Page 1

NĂšMERO 51

Edificando familias Revista del movimiento de Encuentros conyugales de El salvador Del 17 al 30 de abril de 2014

FELIZ PASCUA A TODOS Queridos hermanos y hermanas. Cristo resucitado camina delante de nosotros hacia los cielos nuevos y la tierra nueva (cf. Ap 21,1), en la que finalmente viviremos como una sola familia, hijos del mismo Padre. Papa Benedicto XVI


Editorial ELTRIDUO PASCUAL La palabra triduo en la práctica devocional católica sugiere la idea de preparación. Se consideraba como tres días de preparación a la fiesta de pascua; y comprende el jueves, el viernes y el sábado de la semana santa. El triduo comienza con la misa vespertina de la cena del Señor, alcanza su cima en la vigilia pascual y se cierra con las vísperas del domingo de pascua. Cristo redimió al género humano y dio perfecta gloria a Dios a través de su misterio pascual: muriendo destruyó la muerte y resucitando restauró la vida. El triduo pascual de la pasión y resurrección de Cristo es, por tanto, la culminación de todo el año litúrgico. Los padres de la Iglesia, tanto san Ambrosio como san Agustín, concebían el triduo pascual como un todo que incluye el sufrimiento de Jesús y también su glorificación. El obispo de Milán, en uno de sus escritos, se refiere a los tres santos días (triduum illud sacrum) como a los tres días en los cuales sufrió, estuvo en la tumba y resucitó, los tres días a los que se refirió cuando dijo: "Destruid este templo y en tres días lo reedificaré". San Agustín, en una de sus cartas, se refiere a ellos como "los tres sacratísimos días de la crucifixión, sepultura y resurrección de Cristo". La unidad del misterio pascual tiene algo importante que enseñarnos. Nos dice que el dolor no solamente es seguido por el gozo, sino que ya lo contiene en sí. Jesús expresó esto de diferentes maneras. Por ejemplo, en la última cena dijo a sus apóstoles: "Vosotros os entristeceréis, pero vuestra tristeza se cambiará en alegría" (Jn 16,20). Parece como si el dolor fuese uno de los ingredientes imprescindibles para forjar la alegría. La metáfora de la mujer con dolores de parto lo expresa maravillosamente. Su dolor, efectivamente, engendra alegría, la alegría "de que al mundo le ha nacido un hombre". El crucifijo no debe reducirse a un doloroso recuerdo de lo mucho que Jesús sufrió por nosotros. Es un objeto en el que podemos gloriarnos porque está transfigurado por la gloria de la resurrección. Nuestras vidas están entretejidas de gozo y de dolor. Huir del dolor y las penas a toda costa y buscar gozo y placer por sí mismos son actitudes equivocadas. El camino cristiano es el camino iluminado por las enseñanzas y ejemplos de Jesús. Es el camino de la cruz, que es también el de la resurrección; es olvido de sí, es perderse por Cristo, es vida que brota de la muerte. El misterio pascual que celebramos en los días del sagrado triduo es la pauta y el programa que debemos seguir en nuestras vidas.


Lavatorio de los Pies Cuando el Evangelio de San Juan relata que Jesús decide lavarle los pies a sus discípulos, nos ofrece un testimonio de la vocación al servicio del mundo y de la Iglesia que tenemos nosotros los fieles. Entre los detalles que hacen diferente a la Misa de la Celebración de la Cena del Señor a otras misas durante el año es que en esta se incluye una parte donde se lavan los pies a los apóstoles representado por doce niños o ancianos de la comunidad. En esta parte de la misa resalta la importancia tan grande que tiene el servicio al prójimo. Pero antes de comenzar la Cena Cristo "... sabiendo que el Padre le había puesto todo en sus manos y que había salido de Dios y a Dios volvía, se levanta de la mesa, se quita sus vestidos y , tomando una toalla , se la ciñó. Luego echó agua en un lebrillo y se puso a Si vivimos con profundidad la ceremonia nos darelavar los pies de los discípulos y a secárselos con la mos cuenta de que Cristo se pone al servicio del toalla con que estaba ceñido." (Jn 13 3-5) Padre para salvar al hombre ofreciendo su propia vida como rescate, bien podríamos decir que esta Al igual que los apóstoles, en especial San Pedro, es su misión. Con el "también vosotros hagáis como nos quedamos asombrados, como Cristo que tiene yo he hecho con vosotros" Cristo confiere en espetodo el poder y que es Dios se pone al servicio del cial a ese grupo de discípulos conocidos como apóshombre. Un Dios que lava los pies a su criatura. La toles su propia misión, especialmente el consagrar realidad es que Dios mismo quiere recordarnos que el pan y el vino en su Cuerpo y Sangre para la remila grandeza de todo cuanto existe no reside en el sión de los pecados al decir "haced esto en memoria poder y en el sojuzgar a otro, sino en la capacidad mía". de servir y al darse dicho servicio se da gloria a Dios. Cristo mismo ya se lo había dicho a los discí- Es en este momento en el que Cristo designa a este pulos: "... el que quiera llegar a ser grande entre grupo como sacerdotes, es decir instituye el sacervosotros, será vuestro servidor, y el que quiera ser docio. Cada uno de estos hombres a partir de este el primero entre vosotros, será esclavo de todos, momento es copartícipe de la misión de Cristo: salque tampoco el Hijo del Hombre ha venido a ser var al hombre por medio de la entrega total al serservido si no a servir y a dar su vida como rescate vicio de Dios. por muchos." (Mc 10, 43-45). Este es otro de los grandes dones que en el primer Con esto queda muy clara la misión de la Iglesia en Jueves Santo Dios hace a la humanidad. Cristo desel mundo: servir. "Porque os he dado ejemplo, para de entonces ha escogido y preparado a una serie de que también vosotros hagáis como yo he hecho con hombres para que siguiendo el ejemplo de Cristo se vosotros" (Jn 13, 15) La Iglesia siguiendo el ejemplo pongan al servicio de Dios para salvar a la humanide Cristo está al servicio de la humanidad. Por tan- dad, impartiendo los sacramentos por Dios instituito todos aquellos que formamos la Iglesia estamos dos (especialmente la Eucaristía) y guíen con la villamados a servir a los que nos rodean. vencia de su sacerdocio al pueblo de Dios por el camino de la salvación. El amor que Dios nos manifiesta debe convertirse en servicio que dé testimonio de su presencia entre nosotros. El cristiano siguiendo él "amaos los unos a El mundo, especialmente en los albores de un nuelos otros como yo os he amado" (Jn 15 12) debe ser vo milenio vive sumido en las tinieblas del egoísmo como esa levadura que transforma al mundo para de una cultura de la muerte. El Jueves Santo es un que este se renueve y se transforme. El egoísmo del día en el que Dios nos invita por medio del servicio hombre se vence con la entrega generosa a los de- a ser esas lámparas que lleven la luz de Cristo al más. En el servicio resida la verdadera realización mundo. personal y la felicidad. Solo el que se dio triunfó. Página 1


Lavatorio de los Pies El mundo, especialmente en los albores de un nuevo milenio vive sumido en las tinieblas del egoísmo de una cultura de la muerte. El Jueves Santo es un día en el que Dios nos invita por medio del servicio a ser esas lámparas que lleven la luz de Cristo al mundo.

demás: religiosas, religiosos, misioneros, hombres y mujeres consagrados a Dios. Pero especialmente celebrar y pedir a Dios por aquellos que con su vida comparten la misión de Cristo y nos administran los sacramentos: los sacerdotes. Pedir por su santidad y fidelidad al servicio de Cristo. No debemos olvidar pedir por más vocaciones a la vida consagrada y al sacerdocio, pedir por más hombres y mujeres que También este día debemos reconocer el amor de tengan por vocación la entrega total al servicio de todos esos hombres que deciden dejarlo todo por Jesucristo y de su Iglesia. seguir a Cristo en la entrega total al servicio de los

Viernes Santo Hoy queremos acompañar a Cristo en la Cruz. Revivir personalmente las horas de la Pasión: desde la agonía de Jesús en el Huerto de los Olivos hasta la flagelación, la coronación de espinas y la muerte en la Cruz. Ligada la omnipotencia de Dios por mano de hombre llevan a mi Jesús de un lado para otro, entre los insultos y los empujones de la plebe. Cada uno de nosotros ha de verse en medio de aquella muchedumbre, porque han sido nuestros pecados la causa del inmenso dolor que se abate sobre el alma y el cuerpo del Señor. Sí: cada uno lleva a Cristo, convertido en objeto de burla, de una parte a otra. Somos nosotros los que, con nuestros pecados, reclamamos a voz en grito su muerte. Y Él, perfecto Dios y perfecto Hombre, deja hacer. Lo había predicho el profeta Isaías: maltratado, no abrió su boca; como cordero llevado al matadero, como oveja muda ante los trasquiladores. Es justo que sintamos la responsabilidad de nuestros pecados. Es lógico que estemos muy agradecidos a Jesús. Es natural que busquemos la reparación, porque a nuestras manifestaciones de desamor, Él responde siempre con un amor total. En este tiempo de Semana Santa, vemos al Señor como más cercano, más semejante a sus hermanos los hombres... Meditemos unas palabras de Juan Pablo II: “Quien cree en Jesús lleva la Cruz en triunfo, como prueba indudable de que Dios es amor... Pero la fe en Cristo jamás se da por descontada. El misterio pascual, que revivimos durante los días de la Semana Santa, es siempre actual” (Homilía, 24-III-2002).

Pidamos a Jesús, en esta Semana Santa, que se despierte en nuestra alma la conciencia de ser hombres y mujeres verdaderamente cristianos, porque vivamos cara a Dios y, con Dios, cara a todas las personas. No dejemos que el Señor lleve a solas la Cruz. Acojamos con alegría los pequeños sacrificios diarios. Aprovechemos la capacidad de amar, que Dios nos ha concedido, para concretar propósitos, pero sin quedarnos en un mero sentimentalismo. Digamos sinceramente: ¡Señor, ya no más!, ¡ya no más! Pidamos con fe que nosotros y todas las personas de la tierra descubramos la necesidad de tener odio al pecado mortal y de aborrecer el pecado venial deliberado, que tantos sufrimientos han causado a nuestro Dios.

Página 2


Viernes Santo ¡Qué grande es la potencia de la Cruz! amor me ate a la Cruz de tu Hijo: que no me falte Cuando Cristo es objeto de irrisión y de la Fe, ni la valentía, ni la audacia, para cumplir la burla para todo el mundo; cuando está voluntad de nuestro Jesús. en el Madero sin desear arrancarse de esos clavos; cuando nadie daría ni un centavo por su vida, el buen ladrón -uno como nosotros- descubre el amor de Cristo agonizante, y pide perdón. Hoy estarás conmigo en el Paraíso. ¡Qué fuerza tiene el sufrimiento, cuando se acepta junto a Nuestro Señor! Es capaz de sacar -de las situaciones más dolorosasmomentos de gloria y de vida. Ese hombre que se dirige a Cristo agonizante, encuentra la remisión de sus pecados, la felicidad para siempre. Nosotros hemos de hacer lo mismo. Si perdemos el miedo a la Cruz, si nos unimos a Cristo en la Cruz, recibiremos su gracia, su fuerza, su eficacia. Y nos llenaremos de paz. Al pie de la Cruz descubrimos a María, Virgen fiel. Pidámosle, en este Viernes Santo, que nos preste su amor y su fortaleza, para que también nosotros sepamos acompañar a Jesús. Nos dirigimos a Ella con unas palabras de San Josemaría Escrivá, que han ayudado a millones de personas. Di: Madre mía tuya, porque eres suyo por muchos títulos-, que tu

La Vigilia Pascual El sábado santo es un día de oración junto a la tumba esperando la resurrección. Es día de reflexión y silencio. Es la preparación para la celebración de la Vigilia Pascual

dos por sus padrinos, ese día se presentaban para recibir el Bautismo. También, ese día los que hacían penitencia pública por sus faltas y pecados eran admitidos como miembros de la asamblea.

Por la noche se lleva a cabo la celebración de la Vigilia Pascual. Dicha celebración tiene tres partes importantes que terminan con la Liturgia Eucarística: 1. Celebración del fuego nuevo. 2. Liturgia de la Palabra. 3. Liturgia Bautismal. Era costumbre, durante los primeros siglos de la Iglesia, bautizar por la noche del Sábado Santo, a los que querían ser cristianos. Ellos se preparaban durante los cuarenta días de Cuaresma y acompaña-

Página 3


La Vigilia Pascual Actualmente, la Vigilia Pascual conserva ese sentido y nos permite renovar nuestras promesas bautismales y acercarnos a la Iglesia con un espíritu renovado.

ta llegar a la Resurrección. Una las lecturas más importantes es la del libro del Éxodo, en la que se relata el paso por el Mar Rojo, cómo Dios salvó a los israelitas de las tropas egipcias que los perseguían. Se recuerda que esta noche Dios nos salva por Jesús.

a) Celebración del fuego nuevo Al iniciar la celebración, el sacerdote apaga todas las luces de la Iglesia, en- c) Liturgia Bautismal: ciende un fuego nuevo y con el que prende el cirio pascual, que representa a Jesús. Sobre el cirio, marca el año y las letras griegas "Alfa" y "Omega", que significan que Jesús es el principio y el fin del tiempo y que este año le pertenece.

Suelen haber bautizos este día, pero aunque no los haya, se bendice la Pila bautismal o un recipiente que la represente y se recita la Letanía de los Santos. Esta letanía nos recuerda la comunión de intercesión que existe entre toda la familia de Dios. Las letanías nos permiten unirnos a la oración de toda El sacerdote llevará a cabo la bendición del fuego. la Iglesia en la tierra y la Iglesia triunfante, de los Luego de la procesión, en la que se van encendien- ángeles y santos del Cielo. do las velas y las luces de la Iglesia, el sacerdote canta el Pregón Pascual. El agua bendita es el símbolo que nos recuerda nuestro Bautismo. Es un símbolo que nos recuerda El Pregón Pascual es un poema muy antiguo (escrito que con el agua del bautismo pasamos a formar alrededor del año 300) que proclama a Jesús como parte de la familia de Dios. el fuego nuevo. A todos los que ya estamos bautizados, esta liturgia b) Liturgia de la Palabra: nos invita a renovar nuestras promesas y compromiDespués de la Celebración del fuego nuevo, se sigue sos bautismales: renunciar a Satanás, a sus seduccon la lectura de la Palabra de Dios. Se acostumbra ciones y a sus obras. También, de confirmar nuestra leer siete lecturas, empezando con la Creación has- entrega a Jesucristo.

Catecismo 2652 El Espíritu Santo es el "agua viva" que, en el corazón orante, "brota para vida eterna" (Jn 4, 14). Él es quien nos enseña a recogerla en la misma Fuente: Cristo. Pues bien, en la vida cristiana hay manantiales donde Cristo nos espera para darnos a beber el Espíritu Santo.

Página 4


Los Dos de Emaús Recuperan la Esperanza Aquella tarde dos discípulos van de Jerusalén a Emaús, a pocas horas de camino de la Ciudad Santa, van tristes, bajo el peso de la mayor de las decepciones: el Maestro acaba de ser crucificado como un malhechor, y ahora todos los suyos se dispersaban sin saber donde ir. Si el único que tenía palabras de vida eterna había muerto, ¿qué iba a ser de ellos? Desesperanza Andaban -eran dos, un tal Cleofás y otro- contándose entre sí una y otra vez todo aquel desastre, el fin de la gran esperanza. Sin duda se han equivocado, Jesús debió ser profeta, pero no el Mesías. Un desconocido Jesús se manifiesta como un desconocido caminanLos de Emaús son una muestra muy clara del estado te que entabla conversación con aquellos hombres de ánimo de la mayoría el día de la resurrección. desanimados. No adopta un aspecto deslumbrante Han perdido la esperanza y se vuelven a sus casas, con su cuerpo glorioso, sino que quiere conseguir su porque su fe era insuficiente. Están tristes, como recuperación poco a poco. Para ello comienza por desencantados. Cuando en aquel terrible Viernes, hacerles hablar. Quiere que manifiesten su versión Jesús en vez de subir al trono de David, fue levan- de los hechos sucedidos. "Y les dijo:¿Qué conversatado sobre la cruz, sintieron sus discípulos el de- ción lleváis entre los dos mientras vais caminado? Y rrumbamiento de gran parte de sus esperanzas. Ca- se detuvieron entristecidos. Uno de ellos, de nomrecían entonces de la fe para pensar en las prome- bre Cleofás, le respondió: ¿Eres tú el único forastesas de Jesús acerca de su resurrección. ro en Jerusalén que no sabe lo que ha pasado allí estos días? El les dijo: ¿Qué ha pasado?"(Lc). El tono Unidos a Cristo de la conversación es amable. Están tristes, desSin embargo, su fe no se desmoronó por completo. alentados, pero no son hoscos, ni se encierran en el Habían visto con claridad meridiana el dedo de Dios mutismo. en la vida y en las obras de Jesús. En el fondo de su alma permanecían unidos a Jesús; su fe, aunque "Y le contestaron: lo de Jesús el Nazareno, que fue conmocionada, no había sido enteramente destrui- un profeta poderoso en obras y palabras delante de Dios y ante todo el pueblo"(Lc). No llaman Mesías a da. Jesús, sino simplemente profeta, ciertamente poY esto es lo que, verdaderamente, quedó destruido deroso, pero desde luego no le llaman Hijo de Day aniquilado: la forma terrena y humana impuesta vid, y menos aún Dios y Hombre verdadero. Están de su testarudez y miras egoístas. La idea de un decepcionados de Jesús. Luego cuentan "cómo los Mesías poderoso y dominador, que debía subir cuan- príncipes de los sacerdotes y nuestros magistrados to antes al trono de David, se desvaneció a la vista lo entregaron para que lo condenaran a muerte y lo de la cruz y del sepulcro sellado. Al mismo tiempo, crucificaron"(Lc). se esfumaron también las esperanzas, los ensueños egoístas que habían iluminado su presente y, más La raíz de su decepción todavía, el futuro inmediato que aquel reinado hu- Hasta que llegan a la raíz de su decepción: "Sin embargo nosotros esperábamos que Él sería quien redimano les parecía venir. miera a Israel"(Lc). Por eso dicen: "Pero, con todo, Lo que no consiguió Jesús en vida, lo obtuvo agoni- es ya el tercer día desde que han pasado estas cozante y muerto, curándoles definitivamente de su sas. Bien es verdad que algunas mujeres de las que fe ingenua y pueril en un camino de gloria según la están con nosotros nos han sobresaltado, porque fantasía humana, alejado del camino de la cruz. En fueron al sepulcro de madrugada y, al no encontrar su alma se formó un vacío, quedando así espacio el cuerpo, vinieron diciendo que habían tenido una libre para la sabiduría divina que es locura para el visión de ángeles, los cuales les dijeron que está vivo. Después fueron algunos de los nuestros al semundo. pulcro y lo hallaron tal como dijeron las mujeres, pero a él no le vieron"(Lc).

Página 5


Los Dos de Emaús Recuperan la Esperanza La reacción del forastero a estas explicaciones es rotunda: "¡Oh necios y tardos de corazón para creer todo lo que anunciaron los profetas"(Lc). Cleofás y su compañero se debieron detener al oír estas palabras. Aquel desconocido les llamaba ignorantes y testarudos. Pero no pueden enfadarse con aquel hombre que les increpa sin querer humillarles: lo perciben en su voz; lo ven en su gesto y en aquella mirada llena de cariño.

Saben estar a la altura de las circunstancias, pues le dicen a Jesús: "Quédate con nosotros, porque ya está anocheciendo y va a caer el día"(Lc); es una de las súplicas más conmovedoras del Evangelio, oscurece (¿quién ha de tener miedo a la oscuridad, los de Emaús o su compañero misterioso?), y después de aquel coloquio ambulante, ahora que todo son sombras, lo necesitan.

Entonces escuchan las palabras de aquel peregrino "¿No era preciso que el Cristo padeciera estas cosas y así entrara en su gloria? Y comenzando por todos los Profetas les interpretaba en todas las Escrituras lo que se refería a Él"(Lc). La exposición debió ser más larga, pero hay algo que no es fácil captar por la letra escrita: es el tono de la conversación. De hecho los de Emaús se dicen entre ellos cuando Jesús desaparece: "¿No es verdad que ardía muestro corazón dentro de nosotros, mientras nos hablaba por el camino y nos explicaba las Escrituras?"(Lc). Jesús los entusiasma, poco a poco ha ido elevando la temperatura espiritual, y la luz se va haciendo en sus mentes mientras vuelve el fuego a sus corazones. Jesús empieza por los libros atribuidos a Moisés, después continúa con los salmos que hablaban del Mesías, se detendría en Ezequiel y los demás; pero, sobre todo, el calor de sus palabras se haría más intenso al recordar a Isaías cuyas descripciones del Siervo de Yavé daban la impresión de ser las de un espectador de la Pasión. La invitación Al hilo de la conversación llegaron a Emaús por la bien preparada calzada romana; es entonces cuando Jesús tiene un detalle revelador de cómo Nuestro Dios respeta la libertad del hombre. "Llegaron cerca de la aldea a donde iban, y él hizo ademán de continuar adelante"(Lc).

El pan Jesús se queda. Cuando Cristo parte el pan; "Y estando juntos en la mesa tomó el pan, lo bendijo, lo partió, y se lo dio. Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron, pero él desapareció de su presencia. (...) Y al instante se levantaron y regresaron a Jerusalén, y encontraron reunidos a los Once y a los que estaban con ellos, que decían: El Señor ha resucitado realmente y se ha aparecido a Simón. Y ellos contaban lo que les había pasado por el camino, y cómo le habían reconocido en la fracción del pan"(Lc).

Luz Ya no hay oscuridad, ya no hay tristeza, todo es luz. Por fin ven claro. Jesús ha resucitado y les quiere, les perdona, les explica lo que ha pasado y ellos no podían ver. Y exultan de gozo en la nueva vida de Jesús que ya es vida para ellos en sus alJesús no impone ni su compañía ni su doctrina. Si mas. hubiesen estado disconformes o irritados con aquel forastero nada más fácil que una despedida, y nunca más sus vidas volverían a encontrarse; pero las palabras de Jesús han sembrado de luz el alma de aquellos hombres, y la esperanza comenzaba a aflorar de nuevo. Están a gusto con el desconocido, y se lamentan de que hubiesen llegado tan pronto a la meta de su caminar.

Página 6


Festividades de la Iglesia La Divina Misericordia, Domingo 27 de abril de 2014 Durante el transcurso de las revelaciones de Jesús a la hermana Faustina sobre la Divina Misericordia Él le pidió en diversas ocasiones que se dedicara una fiesta a la Divina Misericordia y que esta fiesta fuera celebrada el domingo después de la Pascua. Los textos litúrgicos de ese día, el segundo domingo de Pascua, son concernientes a la institución del Sacramento de Penitencia, el Tribunal de la Divina Misericordia, de manera que van perfectamente con las peticiones de nuestro Señor. Esta fiesta ya ha sido otorgada a la nación de Polonia, al igual que es celebrada en la Ciudad del Vaticano. La canonización de la hermana Faustina el 30 de abril 2000 representa el respaldo más grande que la Iglesia le puede dar a una revelación privada, un acto de infalibilidad Papal proclamando la segura santidad de la mística.

Mi misericordia. Cada alma respecto a mí, por toda la eternidad meditará Mi amor y Mi misericordia. La Fiesta de la Misericordia ha salido de Mis entrañas, deseo que se celebre solamente el primer domingo después de la Pascua. La humanidad no conocerá paz hasta que se dirija a la Fuente de Mi misericordia." (Diario 699)

De hecho el día de la canonización de Sor Faustina esta fiesta se extendió a lo largo de la Iglesia universal. Sobre esta fiesta dijo Jesús: "Quien se acerque ese día a la Fuente de Vida, recibirá el perdón total de las culpas y de las penas." (Diario 300). "Quiero que la imagen sea bendecida solemnemente el primer domingo después de Pascua y que se le venere públicamente para que cada alma pueda saber de ella. " (Diario 341) "Deseo conceder el perdón total a las almas que se "Esta fiesta ha salido de las entrañas de Mi miseri- acerquen a la confesión y reciban la Santa Comucordia y está confirmada en el abismo de Mis gra- nión el día de la Fiesta de Mi Misericordia." (Diario cias." (Diario 420) 1109) "Una vez, oí estas palabras: Hija Mía, habla al mundo entero de la inconcebible misericordia Mía. Deseo que la Fiesta de la Misericordia sea refugio y amparo para todas las almas y, especialmente, para los pobres pecadores. Ese día están abiertas las entrañas de Mi misericordia. Derramo todo un mar de gracias sobre las almas que se acercan al manantial de Mí misericordia. El alma que se confiese y reciba la Santa Comunión obtendrá el perdón total de las culpas y de las penas. En ese día están abiertas todas las compuertas divinas a través de las cuales fluyen las gracias. Que ningún alma tema acercarse a Mí, aunque sus pecados sean como escarlata. Mi misericordia es tan grande que en toda la eternidad no la penetrará ningún intelecto humano ni angélico. Todo lo que existe ha salido de las entrañas de

El Cardenal de Cracovia, Cardenal Macharski cuya diócesis es el centro donde se esparció la devoción y fue el patrocinador de la Causa de Sor Faustina, escribió que debemos utilizar la cuaresma como una preparación para la fiesta y confesarnos aún antes de la Semana Santa! De modo que está claro que los requisitos de confesión no tienen que cumplirse el mismo día de la fiesta. Esto sería una carga imposible para el clero. Los requisitos de la comunión pueden ser cumplidos fácilmente en ese mismo día ya que es día de obligación siendo un domingo. Solamente necesitaríamos confesarnos otra vez, si este sacramento se recibió temprano en la cuaresma o en la Pascua, o si estamos en pecado mortal en el día de la fiesta.

Página 7


La Voz del Papa "El camino de la humillación de Cristo" Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! Hoy, en medio de la Semana Santa, la liturgia nos presenta aquel episodio triste, la historia de la traición de Judas, que va ante los jefes del Sanedrín para regatear y entregarles a su Maestro. ¿Cuánto me dan si yo se los entrego? Y Jesús, desde aquel momento tiene un precio. Este acto dramático marca el inicio de la Pasión de Cristo, un doloroso camino que Él elige con libertad absoluta. Y lo dice claramente Él mismo: "yo doy mi vida …Nadie me la quita, sino que la doy por mí mismo. Tengo el poder de darla y de retomarla "(Jn 10:17-18). Y así, comienza ese camino de la humillación, de la expoliación, con esta traición. Jesús, como si estuviera en el mercado: "esto cuesta 30 denarios" y Jesús recorre este camino de humillación y de la expoliación hasta el final. Jesús alcanza la humillación completa con la "muerte en cruz". Se trata de la peor de las muertes, destinada a los esclavos y a los delincuentes. Jesús era considerado un profeta, pero muere como un delincuente. Observando a Jesús en su pasión, vemos como en un espejo, también los sufrimientos de toda la humanidad y encontramos la respuesta divina al misterio del mal, del dolor, de la muerte. Y muchas veces sentimos horror ante el mal y el dolor que nos rodea y nos preguntamos: "¿Por qué Dios permite esto?”. Es una herida profunda para nosotros ver el sufrimiento y la muerte, ¡sobre todo la de los inocentes! Cuando vemos sufrir a los niños es una herida en el corazón, es el misterio del mal y Jesús toma todo este mal, todo este sufrimiento sobre sí mismo.

Él y lo toma sobre sí para vencerlo. Su pasión no es un accidente; su muerte - aquella muerte - estaba "escrita". De verdad, no tenemos tanta explicación, es un misterio desconcertante, el misterio de la gran humildad de Dios: “Dios - en efecto - amó tanto al mundo, que entregó a su Hijo único”. (Jn 3,16). La pasión y la muerte de Jesús y las frustraciones de tantas esperanzas humanas son el camino real a través del cual Dios obra nuestra salvación. Un camino que no corresponde a los criterios humanos, es más, los abate. En sus heridas somos curados (cf. 1 P 2,24). Esta semana, pensemos tanto en el dolor de Jesús, y digámonos a nosotros mismos: “¡y ésto es por mí!” Aunque yo hubiera sido la única persona en el mundo, Él lo habría hecho. ¡Lo ha hecho por mí! Y besemos el Crucifijo y digamos: “por mí, gracias Jesús, por mí”.

Y cuando todo parece perdido, cuando no queda ninguno porque herirán "al pastor, y se dispersarán las ovejas del rebaño" (Mt 26,31), es entonces cuanEsta semana nos hará bien a todos nosotros mirar el do Dios interviene con el poder de la resurrección. Crucifijo, besar las llagas de Jesús, besarlas en el Crucifijo. Él ha tomado sobre Él todo el sufrimiento La resurrección de Jesús no es el final feliz de un cuento de hadas, no es un final feliz de una pelícuhumano, se ha “vestido” de ese sufrimiento. la, sino que es la intervención de Dios Padre, allí Nosotros esperamos que Dios en su omnipotencia donde está desecha la esperanza humana. derrote la injusticia, el mal, el pecado y el sufrimiento con una triunfante victoria. Dios nos mues- En el momento en el cual todo parece perdido, en tra, en cambio, una humilde victoria que humana- el momento del dolor en el cual tantas personas mente parece un fracaso. Y podemos decir, Dios sienten la necesidad de bajar de la cruz, es el movence en la derrota precisamente. El Hijo de Dios, mento más cercano a la resurrección. La noche se de hecho, aparece en la cruz como un hombre de- hace más oscura justamente antes de que empiece rrotado: sufre, es traicionado, insultado y finalmen- la mañana, antes que comience la luz. En el mote muere. Jesús permite que el mal se ensañe con mento más oscuro interviene Dios y resucita.

Página 8


La Voz del Papa Jesús, quien optó seguir por este camino, nos llama a seguirlo en su propio camino de humillación. Cuando en ciertos momentos de la vida no encontramos vía de escape a nuestras dificultades, cuando precipitamos en la oscuridad más densa, es el momento de nuestra humillación y expoliación total, es el tiempo en el que experimentamos que somos débiles y pecadores, es entonces, en aquel momento, que no debemos enmascarar nuestro fracaso, sino abrirnos confiadamente a la esperanza en Dios, como hizo Jesús.

Conociendo al MEC Unidad de Liturgia y Oración Propósito u objetivo Capacitar y formar a los hermanos del Movimiento de Encuentros Conyugales en todo lo concerniente a la Sagrada Liturgia a fin de que se ofrezcan servicios agradables al Señor Jesús y que se conozca y se viva el apostolado que Él ha puesto en nuestras manos, haciendo prácticas de oración en actividades delegadas dentro y fuera de la Parroquia. Responsabilidades y funciones  Formar y capacitar a todos los servidores en la Sagrada liturgia y Ministerio de oración. Atender los compromisos adquiridos en cuanto a la Sagrada Liturgia, misas, eventos especiales, asambleas.  Promover la oración personal y en parejas.  Prestar los servicios solicitados como: Orar por enfermos a distancia o mediante visitas, velatorios, consolar dolientes, visitar a enfermos del movimiento.  Realizar seminarios dirigidos a hijos de encuentristas para que sirvan como monaguillos.  Realizar cada año un seminario taller sobre la Oración.  Preparar a servidores para la evangelización masiva en los casos en que se nos solicite.  Programar la participación de las Secretarias y Unidades en la misa del Encuentristas.  Promover la formación y capacitación en grupos de crecimiento y asambleas de los diferentes seminarios o cursos que se impartirán.  Evaluar trimestralmente el trabajo realizado a fin de que sea siempre mejor para glorificar al Señor Jesús.  Reunir a los encargados de las diferentes áreas para coordinar y reorientar nuestro apostolado y orar como grupo de crecimiento.  Coordinar misa del día domingo como servicio a la Parroquia.  Coordinar con la Secretaría de Reuniones Generales y el ministerio de música para las misas del Encuentristas los días sábado. En esta época de Semana Santa, esta es una de las unidades que con mayor empeño brinda su servicio a la parroquia y a todo el movimiento, por eso te invitamos a unirte y servir en conjunto con los hermanitos de la unidad de liturgia, esta es otra oportunidad de servicio que nuestro querido movimiento te ofrece.

Página 9


Actualidad Familiar La Confianza en la familia La virtud de la confianza es la firme seguridad, apoyada en la virtud de la esperanza, que se tiene en uno mismo, en alguien o en algo. Aunque debemos saber que puede existir el peligro del abuso de confianza, o recibir una confianza inapropiada, en el trato con excesivas familiaridades. La confianza bien orientada nos lleva al camino del éxito. La confianza bien sentida, produce una gran paz en la familia. Para demostrar confianza o para percibirla, no basta la buena fe, hay que sopesarla, estudiarla y acostumbrarse a practicarla, pues es el deseo que se genera en nuestro interior, de poder creer en uno mismo, en una persona o en una cosa. La confianza es un valor imprescindible para el buen funcionamiento de la vida familiar. Al ser la familia una unidad de destino de la sociedad, la mutua confianza se convierte en uno de sus principales soportes, para que ésta prospere en todos los aspectos religiosos, económicos y sociales. La base de la confianza es la Verdad, pues es muy difícil tener confianza si se vive en la mentira, las familias deben fomentar entre cónyuges y entre padres a hijos la práctica de hablar siempre la verdad. En la Familiaris Consortio de Juan Pablo II, número 37 leemos: 37. Aun en medio de las dificultades, hoy a menudo agravadas, de la acción educativa, los padres deben formar a los hijos con confianza y valentía en los valores esenciales de la vida humana… Tenemos que aprender a confiar en Dios, porque es nuestra fortaleza, sustento de nuestros ideales, solución a nuestras inquietudes y antídoto contra nuestros males, miedos y dudas. Si depositamos toda nuestra confianza en Dios podremos transmitir esa confianza a todos los integrantes de la familia y de esta manera vivir en un ambiente de armonía que beneficie tanto a cónyuges como a los hijos. La confianza interna y externa, hay que trabajarlas personalmente. Nos podrán aconsejar sobre cómo tenerla en uno mismo y como difundirla, pero requiere mucho trabajo mantenerla día a día, en los buenos y en los malos momentos. En los momentos difíciles, es cuando se ve bien claro, quienes tienen confianza en si mismos y quienes transmiten y proyectan confianza. Cuando falta la confianza de los padres con los hijos y de los hijos con sus padres, provoca que imprudentemente, se asuman o se ignoren, los riesgos y decisiones cotidianas, con lo cual se va dejando de aprender, experimentar, corregir y vivir la vida. Padre Kennedy Rodríguez

Página 10


Gotitas de Fe La inmortalidad del alma es dogma de fe. (San Agustín) Dios creó al hombre para la inmortalidad. Este tema sobre los muertos tienen a muchos encerrados y confundidos porque no saben la distinción del alma y el cuerpo. Otros ignoran lo que sucede cuando una persona parte de este mundo ( muere).

que en esta vida conocemos a Dios , pero que en la gloria lo veremos cara a cara. Y añade: deseo morir y estar con Cristo lo cual es muchísimo mejor. Es indescriptible la felicidad del cielo. Está claro que seguiremos vivos más allá de la muerte.

El cuerpo se muere y desaparece. Lo que permanece es el alma. Por eso Saúl habla con el espíritu de Samuel, que ya había muerto. Dijo Jesucristo : No temáis a los que solamente pueden matar el cuerpo; temed más bien al que puede perder el alma en el infierno. Quien cree en Mí, aunque muera vivirá; quien cree en Mí, no morirá jamás. No dejes que nadie te engañe acerca del verdadero sentido de la vida. La vida viene de Dios. Dios es la Con estas palabras Jesús confirma el pensamiento fuente y la meta de vuestras vidas. Jesús nos avisa que tenían los judíos de que el alma seguiría viva de que en el mundo hay ladrones que vienen a rodespués de la muerte. La supervivencia del hombre bar. Encontrareis estos ladrones que intentan engadespués de la muerte la expresa Cristo en la pará- ñarlos. Os dirán que el sentido de la vida está en el mayor número de placeres posibles intentaran conbola del rico Epulón. vencerlos de que este mundo es el único que existe, y que debes atrapar todo lo que puedas. Habrá Cristo habla de que otros que digan que nuestra felicidad esta en acuel hombre sigue vivo mular dinero y disfrutar de la vida. Nada de esto es después de la muerverdadero. La auténtica felicidad de la vida no se te: la parábola de encuentra en las cosas materiales. La auténtica feLázaro y el rico Epulicidad de la vida se encuentra en Dios. Y vosotros lón habla de la realidescubriréis a Dios en la persona de Jesucristo. dad del infierno desAmadle y servidle ahora para que pueda ser vuestra pués de la muerte, y la plenitud de la vida eterna. al buen ladrón le promete el paraíso después de la muerEstá en ti creer o no. Si no quieres creer te vas a te. Antes había dienterar el día que mueras y lastima en ese entoncho: Si quieres ences ya es muy tarde. Depende de ti estar en el Cietrar en la vida eterlo feliz o sufriendo en el infierno; pero vivos. Y vina, guarda los manvos para siempre. Morir es vivir, vivir con Cristo. damientos. Los imMuero ante el Mundo, muero a la carne, el cuerpo. píos irán al suplicio Pero vivo en el Espíritu, vivo en el Señor Jesucristo. eterno, y los justos a la vida eterna. Alegraos y reY como dice Pablo prefiero morir y estar con Cristo gocijaos, porque es grande vuestra recompensa en que es con mucho lo mejor. el cielo. El evangelio dice que el Dios de Abraham de Isaac y de Jacob, no es Dios de muertos sino de vivos. Luego si Abrahán, Isaac y Jacob están vivos es porque su alma es inmortal. También San Pablo dice

Página 11


Luz Para la Familia ¿Por qué es importante la resurrección de Jesucristo? La resurrección de Jesucristo es importante por muchas razones. Primero, testifica del inmenso poder de Dios mismo. Creer en la resurrección es creer en Dios. Si Dios existe, y si Él creó el universo y tiene poder sobre él, entonces Él tiene el poder de levantar a los muertos. Si Él no tiene tal poder, Él no es un Dios digno de nuestra fe y adoración. Sólo Él, quien creó la vida, puede resucitar después de la muerte. Sólo Él puede revertir la atrocidad que es la muerte misma, y sólo Él puede quitar el aguijón que es la muerte y dar la victoria sobre la tumba. En la resurrección de Jesús de la tumba, Dios nos recuerda su absoluta soberanía sobre la vida y la muerte. Segundo, la resurrección de Jesús es un testimonio para la resurrección de los seres humanos, la cual es un principio básico de la fe cristiana. A diferencia de todas las otras religiones, sólo el cristianismo tiene un fundador que trascendió la muerte y quien prometió que Sus seguidores harían lo mismo. Todas las otras (falsas) religiones fueron fundadas por hombres y profetas, cuyo fin fue la tumba. Como cristianos, somos confortados en el hecho de que nuestro Dios se hizo hombre, murió por nuestros pecados, fue muerto y resucitado al tercer día. La tumba no pudo retenerlo. Él vive y ahora está sentado a la diestra de Dios el Padre en el Cielo. La iglesia viviente tiene una Cabeza viviente. En 1 Corintios 15, Pablo explica en detalle la importancia de la resurrección de Cristo. Algunos en Corinto no creían en la resurrección de los muertos, y en este capítulo, Pablo da seis consecuencias desastrosas si es que no hubiera resurrección; 1) No tendría sentido el predicar a Cristo (v.14); 2) la fe en Cristo sería vana (v. 14); 3) todos los testigos y predicadores de la resurrección serían mentirosos (v. 15); 4) nadie sería redimido del pecado (v. 17); 5) todos los creyentes que nos precedieron, habrían perecido (v. 18); y 6) los cristianos serían la gente más digna de conmiseración en el mundo (v. 19). Pero Cristo, sí, se levantó de entre los muertos y “primicias de los que durmieron es hecho.” (v. 20), asegurando que lo seguiremos en la resurrección. La Resurrección es una victoria triunfante y gloriosa para cada creyente en Jesucristo, quien murió, fue sepultado, y resucitó al tercer día de acuerdo a las Escrituras. Y, ¡Él vendrá nuevamente! Los muertos en Cristo resucitarán primero, luego nosotros, los que hayamos quedado y vivamos para Su venida, seremos transformados y recibiremos nuevos cuerpos glorificados (1 Tesalonicenses 4:13-18). ¿Por qué es importante la resurrección de Jesucristo? Porque demuestra que Dios aceptó el sacrificio de Jesús a nuestro favor. Comprueba que Dios tiene el poder de levantarnos de los muertos. Garantiza que aquellos que crean en Cristo no permanecerán muertos, sino que serán resucitados a una vida eterna. ¡Esa es nuestra bendita esperanza!

Página 12


Dejad que los Niテアos Venga a Mテュ

Servicios Asamblea Abr-22

UNIDOS POR EL AMOR DE DIOS

238

Abr-22

CONSAGRADOS AL ESPIRITU SANTO

239

Abr-22

SAGRADA FAMILIA

243

Abr-29

RENACIENDO CON CRISTO

247

Abr-29

OVEJAS DEL MAESTRO

247

Abr-29

CRISTO HA RESUCITADO

221

Escuela de Dios Abr-22

ENAMORADOS DE JESUS Y MARIA

239

Abr-29

CANTAR DE LOS CANTARES

237

Misa Abr-26

TOTUS TOUS

219

Abr-26

SEGUIDORES DE CRISTO

234

Abr-26

LAS HUELLAS DEL SEテ前R

245

Pテ。gina 13


Próximas Actividades

Parroquia Nuestra Señora del Carmen

Página 14


¡Estamos en la Web! Visítanos en la dirección: http://www.encuentrosconyugales.org Y en redes sociales

Encuentros Conyugales

@MEC_SV

Revista 51 Edificando Familias  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you