Page 1

INSTITUTO NACIONAL DE APRENDIZAJE  NÚCLEO DE TURISMO 

MODULO

HISTORIA NATURAL DE COSTA RICA 

SAN JOSÉ, COSTA RICA  ABRIL 2005


INSTITUTO NACIONAL DE APRENDIZAJE  NÚCLEO DE TURISMO 

Ficha de créditos 

Realizada por:  Luis Fernando Hernández – Biólogo  &  César Laurito Mora – Geólogo & Paleontólogo 

Con la colaboración de:  Efraín Marín González – Biólogo  Alejandro Alvarado Alvarado ­ Biólogo 

El Capítulo 4, fue elaborado en parte por Biólogo Mauricio Bermúdez Méndez

1


Contenidos Capítulo 1: Los seres vivos  1.1.  La biología como ciencia  1.2.  ¿Qué es la historia natural?  1.3.  Los organismos  1.4.  Concepto de especie y especiación  1.4.1.  Especie biológica  1.4.2.  Especie monofilética  1.4.3.  Especie taxonómica  1.4.4.  Otras definiciones de especie  1.4.5.  Biogeografía  1.4.6.  Especiación  1.5.  La taxonomía, la ciencia de la clasificación y sistema binomial  1.5.1.  La jerarquía linneana  1.5.2.  El sistema binomial  1.5.3.  La categoría específica  1.5.4.  Las categorías supraespecíficas  1.5.5.  Elemento de cladismo  1.5.6.  Algunas anotaciones de las especies más comunes  1.5.7.  ¿Qué es una población?  Capítulo 2: Origen geológico de Costa Rica  2.1.  2.2.  2.3.  2.4.  2.5. 

El Arco de Islas Costa Rica­Panamá­Sur de Nicaragua  La Placa de Cocos  La Placa caribe  El Cierre del Puente de Panamá  El Puente de Panamá como Puente, barrera y Filtro biológico 

Capitulo 3: Origen de la fauna y la flora costarricense  3.1.  Origen de la fauna costarricense  3.1.1.  Origen de los mamíferos costarricense  3.1.2.  Origen de la Herpetofauna  3.1.3.  Origen de la avifauna  3.2.  Origen de la fauna Flora  3.2.1.  Influencia suramericana  3.2.2.  Influencia Neoártica  3.2.3.  Influencia Caribeña  Capítulo 4: Regiones climáticas de Costa Rica  4.1.  4.2. 

Conceptos: Clima y Condiciones atmosféricas  El clima y el agropaisaje 2 


4.3.

Regiones climáticas de Costa Rica  4.3.1.  Región climática Pacífico Norte  4.3.2.  Región climática Pacífico Central  4.3.3.  Región climática Pacífico Sur  4.3.4.  Región climática Atlántica  4.3.5.  Región Climática Valle Central 

Capítulo 5: La ecología y la dinámica de poblaciones  5.1.  5.2. 

Concepto de ecología  Ecosistemas y hábitats presentes en Costa Rica  5.2.1.  Conceptos y componentes 

5.3.

Hábitats y Zonas de Vida  5.3.1.  Bosque seco tropical  5.3.2.  Bosque deciduo o semideciduo de alturas medias  5.3.3.  Sabanas arboladas y charrales  5.3.4.  Otros tipos de bosques  5.3.5.  Bosque siempreverde de tierras bajas  5.3.6.  Bosque siempreverde de alturas medias  5.3.7.  Bosque siempreverde de tierras altas  5.3.8.  Bosque nuboso  5.3.9.  Bosque enano  5.3.10. Páramo pluvial subalpino 

5.4.

Ecosistemas marino­costeros  5.4.1.  Humedales  5.4.2.  Manglares 

5.5.

Ecosistemas agrícolas 

5.6.

Dinámica de los ecosistemas  5.6.1.  Relaciones Inter e intraespecíficas  5.6.2.  Cadena alimenticia  5.6.3.  Ciclos biogeoquímicos 

5.7.

Biodiversidad 5.7.1.  Concepto y componentes  5.7.2.  Biodiversidad y sostenibilidad  5.7.3.  Instituciones promotoras y legislación 

Capitulo 6: Manejo de los  Recursos Naturales  6.1.  6.2.  6.3. 

Conservación de especies  Recursos naturales renovables y no renovables  Efectos de la deforestación 3 


6.4. 6.5.  6.6.  6.7.  6.8. 

La caza y pesca sin control  Tipos de contaminación  Educación ambiental y turismo  Instituciones involucradas en la conservación y manejo de los recursos naturales  Desarrollo sostenible 

Capitulo 7: Sistema de Áreas Silvestres Protegidas  7.1.  7.2.  7.3. 

Concepto Categorías de manejo  Áreas de Conservación 

Bibliografía

4


Capítulo1.     LOS SERES VIVOS  1.1.  La biología como ciencia.  Cuando  observamos  lo  que  nos  rodea,  nos  damos  cuenta  de  la  gran  cantidad  de  formas,  tamaños  y  colores    y  demás  aspectos  que  presentan  no  solo  las  cosas  sino  los  organismos. Estos son los que por ahora nos interesan, porque poseen la energía necesaria  para poner a funcionar todo nuestro alrededor.  Desde hace muchos años, la gente se ha dedicado a comprenderlos y admirarlos y se  ha pasado de una actitud pasiva a una conciencia más activa referente al estudio de los seres  vivos, de ahí surge entonces la biología.  ¿Cómo es posible que un simple gusano u oruga,  de la noche a la mañana se convierta en una extraordinaria mariposa?.  Todo ese enigma y  muchos  otros,  solo  pueden  ser  explicados  por  los  minuciosos  estudios  a  través  de  tantos  años llevados a cabo por  biólogos, investigadores, ecólogos y naturalistas. 

La biología ha evolucionado tanto, que ahora se integra a otras conductas y ciencias,  para poder explicar la complejidad de la trama diaria en torno al planeta, sobre lo que son y  lo que hacen los organismos.  Utiliza por ejemplo la geología, cuando describe un lugar apto para que se localice  un  caracol  fósil  en  el  tiempo,  o  la  química  para  determinar  la  composición  de  ciertos  pigmentos  en  las  glándulas  cutáneas  de  algunas  ranas,  o cuando  se  vale  de  la  física  para  interpretar la velocidad de desplazamiento de un halcón o un colibrí al batir sus alas,  etc., de la mezcla con estas ciencias y otras, surgen la paleobiología, agrobiotecnología  biofísica, bioquímica.  La  dinámica  en  el  medio,  mientras  estén  presentes    organismos  diferentes,  va  a  representar  tramas  interesantes  y  complejas,  que  van  a  ser  tomadas  en  cuenta  por  la  biología, sus interacciones, sus formas de vida, sus costumbres. 

1.2. ¿Qué es la histor ia natur al? 

Supongamos que un observador, se encuentra en una loma, en un lugar cualquiera, a  su alrededor puede ubicar un río, algunos parches de bosque, cierta cantidad de cultivos,

5


una que  otra  casa  aislada  entre  las  fincas,  y  quizá  un  pequeño  pueblo,  inmerso  en  el  paisaje. 

Dicha cantidad  de elementos, comprende  un  panorama  muy  vasto  y  complejo que  abarca  no solo los seres vivos que ahí existen sino otros componentes como el paisaje,  el clima, la naturaleza y las actividades propias del pueblo.  Es  decir  si  necesitamos  comprender  y  estudiar  toda  la  estructura  de  una  región  o  sitio, se debe  involucrar muchos componentes y todos en suma, representan la historia  natural. En síntesis, hay al menos 3 componentes elementales: 

§

BIOTICO:  comprende todas las formas de vida presentes, como flora, fauna  hongos, así como los ecosistemas, hábitats, lagunas, charrales, etc. 

§ FISICO:  comprende  la  geología,  la  geografía,  tipos  de  suelos,  ríos, quebradas,  montañas, condiciones climáticas y ambientales.  §  ANTROPOGENICO:  define  todas  las  actividades  desarrolladas  por  la  comunidad,  sus  cultivos,  industria,  comercio,  obras  de  infraestructura,  instituciones, cultura y costumbres, etc. 

La historia  natural  no  puede  verse  como  ciencia,  sino  como  un  conjunto  de  disciplinas,  conceptos  y  estructuras,  que  nos  permiten  comprender  como  es  y  cómo  funciona una región en particular, donde se incluye todo lo que hay en ella. Por eso es  importante, por ejemplo para un guía, conocer los puntos de atracción turística que hay  en la zona o región, pues también debe conocer como son los ríos y dónde están, cuáles  son  los  animales  más  comunes,  de  todo  tipo:  serpientes,  insectos,  aves,  mamíferos,  reptiles,  y  cuáles  son  los  árboles  más  sobresalientes, cuando  florece  uno o el  otro.  El  dominio  de  todas  las  condiciones,  permite  una  mejor  apreciación  del  concepto  de  guiado  y demuestra el  grado de  conocimiento  y  destrezas  que posee  el profesional  en  ese campo.

6


1.3. Los organismos. 

Un ser  vivo  es  un  organismo  porque  se  encuentra  organizado  y  estructurado  y  porque desarrolla o porque tiene una serie de funciones vitales. Hace algunos años  se tenía el concepto de que el  ser  vivo era aquel que “ nace, crece, se  reproduce y  muere ”.  En la actualidad el concepto ha evolucionado lo suficiente como para traer una  nueva  visión,  más  amplia,  en  el  sentido  de  que  las  funciones  vitales  son  más  complejas: 

1. Irritabilidad  o  sensibilidad:  es  la  reacción  ante  los  estímulos  del  medio,  como  por ejemplo cuando la dormilona contrae sus hojas al tocarla, o cuando nuestra  piel  se  enrojece  ante  la  picadura  de  un  mosquito,  o  cuando  el  árbol  de  Guanacaste bota sus hojas ante la presencia de la época seca. 

2. Reproducción:  capacidad  para  aumentar  el  número  de  individuos  y  con  ello  mantener estables las poblaciones y evitar su extinción. 

3. Movilidad:  capacidad  para  cambiar  de  posición  o  lugar,  así  como  para  el  transporte de sustancias o nutrientes. 

4. Respiración: intercambio de gases con el entorno. 

5. Nutrición:  capacidad  para  elaborar  sustancias  elementales  para  mantener  la  forma de vida. 

En cuanto  a  su  organización,  los  seres  vivos  de  acuerdo  a  la  complejidad  o  cantidad  de  unidades  de  las  cuales  están  formados,  puede  clasificarse  como  unicelulares,  cuando  solo  se  componen  de  una  célula,  como  las  amebas  o  las  bacterias.  Luego  los  multicelulares  o  pluricelulares,  serán  los  que  están  formados  por  muchas  o  miles  de  unidades  celulares,  como  las  plantas,  los

7


insectos, los cangrejos, los mamíferos, el ser humano, etc., En un ambiente dado  comparten  alimento,  refugio  y  otras  actividades,  un  conjunto  determinado  de  organismos de diferentes tipos, formas y tamaños. 

1. 4. Concepto de Especie y Especiación 

El concepto especie puede tener muchas acepciones, dependiendo de la aplicación que le  queramos dar. Por lo tanto el concepto de especie es multidimensional y complejo, y está  sujeto a modelos y teorías. 

Entre los conceptos básicos de la categoría “especie” tenemos:  1.4.1.  Especie  biológica:  definida  como  aquel  grupo  de  organismos  o  población  cuyos  individuos son capaces de cruzarse entre sí y generar descendencia fértil. 

A este concepto se le denomina también “especie mendeliana” y es claro que se aplica a los  organismos que se reproducen sexualmente, no así a organismos con reproducción asexual  (Cf. Reig, 1979). 

La bioespecie, se refiere a unidades poblacionales evolutivas existentes en la naturaleza. 

Por ello, una bioespecie es una unidad supraorganísmica, que tiene existencia sustancial y  funciona  como  un  biosistema  individual  de  organismos  que  son  sus  componentes  inmediatos. 

Varios autores  sostienen  la  realidad  de  las  bioespecies  sobre  la  consideración  de  que  se  tratan de reservorios génicos de poblaciones que se cruzan reproductivamente entre si. Lo  que permite la continuidad y la constante creación de nuevas combinaciones genéticas que  surgen en cada generación. 

1.4.2. Especie monofilética: es la especie donde todos los individuos que la integran y sus  descendientes, comparten un ancestro común (Cf. Hennnig,1968). 8 


Esta definición supone que los lazos de sangre o más claramente  los caracteres  genéticos,  se  hereden de  padres  a  hijos  y  todos  los  individuos  de  esa  especie,  distribuidos en  una o  varias poblaciones comparten un ancestro común. 

Debido a lo anterior, es posible asumir por ejemplo, que todos los seres humanos actuales,  pertenecemos  a  una  única  especie  Homo  sapiens 

y que  por  lo  tanto,  todos 

independientemente del color de la piel, estatura y otros caracteres, sean estos culturales o  físicos, provenimos de un único ancestro común. 

1.4.3. Especie taxonómica: también denominada “especie nominal”, este concepto supone  que  un  individuo  que  satisfaga  el  poseer  un  conjunto  de  atributos  o  propiedades  es  suficiente para definir un taxón “especie”. 

El rigor  del  nominalismo  taxonómico  sostiene  que  solo  los  individuos  existen  en  la  naturaleza, basta un espécimen para definir una especie. 

Nota:  un ejemplo de aplicación nominal de especie, sería por ejemplo, el hecho de que un  ornitólogo identifique una especie, a partir de las características físicas externas de un único  ejemplar observado en el campo. Por ejemplo, un tucán que sea identificado por la forma y  colores  del  pico,  patrón  de  color  de  las  plumas,  canto  del  ave,  color  de  los  miembros  posteriores  o  incluso  distribución  geográfica.  Probablemente  al  ornitólogo  le  bastará  con  identificar algunos de los caracteres externos del ave, para decir que pertenece a la especie 

Ramphastos sulfuratus,  este  ejercicio  taxonómico  equivale  a  ponerle  una  etiqueta  al  espécimen donde se indique la especie. 

1.4.4. Otr as definiciones de especies 

Existen otras  definiciones  de  especie,  aplicadas  a  fenómenos  que  tienen  que  ver  con  poblaciones particulares, estos son:

9


Especie Nativa: especie que es originaria de un área geográfica determinada. Por ejemplo la  papa,  el  camote,  la  papaya,  el  cacao,  el  tomate,  el  chile  dulce  y  la  piña  son  nativos  del  continente americano. 

Especie Endémica:  termino  usado  para  referirse  a  una  especie  que  es  propia  de  y  habita  exclusivamente en un área geográfica determinada. 

Un ejemplo  sería  el  sapo  dorado  de  Monteverde  o  Bufo  periglenes  cuya  distribución  geográfica era sumamente reducida, cercana a un kilómetro cuadrado. El sapito dorado no  habitaba ningún otro lugar del planeta era una especie endémica de Costa Rica. 

El endemismo se puede aplicar tanto  a una especie como  a un  grupo supraespecífico, por  ejemplo: la familia Trochilidae es endémica del continente americano. 

Especie Exótica:  este  termino  se  utiliza  para  aquellas  especies  que  fueron  introducidas  a  territorios  donde de  manera natural  no habitaban.  Un  ejemplo es  el Mango  o  Manguifera 

indica originaria del sur de Asia e introducida en todos los trópicos del mundo, constituye  hoy una especie cosmopolita y pantropical. 

1.4.5. Biogeogr afía 

La biogeografía  estudia  la  distribución  geográfica  de  las  especies  biológicas  y  de  los  taxones de rango supraespecífico. 

La distribución geográfica de una especie varía con el tiempo y esta variación depende de  factores  como:  el  cambio  climático,  alteración  del  ambiente  e  introducción  de  especies  a  nuevos hábitat, capacidad adaptativa, competencia y evolución. 

Por lo tanto la biogeografía intenta explicar la distribución geográfica de  las especies y los  factores que delimitan sus patrones de distribución.

10


1.4.6. Especiación  La  Especiación  es el proceso por el  cual una especie biológica da origen a otras especies.  Para que ello ocurra, se debe dar un proceso de aislamiento genético y la aparición de genes  nuevos  producto  de  una  selección  natural  por  presión  ambiental.  El  aislamiento  genético  por su parte es producto del aislamiento geográfico de las poblaciones. 

Mayr en  Hennig  (1968)  utiliza  el  término  separación  espacial,  pues  considera  que  la  separación de las poblaciones no se debe estrictamente a una barrera geográfica, ya que lo  que importa es que el reservorio genético sea separado y que además, no sea perturbado (=  reducido a niveles peligrosamente endogámicos), sino que permita el origen y combinación  de nuevos genes. 

Es posible  definir  dos  procesos  de  Especiación  de  acuerdo  con  la  escuela  filogenética,  a  saber: 

Especiación Simpátrica: este modelo sugiere que una población se divida de manera natural  y  migre  a  nuevos  territorios,  donde  el  aislamiento  de  las  poblaciones  sea  espacial  y  temporalmente importante para permitir el aislamiento genético. La migración es obligada  por  factores  externos  como  la  escasez  de  agua  y  alimentos  o  internos,  como  lo  sería  la  búsqueda de nuevos territorios para el establecimiento de grupos familiares que derivan de  otros grupos más grandes. Lo importante es que el aislamiento espacial o geográfico origine  nuevas especies o nuevos grupos taxonómicos. 

Un ejemplo de ello serían los galápagos o tortugas terrestres de las islas Galápagos, Darwin  supuso  que  todas  las  tortugas  galápagos  se  originaron  a  partir  de  una  población  de  chelonios  que  arribó  en  el  pasado  al  archipiélago.  Hoy  se  sabe  que  los  ancestros  de  las  tortugas terrestres procedían de la región Neotrópica, desde América Central o del Sur, en  balsas naturales, a este fenómeno se le conoce como funeral vikingo.

11


Uno de  los  fenómenos  más  comunes,  en  territorios  insulares  donde  arriban  especies  terrestres  de  pequeño  tamaño  que  no  cuentan  con  depredadores  potenciales,  es  el  gigantismo.  Darwin  observó  que  en  las  diferentes  islas,  las  tortugas  siguieron  diferentes  estrategias  adaptativas  y  que  además  las  poblaciones quedaron  aisladas  unas de otras por  barreras  acuáticas,  ello  sin  duda  originó  la  radiación  evolutiva  de  nuevas  especies  o  especiación.  De  allí  que  cada  una  de  las  islas  Galápagos  cuente  con  especies  únicas  de  tortugas terrestres. 

Especiación Vicariante:    este  tipo  de  especiación  requiere  de  un  mecanismo  externo  a  la  población reproductiva o especie biológica para que se produzca el aislamiento espacial y  genético. El mecanismo externo sugerido, es algún tipo de proceso tectónico de gran escala  como la  separación de  dos  masas continentales o el  nacimiento de una cordillera o  de  un  arco de islas.  Un ejemplo típico de ello es la fauna mamífera de Australia, conformada básicamente por  marsupiales, los cuales conquistaron prácticamente todos los ecosistemas terrestres posibles  como: las sabanas, los desiertos y los bosques subtropicales. 

Australia perteneció  a  un  supercontinente  denominado  Gondwana,  éste  se  fragmentó  por  procesos tectónicos de la corteza terrestre y originó los territorios de África, India, América  del Sur, Madagascar, la Antártica  y Australia. 

Australia quedó  aislado  tempranamente  de  otros  territorios  continentales  con  su  fauna  de  marsupiales  primitiva,  no  así  la  Antártica  cuya  fauna  de  reptiles  y  marsupiales  por  su  “nueva ubicación” polar se extinguen; o la fauna de África y la India que quedan unidos a  otros  continentes  y  su  fauna  ancestral  fue  desplazada  por  los  nuevos  conquistadores,  mamíferos  placentarios  mejor  adaptados.  Lo  mismo  ocurrió  con  América  del  Sur  que  estuvo  aislada  geográficamente  cerca  de  30  Ma,  antes  de  que  el  puente  centroamericano  permitiera que la fauna de América del Norte arribara a América del Sur y ocasionara que  mucha  de  su  extraordinaria  fauna  de  marsupiales,  xenarthras  y  notoungulados  se  extinguiera ante los mamíferos placentados, aún quedan algunos marsupiales y xenarthras,  no así notoungulados.

12


Australia en cambio, quedo aislada geográficamente por cerca de 60 Ma (Millones de años)  y los mamíferos australianos más exitosos a diferencia de lo que ocurrió en otras zonas del  planeta,  fueron  los  marsupiales,  que  se  impusieron  y  radiaron  evolutivamente  originando  diversos  grupos  de  marsupiales,  adaptados  a  diferentes  ecosistemas.  Algunos  son  herbívoros otros se alimentan de pasto y otros fueron carnívoros, como el lobo de tasmania  que tenía un rol similar al de un carnívoro placentado como los cánidos. 

América del  Sur  tuvo  una  fauna  marsupial  similar,  existieron  osos  marsupiales,  tigres  dientes  de  sable  marsupiales  y  en  la  actualidad  quedan  nutrias  marsupiales  y  ratones  marsupiales. En realidad son marsupiales que cumplen y cumplieron roles similares a los de  los actuales oso, ratones y nutrias, todos placentarios. 

1.5. La Taxonomía, la ciencia de la clasificación y sistema binomial 

La palabra taxón o taxión proviene del griego Taxion que significa portar o cargar y hace  referencia a que todo organismo es portador de caracteres físicos y genéticos (estos últimos  se  consideran  partir  de  la  aparición  de  la  escuela  genetista  en  los  años  1930’s)    que  permiten su identificación. 

Un ejemplo  de  un  organismo  “X”  portador  de  caracteres,  sería,  poseer  mano  con  dedo  pulgar oponible, carencia de cola, ojos de posición frontal, visión estereoscópica y a color,  omnívoro,  escaso  bello  corporal,  mentón  prominente,  cresta  sagital  y  arcos  supraorbitales  reducidos. 

Si analizamos  detenidamente  los  caracteres  descritos  para  el  organismo  “X”,  podemos  concluir  primero  que  se  trata  de  un  Primate  Antropoide  perteneciente  a  la  especie  Homo 

sapiens en especial por la presencia de un carácter aparentemente tan insignificante como el  de poseer un mentón prominente, lo que se considera un carácter único de nuestra especie.

13


La ciencia de  la clasificación de los seres vivos o  sea  la operación lógica  de  clasificar  (=  identificar) seres vivos, se debe al filósofo griego Aristóteles, quien era realista  y creía que  habían entes supraorganísmicos que se podían ver y reconocer.  Para él una idea equivalía a  una especie, pero estas especies podían agruparse en una clase o género. Por ejemplo, hay  diferentes  especies  de  tiburones  algunos  de  ellos  muy  diferentes  entre  sí,  pero  todos  pertenecen a una clase ( = género) los tiburones. 

Aristóteles fue  el  primero  en  usar  un  sistema  dicotómico  de  clasificación,  pero  además,  supuso  que  era  posible  clasificar  estas  categorías  de  clase  dentro  de  otras  categorías  de  clase, es decir un sistema jerárquico. Por ejemplo, los tiburones pertenecen a otra clase que  incluye a todos  los peces y estos a  su vez pertenecen  a  una clase de jerarquía superior el  reino animal. 

A este sistema jerárquico se le conoce como  Scala Naturae  y  fue  adoptado por  la Escuela  Teológica Natural, que consideraba este sistema jerárquico como una creación de Dios. A  esta escuela perteneció Carolus Linneaus o Carlos Lineo, padre de la clasificación binomial  y de la sistemática taxonómica o lineana.. 

1.5.1. La  J er ar quía  Linneana:  es  un  sistema    en  el  que  el  mayor  nivel  (categoría  taxonómica) se divide en grupos subordinados, cada uno de los cuales a su vez se subdivide  en categorías o niveles de menor rango:  Categorías Taxonómicas  Reino  Filo  Clase  Orden  Familia  Género  especie

Figur a1: esquema  jer ár quico  de  categor ías  taxonómicas  de  r ango  especie  y  supr aespecie.  14 


En el lenguaje ordinario una jerarquía es, una organización de individuos dentro del marco  de  referencia  de  distintos  niveles  de  autoridad,  en  el  que  cada  nivel  esta  subordinado  al  próximo más alto y  a su vez está por encima del nivel inferior más bajo. 

1.5.2. El sistema Binomial 

El taxón  de  rango  especie,  corresponde  con  el  nivel  basal  de  la  jerarquía  lineana  y  se  representa  nominalmente    con  dos  nombres  identificatorios  o  binomio,  el  primero  de  los  nombres, hace referencia al taxón Género que le atribuye un ámbito de existencia y le da la  extensión de concepto al segundo nombre que es la especie. 

Por ejemplo la especie: 

Tapirus bairdi Tapirus hace referencia al género; pero además nos indica que todos los tapires o dantas del  mundo,  que  posean  ciertas  características,  se  pueden  incluir  dentro  de  una  categoría  taxonómica a nivel de género. 

Tapirus bairdi, hace referencia de manera estricta al tapir americano que habita en nuestro  territorio. 

Otro ejemplo: 

El género Equus incluye no solo el caballo común cuya especie es Equus caballus sino que  incluye otros  caballos como  los  burros  Equus asinus  o  las  cebras  Equus quaga .  Ello  nos  permite  no  solo  identificar  la  especie  de  caballo  que  nos  interesa,  sino  asociarla  a  otras  especies. Este es el momento donde el taxón supraespecífico Género le atribuye un ámbito  de existencia y le da la extensión de concepto “Caballo”.

15


§

Equus caba llus 

§

Equus asinus

§

Equus quaga

Género Equus 

Figur a 2:  esquema del ámbito genér ico de las especies de Equus spp. 

1.5.3.   La categor ía específica  La  categoría  específica  hace  referencia  directa  a  la  especie  como  unidad  básica  de  la  clasificación taxonómica. La especie está fundamentada ya sea en los caracteres que porta  el taxón (= individuo), en sus interrelaciones supraorganísmicas (de población y cruce entre  individuos),  como  el  hecho  de  compartir  un  ancestro  común  con  otros  individuos  (=  relaciones evolutivas y genéticas).  Por lo tanto, la especie es la única categoría taxonómica real porque existe en la naturaleza.  La podemos estudiar y observar. 

Nota: en  la  actualidad  el  concepto subespecie esta  en  desuso, ello  obedece  a  que  muchas  subespecies no presentan posibilidad real de cruce y se desconoce si como producto de un  cruce  eventual,  se  de  origen  a  una  generación  que  esté  en  capacidad  de  producir  descendencia fértil. 

1.5.4.  Las categor ías supr aespecíficas 

Las categorías  taxonómicas  supraespecíficas,  son  aquellas  categorías  que  se  ubican  por  sobre la  especie y a diferencia de esta,  no tienen existencia  real.  Son pues construcciones  mentales  que  nos  permiten  clasificar  las  diferentes  especies  a  partir  de  los  caracteres  fénicos (= externos) y genéticos (= internos) que portan. 

16


Por ejemplo,  las  lapas  o  guacamayos  americanos;  este  grupo  de  aves,  comparten  ciertas  características  morfológicas  que  permiten  concluir  que  las  especies  Ara  macao ,  Ara 

militaris y Ara ambigua , entre otras, pertenecen a un mismo género Ara. Además podemos  suponer que  todas las lapas comparten un ancestro común,  la  primera especie de  Ara que  evolucionó. 

El género Ara no es posible observarlo en la naturaleza y no puede ser representado por un  individuo, ni por una población. 

De igual forma, podemos concluir que las lapas comparten una serie de caracteres físicos y  genéticos con  otras  especies de  loros  y  pericos, distribuidos por todo el  mundo. Podemos  clasificar todos los loros, cacatúas, pericos y lapas dentro de una categoría supraespecífica  mayor, la Familia Psitacidae.  Igualmente no es posible observar la familia Psitacidae como  un  organismo  vivo  deambulando  y  reproduciéndose  en  la  naturaleza, pero  como ejercicio  mental es  posible  describir  los caracteres  que  tendrían que  compartir  todos  los  géneros  y  especies a incluir dentro de esta categoría supraespecífica. 

Por ultimo, podemos incluir la familia Psitacidae dentro de otro grupo mayor y asumir que  todos  los  loros  del  mundo  son  aves,  porque  poseen  plumas,  tienen  fúrcula,  tibiotarso  y  carpometacarpo, caracteres propios de la Clase Aves (= Dinosauria).

17


Ejemplos de clasificación taxonómica  Tabla 1. Muestra algunos ejemplos de clasificación y taxones para 4 especies comunes. 

Taxón

Guaria

Yiguirro

morada

Mariposa

Mono congo  Terciopelo 

azul

Reino

Plantae

Animalia

Phyllum

Angiosperma Vertebrados 

Animalia

Animalia

Animalia

Invertebrados Vertebrados 

Vertebrados

Insecta

Mamalia

Reptilia

Primates

Squamata

Cebidae

Viperidae

e Subphyllum 

Monocotiledó ­neas 

Clase

Liliatae

Aves

Orchidales

Passeriformes Lepidóptera 

Subclase Orden  Suborden 

Oscines

Familia

Orquidaceae Turdidae 

Satyridae

Subfamilia

Epidendroide

morphinae

ae Tribu 

Epidendrae

Subtribu

Laeliinae

Género

Guaranthe

Turdus

Morpho

Alowatta

Bothrops

especie

skineri

grayii

peleides

palliata

asper

1.5.5. Elementos de Cladismo o Sistemática Filogenética 

El sistema filogenético, parte de la definición dada para  especie monofilética pero aplicado  a  grupos  supraespecíficos.  Por  lo  tanto  un  taxón  de  rango  supraespecífico  debe  se  monofilético y  “ un grupo monofilético es grupo de especies que descienden de una única 

especie (“ original” ),  y en  el cual  aparecen a  la vez reunidas todas  las especies que son  descendientes de esta especie original”  (según Hennig, 1968).

18


Un ejemplo  de  ello  sería  la  familia  Camelidae  que  incluye  a  los  camellos  actuales  y  extintos, este grupo de mamíferos se considera un grupo o taxón monofilético, que derivó  de  un  ancestro  común.  No  importa  su  actual  y  amplia  distribución  geográfica,  sus  adaptaciones a los diferentes ambientes o la diferencia en la talla. Tampoco importa saber  con exactitud cual fue el primer camello o camello ancestral, lo importante es que desde el  punto  de  vista  evolutivo  todos  están  emparentados  y  se  originaron  de  una  población  reproductiva (especie biológica) específica ancestral. 

Camellos Norteamericanos 

Camellos del  Viejo Mundo 

Camellos Suramericanos 

3 2 

1

Figur a 3: Cla dogra ma en que se esquematiza la  monofilia  de los Ca melidae del Mundo. 

1. Representa  el  camello  ancestral  que  da  origen  a  todos  los  camélidos;  2.  representa  el  grupo o especie de camello que migró a Asia y el viejo mundo y 3. representa la especie de  camello ancestral que migró a América del Sur y dio origen a las llamas y guanacos. 

La clasificación  filogenética,    fundamenta  la  monofilia  de  un  taxón  en  los  caracteres  derivados,  sean  estos  caracteres  genéticos  o  físicos;  y  supone  que  dos  organismos  que  comparten  un  carácter  derivado  o  avanzado  están  más  cercanamente  emparentados  que  aquellos que no lo poseen. 

Por ejemplo,  la  mandíbula  en  los  vertebrados  es  un  carácter  avanzado  que  comparten  anfibios, reptiles, aves y mamíferos; pero no todos los peces tienen mandíbula; las lampreas 

19


son peces anguiliformes que carecen de este órgano, pero la mayoría de los peces actuales  incluso los cartilaginosos como tiburones y rayas poseen mandíbula. 

Desde el punto de vista evolutivo la mandíbula aparece tardíamente en la evolución de los  peces,  por  lo que  se considera  un  carácter  avanzado  o derivado que  permite concluir que  todos  los  vertebrados  que  poseen  mandíbula,  evolucionaron  de  un  primer  vertebrado  inferior,  un  pez  que  mandibulado.  Por  lo  tanto,  un  humano,  una  vaca  y  una  tortuga  comparten un ancestro común, un pez ancestral con mandíbula, el primer pez mandibulado.  Los cordados son un grupo de animales que se caracteriza por poseer un cordón nervioso, el  notocordio o médula espinal. Los cordados más primitivos son invertebrados, en particular  se  considera  la  larva  de  los  equinodermos  y  de  las  ascideas  o  tunicados  como  los  invertebrados con notocordio más cercanos a todos los cordados incluyendo los vertebrados  (y por supuestos a nosotros los humanos). 

Desde el punto de vista monofilético, en un Cladograma que es un esquema evolutivo, los  cordados invertebrados representan el grupo hermano de todos los cordados. 

Invertebrados con  Notocordio 

Vertebrados Gnatostosmados  Pulmonados Tetrápodos  Cuatro miembros  Sacos aéreos y pulmones  Mandíbula  Columna vertebral 

Cordón nervioso 

Figur a 4:  Cladogr ama donde se muestr a el gr upo her mano de todos los ver tebrados y  algunos gr upos monofiléticos impor tantes dentr o del clado Ver tebrata.  Cada carácter   avanzado  que  apareció  en  la  histor ia  evolutiva  de  un  gr upo  monofilético;  se  asume  apar eció en una  especie  pr imordial  que her eda  su condición a todas  las  especies  que  der ivaron de ella.  20 


Los vertebrados se caracterizan por poseer un cordón nervioso protegido por las vértebras,  e  incluye  a  todos  los  peces  y  a  todos  los  vertebrados  gnatostomados  (=  con  mandíbula).  Pero a  lo largo de la historia natural de los gnatostomados, la evolución dio origen a una  condición derivada  importante, que  fue  la aparición de sacos  aéreos que  pronto derivaron  en  órganos  respiratorios  o  pulmones  que  les  permitió  a  los  peces conquistar  la  superficie  terrestre.  Una  condición  derivada  de  los  pulmonados  primitivos  es  la  reducción  en  el  número  de  miembros, limitándose a solo cuatro, esta condición se denomina tetrapoda. Los tetrápodos  son por lo tanto un grupo monofilético que incluye a los anfibios, los reptiles (incluyendo  las aves) y a todos los mamíferos. 

Los Tetrápodos por su parte están constituidos por los anfibios  más todos  los  vertebrados  superiores. Por su parte los vertebrados superiores comparten ciertos caracteres derivados o  avanzados  como  la  Tecodoncia,  es  decir  la  presencia  de  dientes  dentro  de  alvéolos  y  la  existencia de una membrana extraembrionaria que permitió  la independencia de los medios  acuáticos a los reptiles y sus grupos descendientes. 

Los vertebrados superiores también se pueden clasificar de acuerdo al número de aberturas  temporales.  Las  tortugas  no poseen  aberturas temporales a esto se  le denomina  condición  anápsida,  los  restantes  reptiles  vivientes  incluyendo  las  aves  poseen  dos  aberturas  temporales o condición diápsida y los mamíferos poseen una abertura temporal o condición  sinápsida; estás tres condiciones aparecen casi simultáneamente en la historia evolutiva de  los vertebrados superiores, pero se cree que la condición anápsida es la más primitiva. 

Los mamíferos  se  definen  por  la  presencia  de  glándulas  mamarias,  que  se  saben  son  glándulas  sudoríparas  modificadas.  Los  monotremas  como  el  ornitorrinco  y  las  equidnas  son  mamíferos primitivos,  restringidos  en  la  actualidad  a  la  región  Australásica,  pero sus  fósiles  han  sido  registrados  en  el  Paleoceno  de  Argentina  (40  Ma),  estos  mamíferos  se  caracterizan  por  poner  huevos,  poseer  pelo,  carecer  de  mamas,  pero  producen  leche  y  además  tienen  condiciones  osteológicas  que  recuerdan  a  los  reptiles  como  por  ejemplo  escápula formada por tres huesos diferentes.

21


TETRAPODA AMNIOTA 

SAUROPSIDA ANFIBIA 

MAMMALIA

CHELONI L ep idosaur ia        Cr ocod rilia       Aves +Din osaur ia  A  Plumas  Pie dirigido  Caparazón  hacia adelante  Dorsal y ventral  Dos aberturas  temporales 

Glándulas Mamarias y pelo 

Una abertura temporal

Cuatro miembros 

Huevo protegido por  una membrana  y  tecodontia 

Figur a 5:  Cladogr ama de los Tetr ápodos, donde se muestr a el gr upo her mano de los  Amniotas  y  los amniotas  mismos  y  todos  sus  descendientes  a  saber ,  los  r eptiles,    las  aves y los mamífer os. 

1.5.6.  Algunas anotaciones de  las  especies más comunes o fr ecuentes en el país.  Por lo  general, en todos los rincones de Costa Rica es  frecuente escuchar nombres  que se le asignan a los organismos, algunos son muy locales y se prestan a confusión, por  ello es muy importante que el guía logre identificar las especies propias del área o región.  Por  ejemplo,  el  bobo  chizo,  Piaya  cayana ,  es  conocido  en  la  parte  baja  del  Guanacaste  como  la  viuda,  cuando  en  realidad  este  epíteto  se  le  asigna  a  una  tangara,  Thraupis 

episcopus, la viudita azul, muy común en el Valle Central. 

22


Otro caso interesante es el del Trogón cabecinegra, Trogon melanocephallus, que se  le  asigna el  nombre de  viuda,  y  coa,  este último  por  su  canto.  En  algunos casos  el perro  zompopo, Corytophanes cristatus se le llama también camaleón o lagartija de casco.  En algunas plantas ocurre lo mismo, por ejemplo una variedad de poró Erytrina sp  en Rincón de la Vieja, se le asigna el nombre de elequeme y en el Valle Central una especie  similar  se  le  llama  nene.  Un  caso  particular  es  el  de  las  orquídeas,  la  mayoría  de  estas  plantas  silvestres  se  les  llama  guarias,  a  las  grandes,  cuando  en  realidad  estas  deben  relacionarse con las Cathleyas, excepto la guaria  morada asignada ahora como Guaranthe 

skineri, fuera  de  la  categoría  antes  citada.  En  realidad  esta  flora  silvestre  tiene  múltiples  nombres:  zapatillas,  lluvias  de  oro,  toritos,  cynoches,  arañas,  moscas,  miniaturas  y  otras  más. 

Los siguientes son ejemplos de algunos organismos comunes en Costa Rica. 

Nombre común  Abejón 

de

Nombre científico 

Mayo, Phyllophaga sp 

Nombre común 

Nombre científico 

Hú de león, ave 

Ciccaba virgata  

jogoto, insecto  Ala cr án, anima l 

Ahogadora , avispa 

Anona, ár bol 

Annona spp 

Pica caba llo, ar aña 

Chichar r a insecto 

F idicina mannifera  

Chiza , ar dilla a nimal  Sciurus variegatoides 

Comadreja , anima l 

Mustela frenata  

Mata buey, ser piente 

Lachesis muta  

Camar ón, cr ustáceo 

Penaeus stylirostris 

Olla de mono, ár bol 

Lecythis costarricensis 

Caña de ba mbú, 

Bambusa vulgaris 

Chizbala, r eptil 

Basiliscus basiliscus 

Ceibo, ár bol 

Ceiba penctandra  

Tabacón, pla nta  

Diefenbachia sp 

Cor alilla, culebra  

Micrurus nigrocinctus  Chur r istate, hier ba  

Hypomoea trifida  

Cor nizuelo, a bejón  

Megasoma elephas 

Zompopa

Atta cephalotes 

Coyol, pa lma  

Acrocomia vinifera  

Cambute, car acol 

Strombus galeatuus 

Cusuco, animal 

Da sypus novencinctus  Chucuyo, ave 

Gongolona, gallina   de  Tinamus major  

Pionus senilis 

Cor vina, pez 

Cynoscion reticulatus  Melanerpes hoffmanii 

monte, ave  Guitite. Ár bol 

Acnistus arborescens 

Car pintero, ave 

Ma nigorgo, a nimal 

Leopa rdus pa rdalis 

Sar dina, pez

23


Palo de guaba  

Inga spp 

Gor r ión, colibr í aves 

Pone pone,  gallina   de  Aramides cajanea  

Viejo

agua, chir incoca, ave 

tolomuco,animal

de

Fa milia tr ochilida e 

monte, Eyra barbara  

Setiller o, ave 

Sporophila aurita  

J iñote, ár bol 

Bursera simaruba  

Tepezcuintle, a nimal 

Agouti paca  

Gavilana,animal,

Raia sp 

raya Tigre, jaguar , anima l  Panthera onca  

Gavilana,

pla nta Neurolaena lobata  

medicinal Tor ito, or quídea  

Stanophea spp 

Uña de gato, ar busto 

Mcfadyena unguis­cati  Mano de tigr e, planta   Monstera sp 

Pejiballe, palma  

Bactris gasipaes 

hediondo, Hymmanea courbaril 

Caite

Higuerón, ár bol 

Palo de oro, planta  

Codiaeun variegatum 

Pastora , planta  

Euphorbia

gua pinol, á rbol 

pulcherrima

Zapote, á rbol 

Pouteria mammosum 

Zor ro pelón  

Didelphis marsupialis  Chacha laca , ave 

Garr obillos, lagar tijas  Anolis sp  animal 

F icus spp 

Norops sp 

Chiquizá, insecto 

Zoncho,zopilote ave 

Fa milia bombicilida e 

Ortalis vetula   Cathartes 

aura

y

Coragys atratus 

1.5.7.  ¿Qué es una población?  Sabemos  que  un  conjunto  definido  de  organismos  pueden      presentarse  en  un  área  determinada, y que estos pueden ser iguales, similares o diferentes. Si solo se considera al  conjunto de  los seres vivos que sean iguales o sea que pertenezcan al mismo grupo o más  acertadamente a la especie, es decir  “ el organismo que tiene características definidas, que  solo se reproduce entre sí y produce descendencia fértil ”, entonces se hace referencia a la  población.

24


Una población tiene una serie de particularidades o características que la identifican como  las siguientes:  Ø 

Distribución etaria:  es  la  forma  en  que  podemos  distribuir  a  los  miembros de la población pero partiendo por edades. Vamos a utilizar para  visualizar, el caso de una población de coyotes que vive en el Cerro Azul, en  Nandayure.  Se deben considerar, cuántos son jóvenes,  cuántos  son  adultos,  machos, hembras y juveniles. 

Ø

Estrategia de vida: estimar para los coyotes cuánto es el tiempo promedio  de vida de los miembros, es decir cuántos años viven en promedio. 

Ø

Capacidad de carga: determinar si el alimento disponible en el Cerro azul  o en los alrededores es suficiente para mantener a dicha población o si por el  contrario no hay suficiente  alimento disponible que  vaya a provocar  que la  población se mueva o desaparezca. 

Ø

Densidad: el  tamaño  de  una  población,  está  determinada  por  factores  diversos, como la disponibilidad de hábitat o alimentación, o depredadores,  pero hay 3 aspectos específicos que lo definen, el primero se refiere al índice  de natalidad, el segundo al índice de mortalidad y el tercero a la dispersión  que  lo  determina  la  migración  y  la  inmigración.  Por  lo  tanto  volviendo  al  ejemplo de los coyotes, habría que estimar si la cantidad de ellos es la misma  en la época seca, en el invierno, o cuándo se mueven o cuando comparten o  se  mezclan  con  otros  grupos.  En  realidad  un  estudio  de  la  dinámica  de  poblaciones  lleva  mucho  tiempo  y  controles  para  poder  determinar  con  precisión el comportamiento real de todos los individuos y bajo condiciones  especiales  en  el  entorno  o  de  acuerdo  a  las  características  de  los  hábitats  donde se ubique la población.

25


Capítulo 2. ORIGEN GEOLÓGICO DE COSTA RICA  América Central de acuerdo con su geología, está constituida por dos unidades tectónicas  básicas. El bloque Chortis que abarca el territorio hondureño, el norte de Nicaragua, el  levantamiento de Nicaragua y la isla de Jamaica; se caracteriza por tener un basamento  granítico formado hace 400 Ma en el Paleozoico; este basamento se  desprendió de la  corteza continental de la Placa Norteamericana, específicamente de la porción suroccidental  del territorio mexicano hace unos 110 Ma (Donnelly, 1985).  Por  otra  parte,  el  sur  de  América  Central  se  originó  a  partir  de  corteza  oceánica  y  su  antigüedad se remonta al Mesozoico, unos 200 Ma. 

2.1.  El Ar co de Islas Costa Rica­Panamá­Sur  d e Nicar agua 

La porción meridional de América Central se denomina Bloque Chorotega y este comparte  el  mismo  origen  tectónico  que  el  sur  de  Panamá  y  el  noroeste  de  Colombia,  conocidos  como Bloque Chocó.  El origen del Bloque Chorotega se dio hace unos 180 Ma, cuando una antigua porción de la  placa oceánica del Pacífico Oriental se  fragmentó  en dos placas.  Ello inició el proceso de  subducción que dio origen al arco de islas primitivo SN­CR­Pa­SWCol. Este arco de islas  se  inició  en  algún  punto  cercano  al  ecuador  y  estaba  formado  por  una  cadena  de  islas  volcánicas que se mantuvo aislado hasta su colisión con el Bloque Chortis, lo cual ocurrió  probablemente en el Cretácico Superior hace unos 65 Ma (según Donnelly, 1985). 

El arco de islas, representa el límite occidental de la placa Caribe y la zona de subducción  su límite con la placa de Cocos. 

2.2 La placa de Cocos  La  Placa  de  Cocos  es  una  placa  oceánica  y  cuenta  con  una  cordillera  que  se  eleva  unos  2000 metros en promedio sobre el fondo oceánico; el punto más elevado de la Cordillera de  Cocos  es la  Isla  del Coco.  Esta  cordillera  se  originó sobre  el  actual  punto  caliente  de  las  Galápagos hace 25 Ma  y  colisiona con el territorio costarricense hace unos 500,000 años.

26


Esta colisión produjo el levantamiento de la Cordillera de Talamanca, la cual se eleva en la  actualidad unos 2 mm al año. 

2.3 La placa Car ibe  La  placa  Caribe  es  una  placa  oceánica  engrosada  que  se  ubica  entre  las  placas  Norteamericana  y  Suramericana.  Esta  se  originó  a  partir  de  una  dorsal  oceánica  que  se  formó   hace 165 Ma, cuando América del Norte y  del Sur se empezaron a separar (según  Donnelly,  1985).    Las  Antillas  Mayores  y  el  Levantamiento  de  Aves  hoy  sumergido,  se  cree  formaron  parte  de  un  arco  de  islas  primitivo  que  durante  el  Cretácico  Superior  formaron  un  puente  entre  Norte  y  Sudamérica,  lo  que  posibilitó  un  primer  intercambio  biológico al final del mesozoico. Este intercambio se ha corroborado, sobre todo a partir de  la fauna de dinosaurios. 

Figur a 6:  Mapa  tectónico  del  Car ibe  y  de  provincias geológicas  de  Amér ica  Centr al  (tomado de diver sos autor es y r edibujado por  Laur ito, 1999)

27


2.4. El cier r e del Puente de Panamá  El Puente de Panamá se denomina a la porción meridional de América Central y su cierre  se  da  hace  3.5  Ma,  Debido  a  ello  desaparece  el  estrecho  de  Bolívar,  que  era  el  paso  oceánico que  existía  entre  el  arco  de  islas centroamericano  y  el  Noroeste  de  América del  Sur. El estrecho de Bolívar mantuvo en aislamiento por  cerca de 30 Ma a América del Sur,  lo que permitió que se desarrollara una extraordinaria fauna.  a 

b

Figur a 7: Mapa paleogeográfico de Amér ica Centr al Mer idional, a­ Mioceno Medio  y  b­ Mioceno Super ior  – Plioceno Super ior  (Laur ito, 1999). 

28


2.5. El Puente de Panamá como Puente, Bar rer a y Filtr o Biológico.  América Central ha jugado un papel crucial en la historia natural y cultural interamericana  y el cierre del istmo disparó el Gran Intercambio Faunístico entre las Américas, el cual aún  no ha concluido. 

De previo a esta conexión la fauna de América Central era de afinidad norteamericana y no  hay registro de que hubiesen elementos de procedencia suramericana, lo cual cambió hace  3.5 Ma.  Debe quedar claro que la configuración de las actuales biotas neotropicales están influidas  por  la  geología  histórica  del  Pleistoceno,  época  en  el  que  el  clima  glacial  jugó  un  importante rol en la migración de plantas y animales, sobre todo como filtro biológico. 

Por otra  parte,  el  Puente  de  Panamá ha  actuado  como  una barrera  geográfica  que deja  su  huella  en  la  historia  evolutiva  de  las  biotas  oceánicas.  Además,  ha  sido  el  generador  de  procesos de especiación. 

El aislamiento  de  las  especies  marinas,  es  un  fenómeno  que  se  origina  mucho  antes  del  establecimiento del Puente de Panamá; muchas poblaciones quedaron aisladas con el cierre  de los pasos oceánicos profundos del Estrecho de Bolívar.  Hace unos 7 Ma, el paso marino  profundo  varió  de  4,000  metros  a  2,000  metros  de  profundidad  y  a  partir  de  4,6  Ma  el  provincialismo  biogeográfico  del  Caribe  y  del  Pacífico  Occidental  empezó  a  divergir,  originando el aislamiento de las faunas del Caribe. 

El cierre del istmo también modificó el patrón de corrientes oceánicas; el cierre fortaleció la  Corriente del  Golfo y aumentó la  salinidad  y  elevó la  temperatura del Mar Caribe,  lo que  provocó la migración de  algunas especies, como por ejemplo el género Squalus que en la  actualidad  habita  al  norte  de  la  isla  de  Cuba  y  durante  el  Mioceno  Superior  habitaba  las  aguas del caribe costarricense (Laurito, 1999). 

El cierre  del  istmo  de  Panamá,  también  coadyuvó  al  cambio  en  las  faunas  de  algunos  grupos marinos. Por ejemplo, los tiburones del Mioceno e incluso del Plioceno Temprano, 29 


se caracterizaban por  tener una distribución pantropical  y  cosmopolita; posterior al cierre,  el patrón cosmopolita de los condrictios se  restringe y se torna provincialista. 

En suma,  América  Central  Meridional  ha  tenido  un  papel  relevante  en  la  evolución,  biogeografía  e  intercambio  biológico  entre  las  Américas.    Pero  además,  como  barrera  no  solo influenció las regiones marinas próximas al istmo, sino que su influencia alcanzó una  escala global. 

Capítulo 3. Or igen de la Fauna y la Flor a Costar r icense  3.1.  Or igen de la Fauna Costar r icense  Es  posible  determinar  con  bastante  seguridad  el  origen  de  algunos  grupos  zoológicos  terrestres a partir del registro fósil y de los elementos actuales.  En términos generales, se  puede  concluir  que  nuestra  fauna  es  una  mezcla  de  elementos  procedentes  de  diferentes  reinos y provincias biológicas.  3.1.1. Or igen de los Mamíferos Costar r icenses  Los  mamíferos,  a  pesar  de  aparecer  tempranamente  en  la  historia  biológica  del  planeta,  alrededor de 250 Ma, fue un grupo que radió evolutivamente varias veces, pero no fue hasta  hace unos 55 Ma, al final del Paleoceno y principios del Eoceno, cuando ocurrió la mayor  radiación  evolutiva  que  dio  origen  a  todos  los  órdenes  actuales  conocidos  de  mamíferos,  particularmente de placentados, incluyendo algunos grupos ahora extintos. 

Durante la  radiación  evolutiva  paleocena,  aparecieron  las  primeras  ballenas,  Elefantes,  Caballos,  Tapires,  Camellos,  Carnívoros,  Murciélagos  y  Sirénidos,  entre  otros.  Sin  embargo,  algunos  grupos  de  mamíferos  ya  tenían  bastante  tiempo  en  la  tierra,  como  los  marsupiales y monotremas. 

El continente Americano está poblado de ordenes de mamíferos inicialmente endémicos de  la  Región  Paleártica,  de  la  Región  Neártica,  de  la  Región  Etiópica  y  de  la  Región

30


Neotrópica. Ordenes que han evolucionado, migrado y conquistado América en diferentes  épocas.  América  Central  por  su posición  geográfica,  constituye  un  puente  biológico  ideal  para la  migración de organismos terrestres que no podían salvar grandes pasos marinos. 

El registro fósil, es clave en la revelación de  la rutas migratorias  y  permite  identificar los  momentos históricos en que se dio el intercambio faunístico. 

Básicamente, se han detectado tres momentos migratorios importantes, denominados  “Estratos“ que van a marcar el origen de la fauna centroamericana y costarricense: 

Estrato I (66 – 57 Ma) 

Este estrato, explica el origen de los mamíferos suramericanos primitivos como los  Xenarthras o Edentados; los Notoungulados  y los Marsupiales, entre otros. Estos grupos se  consideran endémicos o que evolucionaron de manera aislada en el subcontinente  suramericano y son importantes porque luego llegaron a formar parte de la fauna  Neotropical actual. 

El orden  Xenarthra  está  constituido  por  los  armadillos,  los  osos  hormigueros  y  los  perezosos.  Son mamíferos endémicos del continente suramericano y evolucionaron de manera aislada  durante 40 millones de años, hasta el cierre del istmo centroamericano. 

Los Notoungulados  o  ungulados  del  sur,  fueron  mamíferos  sudamericanos  que  se  cree  evolucionaron a partir de antiguos ungulados condilarthros, que migraron de Norteamérica  a  América  del  Sur  en  el  paleoceno  temprano.  Al  igual  que  los  Xenarthras  los  Notoungulados quedaron  aislados en el  subcontinente suramericano y dieron origen a una  fauna especializada y particular de mamíferos que llegaron a ocupar nichos paralelos a los  de los actuales caballos, camellos, venados y rinocerontes. Es decir, habían Notoungulados

31


similares a caballos, camellos, venados y rinocerontes que habitaron las sabanas y bosques  tropicales suramericanos. 

Los Marsupiales se cree tuvieron su origen en Asia, en el Mesozoico. En la actualidad solo  sobreviven  en  Australia  y  América.  Además,  se  acepta  que  los  marsupiales  conquistaron  América del Sur, la Antártica y Australia cuando estos formaban un supercontinente, que se  fragmentó en el Mesozoico tardío y se extinguieron de la Antártica cuando este continente  se  posicionó  en  el  polo  sur.  Sin  embargo,  los  marsupiales  prosperaron  en  Australia  que  continua aislado y América del Sur que estuvo aislado hasta hace 3,5 Ma..  Los  Marsupiales  en  América  del  Sur  ocuparon  muchos  nichos,  algunos  se  volvieron  carnívoros como los Boriénidos con aspecto de oso, o los tigres dientes de sable marsupial.  En  la  actualidad  aún  existen  nutrias  marsupiales  y  ratones  marsupiales  que  no  son  verdaderos mamíferos placentados. 

Los monotremas habitan en la actualidad Australia y han desaparecido de América del Sur,  sus fósiles han sido registrados en el Paleoceno de éste continente. 

Estr ato II (34­25 Ma) 

Este estrato  faunístico  es  muy  importante,  pues  marca  la  aparición  de  dos  grupos  importantes de mamíferos que forman parte de la fauna Neotropical actual, los monos del  nuevo mundo y los ratones caviomorfos. 

Aún se cuestiona el momento de la aparición de estos dos grupos en América del Sur, pero  durante el  Oligoceno,  el  registro  fósil  indica  claramente que  ya  habían  radiado.  Para  esta  época  se han descrito 26  especies  de  roedores  caviomorfos,  pertenecientes  al  menos  a  16  géneros  y  7  familias  (Wood, 1985).  En  tanto que los monos platirrinos no habían radiado  significativamente,  si  había  evidencia  de  que  ya  constituían  un  grupo  endémico  suramericano.

32


La ruta  migratoria  de  estos  dos  grupos  de  mamíferos,  se  cree  fue  a  través  del  océano  Atlántico y que derivaron de grupos originarios de África que arribaron durante el Eoceno. 

Ahora se  acepta  que  este  intercambio  entre  América  del  Sur  y  África  no  fue  en  único  sentido, sino que también paso fauna suramericana a África y Europa, lo que se demuestra  por  la  aparición  de  un  xenarthra,  específicamente  un  oso  hormiguero  en  el  oligoceno  de  Alemania. 

Estr ato III (9 Ma a la actualidad) 

Este estrato normalmente se subdivide en dos niveles que se describen a continuación: 

Estrato 3a (9 Ma)  En este momento se registran en el extremo sur de Sudamérica los primeros prociónidos.  Los prociónidos, son carnívoros originarios de Asia que arribaron a Norte América a través  del  Estrecho  de  Bering.    Entre  los  carnívoros  Procyonidae  se  encuentran  los  Pandas  asiáticos y los mapaches, cacomistles, olingos, kinkayous y pizotes americanos.  Se acepta que los prociónidos arriban a América del Sur a través de las Antillas Mayores y  el  Levantamiento  de  Aves  actualmente  sumergido.  La  evidencia  de  ello  radica  en  otro  fenómeno migratorio que se dio en sentido contrario. 

Los Xenarthras arriban en esa misma época a América del Norte, la evidencia  la aporta el  hallazgo  de  dos  perezosos  en  Mioceno  (8  a  9  Ma)  de  Nebraska  y  de  California.  La  ruta  como en el caso anterior, se cree fue a través de las Antillas Mayores y el Levantamiento de  Aves.  Evidencia de este puente  terrestre es la  abundancia de hallazgos de Perezosos  gigantes en  las islas de Cuba y la Española. 

Estrato 3b (3.5 Ma a la actualidad)  Este  estrato  es  conocido  como  el  gran  intercambio  biótico  entre  las  Américas  y  se  dio  a  través del istmo de Panamá, una ves que se completa el cierre.

33


Los grupos que intervienen en este intercambio son los siguientes: 

Norte América 

América del Sur  

Sciuridae Cricetidae  Heteromyidae  Leporidae  Mustelidae  Tayassuidae  Canidae  Felidae  Ursidae  Camelidae  Cervidae  Equidae (extinto)  Tapiridae  Gomphoteridae (extinto)  Hominidae  Elephantidae 

(extinto)

América Central 

Xenarthra Marsupialia  Caviomorfa  Primates  Amér ica  Central 

Notoungulata (extinto)

34


Br eve r eseña de algunos mamífer os de inter és tur ístico 

Orden Xenarthra  En  este  orden  se  incluye  todos  los  Edentados  de  origen  suramericano  e  incluye  las  siguientes familias: 

Familia  Bradipodidae 

Esta Familia  incluye  a  los  perezosos  y  está  cercanamente  emparentada  con  los  megalonychidos o perezosos gigantes ahora extintos. 

Los Perezosos son  comunes  en  bosques primarios,  pero son difíciles de  observar  pues  se  camuflan con el entorno. También son comunes en bosques secundarios, en especial en las  llanuras  del  caribe,  donde  son  más  fácilmente  de  observar.  Su  abundante  pelaje  esta  cubierto por algas verdes y alberga gran cantidad de parásitos e insectos. 

Los dientes de los perezosos son cilíndricos o en forma de clava y posee un estómago con  varias  cámaras  para  una  efectiva  digestión  de  la  celulosa  de  las  hojas.  Se  alimentan  básicamente de las hojas de Cecropia  o guarumos. 

Nombres comunes: perico ligero, mono perezoso. 

Especies :  Perezoso de dos dedos: Choloepus hoffmanni 

Se distribuye desde el este de Honduras y Norte de Nicaragua a Perú y occidente del Brasil  (Reid, 1997) 

Perezoso de tres dedos: Bradypus  variegatus  Se distribuye desde Honduras al este del Perú y noroeste de Argentina.

35


En Costa  Rica  ambas  especies  se  registran  desde  las  tierras  bajas  hasta  los  2400  metros  sobre  el  nivel  del  mar  (Molina  et  al.  1986);  estos  autores  describen  que  en  la  región  de  Sacramento  se  hallaron  4  especimenes  vivos  de  B.  Variegatus,  dos  hembras  un  macho  y  una cría, en árboles de Quercus seemani y Fuchsia arborescens, y un juvenil de Choloepus 

hoffmanni en un arbusto de Fuchsia arborescens.  Familia Myrmecophagidae 

Esta familia  incluye  a  los  osos  hormigueros  como  el  oso  caballo  ahora  extinto  en  el  territorio nacional, el serafín del platanar y el osito mielero común.  Su dieta consiste  básicamente de termitas y de otros insectos  sociales, para ello utiliza  su  lengua vermiforme y larga,  y segrega una saliva pegajosa que permite atrapar los insectos.  Se alimenta por pocos segundos en un mismo nido. 

Especie: oso mielero: Tamandua mexicana  

Oso hormiguero  de  color  amarillo  oro  con  el  vientre,  espalda  y  hombros  de  color  café  oscuro. Espalda con banda amarilla central. Orejas cortas, hocico largo y cola prensil. 

Se distribuye desde San Luis Potosí y  Tamaulipas en México hasta el noroeste de Perú y  Venezuela. Desde las tierras bajas hasta los 1600 m (Reid, 1997). 

Roedores Los  ratones  son  los  mamíferos  más  abundantes,  diversos  y  de  mayor  distribución  planetaria.  Su dentición se caracteriza por poseer incisivos de crecimiento continuo a lo largo de toda  su  vida.  Algunos  roedores como  la  rata de  la caña o del  arroz,   pueden  arrasar  con las cosechas o  trasmitir enfermedades que afectan a los humanos y otros animales.

36


Especie:  Ardilla común Sciurus variegatoides 

Esta ardilla  se caracteriza por  presentar  diferentes  colores que varían desde el crema  muy  pálido al naranja encendido, presenta una banda oscura o varicolor en el dorso, una cola de  pelo largo esponjado y varicolor. Algunas variedades son de color café oscuro uniforme. 

Esta especie se distribuye desde el Sur de Chiapas en México al centro de Panamá y desde  el nivel del mar hasta los 2600 m.s.n.m. en el volcán Poás (Reid, 1997). 

Especie: Guatusa Dasyprocta  puntacta  

El agutí o guatusa es un roedor caviomorfo emparentado con el tepezcuinte, a diferencia de  este posee un habito eminente diurno, por lo que es más común de observar. 

Suele alimentarse de semillas y frutos duros; en épocas de abundancia suele enterrar frutos  y semillas para su consumo posterior. Se considera es un importantes dispersor de semillas,  incluyendo  especies  como  el  Guapinol  Hymenea  courabil  y  el  almendro  Dipterix 

panamensis (según Reid, 1997).  Las  guatusas  duermen  bajo  troncos  caídos,  vegetación  enmarañada  o  cavidades  entre  las  piedras y acostumbrar dormir cada noche en un sitio diferente. Son monógamos, hasta que  una de las parejas muere; son territoriales y no toleran invasiones de otros agutíes. 

Esta especie  se  distribuye  desde  Chiapas  y  Tabasco  en  México  hasta  el  Sur  de  Bolivia  y  Norte de Argentina. Desde las tierras bajas hasta los 2400 m.s.n.m. (Reid, 1997). 

Orden Primates 

Los monos del nuevo mundo están representados por una única familia y siete especies en  América Central, de las cuales cuatro habitan en Costa Rica.

37


Familia Atelidae Gray, 1825 

Está familia  se  caracteriza  por  monos  de  rabo  prensil  que  utilizan  cuando  se  alimentan,  descansan  o  se  trasladan  entre  las  copas  de  los  árboles.  Esta  condición  no  aplica  a  los  cébidos de pequeño tamaño como los titíes. 

La mayoría delos cébidos son altamente sociales, de hábitos diurnos y fáciles de observar. 

Cuatro especies se han descrito para Costa Rica y es posible observarlas a todas juntas en  las Penínsulas de Osa y Burica. 

Familia Atelidae  Gray, 1825  Subfamilia Atelinae Gray, 1825  Tr ibu Alluatini Trouessart, 1897 

Aluatta palliata  Mono Congo  Tr ibu Atelini Gray, 1825  Ateles geoffroyi Mono Araña  Subfamilia Cebinae Bonaparte, 1831  Tr ibu Cebini  Bonaparte, 1831 

Saimiri oerstedii  Mono Tití  Cebus capucinus  Mono Cara Blanca  Los  monos  son  considerados  importantes  dispersores  de  semillas,  usualmente  son  defecadas a cierta distancia de la planta padre y muestran altas tazas de germinación luego  de pasar el tracto digestivo, en especial del mono araña y del capuchino. 

En Costa Rica los monos ven amenazados su ecosistema debido a la tala indiscriminada y  existen poblaciones reducidas, donde la endogamia amenaza su supervivencia.

38


Orden Artiodactyla (Ungulados pares) 

Los artiodáctilos  incluyen  a  los  cerdos,  camellos,  jirafas,  venados  el  ganado  y  todos  aquellos  mamíferos  con  pezuñas  pares.    En  nuestro  territorio,  se  describen  los  siguientes  grupos: 

Familia Tayassuidae 

Esta familia  involucra  a  todos  los  cerdos  del  Nuevo  Mundo  y  no  incluye  a  los  cerdos  domésticos y jabalís del viejo mundo los cuales se clasifican dentro de la familia Suidae. 

En el continente americano hay 3 especies de saínos, pecaríes o cariblancos, clasificados en  dos géneros, de las cuales dos especies habitan América Central. 

Los Pecaríes son altamente sociales, viven y viajan en manadas, son agresivos y evitan el  contacto  con  los  humanos.  Se  consideran  importantes  dispersores  de  semillas,  son  territoriales y lo marcan con un fuerte olor característico. 

Sus depredadores más comunes son los grandes felinos americanos y el hombre. 

Familia Cervidae 

Los ciervos  son  mamíferos  rumiantes,  que  ramonean  las  hojas  tiernas  de  los  arbustos  y  árboles en crecimiento; consumen frutos en abundancia cuando están disponibles y flores.  Para  América  Central  se  registran  dos  especies  el  venado  cola  blanca  Odocoileus 

virginianus y el cabro de monte o Mazama americana  de menor tamaño.  Las hembras suelen tener un par de crías por parto,  éstas son  muy  precoces  y  a las  pocas  horas  de  nacidos  están  en  condiciones  de  correr  y  saltar.  Como  en  el  caso  anterior  sus  depredadores más comunes son los grandes felinos americanos y el hombre.

39


Orden Perissodactyla (ungulados impares)  Los perisodáctilos están constituidos por tres familias, los caballos, rinocerontes y tapires. 

Familia Tapiridae  Esta familia está compuesta por 4 especies y un género, tres de las especies son americanas  y una única especie sobrevive en el sur de Asia.  Los tapires son los mamíferos terrestres de mayor porte en el Neotrópico, poseen un cuerpo  rechoncho, alargado, con los miembros anteriores más bajos que los traseros; cuello grueso  y  proboscis  o  trompa.    La  forma  de  su  cuerpo  es  una  adaptación  a  la  vida  en  bosque  de  difícil  acceso,  condición  que  comparte  con  los  tayasuidos,  capibaras,  tepezcuintes  y  la  guatusas. 

Especie: Tapirus bairdii  La danta es un mamífero de hábitos  diurnos y nocturnos, aunque buena parte del tiempo le  gusta pasarlo revolcándose en el barro, en charcas, ríos de curso lento o yacer sobre el suelo  bajo  la  sombra.    Son  ramoneadores  y  gustan de  las  hojas  tiernas  de  matorrales  y  árboles  bajos, consumen además, frutas, semillas, flores y pastos; suelen defecar en el agua (según  Reid, 1997). 

La visión  de  las  dantas  es  reducida,  pero  su  olfato  y  oído  son  excelentes,  la  proboscis  le  permite llevarse alimento a la boca y respirar cuando nada.  Las  crías  nacen  después  de  los  13  meses  de  gestación  y  poseen  un  patrón  mimético  de  manchas y barras entre los 4 y 8 meses de edad (Janzen, 1983). 

Orden Carnívora 

En América Central se registran cuatro familias de carnívoros: cánidos, félidos, prociónidos  y  mustélidos.  No  todos  tienen  una  dieta  estrictamente  carnívora,  algunos  son  omnívoros  como  los  mapaches,  pizotes,  coyotes,  zorros  e  incluso  algunos  tienen  una  dieta  estrictamente frugívora como el kinkayu (Potos flavus).

40


Familia Procyonidae  Los prociónidos  son  carnívoros  de  origen  asiático,  emparentado  a  los  ailúrinos  o  pandas;  los  más  comunes  son  los  mapaches  y  pizotes  que  a  menudo  invaden  las  viviendas  y  depósitos de basura en busca de restos de comida. 

Especie Procyon lotor  Mapache o Mapachín 

Los mapaches se caracterizan por su singular antifaz, lomo encorvado, patas cortas y cola  anillada.  De  hábitos  nocturnos,  normalmente  se  le  ve  caminando  en  el  suelo  incluso  en  lugares  abiertos  como  playas  y  caminos,  pero  es  un  ágil  trepador  de  árboles.    Evita  los  bosques  primarios  y  prefiere  las  áreas  mixtas,  como    aquellas interferidas  por  el  hombre,  suele invadir maizales y gallineros.  Habita desde el sur de Canadá hasta el centro de Panamá y desde las tierras bajas hasta los  2800 m.s.n.m.  La especie Procyon cancrivorus o mapache cancrívoro, presenta las siguientes diferencias  con  respecto  a  Procyon  lotor :  un  antifaz  más  corto  y  no  se  extiende  por  las  mejillas;  el  pelaje del el cuello está revertido, el color las patas es oscuro y su cola es ligeramente más  larga.  Se distribuye en el centro y suroeste de la costa pacífica de Costa Rica  hasta el noreste de  Argentina y desde el nivel del mar hasta los 600 m.s.n.m. (Reid, 1997). 

Felidae

Esta familia está representada en América Central con 6 especies; a nivel taxonómico aún  no hay acuerdo en cuanto a categorías supraespecíficas, algunos autores aceptan el género  Felis para todas las especies pequeñas, mientras que otros las separan en varios géneros.  Especies 

Leopardus pardalis  Leopardus wiedii  Leopardus tigrinus  Herpailurus yaguarondi  Puma concolor   Pantera onca  

Ocelote Margay o Caucel  Oncilla o Caucel  León Breñero  Puma  Jaguar

41


Los felinos ocupan una diversidad de hábitats, desde las tierras bajas hasta las alturas de la  cordillera  de  Talamanca,  sin  embargo  se  encuentran  amenazados  por  la  extinción.  Su  principales enemigos  son la  deforestación y el  hombre que  los ha cazado  por  su piel, por  deporte y cuando atacan el ganado. 

Como otros  felinos  salvajes  son  territoriales,  son  solitarios  por  lo  que  son  muy  raros  de  observar  y  requieren  de  grandes  extensiones  de  territorio.  Algunos  como  el  jaguar  presentan una fase melánica y suelen llamárseles panteras negras. 

Los mamíferos han conquistado prácticamente todos los hábitat, incluyendo las regiones  más inhóspitas del planeta como la región Ártica,  los  mares polares y los desiertos.  Se  han adaptado al vuelo y las profundidades de los océanos. Habitan las selvas tropicales,  las regiones templadas y se hayan en todos los continentes a excepción de la Antártica y  algunas islas oceánicas.

Figur a 8: el Puma es un ejemplo  típico de mamífero  carnívoro neártico que ahora habita  todo el continente Americano (foto: César Laurito). 

42


3.1.3.  Or igen de la Her petofauna Costar r icense  El  origen  de  la  herpetofauna  centroamericana  ha  sido  poco  tratado,  pero  es  claro  que  tal  herpetofauna es una mezcla de grupos que evolucionaron en  Norte América, Sur América  y grupos endémicos que evolucionaron en América Central y el Caribe.  Savage (1982) distingue tres fuentes primarias para la herpetofauna mesoamericana.  1.  Grupo  Norte­Centroamericano:  abarca  la  herpetofauna  de  Norte  América,  la  herpetofauna de las tierras bajas, hasta las del montano alto de México, América central y  las grandes antillas.  Estas faunas ingresan en América del Sur después del cierre del istmo centroamericano en  el Plioceno.  2.  Grupo  Suramericano­Caribeño:  abarca  las  herpetofaunas  de  Sudamérica,  las  Bahamas,  Antillas Mayores y Menores.  Estas faunas ingresan en  América del  Norte después del cierre del  istmo centroamericano  en el Plioceno.  3. Grupo Mesoamericano­Caribeño: este grupo está conformado por la herpetofauna de las  tierras bajas de México, América Central, las Grandes Antillas y Bahamas.  Este grupo debe ser considerado como un grupo que evolucionó en tiempos miocénicos o  pre­miocénicos y aporta evidencia sobre un posible provincialismo caribeño y un cierto  grado de diferenciación evolutiva. 

De acuerdo  a  Savage  (2002),  la  herpetofauna  mesoamericana tropical  es producto de una  serie  de  eventos biogeográficos  y  evolutivos  vicariantes, que  involucraron  la dispersión  y  fragmentación de  grupos, la  diversificación  en áreas   separadas y la  unificación de  masas  continentales.  Los eventos más significativos, serían:  1. La separación de la  Pangea en dos  fragmentos durante el Jurásico Medio  (160  Ma),  El  supercontinente norteño denominado Laurasia y el sureño Gondwana.  2. En el Cretácico Superior (80 a 65 Ma) se da la formación del arco de las Proto­Antillas  Mayores, que por un lapso de tiempo no determinado fue un puente terrestre entre América  del  Norte  y  del  Sur  y  promovió  el  intercambio  faunístico,  en  especial  de  la  fauna  de  dinosaurios  titanosaurios,  anquilosaurios  y  hadrosaurios,  y  la  fauna  de  reptiles  tropicales  como cocodrilos, gekkos, y colúbridos entre otros.  3. El  aislamiento de América del Sur de América del  Norte por casi 40  millones de años,  con ocasionales conexiones con las el Arco de las Antillas Mayores al final del Terciario. 43 


La evidencia indica que al igual que los mamíferos, los anfibios y reptiles siguieron la ruta  de  las  Antillas  Mayores  y  el  Levantamiento  de  Aves  y  pasaron  desde  el  noreste  suramericano  al  Caribe.  De  igual  forma  hubo  invasiones  desde  América  del  Norte,  pero,  Savage (2002), sugiere la ruta Yucatán la isla de Cuba y no la ruta de La Florida a la isla de  Cuba parece haber sido más propicia para los mamíferos.  4. El cierre del Istmo Centroamericano hace 3.5 Ma, inicia el mayor intercambio faunístico  entre las Américas; aunque se acepta que de previo al cierre y en diferentes oportunidades,  especies  de  anfibios  y  reptiles  alcanzaron  territorios  insulares  vía  acuática,  flotando  aleatoriamente en balsas o troncos.  Composición de la herpetofauna de Costa Rica  Familias 

Géneros

Especies

N

%

N

N

Caecilianos Salamandras  Ranas y Sapos 

1 1  8 

2.7 2.7  22 

3 2  3  2  26+1*   19 

4 1  37  9  131+2*      34 

Total de anfibios 

10

27%

32+1*   23%  

172+2*     44%  

Lacértidos Serpientes 

11 9 

30 24 

30+3* 22  63  46 

69+4* 133 

Subtota l de squamata  20 

54%

Tortugas Crocodilianos 

5 2 

14 5.4 

Total de reptiles 

27

73%

Total de herpetofauna  37 

100%

%

93+3* 68%   9  2 

202+4* 7  1.5 

104+3* 76%  136+4*  100% 

%

52% 14  2 

218+4* 390+6* 

18 34 

4 0.5 

56%

100%

* especies introducidas 

Cuadro 1: composición de la herpetofauna costarricense según Savage, 2002.

3.2. Or igen de la flor a y fauna costar r icense 

La flora costarricense tiene sus orígenes en  tres corrientes diferentes, la  primera se refiere al origen neotropical suramericano, donde se ubica casi el 100%  de las 

44


especies actuales.  El  segundo  es  el  origen  neoártico,  que  proviene  de  México  y  América  Central Nuclear, que originaron la flora del bosque deciduo y semideciduo, (bosque seco),  de  las  tierras  bajas  y  sabanas  arboladas,  por  ejemplo  en  Guanacaste  y  la  tercera  es  la  influencia caribeña, de origen posiblemente neoártico, con aportes en el caribe.  El clima ha sido determinante para el establecimiento de la flora actual,  pues  en  un principio,  entre  los 40  a  80  millones  de  años,  las  islas  presentes  tenían clima  tropical. América central nuclear, se extendía en forma de archipiélago hasta Yucatán, esto  evidencia la presencia de flora neoártica y caribeña.  De  la  conexión  entre  Nicaragua  y  Colombia,  la  antigua  formación  de  islas, tuvieron un clima tropical húmedo y cálido, lo que provocó una amplia dispersión de  origen suramericano. Cuando se elevaron las montañas, 38 millones de años, se aumentan  las  probabilidades  de  la  extensión  terrestre  y  la  dispersión  de  especies  neotropicales,  además hay migraciones de sur a norte durante el cuaternario, lo que provocó una flora muy  similar a la actual.  La  flora costera se debió  a  los descensos  del  mar durante  los  últimos 3  millones de años, la última glaciación hace unos 50 mil años, con un clima seco y frío, que  formó extensos pastizales, permitieron la aparición de grandes herbívoros diseminadores de  semillas,  y  apareció  la  flora  característica  de  las  tierras  bajas,  como  arbustos  espinosos,  hierbas, árboles aislados, por ejemplo: Guanacaste, cornizuelos, palo  lija, guacal, nance, y  encinos  o  robles,  de  los  cuales hay  una  formación  muy  interesante  entre  Cañas  Dulces  y  Curubandé  en  Liberia.  De  acuerdo  con  Hooghienstra  et  al,  1992,  “el  límite  arbóreo  superior,  que  corresponde  con  el  bosque  montano  bajo.  La  asociación  de  robledal  de  Quercus con el bambú chusquea en la zona de La Chonta, Macizo de La Muerte, bajó por  enfriamiento  de  la  región  casi  800  metros.  No  se  tienen  datos  de  cuánto  cayó  el  límite  inferior del bosque montano.”  Para  finales del  Pleistoceno Inferior, 500 000 años, las montañas  toman  alturas definitivas y se establece una flora de clima frío y templado por lo que la flora  del  frío  neoártico  se establece,  por ejemplo especies  como  jaúl, nogal  (introducido  en épocas  históricas),  roble,  ciprés,  olmos,  que  sí  se  mantienen  en  nuestro  país,  formando  asociaciones con especies sureñas. Cabe destacar que las altas cumbres del país, conservan  flora de origen andino.

45


En una revisión de Eduardo Pérez (2003), respecto a la presencia del nogal en Costa Rica  durante  el  pleistoceno,  evidencia  que  los  nogales  suramericanos  provienen  de  especies  neárticas  que  son  similares  a  las  especies  de  las  Antillas  y  Sudamérica  (Mannin,1957  en  Stone,  2001).  Pero  que  en  algún  momento  habitaron  el  territorio  nacional  poblaciones  naturales que fueron dispersadas por grandes herbívoros que luego alcanzaron América del  Sur. 

3.2.1. Fisonomía de la vegetación: 

Este aspecto  se  refiere  a  la  forma,  color,  composición,  posición  que  tienen  las  hojas,  las  ramas,  las  flores,  el  tallo,  de  las  plantas,  características  muy  importantes  para  la  clasificación.  Los  bosques  de  tierras  bajas  tienen  árboles  con  hojas  compuestas  la  gran  mayoría,  pero  también  hay  de  hojas  simples,  aunque  estas  sean  más  frecuentes en el montano y montano bajo.  De acuerdo con Jansen (1991): “ los márgenes  enteros de las hojas, las puntas de escorrentía y las hojas delgadas, son más  frecuentes en  los bosques muy húmedos de bajura.” Esto les va a permitir una mayor protección respecto  a la humedad y la descomposición por hongos y bacterias. 

3.2.2. Forma de la copa:  Los  árboles  emergentes  tienen  copas  anchas  mientras  que  los  del  subdosel son estrechas y profundas. 

3.2.3. Cor teza:  En  un  bosque  húmedo  o  muy  húmedo  encontramos  cortezas  delgadas,  lisas y claras, pero no es esa la norma general, pues hay cortezas oscuras o rojizas en todos  los bosques. La corteza presenta una textura muy variada, desde exfoliaciones como en el  indio  pelado,  enormes  cáscaras  como  en  el  quebracho,  lenticelas  como  en  el  guanacaste,  fisurado como el jobo y espinosos como en el habillo y el lagartillo.

46


3.2.4. Estr atificación:  En  este  aspecto  se  considera  la  forma  en  que  se  estructura  un  bosque  desde la superficie del suelo hasta la planta más alta. Es un sistema de capas o estratos que  varían en cuanto a la composición o zonas donde se ubique el bosque.  Richards,1952,  en Jansen,1991, establece que en  los bosques húmedos  tropicales  se  observan  3  estratos  y  que  en  los  bosques  de  clima  templado  solo  2.    Se  considera a las hierbas y arbustos como uno solo. Sin embargo, opina Jansen, este concepto  no se ajusta a la realidad, pueden haber hasta 4 estratos y la razón es que los bosques tienen  diferente complejidad en su composición y eso determina la estratificación. 

Figur a 9:    Per fil  de  var ios  tipos  de  bosques  en  Costa  Rica  (dibujo:  Luis  Fer nando  Her nández)

47


Capítulo 4: REGIONES CLIMATICAS DE COSTA RICA  4.1. Conceptos: clima y condiciones atmosfér icas.  Clima:  el concepto puede confundirse dependiendo de la perspectiva que la persona posea  respecto  a  las condiciones  del  lugar  donde  vive.  En  realidad son una serie de  factores  los  que  modelan  el  clima,  entendiéndose  este  como  el  conjunto  de  dichos  factores  pero  considerados a través de un largo periodo de tiempo y que se ha modificado de acuerdo a  los  cambios  totales  generados  en el  planeta Tierra  desde hace millones de  años como  los  calentamientos o las glaciaciones y los cambios de posición de las masas continentales.  De acuerdo con Fournier, Luis A, (2001) “el clima es el resultado de la 

interacción de un conjunto de factores que actúan sobre los elementos meteorológicos. Los  elementos meteorológicos de mayor importancia son: temperatura, humedad, atmosférica,  precipitación  (lluvia,  nieve,  cellisca,  granizo),  evaporación  y  luminosidad....  y  son  afectados por la latitud, el dinamismo de la atmósfera local, el movimiento de las grandes  masas  de  aire,  las  corrientes  marinas  costaneras,  la  altitud  del  lugar,  el  grado  de  exposición, el relieve, el grado de continentalidad y los movimientos de la Tierra .”  Por lo  tanto  es  de  suponer  que  en  los  diferentes  sitios  de  nuestro  país,  los  efectos  de  dichos  factores obviamente son muy complejos y diferentes. 

Gabler, R, y otros (1997), describen dos elementos importantes que componen el clima, uno  es la humedad relativa como la medida de la masa de vapor de agua que existe en un volumen dado  de aire y se expresa como gr / m2. El otro es la humedad relativa que es el contenido de agua en la  atmósfera y se expresa en  %, es la relación entre el vapor de agua en el aire llevado a cierta  temperatura y la medida máxima del vapor que el aire puede llevar a esa temperatura. 

El tiempo  atmosférico  o  tiempo  meteorológico,  puede  interpretarse  como  las  condiciones  que  existan  en  la  atmósfera,  para  un  periodo  corto  de  tiempo,  por  ejemplo  un  día,  en  la  mañana, en la tarde o una semana. Estas condiciones pueden ser: lluvia intermitente, con o  sin  actividad  eléctrica,  vientos  fuertes  o  moderados,  presentes  o    ausentes,  día  nublado,  despejado,  mucho o poco frío o calor, etc.

48


4.2. El clima y el agr opaisaje:  Debido  a  las  características  topográficas,  su    clima  y  su  posición  en  el  trópico  dentro  del  istmo  centroamericano,  en  Costa  Rica  se  han  establecido  una  serie  de  microclimas o situaciones ambientales favorables para el desarrollo de diversas formas de  vida, ubicadas desde los 0 m.s.n.m   hasta las altas cumbres de las  montañas. La diversidad  de  ambientes  proporciona  una  alta  concentración  de  especies  que  se  han  establecido  precisamente en muchos lugares con condiciones ambientales diferentes a poca distancia y  altura.   Por ejemplo, pensemos en un  recorrido desde San José hasta el Cerro  Palmira,  en  Zarcero,  Alajuela,  a  unos  2300  m.s.n.m.  El  inicio  del  recorrido  presenta  un  día  fresco,  asoleado, no hay grandes masas boscosas alrededor, pero cuando hemos avanzado unos 30  minutos, estamos entre Alajuela y Heredia y el entorno se transforma, hay más presencia de  nubes, potreros, algunas siembras de café y pastos aislados, y se imponen los montes de la  cordillera volcánica central.  Más  adelante,  otros  30  minutos  y  se  llega  a  los  límites  de  Grecia,  Naranjo,  Atenas  y  Palmares,  grandes  extensiones  de  caña,  café  y  pastos,  y  se  inicia  una  zona  muy  fresca y verdosa, donde se delimitan los cultivos de café y hortalizas con setos  vivos como  ciprés,  trueno,  colpalchí  y  poró  y  se observan  grandes  higuerones  y  palos  de  guaba entre los cafetales.  De nuevo son otras las condiciones ambientales, es más cálido y  ventoso hasta que llegamos a Zarcero y se incrementa la llovizna, el frío y la nubosidad, a  tal punto que en el Cerro Palmira la visibilidad es casi cero.  Para toda la flora y  fauna costarricense, se establecen condiciones como  las indicadas anteriormente, por lo cual se han dado condiciones favorables para el turismo  en  relación  con  los  diversos  mantos  de  cultivos  que  se  van  a  encontrar  en  los  diferentes  recorridos  por  todo  el  país,  por  ejemplo:  siembras  de  papa,  lechuga,  zanahoria,  hacia  el  Irazú,  rábanos,  culantro,  ayotes  y  chiverres hacia  zona  norte,  Zarcero,  melones  y  piña  en  zona sur, palmas, bananos hacia el Caribe, extensas áreas de ganado en Guanacaste y San  Carlos,  proyectos  agroforestales  de  flores,  helechos  y  ornamentales  hacia  el  Poás,  café,  caña  y  maíz  hacia el  interior del Valle Central, son unas muestras de lo que representa el  agropaisaje para el disfrute turístico. Estos escenarios deben ser reconocidos e interpretados  eficientemente  por  el  guía  local  ya  que  es  una  forma  del  manejo  y  conservación  de  los

49


recursos naturales  existentes  en  el  área  y  es componente básico de  la  interpretación de  la  Historia natural.  De  manera  que  para  nuestro  país,  se  han  delimitado  las  siguientes  regiones climáticas:  Ø  Pacífico nor te  Ø  Pacífico centr al  Ø  Pacífico sur   Ø  Región Atlántica  Ø  Región Valle Centr al 

4.3. Regiones Climáticas de Costa Rica 

El clima  de  una  determinada  región  geográfica  puede  definirse  como    el  efecto  de  la  radiación solar  sobre  los  componentes de  la  atmósfera,  generando  movimientos  de  masas  de aire por diferencia de presión atmosférica, así como evaporación y transporte y descarga  de agua. 

La temperatura, humedad relativa, la radiación solar (cantidad de energía dispersada en una  área determinada), el viento (Corriente de aire, producida en la atmósfera por diferencias de  presión) y la lluvia son los componentes fundamentales del clima. 

En la conducción  y  atención de  grupos de  turistas es relevante el conocimiento de las  condiciones  climáticas  que  se  enfrentarán 

Atlántica

en el  transcurso  del  tour,  así  como  la  influencia del clima en el paisaje natural y  en el desarrollo cultural del entorno. 

La temperatura  tiene  más  relación  con  la  altitud sobre el nivel del mar, mientras que 

Valle Central 

Pa cífico Nor te  Pa cífico  Central  Pa cífico  Sur

Figur a 10: Regiones Climá ticas  50 


la cantidad y distribución de la lluvia varía con la exposición a los vientos. 

De acuerdo con las características contrastantes del clima, especialmente que se presentan  en  la  cantidad  y  distribución  de  la  lluvia  y  la  temperatura,  el  Instituto  Meteorológico  Nacional diferencia cinco regiones climáticas: 

4.3.1. Región climática Pacífico Nor te:   Incluye la vertiente pacífica al norte del río Tárcoles.  Las zonas bajas de la región pacífico  norte (llanuras, costas, etc.) poseen una  cantidad de lluvias más baja (1400 a 

mm 350

1600m m

300

2500mm anuales) Los meses más 

250

lluviosos (cerca de 400mm) son 

200

septiembre y octubre. 

150 100 

En la zona montañosa la distribución  tipo Pacífico se mantiene; sin  embargo, la cantidad de lluvia recibida  es mayor. La temperatura promedio 

50 0  E  F  M  A  M  J  J  A  S  O  N  D 

Figura 11. Lluvia en el Pacífico Norte  (datos IMN) 

anual va de 25 a 28°C, con pocas variaciones a lo largo del año, siendo más alta en la época  seca y con baja nubosidad, por lo que el mes más cálido es abril. 

En las faldas de la Cordillera de Guanacaste las temperaturas disminuyen en relación con la  altitud, llegando a promedios de 17°C, siendo el mes más frío enero. Durante la estación  seca el viento más frecuente es el alisio de dirección noreste, mientras que al final del año  el componente norte es más dominante, con velocidades de más de 10 km/hora y ráfagas de  más de 40 km/h. La humedad relativa oscila entre los 60 y 65% de promedio anual, aunque  en las partes altas de la cordillera puede alcanzar valores hasta de 85% de humedad relativa. 

51


4.3.2. Región climática Pacífico Centr al: 

Abarca la vertiente pacífica del río Tárcoles al río Barú.  En la zona costera central la  precipitación anual varía entre los 3000 

mm

600

3000 mm 

y 4000 mm y aumenta en las partes altas  500 

de los cerros, donde se dan valores de  hasta 6000 mm. 

400 300 

La época seca va desde enero hasta 

200

marzo y la lluviosa de abril a diciembre, 

100

con un veranillo en julio. El mes más  seco es febrero y el más lluvioso, 

0 Figura 12. Lluvia en el Pacífico Central  E  F  M  A  M  J  J  A  S  O  N  D  (datos IMN) 

octubre.

Una característica especial de algunos sectores montañosos bajos en la divisoria de aguas  continentales es la formación de neblina muy frecuentemente asociada con una baja en la  temperatura media, lo cual genera un clima nuboso de poca evapotranspiración y alta  humedad relativa. 

El clima típico es una transición entre la zona de vida tropical seca de la península de  Nicoya y el tropical lluvioso de la Península de Osa, por lo que al avanzar hacia el sur, se  nota un incremento en la humedad disponible. Por su parte, la temperatura promedio anual  oscila entre los 27 ºC en el litoral hasta los 20 ºC en las partes altas de las montañas, pero  sus variaciones estacionales son poco acentuadas. La humedad relativa es alta, pues alcanza  el 80%. 

52


4.3.3. Región climática Pacífico Sur : 

Está constituida por la vertiente pacífica al sur del río Barú.  La región del Pacífico Sur presenta una alta precipitación, que varía entre los 3000 mm y  los 4000mm, con algunas excepciones como el Valle de El General donde su condición  topográfica limita la lluvia a 2200mm anuales, contrasta con la Península de Osa donde se  registran hasta 5000mm 

mm 700

La temperatura media en el litoral sur va 

600

de los 25 a los 30 ºC, con pocas 

500

variaciones a lo largo del año, siendo la 

400

humedad relativa permanentemente alta, 

300

de 81 a 91%. 

200

4700 m m 

100

Esta zona es afectada por los vientos  alisios australes, que cargados de  humedad proveniente del Océano 

0 E  F  M  A  M  J  J  A  S  O  N  D 

Figura 13. Lluvia en el Pacífico Sur  (datos IMN) 

Pacífico y en otras ocasiones las colas de los huracanes caribeños, producen un aumento de  la pluviosidad e inundaciones en las partes bajas de los valles. 

4.3.4. Región climática Atlántica. 

Vertiente caribe incluyendo las llanuras del Norte 

mm

Debido a  la constante entrada de  vientos húmedos 

450

procedentes del Mar  Caribe,  la  precipitación en  la 

400 350 

zona atlántica es de  las más elevadas y constantes 

300

3000 m m 

250

a lo  largo  del  año,  no  pudiéndose  observar  una 

200

estación seca  bien  definida.  En  las  llanuras  se 

150 100 

observa una  leve  disminución  de  la  precipitación  durante  los  meses  de enero  a  marzo  y  en setiembre­  octubre. 

50 0  E  F  M  A  M  J  J  A  S  O  N  D 

Figura 14. Lluvia en el Atlántico (datos  SMN) 

53


En general, la Zona Norte de Costa Rica, en especial San Carlos, es reconocida como  muy lluviosa a lo largo de todo el año, lo cual repercute en las actividades productivas.  La  humedad  relativa  por  consiguiente  es  muy  alta,  cerca  de  86%.  En  la  zona  montañosa,  la ladera expuesta a los vientos,  al ascender el  aire caliente  y cargado  de  humedad  se enfría  y  se  condensa, lo cual provoca nubosidad, lluvias,  neblina y rocío  permanentemente. Esto genera una banda altitudinal especial con una climatología más  fría y húmeda. En el caso del litoral, los valores de humedad son más altos en el sector  norte  y  medio,  con  una  mayor  disminución  de  la  lluvia  en  setiembre  y  octubre.  La  lluvia  promedio  mensual  es  cercana  a  los  300  mm  ,  aunque  julio,  noviembre  y  diciembre  superan  los  400  mm.  En  los  meses  menos  lluviosos  la  precipitación  está  entre 100 y 200 mm. La temperatura es alta y constante a lo largo del año, entre los 27  ºC y los 30ºC en las llanuras y menor de 20 ºC en la vertiente atlántica de los cerros de  la  cordillera  de Tilarán  y  Guanacaste.  En  tanto  en la  zona  caribeña  la  temperatura es  alta y constante a través del año, arriba de los 25 ºC, al igual que la humedad relativa  que presenta valores cercanos al 90%. 

4.3.5. Región climática Valle Centr al:  Se define como el valle intermontano de San Ramón a Paraíso.  En  el  Valle  Central  la  precipitación  promedio  anual  varía  entre  los  1500  y 

mm 350

2500 mm.  En  el  valle  del  Guarco  las 

300

precipitaciones son  menores  y  las 

250

neblinas frecuentes,  especialmente en  la 

200

ciudad de  Cartago  y  alrededores.  Las 

150

lluvias anuales  son  cercanas  a  los 

100

1400mm, en  tanto  que  en  las  faldas  de 

50

las montañas  que  rodean  el  valle  la 

0

precipitación es  de  2500  a  3000mm.  Cerca  del  Valle  de  Orosi,  en Tapantí  se  registran  lluvias  excepcionales  de  más 

2000 mm 

E F  M  A M  J  J  A  S  O  N  D  Figura 15. Lluvia en el Valle Central  (datos IMN) 

54


de 5000mm.  La distribución es bimodal de tipo pacífico, con una época seca de diciembre hasta abril, y  una  lluviosa  de  mayo  a  noviembre.  Una  canícula  o  veranillo  se  presenta  entre  julio  y  agosto. La temperatura promedio anual varía entre los 19 y 22°C y disminuye con la altitud,  ya que en las zonas montañosas puede bajar hasta los 8°C. La humedad relativa promedio  anual es de alrededor de 82% con pocas variaciones. En las alturas intermedias, cerca de los  1500  msnm  se presenta un  cambio  climático  llamado  línea  del  rocío,  consecuencia de  lo  cual se genera un límite natural para algunos cultivos, como el cafeto y la ganadería lechera  de altura. Esto genera paisajes distintivos en la zona de Heredia y Cartago. 

­ NOTA ­ Debido a que gran parte de la actividad del profesional en  conducción de turistas se realiza a la intemperie, el clima es un  factor que debe considerar el guía, no sólo para determinar su  indumentaria, sino que además para programar actividades y  considerar normas de seguridad

55


Capítulo 5   LA ECOLOGIA Y LA DINAMICA DE LOS ECOSISTEMAS  5.1. Concepto de ecología:  La relación que puede darse entre todos los seres vivos y su medio, puede ser definida en  términos  de  energía,  de  sobrevivencia  o  de  cualquier  otro  aspecto  sea  este  simple  o  complejo.  Para  Fried,  George,  (1993),  “  es  un  enfoque  holístico  (general  e  integrador)  destinado  al  estudio  de  los  seres  vivos  en  su  contexto,  tal  y  como  se  relacionan  con  su  medio  físico  (aspectos  abióticos)  y  con  otros  seres  vivos  (aspectos  bióticos).  Es  decir  la  ecología  se  refiere a una  serie  de  actividades entre los organismos  y  su  entorno en  forma  constante y dinámica.  El concepto de dinamismo está definido por lo que los ecólogos llaman  las leyes de la termodinámica de los ecosistemas, la primera se refiere a la conservación de  la energía, esta no se crea ni se destruye y la segunda se refiere a que la  energía tiende a  pasar de un estado más organizado y concentrado a otro memos organizado y más disperso,  por lo que a través del  ecosistema es menor la cantidad de energía utilizable.  Estas relaciones de la energía  se observan mediante una secuencia de  relaciones de alimentación, las cadenas alimenticias o redes tróficas, así como la presencia  de una serie de ciclos biogeoquímicos, presentes  en el ecosistema y su ambiente o entorno,  de  manera  que  “  la  acción  compleja  del  ambiente  sobre  la  biota  a  lo  largo  de  muchos 

millones de años ha llevado al desarrollo de numerosas combinaciones de organismos, que  se  agrupan  en  diversos  tipos  de  combinaciones  diferentes  en  su  fisonomía,  estructura,  fenología,  composición  florística  y  faunística,  así  como  en  formas  de  vida ”  (Fournier,  2001). 

5.2. Ecosistemas y hábitats pr esentes en Costa Rica:  5.2.1. Concepto y componentes:  “Un  ecosistema  agrupa  a  una  serie  de  poblaciones  diversas  e  interactuantes  que  viven dentro de ciertos límites regionales. ”(Fried, George, H, 1993 ), y ese lugar compone  el hábitat o el  sitio donde preferiblemente ubicamos  a  los organismos.  En  este ecosistema  se  intercambia  constantemente  materia  y  energía  entre  los  seres  vivos  y  el  medio  o  el  conjunto  de  factores  Físicos  que  son  los  que  van  a  determinar  el  establecimiento  de  los  organismos.

56


Para el  establecimiento  exitoso  de  un  ecosistema,  se  debe  de  considerar    dos  componentes:  comunidad  biótica  o  conjunto  de  poblaciones  presentes  y  el  ámbito  de  tolerancia de la especie, ante las características del medio, lo que hace aumentar o disminuir  a las poblaciones. 

5.3. Hábitats y zonas de vida: 

Nuestro país tiene una gran cantidad de ecosistemas, es muy diverso, hay marinos, de agua  dulce, costeros y terrestres. La clasificación actual establece un sistema basado en las zonas  de  vida  de  Holdridge.  Una  zona  de  vida  es  una  franja  terrestre,  que  está  delimitada  por  ciertas condiciones de temperatura,  precipitación y  humedad, desde el nivel del  mar hasta  las partes más altas de las montañas y se caracteriza porque puede incluir diversos hábitats  y  condiciones  topográficas  así  como  una  flora  y  fauna  específica.  En  cada  una  de  las  12  zonas de vida que existen en el país,  se distribuyen una serie de pisos  altidudinales, valor  que varía de acuerdo con las condiciones locales, de la siguiente manera: 

Piso altitudinal 

Rango

de Rango  de  altitud  Rango  de  altitud 

biotemperaturas ºC 

msnm Pacífico 

msnm Caribe 

Basal

Más de 24 

0 a 600 

0 a 400 

Premontano

24 a 18 

600 a 1600 

400 a 1500 

Montano bajo 

18 a 12 

1600 a 2600 

1500 a 2600 

Montano

12 a 6 

2600 a 3500 

2500 a 3500 

subalpino

6 a 3 

Más de 3500 

Más de 3500 

Los valores expresados por Holdridge para determinar las zonas de vida se definen  como:  a...BIOTEMPERATURA  es  la  medida de  calor  a  la  cual  las plantas  permanecen  biológicamente  activas, es decir desarrollando la fotosíntesis, y se calcula un rango  entre 0 grados y 30 grados centígrados.

57


b... PRECIPITACION se refiere a la cantidad de agua que cae en una región en un  periodo de tiempo, puede manifestarse como lluvia, nieve o granizo, se mide en mm  anuales (1mm = 1 litro/ m2)  c...  HUMEDAD  se  refiere  a  la  cantidad  de  agua  que  podría  convertirse en  vapor  con  respecto  a  una  medida  de  la  precipitación,  mejor  conocida  como  evapotranspiración, sus rangos r  menor a 1, determinan regiones húmedas y  r  mayor a 1, regiones secas. Para obtener el valor r se divide  la cantidad de vapor  anual entre el valor anual de precipitación para el área o región 

Figura 16: mapa de Zonas de Vida de Costa Rica (tomado de Holdridge, 1967) 

Para ubicar los ecosistemas presentes en Costa Rica, se utiliza una clasificación  muy simple, el primer grupo corresponde a los ecosistemas boscosos que son: 

5.3.1. Bosque seco tr opical 

Se localiza  en  las  partes  bajas  de  Guanacaste  y  Valle  del  Tempisque,  la  temperatura oscila entre los 24oC y la precipitación es de 1000 a 2000 mm.

58


Este ecosistema se manifiesta como bosque deciduo y semideciduo de tierras  bajas, donde la mayoría de árboles pierden la hojas durante la época seca, como una  medida para compensar el recurso energético, ya que se invierte en la producción de  flores, y luego en brotes y hojas. La descripción de deciduo es la más acertada para  este bosque, pues en realidad siempre se mantienen frescos y verdes en la estación  lluviosa. Se ubica entre los 0 a 600 m.s.n.m. 

Estratificación: un  dosel  de  15  a  25  metros  y  un  sotobosque  de  10  a  15  metros.  Los  árboles  de  troncos  delgados,  retorcidos,  copas  pequeñas,  muchos  arbustos  espinosos  y  pocas  hierbas,  pero  sí  son  abundantes  los  cactus  y  algunos  helechos. Algunos ejemplos de la flora son el amendro de río, la caoba, el guapinol,  guayaquil, nance, peine de mico, pochote, roble de sabana, higuerones, cocobolo. 

Otro ecosistema es el bosque deciduo o semideciduo de alturas medias o bosque  estacional, que va desde los 600 a los 1700 m.s.n.m, ubicado en el Valle del General  aunque actualmente no hay muestras, hacia la cordillera de Tilarán y algunos cerros  de la Península de Nicoya, también sin muestras representativas de la flora nativa. 

Estratificación: un dosel de 20 a 25 metros, un sotobosque de 10 a 20 metros  de  altura,  perennifolio,  un  estrato  arbustivo  y  otro  herbáceo.  El  bosque  presenta  diversas  palmas,  bejucos  y  pocas  epífitas.  Ejemplos  de  la  flora  son  las  guabas,  chapernos, higuerones, cucaracho, guarumo, guayabón. 

Se presentan    ecosistemas  como  sabanas  arboladas  y  algunos  charrales  o  matorrales  espinosos  y  son  importantes  las  talolingas  o  lagunas  estacionales  de  la  época lluviosa, para el refugio de fauna y aves migratorias principalmente. La fauna  se  representa  por:  monos,  pumas,  coyotes,  venados,  pizotes,    iguanas,  boas,  cascabel,  chachalacas, urracas,  trogones,  toledos, mariposa cuatro  ventanas  y  azul.  La flora más típica comprende los cornezuelos, Guanacaste,  jícaros, palo lija ,roble  sabana,  terciopelo,  corteza  amarillo,  toreta.  Uno  de  los ecosistemas  frecuentes son  los bosques de galería que comprenden especies como pochotes, espabel, guácimo,

59


jobo y  gavilancillo  o  Guanacaste  blanco.  Estos  son  utilizados  como  corredores  biológicos  principalmente  para  varias  tropas  de  monos  congos  y  carablanca  así  como para los sahinos y tepezcuintles durante la época seca. 

Ø bosque húmedo tropical  Ø  bosque muy húmedo tropical  Ø  bosque húmedo premontano  Ø  bosque pluvial premontano  Ø  bosque húmedo montano bajo  Ø  bosque húmedo muy húmedo montano bajo  Ø  bosque pluvial montano bajo  Ø  bosque muy húmedo montano  Ø  bosque pluvial montano  Este conjunto de bosques, se reconocen  por la presencia de la humedad y la  precipitación  de  moderada  a  fuerte,  y  permite  formaciones  o  ecosistemas  más  complejos y diversos como los siguientes:  Bosque siempre verde de tierras bajas: conocidos  como lluviosos, ubicados en  la  zona  norte  y  el  caribe,  en  elevaciones  menores  a  500  m.s.n.m,  presentes  además  en  la  Península  de  Osa.  La  temperatura  promedio  es  de  24  0C,  y  una  precipitación  de  unos  2000  mm  anuales.  Las  especies  son  perennifolias  o  siempre verdes y algunas pocas caducifolias.  Estratificación:  el  dosel  es  muy  alto,  entre  40  a  45  metros  de  altura,  árboles  redondeados de copa, con gambas y los emergentes están dispersos y sobresalen  del subdosel a unos 30 o  40 metros, con palmas frecuentes, lianas y epífitas.  El  estrato  herbáceo  casi  no  presenta  vegetación  excepto  por  algunos  helechos. 

Como unidad  ecológica  este  tipo  de  bosque  es  muy  diverso.  Algunos  ejemplos de  la  flora  son:  olla  de  mono, pilón,  surá,  laurel,  fruta  dorada,  ceiba,  cristóbal, botarrama, chancho, gavilán, espabel, nazareno.

60


El otro  ecosistema  es  el  bosque  siempre  verde  de  alturas  medias,  considerado el de mayor diversidad, con cerca del 80% de especies de la flora,  además de insectos y avifauna extraordinaria así como la variedad en helechos y  epífitas,  principalmente  orquídeas.  Este  es  el  típico  bosque  húmedo  tropical  o  bosque  lluvioso,  ubicado  entre  los  400  a  los  1600  m.s.n.m  en  cordilleras  de  Guanacaste, Volcánica Central Tilarán, Talamanca y algunas zonas costeras. 

Estratificación: el dosel se presenta a 30 o 40 metros, troncos rectos  gambas  pequeñas,  un  subdosel  de  15  a  25  metros,  muy  denso,  un  sotobosque  con gran densidad de palmas, helechos, musgos y epífitas al igual que el estrato  arbustivo, donde se presentan muchas palmas enanas y helechos arborescentes y  por  último  el  estrato  herbáceo  limpio,  con  heliconias,  súrtubas,  pacayas,  calatheas  y  algunas  hierbas de  hojas  anchas.  Algunos  ejemplos  de  la  flora  son  los  aguacatillos  que  guardan  estrecha  relación  con  la  presencia  de  trogones  y  quetzales,  anonillos, chapernos,  mirtos,  guabas, higuerones,  guarumos, que son  importante refugio y centro de alimentación para los perezosos. 

La fauna asociada a estos bosques húmedos y lluviosos es abundante,  principalmente  grandes  felinos  como  el  jaguar,  el  manigordo  y  el  puma,  así  como dantas, chanchos de monte, monos, diversidad de lagartijas, insectos y una  alta variedad de aves como tangaras, sargento, furnáridos, hormigueros, vireos,  pavas,  pavones  tucanes,  loras  y  pericos.  Las  serpientes  son  abundantes,  principalmente las bejuquillas, loras, terciopelo y tobobas. 

El otro ecosistema, es el bosque  siempre verde de tierras altas, caracterizado  por una alta presencia de robles o robledales puros (Quercus spp),a más de 2000  m.s.n.m,  acompañados  por  ciprecillo  (Pocodacarpus  erectus),  escalonia  (Escallonia  poasana),  magnolia,  chile  muelo,  jaúl,  aguacatillos,    cucaracho,  copey,  cedro dulce,  yos o pega pega , helechos y bambúes en la  asociación de  alturas entre 1500 a 2000 m.s.n.m, llamados bosques mixtos.

61


Figura 17:  bosque de  Quercus  sp.  o  robles  de altura, en  San Gerardo de  Rivas  (foto: César Laurito).  Estratificación:  el  dosel es  alto entre 20  y  30 metros  y  sobresalen  enormes  árboles de hasta 50 metros de altura, copa compacta, el sotobosque es denso, de  10 a 20 metros, con muchas cañas de bambú y helechos arborescentes, arbustos  de 1 a 5 metros y el estrato herbáceo muy denso con helechos, platanillas, mano  de  tigre,  garrobillos,  musgo,  selaginellas,  que  promueven  la  formación  de  un  suelo muy húmedo de grueso mantillo, donde es posible observar gran cantidad  de  hongos  diversos,  y  madrigueras  de  armadillos,  guatuzas  y  hormigueros  importantes de  zompopas (Atta cephalotes) y arrieras (Alcyon sp) comunes en  los bosques húmedos de las tierras  bajas del país. 

También se considera el bosque nuboso, de características muy particulares,  por su ubicación hacia las laderas de las cordilleras de la región Caribe, algunas  partes  altas  de  Osa  e  Isla  del  Coco,  siendo  el  ejemplo  más  importante  Monteverde.  Estos  bosques  se  ubican  entre  los  1400  a  2000  m.s.n.m  y  las  especies  presentes  son  muy  particulares,  abundando  la  epifitia,  orquídeas,  bromélias,  lianas,musgo  y  hongos,  además  especies  como  cedro  dulce,  yos,

62


chilamate, guarumos,  aguacatillos  muy  abundantes,  mirtos,  copey,  platanillas  mano  de  tigre,  garrobilos  ,palmas  y  helechos  arborescentes.  La  fauna  incluye  ocelotes,  manigordos,  danta,  zorros,  ardillas,  pavas,  trogones,  quetzales,  sargentos, diversidad en colibríes, viuditas, yiguiros, caciques, aguíos. 

Otro ecosistema es el bosque enano, que está expuesto a condiciones  climáticas  más  severas,  principalmente  viento  y  alta  radiación  ultravioleta,  y  abundante  lluvia.  Generalmente  se ubican entre las cumbres de  las  montañas o  entre  los pasos de estas,  formando asociaciones achaparradas  de  no más de  10  metros  de  altura,  con  hojas  ásperas  y  coriáceas,  rojizas,  y  se  presentan  como  parches aislados o islas entre las montañas, lo suelos son de vegetación escasa,  con musgo, helechos y algunas hierbas. 

Figura 18:  asociación vegetal de helechos arborescentes (foto César Laurito)  Ø  Páramo pluvial subalpino este ecosistema  es especial por las condiciones de topografía  y  organismos  que  lo  componen,  a  más  de  3200    m.s.n.m.,  con  cambios  bruscos  de  temperatura, casi formando una especie de sabanas  de musgos  acolchados con hierbas  y  arbustos.    Las  especies  más  comunes  son  los  culantrillos,  la  caña  chusquea,

63


tabaconcillo, gallitos,  arrayán.  La  fauna  asociada  a  estos  lugares  comprende  puma,  conejos, coyotes, yigüirro escarchero, colibríes. 

Figura 19: lagos de origen glacial en el Páramo del Chirripó (foto César Laurito)

5.4. Ecosistemas mar ino costeros.  Se incluyen todos los humedales, los manglares, arrecifes coralinos. 

Figura 20: la plataforma de abrasión marina de Cabo Blanco, constituye un humedal  de zona de mareas (foto César Laurito) 

64


5.4.1. Humedales  De  acuerdo  con  la  convención  RAMSAR  o  Convención  sobre  los  humedales,  llamado  así  en honor  a  la  ciudad  de    Irán en 1971,  donde se  firmó  el  documento,  conocida  como  convención  relativa  a  los  humedales  de  importancia  internacional  especialmente  como  hábitat  de  aves  acuáticas,  define  un  Humedal  de  la  siguiente  forma: “extensiones de marismas, pantanos, turberas o aguas de régimen natural o 

artificial, permanentes  o  temporales,  estancadas  o  corrientes,  dulces,  salobres  o  saladas,  incluyendo  las  extensiones  de  agua  marina  cuya  profundidad  en  marea  baja no exceda de seis metros” . 

Figura 21:  Humedal  tipo  turbera  en  el  Cerro  de  la  Muerte  (foto:  César  Laurito) 

De acuerdo  con  Bravo  y  Windevoxhel  (1977)  y  Dugan  (1992),  tomado  de  Valdivieso (1999),la clasificación para los humedales es la siguiente:  a.  Sistemas palustrinos: cuerpos de agua interiores no marinos, de baja vegetación  que los delimita como: estanques, praderas naturales inundadas, sabanas de tipo  pantanal  y  bosques  inundados  temporales,  no  exceden  los  2  metros  de  profundidad.  b.  Sistemas lacustrinos: depósitos de agua formados en depresiones topográficas o  drenajes  represados  en  forma  natural  o  artificial,  hay  plantas  emergentes,

65


flotantes, musgos,  líquenes,  ejemplos  las  lagunas  interiores  y  lagos  no  profundos, menos de 2 metros de profundidad.  c.  Sistemas  riberinos:  canales  o  conductos  abiertos  naturales  y  artificiales,  con  flujo de agua constante, como ríos, arroyos. 

Figura 22:  Los Canales de Tortuguero,  son  sistemas  ribereños costeros  (foto César  Laurito) 

d. Sistema  estuarino:  áreas  costeras  en  contacto  con  mar  abierto,  se  mezclan  permanentemente  el  agua  dulce  y  la  salada,  como  estuarios,  deltas,  lagunas  costeras, esteros, manglares, zonas lodosas, islas e islotes.  e.  Sistema marino: áreas litorales expuestas a flujos de aguas oceánicas inundadas  por mareas hasta el límite posterior de fanerógamas marinas o arrecifes de coral,  o en su ausencia entre 0 y 6 metros de profundidad.  Los  humedales,  (Dugan  1992,  en  Valdivieso,  1999),  son  de  agua  salada,  como  ejemplos los marinos, estuarios, lagunas y lagos salados De agua dulce como  ejemplos los riberinos, lacustres, palustres y los humedales artificiales como los de  acuicultura,  maricultura,  estanques  de  ganadería  y  agrícolas,  explotación  de  sal,  estanques  excavaciones  o  canteras  urbanos  e  industriales  y  las  áreas  de  almacenamiento de aguas cuando  sean para irrigación o consumo y otros servicios.

66


Figura 23:  los  manglares  son  un  importante  recurso  turístico  y  natural,  estos  ofrecen  la  oportunidad de observar especies únicas (foto César Laurito)  Para Costa Rica los humedales presentes son los de aguas dulces que comprenden:  pantanos, lagos y lagunas interiores, turberas, bosques inundados de agua dulce. Los  de aguas salobres y saladas como: lagunas y canales litorales, manglares, estuarios,  arrecifes coralinos, praderas marinas, costas abiertas y deltas.  Los más sobresalientes y con categoría Ramsar son: Refugio de Vida Silvestre Caño  Negro,  Humedal del Caribe Noreste, Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca  Manzanillo,  Parque  Nacional  Palo  Verde,  Refugio  Nacional  de  Vida  Silvestre  Tamarindo,  Humedal  Nacional  Térraba­Sierpe,  Parque  Nacional  Marino  Isla  del  Coco,  otros:  Laguna  respingue,  manglar  de  Potrero  Grande  y  Cuenca  embalse  del  Arenal.  Dentro de las funciones más importantes de los humedales tenemos:  a.  conservación de la biodiversidad  b.  reproducción de especies importantes  c.  mantenimiento de la calidad de agua  d.  protección contra inundaciones  e.  abastecimiento de agua  f.  retención de sedimentos y nutrientes  g.  proporcionan productos forestales  h.  transporte humano y de comercio  i.  Recreación y turismo.

67


5.4.2. Los manglares  En  nuestro  país  abarcan  cerca  del  1%,  distribuidos  en  ambas  costas  pero  mayormente en el Golfo de Nicoya y  la región Térraba­Sierpe. Se establecen entre  los bancos de lodo en ambientes estuarinos y tienen una gran importancia comercial  para  las  comunidades    cercanas  a  ellos,  pero  principalmente  asumen  un  interés  ecológico,  al  servir  como  refugio  de  larvas  y  estados  juveniles  de  la  mayoría  de  peces, moluscos y crustáceos de la costa, además que actúan como barreras  amortiguadoras de viento y controladores del flujo de nutrientes constante entre el  límite de mareas y los flujos de agua salada y agua dulce.  Las  principales  especies  de  flora  corresponden  a  los  mangles,  árboles  que  presentan una serie de adaptaciones a las condiciones salinas en las cuales se  localizan y de acuerdo con  Villalobos (1982 ), “un manglar se estructura en 3 áreas,  una comunidad pionera, una comunidad periférica y una comunidad intermedia.”  La  fauna  asociada  es  muy  variada,  en  el  dosel  se  localiza  a  la  lora  nuca  amarilla,  Amazona  auropalliata,  la  reinita  de  manglar,  Dendroica  petechia  erithacorites,  el  oso  hormiguero,Tamandua  mexicana,  los    termiteros,  y  ocasionalmente  mapaches,  Procyon  cangrivoros,  aunque  son  más  frecuentes  en  el  suelo buscando cangrejos e insectos. También se puede encontrar la boa o bécquer,  Boa  constrictor,  y  los  monos  carablanca,  Cebus  capucinus,  depredando  nidos  de  aves. 

En el suelo y sobre las raíces son frecuentes cangrejos, crustáceos filtradores  como cirripedios,  fisurelas, casquitos de mula,  litorinas y  cerithideas. Más hacia el  suelo fangoso se pueden localizar a los cangrejos más grandes como Cardisoma sp y  Sesarma sp.  A pesar de la gran importancia de estos ecosistemas, para la vida marina de  muchas  especies  y  una  gran  mayoría  de  importancia  económica,  han  sido  drásticamente  alterados  por  la  deforestación,  para  la  construcción  de  complejos  hoteleros,  casas  de  habitación,  ranchos,  y  salineras,  aún  cuando  por  ley  están  protegidos y bajo la clasificación Ramsar.

68


Figura 24:  comunidad de Fisurella   sp.,  gasterópodo  filtrador de la zona  intermareal (foto:  César Laurito).  5.5. Ecosistemas agr ícolas.  Se incluyen  todos  los  agroecosistemas determinados por  la diversidad de la  actividad agrícola o agroforestal, los monocultivos y policultivos o las mezclas entre  ellos. Se  refiere  a  siembras de  pastos,  cultivos  de melón,  siembras  de café, palma,  chayote, cacao, tabaco, cabuya, helechales, flores y forrajes, etc. En algunos lugares  es solamente una mezcla de potreros, cafetales y cañales. 

5.6. Dinámica de los Ecosistemas 

5.6.1. Relaciones inter  e intr aespecíficas  En los ecosistemas es posible que ocurran relaciones entre los componentes  a  muy  diferentes niveles, puede  ser  en una hoja,  en un ramillete de flores, entre el  fondo  de  una  bromelia,  entre  las  gambas  de  un  chilamate  (Ficus  sp),  al  nivel  de  ramas  del  dosel,  entre  las  raíces,  e  incluso  entre  el  cuerpo  o  pelaje  de  algunos  organismos.  Se consideran intraespecíficas cuando la relación ocurre entre organismos de  la  misma  especie,  por  ejemplo  competencia  por  hembras  en  un  cortejo  o  leks  de

69


Toledo, (Chiroxiphia  linearis),  o  entre protección de  territorios de Fucsia sp por el  colibrí  ermitaño,  (Phaeotrnis  longuemareus).  Por  otro  lado,  las  interespecíficas  obedecen a relaciones entre diferentes especies. Estas relaciones se clasifican como  favorables, desfavorables o neutras y las manifestaciones de ellas son:  a.. Favorables o simbióticas: se establecen entre organismos de especies diferentes y  estas  no se afectan, un caso es  el del mutualismo donde ambas se favorecen como  la  relación  entre  las  vacas  y  la  garcilla  garrapatera,  (Bulbublcus  ibis)  que  obtiene  garrapatas de la vaca o el caso del guarumo, (Cecropia sp), y las hormigas Azteca, el  árbol brinda refugio y néctar y la hormiga da protección contra herbívoros. El otro  caso es de comensalismo, donde un organismo se favorece y el otro no se afecta, es  indiferente,  por  ejemplo  cuando  las  arrieras,  (Alcyon  sp),  van  en  el  bosque,  la  tangara  hormiguera,  (Habia    rubica)  y  el  trepatroncos  rojizo,(  Lepidocolaptes  certhia), van al frente de la columna de hormigas atrapando los insectos que escapan  de las furiosas hormigas.  En  el  caso  del  mutualismo,  se  presentan  relaciones  obligadas  para  la  sobrevivencia,  como  la  coevolución  entre  aves,  insectos  y  flores,(polinización),el  caso  de  las  micorrizas,(plantas  y  bacterias),  también  el  caso  de  la  zoocoria,  vital  para muchas hierbas del sotobosque y pastizales.  El  otro tipo de relaciones es las antagónicas, contrarias o desfavorables, en  las  cuales  los  organismos  se  perjudican,  como  el  caso  del  parasitismo,  donde  el  afectado  siempre  es  el  hospedero,  por  ejemplo,  las  lombrices  y  el  perro,  o  los  parásitos intestinales en el ser humano, o los hongos presentes en varias plantas. El  otro  caso  es  la  predación,  relación  obligada  para  los  predadores,  pues  de  ella  depende su sobrevivencia,  por  ejemplo  la lechuza  y  los  ratones, serpientes y aves,  garrobos y pichones de aves o pollos, etc.  Otro  tipo  es  el  que  se  comprende  como  la  competencia,  establecida  entre  organismos por alcanzar ciertos nutrientes, o por espacio físico o por disponibilidad  de luz o agua y en este tipo un caso extremo puede representar la eliminación de la  otra especie. Algunos ejemplos son del tipo alelopáticos, como el colpalchí,(Croton 

niveus), y madero negro,(Gliricidia sepium), que impide el crecimiento de plantas a  su alrededor gracias a las toxinas de sus hojas depositadas en el suelo. También es el

70


caso de  arbustos  que  compiten  por  alcanzar  el  dosel  del  bosque.  También  se  consideran el pastoreo  y  el ramoneo, como casos de competencia. De acuerdo con  Fournier,  (2001);  se  considera  a  la  competencia  como  “una  de  las  relaciones 

bióticas  de mayor importancia en la evolución de las especies y de los ecosistemas,  así  como  en  la  regulación  de  la  densidad  y  distribución  de  especies  de  la  comunidad biótica ... y permite a las especies modificar su ámbito de tolerancia.”  Es decir, las especies logran adaptaciones favorables a un nuevo hábitat, debido en  parte a la presencia de especies similares que las obligan a competir.  Un  tipo más es  el del neutralismo, en el que  las especies que participan no  son afectadas, no hay perjuicio ni beneficio, por ejemplo hongos que crecen en un  tronco  a  diferente  altura,  o  ciertos  hongos de un  sustrato que  no  compiten con  los  árboles  del  mismo  sitio,  hierbas  en  desarrollo  en  un  pastizal  con  diferente  requerimiento de nutrientes, aves que  anidan  en un mismo árbol, cuyo  alimento es  diferente, etc. 

5.6.2.  Cadena alimenticia (nicho, nivel tr ófico y modelos)  Las relaciones entre los organismos y el medio, se establecen como una  serie  sucesiva  de  relaciones  de  alimentación  que  favorecen  la  sobrevivencia  y  la  reproducción. La cadena  alimenticia se  establece de  acuerdo a la  reducción de la biomasa  en cada etapa de la misma, es decir está en relación con la velocidad de flujo de energía del  ecosistema que los incluye.  Los  organismos  se  van  devorando  unos  a  otros,  desde  la  fuente  energética que es la luz solar, tomada por los productores que pueden ser fotosintetizadores  como plantas,  algas y tallos  verdes  y  de ahí se traslada  a  los consumidores primarios que  son  los herbívoros o  consumidores primarios, en esta  clasificación  se  incluyen  los  que  se  alimentan de frutas o frugívoros, semillas o granívoros, néctar o nectarívoros,es decir es un  herbívoro un ratón que usa las raíces o semillas de una planta, como la mariposa que lame  el néctar de las flores o la abeja que usa el polen de  las flores o el ave que come sus frutos.  Posteriormente,  son  los  carnívoros  los  que  continúan  el  proceso  y  aquí  se  ubican  a  los  depredadores,  ocupando  el  nicho  más  elevado  de  la  cadena.  Al  final  de  la  misma  se

71


localizan los descomponedores que pueden ser saprófitos como los hongos y las bacterias o  necrófagos o carroñeros, como zopilotes, escarabajos, langostas.  El  nicho  ecológico  está  en  relación  con  la  función  que  cada  organismo  cumple  en  el  desarrollo de la cadena, es decir si es productor, consumidor o descomponedor y si se ubica  como consumidor primario, secundario, terciario, etc, La posición de cada organismo en la  cadena, o sea su nivel trófico, está determinada por el hábitat donde esta ocurre, puede ser  terrestre,  marino  o  dulceacuícola,  y  se  puede  representar  en  forma  lineal  o  piramidal,  de  todas formas, la base de la cadena es ocupada por los productores sean estos  fotosintéticos  o quimiosintéticos. Un ejemplo de relaciones alimenticias es un campo abierto se muestra  en la siguiente figura. 

Figur a 25:Transferencia  de  ener gía  en  pir ámide  tr ófica  típica  que  se  inicia    con  un  millón de Kcal. de luz solar .(Tomado de Storer  y Cols en Fr ied, G,1993.)

72


5.6.3. Ciclos biogeoquímicos  Los  ciclos  se  establecen  como  el  movimiento  constante  de  materia  y  energía  en  el  ecosistema,  desde  que  se  obtiene  la  energía  solar  y  se  transforma  en  calor,  hasta la relación materia, suelo y aire.  Los elementos necesarios  para  la  vida,  se  mueven  en  forma  orgánica  o  inorgánica,  estos  nutrimentos  fluyen  en  forma  de  energía  y  masa  a  través  de  los  componentes  del  ecosistema,  siendo  estos  ciclos  los  de  los  elementos  más  importantes,  como el Carbono, Nitrógeno, Oxígeno y el Hidrógeno o ciclo Hídrico.  a.  Ciclo del Carbono: ingresa al organismo a través de CO2 por medio de la respiración y  la fotosíntesis y forma parte de los componentes orgánicos.  b.  Ciclo  del  Nitrógeno:  Ingresa  como  compuestos  nitrogenados  a  través  de  las  plantas,  frutas y vegetales, debido al trabajo de síntesis y fijación de bacterias en el suelo. Forma  parte de los compuestos orgánicos y se desecha como urea, ácido úrico y amoniaco.  c.  Ciclo del Oxígeno:  Junto con el  Dióxido de Carbono,  interviene  en la  respiración  y la  fotosíntesis,  y  es  el  componente  energético  de  las  reacciones  biológicas  de  todos  los  seres vivos.  d.  Ciclo  del  agua:  Intervienen  en  este  proceso  el  Hidrógeno  y  el  Oxígeno  del  aire,  y  se  inicia cuando el calor del sol hace evaporar el agua de los ríos, lagos y mares, este sube  y forma las nubes, se enfrían, se condensan y precipita como lluvia nieve o granizo. En  la  superficie se infiltra para formar las corrientes subterráneas, manto freático o formar  parte de los ríos y lagos o caer directamente al mar. 

5.7.     Biodiversidad  5.7.1. Concepto y componentes.  Se refiere a todas las formas de vida de un determinado sitio, y se enfoca  en tres niveles:  a.  ecosistemas: relaciones diferentes entre los seres vivos y el medio ambiente o ambientes  naturales o no.  b.  Especies: formas de vida existentes en cualquier ecosistema.

73


c. Genes: estructuras responsables de la  transmisión de las características independientes  de cada ser vivo.  De  acuerdo  con  datos  del  SINAC,  el  siguiente  cuadro  muestra  el  estado  actual  de  la  biodiversidad de Costa Rica,( Estrategia  Nacional, página 26 ). 

grupo

Especies

conocidas Especies 

en el mundo 

descritas % descrito para Costa 

para Costa Rica 

Rica,

respecto

al

resto. Virus 

1500

125

1.56

Monera (bacterias  y  8276 

213

0.8

microalgas) Hongos 

58000

2000

3.1

Algas

26900

564

13

Plantas

248428

10979

91

Protozoarios

30800

670

8.4

Insectos

751000

65883

18.3

Otros invertebrados 

240693

4256

25

Vertebrados:

41201

2454

81.4

inferiores

60

1

50

Osteictios

18000

835

59.6

Condrictios

850

81

66.4

Anfibios

4360

182

superado

Reptiles

5262

235

superado

Aves

9040

857

superado

Mamíferos

4629

250

97.2

Peces

74


La situación  anterior  nos  ubica  como  un  país  con  el  5%  de  la  biodiversidad  del  mundo, siendo las áreas de más diversidad las siguientes.  1.Isla del coco  2.  Partes altas de la cordillera Volcánica central.  3.  Talamanca.  4.  Región de golfo Dulce, Península de Osa.  5.  Fila costeña  6.  Monteverde y P.N Guanacaste.  Es importante considerar el endemismo, o sea especies únicas en el mundo en un lugar  específico,  para  nuestro  país,  existen  unas  12000  plantas,  de  las  cuales  el  10  %  son  endémicas y entre los insectos el 20 al 30% son endémicos. 

5.7.2.  Biodiversidad y sostenibilidad  v  La  sostenibilidad  se  entiende  como  todas  aquellas  formas  de  desarrollo económico que se efectúan en un lugar determinado y que  consideran  para  su  conservación  y  manejo  los  recursos  naturales  existentes,  es  decir,  hay  una  armonía,  respeto  y  equilibrio  entre  desarrollo  y  naturaleza,  o  sea,  conservación,  mantenimiento  (uso  y  manejo), de ecosistemas, vida silvestre, hábitats. La biodiversidad en  forma  simple, se refiere a todas  las  formas de  vida existentes en un  lugar  en  un  momento  determinado  y  bajo  condiciones  del  medio  específico.  La  biodiversidad es  un patrimonio natural de  todas las naciones y estas  pueden  desarrollarse  a  partir  de  los  recursos  que  ofrece,  los  bienes  y  servicios  y  su  explotación por la sociedad son los que van a facilitar su desarrollo sostenible.  La  biodiversidad  suministra  recreación,  investigación,  turismo,  energía,  alimentos, madera, medicinas, control biológico, protección contra fenómenos naturales. La  pérdida  de la biodiversidad es la pérdida de ecosistemas, especies y genes, es decir la vida  sobre el planeta. Blanco y otros, páginas 26,27, señalan como beneficios no consumibles de  la conservación de la biodiversidad, (en base a McNeely,J,A, 1988), las siguientes:

75


1. Fijación fotosintética  2.  Funciones  reproductivas  de  los  ecosistemas  (polinización,  flujo  genético  ,fertilización  cruzada).  3.  Mantenimiento del ciclo del agua.  4.  Regulación del clima.  5.  Producción y protección del suelo.  6.  Almacenamiento y circulación de nutrientes.  7.  Absorción y desintegración de contaminantes.  8.  Provisión  por  el  medio  natural  de  valores:  científicos,  educacionales,  espirituales,  estéticos, recreacionales, socioculturales e históricos.  Algunos de los factores que amenazan la biodiversidad son: la deforestación, la caza y  la  captura,  la  comercialización,  los  proyectos  de  desarrollo,  la  sobrexplotación,  la  introducción de especies exóticas y la contaminación. 

5.7.3.  Instituciones promotor as y legislación.  La  legislación  en  nuestro  país  se ha  sustentado en  la  promulgación    de  varias  leyes  y  decretos,  así  como  la  firma  de  varios  convenios  internacionales,  cuyo  objetivo es la conservación de los recursos naturales.  De  acuerdo  con  Blanco  y otros  (2003),  las  principales convenciones  de  las cuales Costa Rica es signatario, son las siguientes :  a.  Convención  sobre  la  protección  del  patrimonio  mundial  cultural  y  natural,  París,  Francia 1972.  b.  Convención  sobre el comercio  internacional de especies en peligro de  la  fauna y  flora  silvestres, CITES, Washington, Estados Unidos, 1973.  c.  Convención sobre la conservación de las especies migratorias de los animales silvestres,  Bonn, Alemania, 1979.  d.  Convención  sobre  los  humedales  de  importancia  internacional  especialmente  como  hábitat para aves acuáticas, Ramsar, Irán, 1991.  e.  Convención sobre la diversidad biológica, Río de Janeiro, Brasil, 1992.

76


f. Convención  sobre  el  cambio  climático,  (UNFCCC),  Río  de  Janeiro,  Brasil,  1992  y  protocolo de Kioto, Japón, 1997. 

Las principales  políticas  y  estrategias  nacionales,  se  consideran  en  la  página  14  del  documento supracitado:  a.  Estrategia de conservación para el desarrollo sostenible de Costa Rica, ECODES, 1988.  b.  Plan nacional de política ambiental, ECO 2005, 1996.  c.  Políticas para áreas silvestres protegidas de Costa Rica, 1997.  d.  Políticas  de  área  estratégica  fomento  del  sistema  nacional  de  áreas  de  conservación,  SINAC, 1998.  e.  Políticas de protección y control del sistema nacional de áreas de conservación, SINAC,  1998.  f.  Políticas,  procedimientos  y  prioridades  de  cooperación  para  el  sistema  nacional  de  áreas de conservación, 1999.  g.  Estrategia nacional de investigación en biodiversidad y recursos culturales,2000.  h.  Estrategia nacional de conservación y uso de la biodiversidad, 2000.  i.  Plan estratégico del sistema nacional de áreas de conservación 2000 al 2002, 2000.  j.  Plan nacional de desarrollo forestal PNDF, 2000.  k.  Estrategia costarricense por la sostenibilidad, ECOSOS. 

De acuerdo con los autores citados, en página 22 se ubica el marco legal ambiental de  Costa Rica,  como sigue.  (Elaborado  a partir  de  Zeledón,  R,  compilador,  2001,Código  ambiental CR.)  a.  Constitución política de Costa Rica, art. 50,1994 y art 46, 1996.  b.  Ley orgánica del ambiente 7554, 04­09­95.  c.  Ley forestal 7575,1996, reformada por leyes 7609,11­06­96,  7761 02­04­98, 7783,  30­04­98.  d.  Ley de biodiversidad, 7788, 30­04­98.  e.  Ley de conservación de vida silvestre,7317, 21­09­92, reformada por leyes 7495,  03­05­95, 7497 02­05­95, 7788 30­04­96.  f.  Ley de uso, manejo y conservación de suelos, 7779,30­04­98.

77


g. Ley de aguas, 276 de 27­08­42, reformada por las leyes 2332 09­04­59, 5046 16­08­72,  5516 02­05­74.  h.  Ley de concesión y operaciones de marinas turísticas, 7744 19­12­97.  i.  Ley de protección fitosanitaria 7664, 08­04­97.  j.  Ley de salud animal, 6243 02­05­78, reformada por ley 7472 20­12­94.  k.  Ley de hidrocarburos 7399 03­05­94.  l.  Ley de regulación del uso racional de la energía 7447 03­11­94.  m.  Ley general  de salud 5395 de 30­09­73, reformada por las leyes 5789 01­09­75, 6430  15­05­80, 6726 10­03­82, 7093 22­04­88, 7600 02­05­96. 

Capítulo 6: MANEJ O DE LOS RECURSOS NATURALES 

6.1. Conservación de especies.  La vida silvestre es la flora y la fauna natural presente en los ecosistemas o hábitats  sean naturales o artificiales. Puede conservarse y protegerse mediante un plan de manejo, es  decir  con  propuestas  y  condiciones  especiales  que  permitan  el  establecimiento  de  la  vida  silvestre a través de acciones concretas.  Para la fauna específicamente, se trabaja en dos direcciones: ex situ, es decir fuera  de    su  hábitat  natural  e  in  situ,  dentro  del  hábitat  natural.  Además  se  promueven  los  zoocriaderos o centros que de dedican a la reproducción y crianza de la fauna silvestre, para  fines comerciales y para reincorporar las especies al medio. También están los zoológicos y  centros de rescate, en estos  centros se proporciona un trato especial a los organismos, que  provienen  de  diversos  sitios,  maltratados  por  cazadores,  crías  abandonadas,  animales  usados  como  mascotas,  en  algunos  casos  los  organismos  se  pueden  devolver  a  sus  condiciones nativas, pero en una gran mayoría, es imposible reincorporarlos por lo que se  usan como elementos educativos sobre lo que representa la fauna silvestre del país.  En Costa Rica, son muchas las especies que son afectadas por la caza, el trasiego y  como mascotas, por ejemplo: loras, pericos, pizotes, monos, lapas, tortugas, peces, insectos,  helechos  y  orquídeas,  siendo  el  grupo  de  plantas  con  mayores  riesgos  y  con  poblaciones  reducidas y gran número de especies en riesgo de extinción.

78


6.2. Recur sos natur ales r enovables y no r enovables.  Los  recursos  naturales  son  el  conjunto  de  recursos  que  podemos  encontrar  en  el  medio ambiente, los cuales son usados para  producir bienes y servicios para el desarrollo y  sobrevivencia  de  la  comunidad.  Sin  embargo,  la  transformación  de  estos  recursos  y  su  posterior uso,  debe darse en  forma sostenible es decir  en  e1quilibrio   con  las normas que  rigen  los  ciclos  o  procesos  naturales  del  medio,  sea  este  el  recurso  fauna,  flora,  suelos,  bosques, minerales, etc.  Los recursos naturales de acuerdo a su uso, se clasifican en renovables, aquellos que  pueden transformarse o se utilizan permanentemente a través de diferentes procesamientos  o sistemas de conservación y mantenimiento, como: el suelo, el agua, la flora, la fauna. Los  recursos no renovables, son los que se agotan una vez utilizados y no pueden transformarse  como el petróleo y sus derivados y los minerales.  Algunas alternativas para la conservación de los recursos naturales pueden ser:  ­  Ante  los  problemas  de  la  deforestación,  se  deben  implementar  los  viveros  comunales,  en  manos  de  las  asociaciones  de  desarrollo  y  comités  de  cañerías.  Los que pueden reforestar los ríos y quebradas de las localidades, y permitirían  el incremento en la  fauna nativa  y el  establecimiento de corredores biológicos,  fauna como zorros, guatuzas, tejones, olominas, mojarras,guapotes, volvería otra  vez a ser frecuente.  ­  Como  alternativa  para  la  fauna  se  promueve  el  manejo  in  situ  y  ex  situ  y  la  creación  de  centros  de  rescate,  los  zoocriaderos  de  doble  propósito,  como  conservación y comercio, el impulso de las áreas silvestres protegidas, gestión y  manejo de proyectos de conservación, a través de las municipalidades, SINAC,  ONG’S, empresa privada. 

6.3. Efectos de la defor estación.  La tala indiscriminada, consiste en la corta de árboles sin  ningún control o plan de  manejo del bosque.  En  forma  simple,  cortar y  exponer a un cambio brusco  a  las  especies  por la transformación del ecosistema. Nuestro país, en los años 70­80, llegó a una tasa de

79


deforestación de unas 60000 hectáreas por año, dejando como consecuencia una cobertura  boscosa de apenas un 30% del territorio, prácticamente Costa Rica se quedó sin bosques.  Dichosamente, gracias a los esfuerzos de MINAE, algunas ONG’S, instituciones y  grupos  varios,  se  ha  logrado  un  aumento  en  la  cobertura  boscosa,  las  áreas  silvestres  ya  cubren el 43% del territorio y en los últimos años la tasa de deforestación es de unas 5000  hectáreas anuales, incentivos como PSA, (pago de servicios ambientales) CPB,(certificado  de protección del bosque), son importantes estímulos para la conservación.  Uno de los mayores problemas que genera la deforestación, es la fragmentación de  los  bosques,  que  consiste  en  talar  por  sectores,  hasta  lograr  espacios  abiertos,  sus  consecuencias son anotadas por Harris y Galleger, 1989, en García, R, (2002), como:  ­ 

La pérdida de especies que requieren grandes extensiones de terreno para su  establecimiento, por ejemplo felinos 

­

La pérdida de especies de gran movilidad ejemplo chanchos de monte. 

­ En los fragmentos con intervención humana se propician condiciones artificiales  de  abrigo  y  disponibilidad  de  alimento,  lo  cual  por  lo  general  favorece  a  las  especies  que  se  han  adaptado  al  ambiente  humano,  en  detrimento  de  las  silvestres, por ejemplo el zanate versus pájaro bobo.  ­  La  baja  densidad  de  las  poblaciones  aisladas  lleva  al  entrecruzamiento  entre  individuos  emparentados  y  subsecuentemente  a  la  extinción,  como  resultado  negativo de la pérdida de diversidad genética, ejemplo pumas en Florida.  Por  otro  lado,  se  debe  considerar  que  en  un  bosque  hay  senderos  establecidos  por  las  especies  terrestres,  es  decir  trillos  de  dantas,  de  tepezcuintles,  de  chanchos de monte, también hay sitios específicos para anidación, alimentación  y  recreación  para  los  monos,  refugios  para  aves  y  roedores,    también  se  debe  considerar  a  las  especies  de  plantas  que  conservan  valor  genético,  muchos  enormes  árboles  son  los  productores  de  semillas  y  esporas    adaptadas  y  genéticamente  resistentes,  las  cuales  son  de  alto  valor  para  la  biodiversidad,  todos  estos  aspectos  se  pierden  al  deforestar,  y  por  lo  tanto  provocan  la  disminución  y la extinción de la vida silvestre.

80


Las especies más comunes usadas en Costa Rica para la reforestación son: Guayaba,  guabas,  almendro  de  río,  sotacaballo,  laurel,  higuerones,  pochote,  indio  pelado,  guitite,  cítricos,  mango,  espabel,  pinos,  ciprés,  eucaliptos,  cebo,  guácimo,  itabos,trueno, cuernavaca,etc.  Las  especies  forestales  de  mayor  uso  son:  melina,  pochote,  teca,  laurel,  eucalipto,  ciprés, pinos, amarillón, uruca, jaúl.  De  acuerdo  con  Jiménez,  1998,  referido  en  García,  R,  (2002)  ,  las  especies  forestales o árboles maderables en peligro de extinción son:  Ronron,  guayabón,  laurel  negro,  camíbar,  cativo,  alcornoque,  nazareno,  tostado,  plomo,  manú,  cocobola,  sangregao,  cola  de  pavo,  bálsamo,  sangrillo  colorado,  cristóbal, cachimbo, campano, gavilán blanco, quira, olla de mono, matasano, cedro  real,  cedro, cedro  amargo, caoba, tamarindo grande,  manú negro, ciprecillo,  areno,  guayacán real. 

6.4. La caza y pesca sin contr ol  Son dos  elementos  más que  se  suman  al  proceso  de  eliminación  o  extinción de  la  vida silvestre. En nuestro país, existen 17 especies  de aves, 13 de mamíferos, 2 de anfibios,  y  8  de  reptiles  y  unas  40  de  árboles  maderables  (Jiménez,  1988),que  están  en  riesgo  de  extinción,  además de  acuerdo  con  el  decreto  26435­MINAE,  en  cuanto  a  las  poblaciones  reducidas,  se  tienen  las  siguientes:    Antozoa  2  especies,  Hidrozoa  2  (corales),  insectos  1  (araña), aves 85, mamíferos 15, anfibios 81 y reptiles 28.  Las  actividades  de  caza  son  controladas por  ley  y  mediante cuadros  de    veda,  sin  embargo hay  mucho  desconocimiento  al  respecto  y  se    incumple el  proceso,  además hay  aspectos culturales que juegan un papel crucial, como el hábito de ir a cazar los Domingos,  o  en  semana  santa  o  en  vacaciones.  En  estas  fechas  aparecen  ríos  contaminados  y  hay  muerte  de  muchos  peces.  Los  estuarios  son  afectados  constantemente  con  el  uso  de  trasmayos  y  se  favorece con  la ausencia de patrullajes. En el  mar la presencia de  grandes  barcos,  la  mayoría no costarricenses,  eliminan  literalmente  o  arrasan  la pesca  artesanal,  y  además  afectan  otras  especies  como  delfines  y  tortugas  y  una  gran  cantidad  de  especies  consideradas como de desecho. Uno de los organismos más afectados son los tiburones que  se  capturan  por  sus  aletas  y  se  desperdicia  todo  el  resto.  Al  respecto  se  hacen  grandes

81


esfuerzos para detener su matanza. Un caso muy específico y muy lamentable es la captura  de  aves  para  mascotas  y  comercio,  principalmente  loras,  pericos  y  lapas,  de  los  que  se  calcula en 140000 individuos la captura anual. 

6.5. Tipos de contaminación.  Decir que es   contaminación es ciertamente complicado, pero lo podemos entender  constantemente con múltiples ejemplos en la vida cotidiana: una persona que arroja latas y  basura por la ventanilla de un autobús, un saco de desechos al lado de la calle o en un lote  baldío, el olor nauseabundo que emerge de  alguna  fábrica, un petrolero partido en dos en  medio  del  mar  o  cerca  de  alguna  costa,  muerte  de  miles  de  peces  en  un  río  producto  de  arrojar  un  veneno,  etc.  La  contaminación  está  en  relación  con  la  concentración  de  una  determinada  sustancia  o  producto  en  el  medio  y  podría  decirse  que  hay  contaminación  cuando ese producto o sustancia llega a un lugar donde nunca ha estado y que va a provocar  daños en el entorno y que por lo tanto los organismos quedan indefensos. Cristina D’Alton  (1996 )y otros, en el documento guía didáctica para el libro el desafío  ecológico, la define  en  breve  como  “introducción  de  impurezas  en  el  medio  ambiente,  es  la  introducción  de 

sustancias, cuerpos o formas de energía que amenazan la salud humana y la vida silvestre  y alteran la belleza natural.” En otras palabras lo feo, lo sucio  de un determinado lugar, es  producto de algún tipo de contaminación.  Para el turismo es imperante que se mantengan las condiciones naturales intactas en  todos los hábitats y áreas silvestres que se destinen al efecto, de ahí que existan muchas y  muy  variadas  alternativas y legislación  referente al control que debe efectuarse  respecto  a  las  muchas fuentes contaminantes, de  las cuales  las más importantes son: concentraciones  de dióxido de carbono en el aire atmosférico, emanaciones de plomo por la combustión de  automotores,  derivados  de  petróleo  y  derrames,  plaguicidas  en  aguas  y  suelos,  radiación  derivada  de  la  energía  atómica,  desechos  orgánicos  e  inorgánicos  en  los  cauces  de  agua  dulce.  Los principales tipos de contaminación son los siguientes:  1.  Contaminación en el agua: la presencia del ciclo hidrológico, es una garantía de que el  agua  permanece en  el planeta,  pero  no  garantiza  la  disponibilidad  de  agua potable  ya

82


que está  siendo  contaminada  a  través  de  vertidos  de  aguas  residuales  y  urbanas,  desechos agrícolas e industriales, basura de todo tipo y agroquímicos y metales.  El problema es muy grave, principalmente cuando hay un incremento acelerado de  la población humana y se dan mayores efectos sobre la salud.  Del  mar  se  obtiene  el  85%  del  Oxígeno  que  respiramos  producido  por  miles  de  microorganismos fotosintéticos, pero éstos se están muriendo al recibir el mar desechos  químicos,  materia  fecal,  petróleo  y  desechos  radiactivos  y  metales.  Las  cadenas  alimenticias que se afectan llegan a producir efectos letales a la población humana y la  vida silvestre.  2.  Contaminación atmosférica: existe una enorme preocupación en todo el mundo ante el  constante aumento de la temperatura promedio anual del planeta, el calor ya ha cobrado  muchas víctimas y ha provocado desastres forestales. La principal causa se enfoca en el  deterioro de la capa de Ozono,  que forma una barrera de protección contra la radiación  ultravioleta,  y  se  altera  debido  al  uso  desmedido  de  los  aerosoles  y  sustancias  con  CFC,(clorofluorocarbonos). El otro grave problema es el efecto de invernadero debido a  las  emanaciones  de  vapor  y  gases  industriales  y  de  automotores,  una  elevada  producción de  Dióxido  de  Carbono,  el  cual impide que  salga  el calor  reflejado  por  la  radiación  solar  y  la  energía  lumínica  sobre  la  superficie  terrestre  hacia  el  espacio  provocando el efecto invernadero. A esto se le suma el calor provocado por las quemas  y los incendios forestales, la combustión industrial y la incineración de basuras.  3.  Contaminación  sónica:  se  refiere  a  la  producida  por  los  ruidos  que sobrepasan  los  60  decibeles,  como  capacidad  máxima  auditiva  del  ser  humano  que  no  provoca  dolor  o  alteraciones  del  organismo,  como  desórdenes  gástricos,  dolor  de  cabeza,  nerviosismo,  dolor  de  oído  y  pérdida  de  audición  y  alteraciones  en  el  comportamiento.  Este  tipo  de  contaminación  se  debe  al  ruido de  los  automotores,  industrias, discotecas, maquinarias.  4.  Contaminación química por agroquímicos: el uso indebido y excesivo de sustancias  químicas  en  la  agricultura  ha  provocado  que  los  suelos  prácticamente  se  hayan  esterilizado, los mantos acuíferos están envenenados, lo mismo ocurre con muchos  ríos y riachuelos o quebradas y por ende muchos sectores de la costa. Por otro lado,  los productos obtenidos no son de calidad por  lo que se  insiste mucho en cambios

83


genéticos para producir mejores variedades, pero el costo económico y ecológico es  muy  alto,  principalmente para la  flora  y  fauna  silvestre,  ya  que se  van  eliminando  especies  útiles  a  la  agricultura  y  al  ambiente.  Dos  ejemplos  son  suficientes  para  demostrar el impacto de estas sustancias, primero el caso del demagón en las fincas  bananeras  y  todo el desastre en  la salud de  los  trabajadores  y  sus familias, pero el  daño al ambiente aún no ha sido cuantificado. El segundo caso es el DDT que se ha  depositado en las cáscaras de los huevos de las aves marinas, lo cual ha provocado  una  drástica  disminución  de  sus  poblaciones  y  es  probablemente  la  causa  de  la  desaparición del águila harpía en nuestro país.  5.  Contaminación  química  por  sustancias  diversas:  los  alimentos  comunes  que  se  venden  en  cualquier  supermercado,  están  llenos  de  colorantes,  saborizantes  y  preservantes,  estos  son  sustancias  químicas  que  por  lo  general  forman  parte  de  productos  artificiales,  las  espumas  de  afeitar,  los  desodorantes,  antioxidantes  en  conservas, atunes, sardinas, hormonas en pollos, cerdos y vacas, etc., son solo unos  pocos ejemplos que muestran la presencia de sustancias químicas en los productos  de  consumo  diario.  Ander  Egg  (2003),  cita  al  arsénico,  cadmio,  estaño  ,selenio,  plomo selenio y dióxido de cromo, como las sustancias más tóxicas presentes en los  alimentos.  6.  Contaminación  por  desechos  sólidos:  este  grupo  incluye  lo  que  conocemos  como  basura,  sea  esta  domiciliaria,  industrial  o  agrícola,  se  trata  de  desechos  como  vidrios,  latas,  llantas,  telas,  plásticos,  loza,  papel,  troncos  y  ramas,  tuberías,  tornillos,  restos  de  lavadoras,  carros  viejos,  restos  de  construcciones,  desechos  de  hospitales, sacos, cartones, latas de zinc, que no son reciclados o reutilizados, o que  no cumplen  con esas condiciones.  Este  tipo de  contaminación es  la más  frecuente,  excesiva  y  repugnante,  que  se  localiza  en  todos  los  rincones  posibles,  en  lotes  baldíos, en calles, callejones, orillas de carreteras, ríos, quebradas, el mar, la playa,  representan el problema número uno de las comunidades principalmente por el mal  manejo que se da y por ubicarse en botaderos a cielo abierto mal llamados rellenos  sanitarios.

84


Ante el panorama nacional, que se considera como muy grave, cabe preguntarse si  existen soluciones. La respuesta es que sí y serán consideradas en el siguiente tema. 

6.7.  Educación ambiental y tur ismo.  Consiste en todo un conjunto de procesos y estrategias que permiten llevar a  las comunidades, a la gente, todas aquellos conocimientos y herramientas necesarias  que  les  permitan  conocer,  conservar  y  desarrollar    adecuadamente  los  recursos  naturales. La  tarea  de  implementar  la  educación  ambiental,  no  es  nada  fácil,  ya  que  muchas personas no creen en ello, lo ven como algo poco necesario, a veces hasta  como una pérdida de tiempo.  De  todas  maneras,  desarrollar  o  promover  proyectos  relacionados  con  la  gestión ambiental es muy difícil, ya que su financiamiento es escaso y los beneficios  son pocos, son programas y proyectos con fines sociales y ecológicos.  Este  tipo  de  educación    consiste  en  charlas,  conferencias,  elaboración  de  rótulos, manuales de interpretación de senderos, folletos, análisis de videos, etc. La  educación  ambiental se fomenta   como  tareas,  cursos,  seminarios, proyectos y son  llevados  a  cabo  por  los  funcionarios  de  instituciones  como  MINAE,  La  Caja,  El  MAG,  El  MEP  o  asociaciones  de  desarrollo,  ONG’s,  asociaciones  ecologistas  y  otras.  Como  posibles  soluciones  a  la  problemática  ambiental  se  analizan  las  siguientes: 

1. Al nivel atmosférico:  ­ 

Control adecuado respecto a las quemas, incineradores, los plásticos no 

deben quemarse por su contenido de pvc (polímero vinil cloruro) y cianuro, que son  tóxicos. Deben ser reciclados.  ­  Las emanaciones de gases por parte de las industrias están reguladas por  ley, lo  ideal sería  el cumplimiento estricto de las mismas  y  la adecuada  supervisión de las autoridades respectivas.

85


­ Lo mismo puede aplicarse a los automotores.  ­  En el caso de la capa de Ozono, ya hay esfuerzos que tienden a eliminar  los CFC, el freón y otros tóxicos, en los productos que los contengan. 

2. Al  nivel de agua:  ­  Una  alternativa  consiste  en  el  manejo  de  suelos  y  productos  agrícolas,  forestales y pecuarios, como  abonos orgánicos.  En  realidad,  la industria  química, los pesticidas, han provocado no solo la esterilización del suelo  sino  el  surguimiento  de  especies  resistentes,    de  ahí  que  el  control  biológico sea otro recurso importante.  ­  El  manejo  adecuado  de  la  basura,  campañas  fuertes  para  fomentar  el  reciclaje y la reutilización de desechos, la creación de rellenos sanitarios,  contar con centros de acopio, representan una excelente alternativa.  ­  Se requieren más acciones, más participación e involucrar activamente a  la comunidad en la toma de decisiones respecto  al manejo de la basura,  no  es  posible  que  día  a  día  nuestras  playas,  ríos,  carreteras  y  parques,  sean usados como basureros.  ­  Los  mares  están  desprotegidos  ante  el  irrespeto  constante  por  parte  de  buques  petroleros  y  transportadores  de  desechos  radiactivos,  los  desastres  que  provocan  son  enormes.  Pero  la  costa,  los  manglares,  los  esteros  también  se  ven  afectados  por  lanchas  y  botes,  no  solamente  de  pesca sino  los  recreativos,  por  lo que  se debe regular su uso,  aunque la  legislación existe, los controles son deficientes.  El  ecoturismo,  es  decir  el  disfrute  de  las  áreas  naturales  conservando  el  medio  y  propiciando  un  desarrollo  amigable  con  el  ambiente,  requiere que  los contaminantes no se manifiesten por donde transita el turista y en esencia  por ninguna parte. El turismo sostenible debe promover la satisfacción de las  necesidades  de  los  turistas  y  los  destinos  actuales,  mantener  la  integridad  cultural,  los  procesos  ecológicos  esenciales  y  la  diversidad  biológica,  de  acuerdo con el enunciado de la Organización mundial de Turismo, OMT.

86


Por lo tanto, los espacios naturales deben ofrecerse limpios y seguros  para  que  el  ecoturismo  vea  en  el  país,  un  verdadero  proceso    de  concientización  y  desarrollo  sobre  las  áreas  silvestres  y  las  comunidades  involucradas.  De acuerdo con la declaración de Quebec sobre ecoturismo, en Mayo  2002,  referente  al  ecoturismo  se  consideran  los  siguientes  principios  específicos:  1.  Contribuye  activamente  a  la  preservación  del  patrimonio  natural  y  cultural.  2.  Incluye  a  las  comunidades  locales  e  indígenas  en  su  planificación,  desarrollo y explotación y contribuye a su bienestar.  3.  Interpreta el patrimonio natural y cultural del destino para sus visitantes.  4.  Se  presta  mejor  a  los  viajeros  independientes,  así  como  a  los  circuitos  organizados para grupos de tamaño reducido. 

La opción de un país como Costa Rica, en cuanto a su desarrollo económico,  está probablemente en sus bosques, en el turismo que pueda llegar a todas las  áreas  silvestres  y  proyectos  privados  y  comunales  que  existen  en  el  país,  pero se requiere un ambiente limpio, un ejemplo de manejo de desechos y un  verdadero  cambio  e  actitud  respecto  a  la  protección  y  conservación  de  la  naturaleza. 

6.8.  Instituciones involucr adas en la conser vación y manejo de los r ecur sos natur ales. 

Dichosamente nuestro  país  cuenta  con  un  amplio  marco  jurídico  que  permite  la  conservación  y  manejo  de  los  recursos  naturales  y  existen  dos  elementos  vitales  en  este  campo, el primero se refiere a la Estrategia Nacional de Conservación y uso Sostenible de  la  Biodiversidad,  MINAE,  2000,  en  la  cual  se  analiza  la  situación  socioeconómica  ambiental,,  el  estado  actual  de  la  biodiversidad  ,  el  marco  institucional  vigente  y  la

87


problemática nacional,  por  lo  que  proponen  una  serie  de  13  asuntos  estratégicos  que  incluyen políticas, estrategias y  acciones para cada uno. La estrategia se trabajó en 3 fases,  la  primera  por  áreas  de  conservación,  con  365  participantes,  60%  de  sectores  y  40%  SINAC,  la  segunda  sobre  talleres  de  temas  específicos,  con  180  participantes,  88%  de  sectores  y  12%  SINAC  y  la  tercera  fase  sobre  talleres  de  consulta  nacional  con  135  participantes,  68%  sectores  y  32%  SINAC,  (Fuente  SINAC).  En  la  página  35  del  documento, se establece como visión de la estrategia: la biodiver sidad del país se pr otege,  conoce  y  utiliza  en  for ma  sostenible  por   par te  de  la  sociedad  costar r icense  de  tal  for ma  que  se  mejor a  su  calidad  de  vida,  par a  lo  cual  se  integr an  y  se  distr ibuyen  equitativamente  los  costos  y  beneficios  der ivados  de  la  conser vación  y  utilización  de  dicha r iqueza biológica. 

El segundo documento se refiere a la Estrategia Nacional de Investigación en Biodiversidad  y  Recursos  Naturales,  MINAE,  SINAC,  2000,  cuyos  esfuerzos  se      centran  en  10  áreas  temáticas  que  incluyen  entre  otros,  recursos  de  vida  silvestre,  forestales,  socioculturales,  ecoturísticos, geológicos energéticos, gestión y manejo, etc., su principal objetivo, pag 13,  es: pr omover , coor dinar  y facilitar  los procesos de investigación sobr e la biodiver sidad  y  los  r ecur sos cultur ales  en  las ár eas  de  conser vación  y  utilizar   la  infor mación  para  or ientar   el  manejo  y  conservación  de  los  r ecur sos  en  beneficio  de  la  sociedad.  De  manera  que  hay  suficiente  información  como  para  interpretar  el  manejo  y  gestión  de  los  recursos  existentes.  Se  debe  entonces  promover  la  participación  y  la  toma  de  conciencia  eficiente  y  oportuna  de  las  instituciones  y  la  sociedad  civil,  para  provocar  la  toma  de  decisiones.  Las  herramientas  y  los  medios,  los  mecanismos  ya  están  considerados,  solo  falta actuar. 

6.8. Desar r ollo sostenible  Es  un  concepto  muy  reciente,  que  tomó  mayor  auge  a  partir  de  la  conferencia  de  Río  de  Janeiro, brasil, 1992, cuando se hacen referencias al desarrollo económico y su relación con  el  entorno  ecológico  y  las  especies  involucradas.  Puede  interpretarse  de  muchas  formas,  considerando a  la agricultura, lo  forestal, la vida silvestre, etc. La comisión mundial sobre  medio  ambiente  y  desarrollo,  WCED,  1987,  define  al  desarrollo  sostenible  como  (sensu

88


Blanco y otros, 2003): “ es un proceso de cambio en el cual la explotación de los recursos, 

la orientación de las inversiones y el desarrollo tecnológico y el cambio institucional están  en  armonía  y  mejoran  el  potencial  actual  y  futuro  para    satisfacer  las  necesidades  humanas...  tanto  la  tecnología  como  la  organización  social  pueden  ser  ordenadas  y  mejoradas de  manera que abran el  camino a una nueva era de crecimiento económico.”   Lo anterior pone de manifiesto la importancia que tiene valorar adecuadamente los recursos  naturales y los planes de desarrollo de las comunidades.  Sin  embargo,  ALIDES,  Alianza  Centroamericana  para el  Desarrollo  Sostenible,  lo  define como (sensu Blanco y otros, 2003): “desarrollo sostenible es un proceso de cambio 

progresivo en  la  calidad  de  vida  del  ser  humano  que  coloca  como  centro  y  sujeto  primordial del desarrollo,  por  medio  del  crecimiento  económico con equidad  social  y  la  transformación de los métodos de producción de los patrones de consumo y que se sustenta  en el equilibrio ecológico y el soporte vital de la región. Este proceso implica el respeto a  la diversidad étnica y cultural regional, nacional y local, así como el fortalecimiento y la  plena participación ciudadana, en convivencia pacífica y en armonía con la naturaleza, sin  comprometer y garantizando la calidad de vida de las generaciones futuras.”  (CCAD,1994  y ASIES,1996.)  En  realidad  todos  los  conceptos  e  interpretaciones,  guardan  relación  entre  una  verdadera  armonía  o  equilibrio  entre  las  actividades  desarrolladas  por  la  sociedad  y  el  medio  ambiente,  todos  los  proyectos  deberían  ser  sostenibles,  es  decir  la  prioridad  es  justificar  la  conservación  de  los  recursos  naturales,  ante  cualquier  plan  de  desarrollo  económico en cualquier parte.  En este sentido, existe un gran avance en la concientización mundial, pues para las  agencias  donantes  de  recursos  para  proyectos  de  conservación  y  manejo  y  para  los  entes  financieros, se establecerá como condición  de aprobación, la garantía de que el proyecto o  programa, sea sostenible.

89


Capítulo  7: Sistema de ár eas silvestr es pr otegidas  Una  de  las  mejores  y  grandes  decisiones   que  ha  tomado  este país,  se  refiere  a  la  conservación  de  sus  recursos  naturales  a  través  de  la  creación  de  las  áreas  silvestres,  un  verdadero patrimonio para las generaciones futuras. Hoy tenemos el 25% del territorio bajo  alguna  modalidad.  Un  área  silvestre  es  una  superficie  de  tierra  o  mar  que  se  destina  a  proteger los recursos naturales, bajo algún tipo de legislación o convenio, sea este particular  o  del  estado.  Los  intereses  de  este  país  surgen  en  1963  con  la  creación  de  la  reserva  biológica de Cabo Blanco.  Los  objetivos  que  permiten  su  establecimiento  son  muy  variados,  desde  la  recreación,  conservación  de  especies  en  particular,  investigación  científica,  protección  de  recursos  como  agua,  aire,  flora  y  fauna,  y  bienes  y  servicios  para  las  comunidades.  Los  tamaños son muy relativos, dependen mucho de los sitios donde se ubiquen y de acuerdo a  los  lineamientos  establecidos  en  la  respectiva  legislación.  En  la  actualidad  estos  tamaños  tienen  serias  complicaciones  ante  la  fragmentación  de  bosques  y  la  implementación  de  tierras de uso agrícola.  De  acuerdo  con  Noss,  1994  en  García,  R,  (2002),  los  principios  generales  que  orientan el establecimiento de las áreas silvestres protegidas son:  1.  Las especies que se encuentran bien distribuidas a  lo largo de un territorio son  menos  susceptibles  a  la  extinción  que  las  que  están  limitadas    a  pequeñas  extensiones.  2.  Los  bloques  grandes  de  hábitat,  con  poblaciones  grandes  de  sus  especies,  son  mejores que los bloques pequeños con poblaciones reducidas.  3.  Los bloques cercanos entre sí son mejores que los bloques distantes.  4.  El hábitat contiguo es mejor que el fragmentado.  5.  Los fragmentos interconectados son mejores que los fragmentos aislados.  6.  Los bloques sin carreteras o vías de acceso son mejores. 

De manera  que  lo  anterior  sirve  de  eje  de  planificación  para  el  establecimiento  de  las  áreas  de  conservación  pero  principalmente,  para  demostrar  la  importancia de mantener lugares compactos que permitan el más eficiente uso y protección  de la diversidad. Actualmente Costa Rica tiene objetivos muy definidos en la extensión de

90


las áreas  silvestres,  en  los  sistemas  de  clasificación,  en  inventarios  de  diversidad  y  un  programa de mapeo de ecosistemas. También se ha revisado la cobertura de las áreas y su  relación  con  los  ecosistemas  presentes,  para  determinar  el  verdadero  rol  de  cada  una.  Dentro  del  plan  nacional  de  ordenamiento  territorial,  se  fija  como  prioridad  el  establecimiento de diferentes áreas silvestres.  Respecto  a  la  importancia  de  contar  con    áreas  silvestres  protegidas,  estas  son  un  elemento  medular  de  las  acciones  de  conservación  de  la  biodiversidad,  la  sociedad  tiene  opciones presentes y futuras para desarrollar y aplicar el conocimiento de la biología de la  conservación.  Debe  considerarse  la  delimitación  y  establecimiento  de  manera  que  represente la forma de conservar ecosistemas, especies y servicios hacia la sociedad. Deben  incluir muestras viables de los ecosistemas que hay en el país (García R, 2002 ). 

7.2. Categor ías de manejo  Una  vez  que  se  han  definido  las  condiciones  para  el  establecimiento  de  las  áreas  silvestres, se usan diversos criterios nacionales e internacionales para ubicar estas áreas en  categorías  de  manejo,  es  decir,  relacionarlas  con  un  fin  y  objetivos  determinados.  De  acuerdo con documento SINAC,1999, las categorías de manejo, su extensión y cobertura en  el país, se resume como sigue: 

Categor ías de manejo  Cantidad 

Ár ea en hectár eas 

% de cober tur a del país 

Parques nacionales 

25

624082

12.21

Reservas biológicas 

8

21674

0.42

Zonas protectoras 

32

155829

3.05

Reservas forestales 

11

227834

4.46

Refugios de vida silvestre  56 

178225

3.49

Humedales, manglar. 

66359

1.30

7561

0.15

Reserva. Natural absoluta  2 

1330

0.03

Fincas del estado 

8

8413

0.16

totales

158

1291307

25.27

14

Monumento nacional  y  2  estación experimental. 

91


Las definiciones para cada una de las áreas silvestres son: 

1. Parque Nacional: (PN) área con rasgos de carácter singular de interés nacional o  internacional,  debe  incluir  muestras  representativas  de  ecosistemas  de  significación  nacional,  mostrar  poca  evidencia  de  actividad  humana,  ofrecer  importantes  atractivos  para  los  visitantes  y  tener  la  capacidad  para  un  uso  recreativo y educativo en forma controlada. Ejemplos: PN Braulio Carrillo, PN  Tortuguero, PN Rincón de la Vieja.  2.  Reserva Biológica: (RB) área esencialmente inalterada que contiene ecosistemas  rasgos  o  especies  de  flora  y  fauna  extremadamente  vulnerables,  en  la  cual  los  procesos  ecológicos  han  podido  seguir  su  curso  natural  con  un  mínimo  de  interferencia humana. Ejemplos: Lomas de Barbudal, Isla del Caño, Isla pájaros,  Alberto Brenes.  3.  Reserva  Forestal:  (RF)  Terrenos  de  aptitud  forestal,  apropiados  para  la  producción  de  madera,  en  los  cuales  se  ejecutan  acciones  de  manejo  con  criterios de sostenibilidad.  Ejemplos: RF  Taboga, RF Los  Santos, RF Pacuare­  Matina, RF La Cureña, RF Golfo Dulce.  4.  Humedal:  Ecosistema  con  dependencia  de  regímenes  acuáticos  naturales  o  artificiales, permanentes o temporales, dulces, salobres o salados, incluyendo las  extensiones marinas hasta el límite posterior de fanerógamas marinas o arrecifes  de coral o en su ausencia hasta seis metros de profundidad en marea baja.  5.  Refugio de Vida Silvestre:  (RVS)  área  que por sus condiciones geográficas  de  ecosistemas especiales y de variada o exclusiva biodiversidad, requiere adoptar  acciones  de  manejo.  Existen  varios  tipos  como  los  nacionales  o  estatales,  los  mixtos  y  los  privados.  Ejemplos  :Bahía  Junquillal,  Curú,  Costa  Esmeralda,  Punta Leona, Gandoca Manzanillo  6.  Zona  protectora:  (ZP)  área  formada  por  bosques  y  terrenos  de  aptitud  forestal  donde el objetivo principal es la protección del suelo, la regulación del régimen  hidrológico  y  la  conservación  del  ambiente  y  las  cuencas  hidrográficas.  Ejemplos: Península de Nicoya, Abangares, El chayote, Las Tablas, Cuenca Río  Tuis, Tortuguero, Río Toro, La Selva, Cerro Nara, Cerro Atenas, Río Grande.

92


7. Monumento  Nacional:  área  que  posee  un  recurso  cultural,  sea  histórico  o  arqueológico, sobresaliente de importancia nacional e internacional debido a sus  características únicas o de especial interés. Su extensión depende del tamaño de  recursos que se desea conservar  y de cuánto terreno adyacente se necesite para  asegurar  su  protección  y  manejo  adecuados.  El único  es Monumento  Nacional  Guayabo, en Turrialba.  8.  Reserva  de  la  Biosfera:  es  una  categoría  UICN,  (Unión  Internacional  para  la  conservación 

de

la

Naturaleza),

áreas

designadas

y

reconocidas

internacionalmente, con  biomas  naturales  representativos,  comunidades  naturales  únicas,  extraordinarios  paisajes,  ejemplos:  El  Parque  internacional  la  Amistad, Área de conservación de la Cordillera Volcánica Central.  9.  Sitios  de  patrimonio  Mundial:  es  una  categoría  UICN,  con  valor  universal  excepcional, solo los propone la Convención sobre la Protección de Patrimonio  Mundial, cuya secretaría depende de la UNESCO, ejemplos el Parque Nacional  Marino Isla del Coco y Parque Nacional Internacional La Amistad. 

Para complementar el desarrollo de las áreas silvestres, se crea el Sistema Nacional  de  Areas  de  conservación,  SINAC,  una  dependencia  del  MINAE.  Un  área  de  conservación  es  una  unidad  geográfica  y  administrativa  que  integra  para  fines  de  manejo  sostenible,  las  áreas  silvestres  protegidas,  las  áreas  no  protegidas  y  la  participación  de  las  poblaciones  humanas  que  contiene.  Pretende  zonificar  y  descentralizar  el  manejo    buscando  su  propia  sostenibilidad.  Puede  integrar  una  o  varias  de  las  diferentes  categorías  de  manejo,  y  su  objetivo  elemental  es  la  conservación de  la  biodiversidad,  la  protección de  las  cuencas,  el involucramiento  de  la  sociedad  civil,  sus  instituciones  locales  o  regionales  y  la  promoción  del  desarrollo sostenible.

93


7.3. Las ár eas de conservación de Costa Rica son las siguientes: 

1.

A. C. GUANACASTE:  Se ubica al   norte de  Guanacaste y noroeste de Alajuela, 

abarca la península de Sta. Elena, meseta Santa Rosa, Volcanes Orosi, Rincón de la Vieja  y  una  porción  de  la  Llanura  de  los  Guatuzos.  Algunas  de  las  áreas  silvestres  son:    PN  Rincón de la Vieja, PN Guanacaste, PN Santa Rosa, RVS Corredor fronterizo, RVS Bahía  Junquillal, RVS Iguanita, tierras bajas de manglar, y algunas fincas privadas protegidas. 

Figur a 26: Mapa del Ár ea de Conser vación Guanacaste (fuente SINAC­MINAE) 

2. A. C.   TEMPISQUE:  Se ubica en el  sur  de Guanacaste, incluyendo  la península de  Nicoya,  Isla  de  Chira, Valle  del  Tempisque  y  sur  de  la  meseta  de  Sta.  Rosa  y    tierras  bajas. Algunas de  las áreas  silvestres localizadas son: PN Barra Honda, PN Marino  las  Baulas,  PN  Palo  Verde,  Reservas  Biológicas  de  Islas  Guayabo,  RB  Islas  negritos,  RB  Lomas  de  Barbudal,  RVS  Curú,  RVS  Ostional,  RVS  Tamarindo,  RVS  Diría,  RVS  La  Ceiba,  RF  Taboga,  ZP  Nicoya,  ZP  Nosara,  ZP  La  Cruz,  tierras  bajas  y  manglares,  Reserva Natural Absoluta de Cabo Blanco, Finca La virgen, Refugio Nicolás Wessberg,  privado.

94


Figur a 27: Mapa del Ár ea de Conser vación Tempisque (fuente SINAC­MINAE) 

3. A. C. ARENAL  – HUETAR NORTE: Se ubica al norte y centro del país, incluye las  llanuras  de  Guatuzo,  la  Sierra  de  Tilarán  por  el  este,  el  sur  de  la  cordillera  de  Guanacaste,  los  volcanes  Miravalles,  Tenorio,  Volcán  viejo.  Algunas  de  las  áreas  silvestres  son:  PN  Arenal,  PN  Volcán  Tenorio,  RB  Alberto  Manuel  Brenes,  Refugio  privado  Curicancha,  RVS  Caño  Negro,  RVS  Laguna  las  Camelias,  RVS  corredor  fronterizo,  ZP Arenal Monteverde, ZP Tenorio, ZP Miravalles.

95


Figur a 28: Mapa del Ár ea de Conser vación Huetar  Nor te (fuente SINAC­MINAE) 

4. A. C. PACIFICO CENTRAL: Se ubica desde Miramar hasta el sur de Punta Uvita, y  hacia el norte siguiendo la divisoria de aguas de Talamanca y San José, además incluye  la planicie costera de Puntarenas, la meseta de Esparza, Cerros de Turrubares, Valle de  Parrita. Las áreas silvestres que contiene son: PN Manuel Antonio, PN Carara, RB Isla  Pájaros,  RB  Cerro    las  Vueltas,  RVS  Peñas  Blancas,  RVS  Fernando  Castro,  RVS  Cataratas de Cerro Redondo, RVS Isla San Lucas, RF Los Santos, ZP Cerros de Escazú,  ZP El Rodeo, ZP  Caraigres, ZP Cerro la Cangreja,  ZP Cerro Nara.

96


Figur a 29: Mapa del Ár ea de Conser vación Pacífico Centr al (fuente SINAC­MINAE) 

5. A.  C.    Cor diller a  Volcánica  Centr al:  Se  ubica  al  centro  del  país,  abarca  Cartago,  Heredia  y  parte  de  San  José  y  Alajuela,  incluye  también  el  Valle  central,  Cordillera  Volcánica Central, Valle de Turrialba, parte de la cuenca del Sarapiquí y el oeste de las  llanuras de Santa Clara. 

Las áreas  silvestres  que  incluye  son:  PN  Braulio  Carrillo,  PN  Volcán  Turrialba,  PN  Volcán  Poás, PN Volcán  Irazú, RVS  La Marta, RVS  Cerro Dantas,  RVS  Jaguarundi,  RF Grecia, RF Cordillera Volcánica Central, ZP La Carpintera , ZP Cerro Atenas, ZP La  Selva,  ZP  Río  Tiribí,  ZP  Río  Grande,  ZP  El  Chayote,  ZP  Río  Toro,  Monumento  Nacional Guayabo.

97


Figur a 30:  Mapa  del  Ár ea  de  Conser vación  Cor diller a  Volcánica  Centr al  (fuente  SINAC­MINAE) 

6. A.  C.  TORTUGUERO:  Se  localiza  al  norte  de  limón  en  Río  Parismina,  hacia  el  noreste de Heredia, todas las llanuras de Tortuguero y el este de las de Santa Clara y el  Macizo del Volcán Turrialba  al noreste.  Las áreas silvestres son: PN  Tortuguero, RVS  Barra del Colorado, RVS Corredor fronterizo, RVS Dr. Archie Carr, ZP Acuíferos, ZP  Guácimo, ZP Pococí, ZP Tortuguero, tierras bajas Humedal Nacional Cariari. 

7. A.  C.  AMISTAD  CARIBE:  Ubicado  al  sur  y  al  centro  de  Limón,  al  sureste  de  las  Llanuras  de  Santa  Clara,  el  Valle  de  la  Estrella,  Valle  de  Talamanca,  y  el  sur  de  las  Vertiente Caribe. Las áreas silvestres son: PN Cahuita, PN La Amistad, PN Barbilla, RB  Hitoy Cerere, RVS Gandoca Manzanillo, RVS Limoncito, RVS Aviarios del Caribe, RF  Río  Pacuare,  RF  Pacuare­  Matina,  ZP  Río  Banano,  ZP  Río  Siquirres,  Humedales  de  Bonilla­Bonilla, Humedal Nacional Cariari, manglares.

98


Figur a 31: Mapa del Ár ea de Conservación Tor tuguer o (fuente SINAC­MINAE) 

Figur a 32:  Mapa  del  Ár ea  de  Conser vación  La  Amistad  Car ibe  (fuente  SINAC­  MINAE)

99


8. A. C. AMISTAD PACIFICO:  Se ubica en el sur de Puntarenas entre las Cordilleras de  Talamanca y la Costera, incluyendo el Valle del General y Coto Brus, la sección central  de la Vertiente pacífica y el sureste de Talamanca.Las áreas silvestres que contiene son:  PN  Chirripó,  PN  Internacional  La  Amistad,  PN  Tapantí  Macizo  Cerro  de  la  Muerte,  Refugio privado Joseph Friedman, RF Río macho, ZP Las Tablas, ZP Río Navarro, ZP  Río  Sombrero,  Humedales  de  San  Vito,  Humedal  Del  Paraguas  y  Humedal  Marshy  lagoon. 

Figur a 33:  Mapa  del  Ár ea  de  Conser vación  La  Amistad  Pacífico  (fuente  SINAC­  MINAE)  9.  A.  C.    OSA:  Ubicado  al  sur  de  Puntarenas  y  sur  de  la  Cordillera  Costera,  incluye  el  Valle  de  Diquis,  Península  de  Osa,  Fila  de  Golfito,  Valle  de  Coto  Colorado  y  la  Península  Burica.  Las  áreas  silvestres  contenidas  son:  PN  Corcovado,  PN  Piedras  Blancas,  PN  Marino  Ballena,  RB  Isla  del  Caño,  RVS  de  Golfito,  RVS  Agua  Buena,  RVS Hacienda Copano, RVS Donald Peters, RVS Carate, RVS Río Oro, RVS Osa, RVS  Río Piro, RF Golfo Dulce, Humedales  Nacional Térraba Sierpe, Lacustrino Pejeperrito,  y manglares. 100 


Figur a 34: Mapa del Ár ea de Conser vación de Osa (fuente SINAC­MINAE) 

10.

A. C. ARENAL TEMPISQUE: Comprende parte de las Cordilleras de Guanacaste 

y Tilarán.  Entre  sus  atractivos  cabe  señalar  los  volcanes  Tenorio  y  Miravalles,  y  el  embalse de Arenal foco  de desarrollo  turístico y  principal  fuente  energética y  de riego  para el  país.   Comprende  8 zonas de vida  que abarcan desde el bosque  seco  al bosque  pluvial montano, con variados regímenes climáticos que van desde el nivel del mar hasta  los  2080  m.s.n­m.  Áreas  silvestres:  PN  Volcán  Tenorio  y  PN  Palo  Verde;    RVS  Curicancha y RVS Cipancí; y RF Taboga . 

11.

A. C.  MARINO  ISLA  DEL  COCO:  Comprende  exclusivamente  a  la  Isla  del 

Coco, ubicada  al  norte  del  Ecuador,  sobre  Archipiélago  de  Galápagos  unos  640  kilómetros al norte y a unos 546  kilómetros al suroeste de Puntarenas, y se caracteriza  por  su  endemismo  y  diversidad  tanto  continental  como  marina.  Ha  cobrado  mucho  interés para el ecoturismo mundial y las investigaciones científicas marinas así como por  sus leyendas sobre tesoros escondidos entre 1684 y 1821.

101


Figur a 35:  Mapa  del  Ár ea  de  Conservación  Ar enal  Tempisque  (fuente  SINAC­  MINAE) 

Figur a 36: Mapa del Ár ea de Conser vación Isla del Coco (fuente SINAC­MINAE) 102 


BIBLIOGRAFIA

1. Ander Egg, E: El desafío ecológico, EUNED, 1994, San José, Costa Rica.  2.  Blanco,  M,  Montoya,  M,  Cambronero,  A:  Gestión  de  proyectos  de  conservación  y  manejo de los recursos naturales, EUNED, 2003, San José, Costa Rica.  3.  D’alton,  C,  Guier,  E,  Magallon,  F:  guía  didáctica  para  el  libro  el  desafío  ecológico,  educación ambiental, EUNED,1996,San José, Costa Rica.  4.  Donnelly,    T:    Mesozoic  and  Cenozoic  Plate  Evolution  of  the  Caribbean  Region.  En:  Stehli,  F.  &  Webb,  S.  (Eds.):  The  Great  American  Biotic  Interchange,  Plenum  Press,  1985, New York.  5.  Fried,  George,  H:  Biología,  traducido  por  Biol.  Ramón  Elizondo,  impresora  latinoamericana, 1993, México.  6.  Fournier, O, Luis: recursos naturales, EUNED, 2001, San José, Costa Rica.  7.  Gabler,  R,  Sager,  R,  Wise,  D:  Essential  of  physical  geography,  Saunder  College  publishing, 1997, Estados Unidos.  8.  García,  R:  Biología  de  la  conservación,  conceptos  y  prácticas,  PNUD,  corredor  biológico mesoamericano, INBIO, 2002, San José, Costa Rica.  9.  Hennig,  W:  Elementos  de  una  Sistemática  Filogenética.  Manuales  EDUBA,  1968,  Buenos Aires.  10. Holdridge, L.:  Life  Zone  Ecology.  Rev. Ed.  San  Jose. Tropical  Science  Center.  1967,  San José, Costa Rica.  11. Hooghiemstra,  H,  Cleef,  A,  Noldus,  G  &  Kappelle,  M:  Upper  Quaternary  vegetation  dynamics  and  paleoclimatology  of  the La  Chonta  nog  area  (Cordillera  de  Talamanca,  Costa Rica)­ Quaternary Science, 7(3):205­225, EEUU.  12. Jansen,  D:  Editor  :Historia  Natural  de  Costa  Rica,  Traductor  Manuel  Chavarría,  Editorial Universidad de Costa Rica, 1991, San José, Costa Rica.  13. MINAE,  SINANC:  estrategia  nacional  de  conservación  y  uso  sostenible  de  la  biodiversidad, SINAC,2000, San José, Costa Rica.  14.  MINAE,  SINAC:  estrategia  nacional  de  investigación  en  biodiversidad  y  recursos  naturales, MINAE, 2000, San José, Costa Rica.

103


15. Molina, H, Roldán, C, Saénz, A, Torres, S: Hallazgo de Bradypus griseus y Choloepus  hoffmannii, en tierras altas de Costa Rica, en Biología Tropical, 34 (1), 165­166, 1986,  San José, Costa Rica.  16. Obando, A,V: Biodiversidad en Costa Rica, Estado del conocimiento y gestión, INBIO  SINAC,2002 ,San José, Costa Rica.  17. Pérez,  E:  Presencia  de  Juglans  olanchana,  (Juglandaceae),  en  territorio  costarricense,  durante  el  pleistoceno.  Revista  Geológica  de  América  Central,  28:77­81,  2003,  San  José, Costa Rica.  18. Pérez, E & Laurito, C,: Quercus corrugata, (Fagaceae), como indicador  paleoclimático  del pleistoceno de Costa Rica,  Revista Geológica de  América central, 28:83­90, 2003,  San José, Costa Rica.  19. Reid,  F:  A  field  guide  to  the  mammals  of  Central  America  nad  southeast    México,  Oxford University Press, 1997, New York.  20. Reig, O: Teoría del origen y desarrollo de la fauna de mamíferos de América del Sur.  Monographie Natura (publ. Mus. Cs. Nat. L. Scaglia), 1981, La Plata.  21. Savage,J: The amphibians and reptiles of Costa Rica, The University of Chicago Press,  Library of congress, 2002, EEUU.  22. Stone,  D:  Juglandacea.­  En:  Flora  de  Nicaragua.  Missouri  Botanical  Garden,  II:1160­  1161, 2001, Saint Louis.  23. Valdivieso,  E:  El  beneficio  de  los  humedales  en  América  central,  el  potencial  de  los  humedales para el desarrollo, WWF, Universidad nacional, 1999, Heredia, Costa Rica.  24. Villalobos, C: Animales y plantas comunes de las costas de Costa Rica, EUNED,1982,  San José, Costa Rica.  25. Wood, A:  Northern waif primates and rodents.  En: Stehli, F. & Webb, S. (Eds.): The  Great American Biotic Interchange, Plenum Press, 1985, New York.

104

HISTORIANATURAL INA  

SAN JOSÉ, COSTA RICA MODULO ABRIL 2005 NÚCLEO DE TURISMO Ficha de créditos Alejandro Alvarado Alvarado ­ Biólogo Realizada por: Con la colab...