Issuu on Google+

Si comparte una conversación con una persona con limitación en la movilidad que tiene alteraciones asociadas al habla, dele tiempo para que intervenga o responda a preguntas. Si usted no comprende la información, puede decírselo de forma respetuosa. Cuando interactúe con personas con limitación auditiva… Para llamar su atención cuando esté cerca, puede tocar suavemente su hombro; si se encuentra más distante, ubíquese donde le pueda ver, y agite los brazos. Si ella no le puede ver, pida ayuda a una persona oyente que se encuentre cerca para llamar su atención. Si la persona tiene restos auditivos y/o maneja la lectura labiofacial, háblele a una velocidad media y siempre de frente

buscando una buena iluminación; mantenga la boca libre de objetos. Procure usar frases breves y concisas. Si nota que no le comprenden, modifique frases o palabras sin cambiar el sentido, use otras más comunes o escriba el mensaje, apóyese en gestos o símbolos. Si necesita comunicarse con una persona sorda usuaria de Lengua de Señas, acuerden previamente qué estrategias usarán para la comunicación: servicio de intérprete, escritura o uso de herramientas tecnológicas (correo electrónico, mensajes de texto, fax). Si la persona solicita apoyo en una llamada, transmita la información sin agregar ni suprimir nada, pregúntele si ya terminó, antes de colgar. Cuando interactúe con personas en proceso de salud mental… Utilice información clara y concisa.

#123#123

En el caso que una persona se encuentre en un momento de crisis y manifieste una conducta agresiva, busque ayuda de otra persona, mantenga la calma y acérquese sin invadir su espacio. No se preocupe por darle “soluciones” y escúchele con genuino interés.

LE INVITAMOS A INCORPORAR ESTOS CONCEPTOS EN SUS ACTIVIDADES COTIDIANAS, Y APORTAR A LA CONSTRUCCIÓN DE UNA

CULTURA UNIVERSITARIA INCLUYENTE

#123#1231234567890 #123#123

Contacto

Le invitamos a contactar al Área de Acompañamiento Integral de la Dirección o Coordinación de Bienestar Universitario de su Sede: Amazonia (8)5927996 ext. 29827 bienestar_let@unal.edu.co Bogotá (1)3165000 ext. 10680 inclusion_bog@unal.edu.co Caribe (8)5133310 ext. 29629 bienestar_sai@unal.edu.co

Manizales (6)8879300 ext. 55617 acompinteg_man@unal.edu.co Medellín (4)4309000 ext. 49688 apoyoest_med@unal.edu.co Orinoquia (7)8853004 ext. 29728 bienestar_ori@unal.edu.co Palmira (6)8879300 ext. 55617 bienestar_pal@unal.edu.co

Dirección Nacional de Bienestar (1)3165000 ext. 10629 dirnalbie_nal@unal.edu.co

ESTA PUBLICACIÓN FUE

REALIZADA EN EL MARCO DEL PROYECTO DE INVERSIÓN “INCLUSIÓN SOCIAL DE LA POBLACIÓN VULNERABLE” DE LA DIRECCIÓN NACIONAL DE BIENESTAR QUE ESTÁ DENTRO DEL PLAN GLOBAL DE DESARROLLO 2010-2012.


1234567890

1234567890 #123#123 ¿S���� ��� �� U���������� N������� �� C������� ���������� �������� ���� ������������� � ������������ ���� ��� ����������� ��������� ����������, ��� �������� � �� ���������� � �������� �� ��������� �� ��� �������� �� ��������� �� ������������?

La UN como espacio de crecimiento individual y colectivo, busca la construcción de una Cultura de Inclusión que reconozca, valore la diversidad y las formas de interacción de quienes conformamos la comunidad universitaria, generando espacios para el ejercicio de nuestros derechos y deberes. Por ello, queremos proporcionar algunas herramientas para facilitar la participación de todos y lograr condiciones de equidad, específicamente de las personas en situación de discapacidad, lo cual denominamos INCLUSIÓN en la UN. La Dirección Nacional de Bienestar y las Direcciones de Bienestar Universitario en las Sedes, vienen realizando acciones para favorecer la INCLUSIÓN de personas en situación de discapacidad. Por esta razón, queremos invitarle a ser un Gestor de la Inclusión. Una forma de avanzar es haciendo uso cuidadoso y respetuoso del lenguaje y teniendo claros los siguientes conceptos:

Persona en situación de discapacidad La discapacidad es el resultado de la interacción entre una persona (por ejemplo, persona sorda o ciega) y su entorno. Si como resultado de esta interacción se producen limitaciones en el desempeño o en la participación de la persona, entonces se considera que existe una situación de discapacidad. Si usted es un usuario de silla de ruedas y tiene clase en el cuarto piso de un edificio donde no hay ascensor o rampas de acceso, allí surge una situación de discapacidad. Pero si, por el contrario, el edificio cuenta con ascensor, entonces usted podría ingresar al salón de clase sin restricción, por tanto, no se presentaría la situación de discapacidad.

Inclusión Se entiende como un proceso de transformación social que permite dar respuesta a las necesidades de todas las personas, en este caso, aquellas en situación de discapacidad.

Ajustes Razonables Se entienden como las modificaciones y adaptaciones necesarias para garantizar a las personas en situación de discapacidad el pleno goce de sus derechos y libertades. Se habla de razonables, ya que dichos ajustes no deben imponer una carga desproporcionada para su realización. Un ajuste razonable es tener en versión digital los documentos que se utilizarán en una clase para que una persona ciega pueda acceder a ellos a través de un lector de pantalla.

#123#123 Accesibilidad Se refiere a la condición que debería cumplir cualquier espacio para garantizar un desplazamiento fácil y seguro de toda la población. También hace referencia a los soportes de la comunicación: información impresa, visual, digital y en medios virtuales. La accesibilidad se evidencia con la presencia de rampas, baños accesibles, documentos presentados de diversas maneras (visual, auditiva, digital, impresa) o con servicios de interpretación en lengua de señas para personas sordas.

Equidad Se refiere a la igualdad de oportunidades en el proceso de inclusión de las personas en situación de discapacidad.

Diseño Universal Es un paradigma del diseño que dirige sus acciones al desarrollo de productos y entornos de fácil acceso para el mayor número de personas posibles. Las sillas y mesas ajustables a las diferentes necesidades de los usuarios, baños amplios y teléfonos públicos ubicados a una altura accesible para personas altas, de talla baja y usuarios de sillas de ruedas.

#123#123

S� ����� ������ ��� �� G����� �� �� I��������, �� ��������� � ����� �� ������ ��� ���������� ���������������: ¡La comunicación es una herramienta clave para la INCLUSIÓN en la UN! Se recomienda evitar el uso de términos como: discapacitado, minusválido, enfermito, pobrecito, sordito, cieguito, enfermo mental, ya que son peyorativos e invisibilizan las potencialidades de las personas. En lo posible utilice los nombres propios, por los que se valora y se reconoce a la persona por quien es y no por sus diferencias. Cuando necesite referirse a la población en situación de discapacidad puede hacer

uso de expresiones como: persona con discapacidad, persona en situación de discapacidad, persona sorda, persona con limitación visual.

¿Cómo se puede apoyar a una persona en situación de discapacidad? Si una persona en situación de discapacidad parece requerir apoyo, pregúntele si necesita ayuda y cómo brindársela. Si necesita comunicarse con una persona en situación de discapacidad, diríjase a ella y no a su acompañante. Si ofrece información de interés para toda la comunidad, recuerde usar parámetros de accesibilidad. Es decir, que todos puedan recibir y comprender la información.

1234567890

* Recuerde asistir a las personas en situación de discapacidad en caso de emergencia.

Para tener en cuenta…

12

Cuando interactúe con una persona con limitación visual…

Si le va a saludar, dígale su nombre y avísele que le está extendiendo la mano. Si lo solicita, ofrézcale información sobre lo que está sucediendo en el entorno. Si la persona solicita orientación, exprésese de manera clara y concisa. No utilice palabras como allá, aquí, ahí, en esa o en esta. Al señalar lugares, personas u objetos, use los referentes espaciales de la persona con limitación visual, por ejemplo: para llegar a la Biblioteca Central camine hacia el frente

unos 20 metros y luego avance en diagonal y a su derecha. Si la ayuda en su desplazamiento, ofrezca su brazo para que ella lo tome, vaya un paso adelante para orientarle. Para indicarle dónde se puede sentar, tome la mano de la persona y ubíquela sobre el respaldo de la silla. Cuando interactúe con personas con limitación en la movilidad… Si la persona parece requerir apoyo, acérquese y pregúntele cómo puede ayudarle; en caso de que la persona sea usuaria de silla de ruedas, ella le explicará cómo manejarla. Si está acompañando a una persona que hace uso de muletas o bastones, no la apresure, hágalo a su ritmo.


Hacia una cultura de Inclusión