Page 1


Marcio Olmedo Villalobo. 25 años. Argentino. Lo banca a muerte a Diego Maradona. Nacido en Villa Dolores, habitante de Córdoba Capital. leelo en: sudacatranserrano.wordpress.com

Esta publiación vió la luz por vez primera en diciembre de 2012, año de la Profundización. Esto que usted tien en sus manos es el producto de un encuentro, una disposición conjunta de materiales sensibles que no pretende agotar el mundo pero que tampoco ­y mucho menos­, teme establecer valoraciones, compartir, sin que se lo pidan, pareceres. A veces, las gentes que nos habitan sugieren que alguno de nosotros dibuje o escriba algo sobre esto o aquello. Nada que ver con eso.


Si de un tiempo a esta parte la duda es el campo del arte por exelencia, cuando no, lo único que le compete, entonces sepan disculpar este atrevimiento de quere plantar ideas como mojones que marcan una pertenencia. Afirmar, aseverar, conjeturar son derechos: nosotros sus circunstanciales ejecutores.

Mauricio A. Cerbellera 25 años. Nacido en Córdoba. Lector del baño al colectivo. Dibujante del colectivo a la cama. miralo en: flickr.com/photos/mauricerbellera


la alegría la alegría sentimiento insólito en nuestra historia he dicho insólito, no desconocido gobierna algunas veces / mi estado de ánimo y los días del país que vivo. lo percibo en cosas disímiles, pormenores inimportantes, casualidades. como por ejemplo la poesía, que me sugiere abandonar los experimentos los diálogos complicados con uno mismo la tentación de obrar por lamentos o epitafios amorosos y que me ponga a celebrar cada acto colectivo del que seamos capaces.


punto de vista extrañar es una manera de exagerar la distancia y también una mirada, el viaje parando en un hostel una forma de extrañar la casa donde se cocina la vida de todos los días.


-

paremos la vida si hace falta faltemos a sus citas si es necesario demoremos lo urgente cancelemos al perro que ladra en la televisi贸n de nuestro inconsciente. hagamos patria con lo nuestro que les brille entre los dientes como un or茅gano la envidia y de cada cosa una bandera: un beso antes del cepillo de dientes un mensaje de texto que avisa ya estoy yendo un gesto cifrado en una reuni贸n concurrida. acumulemos. boletos de broncas manchas de aceite, soportemos la ira con la astucia del que estira la onda apuntando a la frente. y tiremos la piedra, pero no abortemos lo parido.

(para Lu)


III mi vieja teje como Penélope espera. no. mi vieja agarra, va y busca. no espera ni bosta mi vieja. la conocí tejiendo. siempre se esmeró en el tejido, -y no solamenteen hacer de nosotros, de mí un buen niño buenas notas excelentes felicitados respetuoso que supiera inglés y un colegio católico donde se reza y se aprende que la mejor y única forma de quererlo a dios es teniéndole miedo. Quiso que yo fuera un buen chico que no anduviera tomando no me anduviera emborrachando en salidas por ahí y tuviera un aspecto cuidado el aseo personal y la buena presencia. aspira a que yo tenga un buen pasar, una vida sin sacrificio porque eso ya me tocó a mí, me dice. Y es orgullosa y más madre que mujer y nunca nadie le quitará la esperanza que su hijo recupere la fe que los fariseos de la escuela le hicieron perder.


Igual, qué importa. De todo lo aprendido lo más importante ella ni se enteró cuando me lo estaba dando. Como es una mujer normal (docente secundaria-ama de casa-equilibrio del cosmos) pasará desapercibida. por eso los profes y estudiantes de historia jamás hablarán de ella como sí de juana azurduy y los líderes nunca usarán su santo nombre en vano. Cuando ella se muera, el mundo habrá perdido una de sus mejores cosas y nadie se dará cuenta. Pero yo sí.


* es inusual que me pase. soñar parece una actividad terrorista, una facultad muy cara a los miedos que encierro. alguna vez se coló, suelen hacerlo para generar despiste, repasar los deseos, alguna fantasía sexual que no me es desconocida. menos que placenteros esos sueños resultan inquietantes. uno se despierta con el pajarito hecho un halcón, exigiendo vuelo y lo único que hay a mano es eso, justamente. en cambio yo quisiera soñar que viajo en un citröen con un desconocido por una ruta tan larga como el destino como dos quijotes escuchando los redondos sin más plan que comer, dormir, fumar, coger y chupar, mezclando la rutina para que no parezca y alternando la trayectoria fija con alguna orina desechada en el sentido que sopla el viento; hasta que alguno de los dos que maneja se queda tan dormido como su acompañante justo antes de esa vaca que se atraviesa en el camino.


*** viajo al lejano oeste atravesando comunas y municipios. en el final del recorrido me bajo. la misma mujer me está esperando como a la salida de primer grado, cómo estas hijo, y sin embargo para mí soy un forastero. soy marcio olmedo. ése es mi nombre, de paz y de guerra. llevo todas las ganas de vivir conmigo. no sé bien para qué sirven.   sé que no tengo derecho pero me siento muy sólo pisando estas veredas.   vengo pensando –y a veces lo creoque mi vida es un camión con las luces altas viniendo de frente   el celular suena. leo lo siguiente: te extraño mucho me gustan nuestras costumbres un beso.   al final de la luz veo el túnel.


las formas de la muerte el cuerpo de mi abuela ronda el tamaño de un niño enfermo de vejez. aunque es duro pensarlo a cierta edad hasta la luz tiene dientes para uno. cuando deje lo que todavía le queda y tengamos que alojar su cadáver en el cajón lustroso como se debe sobrará espacio para que entre otro muerto de su precario existir la fetidez es la única garantía posible. el olor de la pis me devuelve la seguridad -debilidad de los vivos- de que no me engaño porque siento que si destapo las mantas frazadas cobijas sábanas camisón enaguas bombacha me encontraré de nuevo con el algodón de vuelta la bombacha la enagua el camisón y las sábanas, con el reverso sin el cuerpo y sin que la cabecita y los ojos cataratozos, las estrías donde hubieron labios me sigan sonriendo. vemos el paso del tiempo pero el tiempo no aparece.


deberes además de los que no cumple uno respeta todo tipo de deberes.   fechas como la de anoche obligan a estar como un soldado tocando el timbre de quién lo espera, fingir la teleología de un pronóstico conocido por todos.   en casos como esos una botella en una bolsa de supermercado simplifica el encanto, le da una virtual entidad que las gracias del anfitrión materializan.   mirada con buenos ojos, la hipocresía se comporta como una virtud aleatoria y recién nacida: sin esos gestos, un cumpleaños sin gente puede ser la precuela de un suicidio.


* en la poesía no todo es economía del lenguaje ni la expectativa de que algo ocurrente está por suceder. más vale esperar los eclipses para eso. y es que por estas comarcas, en cambio, si bien abundan los contratistas, pretensiosos de hacerlo proliferar, de abonarlo en la adulación, el saber experticio deambula innecesario. Ya que   un buen poeta es aquel que lo disimula muy bien:   su oficio principal consta de partículas similares a las que vemos a contraluz de la ventana, una notación aislada en su conjunto que no dice nada pero que no deja de saberse escrita por sí sola.


mis amigas mujeres perdí contacto con ellas. a una incluso le devolví su amistad ella me debía un libro, que es cosa importante para mí.   en general las personas me agotan salvo algunas y escasean. se sabe que un día prescindirán de uno con el mayor de los respetos. su distancia no generará mayores angustias y, muy seguro, no habrá indiferencia, será un tácito acuerdo. parecerá que la propia vida es la encargada de digitar estas cosas.   en estos días mayo segundo año segunda década primer siglo /tercer milenio d.C. ninguna de ellas viene escuchando mi cantata pesimista más irónica de lo que en verdad me conozco. desconozco sus destinos sus ciclos menstruales las pastillitas que toman lo comprometida que están o no con los hechos sociales que se vienen sucediendo. ignoro la culpa de mis genitales, cómo eran el estigma de su estigma femenino, cómo yo todos los hombres el machismo y, la hembra todas las hembras jueza fiscala /justiciera, de casualidad, la más calientapijas de la tropa.   las mujeres son raras, ni lo digo, no las entiendo. las minas hacen de la vida un deporte impracticable pero apasionante.


todas estas imágenes, películas vistas, la fatiga del sueño, los platos sin lavar, los programas de la televisión que vemos, los toallones mojados y secos y por supuesto el repertorio de canciones apropiadas que se nos parecen, constituyen una colección en proceso. en virtud de la cual asentaremos nuestros símbolos los significados antojados los arquetipos tan necesarios para la vida, es decir, esto, y que el tiempo -quién sabeinmolará o apañará como hijos malcriándolos como se debe.   la incertidumbre es una herida que se sala por sí sola.   hoy, por suerte, excepciona: es un motor no contaminante, alegre de sus revoluciones por minuto, un mecanismo sensible al mundo pero autónomo en su ritmo y juntos, la bandera de un proyecto que flamea, las bocas del viento que lo empujan, también su mástil y el amor hecho ira con el que clavaremos la punta a los traidores en el pecho.


verano con asombro y resentimiento le sacan fotos al río los turistas que sigue creciendo. se acerca un tipo al quincho pide carbón y es difícil saber si dios pero no que el viento los amontona: en cinco minutos con mi viejo se opinan todo mezclando los asuntos establecen pesos y valores disponen y sentencian y están de acuerdo acerca de la situación lo bien que hizo la lluvia aunque hay árboles enfermos las catas son un quilombo la temporada ésta, un mundo de gente la imprudencia de la misma los accidentes el gobierno que no puede ser la presidenta mientras el nene compráme un helado y ellos etcétera. recién cuando la paciencia agota hasta lo ultimo de sí, digo mejor vamos, caín a caminar hacia el venir de la corriente.


con espíritu discreto me acompaña, su sombra en cuatro patas trota las hormigas que ni se enteran. serías un buen tipo, le digo te gustaría la cerveza con palitos como a mí en los bares con fútbol.


poema estoy en el ateísmo justo de los que están a punto de arder en fe. parecen una siesta al lado del destino todos estos años. la desconfianza va en franca disminución decidir encabalga la libertad la voluntad deja de requerirme tanto trabajo. cómo se puede criticar la emoción.* parecen una siesta al lado del destino todos estos años.

*CFK, (04/05/ 2012)


(sin título) la injusticia es un mal necesario -me dijosino cómo existirían los héroes. me molestó su cinismo y se lo dije. como si nada él siguió con sus cosas. por fin me avisó que se iba. hicimos un choque de tridentes y después se agarró la cola de la punta como una flecha y desapareció con el humo. durante tres días no hubo guiso espiritual que me devolviera el alimento.


II con mi viejo cuando hablamos las palabras nos rechazan como si estuvieran ahí esperando armar el cuadrilátero de la política ansiosas como si /su oficio y la única función que les perteneciera fuera la de hacer /disputas que no terminan de empezar nunca y es que el punto, hemos descubierto, que es ése que no sabemos vivir de otra cosa: él de ser mi padre y yo de ser su hijo, de querer ganar siempre el más testarudo empate es un deporte poco entretenido demasiado agotador, improductivo, lleno de golpes bajos que a fuerza de la repetición van perdiendo su eficacia y se convierten en la prueba de cuán diferentes /somos, en la constatación y perpetuación de nuestra condición de rivales inseparables. la tregua que nos alimenta, que le da de comer a nuestra guerra no es otra cosa que el fútbol, el exquisito deporte donde lo importante es ser hincha de cualquier cuadro para /poder festejar en la cara –si no es la gloria propia, el fracaso- del otro. perdemos siempre el tiempo en este hábito delicado no lo descuidamos nos encargamos de cultivarlo no vaya a ser cosa que yo lo termine admirando o peor aún que a él se le escape una demostración de un cierto orgullo /que profesa de manera catacúmbica por mí.


a veces cuando yo flaqueo él le da leña a la cuestión y si no /alcanza le mete kerosén y así abre el juego y se manda alguna de esas /imprudencias orales que te gatillan la lengua, que activan la glándula de /la exasperación y salen eyectadas en un por qué no te vas un poco a la mierda. ya debe estar por caer, en cualquier momento va a entrar por esa puerta, calculo que dentro de un rato llega y va a decir algo, seguro va a salirse con alguna cacofonía de las que son suyas. es menester entonces que piense una defensa, que organice /alguna frase para que no se las lleve de arriba, para resistir desde la frontera del empate.


inquietudes a través de la ventanilla mamá echada como un perro guarece del viento al potrillo derrumbado sobre los pastos de invierno liberados de la existencia los chanchos hociqueando alimento preparan su faena un varoncito y una nena levantan ranchitos de paja y de piedras, miniaturitas de las casas en que viven para alojar a la sustituta de la barbie y al camión rojo una mujer muy madre mueve un fuentón de ropa limpia hasta un alambre y la cuelga. desde un viaje en colectivo la vida en las sierras es una buena vista. ¿es el movimiento lo que aumenta la dimensión de las virtudes? ¿o el deseo de que la felicidad avance del prójimo hasta mí?


que no se piedra el buen gusto  

plaqueta de poesía y dibujo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you