Page 18

EDUCACIÓN

EN EL UMBRAL ENTRE LA INFORMÁTICA Y LA ROBÓTICA Las tecnologías virtuales, la informática avanzada, la docencia de excelencia y el campo clínico, son algunas de las aristas de los programas de educación de nuestro rubro en estos días. La capacidad de innovación se convierte así en el sello garantizado de los profesionales que incuba Chile.

En la última década, Chile ha sido testigo de la proliferación de nuevas carreras vinculadas a la capacitación en un área antes desconocida, que fusionó o más bien especializó a informáticos e ingenieros en el nicho biomédico. Tras tantos pilotos y la necesidad real de desarrollar soluciones, aplicaciones y ambiciosas plataformas TI al servicio de la gobernación clínica, poco a poco, los profesionales técnicos de la computación y el mantenimiento clínico, fueron perfeccionando sus conocimientos, pero faltaba alcanzar este prisma de salud por sobre lo informático. Hoy, los avances son explícitos y los expertos aseguran que ya estamos pisando el umbral que une la informática y la robótica en salud. Las nuevas generaciones de profesionales de la informática médica (IM) y la ingeniería biomédica, disponen de amplias y variadas herramientas que ya se utilizan con éxito en establecimientos de salud. No es necesario inventar la rueda, así lo aseguran diversas autoridades del Minsal. La evidencia es enorme, tanto en el extranjero como en Chile, de que las herramientas tecnológicas no sólo han colaborado en el cierre de brechas entre la salud pública y privada, entre la atención urbana y rural; sino también en Chile, existen cientos de programas pilotos que comprueban la efectividad de estos instrumentos al servicio de distintas disciplinas en salud, especialidades, control y seguimiento de pacientes de diverso perfil, y tan sólo la integración informática se erige como el gran desafío pendiente de solucionar. Prácticamente todas las herramientas ya demostraron ser flexibles y escalables y las que no lo hicieron, fueron desechadas en el

tiempo y la inversión fue con ellas al tarro de la basura. Hoy, los nuevos profesionales de la informática médica, trabajan en proyectos ambiciosos y las caídas y las derrotas previas crearon el camino necesario para seguir avanzando. Junto con perfeccionarse el campo laboral, ahora el campo docente también tiene algo de experiencia para ofrecer mejores programas curriculares, infraestructura especializada y material didáctico altamente provechoso. Inspirados en la formación de “puentes” capaces de comunicar al mundo clínico con el informático-tecnológico, las nuevas generaciones de “IM” están siendo formados y

18

edicion 8.indd 18

27-06-12 17:04

Revista Informática Médica  

Edicion Nº 8