Page 1

SENTIMIENTOS TRAS LAS REJAS En medio de esta realidad, los internos conservan su dignidad de seres humanos.

Todo hombre y mujer debe

tener claro que nadie está exento de perder su libertad. De un modo u otro, culpable o inocente, el ser detenido y llevado a una cárcel se convierte en un difícil momento de confrontación con Dios, con sus familiares, con sus amigos y consigo mismo. Es cierto que se han hecho esfuerzos considerables por mejorar la estadía de los reclusos, o internos, tanto en el respeto por los Derechos Humanos, como en brindarles mayores y mejores atenciones. No obstante, el hacinamiento y la lentitud en los procesos siguen siendo fantasmas no prontos a desaparecer.

Para muchos el concepto de recluso no designa más que hombres malvados que están pagando por sus múltiples fechorías. Concepto alimentado en gran medida por la televisión y el cine, que se han encargado de mostrar una faceta negativa en la que los guardianes violan los derechos humanos y los internos han cometido los peores actos. “Siento tristeza y soledad“ fueron las palabras de Wiliam Camorro recluso del centro de rahabilitación de Ibarar pues la justicia está haciendose presente en su vida.

Blogs  

informacion sobre blogs