Page 1

MBA

News

DESPERTAMOS AL INNOVADOR, CONSTRUIMOS AL ESTRATEGA Y VALORAMOS AL SER HUMANO

@MBAEjecutivo @MBAJaveriana

Agosto 2017 LA INNOVACIÓN Y EL EMPRENDIMIENTO SOCIAL Por, Roberto De La Vega PhD en Emprendimiento Corporativo y Gerencia de la Innovación Director de la Maestría en Administración – Pontificia Universidad Javeriana El principal objetivo de la innovación social es solucionar problemas sociales, por lo que se diferencia de la innovación de negocio en que el objetivo de esta última es el logro de utilidades financieras y por este motivo sólo busca ideas que aprovechen oportunidades para hacer dinero. Por el contrario, la innovación social atiende necesidades cambiantes a lo largo del tiempo y que no son satisfechas por el mercado, muy probablemente porque en algunos casos no tienen utilidades financieras asociadas. Por este motivo, generalmente debe ser apoyada por los gobiernos ya que, a pesar de mejorar el desempeño social, el hecho de que las utilidades financieras falten o sean limitadas hace que la inversión privada en este tipo de innovaciones también lo sea.

Es triste ver como el objetivo de las innovaciones sociales no ha cambiado en los últimos siglos y los problemas sociales como el tratamiento de enfermedades, la educación, la creación de redes sociales, el cuidado de la gente mayor, y la seguridad, entre otros, son cada vez mayores debido a tendencias claras como el envejecimiento de la población, la mayor incidencia de enfermedades crónicas, la aparición de condiciones asociadas a la riqueza (obesidad, inactividad, malos hábitos alimenticios y adicciones al alcohol, juego y drogas), ineficacia del sistema criminal (cada vez mayor reincidencia de los criminales), caída de los estados sociales de bienestar y empeoramiento del cambio climático.


Por esto, y porque afortunadamente hoy vemos una mayor diversidad de agentes que promueven la innovación en la búsqueda de soluciones a los grandes problemas sociales, todo indica que el ritmo de la innovación social se va a acelerar en los próximos años. Dichos agentes incluyen no sólo entidades del Gobierno, sino instituciones sin ánimo de lucro y ONG’s , fundaciones, instituciones internacionales, universidades y los nuevos emprendedores sociales. Sin embargo, la mayoría de estos agentes participantes en los procesos de innovación social normalmente se enfocan en descubrir las causas de la exclusión o marginalización del segmento más pobre de la población y en resolver las necesidades urgentes en lugar de en los objetivos sustentables de más largo plazo. Por ejemplo, tenemos aquellos agentes enfocados en el activismo social, que generalmente hace referencia a la formación de nuevas posiciones frente al gobierno o al desarrollo de nuevos movimientos sociales. Sin embargo, el activismo social es diferente al emprendimiento social ya que el individuo involucrado no toma acción directa en la solución del problema, sino que tratan de generar un cambio al influenciar a otros (i.e. gobiernos, comunidades, ONGs, etc..) a tomar acción. Ejemplos de activismo social incluyen individuos ejemplares como Martin Luther King, Karl Marx, Franklin D. Roosevelt y Mahatma Gandhi. Por otro lado, tenemos los agentes destinados a la prestación de servicio social, que están formados por individuos valientes y comprometidos que tratan de resolver un problema social puntual como, por ejemplo, la creación de un colegio en África que eduque y cuide a los huérfanos locales. Sin embargo, en ésta y en muchas otras organizaciones de servicio social, la actividad estará confinada a la población lo-

cal y su alcance e impacto estarán limitados por los recursos disponibles por lo que, aún a pesar de sus buenas intenciones y la calidad de la ejecución, no pueden considerarse un emprendimiento social. Por último, están los emprendedores sociales que identifican las oportunidades existentes y crean una propuesta de valor que modifique y alivie el sufrimiento de los miembros de dicho segmento. Están dispuestos a enfrentarse a los desafíos y obstáculos que dificultan la provisión de productos y servicios a los más pobres, cuyas necesidades básicas están inadecuadamente servidas, olvidadas o marginadas. Sin embargo, entienden que estos millones de personas están dispuestas, a pesar de la dificultad, a pagar por los productos y servicios que las satisfagan. Por esto, la principal diferencia entre estas organizaciones de servicio social y el emprendimiento social no está en el desequilibrio o la oportunidad, ni tampoco en las características del emprendedor, sino en el alcance, la escala y los resultados logrados, factores que están íntimamente relacionados con la falta de financiamiento y el poco apoyo gubernamental. De esta manera vemos en los emprendedores sociales tres características principales: mayor relevancia del fin social sobre el fin económico, dependencia de los ingresos generados e innovación. El emprendimiento social es una tendencia en crecimiento que busca solucionar los problemas sociales que el Gobierno sólo no ha podido ni puede resolver. Por esto, es necesario un mayor involucramiento del sector privado mediante el emprendimiento social, ya que actuando como aliado del Gobierno éste puede producir mayores y mejores resultados, logrando un impacto muy relevante en el desarrollo socioeconómico.


Habilidades para sobrevivir a las amenazas tecnológicas Por, Juliana Sánchez Trujillo Profesor del MBA Artículo escrito para la Revista Dinero. La tecnología está transformando los trabajos y organizaciones y por tanto se requiere un cambio de paradigma frente a las habilidades blandas La cuarta revolución industrial, la de los robots, hace que las organizaciones de hoy se enfrenten a grandes retos tecnológicos que implican nuevas formas de hacer las cosas, nuevas mentalidades, pero sobretodo exigen nuevas herramientas para afrontar las nacientes dinámicas laborales. Cuando se habla de inteligencia artificial, big data o los autos que se conducen solos, por mencionar algunas de las grandes transformaciones tecnológicas, emergen una serie de sentimientos encontrados: por un lado genera entusiasmo y curiosidad, al ver como la vida cada vez se parece más a aquella reflejada en los Supersónicos; pero por otro lado, genera un alto nivel de incertidumbre debido al miedo a lo desconocido, la potencial pérdida de empleo, pero sobretodo, al poder sentirnos obsoletos frente a estas innovaciones. Si analizamos cualquier industria, podremos notar que existe más de una tecnología que ha superado la capacidad humana; en medicina, por ejemplo, los diagnósticos actuales no serían posibles sin los grandes avances tecnológicos con los que se cuenta hoy; el alcance de un docente no se iguala a aquel de la educación virtual y los software que controlan y gestionan la cadena de valor van más allá que lo que podría hacer una persona llevando registros en papel. Por eso, el problema no es si nuestro negocio o nosotros mismos seguiremos vigentes; el verdadero reto está en cómo reinventarse, y la respuesta se encuentra en el

desarrollo de nuevas habilidades que nos orienten más a empatizar, colaborar e interactuar con otros, que al analizar y ejecutar. En otras palabras, a ser más inteligentes desde el punto de vista emocional.

Las habilidades blandas, aquellas que nos conectan con las personas y que van más allá del conocimiento técnico, son las que verdaderamente mandarán la parada en los próximos años. Una máquina no tiene la capacidad de conexión emocional que tienen los humanos, aun cuando su forma sea tan humanoide que pueda acercársele bastante. Si usted quiere realmente diferenciarse, enfóquese en desarrollar su creatividad, su capacidad para persuadir y motivar, y sus habilidades para entender a otros. Tristemente, estas habilidades son sobrevaloradas y consideradas secundarias frente a los saberes


técnicos, aun cuando las investigaciones hacen cada vez más énfasis en la importancia de éstas para sobrevivir en entornos inciertos. Así mismo, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones: ¡Si no puede con su enemigo, únase a él!: No gaste su energía en luchar contra el proceso. Acepte que los robots están aquí para quedarse y que de hecho pueden traer mucha eficiencia a su organización. A cambio, busque trabajos que los complementen.

var y entender a otros: Reconozca sus fortalezas y debilidades en este campo e invierta en el desarrollo de sus habilidades de inteligencia emocional. Haga de la empatía una cultura: el valor de conectarse con otros y entender sus necesidades es esencial para los negocios de hoy. Conviértala en un lenguaje común que permee cada aspecto de su cultura organizacional. Finalmente, vea este cambio como una oportunidad de reinvención y disfrute del camino.

Fortalezca su capacidad para interactuar, moti-

En la era digital, la innovación está en el talento. Por, Jaime Bárcenas Profesor del MBA Artículo escrito para la Revista Dinero. La revolución digital en el ámbito empresarial está introduciendo condiciones de inestabilidad, complejidad e incertidumbre, en entornos organizacionales de gran dinamismo y alta competitividad. Aunque aún existe un amplio consenso entre los líderes, que admiten que el papel de la tecnología digital está cambiando rápidamente, de ser una herramienta para consolidar eficiencias, a convertirse en el soporte fundamental para la innovación y la disrupción empresarial. La transformación digital, aun cuando incrementa la complejidad de la empresa; contribuye a anticipar las expectativas de los clientes y aporta los fundamentos necesarios, para crear perfiles de profesionales digitales dentro de una cultura innovadora. Ir a la par de la transformación digital, requiere

de un cambio sensible en la cultura empresarial para entregar nuevas y mejores maneras de hacer las cosas. Lo anterior implica, acometer la reinvención de la gestión del capital humano en la empresa. Al ser las personas el principal motor organizacional, el área se ve obligada a fungir como agente de cambio empresarial, e implantar prácticas, métricas, enfoques, sistemas de gestión, modelos de competencias y políticas, que garanticen el éxito sostenible de las diferentes iniciativas derivadas de la tecnología digital.


El éxito de la transformación digital será la consecuencia de una cultura empresarial, que favorezca la innovación, promueva el aprendizaje en red con múltiples alternativas, fomente la dispersión en la toma de decisiones, y empodere a los empleados en su autodesarrollo. Ante todas las posibilidades que está aportando la revolución digital, pone en un entredicho al área responsable de la gestión humana, sobre la manera en la que debería apalancarse, para construir organizaciones resilientes y desarrollar la transformación sistemática de un “capital humano digital”. Y al mismo tiempo, a tomar las riendas sobre cuatro aspectos que no darán mucha espera, en vías de la digitalización de la empresa: 1.

Convertirse en gestor del diseño de experiencias de aprendizaje

2.

En el experto en delinear ambientes laborales digitales

3.

El director de la gestión de la marca empleadora

4. Y finalmente, en el estratega de los medios sociales y la conexión de talento En resumidas cuentas, se está obligando a asociar la revolución tecnológica y la constante inestabilidad de los mercados, con la necesidad de la transformación sistemática hacia un “capital humano resiliente y digital”. Entonces me pregunto, ¿Las empresas de hoy, están preparadas para afrontar estos cambios?

PRÓXIMAS SESIONES INFORMATIVAS Sesión informativa MBA-Modalidad Profesional: 23 de Agosto - 6:00 p.m.

Sesión informativa MBA-Modalidad Ejecutiva : 13 Septiembre - 6:30 p.m. Ambas sesiones se llevarán a cabo en el Hotel Estelar Parque de la 93, Salón Estación Central 1 - calle 93 # 11 - 19.

Para confirmar asistencia : mba@javeriana.edu.co Tel: (57-1) 3208320, Ext. 5151


Programas dictados en la ciudad de Bogotá SNIES-101893 Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas

Contacto: Claudia Rodríguez Esteban mba@javeriana.edu.co Tel: (57-1)3208320 Ext 5151

Personería Jurídica Res. No. 73 diciembre 12 de 1933. Universidad Javeriana, institución de educación superior sujeta a inspección y vigilancia por el Ministerio de Educación.

Newsletter Agosto 2017 - MBA Universidad Javeriana  
Newsletter Agosto 2017 - MBA Universidad Javeriana  
Advertisement