Issuu on Google+

PASO 3:  ORACIÓN

¿Qué le digo al Señor movido(a) por su Palabra? Signos: marco con un asterisco (*) la frase o palabra que me invita 

Mi oración brota del corazón desde mi propia verdad…  Te alabo y te bendigo Señor por el don de tu Palabra…  gracias porque  ella tiene poder para renovar y transformar mi vida… Te pido ser perseverante en la lectura y la oración con la Palabra…te pido  transmitir con entusiasmo y alegría que Tú eres mi luz y mi salvación…

PASO 4:  CONTEMPLACIÓN

¿Qué palabra me comunica hoy el amor de Dios,         a  qué me invita? Signos: Encierra en un círculo (O) la palabra o frase que te ayuda a  descubrir el amor y la misericordia de Dios para contigo y te invita a  un cambio de vida.

Contemplar… Hago  silencio  abriendo  mi  corazón  para  acoger  la  luz  que  me  entrega  el  Evangelio de hoy en el camino de Cuaresma… Me  dejo  abrazar  por  el  amor  misericordioso  de  Dios  que  sana  y  me  da  nueva vida … . Lecturas para la semana: Lunes 4 de Abr. Jn 4, 43­54   Jueves 7 de Abr. Jn 5, 31­47 Martes 5 de Abr. Jn 5, 1­3. 5­18  Viernes 8 de Abr. Jn 7, 1­2. 10. 14. 25­30 Miércoles 6 de Abr. Jn 5, 17­30   Sábado 9 de Abr. Jn 7, 40­53

Domingo 3 de Abril, Cuarto Domingo de Cuaresma     

Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan 9, 1. 6-9. 13- 17. 34-38 1

Jesús, vio a un hombre ciego de nacimiento. Escupió en la tierra, hizo barro con la saliva y lo puso sobre los ojos del ciego, 7 diciéndole: «Ve a lavarte a la piscina de Siloé», que significa «Enviado». El ciego fue, se lavó y, al regresar, ya veía. 8 Los vecinos y los que antes lo habían visto mendigar, se preguntaban: « ¿No es éste el que se sentaba a pedir limosna?». 9 Unos opinaban: «Es el mismo». «No, respondían otros, es uno que se le parece». Él decía: «Soy realmente yo». 13 El que había sido ciego fue llevado ante los fariseos. 14 Era sábado cuando Jesús hizo barro y le abrió los ojos. 15 Los fariseos, a su vez, le preguntaron cómo había llegado a ver. Él les respondió: «Me puso barro sobre los ojos, me lavé y veo». 16 Algunos fariseos decían: «Ese hombre no viene de Dios, porque no observa el sábado». Otros replicaban: « ¿Cómo un pecador puede hacer semejantes signos?». Y se produjo una división entre ellos. 17 Entonces dijeron nuevamente al ciego: «Y tú, ¿qué dices del que te abrió los ojos?». El hombre respondió: «Es un profeta». 34 Ellos le respondieron: «Tú naciste lleno de pecado, y ¿quieres darnos lecciones?». Y lo echaron. 35 Jesús se enteró de que lo habían echado y, al encontrarlo, le preguntó: « ¿Crees en el Hijo del hombre?». 35 Él respondió: « ¿Quién es, Señor, para que crea en Él?». 37 Jesús le dijo: «Tú los has visto: es el que te está hablando». Entonces él exclamó: «Creo, Señor», y se postró ante Él. 6

espiritualidadmeli@iglesia.cl


PREPARO MI CORAZÓN PARA ACOGER A CRISTO QUE VIENE A MI  ENCUENTRO EN SU PALABRA, SIGO LOS PASOS DE LA LECTIO DIVINA… Dispongo mi corazón para escuchar la Palabra que hoy proclamamos. Hago silencio interior y exterior dejando que la Palabra resuene en mi vida. Hago la señal de la cruz, tomo conciencia de  que estoy con Jesús. Pido el Espíritu Santo comprender el texto y lo que Jesús me quiere decir.

LA SANACIÓN DE UN CIEGO DE NACIM IE N TO: ¡Una confesión de fe! PISTAS PISTAS PARA PARA COMPRENDER COMPRENDER EL EL TEXTO TEXTO EN EN EL EL PASO PASO 11 (Nota: se sugiere leer el texto completo de Juan 9, 1-42)

PASO 1:  LECTURA

¿Qué dice el texto bíblico?  Signos: Leo con atención el texto y marco:  Con un signo de  Interrogación (¿?) lo que no entiendo. Subrayo el tema central del texto.

Preguntas  para  comprender  el  texto  (lee  las  pistas  en  la  página siguiente): Me ubico en el lugar y los personajes que aparecen en el texto. Me fijo a lo largo del texto la forma como el ciego se va refiriendo a Jesús.

El ciego mendigo que nos presenta el Evangelio de hoy, genera distintas reacciones en Jesús y en sus discípulos. Mientras los discípulos ven en su ceguera un castigo de Dios por sus pecados o los de sus padres, Jesús ve a un hombre enfermo y marginado que necesita ser sanado por el amor y la misericordia del Padre.

Movido por la compasión, Jesús hizo barro con su saliva y lo puso en sus ojos, acción nos recuerda la creación del hombre con el polvo de la tierra (ver Gen 2, 7). Ahora, el barro en los ojos del ciego, es signo de la nueva vida que Jesús quiere dar al ciego.

Para que este ofrecimiento de Jesús se haga realidad en la vida del ciego, es necesaria su respuesta libre y voluntaria. Por eso Jesús lo manda a lavarse a la piscina de Siloé». El agua, en la piscina, y la luz, que irrumpe en la vida del ciego, son signos de la vida que Jesús da a los que creen en Él. Jesús es la luz que ha venido a vencer a las tinieblas (ver Jn 8, 12), y es el agua que apaga nuestra sed ( ver Jn 7, 37).

Una

PASO 2:  MEDITACIÓN

¿Qué me dice a mi hoy el texto bíblico?                 Signos: marco con un signo de exclamación (¡!) la frase o  palabra donde siento que Jesús me habla personalmente.

Preguntas para la meditación: El ciego de nacimiento hizo un proceso bien claro que lo llevó a recobrar  la vista física, pero sobre todo la fe.  ¿Cuál es mi proceso de fe? ¿Qué  pasos he dado? ¿En qué punto me encuentro?  ¿De  qué  modo  la  Palabra  de  Dios  puede  ser  luz  que  ilumina  mis  cegueras?

vez sanado, el ciego, ahora vidente, se encuentra con distintos personajes a quienes les va a contar lo sucedido. A través de estos diálogos se va a ir revelando la verdadera identidad de Jesús y también va a ir quedando al descubierto una realidad muy profunda: mientras el ciego ve y reconoce a Jesús como sus Señor, el resto de los personajes, que creían ver, se irán quedando encerrados en sus propias cegueras (la duda de los vecinos, el apego a la ley de los fariseos), hecho del que Jesús dejará constancia diciendo: “He venido a este mudo para un juicio: Para que vean los que no ven y queden ciegos los que ven” (Jn 9, 39).

(1) LOS

FAMILIARES Y VECINOS están sorprendidos: ¡ya no es un mendigo, y ha recuperado la vista! Sin embargo algunos dudan de que realmente sea él el que está hablando con ellos. Frente a la duda Él dice: Soy realmente yo, y les habla de ese hombre que se llama Jesús…

(2) LOS FARISEOS se quedan enredados en el cumplimiento de la ley:

ese hombre no viene de Dios porque no conserva el sábado, hay opiniones dividas entre ellos. Entonces el hombre con sus palabras manifiesta que Jesús es un enviado de Dios: es un profeta, dice, y continúa desafiando a los fariseos, es asombroso que ustedes no sepan de dónde es (Jesús), a pesar de que me ha abierto los ojos.


Finalmente invalidan el testimonio del hombre diciendo: Tú naciste lleno de pecado y ¿quieres darnos lecciones a nosotros?, y lo echan.

Jesús,

sabiendo que el hombre había sido expulsado de la comunidad, sale nuevamente a su encuentro y le revela su verdadera identidad, Él es el Hijo del hombre (expresión mesiánica usada en la Biblia para referirse a Jesús). Entonces el hombre se postró delante de Jesús reconociéndolo como su Señor diciendo: Creo Señor.


Lectio Divina