Page 36

Emilio Muñoz Head of Ecosystem and Channels-SAP Chile y Perú

herramientas ti atienden brechas en salud

El sector de la atención médica tanto pública como privada enfrenta en la actualidad muchos desafíos: mejorar el cuidado al paciente, controlar los costos y presupuestos, y asegurar el cumplimiento de las políticas sanitarias y normatividad gubernamental. Se suman a estas presiones el incremento en la demanda de sus servicios a causa del envejecimiento de la población, el aumento en la esperanza de vida y las eventuales contingencias sanitarias que puedan afectar al país. Además de los retos mencionados anteriormente, hoy la globalización trae aún mayores exigencias, que se relacionan con la capacidad de las organizaciones de responder a las demandas ciudadanas de forma rápida y asertiva, ya que las tendencias de movilidad y las herramientas tecnológicas permiten a las personas interpelar de forma directa a las instituciones o empresas que no cumplen con sus expectativas de atención, especialmente en temas de alto interés como la salud. La solución para responder a estos desafios no es única, y por supuesto, no está solamente restringida al aspecto tecnológico, sino que tiene que ver con otros factores, como la profesionalización del grupo humano, la atención a los pacientes, la calidad de los insumos utilizados, y un largo etcétera. Sin dejar de lado este punto, es evidente que la tecnología juega un rol preponderante en la eficiencia de las organizaciones y en su capacidad de respuesta ante las expectativas de sus clientes. Específicamente en el área de la salud, contar con soluciones tecnológicas que integren los procesos administrativos con el core business, es decir, con los procesos propios de la atención médica, es una real necesidad, que las instituciones de salud no debieran soslayar.

Por otro lado, en América Latina y en Chile en particular, existe otro gran desafío, que es la gran brecha existente entre la salud pública y privada. Durante algún tiempo, las clínicas privadas de la región han venido personalizando sus servicios de salud y realizando sustanciales inversiones en soluciones de tecnología de la información: sistemas de gestión de negocios, herramientas de automatización para la gestión de registros médicos y soluciones de inteligencia de negocios (BI). De hecho, un considerable número de estas organizaciones lleva hoy a cabo sus actividades como corporaciones, operando y generando utilidades como cualquiera otra firma corporativa. Sin embargo, en el sector público, el escenario es muy diferente. Las inversiones en tecnología de la información son mínimas, la mayoría es de módico presupuesto y está destinada a desarrollos internos de sistemas. Lo peor de este panorama es que la ausencia de inversiones no se deriva precisamente de la carencia de recursos, pues los hospitales públicos del país reciben la segunda más grande asignación presupuestaria del gobierno local, siendo superados únicamente por la educación pública; se deriva, más bien, de la falta de conocimientos sobre las ventajas que ofrecen las soluciones de inteligencia de negocios y los beneficios que éstas podrían ofrecer, por ejemplo, a la administración de las clínicas y hospitales pertenecientes al sector público de la nación. Tomemos, a manera de ejemplo práctico, el caso de los registros médicos electrónicos e integrados, que constituye uno de los principales objetivos de inversión de las clínicas privadas, pues su disponibilidad representa uno de los más

36

edicion 8.indd 36

27-06-12 17:04

Av ma

Revista Informática Médica  
Revista Informática Médica  

Edicion Nº 8

Advertisement