Page 1

Maniobras en la oscuridad

Ya fuiste, amaste y caíste. Conociste la plenitud del amor y el vacío de su ausencia. Te dejaron heridas que ya sanaste y vuelves a sentir la pulsión de la vida, gritas: “Quiero convertir al mundo en rayos de sol”.


@janiramunoz

Maniobras en la oscuridad (Autoeditado, 2017), es el pop cuántico de Belushi. Su nombre encierra un homenaje a OMD, los maestros del synth pop oscuropero-esperanzado que quizá inspiraran a Fernando Rascón, cantante y letrista del quinteto barcelonés, a poner un teclado en su vida, y en su grupo.. Tras la publicación en junio de Exitoso manual de autoayuda, single adelanto, ya está aquí el álbum debut de la banda. Fernando se acompaña de los hermanos Pintó (Joaquim, bajo; Gerard, batería) al frente de una sección rítmica versátil que bebe del mismo combustible generacional que The Killers. Las guitarras de Joan Alegret y el recién incorporado Èric Palaudàries acarician y rasgan según el momento, como si The Horrors fuesen un pelín menos introvertidos y quisieran seducir más. Nuestro viaje con Belushi, nace en uno de los tesoros ocultos de Barcelona — los estudios Medusa (con Juanjo Alba y Roger Rodés)— donde se graba Maniobras en la oscuridad (producido por Micka Luna), cobra brillo en Bristol donde Shawn Joseph lo masteriza y emprende su camino. El diseño de PFP, disseny gràfic (Quim Pintó, Montse Fabregat y Pol Pintó) y la fotografía de Martina Matencio, imprimen carácter a su lanzamiento el 15 de septiembre.


“Preparados para la misión Belushi I. Motor solar en modo ON. Tres, dos, uno... despegamos.” El mapa con los peligros y límites del viaje los dibuja Vagamente suicida. He aquí la cadencia contagiosa de nuestra travesía con advertencia final a quien ose traspasar la barrera de lo prohibido: “Soy vagamente suicida, perderé la razón, hasta aquí tu vida.” El destino de nuestra aventura está escrito en el Exitoso manual de autoayuda. ¿Spoiler? Quizá. Pero... ¿Quién no quiere buenas noticias? Saber que al final ganamos: “Verás cosas nuevas bajo el sol, en un futuro esperanzador, donde te esperaré.” El tiempo o ventana de oportunidad que tenemos está delimitado y descrito en Langosta: “Tenemos cinco días para enamorarnos o convertirnos en langosta. El nombre de este juego será paciencia y tendrá que ver con el amor.”

“A estas alturas del viaje Dorian, Zoé y Santi Balmes han girado su cabeza hacia aquí para observar con detalle las Maniobras en la oscuridad de Belushi.” La fórmula para que un accidente —anímico, emocional— no acabe con nosotros se encuentra en La caída: “No importa la caída, solo si caigo de pie, solo si caemos de pie.” No hay mucho margen para el error, aunque todos los cometemos. “Estuve ausente pero ya estoy de vuelta, lógica aparente, pero necesité escapar.” Las Noches que no Acaban. Salir de la zona de confort es un requisito indispensable para emprender esta aventura: “Saliste de casa sin mirar atrás, así que no vuelvas la vista o me vas a encontrar.” Sexo ordinario.


“Ecos de un Major Tom queriendo regresar a la nave Space Oddity y de los discos nunca grabados por Family o New Order resuenan a nuestro paso. Prosigue nuestro viaje en el tiempo y el espacio.” El presente. “Sentirme perdido es mi gran obsesión. Sentirme perdido es mi gran afición.” Fiesta de disfraces. El pasado. Hemos viajado millones de años y kilómetros para llegar hasta aquí. Y por el camino hemos vivido momentos inolvidables: “Asimilamos que no hay altos ni bajos, solo astros que fueron belleza, no nos importó, ser una coincidencia del verano.” La playa. El futuro. El final de nuestro trayecto, como no podía ser de otra forma, es un principio. Nocturno, inquietante, femenino. “Se desliza entre las sombras, con ritmo poético. Una chica vuelve sola a casa, mirada de ojos entornados.” Maniobras en la oscuridad.

“Los 5 de Belushi ya tienen sus nuevas canciones-himno listas para ser coreadas en estadios. No será fácil, pocos grupos nacidos de los 90 en adelante lo han conseguido (¿Coldplay, Arcade Fire, Love of Lesbian?). Pero las posibilidades del pop cuántico son infinitas y, seguro que en un universo paralelo, o en alguna dimensión espacio-temporal, ya te has emocionado con ellos.”

Bruno Sokolowicz @scannerfm


Belushi han compartido escenario con Joe Crepúsculo, The New Raemon, Nueva Vulcano o Vàlius, entre otros; y han presentado los temas de este primer trabajo en el pasado Primavera Sound, dentro de su ciclo Primavera als Bars. La banda debe su nombre al actor James Belushi, de quien recomiendan la película The Principal (1987), pero en realidad les define más la carrera de toda una generación de actores como Brendan Fraser o Mickey Rourke que, tras protagonizar una serie de éxitos en taquilla allá por los 90, pasaron al olvido para ser más tarde redescubiertos.

@carlotafigueres

En esta ocasión, tanto James Belushi, a quien volvemos a ver en el regreso de la serie Twin Peaks, como Belushi (la banda), que publica su primer trabajo, ven en 2017 un año esperanzador, digno de un Exitoso manual de autoayuda. Puro oportunismo lírico.


Maniobras en la oscuridad

Booking Jordi Teixidรณ 606 261 402 jordi@bigthingmusic.com

@belushiband

Comunicaciรณn Anna Castro 670 286 880 annaccomunicacion@gmail.com

Dossier  
Dossier  
Advertisement