El trabajo del pedagogo es poco reconocido y se extrañan que un pedagogo pueda ser capacitador al trabajar con empresas, orientador en diferentes plazas, etc. Sin embargo para llegar a esto el pedagogo se enriquece con diferentes ciencias y disciplinas, estudiar las emociones y sentimientos del individuo, no por nada al pedagogo lo llaman “todólogo”, aunque deberían ser y llamarle “sabelotodo” porque debe abarcar muchos conocimientos investigando todo lo necesario para brindarle educación al individuo de cualquier edad, en cualquier momento puesto que es el ejemplo a seguir.

Por ejemplo si deseas ser docente se necesitan los máximos conocimientos de todas las áreas posibles, auxiliarte de las carreras que según antes no tenían sentido para estudiarlas como sociología, filosofía hasta economía y medicina, pero todo se necesitará en algún futuro debido a que el pedagogo estudia para ayudar al otro. Hasta el día de hoy escuchamos “hay tantas cosas y piensas estudiar para ser maestro”, como si fuera la peor decisión que te pudiera pasar por la cabeza y peor aun cuando decides ser educador, caes a lo más bajo.

En estas situaciones nos damos cuenta que los seres humanos no nos informamos y sólo hablamos sin fundamentos, pero si el deseo es ser docente, el pedagogo no será cualquier maestro que hable por horas repitiendo lo que dice el libro y pedir que transcriban todo sin sentido. Se necesita una adecuada formación por eso el estudio de cuatro años en la universidad, investigando, creando, innovando nuevas formas de aprendizaje, el “relajado” sacrificio que nadie ve.

La pedagogía es como diseño de modas, debes de estar a la vanguardia, saber qué es lo que quieren los demás.


Primero se diseñan los bocetos de los planes de estudio, confeccionarlos con detenimiento para que le queden a la persona dependiendo la edad, teniendo en cuenta el estudio del ser humano para que desarrolle integralmente sus facultades. Exponer en la pasarela las propuestas de todo el trabajo hecho anteriormente para llegar a una mejora en educación en los humanos. Siempre estar adelantado a la temporada diseñando los nuevos planes de estudio para el día siguiente, semana, meses, años y generaciones futuras, saber las nuevas tecnologías para obtener nuevos métodos de enseñanza, conocer las nuevas tendencias de otros países y retomar algunas formas educativas de la temporada pasada que hayan servido renovándolas. Por último que se llegue a conocer los planes deseados por todos lados para que se “pongan” el nuevo diseño curricular para un progreso en educación dejando una marca satisfactoria en las personas y así hacer historia.

Para llegar a todo esto, el pedagogo requiere dedicación, trabajo diario y paciencia para llegar a obtener los frutos deseados.

Como ya se había mencionado se necesitan muchas áreas de conocimiento para conocer las necesidades educativas del sujeto.

El ser pedagogo no es algo que nace de la noche a la mañana, es conocer las necesidades del prójimo de cualquier época, escucharlo, orientarlo, estar al tanto de todo. Ser muy cauteloso con tus actos, porque si llegas trabajar con niños, que lo ven como la cosa más fácil del mundo, estás jugando con pequeños seres que también tiene sentimientos, están descubriendo la vida, los tratarás de llevar por el camino del bien, educándolos sabiamente, teniéndoles paciencia evitando que se logren traumar por algún hecho negativo que realices debido a tu mal humor o histeria que llegues a tener en algún momento.


La pedagogía se relaciona con la vida ya lo ha dicho Comenio al relacionar la educación con las leyes de la naturaleza. Todo lo que se haga será educación, cuando observamos a los seres vivos aprendemos de ellos y repetimos algunas acciones sin consentimiento.

Al trabajar con seres sociales, el pedagogo debe de tener un perfil seguro, sin temores, una autoestima correcta, conocerse para conocer a los demás, ser responsables, aunque esto lo debe tener cualquier mortal, no todos lo pueden desarrollar, el trabajo del pedagogo puede soltar todos tus miedos o sentimientos reprimidos para sacar provecho de todas tus habilidades. El pedagogo puede y no ser “todólogo”, debe de saber bien de lo que está hablando, ya que la educación es multidisciplinaria, es lo divertido, podemos convivir con distintas carreras, todos nos debemos de llevar bien, siempre vamos a necesitar de alguien, es lo bueno de tener una carrera humanista, nos ayudamos entre todos, debes de estar conciente de tus actos, que sean buenos, tener una vida espiritual llena de paz, aunque eso debe de ser en cualquier carrera, oficio o lo que sea que quieras, una paz interior, motivación, buena actitud, son los que te llevarán al camino del bien y la felicidad, sino estás en armonía contigo, jamás podrás ayudar a los demás. Estamos hablando de una carrera humanista que cualquier cosa que hagas afecta a los demás.

El pedagogo debe de estar consciente de todo lo que pasa a su alrededor, saber lo que pasó, pasa y pasará con la educación, lo que le afecta, le ayuda al otro.

Lo sensacional de esta carrera es que puede fusionarle lo que quieras (para el bien del individuo) para que se realicen cosas extraordinarias, fusionarle nuevas disciplinas para crear algo fantástico para desarrollar las habilidades que tiene el individuo reprimidas, ese es un buen trabajo para el pedagogo, investigar todo lo posible para la formación del otro y lo mejor es que aprendes cosas nuevas,


experimentas, basado en lo teórico para llevar a lo práctico lo revisado, investigado y aprendido. La pedagogía no discrimina.

Esta carrea es teóricamente práctica, puede ser muy tedioso y cansado estar leyendo por horas, escribir, dar tus putos de vista, sin dormir las horas requeridas para el cuerpo, estudiar a los individuos, saber qué necesitan, auxiliarlos, guiarlos, pero al final, cuando volteas y revisas el camino recorrido recuerdas que lo haces por ti y para el prójimo y eso es lo satisfactorio.

Su objeto de estudio es la educación pero deberían de cambiarlo a salvar al mundo. El pedagogo es cualquier mortal que quiere terminar una carrera, pero todos nos ponemos nombre, el arquitecto, el abogado, la recepcionista, el panadero, pero todos necesitamos de todos. Al pedagogo siempre quieren hacerlo de todo, hacer planes de estudio, maestro y a veces te encargan para que les cuides a los niños, aunque si puedes orientar a comunidades indígenas, donde no todos tienen el corazón para destinarse a lugares donde “dios no existe”, creo que lo demás es tarea fácil.

El estudio del pedagogo no es tarea sencilla que se deba tomar a la ligera, primero debes de decidir qué es lo que vas a hacer, que campo de trabajo elegirás. Es una decisión importante y fundamental para su desarrollo, debe de ser cauteloso, estudiar e investigar la profesión deseada para poder contribuir con sus conocimientos.

Su objetivo es desarrollar una sólida formación humanística, científica y técnica que le permita la construcción de saberes pedagógicos para la atención de necesidades educativas desde una perspectiva innovadora, ética, responsable y participativa. El perfil del pedagogo es tener interés por los problemas humanos relacionados con la educación, así como por el conocimiento social y humanístico; aptitud para


el análisis, síntesis, crítica de fuentes; habilidad en la expresión oral y escrita; hábito de lectura; vocación por la investigación; capacidad para el trabajo en equipo y la toma de decisiones. Puedes o no llegar con esas habilidades, pero si lo deseas lo puedes obtener, todo es un trabajo diario que necesita de una semilla de interés que plantar para obtener los nuevos conocimientos y regarlo con paciencia, respeto, responsabilidad y sobre todo voluntad. La pedagogía debe ser respetada (y bien pagada) como cualquier otra disciplina, hacerse notar o cambiarse de nombre para que le hagan caso, hasta crea nuevas palabras o lo pone nombre a todo los sencillo, pero debe de ir luchando para lograr su cometido que no es cualquiera que se debe tomar a la ligera. La identidad del pedagogo es un largo camino que no se cansa de transitar, es la carretera que busca la felicidad del prójimo, amar al mundo; es tener sed de ir mejorando cada día, poner una granito de arena en cada persona, es disfrutar cada experiencia como un nuevo aprendizaje y aplicarlo si es necesario en un ámbito educativo. Es ver la vida desde otro punto de vista, tomando el lugar del otro, comprenderlo, orientarlo. Es un largo camino por recorrer que no tiene fin. La pedagogía es la vida misma.


Referencias:

FES Acatlán Licenciatura en Pedagogía. http://www.acatlan.unam.mx

Gadotti, Moacir (2008) Historia de las ideas pedagógicas. México SXXI

Pedagogía, disciplina, profesión y pasión.Escrito por Ana Ma. del Pilar Marínez Hernández. http://www.paedagogium.com

Pedagogía, control simbólico e identidad: teoría, investigación y crítica. Escrito por Basil Bernstein. http://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=MWuKha8O4gC&oi=fnd&pg=PA92&dq=identidad+pedag%C3%B3gica&ots=ktRgGeM KJU&sig=tVRh4KiahzMqPnz1z0sdktMD9Aw#v=onepage&q=identidad%20pedag %C3%B3gica&f=false Universidad Pedagógica Nacional. http://www.lie.upn.mx


ensayo