Page 10

Narrativa_completo

14/2/07

16:37

Página 168

168 Narrar y aprender historia pelablemente que la narración es una forma de razón, al lado y frente a la razón física, la razón matemática y la razón lógica”.17 Chartier precisa que la historia no es —ni puede ser— la restitución del acontecimiento en sí, sino tan sólo una de sus representaciones. Es la representación de un orden específico que no es el de la ficción ni el de la novela, que tiene como fin el de preservar una forma de conocimiento del pasado determinada en cada presente, por ello la historia no se puede encajonar en la idea de verdad única o absoluta y tampoco se le puede limitar a una sola interpretación de los hechos históricos; sin embargo, es un conocimiento que tiene que ser verificable y compartido.18 En la medida en que la historia implica una diversidad de interpretaciones hechas desde diferentes horizontes culturales, su discurso no está constituido de verdades inmutables que se encuentren en algún lugar en espera de ser “descubiertas en el futuro”; son construcciones de un presente hacia un pasado. Bajo el supuesto de que el conocimiento histórico no está hecho de verdades inmutables es que se plantea desarrollar en los alumnos de educación básica el matiz interpretativo de la historia. Hay que enseñar y aprender a razonar históricamente, a razonar de manera histórica más que como consumidores de historias que nos hablan de “verdades correctas” o de versiones partidistas que sólo justifican “los hechos correctos” para quien elabora ese discurso.19 El problema de la historia como objeto de enseñanza no es que a los alumnos se les explique los grandes problemas de la historia de una manera más simplificada o que se le cuente un cuento, tampoco es que conozca las diversas posiciones políticas sobre un problema histórico, sino que el alumno comprenda lo que está recreando mediante una narrativa comprensiva que presente un argumento lógico bien formulado —de acuerdo a la información histórica trabajada—, es decir, que presente cierta coherencia de los hechos dentro de una trama y, a su vez, relato construido.20 De este modo, las historias o representaciones de la realidad alternativas que elabore el alumno no se alejan del pensamiento científico, ya que también nos dicen cómo o por qué sucedieron los hechos de determinada manera —de alguna forma se aproximan al razonamiento específico del conocimiento histórico. Una narrativa

La función de la narrativa en la educación. Capítulo 4  
La función de la narrativa en la educación. Capítulo 4  
Advertisement