Issuu on Google+

Manifiéstate en nuestros corazones, Señor. Para que los niños de nuestras familias acojan a Jesús, como el mejor regalo del Padre y sean solidarios con los niños que sufren la pobreza o la enfermedad. Oremos. Manifiéstate en nuestros corazones, Señor. UN MOMENTO DE REFLEXION Epifanía se traduce l i t er a lm en t e por “manifestación”. Las l ectura s de est e Domingo muestran cómo “desde el oriente hasta el occidente” (Sal 49,1-2) resplandece una gran luz que anuncia el nacimiento de un Rey: «de Jacob avanza una estrella, un cetro surge de Israel» (Num 24,17). Esta luz brilla sobre Israel, aunque su resplandor alcanza al orbe entero (ver Is 60,1-6). Su brillo es un silencioso pero potente pregón que anuncia la salvación que Dios traerá no sólo a su pueblo elegido, sino también a todos los pueblos de la tierra. En efecto, esta luz que manifiesta la gloria de Dios y disipa la oscuridad que cubre la tierra como espesa nube, esta salvación, tiene un alcance universal, se abre a todos los pueblos, a todas las culturas y a todas las naciones del mundo. Nadie quedará excluido de esta salvación. Los personajes principales venidos de oriente aparecen en representación de todos los pueblos de la tierra que, siguiendo la luz que indica el nacimiento del Salvador, avanzan por el camino que conduce al encuentro pleno con el Señor Jesús. Al llegar a Belén aquellos sabios adoran al divino Niño y le ofrecen dones simbólicos. De este modo se convierten en precursores

Roma,

de todos aquellos que, venidos de distintos pueblos y culturas del orbe, no cesan de buscar al Salvador a lo largo de los siglos para tributarle un rendido homenaje, ofreciéndole una alabanza ininterrumpida y el don de sus propias vidas. AVISOS - Día del Migrante, 13 de Enero, a las 12.00 en la Plaza San Pedro con el Papa. Misa a las 17.00 en la Iglesia de Santa Lucia. - el Centro d’Ascolto cerrara por periodo navideño desde el 14 de diciembre hasta el 07 de Enero. Ya están abiertas las inscripciones para los siguientes cursos: (los cursos se realizan en la Iglesia Santa María de la Luz.) - Curso de italiano para principiantes A1 (martes y viernes 17.30 a 19.30) - Curso de italiano A2 lunes y viernes 17.30 a 19.30 - Curso de italiano avanzado. Martes 17.00 a 20.00 - Curso de francés jueves 17.45 a 19.00 - Curso de Inglese jueves 19.30 a 21.00 - Asistencia de ancianos domingos desde 09.30 a 17.00 (Este curso es reconocido y certificado por la Municipalidad de Roma y Caritas diocesana.) - Centro d’ascolto lunes, martes, jueves y viernes 10.00 a 12.00

LAS INSCRIPCIONES SE REALIZAN EN LA SECRETARIA LOS DIAS MARTES, JUEVES Y VIERNES 15.00 A 19.00 HRS. - sigue la misa en Internet en www.altarsm.blogspot.com ESTA HOJA ES PARA USTEDES!

Solemnidad de la Epifania del Señor , 06 de Enero 2013 Pág. 4

BIENVENIDOS A LA CASA DEL SEÑOR La Epifanía es la manifestación de Jesús como Mesías de Israel, Hijo de Dios y Salvador del mundo. Con el bautismo de Jesús en el Jordán y las bodas de Caná, la Epifanía celebra la adoración de Jesús por unos «magos» venidos de Oriente. En estos «magos», representantes de religiones paganas de pueblos vecinos, el Evangelio ve las primicias de las naciones que acogen, por la Encarnación, la Buena Nueva de la salvación. La llegada de los magos a Jerusalén para «rendir homenaje al rey de los judíos» Hoy en esta Eucaristía adoremos como los magos, con humildad y los dones de nuestro corazón.

PRIMERA LECTURA Lectura del Libro de Isaías (60, 16) ¡Levántate, brilla, Jerusalén, que llega tu luz; la gloria del Señor amanece sobre ti! Mira: las tinieblas cubren la tierra, y la oscuridad los pueblos, pero sobre ti amanecerá el Señor, su gloria aparecerá sobre ti. Y caminarán los pueblos a tu luz, los reyes al resplandor de tu aurora. Levanta la vista en torno, mira: todos se han reunido, vienen hacia Roma,

ti; tus hijos llegan de lejos, a tus hijas las traen en brazos. Al ver esto, te pondrás radiante de alegría; palpitará y se emocionará tu corazón, cuando vuelquen sobre ti los tesoros del mar y te traigan las r iq u e z a s d e lo s p ue blo s. Te inundará una multitud de camellos, de dromedarios de Madián y de Efá. Vienen todos de Saba, trayendo incienso y oro, y proclamando las alabanzas del Señor. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. SALMO RESPONSORIAL “SE POSTRARAN ANTE TI, SEÑOR, TODOS LOS PUEBLOS DE LA TIERRA.” Dios mío, confía tu juicio al rey, tu justicia al hijo de reyes, para que tija a tu pueblo con justicia, a tus humildes con rectitud. Se postraran ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra Que en sus días florezca la justicia y la paz hasta que falte la luna; que domine de mar a mar del Gran Río al confín de la tierra. Se postraran ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra

Solemnidad de la Epifania del Señor , 06 de Enero 2013 Pág. 1


Que los reyes de Tarsis y de las islas le paguen tributo. Que los reyes de Saba y de Arabia le ofrezcan sus dones; que se postren ante él todos los reyes, y que todos los pueblos le sirvan. Se postraran ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Aleluya, aleluya. Hemos visto salir su estrella y venimos a adorar al Señor. Aleluya.

Él librará al pobre que clamaba, al afligido que no tenía protector; él se apiadará del pobre y del indigente, y salvará la vida de los pobres. Se postraran ante ti, Señor, todos los pueblos de la tierra

EVANGELIO Jesús nació en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes. Entonces, unos magos de Orient e se p r e se nt aro n e n Je ru sa lé n preguntando: —«¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Porque hemos visto salir su estrella y venimos a adorarlo». Al enterarse el rey Herodes, se sobresaltó, y todo Jerusalén con él; convocó a los sumos sacerdotes y a los escribas del país, y les preguntó dónde tenía que nacer el Mesías. Ellos le contestaron: —«En Belén de Judea, porque así lo ha escrito el profeta: Y tú, Belén, tierra de Judea, no eres ni mucho menos la última de las ciudades de Judea, pues de ti saldrá un jefe que será el pastor de mi pueblo Israel”». Entonces Herodes llamó en secreto a los magos para que le precisaran el tiempo en que había aparecido la estrella, y los mandó a Belén, diciéndoles: —«Vayan y

SEGUNDA LECTURA Lectura de la carta del apóstol san Pablo a los Efesios (3,2-3a. 5-6) Hermanos: Seguramente han oído hablar de la distribución de la gracia de Dios que se me ha dado a favor de ustedes. Ya que se me dio a conocer por revelación el misterio, que no había sido manifestado a los hombres en otros tiempos, como ha sido revelado ahora por el Espíritu a sus apóstoles y profetas: que también los otros pueblos comparten la misma herencia, son miembros del mismo cuerpo y partícipes de la pro mesa en Jesucristo, por med io del Evangelio. Palabra de Dios. Te alabamos, Señor. Roma,

Solemnidad de la Epifania del Señor , 06 de Enero 2013 Pág. 2

averigüen cuidadosamente acerca del niño y, cuando lo encuentren, avísenme, para ir yo también a adorarlo». Ellos, después de oír al rey, se pusieron en camino, y de pronto la estrella que habían visto salir comenzó a guiarlos hasta que se detuvo en el lugar donde estaba el niño. Al ver la estrella, se llenaron de inmensa alegría. Entraron en la casa, vieron al niño con María, su madre, y cayendo de rodillas lo adoraron; después, abriendo sus cofres, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Y habiendo sido advertidos en sueños, para que no volvieran ado nde est aba Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino. Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús. CREDO Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su Único hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos. subió a los cielos, y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la

Roma,

resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

ORACION DE LOS FIELES Celebrante: Hermanos, sigamos la estrella que nos conduce a Belén y vayamos al encuentro del Señor, sabiendo que Él es el Dios con nosotros, el Dios nuestro. Digamos con fe: MANIFIÉSTATE EN NUESTROS CORAZONES, SEÑOR. Para que Dios destierre de la Iglesia todo afán de poder, de dominio y de privilegio. Oremos. Manifiéstate en nuestros corazones, Señor. Para que la vida de la Iglesia ilumine el camino de los hombres y les manifieste el amor que Dios tiene a sus criaturas. Oremos. Manifiéstate en nuestros corazones, Señor. Para que todos los hombres vivamos en continua adoración a Dios que salva a la humanidad y que no hace acepción de personas. Oremos. Manifiéstate en nuestros corazones, Señor. Para que seamos agradecidos al Señor por el don de la fe, la vivamos con audacia y la comuniquemos con alegría. Oremos. Manifiéstate en nuestros corazones, Señor. Para que el Señor se manifieste a los que reciben el anuncio de la salvación en tierras de misión. Oremos.

Solemnidad de la Epifania del Señor , 06 de Enero 2013

Pág. 3


EPIFANIA