Issuu on Google+

OLLINHUITZICALLI Diferencia no es desigualdad Número 1, Año 1. Marzo, 1997.

Consejo Editorial: Luis Ortiz y Arturo Granados.

EDITORIAL Este 6 de Julio, los habitantes de la Ciudad de México podremos por primera vez elegir a nuestro regente; aunque hay varias opciones de elección la disputa se centrará en tres partidos: PRI, representado por Alfredo del Mazo; PAN, por Carlos Castillo Peraza; y PRO por Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Nuestra Ciudad es una de las más grandes del mundo, y uno de los centros políticos, culturales, económicos y sociales más importantes de América y del mundo. Este año se espera que los defeños hagamos valer nuestro voto y la democracia; ya que de nuestra elección dependerá el cambio que tengamos como citadinos; debemos estar conscientes de saber a quien le damos nuestro voto y que cumplan lo que prometen. Estamos involucrados tanto la sociedad homosexual como la heterosexual, por ello invitamos a la comunidad en general a leer las diferentes propuestas, conocer a los candidatos, discutir en grupos de amigos y familiares lo que representa la mejor' elección para todos y creemos que la mejor elección será aquella que nos permita 'Ser alguien y no aI90,·en donde las leyes no las impongan unos cuantos sino todos en conjunto.

•••••• EL, AS! LO CONFESO A LA PFRIODISTA."

Ollinhuitzicalli, boletín infonnativo de Ollinhuitzicalli grupo lésbico-gay de estudiantes de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco, es una publicación mensual e independiente. Se pide la reproducción total o parcial citando la fuente. Se aceptan colaboraciones, dirigirlas al espacio intersalas de posgrado (centro de cómputo de la Maestría en Medicina Social con Arturo Granados de lunes a viernes; de 9:00 a 15:00 hrs o al e.rhail. gcja3374@tochtli.uam.mx


2

La marginalidad

como factor de identidad

Luis Ortiz Hernández. 6° trim. Nutrición. La identidad de un individuo o grupo humano es una cualidad biopsicosocial. Un individuo o grupo humano sólo adquiere identidad si es igual a ciertos individuos (se identifica con ellos) y diferente de otros (se distingue de otros) La identidad es afirmación y negación de cierto número de características. En la construcción de nuestra identidad como grupo, además de compartir una misma orientación sexual, hemos identificado las características que compartimos y/o hacemos que converjan, es decir, hay rasgos que compartimos al interior de los homosexuales que nos hacen diferentes a los heterosexuales. Nuestra identidad, si es válido decirlo, la hemos edificado en base a la producción cultural como grupo social; la invención de un lenguaje propio, el coincidir en espacios de tolerancia, identificarnos con determinados colores, el clasificarnos al interior de la "comunidad" lésbicogay (tipo a. vs. tipo p.; activo vs pasivo, etc.); entre otras cosas es lo que hemos producido y reproducido para identificarnos corno semejantes. Al mismo tiempo toda ésta producción cultural está permeada por una constante: la marginalidad de nuestra condición. y es la marginalidad la que, además de • nuestra diferente orientación sexual, nos distingue de los heterosexuales, formando parte así de la construcción de nuestra identidad. Sin embargo, la marginalidad, es algo que nos distingue de los bugas, pero que al mismo tiempo nos identifica con otras minorías (transexuales, indígenas, etc.). Es aquí donde la identidad adquiere mayor significación, ya que es donde nos insertamos como seres sociales y con historia. Nos relacionamos con nuestras familia, los amigos y el resto de la sociedad teniendo como mediador a la discriminación y por ende a la marginalidad. El cuarto o el lado oscuro, la noche, los últimos vagones del metro, la carencia de leyes que amparen nuestros derechos, la protección y legitimación únicamente de la unión heterosexual; son muestras de que hemos sido excluidos (aparentemente) de la historia de la sociedad y que nos hemos apropiado de espacios marginales. Podemos o no compartir un modo de hablar, podemos o no coincidir en una "disco", pero como homosexuales, convergemos siempre en la marginalidad. Tomar conciencia de esta marginalidad puede ayudar a comprender cómo debemos desenvolvernos para poder incidir en la sociedad

de tal manera que no sea necesaria la identidad como forma de lucha, sino como vía para la realización humana. La concientización es la objetivación y problematización, reflexión y compresión de nuestra realidad marginal. Concientizarnos es "distanciarnos" de 'Ias relaciones sociales (verlas y analizarlas) que nos hacen marginados; redescubriéndonos (los gays) como sujetos con capacidad de modificar nuestra realidad. Es decir, tomar conciencia de nuestra marginalidad (discriminación de la que somos sujetos) significa sttuarnos como agentes críticos de cómo nos relacionamos con los otros, cómo nos marginan y nos marginamos, qué y cómo las instituciones sociales (familia, escuela, etc.) refuerzan y reproducen la discrtrmnación: y a partir de esto realizar acciones que las modifiquen. De la identificación-distinción como seres marginados pueden surgir diversas estrategias de activismo. El "salir del clóset" puede ser, por oposición, las más evidente de todas, pero no la única. Si somos seres rnarqinaríos, es en la clandestinidad donde podemos movilizarnos con mayor facilidad. Pueden existir closeteros tan combatientes como los más férreos defensores del desclóset. No se defiende al clóset, se propone que se diversifiquen las formas de subversión. Se propone que los no desclosetados pueden hacer activismo desde su posición: leer, analizar, criticar y proponer dentro de la oscuridad del ropero, tanto para salir de él como para ganar otros espacios, es "terrorismo" que por ser invisible no es menos valioso. El sexo anónimo que rompe los esquemas de la monogamia (que no es mala, pero tampoco es destino); ganar espacios para otros gays bajo la máscara de ser buga; el infiltrar un ambiente de respeto sin ser las más "obvia"; el estudiar a la homosexualidad desde la más "aséptica" posición heterosexual; son actos que bien pueden ayudar a ablandar espacios y que podemos considerarlos como activismo. En resumen, la formación de una "guerrilla gayO como propuesta surge de reconocernos como marginados. Por otra parte, el movimiento de liberación homosexual puede ir más allá de la búsqueda de "igualar" nuestros derechos a los de los heterosexuales, pues esto implicaría alinearnos a un modelo heterosexista, que como está conformado .ectuetmente ha marginado a las mujeres. La marginalidad como factor de identidad nos muestra que la discriminación es producto de nuestras diferencias con los heterosexualas: es esa diferencia la que debemos defender y no a~pirar a alinearnos a un esquema que no hemos construido y que, por ser dominante, margina. Los marginados debemos aspirar ;:¡ sociedades que no marginen.


3

DEL CLÓSET.

transformada no haya necesidad de salir del

José Arturo Granados Cosme. 5° trim. Maestría en Medicina Social.

Para nosotros, la salida del clóset es concebida como un proceso necesario, un proceso que como tal no puede definirse en un momento neurótico de enojo, ni como una declaración producto de una debilidad sentimental. Por el contrario, debe ser expresión de un alto grado de estabilidad y madurez, de seguridad y convicción en uno mismo; como proceso deben considerarse ias particularidades familiares e individuales. Algunos homosexuales, ante la promoción simplista de abandonar el "c/óset" y ante la imagen de superioridad con que se nos vende la idea, no alcanzan a ver los compromisos de lucha que nos impone el dejar de ser homosexuales y convertirnos en gays; no se plantean ejercer el oficio de la transgresión en una lucha que vaya más allá de su ámbito familiar; se conforman con decir a los padres y hermanos de su condición para que les faciliten su tránsito en la vida y les ayuden a formar su propio hogar, es decir, reproducir los esquemas heterosexistas. Por supuesto que todo esto es valioso, por supuesto' que ahorra muchas depresiones, intentos de suicidio, abandonos de hogar; pero así limitada a las paredes de la casa significa solamente haber ampliado el cl6set, ese motivo de envidia y presunción ante los demás, ese pensarlo tanto y no atreverse, esa planeación meticulosa de la estrategia, la búsqueda del mejor momento para decir [soy homosexual; sólo significó meter a la familia al c/óset, o únicamente haber pedido permiso para hacerlo más grande (asumir culpa). ¿De qué presumir cuando se sale del clóset para complacer a otros? ¿por qué vanagloriarse si la transgresión solo se ejerce a domicilio? Aún más, hay orgullosos "oesaosetedoe: a quienes les atemoriza ponerse en evidencia en la vía pública (así, cuando la sociedad va a-aprender a respetarnos) o que desprecian a las "obvias' porque "debería disimular tantito", "yo soy puto, pero disimulo". No nos engañemos, salir del clósef no es ampliarlo. Contentarse con decirlo a la familia buscando en cómodas facilidades autorización para ser, es una postura individualista, egoísta y muy útil en el neoliberalismo y ya ven cómo estamos ¿no les parece? ¿Por qué no pensar mejor en las determinaciones sociales que impiden a otros homosexuales vivir sin sentir destruidas sus vidas por ser como son? Y mejor todavía ¿por qué no combatir esas determinaciones con una lucha organizada y colectiva? ¿por qué no abrir espacios para que un día los homosexuales del futuro ejerzan el oficio de la transgresión sin transgredir, sin necesidad de salir del clósen.

LA AMPLIACIÓN

"c/óset".

De los muchos neologismos utilizados en el lenguaje gay, está la frase "salir del cI6set". Dicha frase, a grandes rasgos significa dejar de ocultar la orientación sexual. La frase es situacional, "todavía no sale del c1óset" dicen algunos cuando se refieren al gay que aún no les dice a sus padres o familiares que su naturaleza no es la heterosexual, otros dicen con cierta arrogancia "yo ya salí del c1óset" e incluso lo celebran. Esa es la noción más vulgar de c1óset, dejémosla aquí. Ya hemos dicho en este mismo espacio que proponemos se plantee la noción de gay como un término más amplio que nuestra simple condición de homosexuales; el concepto debe, desde nuestro punto de vista, incluir no sólo el proceso de creación de nuestra propia normalidad y la aceptación (no resignación) de nuestra orientación sexual, sino además la definición personal y colectiva de una estrategia de lucha para combatir la discriminación a nuestra forma de vida. Esa es nuestra propuesta y nuestro punto de partida. Una de las propuestas más abanderadas por los movimientos de liberación homosexual es "salir del clóset" e incluso algunos grupos activistas lo plantean en tono de exigencia, dicha exigencia entraña a veces intolerancia hacia quienes aún no salen del "clóset", como si sólo dependiera de la voluntad cuando pesa en ello toda la construcción social de una mirada prejuiciosa hacia el homosexual. Estamos de acuerdo, que quede claro, en la salida del "c/óset". Es un paso necesario en la conformación de nuestra identidad, nosotros lo planteamos además como un paso en la lucha colectiva, lo proponemos como una exigencia urgente pero no en lo individual, quienes así lo proponen sobre todo a los adolescentes y sin tomar en cuenta la situación individual, incurren en cierto grado en una grave irresponsabilidad, no todas las historias de los "desclosetados" han terminado tan felices, pocos padres reaccionan con tranquilidad, la familia que nos acepta tal como somos sin diversos grados de alteración no existe; no mientras la sociedad siga como está. Es aquí donde se encuentra el punto de quiebre, es en la sociedad donde debe incidir la noción de "salir del clóset" transformando esa sociedad que hoy forma a nuestras familias para sufrir cuando descubren que hay un homosexual en su familia. La incidencia debe ser sobre lo social no lo individual, para que en lo futuro con una sociedad


4

¡HAY UN GAY ENTRE LOS ZAPAT/STAS! P.D. MAYORITARIA

QUE SE DISFRAZA DE MINORíA INTOLERADA.

Marcos es gay en San Francisco, negro en Sudáfrica, asiático en Europa, chicano en San Isidro, anarquista en España, palestino en Israel, indígena en las calles de San Cristóbal, chavo banda en Neza, rockero en CU, judío en Alemania, ombudsman en la Sedena, feminista en los partidos políticos, comunista en la post guerra fría, preso en Cintalapa, pacifista en Bosnia, mapuche en los Andes, maestro en la CNTE, artista sin galería ni portafolios, ama de casa un sábado por la noche en cualquier colonia de cualquier ciudad de cualquier México, guerrillero en el México de fin del siglo XX, huelguista en la CTM, reportero de nota de relleno en interiores, marchista en el movimiento feminista, mujer sola en el metro a las 10:00 p.m., jubilado en plantón en el Zócalo, campesino sin tierra, editor marginal, obrero desempleado, médico sin plaza, estudiante inconforme, disidente en el neoliberalismo, escritor sin libros ni lectores y, es seguro zapatista en el sureste mexicano. En fin, Marcos es un ser humano, cualquiera en este mundo, Marcos es todas las minorías intoleradas, oprimidas, resistiendo, explotando, diciendo "iYa Basta!. Todas las minorías a la hora de hablar y mayorías a la hora de callar y aguantar. Todos los intolerados buscando una palabra, su palabra, lo que devuelva la mayoría a los eternos fragmentados, nosotros. Todo lo que incomoda al poder y a las buenas conciencias, eso es Marcos.

Desde las montañas del Sureste Mexicano Subcomandante

Insurgente

Marcos.

Mayo de 1994.

t~

lit (" \.

~

~

~

': ;,¡.~_.

II---~--'----"-----

---

•.-;< !'"."

. .-

IiI I

¡

:...----~:.-----

():..b .,,¡ ir '\M

,

.'

. .'.',,~~ ¡

'. i_ "

.~.....

•.

..._~

--'

?1


5

Diez y van un siglo Arturo Quintero Téllez 6° Trim. Psicología.

El pasado miércoles 12 de marzo se hizo la presentación del libro: "Diez y va un siglo", que rescata la actividad de la Semana Cultural Lésbica-gay a lo largo de diez años. Los comentarios estuvieron a cargo de José María Covarrubias coordinador del Círculo Cultural Gay; Lourdes Monges, directora del Mueso del Chopo; Armando Cristeto, Forografo y consejero consultivo del Círculo Cultural Gay; Te4resa del Conde; Jorge Alberto Manrique, asesor en Artes Plásticas del Circulo Cutlral Gay, Carlos Bias Galindo y Carlos Bonfil, asesor en cine del Círculo Cultural Gay. Entre lo más relevante dicho esa noche fue la importancia del movimiento gay en la cultura; la semana cultural Lésbica-Gay tiene como fin dos ejes fundamentales: el primero, ético, para hablar de los derechos de los homosexuales; el segundo, estético al dar a conocer a México y al mundo la versión del arte homosexual. Al finalizar la presentación hubo la participación coroegráfica de danza con la obra "Ave María Purissima (de prostitución y lentejuelas), a María ejipcio", a cargo de José Rivera, un exponente ya conocido de la Semana Cultural Lésbica-, el cual demostró que la danza y la música salsa pueden conjuntarse para crear una bella obra estético-auditiva. Auspiciado por Difusión Cultural UNAM, el museo Universitario del Chopo, el Círculo Cultural y el Fondo Nacional para la Cutlura y las Artes (FONCA) el libro rememora las actividades que a lo largo de diez años Sé han llevado a cabo en el Museo del Chopo. Un libro bellamente ilusatrado, con fotoas a color y en blanco y negro; una de las obras más representativas de la semana Cultural, así como de susu expositores. Dentro del libro aparecen comentarios de José María Covarrubias, Carlos Monsivaís, Jorge Alberto Manríque, Teresa del Conde, Carlos Bias Galindo, entre otros. Excelentyes recopilsación, empastado, 239 págs que nos regresan un poco dela historia del cambio que ha acontecido en México enlos últimos diez años respecto a cómo se aprecia el movimiento cultural y social lésbico-gay. Este libro no debe de faltar en la colección de los amentes del arte y de los miembros de la comunidad homsexual y heterosexual, ya que marca un cambio en la historia de las publicaciones en México. Felicidades a José María Covarrubias y a todo el equipo que logró la realización de tab exquisita obra.

"AMOR A PASAMONTAÑAS" José Arturo Granados Cosme. 5° trim. Maestría en Medicina Social. En los valles y cañadas a mi presencia huyes y te encuentro en la inevitable historia a que jugamos. Que sí eres mío y no que eres de todos y todos somos tú que eres verde y para renacer te bastas. Huyes y te encuentro enredando tu fuerza en la anciana cilindrez de los árboles persiguiendo a la Luz, creciendo con la sabia tierra de los montes con la tierra roja con la savia-sangre de tus héroes quienes contigo en la selva no morirán.

/


6

Arturo Quintero Téllez 6° trim. Psicología. ¿Eres gay, eres buga?, despéjame la gran duda, pues de lo contrario, voy a perder la cordura. Es la gran ironía, estás inmerso en mi vida, duermo con tu nombre y despierto con tu sonrisa. A veces desespero, ya que juego con fuego, levanto los ojos al azul celeste, y bajo la mirada, para encontrarme en el infierno ardiente. iNo te sientas inquieto!, confiesa la verdad anhelada, abre las alas, para liberar toda tu alma. Que yo te amaré con pasión, con bravura y con ternura. Pues cada noche me susurrarás: "yo soy gay", y al despertar al mundo le gritarás: "Soy un buga". • Buga: heterosexual

Arturo Quintero Téllez. 6° trim. Psicología. Poco a poco, toda la faz de la Ciudad empezará a cambiar; las paredes, los medios masivos de comunicación. Todo ello a causa de las propagandas que los partidos políticos empezarán a disparar hacia los habitantes de esta megalopolis. Tal vez el comentario más relevante sea: "mejor malo conocido que bueno por conocer", pero ¿qué representará para nuestra ciudadanía tanto homosexual como heterosexual, el cambio? Hay ocho candidatos a gobernador del Distrito Federal: Alfredo del Mazo González, del PRI; Carlos Enrique Castillo Peraza, del PAN; Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, del PRO; Manuel Fernández Flores, del PPS; Francisco González Torres, del PVEM; Baltazar Ignacio Váldez Montoya, del PDM; y Pedro Ferriz Santacruz, del PC. A pesar de la diversidad, es bueno mencionar que los candidatos más fuertes serán los del PRI, PAN Y PRO;. Hasta el momento de escribir este artículo ninguno de los tres partidos ha dado a conocer un programa de propuestas que proporcione a los

citadinos un panorama de los que será el futuro de la ciudad y sus habitantes. Los dirigentes sólo se han concretado a alabar a su partido, para destruír a sus otros dos principales oponentes. Oe esta manera el PRI dice que tiene todos los elementos para ser el ganador, ya que 67 años de experiencia lo respaldan. "El proceso será muy cerrado y competitivo, pero se tiene todo para ganar, hay que acreditarse como partido que merece la confianza de la población", dicen los dirigentes. El PAN tratará de teñir la capital de azul, para ello se trabajará las 24 horas. Se enlistarán 200 mil personas que estarán en actividad hasta el último momento de la elección; incluso hasta haciendo proselitismo en tres ocasiones. Esta estrategia político-electoral del PAN va enfocada no solamente a obtener la mayoría en el Congreso de la Unión, sino despacharse con la "cuchara grande" y ganar también la mayoría de los curules en la Asamblea de Representantes del D.F. El PRO busca que toda la Ciudad enarbole el sol amarillo, Cárdenas propone "crear una ciudad integrada, equitativa y económicamente sustentable, socialmente inlcuyente; solidaria con los sectores sociales vulnerables, con salud, vivienda, educación, cultura, justicia y seguridad para todos; ordenada, con transporte eficiente y aire limpio, ambiental mente sustentable; segura ante los desastres; democrática, soberana y participante; sin violencia y bien informada; una ciudad para todos". Nosostros como ciudadanos debemos exigir que los representantes de cada partido se acerquen a las minorías y mayorfas, que expongan a viva voz su discurso político y propuestas; debemos pedir que haya debates entre ellos mismos, que nos proporcionen sus propuestas tal cual. Propongamos que cumplan sus propuestas o de lo contrario debemos ser capaces de cambiar a los dirigentes. El gobierno ha realizado actos para tratar de acabar con las rebeliones en México. Hay guerras de baja intensidad que provocan en nosotros la detención de toda actitud de rebeldía. Si esto es terrible para los heterosexuales, la situación es más difícil para los homosexuales, envueltos en una cultura machista, represiva y reprimida; en donde no hay una organización, que sea capaz de levantar a todas las personas en voz de queja. Donde a la hora de luchar tal vez todos nos resguardemos en nuestro clóset y no hagamos nada. Los fenómenos sociales no solo afectan a unos cuantos, nos afectan a todos y a toda la estructura social. Este año ha habido muchas aperturas de elección, pero tal parece que no estabamos acostumbrados a elegir; nos quedamos con lo mismo por el miedo al cambio y cuando elegimos mal no somos capaces de exigir nuestro derecho a cambiar de opinión. Las cartas están echadas, la elección es nuestra y el cambio sólo está en nuestras manos.


Diferencia no es desigualdad