Issuu on Google+


1

x Prólogo

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . página 2

2

z 25 años

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . página 6

3 } Máximo Trueba

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . página 10

4 y Nuestros directores

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . página 12

5 t Ex-Trueba

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . página 15

6 w Nuestra comunidad educativa

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . página 28

7 u Vida en el Instituto

. . . . . . . . . . . . . . . . . . página 38

8 Y Con mucho arte

. . . . . . . . . . . . . . . . . . página 60

9 W Ítaca

. . . . . . . . . . . . . . . . . . página 73

10 { Agradecimientos

. . . . . . . . . . . . . . . . . . página 79


1 x Prólogo

Es un honor

C

on el título de estas líneas quiero sintetizar lo que siento ante este hecho tan significativo que es estar al frente del IES Profesor Máximo Trueba cuando celebra su 25 aniversario.

Porque, por una de esas carambolas que da la vida, me encuentro ante la Dirección de este Instituto, un buen centro educativo con una salud envidiable, todavía creciendo y con muchas ganas de seguir mejorando. Porque el espíritu y los pilares sobre los cuales quiso construir este Instituto el primer equipo directivo liderado por nuestro Jose María González allá por el año 1989 siguen muy vivos. Basados en una buena convivencia entre todos los miembros de la comunidad educativa, tenían un fin único: educar a todos y de la mejor manera posible. De todo esto te das cuenta nada más entrar al centro: nuestro profesor Máximo Trueba te da la bienvenida, te recibe y te invita a pasar. Cuando te das una vuelta por el Instituto notas que se respira academia, conocimiento, pero también respeto y colaboración. Y además, si te fijas, la gente sonríe. Todo esto creo que es educación. Cuando te das una vuelta por Porque a día de hoy puedo asegurar que cualquier familia el Instituto notas que se respira puede estar tranquila cuando academia, conocimiento, pero deja a sus hijos en nuestras matambién respeto y colaboración. nos; porque van a aprender, van a formarse y van a crecer, inteY además, si te fijas, lectualmente y sobre todo como la gente sonríe. personas. Y esto no lo digo sólo como docente, ya que ahora, desde esta nueva perspectiva de la Dirección, me llegan muchas opiniones de esas familias agradecidas, sus felicitaciones a nuestra labor y sus elogios a nuestro trato humano. Porque si pones en una balanza lo bueno y lo malo cuando valoras tu trabajo, si eres útil, y si, en definitiva, tu labor aporta ese granito de arena a esta sociedad que tanto necesita del empuje de todos nosotros, y ves que claramente se inclina hacia el lado bueno, pues ya está, ya tienes la justificación para levantarte otro día por la mañana, ir a trabajar con ganas, esforzarte y hacerlo lo mejor posible para que nuestros alumnos reciban la mejor educación posible. Así que, en resumidas cuentas, es un honor trabajar en este centro, con estos compañeros y para estos alumnos. Feliz 25 aniversario a todos.  Antonio García Gil Director

2

25 Aniversario


Prólogo

Caminando juntos

E

ducar, referido a una persona significa: hacer que desarrolle o perfeccione sus facultades intelectuales y morales. Adolescencia: periodo de la vida de una persona desde la pubertad hasta el completo desarrollo del organismo. La combinación de ambos: dirigir, encaminar u orientar a los jóvenes durante su paso de la infancia a la edad adulta. Bajo el peso de la responsabilidad que entrañan estos conceptos, la Asociación de Padres y Madres del Instituto Máximo Trueba ha cumplido sus primeros veinticinco años. No es una tarea sencilla la que tenemos los padres en esta etapa de la vida de nuestros hijos. Al mirarles percibimos los cambios que están experimentando, nos preguntamos cómo ha podido trascurrir el tiempo tan deprisa y nos gustaría seguir tomando las decisiones por ellos, para que nada pueda hacerles daño, para que vayan eligiendo el camino que más les conviene. Pero ya no podemos detener el reloj, la maquinaria está en marcha y los cimientos casi son sólidos, los empezamos a construir hace mucho tiempo, desde aquel día en que por primera vez los tuvimos en nuestros brazos. Ahora se están convirtiendo en adultos con criterio propio y una personalidad cada vez más definida, se encuentran atravesando una etapa esencial de su educación que tiene como principal objetivo formar ciudadanos responsables y capaces de desenvolverse con Quizá sea la última habilidad en la sociedad. Y para oportunidad de participar alcanzar esta meta es necesario que nosotros, sus padres, nos de manera tan cercana impliquemos en la comunidad en la vida escolar de nuestros escolar, participemos activamente durante su proceso de aprendizaje y trabajemos codo con codo con sus profesores, con todo el equipo humano que convive con ellos cada día, transmitiéndoles no sólo conocimientos y teorías, sino el impulso necesario para madurar y afrontar sus responsabilidades. Han sido muchas las familias que desde hace veinticinco años han trabajado en la AMPA para conseguir ese objetivo común; muchos los padres y madres que han aportado su contribución para que el Profesor Máximo Trueba sea hoy este gran centro de referencia en el que estudian nuestros hijos. Por ello, los miembros de la junta directiva, que a día de hoy formamos la AMPA, queremos transmitir nuestro agradecimiento a todos ellos: por el empeño con el que colaboraron, por todo el interés y el esfuerzo que pusieron, que nunca fue en vano y que sirvió para que los que viniéramos después supiéramos hacerles el relevo en la que quizá sea la última oportunidad de participar de manera tan cercana en la vida escolar de nuestros hijos, antes de que se suelten de nuestra mano y continúen sus estudios superiores o se adentren en el mundo laboral. Esta publicación es el resultado de un proyecto conjunto entre profesores, alumnos y padres de este Instituto, los que ya marcharon y los que todavía siguen. Sus páginas tratan de recoger un cuarto de siglo de vivencias compartidas dentro de este proyecto educativo. Detrás se esconden muchas, muchísimas horas de trabajo, pero también el cariño enorme y la ilusión de todos nosotros por mantener vivo el espíritu del Trueba. 

hijos.

AMPA del IES Profesor Máximo Trueba Junta Directiva

IES Profesor Máximo Trueba

3


Prólogo

Felicidades a la comunidad

Q

ueridos amigos, Quiero, a través de estas líneas, felicitar a toda la comunidad educativa del IES Profesor Máximo Trueba: directores, jefes de estudio, profesores, padres y alumnos, por el gran trabajo realizado en estos 25 años de historia. Todos, desde vuestras diferentes responsabilidades, habéis convertido este centro en uno de los mejores de la Comunidad de Madrid y en un referente de calidad educativa y excelencia en Boadilla del Monte. Los variados programas formativos que desarrolláis en el centro, los intercambios con institutos de otros países (que permiten a los alumnos y profesores no sólo mejorar los idiomas, sino coOfrecéis no sólo conocimientos, nocer otras culturas y abrir su con lo importante que ello es, mente) y las diferentes y variadas actividades que –fuera de sino también herramientas para los estrictamente lectivo– lleváis afrontar los retos de la vida diaria. a cabo, dan como resultado la formación integral de nuestros jóvenes. Les ofrecéis no sólo conocimientos, con lo importante que ello es, sino también herramientas para afrontar los retos de la vida diaria, ya sean personales, educativos o profesionales y estimuláis sus ansias de saber; además de acompañarles en la difícil tarea de crecer y madurar. Por ello, por la extraordinaria labor que lleváis realizando en estos años, nuevamente os felicito y os animo a continuar por esta misma línea y a seguir formando grandes personas. En esta admirable labor, contaréis en todo momento con el apoyo del Ayuntamiento de Boadilla. Un saludo.  Antonio González Terol Alcalde del Ayuntamiento de Boadilla del Monte

4

25 Aniversario


Prólogo

25 años en Boadilla del Monte

E

n el año 1989 el Instituto Profesor Máximo Trueba comenzó haciendo el más noble trabajo que se puede realizar: educar a los adolescentes y jóvenes de Boadilla. Y así, mejorando la educación en Boadilla del Monte, lleva estos últimos veinticinco años. Este centro educativo, testigo del crecimiento de esta localidad, comenzó su andadura con paso firme. Sus profesores, todos, han sido ejemplo vivo de cómo en la enseñanza siempre debemos estar adaptados a Sus profesores, todos, han sido las capacidades de sus alumnos. ejemplo vivo de Este centro honra al profesor Máximo Trueba, que le otorgó cómo en la enseñanza siempre su nombre, todos los días en la debemos estar adaptados persona de todos y cada uno de a las capacidades de sus alumnos. sus alumnos. Estamos seguros de que el profesor estaría encantado de ver cómo su instituto ha ido mejorando su carta de servicios completando su oferta con las Enseñanzas de Secundaria Obligatoria, con su Programa Bilingüe, con la Sección Bilingüe de inglés, y también con sus Programas de Compensatoria y Diversificación, sus Bachilleratos de Ciencia y Tecnología, y Ciencias Sociales y Humanidades. y el Programa de Cualificación Profesional Inicial, los Programas de Formación Profesional Grado Medio y de Grado Superior. El Instituto trabaja cuidadosamente sus programas y agrupamientos siguiendo las líneas metodológicas más modernas y todos sus departamentos trabajan de forma que se facilite el aprendizaje de todo el alumnado. Su organización ha establecido dos redes de coordinación que permiten el aprendizaje y la actualización de los conocimientos; así, las familias saben a través de la red tutorial del rendimiento de sus hijos; con la Comisión de Coordinación Pedagógica se realiza la coordinación de los conocimientos a impartir por cada uno de los departamentos didácticos. Es un nstituto que ha conseguido cotas muy elevadas de calidad educativa. A lo largo de estos años ha llegado a completar su oferta de actividades con intercambios escolares con institutos de Holanda e Inglaterra, y viajes de inmersión lingüística a Irlanda y Francia. Algunos de sus alumnos han sido seleccionados para participar en grupos con gran éxito en las Global Classrooms, que se han celebrado en el Centro Regional de Innovación y Formación, que termina con una ceremonia en la Asamblea de Madrid. En debates a lo largo de un día –similar a los desarrollados en la asamblea de las Naciones Unidas–, las intervenciones de sus alumnos han sido realmente brillantes lo que ha llenado de satisfacción a todos. Es para mí, como Director del Área Territorial de Madrid Oeste y testigo del crecimiento de este Instituto, un honor participar en su cumpleaños. Muchas felicidades en esta celebración de sus 25 años.  José Macías Velázquez Director del Área Territorial

IES Profesor Máximo Trueba

5


2 z 25 aNIVERSARIO

Evolución del Instituto en estos 25 años ese mismo curso se implanta el Programa Bilingüe –fruto del convenio entre el Midel número de alumnisterio de Educación y The nos en el Instituto, a lo larBritish Council– para darle go de estos 25 años. continuidad al Programa que Se puede notar que después funcionaba en los colegios de de la apertura del Instituto en primaria, por lo que, práctiel colegio de Valdepastores camente, todo el alumnado con 290 alumnos, entre los del CEIP José Bergamín Gucursos 1990-91 y 1994-95, el tiérrez de Boadilla del Monte número de alumnos era algo continúa sus estudios de semás de 500 (manteniéndose cundaria en nuestro Instituto. más o menos constante a lo En el curso 2010-11 se largo de esos años). vuelve a observar un aumenEn el curso 1995-96 con el to de alumnado que se manadelanto de la implantación tiene hasta el curso actual de la LOGSE, el alumnado donde contamos con más de aumentó en 250 alumnos, ya 1.000 alumnos. que recibimos a los alumnos Los alumnos en Educación de 1º y 2º de Secundaria (el Primaria durante la década equivalente a 7º y 8º de EGB) 2000-10, la implantación manteniéndose los tres cursos del Programa Bilingüe de la de BUP y el COU. Se tuvieComunidad de Madrid, en el ron que instalar aulas prefacurso 2010-11, los resultados bricadas ya que en el edificio obtenidos por los alumnos del original no había sitio para Instituto en las pruebas extereste número de alumnos. nas (CDI, exámenes IGCSE Pero el aumento de alumnos y Selectividad) justifican la continuó hasta el curso 2003progresión en el aumento de 04, en el que se inauguró el alumnado que se viene obserIES Arquitecto Ventura Rovando año a año, a pesar del dríguez, reduciéndose nuesaumento de la oferta educatro alumnado en unos 300. tiva en Boadilla del Monte Sin embargo esta reducción desde el curso 2003-04, con no se mantuvo en los años sila apertura del IES Arquitecguientes ya que para el curso to Ventura Rodríguez y los posterior, el de 2004-05, se colegios concertados Casvi, sumaron 700 alumnos. En Quercus y Hélade, que complementa +info: historia del centro la oferta de colegios www.educa2.madrid.org/web/ centro.ies.maximotrueba.boadilla/ privados que existía historia-del-centro en nuestra localidad. » En la primera gráfica se observa la Evolución

6

25 Aniversario

» Junto con la evolución del número de alumnos, se presenta la gráfica de la evolución del número de profesores, (abajo) que prácticamente es paralela a la del alumnado, excepto en los cursos 2009-10, 2010-11, 2011-12 y 2012-13, en los que al aumento de alumnado le correspondió una disminución en el número de profesores.

» En la gráfica de la ratio alumnos/profesor (abajo) podemos observar que en los últimos años se han recuperado las ratios de los años 90. 


25 Aniversario

Las instalaciones siempre mejoran

E

l edificio del IES Profesor Máximo Trueba es un modelo de edificio que podemos ver en muchos pueblos tanto de la Comunidad de Madrid como de otras Comunidades autónomas, ya que lo construía el Ministerio de Educación y Ciencia –a finales de los 80 y década de los 90– modelo García de Paredes, formado por diferentes módulos que podían situarse en forma de L, de H … El terreno en el que se asentó nuestro edificio era terreno de relleno, con cascotes y restos de otras obras, por lo que tardó tiempo en asentarse y muy pronto comenzaron a observarse grietas en las paredes. Estas grietas no eran estructurales, por lo que no supusieron nunca ningún riesgo, pero está claro que eran poco atractivas y a pesar de que todos los equipos directivos del Instituto dieron parte de la situación, no se arreglaron hasta el curso 2006-07. El Instituto ha sufrido dos ampliaciones en estos 25 años: la primera se realizó en el curso 1999-2000, con la construcción de las aulas para los Ciclos Formativos y para los alumnos de Secundaria (que ocupaban las aulas prefabricadas); la segunda se ha realizado en el curso 2012-13 como respuesta al aumento del alumnado. Revisando los Documentos de Organización del Centro (DOC) de todos los cursos, se puede constatar que desde el curso 1990-91, todos los años se ha solicitado la instalación de un ascensor, para atender las necesidades de alumnos y profesores con movilidad reducida, temporal o permanente (alumnos con muletas o sillas de ruedas), pero hasta el curso 2011-12 no se atienden estas peticiones. Otra reiterada petición es la ampliación del gimnasio o la construcción de una pista cubierta. En el curso 1994-95 se acometió la obra de realizar una pista deportiva, que posteriormente se dotó de alumbrado –gracias al programa de Campeonatos Escolares de la Comunidad de Madrid. Sin embrago, los días de lluvia, se presentaban muchos problemas, ya que la capacidad del gimnasio es limitada a un grupo. En el curso 2009-10 y aprovechando la visita del Director General de infraestructuras Jesús Valverde Bocanegra (al Colegio Ágora) se insistió con la solicitud de ampliación del gimnasio, hasta que por fin se consiguió la pista cubierta.

En el curso 2003-04 conseguimos la dotación para construir parte de la valla perimetral del centro y aumentar la altura de la existente Sin embrago, hasta la fecha no se ha concluido su cerramiento. Al diseñar el edificio, a alguien se le olvidó que es necesario un lugar para almacenaje: pizarras, mesas, material de limpieza, material de mantenimiento, de jardinería, de deportes, de eventos especiales, etcétera. Por lo que a lo largo de los años se comenzaron a habilitar diferentes espacios para esa función: en los bajos de las escaleras, parte del aseo de alumnos del gimnasio y aprovechando la doble puerta de salida al patio, se cerraron los dos laterales para despensa.

Los espacios también educan. Además de estas obras de ampliación o mejoras, todos los años se realizan numerosas intervenciones: » En los veranos las aulas se pintan o arreglan. En los últimos años se ha comenzado un plan de alicatado de las aulas más antiguas para facilitar su conservación. » Se han habilitado espacios adecuados para las aulas de los Programas de Compensatoria, Diversificación, Necesidades Educativas y Cualificación Profesional. » Se han creado aulas de Tecnología, Informática, Idiomas, Música y taller de Cerámica. » Se han organizado espacios para los Departamentos de Orientación, Tecnología y Bilingüe, también el despacho para el profesor técnico de Servicios a la Comunidad. » Se han realizado ampliaciones de la Sala de Profesores, Secretaría y Jefatura

de Estudios. » Se han mejorado las instalaciones del Salón de Actos y de la Biblioteca. » Se ha cambiado de ubicación la Conserjería y se ha creado una nueva sala para Reprografía. » Al compartir el Instituto muchos años, primero con The British Council y después con la Escuela Oficial de Idiomas, se han realizado obras para crear despachos de Administración y Secretaría propios. » Se han realizado muchas intervenciones de mejora del espacio externo. No sólo las realizadas con las diferentes plantaciones de árboles, sino también, las correspondientes a la creación de una cubierta y enlosado de la zona del patio a espaldas del Salón de Actos, para dotar al alumnado de una amplia zona de sombra y protección para los días de inclemencias climáticas. » Una de las mejoras más aplaudidas por los alumnos es la dotación de las tres mesas de ping-pong (una de ellas donada por el Ayuntamiento de Boadilla). » Se han realizado numerosas intervenciones conducentes a la mejora de la seguridad en el centro, derivadas fundamentalmente de los estudios realizados para el plan de evacuación del centro: ubicación de la escalera de emergencia de la planta de los laboratorios, ampliación del Departamento de Biología (curso 2000-01), señalización, iluminación, cuarto de calderas… Todos y cada uno de los equipos directivos del Instituto han tenido como una de sus prioridades la conservación y mejora de las instalaciones. No se han recogido aquí todas las intervenciones realizadas a lo largo de sus años, pero nos podemos sentir orgullosos, ya que cuando los arquitectos de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid han realizado alguna intervención en el Instituto comentan que es uno de los edificios del modelo oficial del Ministerio mejor conservado, esto es en buena medida mérito de los diferentes equipos que han puesto en valor la frase “Los espacios también educan.”. El edificio del IES Profesor Máximo Trueba es un lugar de encuentro y educación: sus paredes son lugar de exposición, y la entrada principal un homenaje a Máximo Trueba. 

IES Profesor Máximo Trueba

7


25 Aniversario

Un terreno baldío, que los alumnos llenaron con plantas

E

ntrar en el Instituto Profesor Máximo Trueba en septiembre de 1990 fue como entrar en un piso recién construido. Un montón de estancias vacías. Todo tan nuevo que los pasillos de puro brillantes resbalaban y era peligroso andar por ellos. Se veían en los patios algunos árboles recién plantados y en la zona del salón de actos y el gimnasio sólo tierra sin nada verde. El resto, hierbas, muchas hierbas, puro campo. En la esquina de las calles Santillana y Alberca había seis cipreses. No alcanzaban los dos metros de altura, pero, armoniosamente colocados en ángulo, aparentaban buena salud y, aunque pequeños, te llevaban a evocar los que salpican las escarpadas costas de las islas griegas o las suaves colinas de la Toscana. No era difícil imaginarlos crecidos, mucho más altos que el propio Instituto, cuando alcanzasen finalmente la madurez. Ese primer curso bastantes alumnos se habían matriculado en una asignatura

8

25 Aniversario

optativa llamada Técnicas de Alimentación, responsabilidad del Seminario de Ciencias Naturales. Era una auténtica María, un coladero que se aprobaba sin tener que estudiar, solo con asistir y no molestar demasiado. Muy atractiva para cierto tipo de alumnos poco aficionados a los libros y a hincar el codo. Así que en el seminario –Rosa, María de la O y un servidor–, decidimos que había que darle un aire distinto. De momento la transformamos ‘de hecho’ en Botánica Aplicada, que luego formalizaríamos como: Actividades de campo y de laboratorio con plantas. La Dirección nos facilitó herramientas (y un lugar para guardarlas) y empezamos a trabajar en los patios y a crear el huerto escolar. Hacer cosas y entender por qué se hacen. Aire libre, esfuerzo físico y explicaciones para comprender los procesos naturales en el propio lugar en que están ocurriendo. Eso sí que les gustaba a los alumnos. Tanto, que en años sucesivos, cada vez se matriculaban más. Hasta el

curso 1995-96, que fue el último en que se impartió. Y así, con ellos, empezaron a cambiar los patios. Los primeros árboles que se plantaron fueron los ocho que hay frente la cafetería. En círculo simétricos y con el diámetro entre acacias cuidadosamente orientado al Sur. En el centro un abeto que la APA (Asociación de Padres de Alumnos) había regalado para Navidad. Lo poco que duró ese abeto sería una premonición de las dificultades que tendríamos en el futuro, porque, además los tres cipreses que lo sustituyeron tampoco duraron. Finalmente fue un magnolio –también regalo de la APA–, el que desplazado del centro del círculo, ha durado hasta hoy. Los alumnos de Botánica Aplicada diseñaron el jardín actual, plantaron los arbustos y cada primavera lo llenaban de flores. Regaron, cuidaron y estudiaron todas las plantas del Instituto y cultivaron el huerto escolar cosechando habas, patatas, ajos, lechugas, judías, garban-


25 Aniversario

Tampoco crecieron lilos, acebos,… Pero hubo muchos éxitos. Y ahí están. Podéis ver las madreselvas de la tapia de la entrada, los celindos de la calle Santillana plantados como homenaje a las víctimas del 11M, las coníferas junto a lo que fue el huerto, los árboles que amplían el En nuestro patio, verde, primer jardín junto se pone de manifiesto el trabajo al bar y, entre ellos, dos muy especiales, de muchísimas personas. un pruno y un abeto plantados en memoria de dos entrañables El Día del Árbol, sin embargo, ha sido alumnos: Alfonso y Patricia. Algunos lo que más ha contribuido a cambiar los árboles se han plantado como recuerdo patios. Una actividad que implicaba a de profesores que se han jubilado. Otros todo el Instituto, contaba con la colabohan sido plantados sin ceremonia esperación del Ayuntamiento de Boadilla del cial el Día del Árbol, porque quienes lo Monte, y que iniciada en la primavera de hicieron (profesores o alumnos) querían 1992 se ha realizado casi todos los curdejar con ese árbol un recuerdo perdurasos hasta hoy. La organización variaba ble de su paso por el Instituto. según los años. En uno de ellos intentaHoy, en nuestro patio, verde, se pone mos cercar de aligustre y arizónicas todo de manifiesto el trabajo de muchísimas el perímetro del patio. Se consiguió, personas que dedicaron una parte de su pero sólo prosperó una parte. Otra vez tiempo a conseguirlo. Y lo consiguieron. se plantaron 150 brotes de semillero en Acaso lo más significativo sea la histoda la superficie que ahora ocupa la pistoria de los seis cipreses que se menta al Este del patio. No prendió, ¡ni uno! zos… (tomates no, porque maduran en verano) y fracasando en la recolección de cereales porque el grano se lo comían los pájaros. Y también en dos ocasiones tuvieron que reconstruir el huerto destrozado por algunos gamberros.

cionaba al principio. El año 1993 fue excepcionalmente húmedo. Llovió de tal modo que el terreno se reblandeció y el día 29 de octubre, al llegar al centro, vimos a dos de los cipreses en tierra y otro más medio tumbado. El viento los había abatido al fallar su agarre al suelo. Los alumnos de Botánica Aplicada los levantaron y los sujetaron con cuerdas a la valla y a estacas firmemente clavadas. En clases sucesivas se afianzó todo ello de modo que resistieran el viento. Y se consiguió. Aquellos seis cipreses que en 1990 apenas alcanzaban la altura de un alumno de COU, pudieron crecer y ahora, veinticinco años después, ya personas hechas y derechas, muestran todo el esplendor que el paso del tiempo ha atesorado en ellos, en una modesta parte gracias al trabajo, los cuidados y el mucho cariño que en su día, aquí, en este Instituto, recibieron.  Luis Vicente Profesor de Ciencias Naturales

IES Profesor Máximo Trueba

9


3 } Máximo Trueba

¿Quién fue Máximo Trueba?

M

medida, se puede aprender pero, a lo e vais a permitir que trace esta que parece, hay fundamentalmente breve semblanza desde una persgente que nace, y Máximo sin duda pectiva totalmente personal, creo que era uno de esos hombres que saben la sincera amistad que me unió a él explicar. Además era uno de esos pome da derecho a hacerlo. cos docentes que lograban contagiar Tengo la suerte de no haber recibiparte de su pasión por la asignatura do de la vida grandes golpes ni físicos a sus discípulos, algo ciertamente ni morales, pero el mazazo repentino poco frecuente. Claro que, en el caso de la noticia de la muerte de Máxide Máximo, tal cúmulo de virtudes mo (en un letal accidente de tráfico) no tenía demasiado mérito, pues en lo recuerdo con la misma crudeza que él todo esto era natural. Además, si hubiese sucedido ayer. En el plapara encandilar al auditorio, estaba no físico mi dolor más reciente me lo dotado también de una enjuta, larga, facilitó un caballo que me rompió la elegante, y solemne presencia física nariz de una patada. Noté cómo los que acababa más allá del metro nohuesos crujían y se desplazaban caventa rematada con una cabeza de prichosamente a escasos centímetros melena leonina llena de inteligencia de mi cerebro. Fue una sensación y personalidad, donde esos ojos esciertamente desagradable, pero casi trábicos que compartía con su herno sentí dolor. Nada comparado con mano Fernando Trueba (el oscarizael impacto, no sólo moral sino incluso do director de cine), le conferían un físico, que me produjo aquella inesaire desaliñado al que su permanente perada y trágica noticia. La muerte sonrisa daba el toque justo de frescude alguien querido siempre due Máximo Trueba por Gonzalo Silván. ra y amabilidad. le, pero a veces llega lentamente… Retrato imaginario de considerables Y, sin embargo, Máximo no era avisando. Pero cuando el final llega dimensiones (200x112 cm), que evoca su sólo un gran profesor: era a la vez un figura y su obra desde un planteamiento así, tan crudamente, tan callando…, figurativo pero muy cercano a la abstracción. gran artista. Un escultor que alcanzó te quedas más que dolido.., vacío, un amplio renombre a nivel nacioanestesiado, como si se te hubiesen nal, y con una incipiente proyección internacional, y al que su quebrado algunos huesos no del cuerpo, sino de más adentro temprana muerte (a los cuarenta y dos años de edad) robó la (o tal vez de más afuera) de un esqueleto ignoto que algunos posibilidad de seguir legándonos una obra plástica poderosa y llamamos alma. Para mí Máximo fue ante todo un amigo, pero singular, justo en un momento de madurez en lo que lo mejor fue mucho más. Para empezar fue un profesor excelente. No es de su obra estaba aún por llegar. A pesar de esta corta vida dejó que lo diga yo, es algo que todos los que tuvieron la fortuna de un currículo artístico espectacular, del que (para no cansaros) conocerlo podrán corroborarlo. Como ‘profe’ no tenía precio, destacaré sólo algunos datos, como son el haber participado en pues a su talante abierto y amable se unía una notable cultura y numerosas exposiciones tanto en España como en el extranjeuna amplia formación técnica y artística que lo hacían idóneo ro, entre las cuales sobresaldrían sus diversas participaciones para impartir tanto el dibujo técnico como el artístico. Vamos, en diversas ferias de arte internacionales como Arco en Maque valía para un roto y un descosido. drid, la FIAC de París o la de Art Cologne en Colonia (AlePero, como vosotros sabéis mejor que nadie, un buen ‘profe’ mania), Basel, en Basilea (Suiza); en la Bienal de Escultura de no sólo debe ‘saber’ sobre la materia que imparte, si no que es Normandía (Francia), invitación para realizar una escultura en aún más importante que sepa ‘transmitir’ sus conocimientos. A Akita (Japón), etcétera, aparte de su presencia en exposiciones esto los técnicos lo llaman pedagogía, y es algo que, en alguna

10

25 Aniversario


Máximo Trueba

y certámenes de escultura en universidades e instituciones culturales de Madrid, Cáceres, Zaragoza, Barcelona, Pontevedra, Santander, Lugo… obteniendo además numerosos premios y becas. Por si fuera poco, un gran número de museos poseen alguna muestra de sus obras, como el Municipal de Madrid, el de Valdepeñas, el de Arte Moderno de Alcobendas, el de Escultura de Aracena, el de Bellas Artes de Santander, los de Escultura al Aire Libre de Huelva y de Alcalá de Henares… Incluso fuera de España, como el Mansaku Chokoku-no Mori, Akita-Ken, en Japón. Pese a todo, lo más sorprendente es que este rico bagaje artístico pertenezca a un escultor reservado, callado, y silencioso, que trabajó casi de espaldas al mundo del comercio del arte, y al que le tocó vivir en un ambiente social en el que el arte tiene muy poca importancia en las prioridades de los seres humanos. Además, si ya es difícil que en un hogar normal se compre un cuadro original (y no se recurra a una reproducción o lámina decorativa), mucho más raro es que la gente ‘normal’ se gaste los cuartos en comprar una escultura. Pablo Serrano, maestro suyo, y uno de los más importantes escultores españoles del siglo, sabedor de la indiferencia social hacia la escultura, escribió en el catálogo de la primera exposición individual de Máximo lo siguiente: “Que el golpe de la maza en el puntero grite la piedra herida al sensible mensaje del poeta abandonado y despreciado en un mundo materialista que, si no sabe encontrar la solución

a los elementales problemas de los derechos humanos, respete la voz del poeta, la del cincel y la maza, frente al grito destructor del átomo”. Pero, como todo verdadero artista, Máximo siguió trabajando tenaz y silenciosamente, obstinado en arrancar a la dura e inhóspita piedra todos sus misterios estéticos y espirituales. Un empeño para titanes o poetas. Y Máximo fue las dos cosas. Del Máximo artista se han dicho y escrito cosas muy hermosas, pero quiero ser breve, y nuevamente recurriré sólo a las palabras del gran Pablo Serrano, que refiriéndose a sus primeras obras, dijo: “Se adivina en su obra una tensión controlada entre expansión y retención. El ángulo y la curva. La superficie plana., árida y la ondulada acariciada. El silencio y el tormento de la razón poética”. Mas, por encima de todo Máximo fue una buena persona, una gran persona. Y como soy incapaz de mejorar la descripción moral que de él hizo su también compañero y amigo Carlos Machín, en el acto de homenaje con el que se dio nombre a nuestro Instituto, la transcribo literalmente: “…Aquí lo que quisimos honrar es a un maravilloso profesor, a un modelo de decencia, de dignidad, de integridad, de modestia y de valor personal a una escala humana, para que sirva de espejo en el que se puedan mirar con orgullo todos los que aquí se eduquen...”  Gonzalo Silván Ex-profesor de Dibujo

Profesor Máximo Trueba

M

+info: Máximo Trueba www.educa2.madrid.org/web/ centro.ies.maximotrueba.boadilla/ sobremaximo

áximo Trueba nació en 1953, en Madrid. Su vida fue bastante inquieta. En su adolescencia, sobre los 14 años, se fue de casa por no cortase el pelo (increíble ¿verdad?). Pocos años después terminaría en París gracias a su interés sobre la cultura francesa en años anteriores. Cuando volvió a su casa, su padre quería que estudiase arquitectura, precisamente aparejador, sin embargo su madre le apoyó para qué pudiera estudiar y matricularse en Bellas Artes. Más tarde se le diagnosticó tuberculosis por lo que fue al hospital de Tablada, donde conocerá a su futura mujer. Finalmente terminaron viviendo en una casa de Aravaca. Aunque tuviera la enfermedad, continuó sus estudios en Bellas Artes y trabajó en talleres de otros escultores como en el de Pablo Serrano. En 1980 participó en el concurso de Escultura al Aire Libre de Madrid, pero es en Zaragoza donde empezará a fascinarse por las canteras de piedra oscura, piedra que utilizará en futuras obras como las que presentó tres años después, en su primera exposición en solitario donde vendió todas sus obras. Vivir solamente del arte traía sus dificultades por lo que tuvo que dedicarse a la enseñanza paralelamente con su vida de escultor. Y así llegó a este Instituto en 1990 y permaneció en él hasta su trágica muerte, por un accidente de tráfico. En aquel momento el centro no tenía nombre, pero al ser un profesor, de Dibujo Técnico, escultor y, sobre todo, una persona muy querida, se decidió darle su nombre al Instituto, que pasó a llamarse IES Profesor Máximo Trueba .  Alumnos de 1º de Bachillerato

IES Profesor Máximo Trueba

11


4y

Nuestros

directores

Charla de café con los cinco directores

H

oy me he propuesto tener una charla de café con los “cinco magníficos” que tuvieron –tienen– la valentía de asumir durante un tiempo la Dirección del Instituto, de nuestro Instituto: José María González, Luis Vicente, José Antonio Pinel, Bárbara Méndez y Antonio García. José María comenzó la historia de nuestro Instituto, cogió las riendas en los primeros tiempos y supo auparlo a lo más alto; ardua tarea que sus seguidores han mantenido. Por eso el nuestro no es un instituto cualquiera. Como dice el refrán: “Qué bien se ven los toros desde la barrera”, como los vemos (o los hemos visto) nosotros. Pero yo hoy quiero que ellos nos hablen de la otra cara de la luna, de los toros vistos desde el ruedo. Qué miedo da eso, ¿verdad? Pero ahí estaban –están– ellos dirigiendo la lidia todos los días del curso, y menuda lidia. Por eso quiero comprender desde sus perspectivas, sus experiencias. Saber cuáles eran sus objetivos, cuáles de ellos lograron, con qué dificultades se encontraron, qué les hizo felices, qué recuerdos tienen…Tantas cosas que voy a dejar que sean ellos los que se expresen. Cuando llego al punto de encuentro –aunque yo llego puntualísima–, ya está allí José María, el primero. Me ofrece un café y me da ánimos: “Esto va a salir de maravilla, nos ponemos las pilas y adelante”. Al cabo de un rato llega Luis, acude, como siempre, movido por el sentido del deber, pero con ilusión y cargado de buenas ideas. El tercero en venir es José Antonio, que llega contento, con ánimos y ganas de trabajar. Después se incorpora Bárbara, pausada y tranquila, en cierto modo le da otro aire a la cosa. El último en aparecer es Antonio, como está en activo en el cargo, es el que está más liado. Llega el último pero sabe Dios cuando se irá.

Comienzo preguntándoles por los retos y dificultades con los que se encontraron a la hora de asumir la Dirección. Y comienzo por el primero. José María: Como ya había puesto en funcionamiento otros institutos, la experiencia me decía que las prioridades para el nuevo centro debían ser: » Una, formar un equipo directivo coherente, competente y con ganas de trabajar. Como no conocía a ninguno de los nuevos profesores que se incorporarían al Instituto, les convoque a una reunión informal antes de iniciarse el curso con la finalidad de conocernos. Dejé expresarse a todos, les observé, hice alguna pregunta al azar y saqué mis conclusiones. El instinto no me falló y acerté de lleno. La elección del equipo fue esencial para la buena marcha del centro: Carmelo Solano, Santos Lora, Emma Rodríguez y Pilar Rodríguez.

12

25 Aniversario

» Otra fundamental era lograr un ambiente de trabajo adecua-

do. Para que los objetivos se cumpliesen debíamos conseguir que el Instituto fuese atractivo, con un ambiente sano, de compañerismo y de colaboración, donde todos se considerasen importantes y partícipes en las decisiones que se adoptasen. Y, milagrosamente, se consiguió. De los muchos centros que he dirigido, sin duda ha sido el mejor, el Trueba sigue siendo lugar de reunión y los profesores amigos. » La tercera preocupación fue lograr, no siempre con éxito, que para al inicio del curso escolar el centro tuviese toda la dotación necesaria de material escolar y didáctico. Pero eso es otra historia. Desde luego, éramos un equipo en el trabajo, en las excursiones, en las comidas, en las celebraciones de los cumpleaños… Cómo olvidar, por ejemplo, la inauguración de los departamentos de Física y Química y Biología.


Nuestros directores

Primero, la incertidumbre de no saber lo que me voy a encontrar al día siguiente, la sensación de estar “apagando fuegos” en todo momento. Cada día presenta un reto nuevo que no esperabas y que hay que hacer ¡ya! Pero bueno, por ahora vamos haciendo de ‘bomberos’ lo mejor posible. Segundo, cuando priman otros intereses o valores distintos a los meros académicos o formativos, como son los económicos, los personales o individuales. Choco contra un muro que me cuesta sortear, porque creo que una perspectiva de la educación sigue siendo tengo pública muy idealizada.

Luis: Para mí la peor experiencia fueron ¡LOS BARRACONES! Éramos el único instituto de Boadilla del Monte y, aunque ya se había ampliado para acoger la ESO y los Ciclos Formativos, la demanda era tan grande que se quedó pequeño y fue preciso instalar ¡SEIS! barracones en el patio. Ya hubo barracones otros cursos, pero ‘sólo’ dos, o cuatro. Duraron hasta que, afortunadamente, con la creación del Ventura Rodríguez los hizo innecesarios. Lo recuerdo, fueron la pesadilla de muchos de nosotros, sobre todo los días de lluvia, que había que poner tablones sobre los charcos para poder cruzar.

El centro lugar de reunión y los profesores amigos.

José Antonio: Una buena anécdota es que cuando, por fin, se llevaron el último barracón brindamos con champán para celebrarlo. Bárbara: Para mí, el primer reto fue tomar la decisión de presentarme a directora. No me consideraba suficientemente preparada para esa tarea, todo eran dudas a pesar del apoyo de los compañeros. Luego, ya en faena, vino la relación con la administración educativa, hacerles ver las necesidades del centro y conseguir algunas mejoras. La cosa fue peor cuando empezó la crisis, con la pérdida de apoyos para los alumnos que más lo necesitaban y que tanto trabajo nos costó conseguir; o los recortes de profesores, o… Que “mis maestros” se fueran jubilando, y encontrarme con sensación de orfandad. Bueno, así los jubilados tenemos tiempo para seguir reuniéndonos y hacer cosas como estas. Bárbara: Y no puedo dejar de mencionar el exceso de horas de dedicación. Antonio: En este corto pero intenso periodo de tiempo que llevo a cargo de la Dirección podría destacar dos grandes dificultades:

Quizás en esa dificultad está la razón para mantener la ilusión y seguir luchando, porque sin ideales este trabajo sería otra cosa, pero no educación. Cuando les pregunto por los momentos más satisfactorios, hay uno en el que todos coinciden: el alto nivel del elemento humano, las relaciones con los compañeros, los alumnos, las familias… José María: Como ya he comentado antes, una de mis mayores satisfacciones fue conseguir un equipo de profesionales coherente, totalmente implicado en la vida del centro, para los que este no era sólo el lugar de trabajo sino un espacio cultural y de enseñanza en el que desarrollar todo su potencial educativo y humano. Luis: Quiero destacar en primer lugar la competencia profesional, la calidad humana y la eficacia en el trabajo de la junta directiva que tuve la suerte de dirigir, pero también el espíritu de colaboración del claustro y su nivel de implicación en las decisiones que afectaban a la vida de centro. Las diferentes posturas y las vivas discusiones nunca llevaron a la división. El personal de administración y servicios y la inmensa mayoría del alumnado tuvo un comportamiento ejemplar y aguantó estoicamente las incomodidades de la superpoblación. Lo mismo que una AMPA muy eficaz y colaboradora.

IES Profesor Máximo Trueba

13


Nuestros directores

Luis: En el aspecto material me siento especialmente contento con la remodelación del vestíbulo, para dedicarlo a Máximo. En principio íbamos a poner una foto-mural, pero Gonzalo Silván, el catedrático de Dibujo, se ofreció generosamente y nos donó el mural del que ahora disfrutamos y que es realmente una magnífica obra de arte. Bárbara: Además de las relaciones humanas que se establecen con todos los miembros de claustro y con los alumnos, también me resultó muy satisfactorio el conseguir algunos beneficios para el centro, como la pista cubierta o el ascensor. O ver el aumento de alumnos año tras año. ¿Y tú, Antonio? ¿Coincides con ellos? Antonio: Si mañana dejase la Dirección ya podría decir que me llevo experiencias, conocimientos y relaciones sociales, lo que, lógicamente implica un desarrollo personal. Por ahora no paro de aprender y eso me encanta. En cuanto a las relaciones sociales, con los compañeros han

cambiado a mejor, sin duda, porque ahora estoy a su servicio e intento ayudarles en todo lo posible; espero que lo perciban así. Y fuera del centro también, porque conoces a mucha gente interesante, en funciones diversas, y creo que todo eso me enriquece como persona. José Antonio: Articular con éxito toda esa maquinaria educativa a la que antes he hecho referencia lo considero, hoy que lo veo desde fuera, un gran éxito, que se debe a un profesorado que supo dar lo mejor de su capacidad educadora. Tampoco se queda atrás la realidad de la integración de alumnos con necesidades educativas especiales. No estábamos preparados para tanta adaptabilidad, es cierto, pero fueron atendidos con ayuda de especialistas y la máxima dignidad científica de auténticos profesionales de la educación y la enseñanza.. Sin olvidarnos de la enseñanza biIingüe, ya planteada por las directivas anteriores. Fuimos uno de los tres primeros institutos en implantarla de la Comunidad de Madrid. Y no puedo dejarme en el tintero los buenos ratos de esparcimiento, que fueron muchos, pero muchos, muchos…

De toda esta charla, acabamos deduciendo que el nuestro, el Instituto Profesor Máximo Trueba, es un instituto I + C + I. Innovación, Convivencia e Imaginación. I » Por apuntarnos a todas las novedades. Fuimos un centro de espíritu pionero: » Tuvimos grupos de ‘diversificación’ cuando la diversificación no fue implantada por el Ministerio hasta diez años más tarde. » Fuimos los primeros en la introducción de la ESO. » Implantamos la “Enseñanza Compensatoria” con los alumnos marroquíes que, en gran número, se incorporaron al centro. También mucho antes de que existiera oficialmente. » Atendimos a los alumnos con necesidades educativas especiales. » Fuimos los primeros en incorporar el Programa Bilingüe, que primeramente habíamos comenzado con un convenio con The British Council. » Incorporamos también los Ciclos Formativos, de grado medio y grado superior. Solicitamos y conseguimos el PCPI (Programa de Cualificación Profesional Inicial), para dar salida al alumnado que no conseguía el título de Secundaria. C » Por asumir, todos, el reto que nos habíamos fijado. Gracias al espíritu de convivencia. I » Porque tuvimos que utilizar mucha imaginación para llevar a cabo los retos planteados, ya que no había aún procedimiento, ni normativa, ni ley, ni reglas, ni preceptos, ni orden ministerial. Y por todo esto estamos muy orgullosos. En fin, parece que el tiempo borra los malos momentos, y te quedas siempre con un recuerdo dulce y positivo. Además estamos en primavera, así que vamos a mirar la vida con optimismo y el futuro de la enseñanza, y de nuestro Instituto, con confianza.

Os agradecemos a los cinco el esfuerzo que sabemos que hicisteis y estáis haciendo y el legado que dejáis para los venideros. ¡Feliz 25 cumpleaños! Y que dentro de otros veinticinco, los siguientes directores puedan reunirse, como nosotros, en un café para comentar sus cosas, las cosas de nuestro querido Instituto Profesor Máximo Trueba.  Emma Rodríguez Díaz Ex-jefa de Estudios

14

25 Aniversario

+info: organización del centro www.educa2.madrid.org/web/ centro.ies.maximotrueba.boadilla/ como-nos-organizamos


5

t

Ex-Trueba

Ex-alumnos t José Antonio Vadillo ex-alumno a todos los alumnos

E

mpezamos en el cole, pasamos por el tuto, y después de Bachillerato viene la Facultad. “Más de lo mismo”, pensamos en cada nueva etapa. En cierto modo es así, más de lo mismo, la vieja historia de aprobarlas todas, de pasar buenos y malos momentos, de conocer compañeros, de conocer profesores, de aprender a convivir. También de hacer cosas por obligación, de madrugar a disgusto y de desear que lleguen las vacaciones. ¡Eso no cambia! Tengo la suerte de haber vuelto al cole, y esta vez desde el bando contrario, ahora soy tutor de 2º de Primaria. Una etapa más, y sin embargo, tantos años de camino para volver al mismo sito. Desde la posición ‘viejuna’ que nos da el tiempo, miramos atrás con perspectiva. Nunca me reiré de todo con el cachondeo con que lo hacía a diario en la facultad (ahora me río igual, pero pienso: “¡Tienes que mantener las apariencias, que eres el profe!”) y nunca encontraré una familia como la del Máximo Trueba. ¿Suena moñas, eh? Pues así es. He encontrado en estos años grandes grupos de gente, he tenido suerte, pero nunca ha sido igual. Es como cuando te dice un colega: “¡Tienes mis zapatillas!” y tú piensas “Tendrás otras iguales, pero yo tengo las mías”. Después de tantas horas allí, el roce hace el cariño, y sólo el día que te marchas te das cuenta de que sí, toda esa gente con la que has compartido tantos años de tu vida es como una gran familia. ¡Tienes que mantener las Todos te dejan algo que años desapariencias, que eres el profe! pués aprendes a valorar, y eso que te dejan hace que seas quien eres. Grande Marian, nuestra mamá en 2º de Bachillerato (creo que me gusta viajar por su culpa), inmenso Santos, sabio entre los sabios (también te llevas culpa de muchas cosas, no te creas que te escapas). También Marimar, Alejandro, Mercedes, Ramón, Bárbara, Marta, Mayte, Pilar, Rosa, Alberto, Emma… ¡No me olvido de Alfredo y Pascuala y sus bocatas! En definitiva, un largo etcétera de profesionales que me dejaron huella (y otros tantos que me dejo, ¡perdonadme!). Sólo espero que algún día mis alumnos recuerden a su ‘profe’, con la mitad de admiración que yo recuerdo a los míos. Tanto a mis alumnos como a vosotros os diría lo mismo: disfrutad del día a día, trabajad duro y aprended de todo lo que tenéis alrededor, que es mucho. Ya tocará hacer balance y pensar lo mucho que valió la pena. Mientras tanto, ¡a ser felices! 

IES Profesor Máximo Trueba

15


Ex Trueba

Elena Menor Ayllón ex-alumna, promoción 1990-1994

Aunque no me creáis en este momento, para muchos de vosotros hoy empiezan los mejores años de vuestras vidas estudiantiles.” ¡Qué razón tenía aquélla profesora! Esa frase se me quedó grabada y me ha seguido persiguiendo durante mis años en la Universidad, en mi vida laboral y familiar (ahora yo se la digo a mis hijos… y tampoco me creen… todavía). Así empezó mi primer día de clase en el Instituto de Boadilla del Monte, el preámbulo de lo que, efectivamente, iban a ser los mejores años de mi vida de estudiante... Cuando llegué el primer día a clase iba asustada, la novedad, supongo. Nadie de mi colegio empezaba BUP en ese instituto, así que el susto era aún mayor. Pero algo cambió en poco tiempo mi forma de pensar. Allí estábamos todos en el mismo barco, fuera cual fuera la procedencia. Era la época de la guerra del Golfo Pérsico (seguro que más de uno os acordaréis de las famosas huelgas, que ahora se siguen haciendo pero por motivos bien distintos y mucho más cercanos…). Nos creíamos mayores por “estar YA en 1º de BUP”, y éramos los más ‘peques’… nos quedaban por delante cuatro intensos años de aprendizaje, de educación en valores, de entender el sentido de la amistad, de valorar y Quién me iba a decir a mí admirar a los profesores, de dar forma a lo que ahora es nuestra persoque el mejor complemento nalidad, en resumidas cuentas… un a la educación aprendizaje de VIDA. que mis padres tanto esfuerzo Ahora me veo dándole consejos a mis hijos y, desde la humildad, ensehan hecho por darme, ñándoles a cómo ser cada día mejores iba a ser mi paso por el Instituto. personas, y cuál es mi sorpresa (¡y orgullo!) cuando me doy cuenta de que muchas de las enseñanzas que intento transmitir como madre las aprendí como alumna del Instituto de Boadilla del Monte. Quién me iba a decir a mí que el mejor complemento a la educación que mis padres tanto esfuerzo han hecho por darme, iba a ser mi paso por el Instituto. No sé si al resto de alumnos y ex-alumnos les pasa pero he de confesaros que cada vez que pienso en todo lo que viví en el Instituto, sonrío. Sí, no puedo evitarlo, sonrío sin más. Y eso sólo puede tener un significado: fui muy feliz. La Universidad me formó profesionalmente y me estructuró la cabeza para poder enfrentarme al mundo laboral, pero el Instituto me formó como persona y me asentó las bases para enfrentarme a la vida adulta. No puedo nombrar a todos los profesores que dejaron huella en mí porque son muchos, pero creo que debo (y quiero) hacer una mención especial a mi querido Máximo Trueba. No sólo una bellísima persona, un grandísimo profesor, una entrañable forma de dar sus clases y un gran apoyo en los últimos coletazos de COU dónde las dudas sobre qué estudiar y los temores a una buena o mala elección te asaltaban día-sí-día-también. No quiero extenderme mucho más así que permitidme una última cosa: Gracias a todos los profesores que pasaron por mi vida durante esos cuatro años y me enseñaron que el respeto a los demás, la lucha por los principios, la disciplina, el compañerismo y el trabajo son los mejores compañeros de viaje para la vida. Gracias a mis padres por haberme llevado a estudiar a un instituto público, por supuesto mis hijos también lo harán. Gracias a mis compañeros de BUP y COU, con ellos aprendí el verdadero sentido del trabajo en equipo. Gracias a mis amigos… ¿Por qué será que a día de hoy siguen siendo mis mejores amigos? Y por último: Gracias Máximo, estés dónde estés, este pequeño homenaje es también para tí. 

16

25 Aniversario


Ex Trueba

José Calle ex-alumno ¿Hace cuánto estudiaste en el Máximo Trueba? ¿Qué es lo que más echas de menos del centro? Terminé en el año 1997-98. Lo que más echo de menos es a los amigos y la convivencia en el centro, la verdad es que guardo muy buenos recuerdos tanto de profesores como de los alumnos. ¿De todas las cosas que aprendiste, cuáles crees que son las que más te han aportado a día de hoy? Bueno, para ser sinceros, yo tardé mucho en madurar, aunque nunca fui un mal estudiante tampoco me esforzaba demasiado en el instituto y me conformaba con aprobar. Me encantaban las clases de Filosofía y de Literatura, gracias a ellas me interesé por la poesía que sigue siendo una de mis aficiones actuales. ¿Qué diferencias encuentras entre la vida universitaria y del instituto? ¿Cuál te gusta más? La diferencia es muy grande. Cuando terminé el Instituto no tenía muy claro qué quería estudiar y terminé matriculado en turismo. Ya desde el primer año me di cuenta que las estudios en turismo no me entusiasmaban, con todo decidí terminar la diplomatura ya que mi padre siempre ha sido de aquellos que dicen “Hijo, lo que se empieza se ha de acabar.” Ya antes de terminar turismo tuve claro que quería estudiar Filosofía, llegue a ella leyendo poemas de Machado y desde el primer día que me matriculé supe que esta sí era la opción adecuada para mí. Lo supe sin ninguna duda y quizá ahí radique la principal diferencia con el instituto al cual iba un poco por inercia y sin saber muy bien lo importante que es la formación para las personas. Cuando uno va a la Universidad ha de ir –y esta es mi opinión– a estudiar algo que de verdad le entusiasme y le motive. Hoy igual que ayer habrá mucha gente que os aconseje estudiar carreras con salidas laborales y eso está muy bien, pero la Universidad no nació para eso sino para formar ciudadanos, creo que estudiar debería ser un fin en sí mismo. ¿Cómo era la relación con tus profesores? ¿Hay alguno con el que tuvie-

ses mejor relación o te gustase más? ¿Y peor? ¿Por qué? La relación con los profesores siempre fue buena. Quizá fue con Mari Mar –la profesora de Filosofía– con quien más afinidad tuve, conoce muy bien a los alumnos y es capaz de ponerse a su nivel. Con el que peor me llevaba era con Iván Manso por aquello de que intimida un poco a los alumnos, pero luego mirando hacia atrás lo recuerdo como un excelente profesor.

Así que te puedes encontrar –como es mi caso– con la oposición aprobada y sin trabajo fijo, trabajando unos meses sí y otros no. Harto de esta situación decidí abrir mi propia academia y en esa aventura sigo embarcado hoy. ¿Qué diferencias encuentras de la relación que tenías tú con los profesores, a la que tienen los alumnos y profesores de tu academia? La relación es muy diferente, nosotros tenemos un trato distinto con los alumnos por la sencilla razón de que trabajamos con grupos muy reducidos en los cuales no sólo te adaptas mejor a las necesidades individuales de los chavales, sino que además el trato con ellos es más personal. Además, el que

¿Cómo era la relación con el resto de tus compañeros? ¿Te sentías a gusto? ¿Sigues manteniendo el contacto con ellos? La verdad es que en aquella época todos los chavales éramos bastante buenos, no recuerdo grandes problemas de indisciMe encantaban las clases de plina. Claro que Filosofía y de Literatura, guardo contacto con antiguos gracias a ellas me interesé alumnos, Boadipor la poesía. lla era en aquel entonces un pueblo mucho más pequeño y todos los nosotros no les suspendamos sino que chavales nos conocíamos y coincidíaintentemos que aprueben, hace que mos fuera de las clases. nos vean como un apoyo y no como un escollo. ¿Qué has estudiado? ¿Cuál es tu trabajo? ¿Qué es lo que más te llena de ¿Tienes alumnos del Máximo Truetu profesión? ba? ¿Cuáles son las asignaturas en las Como ya he dicho, me diplomé en tuque tienen más problemas? rismo y después me licencié en FilosoSí que tenemos alumnos del Prfesor fía. Ahora llevo una academia de apoyo Máximo Trueba. Las asignaturas más aquí en Boadilla –Academia Sigma, así demandadas en nuestra academia son aprovecho y hago publicidad– y estoy las Matemáticas y en general las asigmuy contento con mi trabajo. Creo que naturas de Ciencias. Aunque claro, yo la docencia es una profesión muy vocacon la que más disfruto es con el grupo cional y si de verdad sientes vocación de Filosofía. por ella es muy gratificante. ¿Alguna anécdota de la que te acuer¿Pensabas que acabarías teniendo des para compartir? tu propia academia de enseñanza? Recuerdo muchas anécdotas de mis ¿Cuándo estudiabas tenías otra cosa tiempos en el Instituto, recuerdo que en mente? ¿Cuál? en segundo de BUP –hoy sería cuarMi primera opción fue la educación to de la ESO– tuvimos una asignapública, pero las cosas no son tan fáciles tura de Botánica y fue muy divertido como parecen… la Filosofía cada vez recolectar y comernos los frutos de tiene menos horas lectivas en el currínuestro propio trabajo. En general culo oficial y no es que hagan falta prosiempre tuvimos muy buen ambiente fesores sino que sobran, muchos deparen el Instituto.  tamentos de muchos institutos cuentan Alumna de 1º de Bachillerato con un sólo profesor de esta asignatura.

IES Profesor Máximo Trueba

17


Ex Trueba

Gonzalo Goded ex-alumno Unas palabras sobre mi estancia en el instituto

C

uando estaba en el Instituto recuerdo que valoraba por encima de todo la opinión que mis compañeros tuvieran de mí, las hormonas te ciegan, y la jerarquía social te parece lo más trascendente del mundo. Ahora, con el paso de los años, se ve todo con mucha mejor perspectiva. A la mayoría de mis compañeros ni tan Los profesores no estaban ahí si quiera los repara cobrar un sueldo e irse a casa, cuerdo y a muchos ni los he vuelto a su objetivo era inculcarnos sus ver. Pero sí recuerconocimientos, y nuestros do cuando David Villegas tiraba la suspensos no eran sino tiza con rabia y una muestra de su fracaso. se iba de la clase con cara de mala leche. En ese momento nos hacía gracia, ahora me doy cuenta de que él estaba jodido, jodido porque no conseguía que aprendiésemos, jodido porque no estaba ahí para cobrar un sueldo e irse a casa, su objetivo era inculcarnos sus conocimientos, y nuestros suspensos no eran sino una muestra de su fracaso. Profesores a los que les importa, en la Universidad tuve la suerte de encontrarme con tres o cuatro, pero eran la excepción. En el Instituto eran la norma. Profesores que volvían a casa pensando en cómo dar la clase del día siguiente, en cómo mejorar ellos y cómo ayudarnos a nosotros. No diré que no había malos profesores, algunos lo eran, pero por suerte fueron la excepción. Hoy me doy cuenta de que tuve la suerte de cruzarme con la mayoría grandes educadores, a los que nunca podré devolver el favor tan grande que me han hecho. A los que leáis estas líneas quiero haceros llegar un mensaje: Muchas gracias, gracias por estar ahí y hacerlo lo mejor que pudisteis, gracias por dar la clase como si importase, y sobre todo gracias por ayudarme a ser quién soy. 

18

25 Aniversario


Ex Trueba

Adriana Hijosa García ex-alumna LA VISTA ATRÁS

Y

a han pasado casi seis años desde que salí del centro sabiendo que se acababa una etapa que no quería cerrar. Han sido seis años cargados de experiencias, aprendizajes, y en definitiva una vida universitaria bastante satisfactoria. Sin embargo, nunca he querido perder el contacto con el Instituto. Mis hermanos tienen la suerte de estar pasando los años que yo pasé en el centro, y quizá ahora no se den cuenta y digan eso de “pues la Universidad es mucho mejor”, pero estoy segura que dentro de unos años estarán diciendo lo que yo digo hoy con la boca muy grande: los seis años que pasé en el IES Profesor Máximo Trueba han sido de los mejores años de mi vida. Soy capaz de recordar muchos momentos en el centro, divertidos, y no tan divertidos, pero lo que no voy a olvidar va a ser la maravillosa relación que me llevé con muchos de los que fueron mis profesores, y que este año (a pesar de que hace años tenía muy claro que no me dedicaría a la enseñanza) he tenido la oportunidad de tener como “compañeros de trabajo”. Porque sí, “la vida da muchas vueltas” y “no digas de esta agua no beberé”, pero posiblemente si no hubiera tenido la casi completa certeza de que podría realizar mis prácticas de Máster en el centro, no me hubiera animado Me conformaré con lograr con tanta decisión a matricularme en el Máster. Y es que si este IES la mitad del efecto que todos tuvo algo, fue un equipo de profesoellos tuvieron en mí. res motivado y motivador, comprometido, inteligente y competente a más no poder. Y por supuesto, todas esas personas, al margen de su faceta profesional, eran y siguen siendo grandísimas personas de las que aprendí y sigo aprendiendo. Grandísima Rosa Marín, culpable sin duda de que fuera directa a la Facultad de Biología sin pensarlo dos veces; gran Santos, con una personalidad de las que no dejan indiferente y con el que aprendíamos aunque no quisiéramos y que me dio la oportunidad de hacer trabajos que nunca olvidaré; incansable Bárbara, siempre pendiente de cada uno de nosotros; adorables Pilar y Marian, esas mamis responsables de que hoy la Historia me resulte tan interesante; grandes Mari Luz (nadie mejor que ella iba a enseñarnos Alemán), la siempre paciente Mar, Alberto, Mercedes, José Antonio Pinel (con el que compartí las mejores clases de Lengua que pude haber tenido), Mayte (y sus aprovechadísimas clases de Matemáticas), Emma, Marta…y otros tantos a los que debería mencionar pero esto sería interminable, sin olvidar a Pascuala y Alfredo que nos acompañaban en las comidas antes de entrar a la Escuela Oficial de Idiomas. Y no sé qué tendrá el centro, si será eso de “Dios los cría, y ellos se juntan”, pero cuando veo que en estos años a ese equipo maravilloso se ha ido incorporando nueva gente muy cualificada y mejor persona (Gracias Sonsoles por esta oportunidad), me sale una gran sonrisa, y no soy capaz de borrarla al saber que tengo la gran oportunidad de aprender de ellos en esta nueva etapa. Si finalmente acabo formando parte de un equipo docente, me conformaré con lograr la mitad del efecto que todos ellos tuvieron en mí. A los que ahora seáis alumnos y estéis leyendo esto y penséis ¡Buah, vaya cursi! os digo que disfrutéis del gran equipo que tenéis alrededor. A los que dejasteis esa etapa, simplemente ¡Gracias! 

IES Profesor Máximo Trueba

19


Ex Trueba

Desde FaceBook ex-alumnos Estas son alguna de las aportaciones de antiguos alumnos del Instituto en el grupo de Facebook que crearon hace varios años. Algunas se han escrito como comentarios a distintas fotos que hemos ido publicando: » Máximo, era una grandísima perso-

na y un profesor extraordinario, de lo mejorcito que he visto en mi vida junto a Pablo de Física. Un beso a todos y sobre todo a ellos dos, marcaron mi vida y gracias a sus granitos de arena hoy soy quien soy. Santiago Nova Gurumeta

» Máximo… pienso como vosotros:

una gran persona y un profesor estupendo, yo también tuve la suerte de conocerle. Creo que fue una muy buena idea que se le pusiera su nombre al Instituto y espero que la gente que siga por allí se encargue de que las nuevas promociones sepan de quién se trataba. Sonia Regaña

» Marian, no sé si te acordarás de mí,

fui tu alumna en Bachillerato! Y sí, fuiste la culpable de qué sea Licenciada en Historia del Arte!! Gracias a ti aprendí a amar el arte!! Gracias!! Sonia Shakur

» Hola Emma! Sí, muchos recuerdos,

de todos los colores. Aún me acuerdo de las tardes preparando la obra de teatro de “La danza de la muerte” contigo y con Gonzalo. Después de esa vez decidí hacer un favor al mundo del teatro y retirarme… Ahora estoy a unos meses de graduarme como psicólogo, con vistas a la investigación. Pero oye, que me sigo sintiendo como aquel niñato y mucho me temo que no va a cambiar la cosa. Un abrazo!!! Christian Aparicio Martínez

» Cómo me gustaban las clases de

Emma… y las de Santos… y las de Luis… y Carlos Machín y su dichosa mosca viajando de un parachoques a otro hasta que moría aplastada entre los dos coches… y Pilar y su peculiar forma de enseñar la historia… todo lo que aprendí con ella… qué buenos profes! Paula Alonso Gómez

» Qué ganas de volver a verlos a to-

dos!!!! Los mejores años de mi vida, sin duda. Elena Menor

20

25 Aniversario

» Felisa ahora sé que fue la mejor profeso-

ra que nunca pudimos tener. JM Lintch

» Esos sí que fueron buenos tiempos

¡Carmelo, Santos, Machín, Pablo, Emma, Marian, Maite, Inés, Carmen... y Máximo! Os debemos mucho a todos. ¡Gracias! Esther Minguez

» Sólo decirte que gracias a ti y a

todos los profesores del Instituto pude seguir estudiando. Ahora soy diplomado en Empresariales y Técnico superior en aplicaciones informáticas. Nunca olvidaré que S.I. quiere decir Sistema Internacional y no un simple sí. Hay que tener mucha paciencia para enseñar a una cabeza tan dura como la mía. Alejandro Espada

» También fui una de las afortunadas

de contar con buenos profesores, no caí en barracones, por los pelos… fui repetidora, aunque a veces pasas momentos malos cuando te lo ponen difícil… con el tiempo lo valoras y ves de lo que te ha servido! Pasan los años y te reencuentras, distancias… con gente con que viviste grandes momentos! Hoy en día puedo decir que también soy maestra, muy orgullosa de serlo y defiendo la Educación Pública! Gracias por todo! Un abrazo! Omara Peña

» Fui afortunada y coincidí con buení-

» Una gran familia!!!! Sí señor. Jamás

lo he visto en otro centro, era genial. María LLanos Alcarria Uterga (personal no docente)

» No creo que imaginéis todo el cariño

de tantos alumnos que han pasado por el trío: Emma, Marian, Rosa. Olé, olé y olé por los buenos profesores del IES Profesor Máximo Trueba. Ángela Bargueño Batres

» Qué recuerdos! Éramos rebeldes pero

sin ellos no seríamos lo que somos hoy día! Gracias! Fueron años muy bonitos! Yo en concreto pude disfrutar de Elena, Marian, Carmen, Pilar, y sobre todo de mi querida Bárbara! Magníficas profes! Sara Arboleda Perez

» Santos, Inés, ... Marian!!! Que ca-

riño la tenía !! Todos me ayudaron tanto en la muerte de mi madre Victoria Rubio cuando yo estaba en el último año… Me tuve que salir por la pérdida de madre… Para ayudar a mi padre y mis hermanos Felipe Medrano y Fabio Medrano… Vaya tiempos y vaya memorias… Yo, Lucía Romeo, Arancha Hurtado, Nieves Moreno,Clara Moreno y Elsa Martin la liábamos siempre!!! Bruna Medrano Rubio

» Tod @s eran geniales. Me siento muy

afortunada por haber tenido un profesorado tan profesional. Ojalá mis hijos puedan decir lo mismo… Rakel López

simos profesores y mejores personas, nunca olvidaré el apoyo que recibí de Marimar, ni aquel barracón que Luis Vicente nos ‘decoró’ cubriendo las paredes con aquellas frases y poesías que nos entregó a final de curso, lo recuerdo con mucho cariño! Madre mía como pasa el tiempo… Esther Polo Muñoz

» Qué buena esta foto! Cuantos recuer-

» Iván, qué máquina! madre mía, toda-

» Qué alegría me da saber de vosotros.

vía recuerdo las páginas del cuaderno llenas de Ecuaciones, a las que luego hasta he echado mano en alguna ocasión cuando hacia el Doctorado. Virginia Nicolás Perea

dos, a más de uno de ellos les debo lo que soy hoy en día, sobre todo a Luis Vicente y al bueno de Carmelo! ;o) Virginia Nicolás Perea No sé si os hará ilusión o no pero hoy en día cuando yo doy clase de Lengua a mis alumnos. Y os nombro muchísimo. Marcasteis mi época de instituto. Cristina Picatoste


Ex Trueba » Susana Meitín!!!! Me encantaría vol-

ver a verla, José María me dio Historia y fue un profesor buenísimo (qué paciencita tenía), Marian fue mi profe también creo que en 1º de ESO y Mari Mar, qué grandísima persona. Sawi Gracia

» Joo mis profes, qué bueno que mi hija

estudie con alguno de ellos!! Leto Muñoz

» Cómo olvidarte Bárbara… junto con

» Qué buenos recuerdos!!! Cuando mi-

ras atrás te das cuenta k nos hacemos mayores, pero así nos labramos. Veo muchas caras conocidas… Mercedes de Historia, Carmen de Inglés, y sin menos preciar a nadie mi gran Bárbara!!! Disfrutaba como una loca con tus clases de Física y Química, me encantaban y nos ponías rectos rapidito jeje!! E Iván de Mates!!! K genio con su tiza haciendo magia en la pizarra!!! Gracias!!!! Nuria Moreno

muchos profesores que en su día no os valorábamos y ahora os adoramos!!! Al menos yo!! Gemma Gil

» Tenemos un poquito de todos… y no

» Los profesores y los padres merecen

» Cuando yo pasé por allí el director

un altar por tanto aguante… pero

hemos salido nada mal! Creo yo, eh? Ariadna Garay

era José María, el jefe de estudios

un proyectil y así poder hacernos tener un ejemplo visual acerca de dicho tema… nunca aprobé con él, y tuve que dejar la rama de Bachillerato tecnológico porque era imposible para mí. Pero he de decir que para mí fue un muy buen profesor. Dani Masuh » Carlos Machín:… Y la pobre mosca

que iba del parachoques de un coche a otro hasta que moría aplastada porque ambos coches chocaban? Un aprobado con él era como tocar el cielo! Paula Alonso Gómez

» Todos sufrimos con Machín por las

notas pero todos tenemos la sensación de que era un profesor excepcional… grande! Raquel Perozo Escudero » Oh Mari Luz, mi profe de Alemán, que maja era!! Lo que mucho que aprendí con ella, hasta gané el premio de poesía en alemán de la Comunidad de Madrid; y eso que antes de empezar las clases con ella, yo de alemán nada de nada! Virginia Nicolás Perea

Quiero aprovechar esta foto para mandar un besazo enorme a Marimar, gracias por ser una profesora apasionada, dedicada y paciente, gracias por haberme dado unos pilares fuertes sobre los que construir y desarrollar muchos aspectos de mi vida, gracias porque a día de hoy soy quien quiero ser!!! Esther Polo Muñoz »

los que son padres y además profesores…merecen dos! María Teno Rentero » Gracias a vosotros ahora somos

unos adultos con unos principios y unos valores asentados. GRACIAS. Elena Menor

» Es emocionante recordar las caras de

Santos, tuve la suerte de tener a Pablo Alonso en Química. Yo soy de la promoción que estuvo un año en el José Bergamín y luego estrenamos el ‘Insti’. Marian, Emma, Pablo, Luis Vicente, Miss Inés… cuántos recuerdos. También presumo de haber sido alumna de Máximo R. Trueba. Marián Velasco Lorenzo

los profes que tanto nos han enseñado, “hecho sufrir”, pero ante todo nos han aportado grandes cosas a la vida…! Omara Peña

» José María González, un gran profe-

» Cuando estábamos allí nos quería-

» Lo mejor de Machín, para mí, su

mos ir!! Y ahora volvería otra vez… Me alegra volver a veros aunque sea en foto. Sawi Gracia

sor y un gran director que también se convirtió en un buen amigo. José Luis Panero González-Barosa explicación del “tiro parabólico” trayendo a clase una especie de catapulta en miniatura con la que disparaba

» Las conserjes Llani, Esperanza y

Marga: Como nuestras segundas madres. Nuria Ortega Sanchez

» Jo, cuántas broncas nos llevábamos de

las conserjes, y excusas que las contábamos para que nos dejaran salir entre clase y clase. Cris FL

» Llani, Esperanza y Marga en ge-

neral han tenido muchisssssísssima paciencia con nosotros, también en Jefatura, que era mi asignatura favorita, vaya tela. Nacho Xdem 

IES Profesor Máximo Trueba

21


Ex Trueba

Ignacio Alonso ex-alumno ¿Cómo fue tu paso por el Instituto Profesor Máximo Trueba? Bueno, la verdad es que no fue demasiado largo, pero hay que decir que uno se lleva muchas experiencias de este Instituto de toda clase, pero sobre todo me quedo con el grupo de clase de Bachillerato, donde pasé la mayor parte de mi experiencia. De ese grupo he sacado muchos amigos con los que me gustaría tener contacto durante toda mi vida. Por otra parte, me quedo con los profesores, que se caracterizan por ser muy cercanos al alumno en su mayoría y nos escuchan.

Nunca me canso de repetir que en este centro me han enseñado a tener los ideales que ahora tengo. ¿Echas de menos algo en concreto? Echo de menos sobre todo la cercanía del Instituto. La gente que veía allí todos los días desde que estoy en Boadilla del Monte. Siempre es difícil dejar lo viejo atrás, sobre todo si ha sido bueno, como es mi caso. ¿A qué profesor/es le/es mandarías un mensaje? ¿Cuál? Yo le mandaría el mensaje a Puri. Le daría las gracias porque desde mi punto de vista es una excelente profesora y me ha enseñado muchas cosas, sobre todo, durante los años que la he tenido como tutora. ¿Qué edad tenías cuando comenzaste en el Instituto? Comencé a los 15 años en 4º de ESO y me sorprendió el nivel de este Instituto. La verdad es que es un centro que exige mucho esfuerzo por parte del alumno. ¿Guardas buenos recuerdos de tu educación allí? La educación en el Trueba es muy buena, ya que desde un principio te enseñan a esforzarte y que no se regalan las cosas. Con profesores como Puri, Santos, Mercedes, Mar o Ramón las clases se hacen mucho más amenas. También querría nombrar a Sergio Vita como mi primer tutor en el Instituto, uno de los mejores que he tenido en mi vida.

22

25 Aniversario

¿Y malos? Quizás el último año debería haberme esforzado algo más en los estudios y tengo una espinita clavada por eso. También es cierto que se nota bastante el cambio de primero a segundo de Bachillerato y eso lo pude notar bastante, porque la verdad es que es un curso dificilísimo de transitar. Estás estudiando Derecho, ¿por qué elegiste esa carrera? Siempre me ha atraído el mundo jurídico y me gusta bastante la política, aparte de que se me da bastante bien memorizar textos, por lo que puedo decir que esta carrera está hecha para mí. También creo que es importante conocer las normas o saber sobre política, ya que es algo que nos influye día a día. ¿Hay algo que aprendieras aquí y te haya servido para la vida cotidiana? Nunca me canso de repetir que en este centro me han enseñado a tener los ideales que ahora tengo, me ha enseñado a ser justo y solidario, algo que no había aprendido antes porque no había estado en un centro público (o eso creo yo). ¿Te parece buen Instituto para la enseñanza? A pesar de los tiempos que corren, este Instituto no ha dado ningún paso atrás grande –aunque es evidente que en los últimos años se ha notado el aumento de alumnos por aula y el reducido número de profesores–, pero no creo que los alumnos se puedan quejar por la falta de compromiso de estos, en su mayoría. ¿Qué recomendarías a los alumnos más jóvenes para su paso por la enseñanza en el IES Profesor Máximo Trueba? Les diría que de aquí no se van a marchar insatisfechos porque es un centro donde te enseñan un montón de valores y donde intentan siempre dar solución a tus problemas.  Lorena Rodrigo, José Manuel Ortiz, Victor Díaz Alumnos de 1º de Bachillerato


Ex Trueba

Ex-profesores t Fuensanta Aguilar ex-profesora de Dibujo y madre del centro MI CENTRO

Dios mío, el año que viene ya al instituto” esto es lo que oía constantemente a mi alrededor de los padres de los compañeros de mi hijo mayor al acabar la primaria. Yo les entendía, como madre, pero resulta que también soy profesora de instituto desde hace muchos años, y aunque se podría pensar que estaba totalmente tranquila frente al tema (que en ese momento lo estaba) en realidad no, pero mi inquietud había llegado algunos años antes. Claro, he pasado por tantos institutos que he comprobado en mis carnes que uno bueno reúne muchos condicionantes y no simplemente por el lugar en el que esté. Así es que puse mi empeño en conocer el que estaba destinado a ser el centro donde estudiarían mis hijos. Un año antes de que se cumpliera el paso, me adjudicaron una vacante en el Instituto Profesor Máximo Trueba y aunque tenía buenas referencias entre los compañeros que conocía, quise comprobarlo por mí misma. Mi experiencia fue estupenda, en él encontré lo necesario para que cualquier profesor se sienta como en su casa y tanto es así que aún hoy lo considero mi centro, donde se encuentran mis amigos, donde no sólo he sentido valorado mi trabajo sino también mi persona. También comprobé que los alumnos lo sentían de esa manera, como un apoyo, una guía a su crecimiento como personas. El enseñar conocimientos es el fin superficial, pero el verdadero fin es crear hombres y mujeres preparados en valores como el trabajo, la constancia y la perseverancia. Eso viene siempre desde arriba (la Dirección y la Jefatura) y se va ramificando y contagiando como una maravillosa enfermedad hasta que ocupa casi todos los tejidos de la institución (la perfección es una utopía). De esta manera cuando llegó el momento, yo mejor que nadie estaba preparada para tranquilizar a aquellos “compañeros padres sufridores”, y así lo hice en una charla que se hizo en el colegio cuando finalizaban las clases. Yo aún tuve la suerte de seguir un año más impartiendo clases allí, sorteando el El enseñar conocimientos es el fin no darle clase a mi hijo y con la incomodidad para él de que le conocieran como el superficial, pero el verdadero fin hijo de… o Fuensan (como le llamaban mis es crear hombres y mujeres alumnos de Bachillerato). Y para mí fue el preparados en valores. mejor año de trabajo , donde disfruté cada momento y qué ¡buenos momentos!. Celebraciones de cumpleaños, de Navidad, jubilaciones (aún hoy no me pierdo ni una), ganamos el concurso de belenes municipal donde tuvimos carta blanca para hacer algo diferente, acompañé a los alumnos de cuarto en su viaje de final de ESO (vaya crucero tan estupendo y lo cansados que volvimos) donde tuve la oportunidad de conocer mejor a muchos de mis alumnos y a mis compañeros cruceristas. Hace ya muchos años que no trabajo allí pero nunca me fui, ni de cuerpo (que todos los viernes nos tomamos una ‘sin’), ni de corazón aunque muchos de los que estuvieron ya no trabajen allí, porque estar siguen estando cada vez que quieren o se les llama. ¿Y mi hijo? Pues, que casualidad, que justo este año termina segundo de Bachillerato (si Dios y algún otro lo permite), pero ya tengo otro empezando en primero para no aburrirme y la tercera que llegará en dos años. Yo sigo recorriendo centros de la comunidad y qué extraño, aún no he encontrado otro que me transmita lo que éste. Lo que sí me pasa es que me encuentro con compañeros que también trabajaron en él y que lo añoran, y pasamos buenos ratos recordando aquellos días en que fuimos tan afortunados. Bueno, yo aún lo sigo siendo. Solo pido una cosa, cuando me jubile deseo que sea en el Profesor Máximo Trueba, rodeada de mis buenos amigos y colegas. 

IES Profesor Máximo Trueba

23


Ex Trueba

Mercedes Bermejo Villasante ex-profesora técnica de Servicios a la Comunidad MERCEDITAS O MIRSIDIS irsidis… así me llamaban los casi 30 alumnos magrebíes recién llegados al IES Profesor Máximo Trueba de Boadilla. Era mi segundo curso de experiencia laboral, era joven, y estaba llena de energía. Para muchos de mis compañeros era Merceditas, tan joven era y parecía que hasta mi buena amiga Mayte (Teresa Lozano) me quiso echar del aparcamiento del instituto cuando me dijo “Los alumnos no pueden utilizar este aparcamiento, es solo para profesores”, y eso le dije yo: “Soy profesora”… profesora técnica de Servicios a la Comunidad, esa es mi especialidad. Todos mis compañeros tenían un lío impresionante, pensaban que era la Trabajadora Social del Ayuntamiento, incluso me hablaban por señas porque pensaban que era marroquí, ¡ahora lo pienso y me río! La integración social de Era el curso 1997-98, el los inmigrantes supone panorama era tremendo, casi 30 alumnos aparcados en un equilibrio entre la lengua y una biblioteca y no sabían cultura de acogida, y la de origen. qué hacer con ellos. Esperaban que yo les diera clase ¿clase de qué? pensaba yo, si mi función era otra. La verdad que al principio fue complicado, los claustros eran monotemáticos “los alumnos del Rif ”. El primer curso llegué a un acuerdo con José María, el director del Instituto (¡qué maravilla de director!): mi horario en lugar de ir destinado a dar clase de no se de qué a estos alumnos, se repartiría en horas para estar con ellos, horas para poder desarrollar mi función; además de ir recuperando horas para poder desarrollar mi trabajo a medida que encontrara recursos para atender a este alumnado. Así que me puse manos a la obra, aproveché las horas que pasaba con ellos para conocerlos, para que me hablaran de ellos y para que me conocieran a mí. A través de Servicios Sociales, conseguí que dos educadoras sociales vinieran a trabajar con ellos en algunas de esas horas que pasaban conmigo. Y a través de la embajada marroquí conseguí que un profesor de Árabe viniera también al Instituto, ya que todos sabemos que la integración social de los inmigrantes supone un equilibrio entre la lengua y cultura de acogida y la de origen. Ese profesor fue una mala solución, su radicalismo hacía que los chicos pasaran malos ratos; así que probé con la ATIME (Asociación de Trabajadores e Inmigrantes Marroquies) y así llegó un profesor mucho más adecuado y compatible con nuestras miras educativas. Se iban evidenciando buenos indicadores en el proceso de integración en el centro, algunos profesores hasta me pedían ayuda para que los alumnos tuvieran material con el que trabajar en sus aulas. Otra nueva excursión, ahora a la Librería Pedagógica de Santa Engracia: compré material de primaria, confeccionando múltiples cuadernillos de Lengua y Matemáticas. Tampoco quiero olvidar las reuniones con Servicios Sociales; con Nieves, la trabajadora social del Ayuntamiento y Elisa, la educadora social. Nuestras visitas por la mañana, y por la tarde a los poblados –toda una experiencia. Cuando llegábamos los chicos me rodeaban, “¡Mirsidis, Mirsidis, ha llegado Mirsidis! ¡Pasa a mi chabola!”, me decían “¡Siéntate!” (colchón no muy limpio. Luego, eso sí, mi ropa a la lavadora con agua muy caliente) “¡Ven a la chabola-bar!” Sí señor, tenían chabola-bar. Todavía recuerdo el listón de madera que tenían atravesado encima de un riachuelo con ratas que había que pasar. Yo pensaba: “Espero que si se rompe, me salgan alas y pueda volar”.

M

24

25 Aniversario


Ex Trueba

Así fueron pasando los días, meses y el curso. Toda una experiencia. Al final de curso en los claustros, para mi satisfacción, se hablaba menos de este alumnado como problema. El siguiente curso, conté con el fabuloso apoyo de Juan Manuel (Cuco), quien se puso a mi lado codo-a-codo y todo resultó más fácil. Como no teníamos material para trabajar con ellos, lo confeccionabamos nosotros: compramos planchas de plástico para trabajar con sílabas, ¿recuerdas Cuco? ¿Y de las liguillas de fútbol que se nos ocurrieron?… Pero había un problema, los chicos españoles no querían jugar con ellos por su fuerte olor: y de ese nuevo problema, una nueva solución. Solicité ayuda a Nieves del Ayuntamiento, la trabajadora social: con un informe y una petición nos dieron dinero para comprar una lavadora y una secadora. Se adaptó un vestuario de las señoras de la limpieza para ubicarlas. Además a Bárbara, nuestra Súperjefa de Estudios, se le ocurrió hacer un fondo de ropa, que se llenó gracias a muchos compañeros. Así los chicos ponían la lavadora cuando llegaban; pasaban por la secadora en el recreo; y al retirarse sus compañeros, a fin de clases, podían ducharse tranquilos en el gimnasio, –gracias a la colaboración de Alberto, el secretario y profesor de Educación Física– para volver a sus hogares con ropa limpia. El tema de la lavadora fue un impacto, tanto, que salimos en los medios: periódicos, todavía guardo un artículo de El país; Televisión Españolas y la Uno, en el programa 30 Minutos me hicieron una entrevista y salía diciendo a Mohamed cómo se ponía la lavadora (mis hermanas se reían, porque en casa nunca la había puesto yo, y en el programa parecía una experta); y en radio me hicieron una entrevista. Recuerdo que ese año tenía oposiciones en Ciudad Real, era junio, y mientras estudiaba redactaba el proyecto y su evaluación. Nos dieron un premio al presentarlo como Plan de Mejora Anual, que nos entregó Mariano Rajoy, que por aquel entonces era Ministro de Educación y Cultura. Fueron dos cursos intensos de trabajo, de experiencia, de cariño de muchos de mis compañeros, de un cariño que viví en el centro… los viernes cuando nos íbamos de cañas, de nuestras salidas por Europa, por España, de quedar los fines de semana con mis amigos (maravillosos amigos que tengo y que siento), de un cariño de la gente tan fabulosa que me rodeó. Me produce un sabor tan bueno… Ahora, al escribir este artículo, he pensado en muchas cosas un recuerdo tan grato y feliz que no había vuelto a pensar desde hacía mucho tiempo. Y me produce un sabor tan bueno, un recuerdo tan grato y feliz, que sólo me queda daros las gracias compañeros y amigos por ser tan buena gente y por haberme tratado tan bien. 

IES Profesor Máximo Trueba

25


Ex Trueba

Marian Gragera, Rosa Marín, Emma Rodríguez ex-jefas de Estudios El camarote de los hermanos marx

F

ue en septiembre del año ‘90 cuando Pilar Rodríguez y yo entramos por primera vez en aquel aposento de seis metros cuadrados que nos habían asignado como despacho de Secretaría. Entonces, el despacho se llamaba SECRETERIO, según constaba en un letrero situado encima de la puerta. Quiero creer que no fue una premonición, (porque sólo Dios sabe la cantidad de secretos que, con el tiempo, pudieron oir aquellas paredes), sino sólo un error de quien colocó las señales sobre las puertas; error doble, porque cambió la segunda E y confundió la O final, aunque esta última quizá fue más producto del machismo que de otra cosa, en fin… Lo que, por el letrero, parecía evidente, en todo caso, es que estaba destinado al despacho del secretario o la secretaria. Aunque la apariencia era solamente externa, porque al abrir la puerta encontramos una camilla de ambulatorio y una especie de carrito blanco de esos que había en las antiguas consultas de los médicos de las Casas de Socorro. Lo extraño es que ni teníamos médico ni jamás lo hemos visto en ningún centro de los muchos por los que hemos pasado. Las malas lenguas decían que era una prevención para lo que se nos venía encima. Con buena voluntad y mucho ánimo, entre las dos amueblamos nuestro chiringuito y lo hicimos habitable. Al curso siguiente a Pilar le dieron traslado y su cargo lo ocupó Rosa, ya para entonces y con nuestra decoración y los ramos de mimosas que en primavera nos traían Victoria y Alicia, el despacho resultaba hasta agradable. Y cuando un tiempo después Santos decidió dejar la Jefatura de Estudios, cuyo despacho estaba anexo al nuestro, nosotras cambiamos de cargo, pero no de sitio. Ya era nuestro habitáculo y a aquellos seis metros cuadrados le habíamos cogido cariño. Por aquel entonces debíamos de estar muy delgaditas, porque nos sobraba espacio: llegó la ESO y las dos jefas de Estudio pasaron a ser tres. Se incorporó Marian y seguimos en el chiringuito. ¿Cómo dice la gente que no se puede vivir en los pisos de treinta metros cuadrados? Nosotras vivíamos (literalmente, porque nos pasábamos allí la vida) en seis y éramos tres. ¿Tres? Sólo a partir de las tres de la tarde había allí tres personas, porque el resto de la mañana siempre

26

25 Aniversario

estaba completo: el señor director que entraba y salía, don Carmelo Solano, nuestro queridísimo Carmelo, y Pedro Plaza que, aunque ocupaban otros cargos en la directiva siempre estuvieron con nosotras al pie del cañón, Alberto García Artal, que era nuestros pies y nuestras manos con la informática y con algunas cosillas más y Pablo, que se asomaba a la puerta a decirnos “Niñas, lo estáis haciendo muy bien” y se iba… A estos hay que añadir a los compis que nos ayudaban, a los que venían a protestar, al resto de compañeros; a los alumnos, (seguro que muchos se acordaran de su paso por aquella Jefatura y estoy segura de que bastantes tendrán un buen recuerdo. Nosotras lo tenemos buenísimo de ellos); a los padres, sobre todo a las madres, María Jesús, Carmen… con las que nos reunimos allí tantas tardes para coser los disfraces del teatro, “¿Cómo olvidar todo eso?”; al señor inspector de turno; a la psicóloga del Ayuntamiento, que tanto nos ayudó (entonces no existía la figura del orientador), a Adolfo (de la cafetería), que nos traía un zumo de naranja las once horas, al afilador, al que tapiza muebles a domicilio… Bárbara, que también echó allí muchas horas, siempre que se refiere a aquel momento y aquel espacio lo llama “El camarote de los hermanos Marx”, yo creo que lo ha clavao. Para nosotras, en todo caso, fue nuestro puente de mando, siempre rumbo avante, hacia el futuro de tantas vidas jóvenes. Unamuno decía que uno es de donde ha hecho el Bachillerato, nosotras no hicimos allí el Bachillerato, pero nos doctoramos en Psicología, en sentimientos y en amistad.

Nos doctoramos en Psicología, en sentimientos y en amistad. Por todo esto, cuando ahora volvemos al Instituto, nos embarga la misma sensación que uno tiene cuando vuelve a casa de sus padres, ya no vive allí pero sigue siendo su casa. Aunque en este caso, nuestros padres han hecho reformas y ya no existe nuestra habitación. Hoy, los componentes de ese gran grupo seguimos la vida por caminos distintos y fuera del entorno de nuestro camarote, pero nunca olvidaremos nuestros años de navegación en aquel barco imaginario luchando con vientos y corrientes, a veces contrarios y a veces favorables, pero siempre juntos. Por eso os animamos a los que hoy componéis la comunidad de nuestro Instituto a que disfrutéis de la experiencia. La recordaréis toda la vida como un viaje único y extraordinario. Para nosotros lo fue, un viaje inolvidable rumbo al centro del corazón. 


Ex Trueba

Los otros Máximos del Trueba

E

ste es un homenaje a tres de nuestros compañeros que con su buen hacer han dejado huella en todos nosotros: Don Carmelo Solano, Don Pablo Alonso y Doña Encarnita Moreno. Con motivo de estos 25 años, todos pensamos en Máximo Trueba y en el ejemplo que nos dio a todos con su profesionalidad. Máximo murió joven y en el momento preciso en el que estábamos pensando ponerle nombre a nuestro Instituto. Pero por nuestra aulas han pasado otros profesores que han marcado el carácter de nuestro centro, y creo que es necesario recordarles en esta publicación extraordinaria. Sin embargo, no voy a ser yo quien haga este recuerdo, sino, que me voy a permitir la osadía de copiar los comentarios que los alumnos han escrito sobre ellos:

Don Carmelo Solano

Don Pablo Alonso

Carmelo fue mi gran maestro, cuando él me hablaba yo ponía mis cinco sentidos en alerta para no perder ninguna de sus enseñanzas. Me enseñó a tratar a mis alumnos y a mis hijos, aprendí lengua y griego, a aprovechar el papel al máximo, la letra del Gaudeamus, me enseñó a vivir con grandes convicciones morales.

Mi otro compañero de departamento. Formamos un verdadero equipo, él y yo con la Química, y Carlos con su Física. Las reuniones de departamento siempre fueron extraordinarias. Su relación con los alumnos, inmejorables. Si hubiera que ponerle un pero, es por cómo se quedaba el laboratorio después de organizar unas maravillosas prácticas para sus alumnos. Pablo fue un gran hombre, un gran compañero, sabía dar buenos consejos y era un placer conversar con él

» Fue un privilegio haberle tenido como profesor... » Nunca le olvidaremos! un gran profesor (a mí me dio Grie-

go) y una gran persona. Gran sabiduría en persona. ¡GRANDE! Una gran persona maravillosa!!! Inspirador!!! Inolvidable!!! Gran profesor y mejor persona. ¡Qué pena! Otro gran profe que se va. Un beso a la familia. Arriba se empieza a hacer un buen claustro. » Carmelo, qué grandes recuerdos de él. » Gran maestro. Como muchos otros a los que les debemos parte de lo que somos. » Gran maestro y persona… » De los pocos profesores de los que jamás me olvidaré. Un hombre especial y que compartía la pasión que sentía con tod@s. » ¡Él me puso el nombre! Éramos amigos de la familia… yo le quería un montón… que sabio era… » Mi Carmelo… qué ejemplo de hombre… imponía tanto… pero era como un búho sabio… siempre me acordaré de él con buenas palabras… » Era genial, yo me pasé de las Ciencias a las Letras sólo para poder aprender Mitología con él, me fascinaba, sobre todo las excursiones a El Prado donde analizaba los cuadros y la simbología mitológica que en ellos aparecen! Sabio donde los haya! ;o) » El único que consiguió que me sentara correctamente en la silla. » Carmelo fue mi inspiración humanística, filosófica (con Santos) y lingüística (con Luz, de alemán). Sin ellos no sería filóloga y mujer de letras. » » » » »

» Querido Pablo Alonso… se te echa mucho de menos… » Pablo, ¡qué bellísima persona era! ¡Cuánto aprendimos con él! » Pablo… inolvidable. » Tan grande como humano. » Buen profesor y mejor persona. » Largas conversaciones con él. » Su generosidad sin tacha. Me acercó al centro todos los

días…, sus ganas de vivir, de hacer sentir a uno alguien importante, aun no siéndolo… Sus maneras por rehacer a las personas y aconsejarlas sin pelos en la lengua. Sin él, no sé qué hubiera sido de mi futuro profesional. » Muy buena química con él, gran conversador. » Me ayudó mucho. » Para mí, que tanto le echo de menos, es un orgullo ver la huella que dejó mi padre en sus alumnos. Vosotros erais su vida. Profe vocacional hasta la médula. Yo también tuve el privilegio de ser su alumna, de muchas más cosas que de Química. Gracias por vuestros preciosos comentarios y recuerdos. Doña Encarna Moreno Encarna estuvo poco tiempo con nosotros, era de una humanidad arrolladora, fue la primera en jubilarse en nuestro Instituto, siempre alegre y derrochando energía por donde iba. Tengo un único comentario sobre ella, pero creo que recoge todo lo que ella nos dio: » Encarna… era como mi abuela, dulce, tierna y comprensiva.

Don Juan Antonio Martín Martín orientador

Recién nos dejaste pero seguirás estando entre nosotros. Sólo me queda agradecer la suerte que he tenido de compartir con Carmelo, Pablo, Encarna y Máximo esta maravillosa profesión en la que enseñamos a los alumnos y aprendemos de nuestros maestros. 

IES Profesor Máximo Trueba

27


Nuestra comunidad educativa

6w

w

Alumnos

Blanca Domínguez Trejo alumna de 1º de Bachillerato

P

ara todo hay un principio, una primera generación, una primera idea. Es increíble pensar eso, yo siempre reflexiono sobre esta aplastante verdad. Todo surge de algo, de un primer paso. Nosotros no estaríamos aquí sin nuestros padres y, aunque nos cueste creerlo, no seríamos de la forma en la que somos en este momento si no hubiéramos puesto un pie en el Trueba. Porque, en muchas maneras, ya sea para bien o para mal, el instituto nos cambia. Pasas de bucear en un océano cristalino e inmenso –que es la infancia–, a dejar de jugar, sacar la cabeza de debajo del mar y darte cuenta de que sobran los manguitos y el flotador. Ahora tienes que nadar tú solo. Y hacer marcas. Tienes muchas preguntas, y nada está en su sitio. Es aquí donde entra en juego el instituto, y en este caso, el Trueba, que también ha dejado la adolescencia para convertirse en un adulto.

Tras estas paredes, cada uno de nosotros intenta poner las cosas en su sitio, darle sentido a su vida. Hace veinticinco años existía el muro de Berlín y mis padres aún no se habían conocido. Cuando empezó el curso en el recién estrenado Instituto, nadie podía pensar que apenas dos meses después el símbolo de la Guerra Fría caería para siempre. Por lo que me han contado, el mundo era un lugar muy convulso, donde ocurrían cambios constantemente. Aunque estuvieran muy lejos de Berlín, puedo imaginarme las caras de asombro la mañana siguiente a la caída del Muro, puedo sentir la increíble expectación de los pocos alumnos de la primera promoción al ver cómo ese símbolo opresor se derrumbaba, sin más. En realidad, las cosas suceden así. Sin más. Boadilla del Monte era un pueblo como los de antes, unido a Madrid por una carretera estrecha poco

28

25 Aniversario

transitada. Los chicos de mi edad estudiaban BUP, que suena como una ‘app’ y es de la que siempre hablan los padres: “cuando yo estudiaba el BUP...”. Tampoco nadie hablaba de notas de corte, ponderaciones y carreras de dos grados. Aquellos chicos que hace veinticinco años tenían mi edad, tenían otras preocupaciones. Habían nacido al final del franquismo. Debieron sentir (creo) una doble incertidumbre, la de hacerse mayor y la de un futuro lleno de inseguridad... Aunque en eso creo que nos parecemos. Bien, eso es historia. Nosotros no somos los primeros que pasamos por aquí. Ni seremos los últimos. Miles de niños se han vuelto adultos dentro de este edificio tras cientos de miles de horas en los pupitres y de clases impartidas. Tras estas paredes, cada uno de nosotros intenta poner las cosas en su sitio, darle sentido a su vida tras dejar atrás la niñez. Tras estas paredes, la gente conoce a amigos de verdad, o se lleva una gran desilusión, se enamora o se pelea, suspende o se ríe, odia o agradece al profesor de turno. Todas estas aventuras que comienzan al entrar en el instituto, todas los engaños, verdades, amistades y conocimientos nos van modelando. Dicen que, una vez fuera y viéndolo todo con perspectiva, el instituto tampoco ocupa mucho tiempo en nuestras vidas. Digan lo que digan, a muchos de nosotros –por no decir a la inmensa mayoría–, se nos hace eterno el tiempo de espera, a medida que pasan los cursos. Queremos llegar ya al final. Pero, ¿para qué? Debemos disfrutar de los momentos que hacen nuestro día a día dentro del instituto, del bocata de tortilla, de las risas de tu clase, de los barullos en los pasillos, y de todo lo que vamos aprendiendo. En 1989 se estrenó el lugar donde pasamos gran parte de nuestra adolescencia. Un cuarto de siglo es muchísimo comparado con nuestras edades. Feliz cumpleaños al edificio que nos ve crecer cada día. Por muchos, muchos más. 


Nuestra comunidad educativa

Profesores w Jennifer Rol profesora de Geografía e Historia

E

n estos tiempos que corren, puede resultar complicado tener una noción exacta de lo que significan 25 años. Si les preguntamos a los alumnos, nos dirán que para ellos sus veinticinco están por llegar, si nos preguntan a los profesores que ya los pasamos, y algunos hasta los doblaron, tendremos que tirar de archivo y habrá quien diga “quién los pillara”… Veinticinco años, un Puede resultar complicado cuarto de siglo y tener una noción exacta toda una mayoría de edad, represende lo que significan 25 años. tan la madurez del centro que un día se levantó mientras se caía cierto muro en Berlín, ese mismo año, disolviendo el telón de acero tanto tiempo levantado. Un instituto que comenzó a dar sus primeros pasos, con un día, con un mes, con un año, y empezó a crecer y a alimentarse nutriéndose de todos aquellos docentes, no docentes, padres y alumnado que dejaron su huella a su paso por las aulas, los pasillos, por los patios… Veinticinco años engarzados al paso del tiempo y del espacio, a la trayectoria de un pasado en el presente lleno de un futuro cierto e inmediato… Veinticinco años llenos de enseñanza, de aprendizaje, de intercambios, de ajustes, de desajustes, de emociones, de secretos, de ambiciones, de dudas, de respuestas, de experiencias, de sensaciones, de ilusiones, de desengaños… Veinticinco años de un centro con una madurez y una personalidad que se irán consolidando mientras se vuelve inexorable a la mirada de los demás y al acontecer de los años, “golpe a golpe, verso a verso”, paso a paso, curso a curso, año a año. 

IES Profesor Máximo Trueba

29


Nuestra comunidad educativa

Maria Carmen Rostand Quijada maestra GRACIAS... Por comenzar el día con tus sonrisas francas en mis bolsillos llenos Por manifestarme inquietudes y aminorar tus miedos Por vivir experiencias juntos y compartir recuerdos Por confiar en mí confesándome tus anhelos Por permitirme ayudarte a que nunca naufraguen tus sueños Quiero que me recuerdes así, como yo te recuerdo Dejando atrás objetivos, exámenes y demás compendios Navegando juntos en este mar de infinitos versos ... a mis alumnos, con los que tanto aprendo 

Santos Lora profesor de Filosofía Tenemos el honor de entrevistar a nuestro querido profesor de Filosofía: Santos.

Bien, cuéntanos: ¿cuántos años llevas impartiendo clases en el Instituto? ¿Continuarás? ¿Cuánto más? Llevo en este instituto veinticinco años, desde que se instaló en el edificio en el que estamos. Los cuatro primeros cursos fui Jefe de Estudios, fuimos nosotros los profesores, directivos y alumnos los que decidimos el nombre del Instituto nada más tener noticia de la muerte de Máximo. Y seguiré tanto como Dios quiera y mi cuerpo aguante.

Ser profesor no es sólo una buena profesión, sino una hermosa tarea. ¿Qué pensabas que ibas a hacer al terminar la carrera? Yo estaba pensando únicamente en estudiar en ese momento, no me planteaba demasiadas veces en que trabajaría. Daba por hecho, supongo, que lo más lógico sería ser profesor en la Universidad o en el instituto. De todas

30

25 Aniversario

maneras he dado clases particulares y en colegios desde los dieciséis años. Ser profesor no es sólo una buena profesión, sino una hermosa tarea. ¿Crees que la asignatura Filosofía es lo más importante que se enseña a sus alumnos? No, claro que no. Todas son imprescindibles para la formación que reciben los alumnos, todas y cada una de ellas: Matemáticas, Lengua, Biología, Arte, Historia, Física, Latín, etcétera. Aun así considero tanto la Filosofía como asignatura fundamental que haré hincapié en esto porque se está intentando quitar la Historia de la Filosofía de las asignaturas que se imparten en 2º de Bachillerato. Me gustaría contaros lo que me pasó a mí: me gustaba mucho la Historia, el Latín, la Literatura, la Teología, las Matemáticas, el Francés… Con ellas aprendí conocimientos interesantes y útiles. De asustado pueblerino me hicieron habitante de las ideas. Con la Filosofía encontré el sentido de mi vida.  Diego Sánchez Alumno de 1º de Bachillerato


Nuestra comunidad educativa

Pedro Sáiz profesor de Religión

DE EVENTOS, EFEMÉRIDES Y FELICIDAD

C

uando miráis al cielo sabéis que va a llover; estad atentos a los signos de los tiempos. Este año conmemoramos el IV centenario de la muerte del Greco (1614) y ya nos estamos preparando para celebrar el V centenario del nacimiento de Santa Teresa (1515). Nos encantan las efemérides y las fechas redondas. Quizás sea un intento de apresar una realidad que se nos escapa: “Tempus fugit” –decían los antiguos–, el tiempo huye y ¡vaya si corre! Dicho sea de paso, efeméride (etimológicamente “memorial diario”) viene de efímero, que a su vez viene de hemera (‘día’ en griego), o sea, lo fugaz y perecedero, lo pasajero y caduco. O quizá este gusto en recordar eventos responde a la necesidad muy humana de poner orden y dar sentido a esa suma de acciones caóticas de que se compone muchas veces nuestra vida; según la definición: “La vida es aquello que te ocurre cuando tú estás muy ocupado haciendo otros planes”. Andamos muy revueltos con esto del XXV aniversario. Por si no tuviéramos demasiado trabajo, ahora nos toca conmemorar no sé muy bien el qué. A este respecto, recuerdo cuando tocaba celebrar el 500 aniversario de Descubrimiento (eufemismo) de América (1492); y del otro lado del océano llegaron voces discrepantes: no estaban para celebraciones y mucho menos de “la conquista, el saqueo y el exterminio” de América (Cfr. “Las venas abiertas de América Latina” de Eduardo Galeano). Opino que es un juicio injusto por lo exagerado, pero si no queremos repetir la experiencia o llevarnos alguna sorpresa, deberíamos –si pudiéramos–, preguntar a los en torno a 20.000 alumnos que han pasado por este centro si hay algo que festejar. No vaya a ocurrir que vengan todos –seguro ya creciditos– y nos tiren de las orejas, y sólo tenemos dos. A menos que se trate de celebrar por celebrar, fastos a los que somos todos muy dados, pero, si lo que importa es la fiesta y el jolgorio, como pretexto puede servir cualquier otro. “25 años educando” reza el slogan. Veinticinco años, un cuarto de siglo, medio lustro, es sin duda mucho tiempo… toda una vida. Y educando, porque eso es lo que somos: ante todo educadores. En su doble acepción: Somos guías (educare) y tratamos de sacar de cada chico lo mejor de sí mismo (educere).

La educación busca entonces la perfectibilidad del alumno, esto es, simplificando, busca formar a futuros ciudadanos honrados y felices. Respecto a lo primero, ya decía José Saramago que algo en la educación no funcionaba porque honradez era evidente que no había. Y en cuanto a lo de ‘felices’, mucho me temo

La educación busca entonces la perfectibilidad del alumno, esto es, simplificando, busca formar a futuros ciudadanos honrados y felices. que la felicidad es hoy un concepto ‘polisémico’ –corríjanme si no los compañeros de Lengua: es difícil encontrar a dos personas con la misma noción de felicidad. Si así fuera, no estaríamos hablando de lo mismo. En cierta ocasión enseñaba a mis alumnos las Bienaventuranzas de Jesús (léase macarismos, felicitaciones, Sermón de la montaña: “felices los pobres, los limpios de corazón, los misericordiosos,…” Mt. 5,1-12) ,o sea, el mundo al revés; y entonces un alumno con visible enojo me increpó: “¿Por qué nos enseñas esto?”. Lo que quería expresar es que eso no era lo que él sabía de la sociedad de hoy: “Tú primero, el dinero fácil, la cultura del pelotazo, el otro es tu rival…” y era comprensible su espontánea indignación, porque tomar en serio el Evangelio podía convertirlo en un inadaptado social. Lo mismo podríamos decir del ágrafa que se nos ha conservado de Jesús en los “Hechos de los Apóstoles”: “Hay más dicha en dar que en recibir” Hch. 20,35. En fin, no nos dejemos llevar por la nostalgia (“cualquiera tiempo pasado fue mejor”) ni por el pesimismo (como decía Fidel Castro: “dar un paso atrás…, ni para coger carrerilla”), o por actitudes evasivas, sino más bien miremos el futuro con optimismo, porque tenemos la suerte de trabajar con jóvenes que son el futuro. Ésta es una buena ocasión para mejorar nuestra labor educativa. Seguir lo que estamos haciendo, pero mejor. Tomar el relevo-testigo de manos de quienes nos precedieron. Ellos abrieron el camino. Un recuerdo entrañable para Máximo, Pablo, Encarna, Carmelo y Juan Antonio. 

IES Profesor Máximo Trueba

31


Nuestra comunidad educativa

w

Entre docentes

 Excursión, 2006  Despedida a José María González, 2007  Jubilaciones: coro improvisado, 2008  Reivindicaciones, Marea verde, 2012

32

25 Aniversario

 Taller de cerámica, 2008  Taller de risoterapia, 2008  Excursión a Toledo, 2008  Visita de la delegación de VietNam, 2013


Nuestra comunidad educativa

Mas que clases w

 Recreo, 2008  English Papers, 2008  Jóvenes emprendedores, 2007  Final de curso, 2009

 Alumnos, 2007  Alumnos, 2009  Taller de risoterapia, 2008  Taller de malabares, 2007

IES Profesor Máximo Trueba

33


Nuestra comunidad educativa

w

Personal no docente

Sagrario Bermejo y Lola Peña conserjes ¿Cuantos años lleváis en este centro? Contadnos en todo este tiempo ¿Qué cosas os han gustado más? Sagrario: Somos tres personas que trabajamos en el Máximo Trueba en estos momentos: Marga que es la persona que vive en el centro está de baja y la sustituye Lola que lleva semana y media (risas), y Begoña que lleva año y medio , dos años y yo que he hecho seis años ahora. Y lo mejor son los alumnos que es la esencia del Instituto: es como amor y odio, son lo mejor y lo peor. ¿Cual es vuestro horario laboral? Sagrario: Nuestro horario laboral es el que nos impone la Comunidad de Madrid, de 8 a 1.30.

Lo mejor son los alumnos que es la esencia del Instituto: es como amor y odio, son lo mejor y lo peor. ¿Por la tarde no trabajáis? Sagrario: Yo hago toda mi jornada de la mañana, hay otro turno de tarde que lo hace otra persona con otro tipo de contrato. ¿Cómo habéis vivido el cambio del centro en estos últimos años? Sagrario: Mira, me voy a enrollar… como hemos visto los cambios, es algo muy claro: cada día sois más inmaduros. Con lo cual necesitáis más normas. Esto es cosa vuestra: más inmaduros, menos responsabilidades. Si vosotros no sois responsables, la responsabilidad vuestra la tenemos que asumir el resto, con lo cual no podéis salir, no debéis no se qué… Cuando es algo que está claro que sois vosotros los que asumís si vais o no a clases, entonces las responsabilidades que vosotros no asumís las terminan poniendo desde la directiva del centro. Y a la crisis ¿la habéis notado? Lola: Nosotros, ya sabéis que cada vez se gana menos, nos ponen más horas y cada vez hay más alumnos. Pero desde luego yo la he vivido más intensamente a nivel familiar, no personal. Sagrario: Yo también a nivel familiar. Pero a nivel profesional también se nota muchísimo: las clases están más llenas, menos profesores y a nosotras nos incluyen más funciones. ¿Tenéis buena relación con alumnos y profesores? Sagrario: Cualquier día matamos a alguno, pero va a

34

25 Aniversario

parecer un accidente (risas), con lo cual no se va a notar. En realidad hay de todo, pero con la mayoría nos llevamos bien, intentamos ser lo más pacientes posible sobre todo con los alumnos e intentamos ayudar en lo más posible con todos. ¿Os habéis enterado de muchos cotilleos? Sagrario: Bueno, eso es un bulo, somos las últimas en enterarnos de todo. Y seguro tenéis alguna anécdota que contar, ¿no? Sagrario: No, ninguna. Tendría que pensármelo. Lola: La única anécdota que podría contaros –y llevo ya os digo semana y media nada más, sería que, había en el pasillo en una mesa, uno de los auxiliares con dos alumnos, y como no sabía que era auxiliar le pregunte que si estaba castigado fuera (risas). ¿Suelen llegar muchos alumnos tarde? Sagrario: Ya lo sabéis vosotros (risas), en realidad si se hace una proporción de que sois casi 1050 alumnos y que puede llegar tarde quince, así que es poquito. Suelen ser los mismos eh, tienen problemas con el despertador (risas). ¿Es posible que esta tardanza de algunos alumnos sea por el cambio de hora para entrar, ya que es más temprano que antes? Sagrario: No, las excusas podéis poner las que queráis, pero que son solo cinco minutos. Y contarnos, ¿Qué trabajo os hubiera gustado ejercer si no tuvierais este? Lola: Yo soy ceramista, con lo cual me hubiera gustado dedicarme a la cerámica de lleno pero no he podido (risas). Sagrario: Ufff… Muchas cosas, lo de astronauta era una opción (risas). Pero estoy contenta con el trabajo que hago, me parece bueno. ¿Qué inconvenientes veis en el instituto? Sagrario: No hay inconvenientes, simplemente por parte vuestra por falta de responsabilidades, poca madurez… pero creo que va con vuestra edad, ¿no? ¿Alguna sugerencia de cambio? Sagrario: No me gustaría estar todo el día como tenemos que estar con vosotros, diciendo, no podéis salir, no podéis estar en los baños etcétera… ¡Ya sois mayorcitos! Con los pequeños tal vez, pero con vosotros, ¡no! (risas). En general solo pedimos un cambio respecto a los alumnos.  Alumnos de 1º de Bachillerato


Nuestra comunidad educativa

Familias w Carla Roberto madre de alumno de Bachillerato ¿Crees que la crisis ha afectado al rendimiento del Instituto Trueba? Sí, la crisis ha afectado a todo y en especial a la parte de la educación. Es un instituto público y ha afectado porque ha habido recortes, entonces es lógico que haya afectado. ¿Qué crees que es lo mejor del Instituto? ¿Y lo peor? Yo creo que el sistema de educación que se da en este Instituto, el nivel que tiene, la parte bilingüe de este centro. Lo sabe toda España que gracias a Dios lo que tenemos en Boadilla es de lo mejorcito, y especialmente tu Instituto. ¿Mejorarías algo del centro? Entiendo que si los profesores están pidiendo más gente que les ayude por que sois muchísimos en clase, pues sí, contrataría más profesores. Actualmente hay más de 1.000 alumno inscritos ¿Te parece muy elevado? ¿Ampliarías las instalaciones y el número de profesores o aceptarías a menos alumnos? Hay mucha gente en cada clase para un único profesor, lo que implica que haya alumnos que no participen porque el profesor no le puede dedicar tiempo a cada uno. Ampliaría, utilizando el dinero del estado, en lugar de ¡que se lo lleven los corruptos! ¿Cómo se llamaba tu antiguo instituto? ¿Se parecía en algo al Profesor Máximo Trueba? El IES Gregorio Marañon, no se parecía en nada al tuyo. Además a ese instituto yo he ido por la mañana y por la noche. La sección nocturna era para gente a la que se le daban mal los estudios o que trabajaba. Yo al principio empecé por el diurno, pero luego, como empecé a trabajar asistí al nocturno, y allí iba gente que… Para mí tu Instituto es un lujo, el IES Profesor Máximo Trueba es un lujo. ¿Crees que el perfil del alumno ha cambiado mucho en estos tiempos? ¿En qué se diferencian principalmente? Sí, sí que ha cambiado. Pero no solo el perfil del alumno, también el perfil de los jóvenes, porque ahora es diferente a mi época. Antes un niño de 16 años no tenía nada que ver con uno de decisies de ahora. Antes pecábamos más de inocencia, yo –de hecho– era más rebelde, ahora los niños todos son rebeldes, todos contestan.

Todo al final va por los profesores. ¿Cuál era tu asignatura favorita? ¿Por qué? Historia, por la profesora, porque todo al final va por los profesores. Antes la historia no me gustaba y la profesora que tenía me enganchó y me contaba Historia como si fuese un novela. Entonces se volvía algo muy fácil de aprender, casi era como una telenovela, me enganché con el tema de los Zares y esa profesora comenzó a explicarme todo como si fuese un cuento. ¿Has perdido totalmente el contacto con el instituto, con compañeros o profesores? No, a través de Facebook y de las redes sociales lo he retomado. ¿Qué es lo que más añoras de tu instituto? El buen rollo que había entre clase y clase. Nosotros salíamos al baño o a los pasillos y nos dejaban fumar –porque antiguamente se fumaba hasta en el metro–, y salíamos y nos echábamos un piti antes de que llegase la profesora y era un ambiente muy divertido. Eso ya luego en el trabajo no lo hay, luego cuando trabajas ya no es igual  +info: AMPA Máximo Trueba http:// ampamaximotrueba.blogspot.com

Alejandro Sánchez Alumno de 1º de Bachillerato

IES Profesor Máximo Trueba

35


Nuestra comunidad educativa

Inés Angulo madre, presidenta de la AMPA y representante del Consejo Escolar Inés es desde hace tres años presidenta de nuestra AMPA. Además es representante del Consejo Escolar desde las elecciones del año 2010. Es profesora de Educación Física en un instituto de Fuenlabrada y tiene tres hijos, dos de ellos alumnos de nuestro IES Profesor Máximo Trueba.

seriamente al Trueba: menos profesores para igual o mayor número de alumnos, menor dotación económica, etcétera. Por ello una serie de padres y madres de alumnos contactamos con el profesorado para realizar conjuntamente ciertos actos de protesta. De aquellas movilizaciones surgió un grupo de padres y madres que sin conocernos previamente descubrimos que teníamos las mismas inquietudes en lo relacionado con la educación de nuestros hijos y decidimos involucrarnos de una manera más especial en la vida del centro. Así fue cómo formamos la nueva Junta Directiva de la AMPA a finales del año 2011, relevando a los padres que habían trabajado durante los últimos años en la Asociación.

Dentro de la junta hay diferentes cargos: presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y vocales.

¿Cómo se eligen los representantes? ¿Cómo se realiza la toma de decisiones?¿Ayudáis a tomar decisiones directivas? Las familias socias de la AMPA tienen derecho a decidir y a formar parte de los órganos de la Asociación. Para ello, ¿Cuáles son las funciones principales a lo largo del curso escolar se celebran de la AMPA? asambleas de padres a las que están conComo de todos es conocido, la AMPA vocadas todas las familias socias. es el cauce natural de participación de En estas asambleas siempre se incluye los padres y madres de los alumnos de un punto del orden del día en el que se un centro educativo. Partiendo de esta invita a todo el que quiera a formar parpremisa, la función principal de la te de la Junta Directiva. Asociación es la de informar, asesorar, Los padres o madres que se presentan apoyar, ayudar, etcétera, a los padres y voluntarios pasan entonces, a ser relas madres en cualquier aspecto relaciopresentantes de la Asociación. nado con el funcionamiento En dichas asambleas de socios del centro y todo lo relativo a …No es necesario disponer de y también en las reuniones de la educación de sus hijos. mucho tiempo libre… Con el la Junta Directiva es donde se Para cumplir esta función uso de las nuevas tecnologías toman todas las decisiones que principal la AMPA intenta en afectan al grupo. su trabajo diario favorecer la el tiempo de reuniones, coordila Junta Directiva de relación y coordinación entre nación etcétera, se ha reducido Además, la AMPA está en contacto perlas familias y el equipo direcmanente con el equipo directivo, entre las familias y otras de forma considerable. tivo del Instituto, reuniéndose administraciones educativas, ¿Qué proyectos tenéis planificados siempre que sea necesario y consenrepresentar a las familias en el Consejo para este 2014 en la Asociación? suando ciertos temas que nos competen Escolar y colaborar en las actividades Nuestra intención es seguir trabajando a ambos. educativas del centro. en las actividades que actualmente están en marcha, proponer nuevas, ayudar ¿Te gustaría, desde aquí, animar a los ¿Cómo valorarías la implicación de a contactar las familias con el Instituto. padres a formar parte de la AMPA? los padres? ¿Es mucha? Además formamos parte de la AMPA Sí, por supuesto. Debemos ser consLa implicación de las familias en la de toda Boadilla. Y colaboramos en cientes de que para que esta Asociación escuela es fundamental y –honesactividades organizadas por el propio funcione se necesitan padres y madres tamente – en el caso del Trueba es Instituto como el Taller de Astronomía, comprometidos que deseen colaborar bastante escasa. Es algo que los pacampaña de recogida de alimentos, code una forma u otra en la Asociación. dres hacemos más habitualmente en laboración en los eventos por el 25 aniLo único que puedo decir para animarPrimaria pero que en general solemos versario del Instituto, etcétera. les es que no es necesario disponer de olvidar cuando pasan a Secundaria. mucho tiempo libre. AfortunadamenNuestros hijos se hacen mayores y ¿Cuántas personas formáis parte de la te con el uso de las nuevas tecnologías efectivamente nos necesitan menos, AMPA en la gestión actual? el tiempo de reuniones, coordinación, lo cual no quiere decir que debamos En este punto se debe diferenciar enetcétera se ha reducido actualmente de desentendernos de un aspecto tan tre las personas que forman parte de forma considerable. importante de su educación como es la Asociación de Padres y Madres de Animo a todo aquel que tenga inquienuestra participación en la escuela. Alumnos, que son todos aquellos que tud por formar parte de la AMPA a pagando una cuota anual (de veinte que nos escriba un correo electrónico a Inés, ¿cómo, cuándo y por qué has lleeuros) se convierten en socios. En este nuestra dirección: ampamaximotruegado a ser presidenta de la AMPA? caso este curso escolar hay 223 familias. ba@gmail.com  A principios del curso 2011-12 desPor otro lado está lo que se llama la de las administraciones educativas de Jorge García Serna Junta Directiva de la Asociación, en Madrid se llevaron a cabo unos recorAlumno de 1º de Bachillerato la que trabajamos actualmente once tes brutales en educación, en concreto personas, casualmente todas madres. en su sistema público. Esto afectó muy

36

25 Aniversario


Nuestra comunidad educativa

Eva Escobar madre y secretaria de la AMPA

Memorias de la AMPA

H

ace ya más de dos años que entré en la junta directiva de la AMPA de nuestro Instituto, el Profesor Máximo Trueba. Eran tiempos difíciles, el anterior equipo dimitía dejando libres todos sus cargos y la crisis económica se empezaba a sentir duramente en el ámbito educativo, con medidas que implicaban menos inversión y más recortes y que estaban produciendo un sentimiento generalizado de preocupación en todos nosotros. Casi sin darnos cuenta ni pararnos a pensarlo demasiado, nos juntamos un grupo de padres y madres sin apenas conocernos y algo desorientados, pero compartiendo la inquietud de echar una mano que pudiera contribuir a mejorar un poquito las cosas, a hacer más agradable el entorno en el que nuestros hijos pasan una parte importante de su juventud. Fue entonces cuando recibí el Libro de Actas que, como secretaria de la AMPA, me corresponde custodiar y en el que debe quedar reflejada la gestión realizada, los temas debatidos en las reuniones y las decisiones que se van adoptando. Todavía me preguntaba si habría hecho bien aceptando el cargo, si no me exigiría dedicarle un tiempo que no estaba muy segura de tener disponible ni tampoco de quererle robar a otras actividades que quizá me apetecían más. Pero cuando llegué a casa y comencé a hojear tranquilamente el libro, comprendí que no me había equivocado. En sus páginas, además de las fechas de las asambleas, las cifras de los gastos y los nombres de los componentes que a lo largo de todos estos años ha tenido la AMPA, también estaba grabada la historia de los padres del Trueba, sus preocupaciones e inquietudes desde que empezó a andar el instituto, todo su esfuerzo y dedicación reflejada en cada hoja. Al principio estaba todo por hacer y en las primeras actas figuran cuestiones tan esenciales como la organización del transporte escolar, con el diseño de rutas y paradas, las subvenciones para la compra de ordenadores, la elaboración de los Estatutos o la petición de un semáforo para evitar situaciones de peligro, además de otros muchos temas no menos importantes, como las obras para construir los nuevos laboratorios y el gimnasio. Y así, pude ver como se han ido sucediendo los años, curso tras curso, y con ellos unos padres han reemplazado a los anteriores, como abejas laboriosas aportando su granito a la colectividad, ayudando en la organización de fiestas, gestionando el dinero de las cuotas, buscando espacios para hacer más cómodamente las reuniones, en ocasiones prolongadas hasta bien entrada la noche. Unas veces entrevistándose con concejales, otras colaborando en la recogida de ayudas solidarias y siempre preocupados por los resultados académicos de sus hijos. En todas las actas, desde la fundacional de la asociación en el curso 89-90 hasta la de la última asamblea en la que la anterior Junta Directiva nos pasaba el testigo el objetivo siempre ha sido el mismo: ayudar a construir la comunidad, formar parte de su tejido. Hoy, varias reformas educativas después y con un cuarto de siglo de experiencias a nuestras espaldas, el equipo que actualmente formamos parte de la junta +info: Súper Ampas Boadilla directiva no hemos http:// ampasboadilla.blogspot.es hecho otra cosa que continuar la labor

iniciada por otros, con la ilusión de emprender nuevos retos, como la revista que ahora mismo tienes en tus manos y que es fruto del entusiasmo de profesores, alumnos y nuestra AMPA. Desde que iniciamos nuestra andadura hemos trabajado en otros muchos proyectos: la puesta en marcha de un servicio de comedor para que los chavales puedan tomarse un plato caliente antes de empezar las extraescolares, la organización del taller de Técnicas de Estudio, el intercambio de libros de texto para que las familias puedan reutilizarlos y aprovecharlos de un curso para otro o la gestión de actividades como Conversación en Inglés, Taller de Arte y Creatividad o Informática en Inglés.

Hacer más agradable el entorno en el que nuestros hijos pasan una parte importante de su juventud. Un reto importante fue poner en marcha los medios de comunicación de la Asociación, como Facebook y el blog de la AMPA, tarea para la cual contábamos con muy poca experiencia pero que considerábamos fundamental para intercambiar información con el resto de familias. Recientemente hemos comenzado a participar en otro gran proyecto, en el que estamos colaborando a día de hoy. Se trata de la Asociación de AMPAs de Boadilla del Monte, más conocida como SúperAMPAs, organización que agrupa a los representantes de las asociaciones de la mayoría de los centros escolares del municipio y en la que también pueden participar todos los padres y madres que estén interesados en hacerlo. Su labor resulta fundamental para conseguir beneficios comunes y para establecer vínculos de colaboración a fin de mejorar la calidad de los servicios educativos en Boadilla. Ahora, al repasar todas las actividades en las que hemos trabajado me doy cuenta de que han sido muchas las reuniones, los escritos, las horas dedicadas y los correos electrónicos intercambiados para poner en común y debatir los problemas que nos han ido surgiendo. Sin duda hay muchas cosas que podríamos haber hecho mejor, no somos profesionales en la materia, pero creo que nunca nos ha faltado el convencimiento de que el compromiso y el trabajo conjunto es la única manera de mejorar. El curso que viene será el momento de renovar otra vez la AMPA, quizá algunas de nosotras no sigamos en ello pues a veces cunde el desánimo y hace falta echarle muchas ganas y un tiempo que no siempre tenemos para conseguir pequeños logros. Todavía no sé muy bien lo que sucederá, pero pase lo que pase, creo que habrá merecido la pena pues me llevaré conmigo la satisfacción de haber conocido a personas estupendas, de las que he aprendido muchas cosas y con las que he compartido momentos enriquecedores, que ya van a quedar para siempre en mi memoria al echar la vista atrás y recordar aquellos tiempos en los que mis hijos estaban en el Instituto. Y sin más asuntos que tratar, se da por concluida esta carta, con la esperanza de que muchos padres continúen la tarea en la que tantos otros trabajaron y compartan la misma inquietud e ilusión por participar en la AMPA del Máximo Trueba y con ello en el beneficio de la comunidad que entre todos formamos. 

IES Profesor Máximo Trueba

37


7u

Vida en el Instituto Cuando Boadilla era el Far West

B

Resultó sorprendentemente rentable. las hogueras hacía imposible acercarse oadilla en el año ‘97 era el Far West. Gracias al taller, alumnos que habían físicamente a ellos. No era racismo, era Estaba por hacer. El pueblo era salido por primera vez de su aldea en los imposible. Gracias a la iniciativa, energía grupos de casas en calles deslavazadas alrededores de Alhucemas, fueron capay capacidad de Mercedes Bermejo (tray algunos adosados que rodeaban el ces de situar ríos y ciudades de España bajadora social del centro) se instalaron imponente palacio. El antiguo núcleo y Marruecos en mapas que mediante lavadoras en el Instituto y se organizaron urbano estiraba músculo para crecer. Y un circuito eléctrico encendían una luz turnos de ducha que solucionó el problecómo creció… cuando la respuesta era correcta. Ubima en pocas semanas. Fueron llegando los edificios y con caron la tierra dentro del sistema solar ellos nuevos vecinos y mano de obra gracias a la elaboración de un móbarata, muy barata. Inmigrantes vil colgante con el Sol y todos los que vivían en un paisaje dantesco planetas. Mi incapacidad para el de montañas de abono junto a un El Proyecto de Convivencia bricolaje y el manejo de materiaarroyo fétido donde construían recibió un premio nacional. les limitó mi papel a sugerir ideas efímeras chabolas que se pudrían y proporcionar materiales. Sin su por la humedad. Era el poblado capacidad para resolver todos los de Los Yelmos. problemas técnicos que iban surgiendo, El IES Profesor Máximo Trueba se » La convivencia en los recreos: el jamás hubiéramos hecho nada. Recibí quedó en la frontera entre el pueblo y el olor, la imposibilidad de comunicación toda una lección. Mediante esta estratemonte. oral y el recelo hacia aquellos extraños gia logramos avances significativos en su Los hijos de los nuevos residentes, de convirtió las aulas en ollas a presión cuya formación. los inmigrantes, de los antiguos vecinos espita era los recreos. Tensión muda al del pueblo y de las urbanizaciones que principio y violencia explícita después. Y el Proyecto de Convivencia recibió vivían en el municipio, juntos pero no rePara resolverlo, organizamos un camun premio nacional que nos entregó en vueltos, aterrizaron en el Instituto en un peonato de fútbol durante los recreos mano Mariano Rajoy, uno de nuestros totum revolutum social, cultural, lingüíscon equipos mixtos. La instintiva comgrandes eduquicidas. tico, económico y étnico. La incomunipetitividad y la necesidad del otro para Sin la habilidad negociadora y gestora cación que traían de la calle, aquí se conconseguir ganar los partidos cohesionó a del director del Instituto, José María virtió en tensión y, a veces, en violencia. los alumnos dentro de los equipos y en el González, el apoyo de su equipo direcEspaña y las autoridades educativas esInstituto. La tensión disminuyó mucho tivo con las tres Marías; de la capacidad, taban perplejas ante el aluvión de inmien poco tiempo. sonrisa y empatía con aquellos alumgrantes. El incremento era exponencial. nos de Mercedes Bermejo (trabajadora Había buena voluntad pero faltaba ex» La alfabetización de alumnos masocial), de mi presencia diaria durante periencia. La administración estaba disrroquíes de entre 12 y 17 años de oritodo aquel curso y de la complicidad del puesta a apoyar cualquier proyecto que gen bereber cuya lengua, el amazigh, claustro, nada hubiera sido posible. aliviara la situación. Y presentamos un carecía de tradición escrita hasta poco Fue emocionante aprender de aquellos Proyecto de Convivencia que se propuso tiempo antes: ¿cómo enseñar a leer y alumnos cómo la instintiva necesidad de solucionar tres problemas inmediatos: a escribir a unos alumnos que no relasaber casi siempre triunfa, también en cionaban una letra con un sonido o una circunstancias muy adversas.  palabra con un significado y que, en mu» La convivencia en clase: el primer chos casos, jamás habían ido a la escuela? reto era lograr que los alumnos consinJuan Manuel (Cuco) Palacios Somoza Planteamos una estrategia de aprendizatieran sentarse con los que vivían en Los Ex-profesor de Compensatoria e Inglés je a través de la manipulación de objeYelmos. El olor de estos alumnos, meztos y de la visualización de realidades. cla del abono, la humedad y el humo de

38

25 Aniversario


Vida en el Instituto

El espíritu del Trueba

S

eptiembre de un año indeterminado, empieza un nuevo curso escolar y el equipo directivo junto con el claustro de profesores comienzan a organizar el año académico. Con el calendario escolar delante se planifican las diferentes actividades institucionales, que año tras año, se celebran en el Profesor Máximo Trueba, calculando las fechas idóneas en función de las actividades lectivas, sesiones de evaluación… La primera actividad a programar es la Semana de los Derechos Humanos, que se celebrará, como cada año, en la última semana del mes de diciembre. El departamento de Filosofía, con Marimar a la cabeza comienza a plantearse el hilo conductor de este año, Cuesta trabajo decidirse por uno novedoso ya que hemos celebrado tantas Semanas de los Derechos Humanos que es difícil no repetirse. Una vez elegido el hilo conductor, comienzan a planearse las actividades a realizar, como todos los años surge un grupo de profesores que forman la comisión encargada de esta organización, se programan talleres para todos los cursos, las exposiciones a realizar, se buscan los conferenciantes más adecuados al tema que estamos desarrollando, alguna salida extraescolar para algún nivel concreto. El departamento de Comercio comienza a preparar el Mercadillo de Comercio Justo, decidiendo las ONGs que participarán este año y preparando la actividad con los alumnos del Ciclo Formativo Grago Medio, escaparatismo, atención al cliente, control de stock… Se prepara el calendario de actividades, incluyendo a todos los alumnos y se cuenta con la participación de tutores y profesores de los diferentes departamentos para realizar los trabajos de los alumnos que acabarán expuestos en la entrada del Instituto.

Hemos celebrado tantas Semanas de los Derechos Humanos que es difícil no repetirse. La siguiente actividad que se programa es la Semana del Libro, no recordamos cuándo el Día del Libro pasó a ser la Semana del Libro. Había tantas actividades a realizar que no podía concretarse en un sólo día, y pasó a ser una semana llena de actividades, teatro, cuentacuentos, libroforum, conferencias, concurso literario, lectura de los textos premiados, feria del libro, amigo invisible entre los profesores, concurso de carteles. En este caso el peso de la organización recae en el departamento de Lengua y Literatura que nos llenan el Instituto

de exposiciones preparadas con los alumnos, que nos invitan a buscar un sitio poco transitado para disfrutar de nuestro libro preferido. Todos los años nos sorprendemos con la calidad de los trabajos que presentan los alumnos en el concurso literario, y cada vez es más difícil para el jurado elegir los trabajos ganadores, pareciera imposible que de la cabeza de nuestros adolescentes salgan esos textos tan conmovedores, originales, divertidos, o esas poesías que nos erizan los pelos cuando las escuchamos en el Salón de Actos en la clausura de esta Semana.

Todos los años nos sorprendemos de la calidad de los trabajos que presentan los alumnos en el concurso literario. Durante más de dos meses, en el departamento de Lengua se programan las actividades, se buscan a los conferenciantes, escritores que reserven fecha para venir al centro a hablar con nuestros alumnos, actores que trabajen el teatro con los alumnos y los conviertan en grandes actores por un día, cuentacuentos que nos transporten a mundos mágicos o a peligrosas selvas llenas de leones, libreros que durante una semana hagan de nuestro Instituto un apéndice de sus librerías… Se buscan las fechas adecuadas para la celebración del Día del Árbol que poco a poco se ha ido transformando en la Semana de la Ciencia, recordamos como, gracias a la celebración del Día del Árbol, el patio del Instituto se ha ido transformando curso a curso de una escombrera en algo parecido a un jardín. Luis Vicente y el departamento de Biología se empeñaron en lograr esta maravillosa conversión, tanto es así que los alumnos de los primeros cursos de Secundaria pueden realizar una senda botánica, estudiando las diferentes especies plantadas en nuestro espacio externo. Cada profesor jubilado, cada promoción de COU o 2º de Bachillerato ha plantado su árbol, para dejar una huella más de su paso por el Instituto. Ahora es el turno de los departamentos de Ciencias (Biología, Física y Tecnología), programación de actividades, exposiciones, conferencias, experimentos, novedades científicas, algún año hasta detectamos rayos cósmicos en el laboratorio de Física. Contamos con las charlas de científicos de reconocido prestigio –que se desviven por la divulgación científica–, o de voluntarios enamorados de la ciencia, como aquel año que convertimos la pista del Instituto en un observatorio astronómico.

IES Profesor Máximo Trueba

39


Vida en el Instituto

Pero la primera fecha que se tiene que decidir en esta primera reunión del curso es la fecha de la Inauguración Oficial del Curso, ya que es un acto académico de gran tradición en el Trueba. Se elige al profesor encargado de impartir la lección inaugural, recordamos la calidad y variedad de las lecciones que durante todos los años hemos escuchado en este acto. Se contacta con la coral Bocherinni, que –de forma altruista– siempre ha colaborado y pone el broche de oro a cada inauguración del curso; se organiza el programa del acto y se diseñan las invitaciones.

Cada profesor jubilado, cada promoción de COU o 2º de Bachillerato ha plantado su árbol, para dejar una huella más de su paso por el Instituto. Se estudia la fecha más adecuada para celebrar la Graduación de los alumnos de 2º de Bachillerato, este es el acto más lúdico de todos los actos institucionales que celebramos cada año en nuestro Instituto. Los alumnos de 2º de Bachillerato participan en la organización (a pesar de lo liados que estarán con los exámenes finales y pensando en los próximos exámenes de acceso a la Universidad), pero seguro que, como todos los años, se las ingeniarán para llevarlo todo por delante y nos deleitarán y emocionarán con sus discursos e intervenciones musicales. Se discute sobre las fechas adecuadas para la realización de los intercambios de idiomas. Es difícil decidir la organización de estos intercambios, ya que se debe organizar a dos bandas, teniendo en cuenta las necesidades de los centros con los que se realizan los intercambios. En este momento el Instituto se convierte en una pequeña agencia de viajes, se buscan los billetes de avión para cada uno de los intercambios, se organiza la agenda de actividades a realizar tanto en España como en el país recíproco. Cuando se ponen todos los proyectos sobre la mesa, la sensación de vértigo se hace patente en el equipo directivo, ¿cómo podremos organizar todos estos viajes?, se enumeran cada uno de los intercambios: Ámsterdam, Liverpool, Holmfirth, Dallam, Dublín, Bonn, dirigidos a los alumnos de 2º y 3º de Secundaria, además hay que tener en cuenta el viaje de estudios a Francia y las jornadas de inmersión lingüística en inglés que organizamos en España. Está claro que en el Instituto Profesor Máximo Trueba se apuesta claramente por el aprendizaje de idiomas desde el año de su inauguración, ya que no se recuerda ningún curso en el que no se haya realizado intercambios con centros escolares de otros países.

40

25 Aniversario

Ya que se ha puesto sobre la mesa el tema viajes, surge la organización del Viaje de Fin de Curso de los alumnos de 4º de ESO. Se estudia las características de los alumnos de 4º y se deciden tres o cuatro posibilidades de las que se irá hablando a lo largo del primer trimestre con los tutores, lospadres, la AMPA, los alumnos; para decidir cuál de las opciones (esquí, multiaventura, cultural, crucero, etcétera) es la más idónea para este año. En el primer claustro del curso, desde el departamento de Actividades Extraescolares, se pide al resto de los departamentos que extraigan de su programación las actividades que se han planificado para el curso, para hacer una previsión de actividades por nivel académico, rápidamente surgen, visitas culturales, visitas a fábricas, a la Universidad, al hospital psiquiátrico, ruta literaria, cine, teatro, conciertos, participación en las Olimpíadas de Biología o Química, en el país de los estudiantes, en los campus científicos, en torneos de debate, en 4º de ESO+empresa, en concursos científicos, en certámenes de teatro, en el Modelo Parlamento Europeo. Actividades específicas de los departamentos de Francés y Alemán, y las actividades del departamento de Educación Física (Día Blanco, Todos Olímpicos, orientación, torneos deportivos de los recreos…). El departamento de Orientación informa de las actividades programadas dentro de la orientación académica y profesional para todos los cursos y de las actividades que se realizarán dentro del Plan de Acción Tutorial. Además se tienen en cuenta las actividades puntuales que puedan surgir a lo largo del curso por las diferentes ofertas culturales o exposiciones temporales de las que se tenga conocimiento. El departamento de Matemáticas comenta que seguirá con la publicación del Boletín Sacit Ámetam y sus actividades de matemáticas recreativas.

El Instituto Profesor Máximo Trueba apuesta claramente por el aprendizaje de idiomas desde el año de su inauguración. El departamento Bilingüe organiza la preparación de los alumnos de tercero de ESO de la Sección Bilingüe para la participación en las Global Classrooms organizadas por la Comunidad de Madrid: los profesores tienen que ayudar a los alumnos en la búsqueda de información, tanto de los temas seleccionados para este curso, como de los países que representan, trabajar las técnicas de debate, la presentación de los papers, la toma de decisiones, etcétera, y seleccionar a los alumnos que representarán al Instituto este curso.


Vida en el Instituto

Se recuerda que hay que renovar nuestra solicitud de participación en las actividades de la tarde ofrecidas por la Comunidad de Madrid, Campeonatos Escolares, el plan de refuerzo escolar y solicitar a la AMPA el listado de actividades que piensan organizar en el horario de tarde. Todas estas actividades permiten que el centro permanezca abierto hasta las siete de la tarde, de lunes a jueves. Se organizan también las reuniones de padres de principio de curso, la recepción de los alumnos el primer día de curso, las fechas de evaluaciones y entrega de notas. Se planifican las semanas de exámenes para los alumnos de Bachillerato y la organización de la recuperación de asignaturas pendientes de cursos anteriores para los alumnos de Secundaria y Bachillerato. El equipo directivo, junto con los departamentos de Lengua, Matemáticas e Inglés organiza las reuniones con los colegios de primaria para la coordinación de los contenidos de estas asignaturas entre los últimos cursos de Primaria y los primeros cursos de Secundaria. He querido empezar este artículo tal y como empieza un curso escolar en nuestro centro, con la programación de todo el curso, ya que con motivo de la celebración de los 25 años del IES Profesor

Sirva como botón de muestra, opiniones de alguno de nuestros antiguos alumnos:  Soy profesora ¡Gracias al entusiasmo que me desprendieron muchos de los profesores que tuve en el Máximo!

 La calidad humana y profesional de los profesores.  …Supongo que todos los que he nombrado anteriormente. Por hacer tan atractivas sus materias y saber motivarnos.

 …Yo creo que cada uno de ellos tuvo algo especial.  ¡En realidad a todos! pero sí es verdad que a alguno con más sentimiento… Y la verdad que recuerdo a todos con mucho cariño… Gracias profes!!!! =)

 Las amistades que hice, mi pequeña familia de amigas, que las conservo y las conservaré toda la vida. La relación que había alumnos/profesores: teníamos respeto y admiración hacia ellos (aunque fuéramos rebeldes de vez en cuando...). Eran la autoridad pero a la vez había mucha comunicación y diálogo.

Nuestra seña de identidad es el espíritu del Trueba que quien lo prueba ya no puede resistirse y lo añora toda la vida. tro nivel académico… sin embargo creo que uno de los puntos fuertes del Trueba es la implicación de todos y cada uno. Por eso he querido hacer un repaso de esta difícil organización y de la actuación de los miembros de todos y cada uno de los departamentos del Instituto, y de la importancia que tiene la Dirección del centro para que todo discurra de forma armoniosa. Pero la participación de todos, no se ve únicamente en el desarrollo de infinitas actividades, realmente esta implicación se ve en el día a día, en las aulas y pasillos, en el trato de los profesores hacia los alumnos, la confianza de los alumnos en los profesores, el compromiso de los padres en el proceso educativo de sus hijos, el trabajo de la AMPA. Hacer de nuestro Instituto un centro abierto al exterior, proporcionar a nuestros alumnos, no sólo el contenido de nuestras asignaturas, sino una serie de vivencias que recuerden a lo largo de su vida, ya que muchos de nuestros contenidos caerán en el saco del olvido, pero lo que ellos viven aquí, en su adolescencia, les quedará marcado para siempre. Sin lugar a dudas creo que la seña de identidad del IES Profesor Máximo Trueba es que cada uno de nosotros, alumnos, profesores, personal no docente y padres. Nos sentimos tratados de forma individual, saber que se cuenta por ser quién es y no por ser un mero número de matrícula. El trato familiar, el conocimiento de los problemas de cada uno (siempre habrá sus excepciones), el trato cercano, la posibilidad de sentirse cerca de alguien y de que siempre encontramos a alguien que nos escucha, nos comprende e incluso nos corrige. Creo que nuestra seña de identidad es el espíritu del Trueba que nos invade, empapa, se mete en nosotros y no podemos resistirnos, lo añoramos toda la vida.  Bárbara Méndez Ex-directora

 El trato tan “de padre/madre a hijo” que teníamos con los profesores… me sentía como en casa.

Máximo Trueba me han pedido que escriba un artículo sobre lo que nos diferencia de otros institutos, nuestros puntos fuertes o nuestras señas de identidad. Muchos piensan que es nuestra larga tradición como instituto bilingüe, otros que nues-

+info: actividades especiales http://iesprofesormaximotrueba. blogspot.com.es

IES Profesor Máximo Trueba

41


Vida en el Instituto

u

Humanidades Y van 15 años…

Y

o llegué al Trueba hace 15 años pidiendo al Universo un lugar donde poder explicar con tranquilidad la Revolución Francesa. Quiero decir, pidiendo un sitio donde los alumnos –pésimos aprendices de jacobino– no tuvieran por costumbre armar una zapatiesta semejante a algunas de las peores catástrofes de la historia. Y eso aprovechando cualquier coyuntura, histórica o no. Que me habían destinado al Instituto Trueba lo supe en pleno mes de julio desde una cabina de teléfonos de la playa de Ondarreta (había cabinas de teléfonos… ¡Y las usábamos!). Al Instituto lo vi por primera vez una tarde de septiembre. Todavía impresionada por el horizonte cuajado de grúas con que me recibió Boadilla del Monte (luego lo llamaron burbuja inmobiliaria), me dejé cautivar por las elegantes letras en cursiva que anunciaban al IES Profesor Máximo Trueba en su fachada. Azul oscuro sobre ladrillo rojo en un atardecer de finales de verano. Aquello pintaba bien.

Había unos cuantos locos maravillosos en aquella sala de profesores. Sin embargo aquella noche, una vez más durante aquel verano, soñé con una jefa de departamento que ponía los puntos sobre las íes con un desparpajo que daba miedo: hubiera creído en los sueños premonitorios (os lo juro) de no ser porque Pilar aun no ejercía de jefa… Aunque, por si acaso, procuré no abrir la boca hasta pasadas unas cuantas reuniones de departamento. El Jefe de verdad –así, con mayúsculas– era el director. Un señor con barbas que parecía salido de un Consejo de Ministros de la Segunda República o del último gobierno socialista. Me recibió en su despacho, perfecto anfitrión, prodigando con generosidad una diplomacia y una mano izquierda, que me hicieron dudar entre saludarle con un par de besos o un apretón de manos. Y ante la disyuntiva… me quedé quietecita, cubriéndome de gloria. Llegué tarde al primer claustro. Un profe con coleta me cedió su silla. A mi lado descubrí a una compañera que sonrió encantadora cuando le expliqué que venía de llevar a mi hijita al cole y no de recoger mi nombramiento. Por primera vez me sentí acogida. Claro, no tenía idea de que le estaba contando mi vida a una de las jefas de estudio…

42

25 Aniversario

Aquel claustro… No, aquello era una reunión de amigos que decían cosas muy serias con un sentido del humor insólito. Lo nunca visto en materia de claustros: un profe delgadísimo, etéreo, tomó la palabra y habló con vehemencia (yo tardé algunas semanas en descubrir que Machín no era un mote referido a las famosas maracas). La réplica se la dio un tal Julián Galache, un remedo de profeta bíblico, y los demás aplaudieron con divertido entusiasmo sus peroratas. Sí, había unos cuantos locos maravillosos en aquella sala de profesores. Y aunque me costó un tiempo conocer sus nombres (a pesar de que Marian y Emma me llevaron en volandas, literalmente, por los pasillos presentándome al personal por orden de importancia), volví a casa encantada. Bueno, he de reconocerlo, volví encantada porque aquello era un claustro feliz, porque me habían presentado a una profesora de Música ¡más flaca que yo! y porque Santos Lora no se acordaba de mí: aún recordaba yo la bronca que me cayó encima siendo primeriza, profesora de su hija Irene en Pozuelo, cuando vino a pedirme explicaciones por el notable que le había adjudicado en la segunda evaluación. Y todo, porque no había leído la Ilíada… Ahora anda propagando por ahí que yo le inicié en el barroco. No le creáis. Así es como se inician las leyendas urbanas. ¿Y los niños? Aquel 4º A que se sentó pacíficamente y tomó nota de su horario en silencio… Se me abrió un panorama repleto de mañanas donde explicar una revolución tras otra sin atisbo ninguno de revivirlas en clase. Aquellos alumnos que buscaba desesperadamente existían y yo les había encontrado… Bien es verdad que a lo largo de quince años no todo fue bueno. Con el tiempo descubrí que era sueño las más de las veces y no atención, lo que mantenía callados a los alumnos de 4º A, y que también en este Instituto había alguna que otra revuelta donde lucir garbosamente la armadura. Y también que en aquel claustro que todo lo celebraba (la llegada de los nuevos, las despedidas de los viejos, los cumpleaños de todos, el Día del Libro, el Día del Árbol, y un santo con nombre de broma) existían las penas. Vinieron de hecho días grises. Momentos, individuales o colectivos, de una tristeza infinita. Pero, ¿qué temer en compañía de aquella gente que había sublimado el dolor de perder a un amigo poniendo su nombre al Instituto donde trabajaba? Yo llegué al Trueba hace 15 años. Con un destino provisional que, con algo de suerte, esperaba que me durase dos. Se me ha pasado en un suspiro. Algo tendré que agradecer al Universo.  Mercedes Pozas Profesora de Geografía e Historia


Vida en el Instituto

Excursiones

u

Excursiones y actividades extraescolares. Un comentario

L

as excursiones y visitas culturales, las actividades extraescolares de carácter cultural, científico y lúdico, cargadas siempre de un profundo contenido y con una dimensión fundamental de estrechar relaciones humanas entre los alumnos y de éstos con los profesores, han sido una constante y un elemento esencial en nuestro proyecto de educación desde la fundación del Instituto.

Las excursiones y visitas culturales… han sido una constante y un elemento social.

 Ya en el primer año de este centro (1990-91) viajamos por primera vez con alumnos de COU a Salamanca. Como se ve en esta foto del año 2008, tomada precisamente frente a San Esteban, el convento de Dominicos donde vivió y reposa para la eternidad Francisco de Vitoria, el “Sócrates español”, al que tanto debe la filosofía de los Derechos Humanos y la constitución del “Derecho de Gentes” (el Derecho Internacional). Viajar a Salamanca es, para nosotros, ir en peregrinación a su sepulcro.

IES Profesor Máximo Trueba

43


Vida en el Instituto

Son innumerables las salidas culturales, apasionadas y festivas, de estos veinticinco años. Señalo sólo algunas, que han creado tradición: » Los intercambios y viajes “de largo alcance” con Francia (Saint Cloud, París, Toulouse, Niza, Saint-Paul-de-Vence…), Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, Holanda…: otros países, otra lengua, otras gentes, otro modo de ser, en el fondo una común cultura europea. Otros vientos y por doquier el mismo cuidado por el arte, el afán de saber, el fervor religioso, la necesidad de compartir y comunicar en la riqueza de las lenguas diversas y las diferentes perspectivas, aunadas por el mismo objetivo de verdad y solidaridad. » Las visitas entre artístico y literario a Soria, a Silos, a Burgos, a Toledo, a la Mancha y la ruta de Don Quijote, a Almagro, a Infantes… Rutas que son paisajes, son monumentos sublimes del arte, son memoria y conciencia de lo sido y de lo que es y son palabras que lo desgranan, lo recrean y

ponen sentido: Berceo, Gerardo Diego, Machado, Juan de la Cruz, El Romancero, Cervantes, Quevedo. “Polvo seré, mas polvo enamorado”. Palabras que dicen y eternizan un paisaje, un país, una historia, un modo de ser. Nuestra tierra, nuestra historia, nuestro arte, nuestra afirmación en la poesía, la palabra definitiva de nuestro pueblo. » Las misiones científicopedagógicas, entre paisajístico y ecológico, de amoroso acercamiento a la naturaleza –y el conocimiento es la base del amor– que siempre nos han animado a los de Ciencias: la falla del Molar, el pliegue Zalenski, el torrente de Patones, las Tablas de Daimiel, el Coto de Doñana, los paisajes kársticas de Cuenca, el Cañón del Río Lobos, las Hoces del Duratón… Y a ello se suman las marchas recreativo-deportivas al Guadarrama –la Calzada romana de Cercedilla, El mirador de los poetas, los

pinares de Valsaín y la Granja, el Monte Abantos o Rascafría…–, las jornadas de esquí en la Pinilla o en Andorra (famosa Semana Blanca), los paseos al descubrimiento del encinar de Boadilla o los deportes de riesgo, fiesta y aventura que nos brindan los de Gimnasia y Educación Física, discípulos “casi todos”, pero especialmente alguno, de Francisco Giner de los Ríos. » Las salidas a la búsqueda del sentido y a la toma de conciencia del pensamiento –también progresista– español, que organiza el departamento de Filosofía: a Córdoba, a Alcalá de Henares y definitivamente a Salamanca, para COU o 2º de Bachillerato; o a Ávila, Segovia, Valladolid, Toledo, Palencia, Burgos (“sentido religioso de la existencia”) y Cuenca, con su museo y el sentido que se expresa en el arte en general y en el arte contemporáneo en particular, para 1º de Bachillerato.

 Un grupo bastante numeroso de alumnos en la escalinata de San Saturio, en Soria, junto al Duero, el del romance de Gerardo Diego –“Río Duero, río Duero”–, las “colinas plateadas” o “el alto espino donde está su tierra” de Antonio Machado, y cerca del “Monte de las ánimas” de Gustavo Adolfo Bécquer.

Pero lo importante es el sentido, los objetivos, el espíritu que anima todas las actividades: es el amor, la ilusión, la pasión por el conocimiento, por la cultura en todos los sentidos –la cultura que ilustra, que cultiva, que enaltece, que libera, que mejora, que ensancha el alma y los horizontes, que da luz y alegría a la vida: que llena de sentido–, por el arte, por el paisaje, por la tierra, por la historia, por la lengua, por la poesía. Es el convencimiento –ilustrado y apasionadamente romántico– de que el saber vivo, la vivencia directa de lo que es nuestro objeto de estudio –la tierra, el arte, el paisaje, la historia, la literatura– lo que nos enseña, nos hace amar y nos hace querernos. Nos hace a todos mejores.

44

25 Aniversario


Vida en el Instituto

Toda salida mezcla y exalta nuestras pasiones: las que intentamos comunicar todos los días en nuestras clases, en el estudio y en el intercambio-relación con nuestros alumnos. » Todo viaje es tierra y paisaje, geología que desentraña el fondo y el asiento de nuestro ser. Y geografía que ilustra los medios y los modos en que lo concretamos. La explicación del paisaje, la interacción de la tierra, el clima y el hombre; aprender a verlo, a desentrañarlo, a gustarlo, a amarlo, es la primera clave de nuestras andanzas. Lo mismo que el amoroso conocimiento y cuidado de la vida vegetal y animal, nuestros auténticos “compañeros de viaje”. » Es arte: desde el asombroso urbanismo de nuestras poblaciones (Toledo, Segovia, Ávila, Córdoba o el Albaicín de Granada), la dorada brillantez de nuestras ciudades-monumento (“dorada Salamanca mía”, pétrea ascensión de Toledo, blanco laberinto de luz cordobesa), a la deslumbrante belleza de nuestras catedrales (Burgos, Toledo, Burgo de Osma, Ávila, Cuenca, Segovia, Salamanca, Palencia, Sigüenza…).O la silenciosa y conmovedora elevación de nuestros claustros, monasterios e iglesias románicas: Silos (“enhiesto surtidor de sombra y sueño”), San Juan de Duero, Guadalupe, el Parral, Veracruz o Trinidad de Segovia, las Dueñas de Salamanca… Por no hablar de la pintura o la escultura: Purísima de las agustinas de Monterrey, As-

censión del Greco en el museo de Santa Cruz, mancha de sangre y luz en el Expolio de la catedral de Toledo, monjes extáticos en la blancura de sus hábitos de Guadalupe, fuerza no contenida en los límites de la escultura de Juan de Juni, primor y capacidad de conmover en los gestos, colores y expresiones de las de Gregorio Fernández, espíritu que anega y anima nuestra materia-madera policromada… Arte: auténtico esplendor del ser manifiesto por el genio del artista, que mueve a la admiración y al asentimiento en todos los que lo contemplamos. Si el conocimiento mueve al amor, el arte – otra forma de conocimiento– conmueve y ratifica: admira y apasiona. » Es palabra, literatura, poesía. Nuestros poetas del alma nos acompañan siempre. Machado, Juan de la Cruz, Bécquer, Unamuno, Mío Cid, Fray Luis, Lorca, León Felipe, Cernuda…: “El aire se serena / y llena de hermosura y luz no usada”. “Existo, bien lo sé / porque le manifiesta / el mundo a mis sentidos / su amorosa presencia”. La palabra duplica, constata, muestra, descubre… la amorosa presencia del mundo; va forjando, dejando afirmado el sentido de lo que vemos y es; alumbra en nueva luz la presencia de las co-

sas; queda en nosotros; y permanece el sentido. » Es historia y memoria. La historia son las res gestae que ineludiblemente nos acompañan, nos ilustran, nos divierten –los hombres somos, y muy especialmente los niños, incansables devoradores de historias–, nos hacen comprender y nos emocionan. La historia hace hablar a las cosas y con ello nos dicen y vivimos su sentido. Y por ello se hace memoria viva nuestra, nos identificamos en el mismo devenir de lo que fue y está siendo, nos hacemos sujetos de ese mismo quehacer que nos compete y nos interpela. El viaje, atento, vivo, rico, abierto, hace patria y forma ciudadanos. Vincula a la raíz, pero abre al mundo: y te enfrenta a tus responsabilidades. » Es amistad: trato que forja lazos nuevos; nuevas maneras de verse y de comunicarse; modos que inducen a la comprensión y a la benevolencia. Con los propios y con los ajenos. El viaje entabla contactos, provoca relación, inicia conocimientos, traba amistades, induce simpatía. “En los viajes –oí decir–, no leas: mira el paisaje y habla con la gente”. Hablar con la gente. Base para el entendimiento, principio de humanidad.

El viaje, la excursión, la salida, es por tanto otra forma de ver, de tratar, de conocer y de amar. Conocimiento, amor, pasión. Amor por lo nuestro, por la tierra, por el paisaje, por la historia, por el arte. Amor por la verdad, por el bien, por la belleza. Es todo lo que queremos enseñar; es todo lo que queremos vivir. Ese mismo espíritu, con la viva curiosidad de ver o de conocer mejor, con el amor multiplicado por el arte, por la historia, por el pueblo y por la gente que los ha hecho y sobre todo con un intenso sentimiento de amistad que se refuerza con ellos, es el que ha presidido –¡cómo no!– los viajes que, normalmente uno al año, hemos hecho también los profesores. Compartiendo gustos, conocimiento y pasiones. Compartiendo amores, viviendo amistad. Y guiados, ilustrados, iluminados por nuestro querido José María González, primer y durante largo tiempo director del Instituto.

Compartiendo gustos, conocimiento y pasiones. Compartiendo amores, viviendo amistad. +info: fotos http:// galeriadefotosipmt.blogspot.com.es

Que los sigamos disfrutando muchos años más.  Santos Lora Cerdá Jefe del departamento de Filosofía

IES Profesor Máximo Trueba

45


Vida en el Instituto

u

Deportes Promoviendo y moviendo

T

de Secundaria participan en una jornada de esquí en Navacerrada. Dentro del Programa Madrid Comunidad Olímpica, también se han practicado deportes como piragüismo y remo (los últimos cinco años), esgrima, orientación… Recordando los viajes de 4º de ESO, también en algunos se han realizado actividades de multiaventura, practicando deportes minoritarios y de gran aceptación por parte de nuestros alumnos. Desde el curso 2004-05, el centro participa en los Campeonatos Escolares de la Comunidad de Madrid, programa de fomento del deporte. Se trata de un programa deportivo, educativo, formativo y voluntario, dirigido a los alumnos de los Institutos de Educación Secundaria de entre doce y dieciocho años. La práctica deportiva incluye entrenamientos y competición, pero estos campeonatos van más allá de una simple Acercar al alumnado valores tales competición, pues su objetivo princicomo el respeto, la igualdad pal es contribuir a la formación y la superación integral de los adolescentes en un entorno educativo y complementar Durante los recreos, las auxiliares de las actividades que se desarrollan en las control se encargan de entregar material aulas de los institutos madrileños. Estas deportivo a los alumnos para facilitar actividades deportivas –celebradas dutanto el juego como la práctica deporrante los meses de octubre a mayo–, son tiva en estos periodos. Gracias a ello, impartidas por entrenadores acreditados puede observarse cómo en todas las pispor las diferentes federaciones madritas del Instituto se organizan partidos leñas y coordinadas por un profesor del tanto de forma espontánea como orgacentro. A lo largo de estos años, los coornizados por el departamento de Educadinadores del programa de Campeonación Física. tos Escolares en el Instituto han sido: En los años 90 y los primeros años de Alberto García Artal, Bárbara Méndez, la década de los 2000, coincidiendo con José Manuel Mena y Vicente Dotor. la Semana de los Derechos Humanos, Las actividades de los Campeonatos se celebraba un cross por el municiEscolares habitualmente se realizan en pio en el que participaba la mayoría de horario de tarde los martes y jueves, y nuestros alumnos. se ha competido en tres deportes: fútLa práctica del esquí también se ha bol, baloncesto y voleibol. En los cursos ofrecido de forma habitual a nuestros 2012-13 y 2013-14 se han formado cuaalumnos. Primero en los años en los que tro equipos de fútbol (categoría infantil existía la Semana Blanca, después en y cadete) y dos de baloncesto, todos con alguno de los viajes de fin de curso de equipos masculinos y femeninos. 4º de ESO y en los últimos años aproA lo largo de los años se han obtenido vechando el Programa de Madrid Cobuenos resultados en esta competición, munidad Olímpica. Con este progracomo por ejemplo en el curso 2012-13 ma, los alumnos de los primeros cursos al y como se recoge en las diferentes Programaciones Generales Anuales (PGA) y en las memorias de cada uno de los veinticinco cursos, desde el Instituto de Educación Secundaria Profesor Máximo Trueba siempre se ha hecho una apuesta importante por la práctica del deporte, ya que es un pilar fundamental en la formación, maduración e integración de nuestros alumnos adolescentes. Desde el curso 1995-96 se celebran torneos deportivos en los recreos, aumentando curso a curso el número de alumnos participantes y los deportes practicados: fútbol sala, baloncesto, voleibol, ultimate, ping-pong, taller de malabares, etcétera. Los alumnos forman sus propios equipos y se organizan liguillas de competición desde los primeros meses de curso hasta llegar a la final en el mes de junio.

46

25 Aniversario

el equipo infantil femenino de fútbol quedó tercero, y este curso 2013-14, el equipo de baloncesto infantil masculino ha obtenido el cuarto puesto de la Comunidad de Madrid. También en el curso 2011-12 nuestra alumna Sandra Ozáez, recibió uno de los premios al juego limpio ofrecidos por la organización de los Campeonatos Escolares: “Estoy muy orgullosa de haber recibido este premio de juego limpio. También me alegro de haberme apuntado a baloncesto, ya que de lo contrario no habría podido saber lo que es competir y participar junto a otros institutos en un campeonato. Quiero agradecer a Bárbara –nuestra directora– y a mi entrenador de baloncesto, por habernos apoyado en todos los partidos y por haberme dado esta oportunidad. Saludos, Sandra” (Blog del Instituto) Durante varios años nuestros alumnos han participado además en los Campeonatos Escolares Municipales, obteniendo en todas las convocatorias excelentes resultados. El IES Profesor Máximo Trueba ha participado, además, en varias convocatorias del Programa “Todos Olímpicos”. El objetivo principal de este programa no es otro que acercar al alumnado valores tales como el respeto, la igualdad y la superación, presentes en la práctica deportiva de alto nivel y que resultan ser beneficiosos para el conjunto de la sociedad. La actividad consiste en una presentación didáctica realizada por reconocidos olímpicos en la que se hace un recorrido por los diferentes aspectos del Movimiento Olímpico, sus valores, su historia, las disciplinas deportivas que lo componen, las instituciones que lo forman y la repercusión de todo ello en el conjunto de la sociedad. Además se presenta a los alumnos parte del material deportivo utilizado por nuestros deportistas de élite en la alta competición. Esta actividad está dirigida a los alumnos de 1º de Secundaria. En la apuesta de este centro por el deporte, en alguna ocasión también, se han cedido las instalaciones del Instituto a las Escuelas Municipales de Balonmano y Gimnasia Rítmica de nuestro municipio.


Vida en el Instituto

Es un orgullo para este centro constatar que la práctica deportiva ha sido siempre una prioridad. Confiamos en que esto siga siendo así en el futuro, y que el Instituto continúe presente en programas deportivos y recreativos que ofrezcan a los alumnos la posibilidad de desarrollar todos aquellos valores que les proporciona la realización de actividad física. 

+info: deportes http://www.campeonatosescolares.es

IES Profesor Máximo Trueba

47


Vida en el Instituto

u

Idiomas Pioneros en bilingüismo

M

intercambiaron correspondencia y videos con los niños ingleses y al año siguiente empezamos el intercambio con ellos. A lo largo de nuestra andadura se han incorporado nuevos intercambios con Dallam, Liverpool y Nieuwegein. En el 2006-07 participamos por primera vez en las Global Classrooms, y nuestros alumnos nos sorprendieron con su habilidad para debatir en inglés como si de su lengua nativa se tratara. Ese mismo año nuestros chicos se presentaron por primera vez a las pruebas externas de IGCSE, exámenes internacionales que demuestran que nuestros alumnos han adquirido un nivel similar a aquellos que han cursado la enseñanza Secundaria en países cuya lengua oficial es el inglés y volvieron a sorprendernos con sus fantásticos resultados. La implantación del bilingüismo no ha estado falta de polémica ya que algunos profesores tenían sus dudas respecto a la calidad de la enseñanza que estos alumnos iban a recibir en inglés. Pensaban que no podrían adquirir los mismos conocimientos que si estudiaran en su propia lengua y que se iban a encontrar con dificultades en Nuestros alumnos han adquirido Bachillerato y a la hora de hacer la un nivel similar a aquellos que Selectividad. Sin han cursado la enseñanza embargo estas dusecundaria en países das han quedado disipadas ya que cuya lengua oficial es el inglés cinco promociones de estos alumLos comienzos del bilingüismo supunos bilingües se han graduado con gran sieron un gran reto para los profesores éxito y han seguido sus estudios univerimplicados ya que no había libros adesitarios sin ninguna dificultad. cuados para estos alumnos. Los libros Puedo decir con orgullo, que nuestros de las diferentes asignaturas estaban en estudiantes han sobresalido en todos los castellano y los de inglés no valían para proyectos en los que han participado, y nuestro propósito que era enseñar el que nuestro Instituto ha sido referente idioma como si se tratara de una primera para otros institutos que se han ido inlengua, más que como lengua extranjera. corporando al Programa Bilingüe. Nos Sin embargo, las dificultades se fueron han visitado profesores de otros instituvenciendo poco a poco y el departamentos de Madrid e incluso del extranjero to bilingüe se fue metiendo en proyectos en busca de asesoramiento. Todo esto se cada vez más ambiciosos. debe al trabajo duro de muchos profeEn el curso 2005-06 empezamos a sores, tanto de los que forman parte del trabajar con Holmfirth High School claustro como de otros que han trabajado en diferentes proyectos. Los alumnos con nosotros durante diferentes períodos ucho se oye hablar de los institutos públicos bilingües últimamente en la televisión, los periódicos y las campañas políticas. Sin embargo, el bilingüismo no es nada nuevo y bien lo sabemos los vecinos de Boadilla del Monte. El Programa bilingüe, que nació como un proyecto del Ministerio de Educación y Ciencia y The British Council, empezó en el CEIP José Bergamín Gutiérrez y en otros nueve colegios de la Comunidad de Madrid hace ya 18 años. En septiembre de 2004 llegaría la primera promoción de estudiantes bilingües a nuestro Instituto donde, con mucha ilusión y poca experiencia, serían recibidos por los tres profesores que en aquel entonces se iban a hacer cargo de desarrollar el bilingüismo en el centro. Marcela Fernández, al frente del departamento de Sociales, y Mari Luz González y Pedro Plaza, en el departamento de Inglés. En los años siguientes nos fuimos uniendo más profesores y más departamentos hasta llegar a los diecisiete profesores que actualmente impartimos clase de Inglés como primera lengua en nueve asignaturas.

48

25 Aniversario

de tiempo y a una directiva que siempre ha apostado por el Programa. No me gustaría terminar esta nota, sin mencionar a dos personas que han sido claves en el desarrollo del bilingüismo en nuestro centro: Bárbara Méndez, que desde la Dirección siempre apoyó el proyecto, y Claire Manners, que con su experiencia y entusiasmo ha impulsado el bilingüismo y nos ha enseñado a enseñar el inglés como primera lengua. Cada vez son más los alumnos que quieren incorporarse al Programa bilingüe del Profesor Máximo Trueba. En los últimos años muchos han abandonado los colegios privados de la localidad para matricularse en nuestro centro. Muchos dirán que se debe a la crisis pero quizá también sea ¡que lo estamos haciendo bien!  María García-Guereta Jefa de Estudios Bilingüe

The Brtish Council El bilingüismo comenzó en el Instituto Profesor Máximo Trueba gracias al convenio suscrito en 1996 entre el Ministerio de Educación y Ciencia y The British Council, para que se facilitara el desarrollo de proyectos español-inglés en centros públicos, con el objetivo de que los alumnos de los centros concluyeran su Enseñanza Obligatoria siendo capaces de expresarse correctamente en ambas lenguas.

+info: oferta educativa www.educa2.madrid.org/web/ centro.ies.maximotrueba.boadilla/ oferta-educativa


Vida en el Instituto

My Experience with Global Classrooms

I

t all started one day in October when Andrea, our Fulbright language assistant came to our class to explain to us what we were going to do during the following months. At that moment, I really couldn’t imagine that I would be sitting here writing about all the incredible experiences I had, the friends I made and the opportunity that this project gave to me. I thought that Global Classrooms was going to be just like any other regular class, but it has become one of the most meaningful and impactful experiences of my life. At first understanding how to write a position paper and debate was very difficult. I remember myself and my partner (without whom I would not be here) nearly crying because we were so stressed. We had to write the final draft of our position paper in one afternoon and it needed a lot of improvement. But we worked hard, we researched, we wrote, and we finisher it that afternoon. The final result was good, and

Classrooms: If you work hard for a long time, once you’re finished you feel very satisfied! When I knew that our school passed to the next stage, I felt so proud of myself and my classmates that I couldn’t stop smiling for the rest of the week. It was incredible that out of all those schools we were chosen to move on. My whole family and most of my friends congratulated me and that made me want to work even harder to do as well as possible in the next stage, just like the rest of my classmates. From that Global Classrooms showed me another important lesson: when your work pays off, it feels so good that you just want to work more! The countdown to the day of the conference ended very soon. Suddenly, there we were, discussing how to make medicine more accessible. I wasn’t nervous at all this time, I knew how it worked, I knew what to do, and I felt really confident. The day went very quickly, and we went to the Asamblea tired

One of the most meaningful and impactful experiences of my life

that was the first great lesson that Global Classrooms taught me: work hard and you will succeed. Our teachers selected 10 of us between all the Global Classrooms students in our high school. It was a great honour to be selected between 60 people! At this point I felt lucky and I wanted to represent my school to the best of my abilities. It was incredibly exciting to see us 10 working together, sharing our knowledge and helping each other. From that I learned the second great lesson from Global Classrooms: the more you work with your partners, the better the result will be! Soon we jumped into the conference day. I didn’t sleep very well the night before the conference, but still I woke up extremely nervous and excited. The bus arrived at the CRIF Las Acacias (I will remember that name for the rest of my life) and the day started. During the day my nerves went away and I started feeling more and more comfortable and self-confident. All the delegations were fantastic, we shared ideas, we explained our arguments and we wrote two resolutions. Both passed, and when the day finished I felt that I had done a very good job. From this I learned another lesson from Global

but happy with the work done. I didn’t get an award, but it didn’t really matter because I felt proud of myself, proud of my partners and proud of my teachers. On that day I learned the last thing that Global Classrooms taught me for the moment: in the end what is important is not how each individual does, but rather how a team can work together to be successful as a whole. Then came the Saturday morning after the conference. I had just finished a basketball game when I received a call from my English teacher. She told me, “Iván, you’re in, prepare a text for Wednesday”. Those words shocked me and left me speechless. I felt like I was walking on the clouds. This time, rather than teaching me a lesson, Global Classrooms gave me a boost of happiness like never before. And now, I am sitting here hoping that I will have the chance for Global Classrooms to keep teaching me new things as I move on to the next stage in New York!  Iván Martín Alumno de 3º de ESO

IES Profesor Máximo Trueba

49


Vida en el Instituto

Y decían que era una maría

D

urante mucho tiempo, en este país, el Idioma extranjero, fuera el que fuera, fue una maría, es decir, una asignatura sin importancia, al lado de las Matemáticas, la Lengua o las Ciencias Naturales, por citar algunas. Tanto era así que las clases consistían en traducir textos del francés al castellano y en hacer que los alumnos se aprendieran de memoria listas de vocabulario descontextualizadas, que luego repetían en el examen. Actividad ingrata, a la par que sin sentido. Ante tal panorama, no era de extrañar que la materia no despertara ningún interés entre los alumnos ni entre sus padres. Afortunadamente, la metodología didáctica en la enseñanza del idioma extranjero cambió. Se dejaron a un lado los ejercicios de memoria para dar paso al desarrollo de la comunicación lingüística, con sus cuatro destrezas. En los años ochenta, se empezó a considerar la importancia de hablar otro idioma, además del materno. Pero sólo uno y el inglés barrió literalmente al francés, que tradicionalmente se enseñaba en las escuelas españolas. Fueron años duros para la lengua de Molière que luchó por abrirse paso como segunda lengua extranjera. Evidentemente, el inglés es el rey pero hay que dar cabida a otros idiomas, sea el francés, el alemán o el chino. En este mundo globalizado en el que vivimos, cuanto mejor formados estén los alumnos y más armas tengan para enfrentarse al mundo, mejor. La administración y los ciudadanos en general entendemos hoy, que en la sociedad actual es cada vez más necesario el conocimiento de lenguas extran-

50

25 Aniversario

Afortunadamente, la metodología didáctica en la enseñanza cambió. Se dejaron a un lado los ejercicios de memoria para dar paso al desarrollo de la comunicación lingüística, con sus cuatro destrezas. jeras. El inglés ya es obligatorio para muchos trabajos, es una herramienta que muchos manejan. Ya no es un valor añadido. El valor añadido es el segundo idioma. El francés es el idioma que yo imparto desde hace muchos años. Creo que es un idioma muy bonito, muy rico, cuya literatura es uno de los mayores tesoros de la cultura europea. Aparte de su belleza, es una lengua que puede ser muy útil debido al gran número de francófonos en el mundo: Francia, Bélgica, Suiza, Luxemburgo,

Canadá francés, las Antillas francesas, el Magreb, la Polinesia francesa y gran parte de la África negra. Las necesidades de la economía y el mundo globalizado pueden conducir a los trabajadores a cualquier lugar del planeta y en los cinco continentes se habla de este idioma. Por otro lado, Francia es un país al que estamos muy vinculados por razones geográficas, históricas, culturales y económicas. Francia tiene mucho capital invertido en España y es buen cliente nuestro.

Pero no sólo hay motivaciones económicas en la enseñanza de las lenguas extranjeras. Estas son el vehículo hacia nuevas culturas que enriquecen nuestra formación, favorecen la comunicación, la movilidad y nos allanan el camino hacia la libertad. Vayamos a la realidad del aula. Mi día a día en el Instituto: me dice que los alumnos que cuentan con dos horas semanales de Francés en la ESO, sólo pueden tener una iniciación al idioma. Más aún, teniendo en cuenta las clases tan numerosas de estos últimos años. Si siguieran en Bachillerato, pueden empezar a apreciar la utilidad de una lengua que ya entienden y manejan con algo de soltura. Es gratificante para ellos y para el profesor constatar que se alcanza un nivel aceptable, aunque se sigan cometiendo muchos errores. Normal, no contamos con suficientes horas para practicar y el aula no es el lugar idóneo. Por ello, llevo muchos años organizando intercambios y viajes a Francia. Son la prueba de fuego. El alumno ve la necesidad de utilizar lo que ha aprendido, siente la utilidad real del idioma. Tiene que entender y hacerse entender en un ambiente ajeno, creciendo y tomando conciencia de sus capacidades. En esta línea, me gustaría embarcarme en una nueva experiencia, “el pueblo francés”, para que los alumnos se vayan familiarizando con un segundo idioma extranjero y consideren algo normal hablar español, francés e inglés y manejarse por el mundo como si fuera su casa.  María Aguirre Profesora de Francés


Vida en el Instituto

Ciencias

u

Sólo para quienes han seguido las clases prácticas de Ciencias Naturales

C

on el paso del tiempo los proyectos son sustituidos por los recuerdos, y lo que queda por hacer significa poco comparado con lo ya hecho. Entonces, solo entonces, se entiende que cada uno de nosotros es sus recuerdos. Porque la vida, como el paisaje, son recuerdos que se han ido sedimentando a lo largo de los años formando estratos que las fuerzas de la Naturaleza pliegan o fracturan y finalmente modelados por la erosión del tiempo unos desparecen, otros se modifican y sólo unos cuantos son dejados al descubierto. Y sobre ellos, apoyándonos en ellos, caminamos. De modo que contemplados en conjunto son como una superficie que podemos representar en un mapa topográfico con montañas (momentos de actividad), valles (tranquilidad, sosiego), ríos (obstáculos que hubo que superar), ciudades (lugares vividos), caminos (comunicación con los demás)… y un mapa geológico con terrenos de granito (resistir), caliza (ceder), conglomerados (reunir, agrupar, sumar), areniscas (dividirse, deshacerse)… Y cuando algún recuerdo enterrado se nos revela de pronto, inesperadamente, sorprendiéndonos, lo miramos con atención y, como colocado bajo la lupa binocular, vamos descubriendo detalles que al principio no se veían. Entonces nos damos cuenta de que estábamos

con el microscopio hemos llegado a ver equivocados, que ocurrió de otra manecon todo detalle, son dulces (glúcidos), ra. Y como en una disección aislamos complejos (proteínas), difíciles de asucon pinzas, tijeras y bisturí los distinmir (lípidos), que nos empujaron a actuar tos aspectos, sus partes, su anatomía, y vemos cómo cada parte del recuerPuede que estas tareas do influyó en las otras, cómo se prácticas de laboratorio, relacionan entre consigan que nuestra consciencia, ellas, su fisiología, hasta comcon la ayuda de nuestra memoria, pletarlo y, ahora entienda cómo somos y por qué. sí, entenderlo. En ese esfuerzo (enzimas, vitaminas), o trascendentes de introspección pueden surgir elemenpara nuestra vida (ácidos nucleicos). tos nuevos, piezas antes ocultas por su Y completado el análisis, puede que escasa relevancia. Ahora, al intuir su imestas tareas prácticas, de laboratorio, (y portancia, las tomamos como una muestodas las otras que no hemos mencionado tra, las ponemos en un porta, con un aquí) consigan que nuestra consciencia, cubre por encima y la miramos con todo con la ayuda de nuestra memoria, entiendetalle en el microscopio de nuestra meda cómo somos y por qué. Desde luego, moria. Y al revelarnos de este modo los suponiendo que todo esto no fuese la bromás pequeños detalles, ahora sí podemos ma que realmente es. ¿O no es broma? ver completamente esos recuerdos. En todo caso, lo que se pretendía era Pero hay algo más, que los hechos, traer a vuestra memoria las clases prácaún observados con todo detalle, no nos ticas de Ciencias Naturales de BUP y de muestran. La corriente de sentimientos, Biología y Geología de ESO y aquellos los impulsos, que dentro de ellos los caumomentos que vivimos juntos y que han san. La química que une o separa a las dejado en nosotros, vuestros profesores, personas, que nos acerca o aleja de las un hermoso e imborrable recuerdo. cosas… Entonces es preciso someter a De todo corazón.  nuestros recuerdos a otro tipo de análisis. Hay que recurrir al tubo de ensayo y Luis Vicente a los reactivos y determinar con el lugol En nombre del o el licor de Fehling si los hechos que Seminario de Ciencias Naturales

IES Profesor Máximo Trueba

51


Vida en el Instituto

Siempre en busca de Las Matemáticas

D

urante estos 25 años, el departamento de Matemáticas no sólo ha cuidado el aspecto instrumental de las matemáticas –conocimiento de cálculos, algoritmos, reglas, operaciones…– sino que también ha dado importancia a su aspecto formativo, desarrollo del pensamiento, del espíritu crítico y de procesos de la mente. Por otra parte se ha preocupado del aspecto cultural de las matemáticas, por medio del conocimiento de su historia y de las contribuciones de esta ciencia a los avances sociales y tecnológicos de las civilizaciones. También ha procurado que el alumno sea capaz de reconocer la influencia de las matemáticas en su entorno y en su vida cotidiana para que al verlas les sean más fáciles comprenderlas.

Para ello durante estos años se han llevado a cabo las siguientes actividades:

Relacionadas con el entorno: » Cinco rutas matemáticas por Boadilla para hallar volúmenes de fuentes, superficie de plazas para conocer aforo, pendiente de calles y de rampas para discapacitados, encontrar funciones de crecimiento en parques. » Descubrimiento de la proporción áurea en la Fuente de las Tres Cabezas, con el agradecimiento de los Amigos del Palacio de Boadilla, y trabajo publicado en la Revista Digital de EducaMadrid y en la prensa loca SoloBoadilla.

52

25 Aniversario

» Concursos de fotografía matemática y exposición de las mismas en la Casa de la Juventud de Boadilla. » Construcción con latas recicladas del Triángulo de Sierpinski, como escultura fractal que ocupa un espacio en Boadilla, en concreto en la fachada de nuestro centro. » Participación en concursos matemáticos: Intercentros, Primavera y Olimpíadas Matemáticas.

Relacionado con la historia, la literatura, las artes,…: » Edición durante seis años de los Boletines matemáticos Sacit ámetam, 27 boletines en total con historias, anécdotas, curiosidades, problemas de ingenio, matemáticas recreativas, etcétera… Se pueden consultar en la página web. » Análisis y lectura de libros matemáticos en el aula. » Colaboración y participación en la Revista Ítaca del centro, así como en la Revista Digital de EducaMadrid, dos actividades seleccionadas de entre todos los institutos.


Vida en el Instituto

Cuando el alumno ve las matemáticas en su entorno y en su vida cotidiana le es más fáciles comprenderlas.

Actividades en el centro: » Jornadas de cine matemático con proyección de películas para todos los alumnos del mismo nivel. » Actividades manipulativas en el aula para “hacer visible” la matemática: Utilización de programas de ordenador, búsqueda de PI, banda de Möebius, pompas de jabón,… » Gymkhanas por el centro, talleres de topología. » Concursos internos lógico-matemáticos para equipos de alumnos por niveles.

Relacionado con las Nuevas Tecnologías: » Este departamento desde 2004 dispone de página web propia, donde se han ido publicando hojas de ejercicios, exámenes, actividades,… página que se ha completado con un Blog: Revista de Matemáticas Sacit Ámetam y que se ha ido actualizando en las redes sociales con cuentas en FaceBook y en Twitter. En la actualidad se utiliza también EdModo y Moodle.  Departamento de Matemáticas

+info: Matemáticas http://revistasacitametam. blogspot.es

IES Profesor Máximo Trueba

53


Vida en el Instituto

Apuntes de Ciencia El video realizado por los alumnos de 1º de Bachillerato Silvia Gómez, Marcos López, Marina Tortosa y José Manuel Ortiz ha ganado el quinto premio en el concurso organizado por la Universidad Francisco de Vitoria– Semana de la Ciencia 2013, sobre el taller “Viaje al centro de la ciencia”.  A la izquierda: El Premio Nobel de Medicina de 2005, profesor Robin Warren (Australia), entregó los premios a nuestros alumnos.

Los trabajos de los alumnos de 2º de ESO Juan Tarrat (modalidad gráfica) con la presentación “Antes y ahora” y Marina Alcaraz (modalidad de texto) con la investigación “Ciencia: el comienzo de todo”, han sido seleccionados en el concurso CERN– Fundación Príncipe de Asturias. En este concurso se desea promover la importancia de la ciencia y la tecnología en nuestras vidas, del esfuerzo colectivo para alcanzar objetivos tan ambiciosos como el descubrimiento del Bosón de Higgs. Por esta razón se ha lanzado de forma conjunta un concurso dirigido a la nueva generación, para que transmitan su percepción de la ciencia, de la tecnología, de los retos futuros y de cómo la ciencia puede crear un mundo mejor.  Arriba: Peter Higgs (Premio Nobel) descubridor del Bosón de Higgs.

 A la izquierda: Margarita Montes, descubriéndonos la belleza de la ecuación matemática que describe el modelo estándar

En octubre de 2012, la profesora Margarita Montes pronunció la lección inaugural del curso 2012-13, bajo el nombre de “Pero... ¿qué es el Bosón de Higgs?” y fue descubriéndonos los últimos avances en la investigación en Física de Partículas.

Tres profesores del departamento de Física y Química del Instituto han participado durante los últimos años en el curso sobre Física de Partículas impartido para profesores de la Comunidad de Madrid en el CERN de Ginebra. Este verano también participará del curso nuestra profesora Mercedes González, del mismo departamento.   A la derecha: Nuestros alumnos María Palacios y Javier Martínez, participaron en junio de 2013 en el Programa de Campus Científicos del Mnisterio de Educación y Ciencia.

54

25 Aniversario


Vida en el Instituto

Miscelánea

 Música, 2007  San Valentín, alumnos de Comercio, 2007  Concurso de marcas para el Instituto, 1996  Exposición acueducto en la Casa de la Cultura, 2010

u

 Talleres de Medioambiente, 2008  “Tres culturas”, alumnos de 2º de ESO, 1997  Intercambio Liverpool, alumnos de 2º de ESO, 2014  Observación astronómica en el Instituo, 2012

IES Profesor Máximo Trueba

55


Vida en el Instituto

u

Orientación Juntos, 25 años de Orientación Quiero agradecer, a mis compañeros tutores y tutoras por su labor incansable y buen hacer.

E

n estos veinticinco años nuestro centro educativo ha sufrido grandes transformaciones y cambios; retos constantes que normalmente acompañaban importantes acontecimientos históricos y políticos en nuestro país. Esta amada institución, comenzó su andadura apenas tres años después de que España formara parte de la llamada Comisión Europea. En este pequeño espacio de tiempo de nuestras vidas hemos visto nacer y en ocasiones morir, cuatro leyes educativas: LOGSE, LOCE, LOE y la recién promulgada LOMCE. Y sin embargo, no serán las únicas, nosotros y vosotros, miembros de la comunidad educativa, del presente y del futuro, seguiremos y seguirán aquí para vivenciar otras muchas. Precisamente la orientación tal y como la conocemos tiene su origen con una de estas leyes: la Ley Orgánica General del sistema educativo de 1º de octubre de 1990. Por lo que podemos afirmar que hemos nacido y evolucionado junto al IES Profesor Máximo Trueba. Esta ley criticada –en muchos casos con razón–, supuso también grandes hitos históricos, que sin duda el paso del tiempo valorará: la equiparación del Sistema Educativo Español a otros de más tradición y desarrollo, la universalización de la educación obligatoria y gratuita hasta los 16 años, y con ella, la necesidad de nuevos profesionales que ayudasen ante la atención a la diversidad.

Se necesita toda una tribu para educar a un ser humano Aunque nos parezca arcaico, el reconocimiento del derecho de escolarización de alumnos con necesidades educativas especiales en centros educativos ordinarios, equiparándolos al resto de los ciudadanos, es reciente. Coincide también con el nacimiento de nuestro centro. Y es por ello –y gracias al resurgir de la sociedad española que exigía la detección temprana de

estos problemas–, que se crean los Equipos de Orientación en Educación Infantil, Educación Primaria y los departamentos de Orientación en Secundaria. Hoy en día las funciones del departamento de Orientación en nuestro Instituto y los tópicos que abarca son muchos. El departamento trata de dar respuesta especializada a los retos de una sociedad global y cambiante: » La infotoxicación de los medios de comunicación, Internet y redes sociales. » La prevención al consumo de drogas. » Entrenamiento en habilidades sociales y competencias de comunicación básicas. » El manejo de la ansiedad ante los exámenes. » La prevención en violencia de género y acoso escolar. » El trabajo en equipo y la cooperación en entornos solidarios. » Ayuda entre iguales. » Aprender a aprender, técnicas de estudio y trabajo intelectual. » Organización y planificación del tiempo y las tareas. » Derivación de alumnos y alumnas a programas específicos de atención a la diversidad y mucho más. Como vemos es una labor compleja para que una única persona pueda desarrollarla. Por ello, la Orientación es también inherente a la educación y a la práctica docente. Es un proceso de ayuda al alumno en su integridad académica, personal, social y axiológica. Supone, en Secundaria, ayudar a nuestros estudiantes a tomar decisiones sobre su trayectoria académica y profesional. Supone tener en cuenta su entorno y a sus familias. Por ello, los profesionales que se implican son muy variados: profesores de las diferentes especialidades, asociaciones y organizaciones del ayuntamiento y del entorno y, sobre todo, tutores y orientadores. Como dice el filósofo español José Antonio Marina: “Se necesita toda una tribu para educar a un ser humano”, y el IES Profesor Máximo Trueba lo es. Muchas gracias a todos por acogerme y hacerme sentir como en casa.  Isabel María Suero Mellinas Jefa del departamento de Orientación

56

25 Aniversario


Vida en el Instituto

Solidaridad

u

Compromiso solidario

D

ecía el poeta y ensayista norteamericano Emerson que “lo peor que le puede pasar a un ser humano no es morirse, sino no encontrar a nadie que le ayude a ser lo que es capaz de ser”. Muchas veces nos preguntamos sobre la educación. Pero más allá de polémicas bizantinas sobre si nuestra tarea es sólo enseñar, o educar, o mitad y mitad molido fino, que ni nos hacen mejores profesores, ni más sabios a nuestros alumnos, lo más importante es llevarla a la práctica en toda su extensión, con la radicalidad (que viene de raíz, no de extremista) del que siembra para una cosecha de futuro. Desde el principio de su existencia este Instituto se ha distinguido por tener como sello de identidad la solidaridad. Como dice San Agustín: “Soy hombre y nada de lo humano me es ajeno”. “¡Ha habido un huracán en Centroamérica!”, “¡Se ha producido un tsunami en el Sur de Asia!”, “¡El ejército nos pide ropa de abrigo para la guerra de Kosovo!”, “¡Caritas de Boadilla necesita alimentos de primera necesidad para atender a más de doscientas familias en situación muy precaria!”,… Estas y otras alertas similares, lejanas o cercanas, provocadas por catástrofes naturales o por la no menos devastadora mano del hombre, se han ido sucediendo en estos 25 años,

y a todas y cada una de ellas alumnos, padres, personal no docente y profesores hemos ido respondiendo con la premura que requería la situación. La máquina se ponía en marcha: hacemos una carta avisando de la campaña, ponemos fecha y hora, grupo que se encarga de recoger y organizar dinero, comida, ropa o lo que sea que nos han pedido, y entrega a la organización correspondiente. Así de simple, así de complejo. Un año las actividades de la ya tradicional jornada de Derechos Humanos, que celebramos todos los años en torno al 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos, provocaron en nosotros la necesidad de ayudar a otros chicos y a otros profes que vivieran en un país con menos recursos. Y así tomamos el compromiso de claustro de financiar parte de los gastos de alguna escuela más desfavorecida. Por eso desde hace años venimos colaborando regularmente con la organización Tiluchi que tiene dos hogares en Santa Cruz de la Sierra, Estado Plurinacional de Bolivia, para acoger y formar niños de la calle. También hay que recordar aquellas ocasiones en que, desgraciadamente, se producía un atentado terrorista e interrumpíamos las clases a media mañana para bajar todos al patio, y así manifestar

nuestra total repulsa por la barbarie del asesinato y la muerte. Era un minuto de silencio para rezar, llorar, apoyar a las víctimas y sus familias, y, sobre todo, para sentirnos nosotros también alcanzados por ese odio en forma de bombas en unos trenes, o en los bajos de un coche, o en forma de disparo en la nuca, para sentirnos hermanos de esa humanidad herida, para sentirnos unidos en la esperanza y en la fuerza del que no está solo. La tarea no ha terminado. Ayudar a otros seres humanos a ser todo lo que son capaces de ser es un reto que no debemos abandonar nunca, que debemos actualizar cada día. Muchos profesores de estos pioneros ya se han ido jubilando, otros (si Dios quiere) pronto les seguiremos. Invito a las nuevas generaciones de educadores a continuar este desafío. Los datos están en los dispositivos electrónicos (ya poca gente consulta un libro en papel y menos una enciclopedia), pero formar hombres íntegros es misión que la escuela no debe eludir nunca. Por favor: el Instituto Profesor Máximo Trueba, como el chocolate ese de toda la vida para mezclar con la leche, ¡que no me lo cambien!  María del Mar Martínez-Falero Espasa Profesora de Filosofía y ex-jefa de Estudios

Ayudar a otros seres humanos a ser todo lo que son capaces de ser es un reto que no debemos abandonar nunca, que debemos actualizar cada día.

IES Profesor Máximo Trueba

57


Vida en el Instituto

u

Comercio Comercio y Marketing en el Trueba

L

a formación profesional llegó al instituto en el curso 1999-2000 con el ciclo de grado medio de Comercio. Un año más tarde, empezaba el Ciclo Superior de Gestión Comercial y Marketing. En esa época aterrizamos en el Instituto Feli y yo, las dos profesoras con destino definitivo en el centro, y desde entonces hemos compartido departamento con muchos y maravillosos compañeros. Pilar Benito, Belén Lorenzo, Teresa Calzada y Julio Zaragoza estuvieron con nosotros muchos años y fueron piezas clave en la construcción de la formación profesional en el centro, aportando su entusiasmo, sabiduría y profesionalidad. Les echamos de menos a cada rato y aún se nos hace extraño no encontrarlos al abrir la puerta del departamento. Otros muchos pasaron sólo un año, pero todos dejaron su huella. Desde el primer momento fuimos conscientes de que, siendo minoritario en el centro, apenas 60 alumnos de 800, teníamos que intentar darnos a conocer e integrarnos. Recuerdo con especial cariño el primer grupo de Comercio que tuve, eran apenas nueve alumnos, y de ellos, sólo una chica; así que los chicos

58

25 Aniversario

marcaron nuestras actividades: ¡cómo costó enseñarles a empaquetar para regalo, combinar colores en el montaje de un escaparate, la importancia de los detalles en la presentación de la tienda… y cómo limpiar! Porque para que la tienda quede lista, debe estar perfecta y a más de uno en estos años le he tenido que enseñar a coger la escoba, limpiar un cristal o planchar una tela. Aquella Navidad montamos un mercadillo con productos del Todo a 100 para que los alumnos pusieran en práctica lo aprendido en clase. No nos dimos cuenta de que coincidía con el Mercadillo de Comercio Justo –que la profesora Marimar organizaba con los alumnos de Bachillerato durante la Semana de los Derechos Humanos– y nos hicimos la competencia. A partir del siguiente curso, Marimar, generosamente, nos cedió el protagonismo y desde entonces, nuestros alumnos organizan el Mercadillo en colaboración con diversas ONGs a las que se ceden los beneficios. Otra iniciativa que cuajó fue la decoración navideña. Desde que llegamos al instituto, los alumnos de Grado Medio y más tarde, los del Programa de Cualifi-

cación Profesional Inicial (PCPI), se han encargado de decorar los árboles de Navidad y ambientar el centro. La premisa siempre es la misma: decorar la Navidad con elementos originales. Así, hemos tenido árboles con globos, con bombillas, cumpleañeros, toreros… todo menos bolas navideñas y espumillón. Recuerdo el año en que se nos ocurrió decorarlo con chuches: tuvimos que poner un cartel diciendo que estaban barnizadas y tenían pegamento para que los alumnos no las quitaran y se las comieran ¡y aún así desaparecieron muchas de ellas! En el curso 2001-02 abordamos un proyecto ambicioso: el Encuentro Aula-Empresa. Tres días de ponencias sobre Marketing a cargo de profesionales y empresarios del sector, que transmitieron a alumnos e invitados de otros centros su experiencia. Fue un gran éxito gracias a que nuestro director (Luis Vicente), nos ofreció su apoyo y aprobó la compra del primer proyector que entró en el Instituto, un 3M que costó un dineral y ha estado en funcionamiento hasta hace muy poquito… Al año siguiente, para promocionar los ciclos, decidimos crear un monográfico


Vida en el Instituto

En el curso 2009-10 llegó el PCPI y con ellos otro de los eventos que se ha convertido en tradición: San Valentín. Todo comenzó de un modo improvisado: teníamos que dar salida a unos bombones que habían sobrado de la venta de 4º de ESO para el viaje de fin de curso. A mi querida compañera Teresa se Cuando lo propusimos en clase, le ocurrió formar pequeños paquelos chicos estallaron en uno de titos y venderlos los brainstorming más brillantes a un euro; nos que recuerdo haber contemplado. encantó la idea y decidimos ponerla en práctica. Cuando lo propusimos en clase, los chicos esDesde entonces, intentamos que los tallaron en uno de los brainstorming más alumnos realicen en clase prácticas de brillantes que recuerdo haber contemplapresentaciones de productos o role-plays do. De sus cabezas empezaban a brotar vestidos de forma profesional. La idea la ideas, cada cual más interesante: podíainstauró la profesora Belén Lorenzo y mos hacer la venta para San Valentín y siempre ha dado un resultado estupendo. que todo el instituto regalara en esa fecha Hasta que tuvimos tienda y escaparabombones a la gente que quería. Haríate propio, hemos tomado el vestíbulo en mos paquetes de 1, 3 y 5 euros, para tonumerosas ocasiones para que los alumdos los bolsillos. Y crearíamos un servicio nos hicieran sus prácticas de escaparatisde entrega por las clases, para que fuera mo: montamos la semana del reciclado, más divertido, tarjetitas con dedicatorias exposiciones sobre Tiluchi (ONG de Boy una campaña de publicidad… Todas livia), mercadillo de jabones… las ideas fueron suyas y así se pusieron Cada curso intentábamos repetir las en práctica. Nuestro primer San Valentín actividades que mejor funcionaban, y fue un exitazo y ha continuado siéndolo siempre resultaban diferentes poren los años posteriores: bombones, chuque los alumnos aportaban su ches, rosas… hemos cambiado el regalo toque personal. en las páginas centrales de Ítaca (nuestra revista). Como no teníamos fotos adecuadas, organizamos una sesión con los alumnos del Ciclo Superior de Comercio y Marketing: vinieron todos elegantísimos y conseguimos un book de fotos impresionante.

pero siempre el centro al completo se ha involucrado y ha permitido a nuestros chicos de PCPI aprender con esta práctica de venta. Ese mismo año nos visitó la tele. El programa “Aquí hay trabajo” de TV2 promocionaba los distintos Ciclos Formativos y grabó en nuestro centro el del grado medio de Comercio. Todo un día de rodaje mostrando qué estudian y aprenden. Los chicos nerviosos, las cámaras, entrevistas… qué nervios pasamos y qué bien resultó. Y en 2011-12 la llegada de la profesora Carolina Cristanchi nos sumergió de lleno en las nuevas tecnologías. Su Proyecto Apadrina, en colaboración con el IES Ícaro (de Getafe), fue revolucionario y consiguió llamar la atención de la Fundación Telefónica. En el departamento oímos hablar de software libre, redes sociales, wikis, blogs, trabajo colaborativo… ¡Carolina, hubiéramos necesitado que te quedaras un par de años más con nosotros para seguir aprendiendo! Y hasta aquí algunos de mis recuerdos. Seguro que cada profesor del departamento y cada alumno tiene los suyos propios. Para el futuro, sólo deseo nuevos retos que me permitan seguir aprendiendo con mis compañeros y alumnos.  Marisa Hernanz Profesora de Comercio

IES Profesor Máximo Trueba

59


8

Y

C on mucho Arte Nuestra Semana del Libro

H

Alcolea o Almudena Grandes; aquel día, el de Almudena, fue un momento muy especial porque ella decidió visitar la escuela pública justo en el momento en el que comenzó la política del desprestigio. Aun hoy, después de tres años, muchos de nuestros alumnos recuerdan las palabras con las que la autora rememoraba sus calurosas tardes de verano en las que devoraba novelas, o la contundente frase con la que terminó su discurso: “Sólo los listos van a la esLos alumnos que han superado cuela pública.”. Ellos, nuestros sus miedos y nos han brindado alumnos, también sus palabras. se han subido al escenario y han sido capaces de realizar Esta Semana del Libro ha sido para sus propios recitales poéticos, solos, en nosotros un instrumento muy poderoso parejas, en grupos… los más tímidos se para que ellos, los alumnos, fueran los ocupaban de la música o del encendido actores principales y pudieran constay apagado de luces. Todos han tenido tar que LEER no es un acto individual, la oportunidad de dejar las sillas de los sino que se puede sentir, e incluso, vivir espectadores y de comprobar que ellos en compañía. mismos y muchos de los compañeros No queríamos dejar pasar la oportucon los que se sentaban habitualmente nidad de invitar a personas que ya se poseían algún talento escondido que, de habían embarcado en la aventura de la repente, y a la luz de los focos, se ponía Literatura. Hemos escuchado los cuenal descubierto. Pero no solo ellos se han tos africanos de Boni Ofogo, las sorprensubido al escenario, también los padres dentes historias de Ana García Castellahan colaborado y una de las madres más nos o los relatos de brujas y monstruos valientes ha sido Pinar Herranz que el españoles de Ana Cristina Herreros. pasado 24 de abril se atrevió ella sola con Nos han acompañado escritores como ese largo monólogo de Carmen, la proFernando Lalana, David Trueba, Ana ace ya algunos años comenzamos a celebrar nuestra Semana del Libro en torno esa fecha tan cervantina del 23 de abril; perseguíamos –como tantos–, realizar un homenaje a las palabras, a la lectura, a la escritura… al libro ya consagrado y al libro por escribir. Teníamos que abrir las puertas de las aulas para que los alumnos oyeran, vieran, tocaran los libros y convivieran con los personajes que pueblan sus páginas.

60

25 Aniversario

tagonista de “Cinco horas con Mario”, nada más y nada menos. Han sido muchos los chavales que se han adentrado en el mundo de la ficción literaria a través del certamen cuyo premio se hacía público el último día de la semana. No hay nada como ofrecer una hoja en blanco a un adolescente y proponerle que use las palabras con libertad para que busque la frase perfecta que sea capaz de transmitir sus pensamientos, sus sueños, sus fantasías… ese mundo mágico que sólo la escritura es capaz de recuperar. Don Gabriel García Márquez, el más grande de entre los grandes y desaparecido recientemente, lo explicaba de esta manera: “La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda y cómo la recuerda para contarla.”. La revista Ítaca, y todos los que la han hecho posible, ha dado la posibilidad a estos chicos de compartir sus palabras con todos los miembros de la comunidad educativa del IES Profesor Máximo Trueba. Ese acto individual se ha transformado en un acto de convivencia. Gracias a todos y gracias especialmente a todos los alumnos que han superado sus miedos y nos han brindado sus palabras.  Paloma Rodríguez Profesora de Lengua


Con mucho arte

 Concurso Literario. Los alumnos Jaime Abengózar, Sofía Blázquez y Zulema Fernández ganadores de los premios. 2012-13

 Visita de la escritora Almudena Grandes. De izquierda a derecha: Paloma Rodríguez, Almudena Grandes, Marifi Roldán y Lola Morales 2011-12

 Concurso literario. La profesora Mayte Domínguez con la alumna María Rodrigo García, ganadora del primer premio del primer ciclo. 2013-14

 Semana del Libro. La profesora Paloma Rodríguez rodeada por sus alumnos de 3º de ESO. 2012-13

Página anterior: Concurso cartel Semana del Libro. De izquierda a derecha:  2012-13 alumno Antonio Cazorla, CFGM  2012-13 alumna Beatriz de Manuel, CFGM Comercio  1992-93  1992-93

 Navidad 2008

IES Profesor Máximo Trueba

61


Con mucho arte

Ruido. Mucho ruido

R

uido. Mucho ruido. La gente habla aunque yo no logro entender lo que dicen. Me siento como en una burbuja, una burbuja que me hace invisible. Y nadie me puede ver ni escuchar. Miro y observo las caras de todos los presentes, intentando adivinar qué es lo que dicen, pero no puedo. Cada uno de sus rostros expresa una cosa. Quizás sea un debate. Me fijo en la pizarra llena de letras que forman palabras, palabras que forman oraciones. Y no entiendo, no entiendo lo escrito. ‘Caballo’, es algo que leo. “El caballo ya no podía correr más”. ¿Qué significa? Nadie me lo puede explicar. Al lado de la frase hay un dibujo, es un animal, y de su frente caen gotas de sudor. Irreal. “Un caballo suda”. ¿Eso significa? ¿O significa “un correr suda”? No entiendo el significado de ninguna de esas palabras. Un sonido agudo que indica el final de la clase retumba en el aula. Todos recogen sus libros y salen pitando. Yo, en cambio, me tomo más tiempo porque coloco los libros en mi mochila según los colores. La profesora Dorothy me observa, como todos los días, desde su mesa. Yo le sonrío, dándole a entender que comprendo cómo lo pasa los viernes a última hora. Salgo a paso lento, con mi mirada en todas partes, observando cada rincón, cada persona. El pasillo es largo, con paredes verdes y baldosas naranjas en el suelo. Hay puertas abiertas a la izquierda. A la derecha hay ventanas, cada dos metros, que dejan ver una parte del patio. A la salida veo a mi madre que habla con Lucas y Ricki, mis hermanos pequeños. Cuando me acerco todos sonríen y mi madre me da un abrazo. Coge mi mochila y pone la mano en mi espalda. Ricki me da la mano y yo la aprieto. Mientras, Lucas saca de su mochila una hoja y me la da. Es un dibujo de la familia: delante están ellos con sus brazos por encima de los hombros del otro. Detrás estamos mi padre, mi madre y yo. Mi padre lleva un periódico en la mano y en la otra su cartera de trabajo. Mi madre tiene puestos sus guantes de fregar y abraza o sujeta un plato. Y yo, con la camiseta que mi abuela me regaló cuando era pequeño, no llevo nada, ni sujeto ni tengo nada. Todos en el dibujo sonreímos, pero mi sonrisa es diferente. *

*

*

Casi no me da tiempo a comer, porque tengo que acudir a la rehabilitación de todos los días. El doctor John es mi amigo y nos llevamos muy bien, así que no tengo ningún problema en ir a estas clases especiales. Es más, me gusta mucho venir porque aprendo de verdad. También me entero mejor de las cosas porque John me habla más despacio que el resto de la gente. La mayoría se dirigen a mí hablando rápido y sin pausa. Entonces me cuesta entenderlos. Aunque luego está mi padre, que me habla como si tuviera algún tipo de retraso mental. Mi madre siempre le echa la bronca. Las dos horas de rehabilitación pasan volando y ya estoy en casa. Mis padres tienen algo que decirme. Lo noto en la cara de mi madre. Seguro que ahora está pensando la forma de contármelo. Ella siempre le da vueltas a las cosas que tienen que ver conmigo, porque suelen ser complicadas. Desde mi punto de vista es ella quien las complica. –¡Brad!– escucho la voz de mi madre y me doy la vuelta. La veo a ella con un trapo en la mano y mi padre detrás sonriente. Sus caras expresan sentimientos distintos. Ambos avanzan y me doy cuenta de que mi padre lleva la pequeña pizarra que usamos a veces para comunicarnos. Nos sentamos. –Keileen–… susurra mi madre. Tuerzo la cabeza dándole a entender que no comprendo. Entonces, mi madre dibuja en la pequeña pizarra dos niños cogidos de la mano. Enci-

62

25 Aniversario


Con mucho arte

ma de ellos escribe sus respectivos nombres: “Keileen y Brad”. Después pinta un avión y una Keileen mayor que está a punto de embarcar. A continuación realiza otros trazos que representan a Brad con cara entristecida y a su lado escribe ‘desconexión’. Entonces recuerdo el accidente que me dejó afásico. Fue aproximadamente hace un año: el día del funeral de mi abuelo. El momento del choque lo recuerdo perfectamente. Estábamos en la autopista, pagando el peaje. Me fijé en el retrovisor y vi que un coche se acercaba a gran velocidad. Quise avisar a alguien, pero todos estaban demasiado ocupados. Aunque, de haberlo sabido, ninguno habría podido arreglarlo. El coche se estampó contra el nuestro de forma brutal y yo salí despedido a través del cristal. El golpe que recibí en el hemisferio izquierdo del cerebro fue el causante de mi trastorno del lenguaje. Mi padre coge la pizarra y dibuja a Keileen desembarcando del avión. –¿Entiendes?– me pregunta mi padre. –Sí– contesto. –Mañana– afirma mi madre. Yo asiento y espero a que ellos abandonen la habitación con sus típicas sonrisas. Analizo una vez más la nueva información recibida, pero no recuerdo nada. Un poco más de olvido es un poco más de ignorancia. *

*

*

Hay mucha gente y mucho ruido. Mis padres hablan felices mientras mis hermanos se pelean. Yo estoy rígido, mirando hacia la puerta corredera. Si alguien me mirara ahora mismo e intentara medir mis sentimientos por mi expresión dirían que me muestro indiferente hacia lo que está a punto de pasar. Pero no es así. Tengo necesidad de ver a esa persona, esa que no recuerdo, esa que se ha borrado de mi mapa. Los minutos pasan lentamente hasta que esas puertas blancas se abren. Entonces empieza a salir gente que corre a abrazarse. Ellos sí se reconocen. Veo un montón de rostros y empiezo a tener miedo. Miedo de no recordarla. ¿Y si es verdad que me he olvidado completamente de ella? Unos señores desconocidos con caras amables se acercan a mis padres y se saludan. Después veo una cabellera rubia que también se acerca. Ella parece tímida. Va mirando al suelo y juega con sus dedos. Ella es Keileen, pero no la reconozco. No me acuerdo de ella. Todas las expectativas que tenía se destrozan al caer. La analizo de pies a cabeza, de lado a lado. Intento buscar algo, algún recuerdo. Pero no ocurre absolutamente nada. Mi memoria sigue en el mismo sitio de siempre. De repente ella levanta la cabeza y me mira. Dos ojos verdes centran su mirada en los míos. Esa conexión me trae imágenes almacenadas en mi memoria. Imágenes donde aparece ella, casi irreconocible. Todo en ella ha cambiado, pero hay algo que sigue intacto. Su mirada. Sus ojos. Ahora entiendo que todo lo que yo necesito es algo, alguien que me recuerde de una forma profunda mi pasado. Desde el accidente todo ha cambiado. Mis padres no han vuelto a ser los mismos, ni siquiera mis hermanos. Todos han contribuido, de una forma inconsciente, a que yo no recuerde todo lo ocurrido en mi vida después de la ‘desconexión’. Y ha sido ella la única que me ha mirado con la misma ilusión y alegría que antes. La única que ha podido, en apenas unos minutos, hacerme ver la realidad completa. Ella sonríe y me pierdo en sus labios que susurran palabras que no me alcanzan. Ruido, mucho ruido.  Paloma de María Rodrigo Alumna de 2º de ESO Primer premio del primer ciclo Concurso Literario 2013-14

IES Profesor Máximo Trueba

63


Con mucho arte

64

25 Aniversario


Con mucho arte  Coro 2007

 Teatro “As You Wish” 2014

 Teatro “El maléfico de la mariposa” 1997

 Teatro “La zapatera prodigiosa” 2007

Página anterior:  Alumnos de Comercio con la preparación del Día del Libro, 2007-08  Feria del Libro en nuestro IES, 2008-09

IES Profesor Máximo Trueba

65


Con mucho arte

Aquelarre

L

a lluvia caía desde hacía días, descargando furiosamente pequeñas gotitas de agua, que, lentamente, habían ido encharcando el patio de la casa de la comadrona del pueblo. Hacía varias horas que la penumbra se había apoderado del cielo y de aquel patio enfangado. Sin embargo, pese a lo avanzado de la hora, había una gran agitación. Varios curiosos se apiñaban ante la puerta de la casa y comentaban ruidosamente lo que sucedía. Dentro, donde reinaba un completo silencio, interrumpido de vez en cuando por algún gemido ronco y débil, todos clavaban expectantes la mirada en la pálida figura que yacía en un jergón. La comadrona, sentándose sobre una banqueta al borde del colchón, comenzó a palpar el vientre hinchado de la mujer. Era un caso delicado, que el bebé sobreviviera, sería un milagro. El hedor nauseabundo de la sangre comenzó a extenderse, haciendo el aire prácticamente irrespirable. El suelo comenzó a teñirse rápidamente de carmín y la gente abandonó la habitación para evitar mancharse los zapatos. Las sábanas, empapadas; gasas sanguinolentas, sangre coagulada. La comadrona, con los brazos ensangrentados hasta los codos, sacudió ligeramente al recién nacido. El bebé callaba y su cabeza, inerte, se balanceó de un lado a otro. La mujer se temió lo peor. Pero de pronto: se escuchó algo como un gemido, y después, el primer llanto, y al fin, un latido regular. —Ah, por fin. Bienvenida, bienvenida al mundo, querida —dijo en un susurro la comadrona. Las gotas de lluvia aún golpeaban inexorables el tejado. Era ya el tercer día consecutivo de felicitaciones a la joven pareja por parte de los habitantes del pueblo. El padre, incapaz de contener su alegría, mostraba a sus compañeros y amigos la hija que con tanto dolor su esposa le había dado. Todos se maravillaban de la palidez de su piel y comentaban lo hermosos que eran sus ojos verde oliva. Pocos podían resistirse a la tentación de acariciar su suave cabello rubio. Las chismosas del pueblo, quienes ya habían bautizado a la niña como “el pequeño milagro”, charlaban animadamente con la madre, sonriente y feliz de recibir tantas atenciones. Todos conocían ya las penurias que debió pasar para traer al mundo a la criatura.

66

25 Aniversario

—Cielo, mete a la niña en su cuna, — susurró la mujer— se está haciendo de noche. La muchedumbre fue abandonando poco a poco la casa de la pareja. El padre metió amorosamente a su hija en su pequeña cunita de madera de fresno. Ya de vuelta en su dormitorio, se acostó junto a su esposa y apagó la luz. No se oía nada, la lluvia había cesado. El reloj de pared del salón dio la una y después volvió a enmudecer. De repente, se oyeron pasos en la escalera. Paso, paso, toc. Paso, paso, toc. La puerta de la habitación de la niña se abrió pesadamente, sin apenas un crujido. Paso, paso, toc. Paso, paso, toc. Sobre la cuna de fresno se cernía una figura jorobada que descansaba su peso sobre un nudoso bastón. Alargó el brazo y cogió el delicado cuerpecito de la recién nacida. Después cogió carrerilla y saltó por la ventana con la niña en brazos. La figura jorobada huyó de allí con su paso renqueante e irregular. Cuando se hubo alejado de la casa, aminoró la marcha y caminó entre las sombras hasta el lindero del bosque vecino. —¡Niñas! —exclamó la figura —¿Habéis preparado el fuego? Se oyeron risas entre los árboles. La figura jorobada sonrió torvamente. —Os traigo un regalo especial. Traigo un pequeño milagro —dijo con voz aterciopelada. De repente, una intensa luz inundó el bosque y la figura jorobada vislumbró la hondonada donde brillaba una gran hoguera. De entre los árboles surgieron varias jovencitas que se acercaron a la mujer jorobada y le quitaron de entre los brazos a la niña. — ¿Es nuestro regalo? —preguntó una. La mujer asintió y las chicas con la niña en brazos, se acercaron a la hoguera y la lanzaron a través de las llamas para que una de sus hermanas, al otro lado, la agarrara al vuelo. La recién nacida se despertó al momento y profirió un chillido agudo. —Con esta sí se puede jugar, pesa menos que la anterior —comentó la niña que tenía ahora al bebé en brazos. Pronto, música de tambores y flautas envolvió la hondonada para que las jóvenes bailasen alrededor del fuego. La recién nacida fue pasada de un lado a


Con mucho arte

otro de la hoguera entre las risas de las muchachas, indiferentes a los desgarradores gritos del bebé. Despiadadas, las llamas lamieron la pálida piel del bebé que, casi al instante, se volvió negra y comenzó a desprenderse, dejando la carne y las venas al aire. Después de unos minutos, la niña calló y su lánguido cuerpo se quedó frío e inerte. En ese momento, la mujer jorobada alzó los brazos y las llamas se extinguieron, la oscuridad volvió a adueñarse del bosque, se hizo el silencio. Se levantó entonces una espesa nube de grises cenizas y de nuevo se encendieron los maderos carcomidos por la hoguera. Pero entre las lenguas de fuego, había ahora una sobrecogedora bestia de grotescas facciones y coronada por una imponente cornamenta. Una a una, las muchachas, estremecidas de terror a pesar de haber visto muchas veces a aquella bestia desfigurada y cruel, desafiaron a las llamas que envolvían a aquel ser para, en un gesto de sumisión, besar la lustrosa piel de sus nalgas. —Os traemos una nueva consorte — anunció la mujer jorobada a la bestia, al tiempo que le mostraba el cuerpo ennegrecido de la recién nacida. La bestia la miró y asintió sin decir nada. La jorobada asintió a su vez y con una sonrisa burlona, recitó: —Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. —Amén —dijeron entre risas las demás. La bestia agarró el cuerpo de la niña y se lo acercó a la boca. Luego, sacó la lengua y lamió la cabecita, cerrando así el ritual. La pálida luz del alba se colaba por la ventana abierta de la habitación de la niña. De repente, un chillido agudo rasgó el silencio sepulcral propio de las primeras horas del día. Una balsa de sangre teñía de carmín el suelo de la habitación, manchando los pies descalzos y los bajos del camisón de la madre de la criatura. Se acercó presurosa a la cuna de fresno donde descansaba el cuerpo negro, frío y despellejado de su hija. Sus ojos verdes, abiertos, la miraban con reproche. Parecían decir: “Mamá, ¿por qué has dejado que me hagan esto?”. El marido de la mujer se acercó a ella, sobrecogido, tembloroso, y con los ojos anegados en lágrimas. —¿Qué ha ocurrido? —preguntó el hombre, incapaz de mirar el rostro de su hija.

—¡Está muerta, está muerta! —chilló desconsolada la madre—. Alguien ha matado a nuestra niña. Angustiada, se aferró a su esposo y apoyó la cabeza sobre su pecho, cerró los ojos con fuerza y deseó que aquello, por favor, fuera una pesadilla. Pero no fue ninguna pesadilla. Se aferraba a su esposo y apoyaba la cabeza sobre su pecho. Él, la consolaba como podía mientras miraba desconsolado la lápida con el nombre de su hija. —Si siguiese con vida, hoy habría cumplido ya los dieciséis —dijo el hombre con un nudo en la garganta, mientras acariciaba la larga cabellera de su esposa. La mujer rompió a llorar con violencia y su marido la abrazó con suavidad. Dejaron un pequeño ramillete de rosas blancas y finalmente se marcharon. Las campanas de la iglesia tocaron la una y después volvieron a enmudecer. De repente, se oyeron pasos en el estrecho caminito de adoquines que llevaba al cementerio. Paso, paso, toc. Paso, paso, toc. La cancela del cementerio se abrió pesadamente, sin apenas un crujido. Paso, paso, toc. Paso, paso, toc. Una figura jorobada que descansaba su peso sobre un nudoso bastón se detuvo ante una lápida en particular. Dos jovencitas la seguían de cerca, cargando con dos pesadas palas. A una señal de la mujer jorobada, hendieron las palas en la tierra y comenzaron a cavar. Tras varias horas de ininterrumpido trabajo, al fin se toparon con la tapa de madera de un ataúd corroído por el tiempo. Sacaron los clavos que mantenían la tapa anclada y la retiraron con cuidado, para dejar al descubierto el joven cuerpo de una muchacha que dormía profundamente en posición fetal. La mujer jorobada colocó una mano sobre los párpados cerrados de la muchacha. Ésta despertó y se desperezó. La luz de la luna refulgió en sus cabellos rubios y sus hermosos ojos verde oliva miraron a su alrededor con curiosidad. La jorobada le alargó su bastón para ayudarla a salir del hoyo. —Ah, por fin. Bienvenida, bienvenida al mundo, querida—. El amo lleva mucho tiempo esperándote.  Claudia Vega Medeiros Alumna de 4º ESO Primer premio del segundo ciclo Concurso Literario 2013-14

IES Profesor Máximo Trueba

67


Con mucho arte

El traje

H

oy es uno de esos días en los que no me importa madrugar. La ventana de mi habitación está entreabierta y deja pasar una agradable brisa. Esta vez no dejo que suene el despertador, me levanto y me dirijo al cuarto de baño. Me miro al espejo y sonrío, presiento que hoy va a ser un gran día. Es llamativo, debería estar nervioso y sin embargo siento una extraña sensación de paz y tranquilidad. Tampoco he sido yo nunca muy amigo de este tipo de celebraciones, siempre me ha parecido una tradición a la que van las abuelas a ver a sus nietos mientras lloran de emoción y se suenan los mocos con pañuelos de tela. Pero ahora que lo pienso, a mí también me hace ilusión vivir esta experiencia. Es increíble, parece que fue ayer cuando entré por primera vez al instituto, y hoy, seis años después, saldré por su misma puerta con chaqueta, corbata y treinta centímetros más alto. Mi madre se ha empeñado en ser ella quien me vista para la ocasión, no lo entiendo, no es la primera vez que me pongo traje, sé perfectamente hacerlo yo solo, supongo que quiere asegurarse de que todo salga perfecto, nunca dejará de ser una madre. Comienza a abrocharme la camisa con mucho cuidado, como si en cualquier momento me pudiese romper, la estira y coloca los hombros una y otra vez para que no quede ni una sola arruga. No entiendo por qué ha escogido esta camisa blanca, habíamos quedado en que llevaría una azul de cuadros, pero sigue abrochando con cuidado los botones sin atender a nada más. Desde que ocurrió el accidente se ha vuelto excesivamente protectora. En el hospital, a pesar de estar inconsciente, recuerdo escucharla llorar y susurrarme cosas al oído, no sé lo que decía pero aún puedo sentir su aliento cálido rozar contra mi mejilla. Cuando abrí los ojos me encontraba en casa y ella estaba sentada enfrente de mí, esperándome. Es curioso, nunca me ha gustado vestir de traje, me resulta molesto e incómodo, pero esta vez siento que cada costura se adapta perfectamente a mi cuerpo. Veo cómo le tiemblan las manos mientras me coloca la corbata, está muy nerviosa. Aunque los pantalones me quedan ligeramente cortos, en esta postura apenas se nota. Mientras me pone los zapatos cae una lágrima en ellos, se percata y la limpia cuidadosamente, a mí también me emociona la situación y la acompañaría en el llanto si pudiera. Las previsiones han asegurado tormenta y tiempo desapacible durante todo el mes, temíamos que fuésemos a tener que celebrar la graduación en el Salón de Actos. Por suerte, hoy se han equivocado, cielo azul y sol radiante. Parece que estuviese reservándose, que él también quisiese vestir de traje para la ocasión. Mi madre sigue estirando la chaqueta y colocando las pinzas de los pantalones, ya de forma casi obsesiva, como si el no terminar nunca fuese a devolverle algo de tiempo. Los minutos pasan y yo ya empiezo a escuchar al otro lado las voces de los demás. Por primera vez siento esta experiencia como algo propio, no son otros los que van a vivir todo esto, esta vez soy yo. Recuerdo durante años observar con admiración a aquellos que se graduaban cada curso, eran adultos apunto de volar del nido para enfrentarse a lo que les esperaba fuera, la verdadera vida comenzaba entonces. Yo me sigo sintiendo ese niño, el mismo que llegó sin saber nada y que se irá pensando que sabe aún menos. Muchos nombres han pasado por mi vida, algunos se quedarán conmigo, otros los olvidaré con el tiempo y otros haré por olvidarlos cuanto antes. Esta etapa quedará atrás pero guardaré como oro en paño a muchos de aquellos de los que tanto aprendí, aquí he conocido a los que considero mayores héroes del mundo real, aunque por desgracia haya otros que ensombrezcan su trabajo. Pasarán a ser en el recuerdo años de pasillos, timbres, pizarras a medio borrar, cafetería abarrotada, y bocadillos de tortilla con kétchup; nunca entenderé esa mezcla inmunda pero a la vez tan popular. Ya están entrando. Al cruzar la puerta dejan de hablar entre ellos, todo son miradas y suspiros, el silencio es ahora el protagonista. Me siento fuera de lugar, yo en traje y corbata y los demás con camiseta y vaqueros. Siento que todo el mundo me mira, y sin embargo no veo en sus rostros gesto de burla sino tristeza, supongo que son simplemente impresiones mías y que están nerviosos como yo, o quizás es este cristal que distorsiona mi percepción. Incluso intuyo esta vez dócil y sereno a aquél que en su momento solo me dejaba ver su gesto autoritario. Nada es como lo había esperado, no hay discurso de despedida, no hay tacones, ni fotos ni diplomas, solo este empalagoso olor a flores cortadas. Ya se marchan, esta tarde sí se pondrán sus impecables trajes de graduación. Yo me quedo aquí. Santiago Abad Galindo. Sala 24.  Jaime Abengózar Alumno de 2º Bachillerato Accésit del tercer ciclo Concurso Literario 2013-14

68

25 Aniversario


Con mucho arte

 Autorretrato sobre Klimt de Patricia Bellido y Pablo Gómez alumnos de 1º de ESO, 2008

IES Profesor Máximo Trueba

69


Con mucho arte

La ciudad de mis horrores

L

os días en la ciudad transcurrían con extrema lentitud, además de ser un alboroto incesable embotellado en mis conductos auditivos. Había algo en el claxon desesperante de los coches que circulaban día y noche por la autovía, en las grúas, los obreros, las motocicletas, el aeropuerto cercano, el vozarrón de mi vecina… Había algo en ese colectivo de ruidos infernales que me estaba quebrando una parte del cerebro paulatinamente. Uno no podía degustar el silencio ni tan siquiera a altas horas de la madrugada, cuando el escándalo de un local de copas me aturullaba. El ruido incesable me raspaba como una lija de esmeril, hacía que el sonido del despertador a las seis en punto fuera equivalente a una sinfonía del mismísimo Vivaldi. Hoy el panadero me confiesa que hay cierta lividez en mi rostro que le resulta algo inquietante. Dame algo fuerte, le digo. – ¿Te sirve una baguette recién hecha? Por hoy bastará. Suelto la calderilla que tanto me pesaba en el bolsillo y me despido de como quiera que se llame el panadero que siempre me pregunta por el estado de ánimo de mi hermano Adolfo, algo curioso, que yo recuerde nunca tuve un hermano que se llamara así. Había algo en las sonrisas ajenas que me limitaba a sortear en la acera que me producía malestar, uno mucho peor que el de los yogures ácidos que compraba mi madre en el súper porque estaban en oferta. Me sentía como si se me hubiera olvidado limpiarme los restos de espuma de afeitar de la cara. A mano derecha, un estanco, donde la joven dependienta lucía una blusa transparente (la cual no daba lugar a la imaginación del demandante) sin el más mínimo sonrojo. Cuenta la leyenda, que el noventa por ciento de la clientela masculina solía olvidar con frecuencia lo que buscaban al cruzar la puerta, se quedaban fascinados por la ‘simpatía’ de la muchacha, que para colmo apenas hablaba español. Doblé la esquina y me percaté de que llevaba los cordones desatados, hice ademán de agacharme para atármelos pero algo detuvo dicha acción, podía oír a la verdulera de mi vecina, Eloísa, por la intensidad de sus gritos calculé que andaría cerca, al acecho, deseando encontrarse por casualidad a alguien indefenso y convertirlo en su víctima, alguien con quien charlar durante horas sobre su gato mórbido y antipático, Cuscus. Ese pobre desafortunado no sería yo esta vez. Gracias, especialmente al desconocido que mueve los hilos del destino, gracias por ahorrarme el encontronazo con Eloísa. Vivo en un séptimo y, como siempre, el ascensor está averiado. “Próximamente disponible para los vecinos de la comunidad” Tendré que comentarle al encargado de colocar los mensajes esperanzadores, que cambie la hojita amarilla y mugrienta y que ponga otra nueva, tal vez que cambie el mensaje por algo más innovador, ya que no se toman la molestia de reparar el ascensor. Me gusta el olor a desagüe en mi portal, es acogedor… y vomitivo, pero ante todo acogedor. Siempre positivo nunca neg… ¿Cómo era? ¡Bah! Sin saber cómo ni por qué hay un sobre perfectamente colocado sobre mi alfombrilla de flores rosas, (al más puro estilo jamaicano). Si alguien quería dejarme una carta podría haberla depositado en mi abandonado buzón, ¿a qué se debían tantas minuciosidades? Me sentía como un personaje de la trilogía de John Verdon. Escrito con una caligrafía magnífica en la plica del sobre: Léeme. Maravilloso, sin esa indicación no hubiera sabido qué hacer con la carta. Me mordía la curiosidad. Cerré la puerta tras de mí, el sonido fatigado de la puerta al cerrarse era tan habitual como el café del mediodía para sostener los párpados en jornada laboral. Es sábado, he comprado el pan, he esquivado exitosamente a Eloísa, he revisado las diversas facturas… Es todo por ahora. Tristemente

70

25 Aniversario


Con mucho arte

sólo son las doce y veinte de la mañana. Me reservaba el comer, leer el periódico sin mucho interés y escribir para el resto del día, y quién sabe… tal vez hasta intentara beberme una novela de un trago, o zambullirme en ella. Me acomodo en mi sofá de cuadros, chapado a la antigua y me dedico a estrenar el abrecartas que mi amigo Lorenzo me trajo de su viaje a la Argentina, lo hago con tanto esmero que acabo usando los dientes para abrir el sobre o despedazarlo. Siempre pensé que eso de los abrecartas era una pijada, un armatoste más. Tras una corta espera y algunos minutos de menos puedo tener entre mis manos (siempre temblorosas) lo que a simple vista parece una carta, con esa caligrafía tan cuadriculada y desgarradora. Al menos no es una factura más. Decía así: Entre tanta rastrojera encontré unas gotas de audacia. Eran los vestigios de un corazón abatido, molido por unas manos abyectas. Hallé una historia sin un final riguroso ni un principio pronunciado. Pensé que moriría del asco que me producía aquella amalgama de emociones… primero te quiero, después omites el te y finalmente ya ni quiero. Lo creas o no, no era mi intención quedar enredada en mis amarguras, tampoco en la promesas de tus sábanas blancas… no quería ser partícipe en tu tierna ignorancia. Desaparecer, como la humareda fugitiva que desprende tu cigarro a medianoche, que tú puedas notarlo, que puedas abrir los ojos y ver cómo se escapa o se diluye, que mientras esté presente no te moleste su presencia por costumbre, por vicio, y que una vez se haya marchado sin dilación, pienses en ella… Un breve instante, una cuarta parte de una milésima de segundo. Imaginé mis lágrimas discurriendo lentamente por tus mejillas, humedeciéndolas, mis suspiros posándose hábilmente sobre tus labios, como si uno fueran dos y dos nunca pudieran ser uno. Quiero que sepas que yo te siento, te busco en los recovecos vacíos, y presiento, tal vez de manera errónea, que tú me miras fijamente a los ojos antes de quedarte dormido, justo cuando das vueltas sobre la cama con un nudo marinero en el estómago y mi nombre colgándote de la lengua, lo sé porque yo también lo hago, sé que nos atravesamos con la mirada sin importar la ausencia al otro lado del colchón, lo sé porque muy a mi pesar, aún te extraño. ¡Qué mala es la soledad amigo! En la que la lectura te rescata y prender fuego al reloj es un alivio, el silencio te respeta, aunque tal vez tus silencios te murmuren. Prometo no pensarte mientras siga escribiendo sobre ti, a la larga habré conseguido lo que tú ansiarás en tus madrugadas de café en mano y sueño acumulado en las pestañas, de soledad de vértigo entre los dedos de las manos… Creerás oír mi voz llamándote, pero no serán más que maullidos matutinos, creerás verme pasar, pero no será más que otra que no se me parezca… Asúmelo, estamos vacíos el uno sin el otro, porque a pesar de que nunca hubo despedidas ni últimos besos, yo aún tengo algo que te pertenece y tú algo que yo no tengo. Y así, sin más, se me escurre la carta de las manos y va a parar al suelo. Este anónimo desquiciante me deja con lágrimas en los ojos. LÉEME. Personas que logran hacerte sentir como un baúl de recuerdos a rebosar. Así me siento yo, además de un hombre solitario, enfermizo, maniático y con tendencias depresivas. Vamos, una joyita. Basta con tocarme para saber que padezco una crisis nerviosa temible, basta con mirarme para hundirte en el vacío de mis ojos, para saber lo solo que me siento en este piso roñoso, en esta ciudad maldita. Dicen las malas lenguas que quien se compadece de mi desgracia se contagia, debe ser esa la razón por la que nadie me dirige la mirada. Nadie que pueda endulzar mis sábados, exceptuando las basuras que yo mismo escribo, o las basuras que me escriben a mí, esa bazofia tenía nombres y apellidos, tenía rostros, tenía ojos, dedos que me señalaban e increpaban, aquello cobraba vida cada día para pasar a morir cada noche. Solo yo y las reliquias de mi pasado..  Cynthia García Gasco Alumna de 1º Bachillerato Ganandora del primer ciclo Concurso Literario 2013-14

IES Profesor Máximo Trueba

71


Con mucho arte

¿Con

H

la música a otra parte?

permitir una anécdota que me sucedió en una de las primeras clases de ese primer curso: expliqué que empezaríamos en la Edad Media y no íbamos a estudiar la Música Antigua porque el temario era demasiado largo, y un alumno muy bien intencionado me preguntó tímidamente “¿Así que no vamos a dar a Nino Bravo y esos?”. En el curso 1995-96 se implantó la LOGSE y la Música pasó a ser una asignatura obligatoria en 1º,2º, 3º y optativa en 4º. No teníamos aulas, ni instrumentos, ni pizarra con pentagramas… pero nos fuimos apañando Pasaron por el Instituto muchos y solicitando s u b v e nc ione s profesores, todos con una amplia que no llegaban formación, que enseñaron nunca. Hasta que un día, de aspectos muy diferentes repente, llega de la Música. de la CAM una dotación sorprendente que incluía Los medios con los que contábaun montón de panderos (¡buenos!), mos eran escasísimos. Los alumnos maracas, teclado, xilófonos… y de los primeros años del Instituto hasta una TV. No era el material a lo mejor recuerdan el equipo de que había solicitado el departaaudio móvil consistente en unas mento, pero nos vino muy bien para cintas cutres y un radiocasete más equipar mínimamente dos aulas en cutre todavía, con el que tenían que las que podíamos impartir clase a aprender que Beethoven y otros todos estos nuevos cursos. “músicos muertos” (como ellos se La Historia de la Música tamlamentaban), habían existido y bién tuvo su esplendor cuando fue existían sus obras. Aquí me voy a an pasado veinticinco años desde que la Música se iba abriendo paso en la enseñanza española. Desde 1975 existía como una asignatura obligatoria de dos horas semanales en 1º de BUP (Bachillerato Unificado Polivalente). Todavía un poco maría pero lo suficientemente obligatoria como para que todos los jóvenes que en España superaran este Bachillerato, tuvieran los conocimientos básicos para acceder y, sobre todo, disfrutar de unas músicas reservadas hasta entonces a unos pocos aficionados privilegiados.

72

25 Aniversario

asignatura optativa en 2º de Bachillerato y Selectividad. Parecía, al fin, que se admitía como una de las artes que reflejaban el contexto histórico –de la misma forma que la Literatura o las Artes Plásticas–, y que su estudio era necesario para lograr una formación completa en los estudiantes. Durante estos veinticinco años se cambiaron los contenidos de esta materia, se impartió en cursos diferentes, y se consolidó en el currículo. Pasaron por el Instituto muchos profesores, todos con una amplia formación, que enseñaron aspectos muy diferentes de la Música. Y ahora no sabemos lo que va a pasar. El próximo curso se implantará la LOMCE, y el futuro de los conocimientos musicales de algunas generaciones dependerá del criterio, sensibilidad o ignorancia de las administraciones, Comunidades Autónomas, subdirecciones territoriales o centros de enseñanza. Esperemos que prevalezca el espíritu de los antiguos griegos, para quienes la Música era imprescindible en la formación de la sensibilidad humana.  Marta Pérez Profesora de Música


9W

La Gacetilla del Monte, el primer intento

E

n el curso 1994-1995, se hizo el primer intento de publicar una revista de nuestro instituto. El nombre de la revista era “La Gacetilla del Monte” y en mayo de 1995 se publicó el número 0. Esta revista estaba hecha por los alumnos de la asignatura de periodismo que se impartía como optativa en 2º y 3º de BUP. Se transcribe aquí parte del editorial de la revista:

…Nacer, salir, estar, pero siempre en tu presencia: Brotar de tu aliento. Ir hacia tu encuentro donde tu deseo y mi realidad adquieren dimenNace siones infinitas.

hacia las aulas, los pasillos del Instituto, los recreos, los campos de deporte, hacia cualquier ángulo donde apunte una mueca de tu sonrisa para invitarte a crear, a recrearnos ¡Qué no se te olvide! Es tu periódico, el nuestro, el de ellos, el de todos los que acudimos al rito diario de compartir nuestras vidas en las aulas. La razón de ser de esta gacetilla eres tú mismo. Como profesor, como alumno, como padre, como conserje, como secretaria, etcétera. Las hojas de nuestra Gacetilla del Monte son blancas y están abiertas a tu pluma. Entra, acomódate y ilusión y regálanos tu palabra. 

Te esperaba en mi sueño, te esperaba de par en par, te esperaba y, de pronto, la sonoridad de tus palabras se me hizo envolvente. La palabra, tu palabra, nuestro nexo de contacto, nuestra posibilidad continua y su creatividad; la dimensión de unos sonidos que pasan por el corazón y se transforman en savia que fluye sin descanso hacia los demás. Aquí está la Gacetilla del Monte ¡Por fin! Nace del esfuerzo, de la ilusión y de la búsqueda de comunicación. Y nace en el camino, justo donde nos encontramos cada día. Hacia allá vamos,

del esfuerzo, de la de la búsqueda de comunicación.

 Portada de Juan Esbert, captando la vida singular de nuestro instituto.

 Contra portada de Carlos Aparicio, con la representación de nuestras encinas.

IES Profesor Máximo Trueba

73


Ítaca

Palabras para Ítaca

Í

TACA tiene nombre de isla, de isla o de paraíso perdido, pero no es ni una cosa ni otra. Ni tampoco es un sueño o un lugar de la infancia al que volver, como añoraba Ulises. ÍTACA es la mirada del Máximo Trueba, su mirada riquísima y plural, cuajada de sueños y de realidades que se desbordan en la plenitud de su adolescencia. Hablar de ÍTACA, para mí, es hablar de los alumnos. De su inquietud permanente, de su temerario vitalismo. De sus ansias inabarcables de ser escuchados –porque además tienen que ser escuchados–. Hablar de ÍTACA –como me ha pedido la AMPA– me trae muchos recuerdos: a mi maravilloso 4ºA, ese de ‘Patu’, Raquel, Silvia, Los alumnos trabajaban durante las dos Marinas (¡tan guapas las dos!), Paula, José, Andrea, Elisa, Manuel, Andrés, Ana, Virginia, Adrián, Luz (tan pedías y días para acertar cosilla), Beatriz, Lara (con su melosa rebeldía), Diego, Laura con la pregunta precisa, Pelayo… Su despedida inolvidable, reflejada luego en páginas como estas, y su magnífico reportaje sobre la residencia en la con la palabra exacta, que está mi madre, náufraga entre la memoria y el olvido. ¡Qué y transcribiendo luego durante bonita aquella visita, con todo el colorido de los adolescentes y varias horas la grabación del su alegría anegando el blanco y negro de la ancianidad! ¡Qué intensamente humana la ilusión de aquellos abuelos y abuelas, magnetófono. halagados por esos cariñosos nietos en que se habían convertido durante un par de horas los alumnos del Trueba mientras su tutora –una de mis profesoras preferidas–tuvo que volverse aceleradamente al Instituto porque no podía aguantar la emoción! Pensar en ÍTACA, para mí, sí, es pensar en los alumnos y en las alumnas de ese maravilloso Instituto que dejé. Es pensar en la ilusión que ponían en las entrevistas a personajes de la talla del historiador Julio Valdeón (a quien tanto admiré), de los escritores Álvaro Pombo y Almudena Grandes, del actor Miguel Rellán (tan encantador), del director de cine Fernando Trueba, también del futbolista Guti (gracias, Aitana, ¿te gustó el libro de Momo?), o la entrevista a mis adorables músicos de Flores en el Ártico, con concierto incluido en el salón de actos… Pero, sobre todo, la ilusión que ponían en entrevistar a sus profesores, a algunos que ya se han jubilado como mis entrañables Pinel o Alejandro Honrubia, o a Emma; a otros que ya no están en el Instituto como Bárbara, Ignacio Castro o Mena; o, de los que aún están, a esa maravillosa Mar –tan dulce siempre con los alumnos–, a mi siempre querida Pilar Martínez-Val (¡¡ay, qué voces en los claustros!!)… Entrevistas que los alumnos se trabajaban durante días y días para acertar con la pregunta precisa, con la palabra exacta, y transcribiendo luego

74

25 Aniversario


Ítaca

durante varias horas la grabación del magnetófono (luego del móvil). Como ellos, como estos jóvenes adolescentes, ÍTACA era ebullición y movimiento. Pensar en ÍTACA, sí, es pensar en muchas ÍTACAS. En todas las ÍTACAS que llevaban los alumnos escritas en sus miradas; en todas las ÍTACAS que llevaban en sus sueños. Pensar en ÍTACA es también pensar en los profesores, machacados por las reformas educativas, insultados a veces por quienes los tenían que defender… pero siempre tan entregados a sus alumnos y comprometidos con los proyectos del centro; siempre al límite (¡cuánto me soportasteis, compañeros, en mi papel de jefe de estudios!). Siempre entendieron la importancia de esta revista. Nunca olvidaré sus apoyo absoluto cuando el Ayuntamiento nos retiró la pequeña subvención que nos daba porque me negué a censurar una encuesta que se había hecho a nuestros alumnos (¡qué bien estuviste en aquel claustro, Santos, con tu dignidad de profesor herida saliéndote por la boca, defendiendo la libertad de expresión de los alumnos y de nuestra revista!). O sus esfuerzos para que en ella se reflejasen los intercambios, o los viajes, o el teatro en francés (¿verdad, María?); o proyectos educativos como ese fantástico boletín de Sácit Ámetam (¡cuánto humanismo en las matemáticas, cuánta vocación desbordada en Rosa y Remigio…!) o el vibrante y atrevido El País de los Estudiantes, tan bien pilotado por Carlos Poza, desde su discreción de ecologista recalcitrante, año tras año. O esos pasatiempos que nunca fallaban con los alumnos de Carlos González (¿qué tal, compañero? ¿cómo estamos hoy?…). Y, por supuesto, las páginas que dedicábamos a proyectos solidarios como Tiluchi o Babel Family (¡Ay, Mariluz! ¡siempre coraje! ¡siempre madre!) Y así hasta que llegaron los recortes (porque estos políticos no entienden de miradas). Pero entonces –afortunadamente–llegaron también los padres y madres, la AMPA del Instituto, y salvaron ÍTACA. Porque en plena marea verde, en pleno tsunami con la Educación Pública patas arriba, al borde mismo del naufragio, se pusieron a remar a nuestro lado, con toda su frescura, con toda su ilusión, con toda su fuerza –con la que da el ser padres–, y encabezados por ese grupo magnífico de madres que son Inés, Elena, Paloma, Stephanie… y otras que seguro me olvido citar (¡cuántas complicidades! ¡cuánta generosidad por vuestra parte, a veces incomprendida!). Pensar en ÍTACA, sí, es también pensar en ellos y en ellas, comprometidos con la educación de sus hijos, pero también comprometidos con la de tod@s y para tod@s. Y la revista se inundó de verde, de un verde vital y profundo, con el que no dejo de identificarme. ÍTACA –ya lo he dicho– tiene nombre de isla, de isla o de paraíso perdido. Huele a mar y a sal. Pero no es ni una cosa ni otra. Es la mirada del Máximo Trueba. La bandera de mis sueños. Y cuando me piden que hable de ella, me vienen sus voces. Las voces del Máximo Trueba que abren caminos en el mar.  Ramón Roldán Herreruela Ex-jefe de Estudios y profesor de Lengua y Literatura

IES Profesor Máximo Trueba

75


รtaca

La revista del IES Profesor Mรกximo Trueba

76

25 Aniversario


รtaca

IES Profesor Mรกximo Trueba

77


Ítaca

 Nuestras primeras veintiún portadas.

Página siguiente:

 Dibujo de Ana Filipa Silvia, alumna de 1º de ESO, 2014  Taller de Arte, 2009

 Ítaca 8 Contratapa

+info: Ítaca http:// itacamaximotrueba.blospot.com.es

78

25 Aniversario


10

{ Agradecimientos

Queremos agradecer la colaboración de todas las personas que han hecho posible la elaboración de esta publicación extraordinaria: » La AMPA del IES Profesor Máximo Trueba; especialmente a Inés Angulo y Vanesa Indij; a Paloma Fernández, Elena Córdoba, Eva Escobar y Stephanie Collins, quienes han editado, diseñado, montado y ajustado este volumen con todo cariño y profesionalidad. » Bárbara Méndez, que –como siempre– ha apoyado la iniciativa con aportes imprescindibles, generado ideas e impulsado este proyecto. » El Ayuntamiento de Boadilla, que ha colaborado en este proyecto, como en otros que se han impulsado a lo largo de estos años. » Emma Rodríguez y Marian Gragera, ex-profesoras del centro, que generosamente han corregido los textos. » Los alumnos de 1º de Bachillerato de este curso, de la asignatura de Tecnología de la Información y la Comunicación, que han producido abundante material. » Todos los alumnos, ex-alumnos y sus familias, profesores y ex-profesores, y personal no docente, que han querido compartir sus reflexiones y quehaceres con todos nosotros. » Y aquellas personas que han ayudado en esta celebración de nuestros primeros veinticinco.

Gracias a todos por vuestra ilusión y cariño; gracias por permitirnos crear este objeto de recuerdos y de futuro.

IES Profesor Máximo Trueba

79


IES Profesor Máximo Trueba

IES Profesor Máximo Trueba

NIVERSARIO r Máximo Trueba

Calle Santillana del Mar, 22 28660, Boadilla del Monte (Madrid) T (+34) 916 321 512 F (+34) 916 321 518 @

ies.maximotrueba.boadilla@educa. madrid.org

www

educa2.madrid.org/web/centro.ies. maximotrueba.boadilla

B www.iesprofesormaximotrueba. blogspot.com.es

25 ANIVERSARIO IES Profesor Máximo Trueba

AMPA AMPA IES Profesor Máximo TruebaIES Profesor Máximo Trueba

C ies profesor maximo trueba

Coordinación

AMPA IES Profesor Máximo Trueba

Edición

Inés Angulo, Stephanie Collins, Paloma Fernández, Bárbara Méndez y Sonsoles Morcillo.

Diseño y maquetación

Vanesa Indij vanesa.indij@gmail.com

Propuesta de portada

Jaime Paul, Alejandro Sánchez y Diego Sánchez; alumnos de 1º de Bachillerato

MR OTRAS REPARACIONES

Diseño de isologo 25 Aniversario Vanesa Indij

TAQUICEL IMAGER INFORMÁTICA SUMAES EURODEL HARPAS GARMABUS

Impresión

MAE 918 162 152 mae@maenet.com Depósito legal: M-15.519-2005 ISSN: 2171-4576

La edición de esta publicación es posible gracias a las aportaciones económicas de:

IES Profesor Máximo Trueba AMPA del IES Profesor Máximo Trueba Ayuntamiento de Boadilla del Monte

Las opiniones manifestadas no tienen por qué coincidir necesariamente con las de sus editores.



Revista 25 aniversario Trueba