Page 1

B

a

s

a

d

o

s

e

n

h

e

c

h

o

s

r

e

a

l

e

s


PURO CUENTO Puro Cuento es una obra realizada en co-autoría por seis estudiantes del pregrado de Comunicación Social de la Universidad Eafit. Este libro hace parte del Colectivo Inteligente Staff Producciones. La información contenida en esta obra tiene un fin exclusivamente didáctico y, por lo tanto, no está previsto su aprovechamiento a nivel industrial. Universidad Eafit Medellín - Colombia Primera Edición 2012


I’m doña imprudencia Por: Mayteck Arenas @mayteck Una dósis de indignación Por: Valentina Zuluaga @valenzulu03 El blog de Suyín Por: Mariana Álvarez @marialvarezru Esto sólo me pasa a mí Por: Susana Cossio @susanacossio1 Pseudo-premio Por: Susana Castillo @scastil2 Mi príncipe en Photoshop Por: Dominica Duque @dominicaduque


Advertencia: Este supuesto libro tiene material sensible para los menores de edad. En una era donde la inmediatez supera la paciencia, donde el único límite es creativo, donde la única frontera es la imaginación, seis personajes comparten su vida en un diario ciberespacial. Un blog en el que se encuentran vidas únicas en tiempo y espacio, para tener algo en común. En una sociedad postmoderna en donde el lenguaje se construye hipermedialmente, donde se registra la cotidianidad y se reconfigura la palabra “amigo”. Esta es la historia de 6 microcuentos que conforman un todo informacional en la red. Anécdotas de usuarias internacionales con una cosa en común: la virtualidad. Colombia, Estados Unidos, México, Argentina, China y Brasil, países reunidos en un solo espacio descentralizado. En donde todos son similares, en donde no hay relieve ni temperatura. Esperamos le guste. Sino le gusta: ¡nos colabora con la salida por favor! Bienvenido. Esto es Puro Cuento.


I’m doña imprudencia @mayteck Una dósis de indignación @valenzulu03 El blog de Suyín @marialvarezru Esto sólo me pasa a mí @susanacossio1 Pseudo-premio @scastil2 Mi príncipe en Photoshop @dominicaduque


B

a

s

a

d

o

s

e

n

h

e

c

h

o

s

r

e

a

l

e

s


–Viernes, noviembre 25, 2011 7:15 p.m.–

E

s que yo no puedo ser diferente. Doña imprudencia debería llamarme, pero mis padres eligieron Mayteck. ¿Problemas con el nombre? Es que ni deletreando el cerebro de la gente entiende. Me han llegado a decir: “Mateo”. Es ridículo. Esa frasesita de: ”la prudencia que hace verdaderos sabios…”, yo nunca la entendí. Ahora tengo que pagar por mis errores. Empecé a agregar al PIN, gente de muchas ciudades, pero todos eran de aquí, de Estados Unidos. Resulté con muchos amigos que vivían pendientes de mis actualizaciones. No me vayan a decir que ustedes no

13

saben qué es un PIN. Quién dijo WhatsUp, Skype o LoudTalks. El PIN es un numerito, Personal Identification Number. A mí me encanta el sistema Messenger Blackberry, todo es rápido. Es que salir sin celular es como no llevar la cabeza. Ahí está mi vida, mi calendario, mis datos, mi todo. En estos días escribí tanto, que me dio el Blackberry Thumb Symdrone. Se me inflamaron los tendones de tantos movimientos y la muñeca. Fuí donde el doctor y el señor no me creía. Casi me juzga como bipolar… pero bueno eso está de moda. Volviendo al tema, resulté contando mi vida a mis contactos. Dónde vivía, mis


I’m doña imprudencia

horarios de clases, mi sexualidad, mis hobbies. No sabía que alguien podía tomar esa información y usarla para acosarme. Literal, acosarme. Tocaron el timbre. Mi empleada abrió. –¡Señorita Mayteck!, la necesitan– gritó.

Cerré la puerta. Juré no volverlo a ver. Pero desde ese día todo cambió. James sabía todos mis datos y el acoso se hizo más incómodo y miedoso. Me seguían carros, se sentaba frente a mi casa día y noche.

Era James. ¡James Ferrer! Ese chico de California que decía estar enamorado de mí. –¿Qué hace usted acá? –Vine a declararle mi amor. –Que chiste. El último bus de vuelta sale a las 3 –Afirmé a plena luz del medio día. –Eres la otra parte de mi costilla. –¡Juaa! This is Texas baby.

Meses donde lo ignoré y luego me acostumbré. Comencé a salir con un chico y luego todo fue… James disparó contra Frederik en un estacionamiento. Yo empujé al sicópata y la bala me dio en la columna. Ahora estoy en coma. En el hospital Baylor Medical Center, Collin County, Texas. Todo por ser una maldita imprudente. Doña imprudencia.

14


I’m doùa imprudencia

15


–Domingo, enero 22, 2012 5:35 a.m.–

M

¡Claro! Me encuentro con esa gran sorpresa de seis fotos, de un cuerpo desnudo con mi cara.

i nombre es Valentina Zuluaga, una estudiante que siempre me había encantado lo que ahora es muy común, Facebook. En esta página web podía mirar chismes, fotos de ex novios, amigos y amigas. Podía hablar con todos los que tenía agregados como amigos allí.

Cada foto con una pose diferente y al darle click a cada una, había más de 100 comentarios de personas totalmente desconocidas, personas de Bogotá, Manizales, hasta de Cali y obvio de acá de Medellín. ¡Ah!, porque olvidé decirles: vivo en Colombia.

Entraba diario, casi las 24 horas del día.

Yo me enojé y lo único que pensé fue: “trágame tierra”.

Yo subía fotos de la rumba del fin de semana, de la finca con los amigos, hasta fotos de reuniones con la familia.

Encontré y denuncié al imbécil que me había hecho eso. Le mandé un mensaje, diciéndole hasta de que se iba a morir. Le dije que lo iba a demandar por estar jugando con mi dignidad y buen nombre.

Llego un día que fue: el “peor día de mi vida”. Mi mejor amiga, Estefanía me llamó: —Valen, entra ¡ya! a Facebook. Vi una fotos tuyas que no me gustaron para nada. —Como así Estefi, cuéntame: ¿qué viste? —le dije. —Cogieron tu cara de alguna foto y le hicieron un montaje en un cuerpo de una mujer desnuda.

El estúpido ese fue mas conchudo y me dijo: —Lo hice porque ese es mi hobbie. Dañarle la vida a personas que no conozco, paso bueno con mis amigos, nos reímos y lo que mas me gusta son los comentarios de las personas. En ese momento, me llené de más rabia y fuí a donde mis papas.

Yo en ese momento me sentí triste, con rabia. Lo primero que hice fue abrir mi Facebook.

17


Una dósis de indignación

—Abusaron de mí —les dije. Mi mamá se puso a llorar y me dijo —¿Cómo así hija? ¿Te violaron? ¿Cuándo? ¿Dónde? Le expliqué: —No mami, no fue de esa forma. —Demandemos a ese animal —dijo mi papá. —Papá ya lo hice a través de Facebook. Bloqueé las fotos y cuando las demandé, el mismo Facebook las eliminó. Le bloquearon la cuenta a ese tipo. Por lo que me había pasado, me cansé de estar en esa red. Cerré mi cuenta. La verdad, no me ha hecho absolutamente nada de falta. Bueno, tal vez un poquito.

18


Una d贸sis de indignaci贸n

19


–Martes, febrero 5, 2012 8:34 p.m.–

Un extraño que se convirtió en mi esposo

S

igo esperando sentada al frente de mi computador a que aparezca, pero no aparece como conectado.

Actualizo varias veces la página de Xiaonei para ver si es problema suyo pero no. Esperaré 10 minutos más, si no aparece me salgo y no le vuelvo a hablar. 8:40 p.m., se conectó, estoy nerviosa, ansiosa, no sé si hablarle primero o esperar a que él lo haga. ¿Le pregunto por qué tardó tanto? No, de esta manera lo espanto, estoy segura. Hace 2 meses que hablo con Jie por Xiaonei, no lo conozco en persona, pero lo que sé de él me basta para saber que es una buena persona y que quizá me esté enamorando de él. No se Jie como se sienta, pero yo pienso que también le gusto, él es el que me pone la hora para que nos encontremos, siempre está pendiente de mi y me cuenta cosas importantes de su vida, esto me hace pensar que yo también le gusto a él.

–Jie dice: Hola Suyín, perdóname, pero tuve muchas cosas que hacer en el trabajo y casi no llego a la casa. –Suyín dice: Hola Jie, no te preocupes, acabo de conectarme también, fue un día difícil.

Espero que me crea y no piense que soy una loca desesperada por hablar con él. Martes 10 de mayo. Hoy me voy a atrever y le voy a decir a Jie que nos veamos, estoy muy nerviosa, pero creo que 3 meses de hablar por Xiaonei son suficientes. Ahora necesito saber cómo es y si es como me lo imagino y poder decidir si quiero estar con él. En conversaciones pasadas, Jie me había contado que había nacido en Nueva York pero que se había ido a vivir a Shanghái, cuando era joven. Sabía que era alto, moreno y con los ojos no muy rasgados como los de un típico chino, pues su madre era de Shanghái y su padre norteamericano. Con la muerte de éste, su madre decide devolverse para China, y comenzar una nueva vida


El blog de Suyín

en otro país.

–Suyín dice: Hola Jie, ¿Cómo te fue en tu trabajo hoy? –Jie dice: Muy bien Suyín, algunos problemas que no faltan pero todo muy bien, ¿cómo te fue a ti? –Suyín dice: Muy bien Jie todo muy bien. Sabes… estaba pensando en que sería bueno que ya nos conociéramos frente a frente, llevamos varios meses de conversar por internet pero no nos hemos visto. ¿Qué piensas? –Jie dice: También estaba pensando lo mismo Suyín, ¿qué te parece si este fin de semana viajo a Beijing? –Suyín dice: Perfecto, no sabes como estoy de emocionada. Dime dónde nos encontramos, ¿por qué no

resultaban siendo unos locos y raros, no sé que me hace pensar que con Jie es diferente. 4:30 p.m., debo salir ya, si no llegaré tarde. Tomé el ditie (metro) y llegué a nuestro lugar de encuentro. Vi a lo lejos un hombre alto, con el pelo castaño oscuro que me daba la espalda. A su alrededor tenía una maleta de viaje, no estaba segura que fuera él pero todo parecía indicar que sí. Me acerqué y él se dio la vuelta y dijo: “¿Suyín eres tú?”, en ese momento casi me desmayo.

te vienes para mi apartamento?

Estaba asustada, nerviosa, apenas era martes y contaba los días para el fin de semana. Nos quedamos de encontrar el sábado en la tarde en El Templo del Cielo, uno de mis lugares favoritos.

¿Quieren saber qué más pasó? Sí, sí era el hombre de mi vida. Continuamos saliendo por 3 meses más, así, distanciados, pero no lo soportamos.

Abrí los ojos y de un brinco me bajé de la cama. ¡Por fin es sábado! Grité por todo el apartamento. Mi cita en la peluquería era a las 9 de la mañana, justo a tiempo para verme muy bonita, puede que éste si sea el hombre de mi vida.

Un día se apareció en mi casa de sorpresa y me pidió mtrimonio. Hoy en día vivimos en Nueva York, una ciudad que Jie nunca olvidó. Su sueño era vivir allí y el mío vivir con él. http://suyin.blogspot.com

En los últimos 3 años he conocido a 4 hombres por internet, siempre en Xiaonei, no sé por qué no cambio de red social, y todos

22


El blog de Suyín

23


–Miércoles, marzo 21, 2012 2:44 p.m.–

S

oy Susana Cossio, una mujer de 37 años. Poco amante y hasta temerosa de involucrarme en los medios tecnológicos y principalmente en las redes sociales. Vivo en México por cuestiones laborales, pero mi familia y grandes amigos en Colombia. Soy reconocida laboralmente, exitosa, talentosa, con grandes oportunidades de crecimiento. Lo que no sabía, era que tenía tantas personas pendientes de mis movimientos y no precisamente para hacerme bien. Un día en medio de una tristeza por mi soledad, conversando con una compañera, le conté de la falta que me hacían mis familiares y de lo poco que nos podíamos comunicar. Sandra me dijo: –Pero, ¿cómo en estos tiempos tan avanzados y con tan excelentes medios

de comunicación, tú te sientes sola?... ¡No! Actualízate, crea una cuenta en alguna red social para que “chismosees” todo el día. Y así fue, me arriesgué. Al conectarme a la red social Myspace entregué gran parte de mi información principal, sin pensar que algo grave me podría pasar. –¡Sandra! ¡Ya por fin!, ahora sí. Entré en la onda tecnológica, ya sé de todos y todos saben de mí. –¡Órale! ¡Que bueno está eso! ¿Ya montaste fotos y de todo? –Sí, de todo. Tengo un montón de gente que ni idea. ¡Ah! Pero mejor, más amigos. Días después al llegar a mi empresa, me llama mi jefe a reunión y me comenta que no era

25


Esto sólo me pasa a mí

posible el ascenso. Lo estaba esperando hace días y había trabajado por él, pero según mi jefe, se murmuraban cosas horribles de mí. –¿Cómo así? ¿De qué cosa me habla? Soy una mujer intachabvle, ética y me he preocupado por eso…

–En la red social Myspace usted aparece como una estafadora en Colombia y que ha dejado su país por esta causa –Afirmó mi jefe. Nunca me imaginé que la información que inocentemente suministré a través de mi

26

perfil, podría servirle a gente inescrupulosa que estaba detrás del mismo cargo.Mucho menos que la utilizaría para perjudicar mi buen nombre. Hasta el punto de tener denuncias en mi contra en la red, hechas por varios personajes.Acabaron con mi reputación, mi empleo.Y hasta mi vida.


Esto s贸lo me pasa a m铆

27


–Sábado, marzo 24, 2012 10:18 a.m.–

A

hora resulta que soy la feliz ganadora de un concurso importante realizado en una agencia de fotografía que ni siquiera conozco, “Golfito algo”. La verdad, no sé si pelear por el lejano premio, que equivale a 150 colones costarricenses, que son alrededor de 1300 pesos argentinos, 520 mil pesos colombianos. O por el contrario, preocuparme, porque definitivamente yo nunca participé en este concurso. Para hacer más entendible esta situación, deben saber que mi nombre es Susana Castillo, vivo en Buenos Aires, Argentina. Mi actividad favorita es tomarle fotos a todo lo que veo a mi alrededor. Precisamente, esto era lo que estaba

haciendo el día que decidí tomarle fotos a un hermoso paisaje que pude disfrutar en medio de un viaje con mi familia. –Subílas a Flickr, todo el mundo tiene que ver estas fotos tan lindas– fue lo primero que me dijo mi amiga Carol al ver las fotos. –¿Que las suba a dónde?– dije yo extrañada, pues a la única parte donde había subido, alguna vez, mis fotos era a Facebook. –¡A Flickr, Susy! No puedo creer que no conozcás uno de los mejores sitios web para almacenar, compartir, vender y comprar todas las imágenes que vos querás– explicó. Efectivamente no lo conocía, pero como no me quería quedar atrás, lo busqué y ágilmente comencé a subir todas mis fotos allí, sin siquiera leer sus políticas de

29

seguridad. Precisamente fue por esto que sin darme cuenta las personas que quisieran podían, no sólo ver sino también utilizar mis fotos. Un tal Martín del Barco fue una de las personas que no solamente decidió robar una de mis fotos, sino que además, participó con ésta en un importante concurso de fotografía. Lo supe, porque debió ser tan buena mi foto, que resultó siendo la ganadora y por una extraña razón, fue publicada en un conocido tabloide argentino que mi padre lee todos los domingos. Finalmente, el premio se lo llevó el ladrón y yo no pude hacer nada, mas que morderme los labios y soñar con 1300 pesos que no alcanzaron a ser míos.


Pseudo-premio

31


–Lunes, mayo 28, 2012 3:48 p.m.–

M

i nombre es Fernanda Bundchen, soy de Sao Paulo, Brasil, tengo 25 años y desde mis 15 me siento sola. Todas mis amigas tienen novio, y yo no he podido conocer al hombre de mis sueños. Quería encontrar a alguien, estaba desesperada por tener un novio y quizá por lo mismo me ilusioné con el primero que apareció y le creí todo, sin escepticismo alguno. Era viernes en la noche, estaba sentada frente a mi computador navegando en Orkut, como era de costumbre todos los días de mi vida, cuando de repente vi que alguien llamado Thiago Moreira me había enviado un mensaje que decía: –Eres la mujer más hermosa que he visto, acéptame para que

podamos hablar por el chat–. Aunque algo me decía que no era una buena idea, no pude evitarlo y le respondí, es el hombre de mis sueños: 1,80 de altura, musculoso, ojos verdes, y aparte de todo en su perfil dice que es un millonario ejecutivo. –Que bueno que me encontraste, eres muy atractivo y espero poder conocerte mejor– le dije. –Claro que sí, eso es también lo que yo deseo, ¿qué te parece si nos vemos la próxima semana? Te invito el jueves a una cena romántica–. Entonces acepté. Durante toda la semana me propuse bajar de peso e hice de todo para verme hermosa.


Mi príncipe de Photoshop

–¡Por fin me voy a ver con Thiago!– le dije a mi mejor amiga. Ella se alarmó. –Fer, ten mucho cuidado. He oído muchas historias miedosas de personas que se conocen por medio de redes sociales–. –Vas a ver que nada me va a pasar –le dije– es más, para que estés tranquila me voy a comunicar contigo durante la cita–. Me arreglé, me puse hermosa, tomé un taxi para que me llevara al lugar de encuentro. Cuando llegué lo llamé. –¿Thiago, cómo te reconozco?–. –Mira al frente, soy el de camisa roja– me dijo. Cuando miré no lo reconocí, ese no era el hombre de las fotos de Orkut. Era bajito, muy flaco y no tenía la apariencia de un exitoso ejecutivo, como me había dicho. Fue ahí cuando me di cuenta de que la foto que

tenía en su perfil había sido editada en Photoshop. Mis ilusiones de conocer a mi verdadero amor murieron allí. Me acerqué a la mesa y le dije: –Que pena contigo, pero surgió un inconveniente y me voy a tener que ir–. Llamé a mi mejor amiga. –Gracias a Dios no pasó nada grave, pero sí aprendí mi lección. Conocer personas por internet no es la mejor idea. ¡Mejor espero con paciencia a que mi príncipe azul llegue!–.

34


Mi prĂ­ncipe de Photoshop

35


Visítanos en SoundCloud. Escucha los cuentos en versión radial con tu smarthphone.

1. Descarga un lector del código si tu smartphone no lo tiene y escanea el código. Si eres usuario Blackberry puedes escanearlo mediante el Messenger Blackberry

2. Acepta la opción de ir al enlace

3. Disfruta de los cuentos

37


Visítanos en Wix. Sumérgete en nuestro universo narrativo. Conoce nuestra página web y entérate de la vida de los personajes. Conoce nuestro colectivo. Además encuentra los cuentos digitalizados y el proyecto realizado mediante realidad aumentada.

1. Descarga un lector del código si tu smartphone no lo tiene y escanea el código. Si eres usuario Blackberry puedes escanearlo mediante el Messenger Blackberry

2. Acepta la opción de ir al enlace

3. Conoce nuestro universo

39


La cibercultura es un fenómeno que se está presentando en la sociedad, en donde se reconfigura la manera como nos relacionamos, los valores, en general, las características de la práctica social (Pierre Lévy, 2007). Dentro de la cibercultura encontramos las herramientas y dispositivos tecnológicos como extensiones del cuerpo, que se convierten en las vías para comunicarnos y relacionarnos (McLuhan). En el siglo XXI, todos podemos ser autores, cualquier persona puede publicar y acceder a contenidos, ser prosumidor. Es ahora cuando debemos entender que se están produciendo cambios importantes, los cuales debemos conocer y apropiarnos de ellos. Debemos tomar todas la herramientas, como la Web 2.0, a nuestro

favor. Hacerlas parte de nuestra cotidianidad. Aprovechar las ventajas y nuevas perspectivas que vienen con ellas. Colectivos inteligentes, obicuidad, publicación de contenidos son algunas de las características que trae “la nueva era”. Una era de nativos digitales(Marc Prensky, 2001). Atreverse a pensar, fomentar el autoaprendizaje, hacer creaciones colectivas son algunas de las formas en que podemos ver en acción las maravillas de la cibercultura. No debemos tener miedo. No debemos dar juicios de valor. No dejemos que historias rumoradas sobre malas experiencias nos veten la posibilidad de probarla nosotros mismos. Debemos cambiar el chip. Destapar la mente a la nueva configuración social. Si quieres informarte más sobre este tema ingresa a http://mayteck. blogspot.com. Untarse un poco, el blog del momento.


vvva

s

e

l

a

e

r

s

o

h

c

e

h

n

e

s

o

d

a

s

a

B

Puro Cuento  

Puro Cuento es un libro realizado por el colectivo inteligente Staff Producciones. Es un trabajo académico realizado por seis estudiantes de...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you