Page 1

UNIVERSITÁ DEGLI STUDI DI TORINO Facoltà di Lingue e Letterature Straniere Corso di Laurea in Lingue Straniere per la Comunicazione Internazionale

ANALISI DEL TESTO:

“Bruselas advierte”

ESAME DI LINGUA SPAGNOLA Prof. Paola Calef Studente: Linda Lisino


2


ÍNDICE

INTRODUCCIÓN 1. GÉNERO Y ÁMBITO TEMÁTICO 2. MARCO SITUACIONAL Y FUNCIÓN TEXTUAL 3. TIPOLOGÍA TEXTUAL 4. MACROESTRUCTURA 5. ELEMENTOS MICROLINGÜÍSTICOS (léxico, terminología, estructuras morfosintácticas) 6. ELEMENTOS EXTRALINGÜÍSTICOS 7. CONCLUSIONES

3


4


INTRODUCCIÓN

Este trabajo de investigación pretende analizar un texto periodístico publicado en El País el 11 de abril 2013, disponible a continuación. A partir del modelo de análisis propuesto por el texto Las lenguas de especialidad en Español1 , vamos a observar algunos rasgos principales del texto respetando las siguientes pautas orientativas. En primer lugar, vamos a definir el género y el ámbito temático a los que pertenece el texto. delimitar el marco situacional y la función textual (destacando el contexto, relación entre emisor y destinatario y el obletivo comunicativo); después vamos a estudiar su tipología textual en las diferentes secuencias del texto; luego vamos a observar la macroestructura (división en partes y orden del contenido); de ahí vamos a analizar los elementos microlingüísticos (en particular a nivel lexical y morfosintáctico) con la ayuda de los corpora de la Real Academia Española (CORDE y CREA); después vamos a analizar los elementos extralingüísticos como los recursos gáficos y tipográficos; por fin, vamos a proporcionar algunas conclusiones.

1

Las lenguas de especialidad en Español - Maria Vittoria Calvi, Cristina Bordonaba Zabalza, Giovanna Mapelli, Javier Santos López - (2009) - Carocci editore. 5


6


EDITORIAL

Bruselas advierte La Comisión teme que la situación en España, con deuda y paro excesivos, amenace al euro Frente a la complacencia del Gobierno, que celebra los logros del ajuste del déficit en 2012 como si fuera un triunfo, cuando no se ha conseguido el objetivo comprometido del 6,3% del PIB, la Comisión Europea acaba de lanzar una seria y preocupada advertencia debido a la magnitud de los desequilibrios económicos. Es evidente que Bruselas tiene razones para el aviso y que le asiste el temor a que la economía española, si no se corrige la deriva de la deuda (privada y pública) y el paro, acabe necesitando medidas más radicales. Y ante la insistencia del Gobierno de que la recuperación empezará a consolidarse el año próximo, con lo cual se aliviarían algunos de los desequilibrios mencionados, la Comisión recuerda que la recesión puede prolongarse en 2014; riesgo que es evidente para cualquier observador excepto, parece, para Economía y Hacienda. Además de argumentos, Bruselas tiene razón. A pesar de todos los ajustes practicados por el Gobierno y pregonados como absolutamente imprescindibles, la deuda pública creció casi 15 puntos del PIB en 2012. Es cierto que una parte de ese aumento se debe a las ayudas al sistema financiero (una reforma que, por cierto, Bruselas pide al Gobierno que concluya de una vez); pero entre los 40.000 millones que cuesta la salvación financiera y los 148.000 millones que subió la deuda el año pasado hay un trecho que los ministros económicos deberían explicar, sobre todo después de los recortes drásticos aplicados que, en teoría, tendrían que haber frenado el ritmo de crecimiento de la deuda. Lo que teme el informe europeo es que la deuda española (privada y pública) llegue al colapso sencillamente porque su aumento inmoderado sea percibido por los inversores como un riesgo de default y comprometa la estabilidad del euro. El paro es el segundo gran estrangulamiento que menciona Europa, y con cierta mano izquierda critica la reforma laboral. De la misma forma que Bruselas celebra los ajustes y las reformas porque así está establecido en el ritual, pero lamenta “retrasos en su aplicación” (el verdadero mensaje), también se congratula de la reforma laboral, pero sugiere que se revise su impacto “conforme a los objetivos que se quieren conseguir con ella”. Es una manera elegante de explicar que con la reforma se pretendía aumentar el empleo en un clima de seguridad jurídica para empresas y trabajadores, y que no ha conseguido una cosa ni otra. La advertencia de la Comisión en su informe no debe ser tomada a la ligera y exige una respuesta más contundente que la mera acumulación de medidas económicas semanales que se presentan como grandes reformas pero, por lo que demuestran los hechos, no sirven para reducir la deuda ni el desempleo. Dice el presidente del Gobierno que el 26 de este mes anunciará el segundo plan de reformas. Esperemos que sea más eficaz que el primero. 7


8


1. GÉNERO Y ÁMBITO TEMÁTICO

El texto que vamos a analizar pertenece al género del Editorial2 . Se trata de uno de los

principales géneros utilizados en el discurso periodístico y suele ocupar un puesto propio dentro de la sección de opinión del peródico. Se trata de la portada, al lado de la mancheta3, o sea donde se expresan datos sobre el equipo responsable del periódico. El Editorial puede ser definido como un género periodístico que da comentarios acerca de a temas de actualidad pero, a diferencia otros tipos de textos periodísticos (como la Columna personal y los Artículos), no está firmado porque resume una opinión colectiva y representa la opinión más autorizada del periódico, o sea la del equipo directivo. Hay periodistas encargados de la redacción del editorial, los llamados también editorialistas. El equipo directivo autoriza entonces a un editorialista de su redacción y, en casi todos los casos, este está escrito por el mismo director del periódico.

Por lo que se refiere al ámbito temático, los editoriales reflejan los temas principales que se

están discutiendo en el país, es decir, temas de actualidad. Las cuestiones políticas son los temas preferentes. Sin embargo, la economía es cada vez más frecuente. En escasas ocasiones el tema gira en torno al ámbito social o cultural. En nuestro caso se trata de un tema principalmente económico, pero también polìtico, es decir, acerca de la cosa pública. En nuestro texto, el ámbito temático es económico. Más en detalle, podemos decir que la inteción comunicativa es la de avisar a los lectores sobre el hecho de que, según la Unión Europea la deuda española podría compromitir la estabilidad del Euro. Esta opinión está de forma visible compartida por el equipo del periódico, a través de varios recursos estilístico. Por consiguiente, podemos observar que la neutralidad no es una prerrogativa de este género textual.

2

Quiero aclarar que la letra inicial mayúscula se ha utilizado solamente para referirse al Editorial como género textual. El término en minúscula indica el texto analizado específicamente en este trabajo: Bruselas advierte. 3

Parte superior de una página o cubierta de una publicación donde aparece el encabezamiento o título de la misma. 9


10


2. MARCO SITUACIONAL Y FUNCIÓN TEXTUAL

Puesto que el contexto es la situación en la que el mensaje es producido por el emisor e

interpretado por el receptor, el Editorial es un género de texto que se elabora en un contexto periodístico. Los receptores serán, por lo tanto, los lectores del periódico, en este caso El País.

Por lo que se refiere a la función textual, en nuestro caso el texto tiene una función

principalmente argumentativa. Sin embargo la función argumentativa se combina con la persuasiva para convencer al lector acerca de la opinión expresada. Por lo tanto, se describe algo no solo para informar, sino también persuadir, exponiendo una idea y demostrando algo de forma implícita.

La relación entre emisor y destinatario es una relación bastante equilibrada. El emisor,

como hemos visto, es el equipo del periódico, a través de un periodista que no se firma (a menudo el mismo director) y tiende a dirigirse a los destinatarios adoptando un lenguaje bastante formal.

El objetivo comunicativo, por contra, es lo de expresar la opinión del emisor (editorialista/

director/equipo) acerca de la noticia de actualidad que queda marginal, se da por supuesto. Esto es precisamente el tipo de intención comunicativa del editorial.

3. TIPOLOGÍA TEXTUAL Existen varias tipologías textuales que se pueden clasificar según varios modelos. Una de las clasificaciones más conocidas es la de Werlich, que distingüe entre: - Textos narrativos. Se relata, se cuenta algo (periódicos, textos literarios, etc.) - Textos descriptivos. Descripciones de cómo es algo (a menudo textos narrativos) - Textos expositivos. Se exponen o se analizan ideas o conceptos (informes, ect.) - Textos argumentativos. Se defiende o se demuestra una teoría o una opinión (artículos científicos de investigación, editoriales, etc.) - Textos instructivos. Se proprocionan indicaciones acerca de cómo hacer algo (manuales, etc...)

El Editorial es un género tipicamente argumentativo, ya que se refleja la opinión del

periodista, a partir de un suceso, resumido en el primer párrafo (la advertencia, por la Comisión Europea, a corrigir la deuda privada y pública en España). Sin embargo, las categorías mencionadas no pueden aplicarse de manera absoluta.

11


12


4. MACROESTRUCTURA El contenido de nuestro texto sigue un orden que se puede definir “pirámide invertida” y que es típico del periodismo. El contenido está dividido en varias partes y ordenado siguiendo un esquema que proporciona los datos a partir del titular y del subtítulo, luego presenta una entrada y prosigue con el cuerpo siguiendo un orden decreciente. Esta estructura resulta particularmente adecuada porque facilita la lectura: el usuario entra en contacto con los elementos más relevantes en las primeras líneas, y, por tanto, puede dejar de leer cuando le parezca oportuno. Veamos más en detalle los rasgos principales del titular, del subtítulo e del cuerpo del texto analizado. Titular. El lenguaje periodístico tiene un sistema de lenguaje diferente de los demás. Los títulos, por ejemplo, son elementos peculiares de este tipo de textos ya que tienen elementos extralingüísticos que son proprios del lenguaje periodístico (tamaño del carácter, posición central del título en la página). Es importante hablar de forma clara a los interlocutores, por lo tanto el título de un Editorial debe ser bastante expresivo y dejar clara la posición crítica del periodista, pero sin desvelar el asunto tratado. El titular “Bruselas advierte”, en particular, podría definirse apelativo 4, ya que hace referencia a lo mas llamativo de la noticia. Otro rasgo de este titular es lo de la matáfora. El uso metafórico del término “Bruselas,” indica el lugar geográfico donde se encuentra la sede de la Comisión Europea. Subtítulo. El subtítulo “La Comisión teme que la situación en España, con deuda y paro excesivos amenace al euro” resume en pocas palabras el tema que el periodista va a tratar y a opinar a lo largo del texto. Cuerpo. El cuerpo está dividido en cuatro párrafos. El primer párrafo es narrativo, relata el acontecimiento y el diálogo entre Gobierno Español y Comisión Europea. El segundo párrafo es expositivo, expone y analiza los datos económicos que se refieren a España. El tercer párrafo también es narrativo ya que relata las opiniones de la Comisión y el último párrafo es argumentativo ya que defiende una opinión subrayando la advertencia de la Comisión.

4

Otros tipos de titulares son los expresivos, los temáticos y los informativos. 13


14


5. ELEMENTOS MICROLINGÜÍSTICOS Como es típico del género del Editorial, la opinión del emisor queda patente en todo el texto a través de expresiones que evocan la gravedad del asunto (seria y preocupada advertencia; magnitud de los desequilibrios económicos; riesgo que es evidente; recortes drásticos; aumento inmoderado; estrangulamiento; lamenta retrasos; la advertencia (...) no debe ser tomada a la ligera) y también de expresiones que demuestran cierta subjetividad y evaluación de los asuntos (Bruselas tiene razón; Es cierto que; Es una manera elegante de explicar que; Esperemos que sea más eficaz). Además, como hemos visto en el apartado 2, el emisor tiende a dirigirse a los destinatarios adoptando un lenguaje bastante formal. Tampoco nos encontramos con una alta densidad de terminología específica y una organización del contenido. Los informes económicos pertenecen a este nivel. A nivel de léxico, este debe ser claro y preciso, facil de entender y transparente, no debe ser ambiguo, excesivamente rebuscado y literario; además se emplean las palabras adecuadas al tema tratado. - Verbos: destacan verbos que expresan obligación en presente de subjuntivo (deberían, tendrían que) y expresiones verbales en presente de indicativo (no debe ser tomada a la ligera). También sobresalen perífrasis como “acabar de + infinitivo” y “acabar + gerundio” (acaba de lanzar, acabe necesitando). - Terminología: a pesar de ser un texto simple, no puede prescindir de unos términos específicos de lenguaje económico; se trata de términos como “deuda”, “paro”, “recesión”, “déficit” (adaptada del latín) y de acrónimos como lo de “PIB”:

15


16


- Expresiones: Se usan además expresiones del lenguaje común (estrangulamiento) o términos cultos (pregonados, trecho) más proprios de la tradición ensayistica que del lenguaje económicoperiodístico. Veamos más en detalle. Estrangulamiento: CORDE: 27% Prosa didáctica; 27% Prosa científica. (37 casos en 24 documentos) CREA: 43% Política, economía, comercio y finanzas. (146 casos en 116 documentos) En este caso se trata de una metáfora para indicar obstrucción, obturación, estancamiento.

Pregonados: CORDE: 36% Prosa jurídica; 18% Prosa narrativa. (50 casos en 41 documentos) CREA: 43% Ciencias sociales; 43% Artes. (7 casos en 7 documentos) Unos posibles sinónimos de pregonar podrían ser vocear, proclamar, divulgar, difundir.

Trecho: CORDE: 29% Prosa narrativa; 23% Prosa histórica (3154 casos en 928 documentos) CREA: 44% en la categoría Ficción (696 casos en 421 documentos) Unos posibles sinónimos de trecho podrían ser espacio, distancia, trayecto, intervalo. A nivel de morfosintáxis podemos observar que, a pesar de la sencillez lexical, se hace un uso de frases bastante largas y articuladas. Se utiliza ampliamente la subordinación, y por tanto, a lo largo del texto destacan varios tipos de subordinadas: - Relativas (que celebra los logros...) - Temporales (después de los recortes...) - Modales (conforme a los objetivos...) - Causales (porque así está establecido...) - Concesivas (a pesar de todos los ajustes practicados...) - Finales (para reducir la deuda...) Entre los párrafos, no hay ningún elemento de conexión, de este modo, cadauno de ellos se constituye como una unidad independiente. Predominan los verbos en presente de indicativo porque se está contando un hecho que está ocurriendo; además, se aprecia el uso de formas pasivas (se ha conseguido el objetivo; sugiere que se revise su impacto) que otorga mayor objetividad a la noticia.

17


18


6. ELEMENTOS EXTRALINGÜÍSTICOS El editorial se presenta generalmente de forma diferente con respecto a los demás artículos de un periódico. Se pueden observar recursos gráficos y tipográficos proprios de este género.

Entre los recursos gráficos observamos el uso de líneas que subdividen la página entre

nombre del periódico (El País) y nombre de la sección (Opinión), y también entre esta y el titular (Bruselas advierte). Notamos también una franja a bajo del subtítulo donde se enumeran las secciones en las que se ha archivado el artículo (Opinión; Euro; Ley Reforma Laboral; Comisión Europea; etc.). También podemos considerar como recurso gráfico la división en párrafos, ya que aclara de forma visual la distribución del texto.

Por lo que se refiere a los recursos tipográficos, sobresale la presencia de un titular

acentuado por el tamaño de letra, más grande que el subtítulo que, a su vez, es más evidente que el resto del texto. De esta forma el lector puede atribuir más o menos importancia a las varias partes que constituyen el texto a primera vista.

No se registran otros elementos gráficos como imágenes, gráficos o diagramas. Tampoco

pertenecen al género en cuestión.

19


20


7. CONCLUSIONES Cada género está caracterizado por propriedades esenciales y definidoras que es necesario aprender para identificarlo y producirlo. El género del Editorial, por lo tanto, tiene algunos rasgos imprescindibles que hemos destacado a lo largo de nuestra análisis. En primer lugar, hemos definido el género y el ámbito temático a los que pertenece el texto y hemos observado que el género del Editorial está caracterizado por tratar de temas de actualidad. En segundo lugar hemos delimitado el marco situacional y la función textual, descubriendo que este tipo de texto, además de exponer una idea, tiene también la intención de persuadir, a través de su demostración implícita. En tercer lugar, hemos visto que la función textual está directamente conectada con la tipología textual ya que se desglosa en las diferentes secuencias del texto (narrativas, expositivas, argumentativas...) Después, hemos analizado la macroestructura (división en partes y orden del contenido) que se compone principalmente de un titulas, un subtítulo y de un cuerpo, a su vez dividido en párrafos. Por lo que se refiere a los elementos microlingüísticos, hemos profundizado el nivel lexical y el nivel morfosintáctico utilizando recursos web como el sitio web acronymfinder5 y los corpora de la Real Academia Española6 (CORDE y CREA) y hemos descubierto, a pesar de que el léxico debe ser bastante simple ya que el tipo de texto está diseñado para una rápida difusión y consumo, este no puede prescindir del uso de algunos tecnicismos proprios del tema en cuestión (en nuestro caso la economía). Para alcanzar el objetivo de la sencillez, también se aprecia el uso de adjetivos, sustantivos y verbos típicos de la narración. Finalmente hemos analizado los elementos extralingüísticos como los recursos gáficos y tipográficos que, a pesar de ser poco evidentes, caracterizan el género del Editorial por su simplicidad.

5

http://www.acronymfinder.com/

6

http://corpus.rae.es 21


ESAME DI LINGUA SPAGNOLA Prof. Paola Calef Studente: 759286 Analisi del testo: “Bruselas advierte” 22


23

Análisis texto periodístico  

Análisis lexical y morfolingüística de un Editorial del periódico El País

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you