Page 9

Narrativa_completo

14/2/07

16:37

Página 167

La función de la narrativa en la educación 167

las nuevas experiencias —en la investigación del historiador, como en la discusión del salón de clases y en la vida misma— abren la posibilidad de nuevos horizontes en el conocimiento histórico, ya que, como representación de lo social, el alumno sólo se apropia de una parte de esa realidad. Para lograr que el alumno utilice lo aprendido en la escuela y pueda aproximarse a la comprensión del mundo que le rodea, será necesario trabajar las prácticas del razonamiento histórico; plantear preguntas a las fuentes históricas; establecer analogías; hacer inferencias para formarse una imagen coherente del pasado; tejer hipótesis; aclarar las ideas; reflexionar sobre la realidad sociohistórica; interpretar la realidad; y hacer inteligible este conocimiento mediante la narrativa. Sólo ello permitirá desentrañar la manera sistemática de pensar de la historia. Ricoeur precisa que comprender es captar conjuntamente las acciones de los hombres, sus intenciones y sus repercusiones, todas ellas reflejadas en un contexto social y expresadas en una trama o narración.15 Así pues, en el proceso de aprendizaje de la historia es importante que el alumno no sólo memorice, sino que genere sus propias hipótesis, que comparta el por qué llegó a determinadas afirmaciones con sus compañeros y con la maestra. La comunicación dialógica que establecemos con “los otros” es finalmente narrativa.16

La narrativa, modo de razonar la historia La historia como grafía o producto del conocimiento humano es, antes que un acontecimiento fáctico, una representación de la realidad que se configura de manera narrativa o, dicho de otra manera, la narrativa es la forma esencial de la historia, independientemente de la forma o el género. Ortega y Gasset hace énfasis en la función de la narrativa para dar significado a la realidad y dice: “¿Cómo llamar a una operación intelectual por medio de la cual conseguimos descubrir, hacernos patente, averiguar lo que una cosa es, el ser de una cosa? Sin duda, razón. Pero es el caso que para averiguar el ser de aquella palabra no hemos ejecutado otra operación intelectual que la simplísima de narrar unos acontecimientos; como si dijésemos de contar un cuento bien que verídico. De donde se deduce ina-

La función de la narrativa en la educación. Capítulo 4  
La función de la narrativa en la educación. Capítulo 4  
Advertisement