Issuu on Google+

salud

KLAUS FRANZ

inap

CAMI ROJAS

beauchef

SIMÓN PIGA

al senado

TRANSFORMANDO LA CHILE CONSTRUYAMOS EDUCACIÓN PÚBLICA


SOMOS un esfuerzo de colectivos de izquierda, compuesto por Romanescu, Nueva Izquierda Universitaria e Izquierda Autónoma que, unidos en la búsqueda de la transformación de la Universidad y de la sociedad, hemos trabajado desde nuestras localidades para impulsar políticas que fortalezcan la educación pública. En este contexto, hemos proyectado nuestro trabajo en espacios como la Federación de Estudiantes de la Universidad de Chile y, hoy en las elecciones del Senado Universitario.

PRO gra

MA

CREAR IZQUIERDA AMPLIA AL SENADO


(I)

¡A CONQUISTAR EL DERECHO A LA EDUCACIÓN! DONDE HAY MERCADO, NO HAY DERECHOS El mercado de la educación fracasó. Así lo hemos demostrado las grandes mayorías del país, que durante estos años hemos llenado las calles exigiendo una educación pública, gratuita, de calidad, democrática y sin lucro. Una educación entendida como un derecho social universal en todos sus niveles, y que en tanto derecho, no puede ser objeto de negocio. Para que esta nueva educación sea realidad, no basta con sentarse a esperar los “ajustes” que impulse el gobierno de turno. Esta nueva educación debe construirse. Y para eso, nuestra Universidad debe ser una voz decisiva en la conquista de nuestros derechos, demostrando con hechos que la educación pública es posible. Pero hoy estamos lejos de ese camino.

PARA UNA NUEVA EDUCACIÓN, UNA NUEVA UNIVERSIDAD Para tener esa educación pública, gratuita y de calidad, hay que construir una Universidad de Chile digna de defender. Una que no viva su día a día de acuerdo a las leyes del mercado, donde las unidades académicas no se deban autofinanciar y en la que el conocimiento no se produzca de acuerdo a indicadores propios de empresas privadas. Una universidad pública es por definición una universidad democrática, donde estudiantes, profesores y funcionarios no podemos estar más tiempo excluidos de las decisiones que marcan la vida de nuestra institución, menos de aquellas tan importantes como la elección de nuestras autoridades. La participación interna en la universidad abre la posibilidad de construir una Universidad de Chile diferente. Y para ello, la transformación, apertura y democratización del Senado nos permitirá como universidad tomar políticas propias de una Universidad Pública que hoy no existe.


(II) PARA UNA UNIVERSIDAD PÚBLICA, UN SENADO DEMOCRÁTICO En 1997, y con el fin de cambiar los estatutos heredados de la dictadura y comenzar el camino hacia la democratización interna, La Chile tuvo una gran movilización. En ese proceso se gestó el Senado Universitario, que 10 años después, en 2007, comenzó recién a funcionar.

EL SENADO EN ESTOS AÑOS: ACIERTOS, DEFICIENCIAS Y DESAFÍOS De esta manera, el Senado significó un gran avance para la universidad. Pero eso no significa que no tenga deficiencias. Por ejemplo, muchas veces carece de iniciativa sobre los problemas locales, lo que sumado a la falta de autonomía que tiene ante el rector, que preside la instancia, hace que esté desvinculada del resto de la comunidad. A pesar de ello, de a poco se ha ido adaptando a la lucha por el derecho a la educación: ha pasado de tratar únicamente asuntos internos de la universidad, a pronunciarse sobre el debate educacional y a apoyar las movilizaciones nacionales.

¿QUÉ ES EL SENADO UNIVERSITARIO? Es el órgano colegiado que ejerce la función normativa de la Universidad, cuya tarea es establecer los objetivos, políticas y estrategias de desarrollo institucional. Actualmente lo integran 36 miembros: 27 académicos, 7 estudiantes y 2 funcionarios. Además participa el rector. En ese sentido, el trabajo que hemos hecho a través de nuestros senadores estudiantiles ha apuntado a vincular el Senado con los procesos que vive la comunidad universitaria: lo hicimos con Gabriel Boric en la organización del claustro triestamental de 2011, también con Sebastián Aylwin en la secretaría de democratización de la Fech y con Loreto Fernández en la Asamblea por un Proyecto Educativo de la Universidad de Chile.


Con este trabajo, hemos querido que el Senado esté presente en la vida de los estudiantes, porque este organismo debe apoyar las discusiones y decisiones que impulse la comunidad. Para ello, la participación de los estamentos es fundamental, y el ejemplo más reciente de esto es el rechazo a la hipoteca del Hospital J. J. Aguirre.

¿QUÉ HA HECHO EL SENADO? El caso del Hospital J. J. Aguirre es un ejemplo de nuestra lógica de mercado: por ser de la universidad, compite con las clínicas privadas, sin apoyo del Estado, por lo que se endeudó. Y como solución, la rectoría propuso hipotecarlo. Pero el Senado rechazó la medida, porque habría significado su privatización.

EL SENADO QUE DEBEMOS CONSTRUIR La elección de los miembros del Senado, sumado a la nueva rectoría que tendrá la Universidad, es una gran oportunidad para que las instituciones y la comunidad estrechen los lazos en una tarea conjunta. Pero para ello, este organismo no puede ser estático y decorativo, sino que debe tener atribuciones reales para orientar los procesos de movilización de la Universidad. Es necesario que se abra a la comunidad y que se democratice, tomando un rol más activo en la toma de decisiones de la Universidad, generando espacios de diálogo entre estudiantes, funcionarios y académicos. Pero su papel no debe terminar en los límites de la Universidad. También debe ser un aporte en el debate educacional, entregando propuestas que permitan avanzar en la transformación social. Para todo ello, necesitamos senadores estudiantiles que contribuyan a hacer estos cambios, con la condición mínima e indispensable de que sean parte de los espacios de reflexión de los compañeros.


4EJES (III)

PARA

CONSTRUIR

EDUCACIÓN PÚBLICA Que sea estatal no significa que sea pública. Para que nuestra Universidad de verdad pueda tener esa calidad, debemos superar la lógica del autofinanciamiento, democratizar la forma en que se toman las decisiones en las unidades académicas, enfocar nuestras disciplinas hacia los problemas sociales y generar políticas de sustentabilidad.


1. PRECARIZACIÓN Y MERCANTILIZACIÓN El actual sistema de reparto de fondos hace que haya facultades ricas y pobres, dependiendo de la rentabilidad de las carreras que imparten. Para superar esto, proponemos: Aumentar el presupuesto a nivel central y establecer nuevos criterios de distribución. Eliminar el subcontrato en la Universidad para enfrentar la precarización laboral. Enfrentar la precarización del SEMDA y de las direcciones de Asuntos Estudiantiles, de Bienestar y de Deportes. Democratizar los espacios universitarios e invalidar los contratos celebrados con entidades que responden a intereses privados, como es el caso de Azul-Azul. Asegurar que a ninguna unidad académica le falten las condiciones mínimas para desarrollar sus disciplinas, como ha sido el caso de INAP, que aún no tiene una sede. Reincorporar el Hospital Clínico de la Universidad a la red pública de salud y encontrar sustento financiero en el Estado. Enfocar los bienes y servicios que genera la Universidad hacia comunidades.

¿En qué está el Senado? Recientemente el Senado elaboró nuevos criterios para distribuir una parte del presupuesto, considerando la equidad entre facultades como horizonte fundamental. Esto ha permitido que de momento se aprueben de proyectos de infraestructura en FAU, JGM e INAP.


2. DEMOCRATIZACIÓN, Hacer de la participación democrática una guía para la educación y su gobierno. El Senado debe vincularse activamente con toda la comunidad y no sólo universitaria. Por ello, proponemos: Relacionar el trabajo del Senado con las transformaciones sociales, políticas y económicas que necesita el país. Convocar a una consulta universitaria para que la comunidad tome una posición sobre la reforma educacional y sobre la nueva institucionalidad universitaria que necesitamos. Institucionalizar la participación de los senadores estudiantiles en el Pleno de Federación, para acercar el trabajo del Senado y de la Fech. Dar cuenta de nuestra gestión y de los avances del Senado a través de diversos medios de comunicación. Además, en el rol fiscalizador y ejecutor del Senado, buscaremos: Continuar el trabajo de la reforma de los estatutos, para que los estudiantes y funcionarios puedan participar en la elección de autoridades. Alinear los proyectos de desarrollo institucional (PDI) de las localidades con el de la universidad, para que apunten en la misma dirección. Democratizar el claustro académico. ¿En qué está el Senado? Actualmente el Senado discute la modificación a los estatutos, para que los estudiantes y los funcionarios tengan voz y voto en los órganos superiores (consejos de Facultad y Universitario) y las autoridades unipersonales puedan ser elegidas triestamentalmente.


, ACCESO E INCLUSIÓN Educar en democracia implica democratizar el acceso efectivo a la Educación Superior. Las políticas de acceso que hoy existen son segregadoras y solo contribuyen elitizar nuestras localidades. Por ello, proponemos: Revisar el sistema de acceso a la universidad y evaluar la necesidad de uno nuevo. Vincular la universidad con el desarrollo vocacional de los escolares en la Educación Media. Crear procesos institucionales de nivelación y acompañamiento a los mechones. Una universidad inclusiva, no discrimina y entiende todos sus componente como esenciales. Cuando hablamos de inclusión no podemos obviar las diferencias injustificadas de género que hay en la universidad. Por ello, proponemos: Generar políticas de incentivo para que las profesoras e investigadoras avancen en su carrera docente. Establecer una igualdad salarial entre académicos y académicas, al igual que entre funcionarios y funcionarias. Fijar medidas de salud reproductiva en las instituciones de la universidad.

¿En qué está el Senado? El Senado es el primer organismo de la Universidad que se ha propuesto investigar y corregir las desigualdades de género que se expresan en las remuneraciones de académicos, siendo casi una regla general que las mujeres ganen menos que los hombres.


3. ORIENTACIÓN DEL CONOCIMIENTO Y EXTENSIÓN

Una Universidad Pública orienta sus conocimientos a las necesidades de la sociedad en la que está inserta, para que puedan servir a la comunidad. Por ello, proponemos: Recoger las visiones que tiene la comunidad universitaria sobre qué proyecto educativo debe generar y qué tipo de profesores debe formar, para que sirvan a la construcción de una una institucionalidad que proponga nuevas lógicas de educación para el país. Construir agendas para la producción y uso de conocimientos, que tengan en cuenta las necesidades de todos y prioricen a los sectores sociales más postergados. Incentivar la interdisciplinariedad en la universidad, a través de proyectos, investigaciones y tesis que potencien las diversas áreas del conocimiento. Levantar una política de conocimiento libre, utilizando herramientas digitales como Open Access y los Creative Commons. Proyectar la recuperación de la señal de televisión de la Universidad, considerando la digitalización como herramienta para lograrlo.


Reflexión colectiva, más que pensamiento individual. En cuanto a criterios de evaluación académica, hoy la Universidad considera prácticamente solo la investigación y deja de lado a la docencia y la extensión. Por ello, proponemos: Iniciar la transformación de la actual lógica de competencia en los proyectos académicos, para pasar a una lógica de cooperación. Regular los mecanismos de evaluación académica, conciliando las áreas de investigación, docencia y extensión, de manera que no sean dicotómicas. Aclara la postura que tiene la Universidad en la disputa de la matriz productiva, en su vinculación con el debate nacional.

La extensión en la Universidad debe ser un proceso bidireccional, no asistencialista y que responda a políticas institucionales coherentes. Por ello, proponemos: Clarificar la definición de extensión dentro de La Chile y aprobar políticas institucionales al respecto. Curricularizar la extensión, involucrando también a los docentes desde sus labores de enseñanza e investigación. Potenciar iniciativas de extensión interdisciplinarias bajo métodos como el aprendizaje y servicio. Incentivar la creación de comisiones o Consejos de Extensión locales y crear un espacio que unifique estas instancias, para que trabajen de manera conjunta. Fotografía: Fernando Liberona flickr.com/ xdipix


4. POLÍTICAS DE SUSTENTABILIDAD Una universidad sustentable se entiende no sólo en términos económicos, sino que también en su aporte al medioambiente y la sociedad. Sobre esto, proponemos: Fomentar la Política de Sustentabilidad para la Universidad, e incluirla en el Proyecto de Desarrollo Institucional (PDI). Institucionalizar la sustentabilidad, a través de la existencia de una Vicerrectoría y de encargados por unidad académica, para que trabajen el tema. Fortalecer la idea del campus sustentable, preocupándose por la sustentabilidad social más allá de los acuerdos de “sellos verdes”. Incluir los criterios de impacto ambiental y comunitario en la evaluación de proyectos que desarrolle la Universidad.


CAMI ROJAS Es estudiante de Administración Pública del Instituto de Asuntos Públicos (INAP) Ha sido Consejera Fech, Delegada FECh y parte del Centro de Estudiantes de Administración Pública. Como tal, ha participado activamente de las movilizaciones de INAP durante los últimos 3 años, enfrentando la precarización de la universidad por conseguir una sede para su carrera. También ha trabajado en el Preuniversitario Popular Víctor, como coordinadora del Área de Asociatividad en los Trabajos Voluntarios de la FECh y es conductora radial en Frecuencia Inapina.

KLAUS FRANZ Es estudiante de Medicina. Ha sido Consejero de Escuela y actualmente es Consejero Fech de la Facultad de Salud. Participa de la Secretaría de Sexualidades y Género FECh, en la Comisión Triestamental de Democratización de su Facultad y en el Observatorio de Políticas Públicas en Salud. También fue coordinador del Movimiento Salud por la Diversidad, y profesor de historia en el preuniversitario que realiza medicina (Preumed).

SIMÓN PIGA Es estudiante de Ingeniería Matemática en la FCFM. Ha sido parte del Centro de Estudiantes de Ingeniería (CEI) y Consejero FECH. Además de participar de las movilizaciones internas y nacionales desde su facultad, ha sido parte de la Comisión Barrio- Beauchef y del proceso de formación de la Secretaría de Extensión de Beauchef y de la universidad. Además, es auxiliar en diversos Cursos en su facultad. Participa en la “Coordinadora Centro”, que agrupó a distintos sindicatos, centros de estudiantes y algunas (precarias) orgánicas vecinales.


derado nulo.

Tienes que votar máximo por tres candidatos, todos ellos de facultades distintas. No necesariamente tienes que votar por candidatos que sean de tu facultad. Si votas por dos candidatos de la misma facultad o si votas por más de tres candidatos, tú voto será consi-

¿CÓMO VOTAR?

doctorado).

Pueden votar todos los estudiantes matriculados en el año 2014, tanto del pregrado como del postgrado (programas de magíster y

¿QUIÉNES PUEDEN?

Las elecciones son el lunes 16 y martes 17 de junio. En todas las facultades habrán mesas de votación.

¿CUÁNDO Y DONDE?


P1 - MUESTRA