Page 19

perfeccionados bajo condiciones altamente competitivas que no tienen nada que envidiar a las universidades líderes en el extranjero, en esta materia. Para el Dr. Enrique Paris, Presidente del Colegio Médico, si bien la inclusión de estas nuevas profesiones son un aporte para el perfeccionamiento del sistema hospitalario y clínico y la gestión mejorada que les compete, es preciso regular la acreditación de estas carreras y establecimientos educacionales, y garantizar un adecuado campo clínico si la malla así lo exige, de esta forma la formación será íntegra, considerando que la práctica profesional, sumada a la formación teórica, hacen posible la creación de profesionales de excelencia. La informática hoy da paso a la robótica y se integran ambas disciplinas para potenciar la formación de los nuevos expertos en IM. Las universidades hoy contemplan en sus mallas trabajo con simuladores robotizados que familiarizan al estudiante con procesos clínicos que reducen cada vez más la intervención humana y así también, la posibilidad de fallas y errores –que bajo este contexto- pueden costar la vida a un paciente. El dominio de estas tecnologías hacen factible la reflexión acerca de un futuro ilimitado que habla de telemedicina, aplicaciones móviles y equipos de alta definición, en los que la mano del hombre es un articulador y su mente es lo que cobra verdadero protagonismo. La tarea de guiar a los alumnos en los aspectos básicos de la gestión clínica y proporcionar las herramientas para conseguir las habilidades de un gestor de personas y equipos en el sector sanitario, no es un desafío sencillo. El profesional de hoy requiere tener una visión global de su servicio o unidad y de las distintas funciones que se le solicitan: asistencia de calidad, investigación aplicada a los problemas clínicos más comunes y formación continua que le mantenga actualizado el avance de conocimiento de su especialidad.

Dr. Enrique Paris, Presidente del Colegio Médico Foto Viviana Peláez

consensuada con los órganos de gobierno de los centros, primando la excelencia del cuidado asistencial, la satisfacción del paciente y la mejora del clima laboral. Los objetivos docentes se dirigen entonces a: organizar una unidad clínica, saber buscar los recursos adecuados, seleccionar a los mejores colaboradores, transmitir el estímulo intelectual de la formación continua al equipo, organizar estructura, equipos y presupuestos de los servicios y finalmente liderar a profesionales altamente calificados. Así, este gran foco de gestión se entrelaza con el dominio de nuestras tecnologías de aplicación sanitaria. TELE PRESENCIA Y TECNOLOGÍAS 3D EN EDUCACIÓN

Los profesionales clínicos han de poseer habilidades para desarrollar el potencial creativo e innovador de los miembros de su equipo, capacidad de motivar a su entorno, reconocer el trabajo de su equipo y cohesionar armónicamente los equipos multidisciplinarios, en la dirección

Si bien los logros de la tecnología en materia de docencia son indiscutibles, enfrentamos el dilema de equiparar la enseñanza presencial con la virtual. En este sentido, muchos directivos universitarios concuerdan en que el trato interpersonal

19

edicion 8.indd 19

27-06-12 17:04

Revista Informática Médica  

Edicion Nº 8

Advertisement