Issuu on Google+


Hace mucho tiempo, existĂ­a un lugar mĂĄgico llamado pitufilandia donde habitaban los pitufos; que eran seres muy especiales y muy trabajadores ya que siempre se encargaban de cosechar muchas frutas, verduras y flores muy hermosas. A todos los pitufos les gustaba mucho trabajar muy duro para conseguir los mejores frutos y las mĂĄs hermosas flores a base de

1


mucho esfuerzo y perseverancia; pero entre todos ellos había un pitufo llamado perezoso que no le gustaba trabajar ya que a él le gustaba más estar durmiendo todo el día por muchas largas horas.

2


Un dĂ­a perezoso se encontraba muy a gusto durmiendo en el campo debajo de un ĂĄrbol cuando de repente escucho mucho ruido, que estaba siendo provocado por los demĂĄs pitufos que estaban tra-

3


bajando y se molesto muchísimo con ellos porque no lo dejaban dormir, y fue entonces cuando un pitufo llamado filosofo le dijo “tú en vez de estar durmiendo tanto mejor deberías de estar cosechando junto con nosotros ya que el trabajo es un aspecto muy impor-

4


tante para nuestras vidas porque de él depende que nos superemos como personas y podamos salir adelante, también a veces podríamos obtener muchas recompensas si nos esforzamos por lo que queremos”; pero perezoso no hizo caso a las palabras de filosofo y simplemente se fue del lugar. De regreso a pitufilandia en el bosque fue cuando se encontró a gargamel que con una voz muy escalofriante y convencedora lo llamaba y le decía que él le podría dar la vida que l quería que donde él vivía había mucha comida,

5


і Perezoso ven….! і Ven perezoso…!

frutas y una cama enorme donde el podría dormir las horas que él quisiera sin que nadie lo estuviera molestando, y que lo iban a tratar como un rey así como se lo merece.

6


Pero en eso iba pasando papa pitufo y le dijo que no escuchara nada de lo que el malvado gargamel le decía porque solo lo quería engañar para llevárselo para su casa y capturarlo. Entonces perezoso no hizo caso y se fue mejor con papa pitufo para la pitufilandia.

7


En el camino papa pitufo miro muy deprimido a perezoso y fue cuando le pregunto _¿que es lo que te pasa perezoso? ¿Qué tienes que te veo tan triste? Y perezoso le contesto _nada! Solo que quiero dormir y los demás pitufos no me dejan por tanto ruido que hacen cuando están trabajando. _Y fue asi como papa pitufo le pregunto! ¿perezoso tu tienes metas verdad…? _Y perezoso le contesto: si tengo muchas metas! Aimismo papa pitufo le dijo mira perezoso en la vida todos busca-

8


mos ser alguien en el mundo y para eso debemos trabajar mucho para lograr alcanzar todas nuestras metas ya que si solo dedicas todo tu tiempo en dormir no vas a poder lograr todos esos sueños y metas que tú tienes; porque no está mal dormir solo que pienso que deberías trabajar un poco y después puedes dormir lo que quieras. Porque te aseguro que después vas a obtener el premio que te mereces por tu gran esfuerzo.

9


Fue así como entonces perezoso llego a pitufilandia y empezó a trabajar muy duro cosechando mucha fruta y muchas flores de las más hermosas que se podrían ver en todo pitufilandia, asimismo perezoso se volvió muy trabajador y muy conocido en pitufilandia como el mejor cosechador de toda la región. Un día por la mañana llego a su casa una muy hermosa chica llamada Pitufina, que había llegado

10


para conocer a perezoso ya que había escuchado mucho de él. Perezoso la recibió muy atentamente en su casa, platicaron un rato muy largo y tendido de todas sus maravillosas cosechas y de la hermosa pitufina; perezoso no escondió ni un instante su interés por ella. Después de haber plati-

11


cado mucho pitufina se dio cuenta de que era muy tarde y amablemente se despidió de perezoso con un beso en el cachete y se marcho. Al pasar el tiempo perezoso se había dado cuenta que se había enamorado de pitufina y decidió ir a buscarla a su casa con unas hermosas flores que el mismo había cultivado. Al llegar a la casa de pitufina le entrego las flores y le confesó todo su amor que sentía hacia ella; pitufina le correspondió su amor y acepto su amor.

12


13


Al regresar de la casa de pitufina perezoso recordó aquellas grandes palabras que le había dicho papa pitufo y filosofo y fue cuando dijo: _ Ahora me doy cuenta de la razón que tenían todos y de lo importante que es el trabajar para lograr todo o más de lo que quiero, asimismo de que a veces la vida te puede premiar en el momento que tú menos esperas. Y llegando a su casa muy contento y cansado del viaje se recostó en su gran cama que tenía en su cuarto

14


que la había comprado de las grandes cosechas que había tenido de los meses pasados y se durmió por muchas horas soñando con su amada pitufina…

FIN


Todos en la vida devemos a aprender a trabajar para poder lograr nuestras metas, ya que no hay mejor cosa que conseguir lo que queremos a base de nuestros esfuerzos que conseguirlo a base de los esfuerzos de los demรกs!


mynor castro