Issuu on Google+

Exposición en Colegio de Arquitectos de Rosario Pasaje Pam. Marzo 2004

“Vivienda Social UBASO” (Extractos del texto presentado en la muestra)

Un aporte para la Reconversión y Cambio de la Crisis Social Proponemos a las nuevas urbanizaciones como un aporte para la Reconversión y Cambio de la crisis, dado el colapso social y demográfico producido en Rosario como así también en los demás grandes centros urbanos de la República Argentina, donde se concentran el 80 % de la población nacional. … En este sentido desde UBASO planteamos la autogestión comunitaria y la posibilidad de la participación de cooperativas de trabajo para unificar la necesidad de obras públicas con los reclamos sociales y la demanda privada de vivienda propia con la participación del Estado. Hemos concebido así, para la emergencia social la propuesta “Nueva Alborada 2003”, dentro de una estrategia regional… …Recrear el sentido de lo propio, desde la vivienda; por eso el planteo de viviendas unifamiliares y apareadas sobre terrenos individuales, privilegiando así este aspecto tan íntimo al ser, al desarrollo y evolución humana posible. Proponemos urbanizaciones integrales productivas, donde el empleo genuino con salario real promueva y dignifique a sus habitantes. Esto es posible a partir de la radicación de núcleos productivos relacionados a la construcción, madre de industrias, como así también, emprendimientos que aborden la construcción de elementos para la infraestructura interna y externa de las viviendas y para el equipamiento urbano: aberturas, pisos, caños, mesadas, pilares, refugios, bancos, losetas, etc. El objetivo es la organización de la comunidad en la creación de situaciones destinadas a la implementación de las actividades laborales humanas relacionadas a la construcción de las viviendas. Entendemos a la vivienda como origen de toda civilización y cultura. Proponemos dar un carácter científico al urbanismo, apoyando la propuesta física en fundamentos socio-económicos-culturales que impliquen la producción, la vivienda y el salario. El plan propuesto excede los límites de la jurisdicción municipal y requiere de proyectos de coparticipación provincial y nacional. La Vivienda Social de UBASO, corresponde a un Sistema Constructivo Mixto con muro de cerramiento no portante de placas premoldeadas y estructura independiente de hormigón armado.

CONSTRUCCION EN SECO E INDUSTRIALIZACION UNA SOLUCIÓN NACIONAL PARA REVERTIR LA CRISIS ECONÓMICA, SOCIAL y HABITACIONAL Para la construcción de las viviendas propuestas se adoptan las virtudes del sistema de construcción en seco, las más favorables en función de la calidad constructiva, velocidad de ejecución, y economía de la obra… …Las placas, módulo básico del Sistema Constructivo, pueden manipularse entre dos personas sin necesidad de maquinaria. El material posee una muy alta velocidad de fragüe (2 horas), efecto que completa y colabora en la rapidez de ejecución de la vivienda. El sistema constructivo, por sus características, permite además el desarrollo, la ampliación de las viviendas de manera económica y práctica, otorgando así la flexibilidad en el diseño necesaria para la adaptabilidad de la casa y sus dependencias a la situación familiar imperante y a los cambios producidos en relación a sus integrantes (individuo, matrimonio, familia numerosa, etc.), entendiendo aquí, que no se puede pretender ser el intérprete de aquellos, sino otorgarles la mayor factibilidad técnica y económica en la concreción de estas modificaciones. El Sistema posibilita y facilita distintas variantes de diseño, simplificando así la labor proyectual y permitiendo una movilidad, alternancia y multiplicidad de tipologías, que otorgarán a las nuevas urbanizaciones una fisonomía propia, de gran libertad conceptual y constructiva. Esta característica vuelve a centrarnos en la gran adaptabilidad socio económica que contiene esta nueva generación de vivienda social, que por ser íntegramente argentina, se presenta en función de nuestra realidad actual y para darle solución a la crisis económica, social, habitacional en la que nos encontramos inmersos.


El problema habitacional y el déficit de viviendas, se presentan de distinta forma en la realidad social, encontramos dentro de los actores de este real drama a indigentes, carentes absolutos de cualquier forma constructiva duradera que les otorgue protección física, seguidos por diversas soluciones, formas habitacionales que van desde los asentamientos villeros, donde se encuentran la chapa, la madera, el cartón, bloques de cemento como elementos constitutivos de estas viviendas precarias; llegando hasta la vapuleada clase media con poca o nula posibilidad de refacción, mejora, restauración o ampliación de las viviendas habitadas. El material que presentamos, viene a satisfacer las diversas necesidades en relación a los distintos estratos sociales mencionados, el mismo se adapta perfectamente al uso como revoque de muros existentes, y en la renovación de viviendas. Su adhesión es perfecta a los diversos materiales utilizados en muros de mampuestos, ladrillos cerámicos, barro cocido, bloques de cemento, hormigón, etc. La adhesividad, homogeneidad, plasticidad, trabajabilidad, velocidad de fragüe, lo hacen extraordinariamente eficiente para tal uso. Una vez seco, el material puede clavarse, atornillarse, canaletearse, etc; manteniendo siempre las características originales de aislación térmica, hidrófuga, antisalitre, perfecta terminación y acabado, rechazo del polvo y partículas extrañas, insectos, etc. Con lo cual se abre una extraordinaria posibilidad de muy bajo costo y al alcance de toda la población de restaurar, mejorar, refaccionar, otorgarle a la vivienda calidad ecológica y sanitaria, como así también para las Unidades Básicas de Salud, UBASA, que proponemos. También puede utilizarse, en función de su resistencia y durabilidad, en la construcción de azoteas, terrazas (aprovechando aquí la alta aislación térmica que el material ofrece), pisos, veredas, etc. Las características propias del material, lo constituyen en un aporte innegable para revertir la actual situación de grave crisis económica, social y habitacional, para realizar una cultura de la dignificación social y recivilización de la Argentina. En nuestro país, la construcción tradicional de viviendas individuales se basó en el mampuesto de ladrillos de barro cocido. En la conformación intrínseca de los mismos, participan diversos componentes inestables, incluso sustancias provenientes de la contaminación superficial, elementos estos que se incorporan e integran a los muros consolidados y que por ser químicamente impuros e inestables, comienzan procesos de intercambios moleculares y degradaciones, que posteriormente derivarán en humedades de cimientos, afloramiento de salitre, fisuras, desprendimientos, deformaciones, etc. El material constitutivo de esta nueva generación de viviendas, se obtiene de la transformación físico – química resultante en el proceso de elaboración del mineral original, obtenido de los socavones de las canteras. El nuevo material, física y químicamente invariable, en su estado final, integrado en la nueva vivienda, le otorga a estas, las características de inalterabilidad y calidad que las destacan… …Aislamiento térmico, hidráulico y acústico, alta resistencia, incombustibilidad, velocidad y eficiencia en la construcción. Por todo lo dicho vemos como el material que se procesa e industrializa para la vivienda social, tiene un contenido universal, determinado por la orientación humanista y fundamento ecológico, siendo esta alta cualificación, su aporte de calidad para el hábitat humano. Desde el punto de vista sanitario, en cuanto a las características que favorecen la limpieza y asepsia de los ambientes, convierten al material en especialmente apto para la construcción hospitalaria, sanitaria, geriátricos y toda otra construcción destinada a proveer una alta cualificación medioambiental para usos específicos. Esta misma característica lo hace especialmente apropiado para la construcción de viviendas en zonas endémicas, epidemiológicas, y/o de crítica situación sanitaria como los asentamientos irregulares, villas de emergencia, asentamientos indígenas, etc. …Esta ventaja comparativa es la que posibilita al nuevo hábitat una autorregulación de temperatura en cualquier latitud y época del año, motivo por el cual califican altamente para satisfacer las necesidades habitacionales con un excelente resultado ante las más variadas y exigentes condiciones climáticas y ambientales (calor, frío, humedad, salitre, sequedad y todas sus combinaciones posibles). Estas características lo colocan en una situación muy deseable incluso para la exportación. Vemos así como el nuevo material se comporta en relación al ser humano favoreciendo su adaptación y convivencia con el medio natural, sea cual fuere la condición que este presente. De esta manera la vivienda ya funciona en prevención de los cambios climáticos que se están produciendo en el planeta, a los que indefectiblemente nos encontramos vinculados. La condición de hidrófugo (aislación de la humedad) y su consecuencia inmediata de comportamiento “antisalitre”, son virtudes fundamentales para otorgarle al nuevo hábitat características ecológicas y de salubridad superiores, como decíamos, conocido es el problema de la absorción de humedad edáfica y el posterior afloramiento de salitre en las construcciones convencionales de mampuestos por sistema húmedo. En nuestro caso la inalterabilidad física y química lograda en el proceso de elaboración del material amplía la cualificación social de estas viviendas, ya que no requieren mantenimiento, conservando la integridad en el tiempo y otorgando de esta manera la seguridad económica familiar necesaria en estos tiempos de profunda crisis y bajos salarios…


Muestra