Page 1

1

BOLETÍN SEMANAL CONTRARIAN 9 de Enero de 2012 - Arrecife de Lanzarote Después del período navideño, ya estamos de vuelta con la frecuencia regular. Descansar y desconectar es importante, aunque a Mourinho no le haga gracia que la gente lo haga. El verano pasado, a pesar de mantener uno de los análisis más certeros sobre la situación de la bolsa, cometí algunos fallos operativos importantes. Visto en retrospectiva, creo que una de las principales causas fue el no descansar lo suficiente. Después de un año intenso, me tomé solo 10 días de vacaciones, a todas luces, un periodo insuficiente para recargar la energía mental y espiritual necesaria para afrontar los mercados. Recuerdo perfectamente regresar de mis vacaciones por Escandinavia y al día siguiente ponerme “al mando” de las pantallas. Todo me daba vueltas, la pantalla del ordenador me mareaba. Creo que sufrí durante tres días un fuerte shock postvacacional. Y en este trabajo o estás al 100% o es mejor dejarlo. Así, para mi, planificar las vacaciones, descansar y desconectar de verdad, no es una cuestión de lujo, sino de necesidad. Descansar es parte del trabajo. A principios de agosto, tuvimos la lucidez de intuir que había peligro en los mercados, a mediados de ese mes, ya estábamos hablando de que la hora de ser salvajemente alcista estaba cerca (1, 2 y 3) y, desde finales de ese mismo mes, empezamos a hablar de señales de estabilización del mercado. Nadie o casi nadie creía posible un nuevo rally. Como me suele ocurrir con mucha frecuencia dada mis opiniones altamente discordantes, recibía emails y comentarios insultantes, especialmente comentarios atacando la capacidad de mi inteligencia para ver lo que estaba ocurriendo. Aquéllo, como casi siempre que arrecian los ataques contra mí, era ,por supuesto, una fuerte señal contraria. Siempre, cuando más negra es la situación, nadie cree posible que las subidas puedan volver a aparecer. Pero la gente olvida la historia y se dejan engullir por la fuerza del presente. Sin embargo, el presente es solo un punto fugaz y falaz. Los medios de comunicación viven de los clicks del presente y por eso lo exageran todo. Los blogs y los expertos viven del presente, por eso mantienen su enfoque en el hoy y olvidan el ayer histórico y lo que es peor, el mañana. Las masas, cual piara de cerdos, solo piensan en revolcarse entre sus excrementos en el presente. Es lo único que tienen. Carecen de memoria y de visión de futuro. Justo todo lo que un especulador es, o debería ser: un historiador de los mercados y un puente entre el pasado y el futuro. Y la historia de la humanidad solo va a mejor. Quien diga lo contrario es un pesimista y un necio (el pesimista con la humanidad, no el bajista que, por supuesto, tiene todos mis


2 respetos). Esta crisis, solo es una crisis más en la historia del hombre. Como tantas otras. Y después del invierno, siempre llega la primavera. “Podrán cortar las flores, pero no podrán detener la primavera” El mundo hoy sigue tan pesimista como en agosto. Tal vez más. La situación en este nuevo año es la que sigue: Desde un punto de vista macroeconómico, desde el verano se está produciendo un rebote tanto en Estados Unidos (primer gráfico) como en Europa (segundo). Esto lo podemos ver, a modo de resumen, en los índices de sorpresas económicas de Citigroup:


3

Este índice se utiliza para observar si los datos salen mejor o peor de lo esperado. Si los analistas tienen un consenso X y los datos económicos empiezan a salir mejor que X, el índice sube. Y son esas sorpresas las que mueven los mercados en el medio plazo, ya que los mercados son mecanismos de descuento de expectativas. Por eso, cuando el público ve la situación “negra” y el miedo ya ha sido cotizado en el mercado en toda su profundidad, basta un ligero soplo de aire en la dirección contraria, para que el mercado empiece a forjar una nueva tendencia. Básicamente así se describe el funcionamiento del ciclo intermedio bursátil, como un proceso contínuo de oscilación entre el miedo y la avaricia de los agentes financieros. En el medio plazo, no importa el valor de las cosas, sino sobre todo la psicología de masas. Masas que oscilan salvajemente entre la pena y la alegría llevando el mercado, o bien más abajo, o bien más arriba de su auténtica zona de valor. Por eso, la teoría de la opinión contraria funciona más que falla. Pero hay que tener valor para practicarla. No es casualidad que André Kostolany dijera estas palabras: "Resulta extremadamente difícil, sobre todo para un especulador relativamente inexperto, actuar y comprar en contra del consenso general cuando los colegas ,los amigos, los medios de masas y los expertos aconsejan vender. Incluso aquéllos que conocen esta teoría y desean seguirla cambian su opinión en el último momento bajo la presión de la psicosis de la masa y dicen: "Teóricamente debería entrar ahora, pero esta vez la situación es diferente". Más tarde se confirma que también esta vez hubiera sido mejor actuar "anticíclicamente". Hay que entrenar mucho, ser frío e incluso cínico para eludir la histeria de la masa. Ésta es la conditio sine qua non para el éxito. Por este motivo solo una minoría especula con éxito en la bolsa. Por lo tanto, el especulador debe ser valiente, comprometido y sabio. Incluso debería ser arrogante. Debería decirse a sí mismo: "Yo lo sé y todos los demás son tontos"

Pero no utilicemos un indicador de sorpresas económicas, vayamos a observar otros indicadores, especialmente indicadores líderes, que son aquéllos que más fielmente reflejan en tiempo real hacía donde va la economía en el corto y medio plazo.


4

Un índice muy seguido es el ISM manufacturero, el cual es un indicador que describe fielmente si la economía se está erosionando o expandiéndose:

Vemos que, como tantos otros indicadores, lleva rebotando varios meses. Esto es una señal altamente positiva ya que lecturas consistentes por debajo de 45-47.5 son propias de recesión (barras azules cambios en el PIB). Sin embargo, esta semana hemos visto como los analistas esperaban una lectura de 53.4 y finalmente el dato arrojó 53.9. Es decir, sigue subiendo y añadiendo sorpresas positivas. Otro indicador, uno de mis favoritos, son las peticiones iniciales de desempleo. Es un indicador, que a diferencia de muchos, es más puro y menos manipulable. Lo lógico, en medio de una recesión, es que más gente pida el seguro de desempleo y, lo lógico, es que cuando la economía se expande menos gente pida dicho seguro. Observen el gráfico:


5

La línea roja, son las peticiones semanales de desempleo. He invertido este dato, de tal manera que, cuando sube, significa menos peticiones de paro, no más. Lo he hecho así, para que comparen la relación de las peticiones de desempleo con la evolución del índice S&P 500. Observen que durante la última recesión, el mercado caía a la vez que las peticiones de paro aumentaban (línea roja descendiendo). Pero eso no ocurre ahora, al revés. Las peticiones de paro descienden (línea roja ascendiendo) y el mercado por el momento acompaña. Hasta aquí era Estado Unidos, pero la deprimida Europa también da signos, aunque muy tímidos, de rebote. El indicador PMI de servicios europeo, ha empezado a girar al alza.


6

La cuestión aquí, es si estamos ante un suelo de la actividad económica o ante un ligerísimo rebote antes de seguir cayendo. Yo no lo sé. Pero sí se que, cuando conjugo este dato con la situación en EEUU, prefiero decantarme por el lado alcista. Ya me preocuparé cuando indicadores como las peticiones iniciales de desempleo empiecen a mostrar signos de alarma. Pero no antes. Desde el punto de vista del sentimiento, es claro que el pánico corroe al mercado. Titulares como el difundido el día 31 de diciembre por el periódico El País, son una muestra de ello:

Recuerde que no se bate al mercado vendiendo en medio del pánico y comprando en la euforia. Lo contrario suele ser lo aconsejable. El índice NAAIM (encuesta a los gestores sobre su posicionamiento en el mercado), nos


7 dice que los gestores están entre cautelosos y bajistas. Esto, desde el punto de vista del sentimiento, es altamente positivo:

No es casualidad que Warren Buffet diga que él solo intenta ser avaricioso cuando otros tienen miedo y ser cauteloso cuando otros son optimistas. Si seguimos las instrucciones del más rico de los inversores, éste es el momento de ser optimistas. En mi opinión, estamos empezando a dejar atrás la fase de negación de los últimos meses. La fase de negación se distingue por la creencia general de que todo rebote es solo eso, un rebote antes de ver más caídas. Pero, en algún momento, un rebote deja de serlo y el mercado sigue subiendo (especialmente cuando acompañan los datos macroeconómicos). En este nuevo rally, el público, poco a poco, empieza a aceptar la nueva realidad y el optimismo, aunque sea moderado, retorna. Cuando percibamos que el optimismo regresa, no significará que el mercado ha de encontrar techo. Significará que la parte más interesante del movimiento al alza ya se ha completado, pero seguirán habiendo oportunidades. Son muchos los que creen que el optimismo o un poco de alegría dan fin a un mercado alcista. Pero esto no es así. Un mercado alcista necesita de alcistas. El techo suele llegar cuando se instala la euforia y la creencia firme de que los precios no pueden sino subir indefinidamente. Todo esto lo vemos reflejado, técnicamente, en la fortaleza de un índice como el Nasdaq 100, el cual está a punto de romper resistencias:


8

Acercando la lupa mediante un gráfico horario del S&P 500, vemos que estamos en un punto importante:

La actual rotura de la zona de consolidación iniciada a finales de octubre (triángulo), definiría la frontera entre la fase de negación y la nueva fase de optimismo moderado. Por favor, no observen las líneas trazadas como puntos fijos y mágicos, observen esas líneas como puntos relativos y acepten que el mercado contínuamente está retrocediendo y avanzando en el corto plazo. El mercado puede volver a romper a la baja ese triángulo y la situación no cambiaría mucho. Probablemente, hasta 1160 no cambiaría mi opinión de corto plazo del mercado.


9

Mientras, disfrute de las subidas y aproveche las oportunidades, tanto si es un operador de corto plazo como si lo es de más largo plazo. Como siempre, seguiremos informando en el blog y en los siguientes boletines. Por supuesto, estaremos muy atentos a cualquier cambio que pueda afectar al mercado ya que en la bolsa, lo único seguro, es que no hay nada seguro. Sigan con salud y próspero año nuevo.

Boletín Semanal: La Opinión Contrarian  

Boletín Semanal: La Opinión Contrarian

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you