Page 1

Felodipino: Eficacia clínica en el control Ketoprofeno en de el Dolor Reumatoideo: la hipertensión Un AINE que Trasciende en el Tiempo

La hipertensión es una enfermedad del sistema circulatorio que se define como valores de presión sanguínea sistólica mayores o iguales a 140 mmHg y de presión diastólica mayores o iguales a 90 mmHg. En la actualidad esta enfermedad es una de las más prevalentes alrededor del mundo y se prevé que estos valores irán en rápido aumento durante las primeras décadas del siglo XXI. [1] Los programas de tratamiento de la hipertensión se han enfocado hacia la terapia del adulto mayor, lo cual se justifica debido a que este tipo de pacientes poseen un mayor riesgo absoluto de padecer eventos cardiovasculares asociados con el avance de la edad. Tal enfoque se traduce en la realización de un tratamiento que resulta a largo plazo costo-efectivo en estos pacientes, sin embargo estas recomendaciones no poseen una base debidamente evidenciada. [2] Hace pocos años ha comenzado a surgir tanto entre los expertos como en la comunidad médica en general una aumentada atención sobre los estados más precoces de la hipertensión; esto desencadenado por la gran cantidad de personas que poseen una presión sanguínea catalogada como normal-alta y otras que de manifiesto poseen una hipertensión estadio 1, este último grupo posee el riesgo más alto de padecer enfermedad cardiovascular en el futuro. [2]

Felodipino y su actividad sobre el control de la hipertensión Dentro de las múltiples terapias disponibles en el mercado, los antagonistas o también llamados bloqueadores de los canales de calcio –ACC– siguen siendo utilizados ampliamente como terapia farmacológica tanto de la hipertensión como de la angina de pecho –angina pectoris–. Puesto que desde hace bastante tiempo que esta clase de medicamento forma parte de la terapia del paciente hipertenso, el mecanismo mediante el cual estas moléculas actúan sobre los canales L de calcio de las células del músculo liso vascular se conoce casi a cabalidad, lo que ha llevado a la evaluación de los efectos de los ACC sobre otros componentes que se ven involucrados en la hipertensión. [3] Diversas investigaciones han aclarado que los ACC pueden tener un efecto benéfico sobre la disfunción endotelial, puesto que se ha visto que pueden revertir las alteraciones de la vasodilatación endotelio-dependiente mediada por óxido nítrico en pacientes con factores de riesgo para desarrollar enfermedad de la arteria coronaria, ya que poseen un efecto que tendría la capacidad de regular el metabolismo de la matriz extracelular, disminuyendo la progresión de las lesiones ateroscleróticas en pacientes hipertensos. Todo esto lleva a que en pacientes que poseen una disfunción del endotelio (por ejemplo, pacientes con hipercolesterolemia, hipertensión o enfermedad coronaria) en que la va-


sodilatación coronaria metabólica se ve reducida, el uso de ACC podría tener un efecto benéfico. Por otra parte, existen trabajos en donde se encontró que los ACC del grupo químico-estructural de las dihidropiridinas son eficaces en el tratamiento de la isquemia cerebral. [2,3,4] Felodipino es un bloqueador de los canales L de calcio de segunda generación perteneciente al grupo químico-estructural de las dihidropiridinas que posee como característica principal una marcada selectividad vascular o vasoselectividad a concentraciones que no producen un efecto inótropo negativo significativo. Si bien dentro de este grupo existen otros ACC tales como nicardipino, amlodipino o isardipino, éstos se ven asociados a una mayor taquicardia refleja y a una menor vasoselectividad que felodipino. [2,3,4] Felodipino, en dosis terapéuticas, produce la baja de la presión sanguínea mediante la reducción de la contractilidad de las células musculares lisas que rodean al endotelio vascular en las arteriolas que conforman la resistencia periférica, así como también de la arteria coronaria, sin ocasionar alteraciones en la conductancia cardíaca. [2,3,4]

Eficacia clínica de felodipino en el control de la hipertensión En el año 2005 se publicó en el Journal of Hypertension uno de los más grandes estudios clínicos desarrollados con el fin de probar la eficacia de felodipino sobre el control de la presión sanguínea llamado FEVER Study - Felodipine Event Reduction. Este estudio prospectivo, multicéntrico, doble-ciego, aleatorizado, placebocontrolado, de grupos paralelos, es un estudio a gran escala realizado en China sobre 9800 pacientes hipertensos. Se debe tener en cuenta que la prevalencia de la hipertensión en China era de un 18.8% hasta el año 2002 y que un 38% de las muertes en China son causadas por enfermedad cardiovascular y que el 56% de las muertes cardiovasculares son ocasionadas por accidente cerebrovascular. [1]

Como criterio de inclusión se consideró: 1) una presión sistólica menor o igual a 210 mmHg y una presión diastólica menor a 115 mmHg en pacientes bajo tratamiento; o 2) una presión sistólica entre 160-210 mmHg y una presión diastólica de 95-115 mmHg en pacientes no tratados. El principal criterio de exclusión fue el haber padecido algún accidente cerebrovascular o infarto al miocardio durante los 6 meses previos al inicio del estudio, hipertensión secundaria, angina inestable, cardiomiopatía o desorden valvular significativo, entre otros. [1] A los pacientes que cumplían con el criterio de inclusión se les interrumpió su tratamiento de la hipertensión y se procedió a administrar una dosis de hidroclorotiazida 12.5 mg/día y fueron controlados cada 2 semanas durante un período de 6 semanas. Los pacientes que durante este período tuvieran valores de presión que fuesen considerados dañinos o peligrosos para su salud tuvieron, a petición del investigador, que abandonar el proceso. [1] Luego de este período los individuos pasaron a la etapa de aleatorización para el fármaco en estudio, felodipino 5 mg una vez al día, o placebo. Los pacientes fueron evaluados entonces durante 36 meses, en los cuales debieron ser vistos por el investigador una vez al mes durante los primeros 6 meses, y luego cada 3 meses hasta el final del estudio. Si la presión sanguínea de los pacientes luego de la segunda visita era mayor a 160/90 mmHg, la terapia de éstos fue reforzada con hidroclorotiazida u otro medicamento antihipertensivo que no fuese un antagonista de los canales de calcio. [1] El estudio FEVER mostró que la utilización de felodipino además de estar acompañada de una disminución de la presión sanguínea mayor a 4/2 mmHg, trae consigo una marcada reducción en la tasa de accidente vascular fatal y no fatal del 27% (p=0.001), una reducción de los eventos cardiovasculares totales de un 27% (p<0.001), una reducción de los eventos cardíacos totales de un 34% (p=0.012), una reducción de los eventos coronarios de un 32% (p=0.024) y una reducción de la muerte por problemas car-


diovasculares del 17% (p=0.019), entre otros. Además, en este estudio no se observó una relación entre el tratamiento con felodipino y la aparición de diabetes en los pacientes tratados, esto debido a que la incidencia de diabetes en el grupo felodipino fue del 4.1% y en el grupo placebo fue de 3.7% y no existe una diferencia estadísticamente significativa entre ambos valores. (Cuadro 1) [1] 7898:0;8:0<=<>?8:0@AB9C8=A:@D;AB<:

EB868B@CF>09<06A@C<>?<: @8>0<=<>?8:0G1H

!"

7898:0;8:0<=<>?8:0@AB9CA@8:

)

*+,'-%"/0$"102340'-)(5'-($/06,'-''.)

*+,'-.&/0$"102340'-%!5'-(%/06,'-'''#

!#

&

$ # % !

& '

'

%

!#

!(

#)

&'

&%

)#

)(

")

%'

'

'

%

!#

!(

L=<>?8:0@8B8>ABC8:

EB868B@CF>09<06A@C<>?<: @8>0<=<>?8:0G1H

)

&'

&%

)#

)(

")

%'

)(

")

%'

MA;;A0@AB9NA@A !-'

*+,'-%(/0$"102340'-)$5'-$&/06,'-'!"&

*+,'-.'/0$"102340'-&(5!-&'/06,'-#%')

'-(

&

'-%

# '-)

!

'-#

'

%

!#

!(

#)

&'

&%

)#

)(

")

%'

'

'

%

!#

!(

#)

&'

&%

)#

I<JDCKC<>?80GK<:<:H

I<JDCKC<>?80GK<:<:H 789A:0;A:0@AD:A:09<0KD<B?< EB868B@CF>09<06A@C<>?<: @8>0<=<>?8:0G1H

#)

I<JDCKC<>?80GK<:<:H

I<JDCKC<>?80GK<:<:H

'

OD<B?<:09<0@AD:A0@AB9C8=A:@D;AB

%

) *+,'-%$/0$"102340'-")5'-$'/06,'-''"&

*+,'-%./0$"102340'-)$5'-$!/06,'-'!!#

" & ) &

#

# !

! '

nes o que poseen una hipertensión de alto riesgo. Esto queda de manifiesto en el estudio FEVER, puesto que entre las conclusiones obtenidas de este estudio a gran escala está aquella que muestra que un descenso pequeño (4/2 mmHg) en los valores de presión sanguínea se ve asociado con una reducción sustancial en la incidencia en la mayoría de los eventos cardiovasculares en la población tratada y que existe una relación directa entre la disminución de los valores de presión sanguínea y disminución en la incidencia de accidente cerebrovascular y que este descenso puede ser alcanzado mediante el uso de felodipino. [1]

'

%

!#

!(

#)

&'

&%

)#

I<JDCKC<>?80GK<:<:H

)(

")

%'

'

'

%

!#

!(

#)

&'

&%

)#

)(

")

%'

I<JDCKC<>?80GK<:<:H

7A:A0A@DKD;A?C=A09<0;8:06BC>@C6A;<:0@BC?<BC8:09<0=A;8BA@CF>0:<@D>9ABC8:0GC>9C@A98:0:8PB<0@A9A0<:QD<KAH0C;D:?BA98:0@8K80@DB=A:0RA6;A>5O<C<B23,0C>?<B=A;809<0@8>SCA>TAU0*+,0VATAB90BA?C8U0WWWW06;A@<P8U0555550S<;89C6C>8-

!"#$%&'(

Como resultados finales de este estudio se puede destacar que el 43.8% de los pacientes tratados con felodipino pudieron alcanzar valores de presión sistólica menores a 140 mmHg y que el 70.2% de los pacientes del grupo felodipino obtuvieron valores de presión diastólica menores a 90 mmHg. Estos valores son de proporciones más altas a los encontrados en otros estudios donde se realiza un tratamiento activo del grupo control. [1] Se ha sugerido por los expertos que pequeñas diferencias en los valores de presión sanguínea pueden ser de particular relevancia en los pacientes con complicacio-

Por otra parte, FEVER es un estudio que se llevó a cabo en una población con poco nivel de comorbilidades relacionadas con el sistema cardiovascular. Esto demuestra lo importante que es mantener un correcto control de la presión en este tipo de pacientes, lo que ayuda sustancialmente a evitar el desarrollo de otros eventos, incluso fatales. [1] En relación con la seguridad y tolerancia, los medicamentos utilizados en FEVER fueron administrados a dosis bajas y logrando una buena tolerancia por parte de los pacientes, presentándose muy pocos efectos adversos y cambios clínicamente insignificantes en los parámetros de laboratorio evaluados en el estudio. [1] Además de FEVER existen también otros estudios clínicos en los cuales se pretende evaluar la eficacia de felodipino vs. placebo en el control de la hipertensión. Es así como se evaluó los efectos de felodipino en pacientes con hipertensión sistólica aislada estado 1 durante un año. Este estudio se basa en que en la actualidad la presión sistólica es reconocida como un poderoso, pero reversible, determinante del riesgo cardiovascular y a que se le ha dado la misma importancia que a la presión diastólica. [2] Este estudio demuestra la efectividad, seguridad y tolerancia, lo que se asocia con la hipertrofia del ventrículo iz-


quierdo y con la calidad de vida del paciente. En el estudio, felodipino en dosis de 2.5 mg produce una reducción de la presión sistólica y diastólica significativamente mayor que el placebo a todos los tiempos y luego de la semana 52 de tratamiento se observó que existía una diferencia significativa (p<0.01) en el mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes. (Cuadro 2) [2]

5!'

5!%

>,(.

5!'-&

5!# 5!)

5)-)

>,("

5%-. 5(

5#

>,("

5%

>,(.

5&

>,("

>,(.

5&-&

>,("

>,(.

5)

5#

>,("

5#

Referencias >,(.

2AKPC806B8K<9C80<>0;8:06D>?8: KN>CK8:09<06B<:CF>0:C:?F;C@A0GKK*JH

'

Estos resultados proveen de una mayor evidencia respecto a las recomendaciones de JNC VI y la British Hypertension Society en relación al uso de antagonistas de los canales de calcio de larga duración pertenecientes a las dihidropiridinas para el manejo de la hipertensión y el mejoramiento de la calidad de vida de los pacientes que la padecen.

5!!-.

5!#

E;A@<P8 M<;89C6C>8

(

!%

1. Liu L et al. The felodipine event reduction (FEVER) study: a randomized long-term placebo-controlled trial in Chinese hypertensive patients. J Hypertens 2005;23(12):2157-72. 2. Black HR et al. One-year study of felodipine or placebo for stage 1 isolated systolic hypertension. Hypertension 2001;38(5):1118-23.

5!)-.

#)

&(

"#

XDBA@CF>09<;0?BA?AKC<>?80G:<KA>A:H !"#$%&'#(&%()*("%&+,,'-.(&%()*(/"%0'-.(0'01-)',*(2,#$/*"*&*(,#. %)( ,#.1"#)3( %.( /*,'%.1%0( "*.&#$'4*&#0( *( 5%)#&'/'.#( 67( 28*""*0 1*,9*&*03(#(/)*,%8#(28*""*0(8)*.,*03(&%(*,+%"&#(*()*(&+"*,'-. 2%.(0%$*.*03(&%)(1"*1*$'%.1#: ; ; < ' 5 % " % . , ' * 0 ( % 0 1 * &=01',*$%.1%( 0'>.'5',*1'?*0( &%)( /) * , % 8 # 2/@A:AB3:(<*1#0(9*01*()*(0%$*.*(CD('.,)+'&*()*(+)1'$*(#80%"?*,'-. "%,#)%,1*&*( %.( 0+E%1#0( F+'%.%0( ,#.,)+G%"#.( 0+( /*"1','/*,'-. /"%$*1+"*$%.1%: !"#$%&')

3. Kal JE et al. Calcium channel blockade with felodipine does not affect metabolic coronary vasodilatation in patients with coronary artery disease. J Cardiovasc Pharmacol 2002;39(2):225-231. 4. Ono Y et al. Hemodynamic and antihypertensive effects of felodipine in patients with essential hypertension: a pilot study. Current Ther Res 1999;60(7):392-400.


2497_ATA CL_v0_MFL

Las opiniones vertidas en este trabajo no necesariamente reflejan las opiniones y recomendaciones del laboratorio auspiciante de la presente publicación.

PRODUCCION EDITORIAL: © EUROPA PRESS

Diseño Editorial: Mauricio Fresard COPYRIGHT 2007


News Felodipino 2  

Material diseñado y diagramado en el año 2006 para Europapress

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you