Issuu on Google+

Política de Adultos en el Movimiento Scout 1. CUADRO IDENTIFICADOR

Política de Adultos en el Movimiento Scout Status

Activa

Baja

No

Presentada al CD en fecha:

Aprobada por el CD en fecha:

Autor/es:

01/07/2012

11/02/2013

CD / CEN

2. OBJETO DE LA POLÍTICA Scouts de Argentina Asociación Civil (SAAC) adhiere a la Política Mundial de Adultos en el Movimiento Scout (PMANS), a la Estrategia de Gestión de los Recursos Adultos elaborada por la Región Interamericana y a la ley de voluntariado social Nº 25855, reconociendo y haciendo suyas las disposiciones y orientaciones aprobadas por la 39ª Conferencia Scout Mundial, Curitiba, Brasil, Enero de 2011, relativas al proceso de:  Captación  Formación y supervisión (Desarrollo personal y apoyo)  Gestión de los adultos.

3. LINEAMIENTOS BÁSICOS 3.1 Generalidades Los elementos enunciados en el objeto (Captación, Formación y supervisión -Desarrollo personal y apoyo – así como Gestión de los adultos) forman parte de un proceso y como tales no pueden omitirse de manera parcial ni total. Este proceso tiene como objetivo la captación de los adultos, el desarrollo continuo de sus competencias 1 en el Movimiento Scout y la permanencia de estos para el cumplimiento eficaz de la Misión del Movimiento Scout aprobada en la 35ª Conferencia Scout Mundial, Durban, Sudáfrica Julio de 1999, la que se expresa a continuación:

1

En SAAC adoptamos como sinónimo de competencias la expresión “Habilidades para la vida” concepto que 1993 lanzó la División de Salud

Mental de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la “La Iniciativa Internacional para la Educación en Habilidades para la Vida en las Escuelas” (Life Skills Education in Schools). El propósito de esta iniciativa era difundir mundialmente la enseñanza de un grupo genérico de diez destrezas psicosociales, consideradas relevantes en la promoción de la competencia psicosocial de niñas, niños y jóvenes.

Página 1 de 6


“La misión del Movimiento Scout, es contribuir a la educación de los jóvenes, a través de un sistema de valores, basados en la Promesa y la Ley Scout, para ayudar en la construcción de un mundo mejor donde las personas se desarrollen plenamente y jueguen un papel constructivo en la sociedad”. Esto se logra…  Comprometiendo a las personas durante sus años de formación en un proceso de educación no formal.  Utilizando un método específico que hace de cada persona, el principal agente de su desarrollo, como una persona segura de sí misma, solidaria, responsable y comprometida.  Ayudando a las personas a establecer un sistema de valores, basado en principios espirituales, sociales y personales como se expresan en la Promesa y la Ley Scout. Además estos elementos deben garantizar que todos los miembros que acceden a un cargo o función en cualquiera de los niveles de la estructura institucional, estarán sujetos a la supervisión, según establece la Política de Adultos en el Movimiento Scout. Con el fin de cumplir con la Misión del Movimiento Scout, SAAC declara que:  Necesita del liderazgo adulto para desarrollarse y funcionar con eficacia, para construir equipos de adultos y mantenerlos en un nivel óptimo en términos de la calidad y cantidad, planteando como premisa “Que las personas son su capital más preciado y que siempre tienen prioridad sobre cualquier otro aspecto”.  Reconoce que para cumplir la Misión del Movimiento Scout, el liderazgo adulto debe incluir también adultos jóvenes no Beneficiarios en puestos de responsabilidad.  Debe proporcionar un espacio para desarrollar y compartir las responsabilidades entre hombres y mujeres.  Se propone un esfuerzo especial para mejorar la diversidad de liderazgo para adultos, con un fuerte énfasis en la apertura para ofrecer el Movimiento Scout a todos los segmentos de la sociedad que adhieran a los valores explicitados en la Ley Scout.  Comprende que la gestión de Adultos en el Movimiento Scout debe atender al desarrollo de las personas, para lo cual se deben garantizar a través de la posibilidad de formación, oportunidades institucionales para alcanzarlo. 3.2 Definiciones 

Dirigentes, Adultos Responsables o Educadores Scouts: Son voluntarios encargados del desarrollo del Programa de Jóvenes en las diferentes unidades, o responsables de apoyar a otros adultos en su tarea, o responsables del apoyo a las estructuras organizacionales. Página 2 de 6


Así: Dirigentes: Adultos voluntarios en forma general, refiriéndonos a las funciones o situaciones que los involucran, tales como: actividades, ceremonias, etc. Adultos responsables no Beneficiarios: Los adultos voluntarios haciendo fuerte énfasis en sus responsabilidades respecto al bienestar físico, mental, espiritual, religioso y social de los niños, niñas y jóvenes que son beneficiarios del Movimiento Scout. Educador Scout: Los adultos voluntarios en su rol de educadores en los valores expresados en la Promesa y Ley Scout.    

Voluntarios: Son personas involucradas en las diferentes actividades que desarrolla la Asociación, que no perciben remuneración monetaria por su tarea, ni contraprestaciones económicas. Empleados o Profesionales: Son personas contratadas para el desarrollo de tareas específicas en la Asociación. Pueden ser o no ser Dirigentes Scouts. Antiguos Scouts: Adultos que quieren seguir participando del Movimiento Scout, manteniendo su compromiso de colaborar con el mismo, pero sin una función o cargo especifico. Supervisión: Es el proceso de ayudar a las personas a comprender qué se espera de ellas, a definir metas claras de desempeño y a establecer un plazo específico para alcanzarlas. Las metas pueden ser desde superar problemas de interacción personal, hasta alcanzar objetivos institucionales. Esto comprende: el apoyo, tanto en la tarea como en la capacitación y en el logro de objetivos de desarrollo personal; la provisión de los recursos y el control necesario para asegurar el cumplimiento de la Misión.

3.3 Ámbito de aplicación La presente política se aplica a todos los miembros adultos de SAAC, conforme a los Estatutos, al Reglamento General, las Normas y Lineamientos correspondientes. 3.4 Componentes del proceso I. Captación de Adultos II. Formación y supervisión (Desarrollo personal y apoyo) III. Gestión de los adultos. I. Captación de Adultos o Evaluación de necesidades: Los planes de captación deben surgir de las necesidades detectadas a través del diagnóstico de la situación actual, o en previsión de futura necesidad, comparada con la deseada. En tales planes deben también incluirse las posiciones y/o funciones temporales y/o relacionadas con actividades específicas y/o tareas de apoyo que pueden desempeñar adultos que no disponen de mucho tiempo para dedicarle al Movimiento. Página 3 de 6


o Captación: Debe ser una actividad permanente y sistemática basada en:  Descripción de funciones especificas en equipos de trabajo.  Perfiles requeridos.  Procedimientos para la incorporación de los adultos al Movimiento. o El acuerdo mutuo: Se debe realizar sobre la base de compromisos recíprocos entre la Asociación y el adulto por un período de tiempo determinado y tener la suficiente flexibilidad para que pueda ser adaptado a los diferentes niveles institucionales y a la diversidad de situaciones que se pueden presentar. o

Nombramiento: Se debe realizar conforme a lo que establece el Reglamento General, las Normas y los Lineamientos sobre la base del acuerdo mutuo y con una duración específica. Las partes involucradas en el proceso deben conocer y adherir a estos criterios estandarizados. Es responsabilidad de cada supervisor la adaptación del supervisado a la función.

II. Formación y supervisión (Desarrollo personal y apoyo) o Integración del nuevo adulto: La integración del nuevo adulto se debe realizar previendo un período de tiempo en el que el mismo pueda comprender las responsabilidades relacionadas con su función, sus necesidades de formación y cómo su pertenencia al Movimiento contribuirá a su desarrollo personal. o Sistema de formación y sus características  Debe ofrecer a los Dirigentes, la posibilidad de adquirir los conocimientos para el desarrollo eficaz de su función.  El Esquema Nacional de Formación y su aplicación deben revisarse en forma periódica para adecuarlo a las necesidades asociativas y regionales.  La formación se debe adaptar a cada función y a cada persona, debiéndosela considerar como un proceso continuo que toma en cuenta las experiencias, saberes y competencias previas de los adultos. o Apoyo: Cada adulto debe contar en todo momento con apoyo directo técnico, educativo, material, moral y personal para su formación, el desempeño de sus tareas y para la concreción de sus objetivos de desarrollo personal dentro del Movimiento. Este apoyo se debe materializar a través de proceso de supervisión. o Reconocimiento a la calificación: La certificación a la demostrada competencia debe ser otorgada por el nivel asociativo conforme a lo estipulado en las reglamentaciones y por un período de tiempo limitado. o Misión del Equipo Nacional de Formación 

Capacitar para la adquisición de las competencias necesarias para la realización de las distintas tareas que componen el hacer de la Asociación. Página 4 de 6


Ofrecer un calendario de experiencias de formación acorde a las necesidades territoriales y las necesidades de perfeccionamiento contínuo.

Coadyudar, desde la misión de formación, al cumplimiento de las políticas asociativas.

Evaluar continuamente el desarrollo de las experiencias de formación, con el fin de mejorar la propuesta.

Compartir con los organismos de supervisión la responsabilidad de la capacitación, de acuerdo a las pautas establecidas en las Normas de Formación.

III Gestión de los Adultos Debe garantizar la movilidad y flexibilidad del sistema, aprovechando los potenciales y aptitudes de los adultos mediante el trabajo en equipo y el funcionamiento en red. o El Planeamiento del desempeño:  Es un proceso que permite establecer objetivos y metas de desempeño y desarrollo personal.  Facilita la detección de las necesidades del adulto.  Permite efectuar ajustes y adecuaciones. o La evaluación periódica:  Facilita la medición de logros.  Permite buscar opciones de acuerdo a aspiraciones e intereses personales e institucionales para el mejor aprovechamiento de las aptitudes y los potenciales de esa persona, en su función o en otra que sea acordada.  Genera los insumos necesarios para considerar la renovación del mandato, la reubicación o el retiro del dirigente, conforme lo establecido en el Reglamento General y las Normas. o Retención de los Adultos en el Movimiento: La gestión eficiente de los adultos en el Movimiento, implica incrementar la permanencia de estos en el mismo. Para ello:  Debe reforzarse continuamente la confianza depositada en ellos y – a su vez – las personas deben confiar en la Asociación y sus representantes.  Debe reconocerse el compromiso asumido por las personas y otorgarle el reconocimiento correspondiente.  Debe explicitárseles cómo su tarea ha permitido y permite alcanzar los objetivos y metas del estamento en el que particularmente se desempeñan y de la Asociación en general.

Página 5 de 6


3.5 DERECHOS Y OBLIGACIONES DE LOS ADULTOS EN EL MOVIMIENTO SCOUT o Derechos: Todo adulto en el Movimiento Scout tiene derecho a:  Ser informado sobre la descripción de tareas, reglas y políticas correspondientes a la función que se le ofrece desempeñar, con anterioridad a la aceptación de la misma.  Contar con una descripción escrita de sus tareas, responsabilidades y/o funciones.  Que se le asignen tareas apropiadas, tomando en consideración preferencias personales, temperamento y experiencia y saberes previos.  Recibir capacitación planificada en función de sus necesidades.  Recibir una certificación por las instancias de capacitación en donde participa.  Ser asegurado contra accidentes y otros perjuicios derivados de la actividad educativa propia del método scout  Hacer escuchar sus opiniones y sugerencias y a recibir respuesta a las mismas.  Recibir reconocimientos por la tarea realizada.  Ser informado de todo aquello que directa o indirectamente lo afecte.  Contar con una supervisión responsable y continua ejercida por personas con experiencia, conocimientos dedicación y tiempo suficientes.  Contar con un lugar y ambiente de trabajo adecuados a la tarea asignada. o Obligaciones: Todo adulto en el Movimiento tiene la obligación de:  Vivir los valores propuestos en la Promesa y la Ley Scout, actuando con lealtad y sinceridad.  Acatar las reglamentaciones.  Informarse.  Estar dispuesto a aprender.  Aceptar la supervisión.  Trabajar en equipo.  Cumplir con los compromisos voluntariamente asumidos.  Respetar los derechosa de niños y jóvenes

4. SUPERVISIÓN El control de gestión de la política es responsabilidad del Consejo Directivo. El nivel de operación de esta política es responsabilidad del Comité Ejecutivo.

Página 6 de 6


Politica de Adultos en el Movimiento Scout SAAC