Issuu on Google+

Dia 11

Oh, qué bien he dormido hoy.......................¿¡eh!, ¿sin chupete? Buááááááá.

Marisa se frota los ojos. A través de los visillos puede ver que hace sol.

‘Oh, qué bien he dormido’, piensa Marisa. Va a poner su chupete en la cama de chupetes, pero... qué raro, si no tiene el chupete en la boca. Mira por toda la cama y levanta la almohada. No hay ningún chupete, pero sí está... Ratoncito Mimo. ¡Qué raro! Y la cama de chupetes tampoco está en la mesilla de noche. Marisa no lo entiende, mira por el borde de la cama y ve la cama de chupetes y una montaña de chupetes en el suelo en medio de su cuarto. ‘¿Qué habrá podido pasar?’, piensa Marisa. Ratoncito Mimo mira a escondidas cómo Marisa coloca con cuidado todos los chupetes en la cama de chupetes. Entonces Marisa coge al Ratoncito Mimo y le da un abrazo y un beso. ‘Qué bien que estés en casa, querido Ratoncito Mimo, porque ahora he dormido estupendamente, y sin chupete’. Marisa corre escaleras abajo con Ratoncito Mimo. ‘Mamá’, grita Marisa, ‘he dormido sin chupete’.


como quitar el chupete