Page 1

SOY UN ANIMAL ¿Cuál? ???

Alumnas y alumnos de 5ºB


1. edizioa: 2011ko azaroa Saila: eskolako liburu digitalak


UN DÍA SIN COMER Un precioso día, debajo del mar... De repente vi a un pez bastante grande y le perseguí. Se dio la vuelta, y yo intenté esconderme rápidamente, para que no me viera. Pero me di demasiado despacio la vuelta y me vio la aleta y mis afilados dientes, así que desapareció rápidamente y sin comer me quedé. Andoni


í ñ í ñ

ó é

ó

ñ

ó

í í é

í é

Goizeder


NADIE EN CASA Un friolero día de invierno en el bosque, me levanté y no vi a nadie en casa. Aullé para que se juntaran los demás, E ir a por ovejas, pero no venía nadie. Estuve todo el día sin comer. Oía mi tripa revuelta porque no comía. Al día siguiente, estaban todos en sus camas durmiendo. Pero yo les desperté y fuimos al bosque a por ovejas y aullando a los demás familiares y amigos, así que por fín logré comer y que mis tripas dejaran de protestar. Sabiñe


EL PISA-PAPELES Estaba caminando un caluroso día de primavera en las orillas del río, como tengo la sangre fría me fui a tomar el sol para calentarme, cuando de repente sentí que mi cuerpo se levantaba y pensé “estoy volando, bueno, si me caigo no me haré daño por mi duro caparazón”, quise saltar de alegría pero no podía. Pero, al rato pense que era imposible que una de mi especie estuviera volando. Mire a mi alrededor, y vi a dos hombres que me llevaban. Ya decía yo que era imposible que yo volara, en fin, si recuerdo bien, los dos hombres estaban diciendo “que bien tenemos un pisapapeles, ya no se nos volaran las hojas” o sea me estaban llamando pisa-papeles, esa cosa redonda que sirve para que no se te vuelen los papeles, aunque me pareció un pequeño insulto para mí y para mi especie. Somos pequeñas pero no un pisa-papeles. Si recuerdo bien, me caí, o sea me tiraron sin querer, y cuando me desperté estaba encima de un banco pisando papeles, ya lo que me faltaba pensé y me fui camino a casa. ¡De buena me había librado!

Samia


EL MUDO Un día en una casa, estaba hablando y hablando hasta que de repente me quedé mudo, a mí me gustaba mucho hablar y me sentí muy triste. Cuando se enteraron mis dueños, llamaron a un veterinario y cuando llegó yo intentaba salir de la jaula. Y dije: -¡Tengo buena voz!-¡A este animal no le pasa nada!- dijo el veterinario al oirlo Cuando se terminó el escándalo. Los dueños se alegraron mucho. Asier


UNA ANÉCDOTA ABSURDA Un día lluvioso de otoño en la selva, como todos los días me fui a desayunar plátanos, cuando me subí a un árbol me enteré de que no tenía plátanos, y pensé ¿Qué voy a hacer? , con el hambre que tenia. A continuación, fui a mirar por todos los árboles, y vi que ningún árbol tenía plátanos. Cuando le pregunte a un animal de mi especie, me dijo que no era temporada de plátanos y me fui a casa a pensar a ver qué podía hacer.

Iker


NO ME GUSTARIA QUEDARME CIEGA Un día muy soleado de verano, fui a la huerta de mi familia a recoger unas zanahorias. Al volver me encontré a todos mis amigos medio ciegos y preocupados. Al darme cuenta de que llevaba las zanahorias en el bolsillo, pensé en repartirlas entre ellas. Y enseguida vinieron a darme las gracias porque en un par de días se habían curado.

Nerea


UN DIA EN LA SABANA SIN COMER Era un caluroso día de otoño en la sabana, yo siempre comía de los árboles, pero como era otoño no había hojas en los arboles y si había alguna, todas estaban secas. Y siempre como de los arboles más altos. Decidí ir a otro sitio en el que todo el año hay hojas, y ahí encontré mi comida favorita Anne.


EL AVE QUE NO PODÍA VOLAR Un precioso día en la sabana, le pregunté a mi madre: -¿Que soy? Mi madre me dijo que era un ave. Entonces pensé que como todas las aves podían volar, yo también podría. Al día siguiente me subí a lo más alto de un árbol y me lancé para volar, pero no pude volar y me pegue un golpe muy grande pero no me rendí y subí de nuevo, pero cuando iba a lanzarme mi madre pasó y me preguntó: -¿Qué estás haciendo? Yo le dije que estaba intentando volar. Entonces me dijo que no podíamos volar porque éramos muy grandes. Yo me sentí triste porque no podía volar, pero después me di cuenta de que era un ave especial porque no podía volar y porque podía correr muy rápido.

Lur


ยกQUร‰ SORPRESA!

Imanol


UN HUEVO PERDIDO En un caluroso día de verano en Tanzania, estaba paseando con mi boca de pato y de repente empecé a tener un picor en el interior de mi boca. y me salió un huevo por el culo. Fui a enseñárselo a mi gran amiga la gallina y me dijo que era muy bonito. Luego fui a mi casa a echarme una cabeza dita. Cuando me levanté ya no lo tenía, asustado fui a decírselo a mi gran amiga la gallina y vi que lo tenía ella, me lo dio y nació otro como yo.

Julen


UN EXTRAÑO DIA Un día de verano en la laguna, me introduzco en el agua a refrescarme cuando de repente veo que no puedo nadar, ni saltar y le pregunto a mi cabeza... -¿Qué me habrá ocurrido? Despierto y veo que todo era un sueño. Ahora de verdad, en la laguna salto de planta en planta, me baño, juego con mis amigos al balón en el agua, me tumbo a tomar el sol y disfruto de un gran festín de moscas, croando con ilusión.

Inar


Ñ

Ì

Era un día soleado en el Ártico, ¡¡ Lugar donde vivía yo!! .Y entonces yo intentaba hacer un agujero en el suelo para poder comer. Mi alimento favorito es la foca . Pero subí el culo y comencé a trabajar pero de repente vinieron matones juguetones y pensaron que medio cuerpo fuera y el otro medio dentro era una pelota y como tenía forma de una bola grande pasé unos tiempos botando.

Sela


UN CALUROSO DIA DE EMOCION Un caluroso día de invierno, viajé desde la sabana al desierto, El viaje fue largo y penoso . Al día siguiente , dude por tirarme a un agujero o no , y al final me tiré . Volví a mi casa para estar con mi familia. Un tigre intent matarme, pero no pudo , y ese día me coronaron el rey de la selva.

Ander


¿DÓNDE ESTÁN LOS PECES? Un día, en la helada Antártida, yo fui a desayunar pero no tenía mi comida favorita: los peces. Me acerqué fuera de mi casa el iglú y no había ningún pez, fui a la del vecino y tampoco había peces. Entonces al anochecer, me enviaron una carta enviada por alguien, habían sido los peces y pensé que era muy extraño. Al darle vueltas y vueltas pensé que era una pesadilla, me pellizqué y era todo una sueño como dije. Elurte


Unai Arana


Elur


QUÉ SOSPECHOSO

En un soleado día en la sabana . Yo que soy el segundón más alto de los mamíferos, fui a comer a uno de los arboles más altos de la sabana y vi que una hoja se movía , yo mordí con mi gran boca , poco a poco fui a comer la hoja con mis grandes dientes y oí un grito , mi reacción fue irme corriendo a cuatro patas y me quedé ¡Sin comer!.

Unai Al.


UN GRAN DIA Hola soy Felix y os voy a contar una anécdota. Soy pequeño, tengo las orejas en punta y me encanta comer sardinas. Un día fui a la nevera y no quedaban sardinas, así que fui al salón e intente cazar alguna ratón. Hay estaba Ramón, el ratón. Yo intenté cogerlo pero no podía. Le llamé a Rosa, la rana, que aunque no le gustaba comer ratones los cazaba muy bien. Entre Rosa la rana y yo estábamos intentando cazar a Ramón, el ratón, y de repente: -¡Ya estoy en casa!Era mi dueño. En cuanto vio tanto animal en casa, se enfadó y les echó a Ramón el ratón y Rosa la rana, de casa a patadas. Yo al final no me quede sin comer porque mi dueño había comprado sardinas.

Eider


Frantzisko Deuna Eskola Publikoa 5.B mailako ikasleak, 2011-12

SOY UN ANIMAL ¿CUÁL?  

Relación de pequeñas anécdotas escritas como si fuesen animales

Advertisement