Page 38

Mario Chao Socio Director de Everis Health Latinoamérica

DE LA SALUD BUROCRÁTICA A LA e-HEALTH

El inicio del año 2012 le ha traído al sector salud colombiano varias declaraciones significativas de diferentes líderes sobre la necesidad de articular sistemas de información sólidos y confiables como elemento esencial en el funcionamiento de este sector. La Ministra de Salud y Protección Social, Beatriz Londoño, en su entrevista concedida al diario El Tiempo el pasado 5 de Febrero, incidió sobre la necesidad de contar con buenos sistemas de información, tanto en el propio Ministerio, como en la Superintendencia de Salud, y en general en cada uno de los agentes del sector. La Contralora General de la República, Sandra Morelli, también se pronunció categóricamente sobre los desvíos de recursos en el sistema y la necesidad de contar con sistemas fiables que evitasen tales desmanes. Por su parte Carlos Alberto Botero, Presidente de la Federación Nacional de Gobernadores pidió al Ministerio de Salud y Protección Social definir el sistema de información que incluya a todos los colombianos y de esa forma permita definir políticas en salud de todos los usuarios y afiliados al sistema. Declaraciones desde diferentes ángulos que inciden en un problema esencial en cualquier sector económico del siglo XXI: la información. Son declaraciones que amplifican lo que se escucha en cada reunión sectorial, en cada empresa, hospital, o universidad vinculada, directa o indirectamente, con la salud. El sector salud actual se caracteriza por una paradoja sorprendente: se practica una atención clínica altamente tecnificada, en medio de un entorno de procesos discontinuos y desconectados, y cuyo soporte de información está fuertemente basada en el papel.

La salud burocrática tiene signos y síntomas que la hacen muy fácil de diagnosticar: alto volumen de procedimientos sin interconexión entre los agentes, procedimientos manuales y soportados en papel; lentitud e ineficiencia. En un entorno así, es lógico que exista una alta probabilidad de cometerse errores, tanto clínicos como administrativos. No obstante, no todo el panorama es negro. En los últimos años las tecnologías de la información han ido entrando en el sector con fuerza y hay experiencias exitosas que han permitido simplificar el acceso a los servicios de salud, avanzando hacia modelos de gestión más informatizados, participativos e integrados. La crisis actual es una oportunidad para sistematizar, generalizar y democratizar este tipo de soluciones, llegando a todos los agentes del sector. El reto es afrontar la sostenibilidad del sistema para prestar servicios de calidad a los pacientes, en un entorno de recursos limitados, innovando en formas de gestión (redes integradas), y aprovechando las ventajas de las Tecnologías de la Información. Colombia necesita un despliegue de aplicaciones de las tecnologías de la información en este sector. Requiere cambiar de paradigma pasando cuanto antes de la salud burocrática al e-Health. Este cambio debe incluir iniciativas estratégicas como la atención primaria, la historia clínica electrónica, la receta electrónica, etc. Pero no sólo se requieren sistemas clínico-asistenciales sino también perfeccionar los sistemas administrativos básicos, como los sistemas de afiliación, los sistemas de soporte a los procesos de facturación entre

38

edicion 8.indd 38

27-06-12 17:04

Revista Informática Médica  

Edicion Nº 8

Advertisement