Page 90

Dalla

Hace unos cuantos meses, mi hijo pasó una buena temporada desarrollando un juego. Comenzó por vaciar el cajón de las cacerolas y para él era importante que no quedara ni una, las tapaba y las destapaba una por una e intentaba intercambiar las tapas, estuvo así al menos 1 semana. Después descubrió el mueble donde guardamos las patatas y entonces el juego era poner una patata dentro de cada cacerola y finalmente tapaba todos los recipientes. Era evidente que el niño mostraba un clarísimo interés por transportar objetos, relacionar formas, medidas y encajar. Ninguno de los adultos que habitualmente estamos con Pau le ofrecimos las cacerolas como elemento exploratorio. El niño estaba atendiendo a un llamado interno que le indicaba que ése era el juego que necesitaba. En casa no representó ningún problema que las cacerolas donde habitualmente cocinamos fueran al suelo, pero si hubiéramos tenido algún inconveniente, lo que tendríamos que haber hecho era buscar materiales o juguetes que le permitieran llevar a cabo la misma actividad. Era un disfrute ver a Pau tan concentrado, me impresionó mucho el tiempo que dedicó a intentar

poner tapas pequeñas en cacerolas grandes y viceversa. Miraba la tapa por todos lados intentando comprender por qué no encajaba. Un día dejó de probarlo y ponía cada tapa donde tocaba, había comprendido -¡por sí solo!- que por mucho que intentara poner una tapa pequeña a una cacerola grande no conseguiría que encajara. ¡Genial! Conforme los niños van creciendo sus recursos, curiosidad y capacidad de juego son cada vez más grandes y si cuentan con el espacio, personas y material adecuado bailan, pintan, trepan, corren, montan cabañas, hacen obras de teatro y por supuesto, imitan el mundo de los adultos, pero, ¿cómo podemos saber si las actividades de nuestros niños son realmente un juego? He aquí algunas reflexiones de expertos en el tema que personalmente, me han servido de referencia.

CRIAR 90

EL JUEGO ES:

Para empezar y antes que cualquier otra cosa, una acción libre. El juego dirigido no es un juego. (Huizinga). Una acción que proporciona un enorme placer y que se lleva a cabo de una forma espontánea, lúdica y sin preocupación alguna por el resultado final. (Marta Graugés) Una actividad global y totalizadora. Cuando se juega de verdad, se ve implicada la persona en su totalidad: Cuerpo, mente y corazón se articulan en cada partida (María López Matallana). Una herramienta de la alegría y la alegría, además de valer en sí misma, es una herramienta de la libertad. (Luis Ma. Pescetti).

CRIAR magazine  

Attachment parenting magazine, Revista sobre crianza con apego

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you