Issuu on Google+

El autoestima se ve en una persona que se es ocupa de conocerse, sabe de la conciencia que tiene de sí misma, de sus capacidades y potencialidades así como de sus limitaciones defectos y virtudes, las cuales las acepta sin negarlas, aunque se concentra en ellas. Como se conoce y se valora, trabaja en el cuidado de su cuerpo y vigila sus hábitos para evitar que sean perturbados, Se conecta con sus pensamientos positivos, procura estar emocionalmente arriba, en la alegría y el entusiasmo, y cuando las situaciones le llevan a sentirse triste expresa ese estado de la mejor manera posible sin esconderlos. La autoestima es también la confianza en uno mismo en las fuerzas positivas con las que se cuenta para enfrentar el día a día. Esta confianza nos da fuerza para el riesgo, para probar nuevos caminos y posibilidades; para usar la inteligencia y seguir adelante aunque no se tengan todas las respuestas. Estas es la característica que hace que una persona se exprese en terrenos desconocidos con fe y disposición de éxito. Cuando se confía en lo que se es, no se necesitan justificaciones ni explicaciones para poder ser aceptado por los demás. El que conoce su autoestima asume la responsabilidad de su vida, sus actos y las consecuencias que éstos pueden generar. No busca culpables sino soluciones. Responsabilidad es responder ante alguien, y ese alguien es, él mismo o Dios en caso de que su visión de la vida sea espiritual. Quien vive en este estado no deja las cosas al azar, sino que promueve los resultados deseados y acepta de la mejor forma posible lo que suceda en el transcurso de su vida. La Autoestima nos hace vivir de manera coherente y nos impulsa a realizar el esfuerzo necesario para que nuestras palabras y actos tengan un mismo sentido. Sus actos hablarán más que sus propias palabras. No quiere traicionarse y se esmera en combatir y vencer sus contradicciones internas. Mostrar afecto, decir "te quiero", halagar y tocar físicamente, son comportamientos naturales en quienes se estiman, ya que disfrutan de sí mismos y de su relación con las personas. En esa expresividad, es seguro observar límites, ya que para expresarse no hay que invadir ni anular a nadie. Autoestima es equilibrio, balance, ritmo y fluidez. Cuando existe valoración personal, también se valora a los demás, lo que favorece relaciones sanas y plenas mediante la honestidad, la ausencia de conflicto y la aceptación de las diferencias individuales. Por ser la paz interna la máxima conquista de la Autoestima, quienes están por ese camino hacen lo posible por armonizar cualquier indicador de conflicto. Esta armonía interior ahuyenta la ansiedad y hace tolerable la soledad, vista a partir de un estado armónico de vida como un espacio de crecimiento interior, encuentro con uno mismo y regocijo. La autoestima cada persona lo crea, algunos haciéndose daño, ósea con inseguridad en si mismos que lo lleva a caer y no lograr lo que realmente quieren, por otro lado están los que creen en si mismos y logran en mayoría lo que quieren.


La salud: es el estado de completo bienestar físico (biológico), mental (psicológico) y social, y no solamente la ausencia de infecciones o enfermedades ligeras, fuertes o graves, según la definición presentada por la Organización Mundial de la Salud en su constitución de 1946.[1] [2] También puede definirse como el nivel de eficacia funcional o metabólica de un organismo tanto a nivel micro (celular) como a nivel macro (social). El ejercicio físico: Es cualquier movimiento corporal repetido y destinado a conservar la salud o recobrarla. A menudo también es dirigido hacia el mejoramiento de la capacidad atlética y/o la habilidad. El ejercicio físico regular es un componente necesario en la prevención de algunas enfermedades como problemas cardíacos, enfermedades cardiovasculares, Diabetes mellitas tipo 2, sobrepeso, dolores de espalda, entre otros. Nutrición: equilibrada es fundamental para mantener una buena salud. Podemos mirar en la pirámide alimentaría los alimentos para una nutrición sana y equilibrada. Para una nutrición saludable, por que de no ser así se pueden contraer enfermedades como lo son: obesidad, desnutrición, etc.; se deben consumir pocas grasas y lípidos, muchas frutas y verduras, los productos de origen animal se deben consumir de manera regular, los cereales se deben consumir de manera constante, antes de cada comida se deben lavar frutas y verduras. Higiene: Lavarse bien las manos es importante para la salud, se deben lavar constantemente, antes y después de ir al baño, antes de cada comida, después de cada comida, entre otras actividades. El cepillado de los dientes debe aplicarse de manera regular desde la infancia hasta la vejez, antes y después de las comidas. Salud mental: es un concepto que se refiere al bienestar emocional y psicológico del individuo. Miriam webster define la salud mental como: “el estado del bienestar emocional y psicológica en el cual un individuo pueda utilizar sus capacidades cognitivas y emocionales, funcionar en sociedad y resolver las demandas ordinarias de la vida diaria Personalidad Saludable: nada se sabía de virus y bacterias, pero ya reconocían que la personalidad y sus características, desempeñan un rol fundamental en los orígenes de la enfermedad. Galeno, una figura gigantesca del mundo antiguo, ya observó la existencia de un vínculo muy estrecho entre la melancolía y el cáncer de mama. De este modo, en estos primeros enfoques médicos, encontramos tempranamente un criterio oolítico en la consideración de la salud y la enfermedad. Platón remarcaba que la buena educación es la que tendía con fuerza a mejorar la mente juntamente con el cuerpo. Reconocía, de alguna manera, que la salud corporal conduce a la higiene mental.


Factor que influye en la salud: existen cuatro determinantes generales que influyen en la salud, a los cuales llamó, “biología humana”, “ambiente”, “Forma de vida” y la “organización del cuidado de la salud" Una Nueva perspectiva de la salud de los canadienses] De esta manera, la salud es mantenida por la ciencia y la práctica de medicina, pero también por esfuerzo propio. Fintees, una dieta saludable, manejar el estrés, el dejar de fumar y de abusar de otras sustancias nocivas entre otras medidas son pasos para mejorar la salud de alguien. Por otra parte, el estilo de vida es el conjunto de comportamientos o aptitudes que desarrollan las personas, es decir, pueden ser saludables o nocivas para la salud y además podemos encontrar que es la causa de las enfermedades dentro del factor huésped. Biología humana: Es el estudio de la vida del ser humano o la información genética que cada individuo trae en sus genes, puede proteger o favorecer la aparición de enfermedades. Ambiente: Son todos aquellos factores que provienen del exterior y sobre los cuales el ser humano "no tiene control" la contaminación del aire va a tener efectos crecientes sobre la salud a nivel mundial. Y si no se hace nada para remediarlo -como ha venido sucediendo hasta ahora. Ambiente domestico: Son todos aquellos factores que provienen del exterior y sobre los cuales el ser humano sí tiene control. Los productos químicos domésticos alteran gravemente el ambiente doméstico y pasan a las personas a través de los alimentos a los cuales contaminan fácilmente por estar almacenados en los mismos habitáculos durante periodos de tiempo. Forma da vida: hay que mantener una buena dieta equilibrada con todo tipo de nutrientes .Y sobre todo hacer mucho ejercicio. Promoción de la salud: El proceso que permite fortalecer los conocimientos, aptitudes y actitudes de las personas para participar corresponsablemente en el cuidado de su salud y para optar por estilos de vida saludables, facilitando el logro y conservación de un adecuado estado de salud individual, familiar y colectivo mediante actividades de participación social, comunicación educativa y educación para la salud.



autoestima y vida saludable