Page 1


maría camila martínez gonzález profesores: Juan Manuel Medina, Carolina Concha 2019-02 Unidad Avanzada Universidad de los Andes


CALLE-ESCENARIO suma de acciones en el Alto Fucha


ÍNDICE glosario mapa conceptual introducción objetivos el lugar

bogotá y los asentamientos informales

alto fucha

red de movilidad barrial

tejido-heridas el sistema

estrategia de susturas urbanas

puntos del sistema c a l l e p o l o s u m b r a l vivienda y espacios públicos de bolsillo

4


el piloto

calle elegida

cómo aplicar el sistema

a t r a c t o r e s c a l l e u m b r a l e s v i v i e n d a espacios públicos de bolsillo

propuesta final

referentes conclusión bibliografía

5


G LO S A R I O acupuntura urbana: “ A sí como la medicina necesita de la interacción entre médico y paciente, en urbanismo también es preciso hacer reaccionar a la ciudad. Pinchar un área de tal manera que ella pueda ayudar a c u ra r, m e j o ra r, c rea r rea cc i o n e s p o s i t i v a s y e n c a d e n a .” J a i m e Le r n e r, 2 0 0 3 Se refiere a inter venciones en el ámbito del urbanismo, en donde se toma una escala vecinal. Por l o a n te r i o r, l a s a cc i o n e s q u e se ejecutan en este contexto suceden en una escala más reducida, con la intención de generar una reacción, que no o b s t a n t e p u e d a p r o d u c i r y /o amplificarse en mayor medida.

fenómeno se constituye como un mecanismo de respuesta frente a la falta de oferta de vivienda, por parte de instituciones g u b e r n a m e n t a l e s y /o e s t a t a l e s , derivando en la aparición y creación de territorios urbanos, ya sea en zonas centrales o de las periferias en las ciudades, que van más allá de los lineamientos de formalidad de la ciudad, como respuesta a esos vacíos en el mercado formal. conectores físicos: Soportes físicos y /o infraestructuras útiles y partícipes del recorrer cotidiano. Su función principal, como su nombre lo indica, es precisamente conectar puntos determinados en el espacio. Ejemplos de esto, por lo tanto pueden ser puentes, rampas, andenes, entre otros. … “d e b o l s i l l o ” : Esta expresión se refiere a una cuestión espacial y de dimensiones, considerando radios de afectación muy pequeños. En este sentido, por ejemplo, al hablar de espacios públicos de bolsillo, se hace referencia a escenarios públicos como parques, plazas, salones

ciudad informal: “A s í , e l h á b i t a t a u t o p r o d u c i d o s e ha convertido en un estructurador de los territorios urbanos de la ciudad formal, mediante procesos de planeación no regulada pero q u e s o n a d m i t i d o s .” C a r l o s A l b e r t o To r r e s To v a r , 2 0 0 7 La ciudad informal se configura como uno de los principales motores del crecimiento urbano en la mayoría de áreas urbanas de países como Colombia. Este

6


comunales, canchas etc., que se consideran en una escala vecinal.

una unión quirúrgica, que se realiza con hilos, grapas u otros materiales, con el fin de curar una herida, o para unir tejidos u órganos. Ahora bien, aplicado a un contexto de inter venciones en el espacio, corresponde a una acción de curar una herida en el ámbito de tejidos urbanos específicos.

derivas urbanas: Las derivas son recorridos aleatorios por la ciudad, que llevan a zonas no concurridas. Se pueden definir también como una forma de explorar la ciudad, perdiéndose en ella. Se refiere a la realización de recorridos imprecisos y desdibujados, empleando el cuerpo como herramienta física y dejando constancia de todo el testimonio mediante alguna representación. Lo importante no es el punto de llegada sino el camino, por lo que el recorrer deja de ser un medio para convertirse en un fin en sí mismo. Gracias a la deriva, pasamos de describir físicamente la ciudad a introducirnos en ella y sentirla. De este modo, se hace posible obtener un material mucho más completo que permita una mayor y más profunda aproximación al corazón de la informalidad, desde el cual podremos inter venir eficazmente. sutura urbana: Una sutura, puede definirse como

7


8


9


I N T R O D U CC I Ó N L a s c i u d a d e s latinoamericanas siempre se han caracterizado por una fuerte tensión entre lo que se describe vagamente como sus dimensiones formales e informales. Sin embargo, estos términos se refieren no sólo al aspecto físico, sino también al tejido sociopolítico de estos escenarios. Las ciudades y asentamientos informales superan las estructuras de orden, control y homogeneidad que uno espera encontrar en una ciudad formal; por lo tanto, los contribuyentes a este volumen -desde disciplinas como la arquitectura- nos deberíamos centrar en métodos alternativos de análisis para estudiar este fenómeno.

era más que invasión, delincuencia, marginalidad y pobre za. Sin embargo, por varias asignaturas pude empe zar a conocer y a entrever lo que en realidad era. Descubrí un mundo de tesoros, de herencia, de calidad social que no veía en ninguna otra parte. Informalidad realmente es sinónimo de idiosincrasia, de potencial social, de gran ca pa c i d a d p o p u l a r, d e f u e r za creativa y participativa, de lucha por reconocimiento, de transformación, consolidación y mejoramiento.

Pa r a m í , c o m o p a r a m u c h o s , la Ciudad Informal no

Se tiende a asociar el término informal a pobre za.

Cuando empecé a ver que la Ciudad Informal es la condición humana originaria, entendí muchas cosas.

10


Pero los “barrios pobres” están lejos de ser caóticos o incoherentes. Puede que haya escasez de ser vicios esenciales, pero operan bajo sus propios sistemas de autorregulación, dando techo a millones de personas en comunidades, en su mayoría, muy unidas, y proporcionando herramientas sustanciales para el acceso a las oportunidades que ofrece la ciudad. La informalidad es realmente parte de la solución y no del problema. Si es esta la realidad de la mayor parte de la población, la Ciudad Informal es la regla y no la excepción. Es ésta la auténtica ciudad. Reconociendo lo informal como una parte vital del ecosistema de la ciudad es realmente donde sé que quiero estar en mi vida

como arquitecta. A partir de la detección de aquellos vacíos presentes en los asentamientos informales, es posible plantear soluciones efectivas, que puedan darle a estos espacios la posibilidad de potenciar y consolidar todos esos valores que han surgido alrededor de la informalidad. En este sentido, mi acercamiento al caso específico del Alto Fucha, como lugar de estudio, se convirtió en la oportunidad para comprender con mayor profundidad esta realidad, así como también para identificar las necesidades inherentes a este fenómeno ine vitable. El proyecto nace del re co n o c i m i e n to d e l l u ga r, a través del entendimiento de la red de movilidad a escala

11


barrial. Desde un primer momento, es claro que, al ser éste un asentamiento informal en ladera, la topografía es un elemento protagónico. No en vano, ésta es quien marca las dinámicas espaciales, de movilidad y la cotidianidad de los grupos sociales de la zona. A partir del análisis del territorio, centrándome en el estudio de los conectores físicos presentes en el l u ga r, a pa re ce co m o ra s go evidente una ruptura en la red de movilidad barrial. Esta situación deriva de la existencia de tramos de calle cuyo funcionamiento se ve afectado por falta de actividad y por carencias a nivel de infraestructura. Lo anterior es clave, ya que la reproducción de estos escenarios, se convierte en fuente de barreras invisibles, que fomentan

la inseguridad en estos espacios, convirtiéndolos e n “ z o n a s m u e r t a s ”.

12


“[…]deben predominar errores profundos en la legislación de los países de América Latina cuando todos o casi todos los actos que realizan a diario millones de habitantes para sobrevivir son c o n s i d e r a d o s i l e g a l e s .” Jorge E. Hardoy

13


OBJETIVOS El objetivo de este proyecto está dirigido a hacer frente a la problemática de la ruptura en la red de movilidad barrial, a escala peatonal. En este sentido, a partir del caso particular del Alto Fucha, se propone la generación de una solución sistémica, cuyas características la hagan replicable en asentamientos informales en ladera.

Objetivo general: -Recomponer la red de movilidad barrial, en asentamientos informales en ladera, mediante un sistema basado en una estrategia de suturas urbanas a escala vecinal. Objetivos específicos: 1. Identificar la red de movilidad barrial e x i s tente. 2. Reconocer heridas o tramos de c a l l e i n a c t i vos dentro de la malla vial. 3. Proveer la estructura física n e c e s a r i a a l o s tramos de calle. 4. Proponer arquitecturas que a c t i v e n , d e n seguridad y promuevan la apropiación del espacio.

14


15


16


e L LUGA R


B O G O TÁ Y LO S A S E N TA M I E N T O S I N F O R M A L E S Bogotá es la capital de Colombia. Ubicada en el corazón geográfico del país, es una de las ciudades más importantes y pobladas a lo largo del territorio nacional. Su población da cuenta d e l o a n te r i o r, re u n i e n d o aproximadamente a 8 millones de personas. A nivel de su geografía, la ciudad se encuentra en el altiplano cundiboyacense, en la Cordillera Oriental de los Andes, por lo cual su naturale za montañosa, define en gran medida varias dinámicas de la misma. De igual manera, Bogotá cuenta con importantes fuentes hidrográficas, como el río Bogotá, o algunos otros cuerpos hídricos que desembocan en éste, como e l r í o Tu n j u e l o , e l r í o S a l i t r e y el río Fucha.

latinoamericana donde la extensión informal hacia la periferia es el fenómeno más recurrente. De hecho, la capital colombiana tiene aproximadamente 125 asentamientos informales, concentrando así, al 3% de la población total de la ciudad. La ocupación obligada, ya sea por el desplazamiento forzado, fruto del conflicto armado en el país, por la gran desigualdad social que genera la corrupción política en este país, o por l a e s c a s a y /o d e p l o r a b l e oferta de vivienda que o f r e c e e l m e r c a d o “ l e g a l ”, es la semilla de los asentamientos informales en Bogotá.

Bogotá representa la urbe

18


19


A LT O F U C H A El Alto Fucha se ubica en la cuenca alta del Río Fucha, y en la falda de los Cerros Orientales, al suroriente de Bogotá. Los barrios que lo conforman - de oriente a occidente- son: Aguas Claras, La Cecilia, Gran Colombia, Laureles, Molinos de Oriente y Montecarlo. Algunos de estos ya han sido legalizados por parte del gobierno, desde el año 2015, pero todavía presentan rastros significativos del abandono del Estado. Cabe destacar la posición p r i v i l eg i a d a d e e ste s e cto r, en términos de su cercanía a fuentes hidrográficas y orográficas centrales de la capital. Por un lado, este asentamiento se encuentra ubicado en el tramo más cercano al nacimiento de uno de los ríos más importantes de la ciudad;

en este punto, el río no está canalizado ni contaminado, como lo empie za a estar a partir de la Carrera 12 Este. De igual manera es importante reconocer que el Alto Fucha está situado en la localidad de San Cristóbal, en donde más de la mitad de su extensión pertenece a suelo de área protegida. Esto crea un borde oriental donde la separación entre lo urbano y lo rural no es clara. Este asentamiento informal presenta una zonificación muy marcada, basada en la estratificación socioeconómica: existe una profunda diferenciación entre “los de arriba y los de abajo” -siendo “los de abajo” la ciudad consolidada-. Lo anterior es fundamental para entender dinámicas sociales que se dan en este

20


ca s o e n pa r t i c u l a r, ya q u e esa distinciรณn entre ambos grupos, genera que los barrios del Alto Fucha se refugien en la comunidad. Por este motivo, se crean colectivos que evidencian las oportunidades e n co n t ra d a s e n e l s e cto r, consolidando su sentido de pertenencia.

21


22


23


¿ CÓ M O Y P O R D Ó N D E S E M U E V E L A G E N T E ?


25


RED DE MOVILIDAD BARRIAL Al establecer que mi punto de partida se centra en los conectores físicos del l u ga r, e m p i e zo a i d e n t i f i ca r la red de movilidad. En un primer momento, se optó por recorrer el polígono de estudio, creando así una deriva urbana inicial. La configuración de dicha deriva, surge a partir de la identificación y la sumatoria de tres tipos de trayectos: los formales, los informales y los recorridos ecoculturales. Así, la superposición de las tres capas lleva a la creación de una red de movilidad a escala vecinal, que da cuenta del recorrer diario de los habitantes de este asentamiento informal.

sector ; como su nombre lo dice, estos corresponden mayormente a aquellos formales, donde pasa el transporte público y donde existe una estructura física básica de andenes y calles. Por otra parte, se toman en cuenta los trayectos informales.

E n p r i m e r l u ga r, e stá n l o s trayectos formales. Estos se refieren a los recorridos explícitos que se dan en el

El tercer factor considerado corresponde a los recorridos ecoculturales. Estos son trayectos que surgen como

En este caso, partiendo del punto de vista del oriundo, se llega a la identificación de los recorridos informales o trayectos “ i n v i s i b l e s ”, construidos en su mayoría por los mismos habitantes como forma de superar el territorio. Estos son un claro reflejo de la cotidianidad de los habitantes en términos de movilidad.

26


propuesta, por parte de los mismos colectivos del s e cto r. E n e ste ca s o e n específico, la cotidianidad de la población de la zona está marcada por la relación entre lo natural y lo cultural. La conjunción de estos elementos en términos de los trayectos existentes, es precisamente lo que reflejan los recorridos ecoculturales. En este sentido, tras haber analizado las características del territorio del Alto Fucha y las implicaciones de las mismas para las dinámicas sociales de la zona, esta categoría se vuelve esencial.

27


28


29


30


31


TEJIDO/HERIDAS Posterior al establecimiento de la red de movilidad, el siguiente paso fue la conformación de un único tejido, mediante la yuxtaposición de la red, junto con la malla vial del barrio. Ahora bien, partiendo de esa sobreposición, salen a la vista tramos de calle que no coinciden, que no hacen parte de la movilidad diaria, ya sea debido a que no están activos o a la falta de infraestructura en los mismos. Estas incongruencias se convierten en las “heridas” de ese tejido. Estas son fundamentales ya que, justamente constituyen el centro de la propuesta de inter vención de este proyecto.

32


33


34


HERIDAS= TRAMOS DE CALLE INACTIVOS Y/ O C A R E N T E S A N I V E L D E INFRAESTRUCTURA QUE ROMPEN L A CO N T I N U I D A D D E L T E J I D O

35


36


e L SISTEMA


E ST R AT E G I A D E ‘ S U T U R A S U R B A N A S ’ El sistema presentado planea seguir una estrategia de sutura ya que pretende c u ra r, re pa ra r l a h e r i d a . E ste mecanismo, que además se desarrolla a escala vecinal, funciona como una estrategia a dos grados. En p r i m e r l u ga r, s e b u s ca d a r l a estructura física necesaria a estos tramos de calle, lo cual supone proporcionar las condiciones apropiadas pa ra e l a n d a r. Po r ot ra parte, está la interposición de arquitecturas, cuya finalidad es crear actividad y seguridad, así como también promover la apropiación del espacio.

38


39


PUNTOS DEL SISTEMA En este punto, es ine vitable centrarse también en los componentes esenciales d e l a e st rateg i a a a d o pta r. Frente a esto, es importante reconocer la maleabilidad del sistema propuesto: la flexibilidad se convierte en una característica necesaria en este caso, ya que el objetivo del sistema es su replicabilidad en más de un ca s o pa r t i c u l a r. Lo a n te r i o r implica, que, por un lado existan unos parámetros generales, puesto que la aplicabilidad de la estrategia es posible en espacio con características comunes -porque se trata de asentamientos informales en ladera-. Sin embargo, el éxito del sistema está también en su adaptabilidad a realidades específicas. En efecto, es fundamental reconocer la multiplicidad de contextos existentes, al

entender cada asentamiento como un universo con dinámicas particulares.

40


P O LO S CALLE UMBRAL VIVIENDA E S PA C I O S P Ú B L I CO S D E B O L S I L LO

41


CALLE “La calle mediterránea posee la capacidad de conformar espacios de relación que, en muchos casos, sustituyen o complementan a la plaza y al paseo urbano, presentándose como un espacio intermedio de relaciones ciudadanas que facilita los procesos de aproximación vecinal. Es también una extensión de la vivienda que, en parte, se apropia de un aparente espacio público para establecer relaciones más ambiguas y crear ámbitos específicos de hibridación entre lo público y l o p r i v a d o .” ( L ó p e z , 2 0 0 8 ) Es más que válido hablar de la calle mediterránea al considerar la Ciudad Informal, pues en la informalidad, la calle se presenta como un escenario donde ocurren distintas actividades, dinámicas e interacciones. Aquí surgen múltiples motores de actividad, que trascienden el factor y el uso comercial: las mismas viviendas y sus fachadas en la cotidianidad pueden tener en sí micromundos llenos de

dinamismo y vida. Ahora bien, al entender la importancia de ese dinamismo y partiendo de esa concepción de la calle , para el caso aquellos tramos de calle no funcionales, se vuelve fundamental solucionar el tema de la conectividad y la circulación peatonal. En este sentido, uno de los factores clave es la falta de infraestructura. En los espacios identificados, de hecho, se hizo evidente la necesidad de s o l u c i o n a r, p o r e j e m p l o, e l tema del drenaje del agua. De igual manera, la importancia del sistema propuesto, radica en el propósito de hacer frente al profundo problema de inseguridad que se genera en las heridas identificadas. Es por esto que en el sistema se debe optar por dar una estructura física a la calle para promover un caminar seguro.

42


calle

43


P O LO S “Los atractores en su coexistencia, pueden optar c o n j u n t a y /o c o m p e t i t i v a mente, formando constelaciones y órdenes fluctuantes que alteran las lógicas t e r r i t o r i a l e s .” ( R o s s i e t A l . , 1982) Los polos son entendidos como puntos o atractores que puestos a extremos logran darle una tensión a la calle. Su rol en el sistema, entonces, es el de desemp e ñ a r s e c o m o m o t o r e s y /o generadores de actividad para aquellos tramos que constituyen las “heridas” del tejido existente. Estos atractores pueden ser catalogados como espacios para el uso de la comunidad, ya sea equipamientos a pequeña escala, parques zonales o simplemente ...

44


polos

45


UMBRAL “Umbral: Es un espacio de transición hacia la naturale za, un lugar donde se experimenta una variedad de entrelazamientos entre el jardín y la casa, un espacio que trata de diluir la frontera del perímetro del volumen, un lugar que tiene como objetivo hacer consciente el paso, la articulación de un medio con o t r o .” ( C a s t r o , 2 0 1 5 ) Un umbral debería ser entendido como un espesor habitable. Debería ser interpretado como un lugar de gran valor para la vida, para el intercambio y para la base de nuevas dinámicas humanas. Mucho más que un límite o una frontera ese co n ce pto i m p l i ca u n e s p e s o r, es decir un ancho donde los opuestos (interior y exterior o privado y público) se chocan para generar un tercero que logre armonizar y equilibrar esa dicotomía. Debería entenderse no sólo como un lugar de transición sino también de destino. Como un volumen que posee la cualidad de tener una relación directa con su

entorno y que, por medio de la arquitectura, puede mejorar las condiciones de habitabilidad y sustentabilidad de los espacios. Se debe entender esa área intermedia no como espacio de separación, sino como espacio de interacción y de unión de dos ambientes próximos y como un creador de muchas nuevas posibilidades. Es efectivamente en este espacio en donde ocurre la vecindad. Los umbrales en los asentamientos informales son mecanismos de transición entre el espacio privado y el espacio de la calle creando zonas intermedias a través de la descomposición del espacio existente, para así mitigar la ruptura que se produce en el paso entre los dos opuestos. Pa r a e s t a b l e c e r u n a g r a d u a c i ó n entre estas dos realidades se deben proyectar cualidades de una dentro de la otra, invertir los valores iniciales de lo público y lo privado en las proximidades de sus límites.

46


umbrales

47


VIVIENDA En la división predial de los asentamientos informales es muy común encontrar lotes vacíos o viviendas i n a c a b a d a s y /o f a b r i c a d a s en materiales precarios. Con el tiempo, estos se vuelven lugares abandonados o espacios propensos a la concentración de actividades ilícitas.

que es necesario que éstas tengan la capacidad de adaptarse efectivamente tanto a eventuales transformaciones en el tiempo, así como también a las diferentes dinámicas de la cotidianidad de sus habitantes.

Pa r a l o g r a r l a r e a c t i v a c i ó n de la calle es importante resolver o llenar esos vacíos en la calle con viviendas o espacios públicos de bolsillo que logren proporcionar nuevas atmósferas. En el caso de las viviendas, estas están pre vistas para ubicarse en lotes entre medianeras, cuya extensión aproximada es de 6 metros de frente por 12 metros de largo. La flexibilidad es un punto base al hablar de estas residencias, puesto

48


vivienda

49


E S PA C I O P Ú B L I CO ‘ ‘ D E B O L S I L LO ’ ’ Por otro lado, un segundo medio de reactivación de la calle, corresponde a los llamados espacios públicos de bolsillo, pensados para la generación de nuevas atmósferas. Estos últimos pueden estar conformados por varios lotes contiguos vacíos, por lo cual ocupan espacios más amplios. Su funcionamiento esencialmente se basa en la generación de escenarios en donde, con el uso de mobiliario y de infraestructura para todos, pueda ocurrir actividad y darse una apropiación colectiva del espacio.

50


espacios pĂşblicos de bolsillo

51


POLÍGONO DE INTERVENCIÓN 52


SISTEMA REPLICABLE EN CIUDADES INFORMALES EN LADERA 53


54


e L P ILOTO


CALLE ELEGIDA Con el fin de crear un sistema efectivo, partiendo del caso específico del Alto Fucha, se tomó como plan piloto el tramo de calle constituido por la carrera 23 B Este. La selección de dicha calle responde a distintos motivos. En cuanto a la ubicación, ésta se encuentra localizada en el barrio Laureles, entre el río Fucha y el bosque San Jerónimo del Yuste. En esta parte del terreno, se encuentra una inclinación de aproximadamente 60 metros entre el cuerpo de agua y el bosque.

necesario, muestra de la ausencia de infraestructura: se trata de una zona totalmente residencial, que cuenta solo con una cancha, que funciona como punto de convergencia de distintos colectivos. Aquí, la mayoría de las viviendas están en mal estado, hay diversos lotes cercados con polisombra y en general, esa falta de actividad e infraestructura, hacen de ésta uno de los tramos de calle más inseguros de la zona.

Por otra parte, teniendo en cuenta el propósito y el contexto en el cual se enmarca este proyecto, este tramo fue elegido al ser un claro ejemplo de una herida. De hecho, ésta es una calle que no tiene el soporte físico

56


57


llegada al Bosque 58


llegada al RĂ­o 59


60


¿ CÓ M O A P L I C A R E L S I S T E M A?

61


CALLE A nivel de la calle como tal, se pretende resolver la condición topográfica a través de un aterrazamiento, donde haya mayores facilidades en cuanto al acceso a las viviendas. Aquí el ascenso se da por medio de unos tramos de escalera, con el fin de suavizar el ángulo de inclinación de la pendiente. Además, se plantea que ese tramo se vuelva una escalera hidráulica, junto con un sistema de drenaje por medio de canales verdes, donde el agua esté dirigida hacia un eje central. Esto último, está pensado también como un mecanismo útil para e vitar el estancamiento del agua y sus repercusiones negativas para los habitantes de la calle.

terrazas empie zan a ocurrir lugares de permanencia que le añade otra función a la escalera en sí misma. De este modo, se da la reactivación de la calle, al generar espacios que la convierten en un escenario de múltiples interacciones sociales.

A partir de la conjunción de ambos elementos, en las

62


63


UMBRAL Pa r a los umbrales se propone una arquitectura superpuesta, que responda a las dualidades existentes en la relación entre lo público y lo privado, e n t re i n te r i o r y e xte r i o r. Lo anterior se resuelve mediante la creación de un andamio habitable. Se elige el andamio por su carácter dinámico y flexible, ya que se espera que éste pueda adaptarse, permaneciendo o modificándose, dependiendo del tiempo y las necesidades específicas q u e s e p u e d a n d a r. Lo anterior representa en el proyecto una nueva envolvente para las viviendas preexistentes, que otorga nuevas espacialidades a diferentes niveles. El primer piso, por ejemplo, está pensado para representar un área intermedia entre lo público

y lo privado, cuya función es, precisamente, integrar ambas dimensiones entre sí. En cuanto a los otros pisos, estos se muestran como la extensión de la vida doméstica hacia lo público. Gracias a su ausencia de estaticidad, al dinamismo que lo caracteriza, el andamio surge como un elemento que le otorga al tramo de calle la posibilidad de nuevas acciones e interacciones. Éste, en consecuencia, se vuelve en un factor muy útil para darle mayor seguridad a la calle: con este mecanismo, la reactivación de la zona sucede promoviendo una concentración o un redireccionamiento de la atención hacia la calle. “Los andamios pueden ser un nuevo campo de acción para los arquitectos. Su imagen cambiante

64


y en transformación constante los convierte en un gran potencial de acción experimental. Los andamios, además de su utilidad práctica, como utillaje (re) constructivo para unas ciudades que envejecen, también sintonizan con los tiempos actuales por su flexibilidad, transformabilidad y por la desmaterialización de la arquitectura en ellos implícita, así como por el deseo de desplazarse a otros usos. Por ejemplo, por la mañana pueden ser grandes paneles publicitarios, por la tarde se pueden transformar en obras de arte y por la noche, en inmensas lámparas o como lugares de exposición temporal. Conceptos como la flexibilidad, la simultaneidad de usos y programas, el reciclaje de

los espacios y las estructuras existentes o la transposición de un programa cultural a otro tipo de programa ya existente (empresarial, comercial administrativo, etc.) pueden ayudar a determinar estos nuevos lugares desde una visión m u c h o m á s i n t e r d i s c i p l i n a r .”

65


66


67


VIVIENDA En cuanto a los lotes vacíos a lo largo de la calle, se propone la construcción de una vivienda, de 6 metros por 12 metros, entre medianeras. El planteamiento en este caso es la generación de un espacio que refleje una manera más flexible de ver la vida doméstica: los espacios habitables pueden cambiar según los núcleos familiares que las habiten en momentos determinados. De hecho, esta propuesta es una respuesta a fenómenos típicos de la informalidad, como lo es el tema de los subarriendos; este último es un hecho que genera, precisamente, que en un mismo espacio coexistan distintos núcleos. Por lo tanto, en términos de la vivienda, se habla de la creación de una estructura, una zona de servicios

y una circulación fijas, que hacen que las zonas ser vidas puedan adaptarse y cambiar con respecto a las necesidades de cada agrupación. Así mismo, dentro del planteamiento presentado, se incluyen nuevos escenarios aprovechables a nivel de la colectividad. En este sentido, se piensa la creación de un espacio en el último piso que ofrece una zona de lavandería y de huerta comunal. Adicionalmente, en un nivel más bajo con respecto al primer piso, se propone un espacio productivo, que pueda prestarse para diferentes usos o ser vicios de la comunidad a una escala zonal.

68


69


E S PA C I O P Ú B L I CO ‘ ‘ D E B O L S I L LO ’ ’ Ahora bien, como parte del sistema planteado, a nivel de los espacios públicos de bolsillo, se pretende dar solución a escenarios preexistentes. A sí, la mirada se dirige hacia la cancha múltiple de la calle, que actualmente se encuentra cercada. La importancia de este espacio radica en que incluso desde antes del planteamiento de inter vención en la zona, la cancha ya constituye en sí misma un centro de actividad para distintos colectivos. Es por esto que se vuelve necesario tomar medidas, no sólo para darle un mejor soporte a las actividades que hoy en día están teniendo lugar ahí, sino también para atraer más personas y fomentar el surgimiento de nuevas interacciones. De este modo, se propone abrir la calle hacia la can-

cha, convirtiéndola en un nuevo espacio público que al re vitalizarse, le dé solidez a los procesos de reactivación del tramo elegido. De igual manera, con el tratamiento de la misma topografía de la calle, a nivel de inter vención, se piensa darle a la cancha unas gradas y nuevos espacios de c o n v e r g e n c i a y /o r e u n i ó n .

70


71


P O LO S En realidad, para este caso en pa r t i c u l a r, la calle, debido a su ubicación, cuenta ya con dos polos: el río y el bosque. Por lo tanto, lo que se pretende hacer en este caso es potencializar dichos atractores, a través de la introducción de soportes físicos en ambos polos. Es justo recordar en este punto que, en esta zona, el río no está canalizado, ni contaminado y el acceso de la población al mismo no está obstaculizado, por lo cual es prácticamente inmediato. En este sentido, la propuesta es la introducción de mobiliario e infraestructuras que favorezcan un contacto más directo con la naturale za. Pa r a l o a n t e r i o r , e l m e d i o e s una plataforma en madera, q u e l o g r e d i r i g i r y /o c o n d u c i r

de manera más fácil al río, ofreciendo una oportunidad de esparcimiento para los habitantes. Pa r a e l c a s o d e l b o s q u e , la potenciación del factor natural con respecto a las dinámicas sociales de la zona, también es central. En este punto, la inter vención consiste en la creación de un espacio flexible en medio de los árboles, que funcione co m o m i ra d o r. E ste ú l t i m o a su vez funcionará como conexión a una torre de avistamiento de aves, desde la cual se pueda obser var la r i q u e za d e fa u n a d e l l u ga r.

72


73


74


75


P R O P U E S TA F I N A L En conjunto, la propuesta pretende, a través de una suma de acciones dar solución a una calle que actualmente no cuenta con la infraestructura necesaria y cuya falta de actividad, son fuente de inseguridad para los habitantes de la zona. Por esto, el sistema planteado da cuenta de la necesidad de activación de la calle, resaltando características esenciales, acerca de lo que corresponde a las dinámicas en el Alto Fucha. A sí su activación pretende exaltar esas realidades de conjunción de la naturale za con la sociedad; así como también, para fomentar la oferta comunal y cultural existente.

rar desde lo particular para remediar el plano general, siendo una estrategia replicable en la ciudad informal. Se da de esta manera una suma de acciones moderadas que revelan diferentes estancias del urbanismo a escala barrial y de las dinámicas sociales que este conlleva.

La táctica de inter vención en esta calle es combinar en un mismo escenario varios momentos que logren sutu-

76


77


„  































 

























































 







 



 























 



 







 



 



 



 







 



 







­€  €‚ƒ



 

      

78






































 

   







 

 

79










































    



















             



 





















       





















             





 











 

  







    





             

          

55

              














       

      





















    



          



  







           

81






  







  

















 









  



  



 

 



 

 



 

              

 

 



  

  

  

82

 

  




  

 



 

 















  





        

    



  

 

                    ­€  ‚ ƒ„   …† ‚         

 ‡ ˆ  ‰    € „ € Š‹   Œƒ‚Ž     ƒ‘   …

 ’ “ „  ‹”

‘ •        ‡ –…… — •

   

„ €   ˆ 

    ˆ  —‹€  ƒ•‹ 

€ …„  ‘˜ ™ Ž‚ Š• 

…‚ „ €• ‘  ‘ • ­€€   

83

†‚ ˜ š ‘ ˜  ƒ›•

  …Œ œ        – ˜ ™  ›

       


84


85


86


referentes


CO N C U R S O PA S S A G E N S J A R D I M A N G E L A Jardim Angela es un distrito icónico en la ciudad de Sao Pa u l o , puesto que tiene altos índices de violencia, por estar insertado en un área de manantiales, por su ocupación irregular y también por su alta demanda de transporte. Sin embargo, es un barrio efer vescente y notable por su resiliencia y su emprendimiento cultural. El concurso propone un nuevo punto de vista hacia el barrio, una obser vación focalizada en sus trayectos locales, construidos en su mayoría por los mismos habitantes, como forma de superar el territorio -el cual tiene grandes desniveles-. Estos trayectos son grandes escaleras, rampas y callejones que configuran una red de movilidad de personas y bienes. Estos además son los pasajes, que generan una comunidad, que sir ven de único acceso o de atajo en los desplazamientos diarios, que crean espacios públicos de convivencia por la falta de plazas y parques

y que permiten que niños y jóvenes lleguen a sus escuelas. Gran parte de estos pasajes son verdaderas barreras en los días de escorrentías y para aquellos que tienen algunas limitación física. Muchos son dominados por pandillas, que hacen de estos espacios rutas de fuga o de microtráfico. El concurso “pasajes de Jardim ngela” se enfoca en una escala humana del peatón e invita a proyectar soluciones y actividades innovadoras, que recuperen el acto de recorrer y el valor social de los caminos como tal, para mejorar la accesibilidad local. El enfoque de este concurso es similar a mi forma de inter vención en el Alto Fucha, pues pretende curar unas heridas -los pasajes- para lograr configurar un sistema más orgánico en la ciudad informal. Adicionalmente, se trata de un concurso que resalta las cualidades de una comunidad resiliente, que no pretende construir de cero sino respetar y reconocer lo existente.

88


89


LEVEL UP En lugar de crear una nueva área urbana pública, Level Up se enfoca en la recuperación del espacio existente. Crea un balcón al Delta con una estética industrial, actuando como una fachada pública. En una era donde la permanencia de la forma construida ha estado definiendo la arquitectura, Level Up celebra el Urbanismo Efímero, invitando a todos a reflexionar sobre la impermanencia espacial y material. ¿Es un reconocimiento de la naturale za transitoria de las sustancias físicas parte integral del proceso de crecimiento de la ciudad? Level Up no es sólo una idea de construcción, sino una búsqueda de esta filosofía. Este pabellón puede ser referente para el proyecto, ya que plantea una estructura

en forma de andamio, con una estética industrial, que se añade a la fachada de un edificio antiguo para otorgarle un espacio flexible y público, donde pueden ocurrir distintas actividades. En el Alto Fucha se pretende resolver el tema de los umbrales de vivienda -es decir ese límite público/ privado- convirtiéndolos en un espesor donde ocurre vecindad y actividad.

90


91


TRANSFORMACIÓN DE LA TORRE BOIS LE PRÊTRE Lacaton y Vassal asumen la transformación de la To r r e Bois Le-Prete en Pa r í s , eligiendo como pilares del proyecto la idea de invernadero y la interposición de un espacio intermedio entre el edificio y e l e xte r i o r. E l m i s m o u m b ra l en este caso funciona como invernadero y como lugar de encuentro. Los arquitectos adicionan unos dispositivos a la antigua fachada que le otorgan eficiencia al edificio, pues propician mayor amplitud de sus espacios generando una relación dinámica y cambiante con el exterior .Además, apelan por una arquitectura abierta y flexible a los cambios climáticos y estacionales, a las sucesiones del día y la noche, al paso del tiempo y a la aparición de funciones

y dinámicas de los mismos residentes. Este puede ser un referente para el proyecto ya que los arquitectos trabajan con la idea de montaje, y pretenden proyectar dispositivos intermedios que se ubican entre el espacio que contiene el programa y l a fa c h a d a e xte r i o r. D e esta manera se hace más fácil la inter vención del usuario, el ágil tránsito de un lugar a otro, el soporte a nue vos desplazamientos, estados de ánimo y nue vas formas de correlación con e l e xte r i o r. E sto s u m b ra l e s se convierten entonces en pequeños jardines, en espacios apropiables e incluso no programados pues simbolizan lugares de intermediación que modifican la condición espacial y su

92


93


CO N C LU S I Ó N Inicialmente, el foco del proyecto era poder resaltar los valores identificados en distintas ciudades informales, centrándome más en el carácter vernáculo de la informalidad. Sin embargo, al aterrizar esta idea inicial al caso específico del Alto Fucha, no pude obviar el hecho de que la conectividad es un aspecto fundamental. Además, se trata de una zona rodeada de tantos cuerpos naturales relevantes, hecho que cambia las dinámicas y la forma en la que la gente puede y efectivamente se desplaza a los distintos puntos. Incluyendo además el factor de estar hablando de un asentamiento informal en ladera, las condiciones de movilidad cambian. A partir de las consideraciones anteriores,

sin dejar a un lado los valores intrínsecos de la informalidad, fue necesario hacer un cambio en el enfoque, ahora dirigido hacia los conectores físicos. A sí, desde esta perspectiva, el sistema propuesto, se entiende como la presentación de una solución que no sólo pretende recomponer la red de movilidad a escala barrial de asentamientos informales en ladera, sino también, a partir de esa reactivacion, exaltar esos valores reconocidos desde un principio. El proyecto en sí, se configura como un reto: se trata de un caso en donde la misma topografía es desafiante y definitoria. Adicionalmente, al estar inmerso en el campo de la ciudad informal, éste tuvo

94


que responder a un mundo cambiante, que se basa en la adaptabilidad de sus componentes. Esto llevó a que, en términos de las posibles soluciones, pensar en acciones más flexibles fuera el punto clave. Se volvió esencial dejar a un lado la rigidez, en un mundo que, inherentemente, es mutable. De este modo, la propuesta implicó la creación de arquitecturas capaces de ajustarse al cambio y a la adaptabilidad de la naturale za informal, abriéndose a un mundo de posibilidades. Lo anterior lleva a su vez a un proceso de resignificación de los mecanismos tradicionales. En cuanto a la primera estrategia contemplada dentro del sistema, se hizo evidente una función doble de los

elementos introducidos. Por un lado, al identificar la falta de infraestructura, el objetivo de la inter vención era poder dar lo básico y la estructura necesaria. Simultáneamente, esta misma acción, se vio como el medio de creación y de oferta de nue vos espacios. En este sentido, es válido m e n c i o n a r, casos como el de la escalera: ésta, al ser un factor pensado para influir en la reactivación de la calle, debe trascender su función básica de facilitar la conexión entre dos puntos. A sí, esa misma escalera se convierte en una herramienta que da lugar a imaginar distintas atmósferas para ese tramo de calle, donde ocurra vecindad, comunidad, interacción. La

95

naturale za

sistémica


de la propuesta hace que el proyecto se constituya como una suma de acciones, en donde todo está conectado entre sí. En este sentido, es posible entrever la complejidad del planteamiento presentado, al implicar también el constante interrogante sobre el ¿qué pasa en cada instancia de esa conexión entre los dos polos?

96


97


BIBLIOGRAFÍA Arteaga, I. (2005) De periferia a ciudad consolidada, 2005 Recuperado de: https://re vistas.unal.edu.co/ index.php/bitacora/article/vie w/18741/19636 Barahona, M. (2016) Habitar el umbral, Diseño Interior (280), p. 28-30. Castro, E. (2015) ENTRE. Los espacios intermedios en la arquitectura desde el movimiento moderno a nuestros días (tesis de posgrado). Universidad de la República, Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, Montevideo, Uruguay. Gil, L. (2016) Lugares intermedios. La ‘filosofía del umbral’ e n l a a r q u i t e c t u r a d e l Te a m 1 0 ( t e s i s d o c t o r a l ) . U n i v e r s i d a d P o l i t é c n i c a d e M a d r i d ( E TS A M ) , M a d r i d , E s p a ñ a . J á u r e g u i , J o r g e , s . f. A R Q U I T E C T U R A , U R B A N I S M O Y C O M P R O MISO SOCIAL, Recuperado de: http://www.habitatinclusivo. c o m . a r/ r e v i s t a / w p c o n t e n t / u p l o a d s / 2 0 1 3 / 0 4 / a r q u i t e c t u r a _ urbanismo_y_compromiso_social.pdf J á u r e g u i , J o r g e , s . f. A r t i c u l a n d o l a c i u d a d d i v i d i d a , R e c u perado de: https://upcommons.upc.edu/bitstream/handle/2099/14553/VISIONS8_10_projectesJordeMJauregui2. pdf ?seq uence=1&is Kroll, A. (2015) Clásicos de Arquitectura: Unité d’Habitation / Le Corbusier [AD Classics: Unité d’ Habitation / Le Cor-

98


b u s i e r ] A r c h D a i l y C o l o m b i a . ( Tr a d . Y u n i s , N a t a l i a ) A c c e d i d o e l 2 6 O c t 2 0 1 9 . < h t t p s : / / w w w . a r c h d a i l y . c o /c o / 7 7 1 3 4 1 /c l a s i cos-de-arquitectura-unite-dhabitation-le-corbusier> Le r n e r, J. ( 2 0 0 5 ) . A c u p u n t u ra u r ba n a . B a rce l o n a : I n st i t u t d ’A r q u i t e c t u r a A v a n ç a d a d e C a t a l u n y a . López, J. (2008) La calle en la ciudad mediterránea: espacio d e r e l a c i ó n o l u g a r d e c o n f l i c t o , R e v i s t a PA I S E A ( N ° 4 ) , p . 5 5 58. Nubiola, C. (2011). La guía de las rutas inciertas. Bside Books. R o s s i , A . , F e r r e r - F e r r e r , J . M . , Ta r r a g ó , S . , i R a m i ó , J . R . , & Güell, X. (1982). La arquitectura de la ciudad. Barcelona: Gustavo Gili. To n u c c i , F. ( 2 0 1 5 ) . L a c i u d a d d e l o s n i ñ o s . G r a o . To r r e s To v a r , C . A . ( 2 0 0 7 ) C i u d a d I n f o r m a l C o l o m b i a n a ( G r u po de Investigación “Procesos Urbanos de Hábitat , Vivienda e Informalidad) Bogotá: Re vista Bitácora 11. Ts c h u m i , B . , & C h e n g , I . ( E d s . ) . ( 2 0 0 3 ) . T h e S t a t e o f A r c h i t e c ture at the Beginning of the 21st Centur y. Monacelli Press. Van Eyck , A. (1959) The In– between. The store or another idea. Re vista Forum Nº 1

99


h t t p : / /c o n c u r s o . c i d a d e e m m o v i m e n t o . o r g / h t t p s : / / g e h l p e o p l e . c o m / b l o g /e m b r a c i n g - t h e - p a r a dox-of-planning-for-informality-2/ h t t p s : / / i s s u u . c o m / u r b a m e a f i t /d o c s / m e d e l l _ _ n _ m o d e l o _ d e _ transformaci__n/95

100

Profile for Maria Camila Martínez

CALLE-ESCENARIO  

libro Unidad Avanzada

CALLE-ESCENARIO  

libro Unidad Avanzada

Advertisement