Page 5

que tomar. «Para que vayan comprendiendo lo increíblemente inmenso que es el poder con que Dios ayuda a los que creen en Él» ( Efesios 1.19 , LBD). Esto tal vez explique algo de la incomodidad en su vida. La remodelación del corazón no siempre es agradable. No objetamos cuando el Carpintero añade unos pocos estantes, pero se le conoce porque le encanta demoler el ala izquierda por entero. Tiene para usted aspiraciones muy altas. Dios vislumbra una restauración completa. No cejará hasta que haya concluido. No terminará sino cuando hayamos sido «hechos conformes a la imagen de su Hijo» ( Romanos 8.29 ). Su Creador está rehaciéndolo a usted a la imagen de Cristo. Quiere que usted sea como Jesús. Este es el deseo de Dios y el tema de este libro. Antes de seguir, ¿puedo hacer un alto y darle las gracias? Pasar estos momentos con usted es un privilegio, y quiero que sepa que estoy muy agradecido por la oportunidad. Mi oración por todos los que lean este libro es sencilla. Que Dios abra sus ojos para que pueda ver a Jesús; y al verlo a Él, que usted vea lo que ha sido llamado a ser. También me gustaría presentarle a algunas personas que hicieron posible este libro. Este es un saludo a algunos amigos queridos: A Liz Heaney y a Karen Hill; pocos editores pueden recortar y pegar con tal destreza y amabilidad. Gracias de nuevo por otro trabajo valiente. A Esteban y Cheryl Green; solo el tenerlos cerca simplifica mi mundo. Gracias por todo lo que hacen. A la maravillosa familia cristiana de la iglesia de Oak Hills; aun cuando algunos pudieran cuestionar su gusto por un pastor principal, el cariño que ustedes tienen por este es apreciado. Esto es por una década de trabajo juntos. Que Dios nos conceda muchas más. A Scott Simpson. ¡Qué precisión! El momento fue perfecto para ambos. Gracias por la inspiración. Al hábil equipo de la casa publicadora Word; aun cuando en transición ustedes son confiables y veraces. Me honra estar incluido en su nómina. A mis hijas: Jenna, Andrea y Sara; si en el cielo faltan tres ángeles, yo sé donde encontrarlos. A Kathy, Karl y Kelly Jordon; el nacimiento de este libro coincidió con el fallecimiento de su esposo y padre, Kip. Lo echamos mucho de menos. En la atiborrada tela de la publicación, su figura se yergue por sobre las demás. Nunca se le podrá reemplazar, y siempre se le recordará. 5

Como Jesús  

¿Quieres ser como Jesús?

Como Jesús  

¿Quieres ser como Jesús?

Advertisement