Page 1

Revista sobre

co embarazo

nsciente,

d parto respeta

o, lactanc limentación sustentable crianza respe ia materna, a tuosa, vida saludable,

Año 3 # 7

Julio - Septiembre 2014

Nota de Tapa

La unión hace la fuerza

Cuatro mamás con hijos con Síndrome de Down formaron un grupo para acompañarse y acompañar a otras familias

Especial SMLM 2014. La Teta: Publicidades mala leche Entrevistamos a Goga Dodero, creadora de La Sachetera


Nos viste:

Al comprar los productos de Abundancia Por Designio, diseñados y producidos respetando condiciones dignas de trabajo, estás colaborando para que juntas podamos desarrollar un nuevo modelo de producción textil: justo y responsable. Trabajamos para que no existan el trabajo esclavo y la explotación.

Encontrá los nuevos diseños en nuestro Showroom en Balvanera Te esperamos de lunes a viernes de 10 a 19 hs. Llamanos al (54) (11) 3967-3337 para concertar cita

Cuidamos la ecología para que vivas en ABUNDANCIA. Por eso, queremos que te lleves tu prenda en nuestras Eco-Bolsas y nos ayudes en este compromiso


Nuestro compromiso para sacar a la luz Cuando nos sentamos a pensar esta editorial, mate de por medio, sentimos casi al unísono esta sensación: ¡Guuuuaaaaaauuuu! ¡MeT está creciendo mucho! Y está en constante movimiento y cambio. Le dimos una vuelta de tuerca al diseño del logo y a nuestra marca, que como nosotras y nuestras crías, crecen, cambian, mutan, se modifican. El cambio de papel a digital trajo muchísimos beneficios, entre ellos: la posibilidad de ampliar el contenido de las notas, de mostrar más fotografías y de tener más cantidad de páginas. Y, como siempre que nos sentamos a planificar una nueva edición, agradecemos poder hacerla realidad. Hoy nuestra revista está funcionando como puente entre personas, es un ida y vuelta que informa, que abraza y contiene. Llegan muchos mails, contándonos casos de violencia obstétrica, pedidos de ayuda por problemas para amamantar, historias de vida, historias tristes (a veces), consultas sobre profesionales de la salud. Nosotras derivamos cada consulta a puericultoras, obstetras, parteras, pediatras y, cuando nos lo piden, posteamos en el muro de nuestro Facebook la consulta o comentario para que otras familias puedan crear una conversación o un debate, porque estamos convencidas de que la información es poder y que el intercambio de opiniones enriquece y ayuda a otros lectores. Pensar, producir, escribir y diseñar esta edición fue altamente gratificante. Nos hemos contactado con familias muy poderosas. Más que contarles qué tenemos en este número 7, queremos agradecer de corazón el aporte de todos y cada uno de nuestros

colaboradores, quienes ponen en valor a MeT con su profesionalismo. A partir de este número, incorporamos una sección sobre violencia obstétrica. Tenemos un compromiso muy fuerte con este tema y estamos seguras de que este pequeño granito de arena ayudará a las mujeres que, en mayor o menor medida, sufren este tipo de violencia. Y también servirá para hacer visible esta manera de proceder de muchos “profesionales” de la salud. Lamentablemente, hay mucho que decir y mucho que mostrar. Somos una red de mujeres y hombres que, sin importar cómo nos llamamos, aportamos a la causa de poner luz a tanta sombra. Recibimos, a menudo, el dolor de quienes han perdido a sus hijitos por mala praxis, por abandono, por maltrato o que han padecido otros horrores en instituciones que tristemente siguen funcionando como si nada hubiese sucedido. Somos un nexo más para ayudar a que se hagan denuncias por violencia obstétrica, para que se reglamente la ley N° 25.929 de parto respetado, para que se respeten los derechos de las familias al momento del nacimiento de nuestros hijos. Y vamos a denunciar hasta el hartazgo a quienes se creen con impunidad de violentar nuestros cuerpos y los de nuestros bebés. Vamos a tejer una red más grande todavía y vamos a pedir para que la justicia llegue. Nuestro amor por esta tarea y por esta lucha, junto con el compromiso de todos y cada uno de quienes la realizamos, hace posible MeT cada trimestre. Que la disfruten… Gabriela Acevedo y Lorena Obiol


El nombre y el logo de Maternar en Tribu son marcas registradas. Las notas son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Se permite la reproducción total o parcial del contenido, citando la fuente. Para publicar en el próximo número escribinos a:

STAFF

es una Publicación trimestral de distribución gratuita, sobre embarazo consciente, parto respetado, lactancia materna, crianza respetuosa, alimentación saludable y vida sustentable.

maternarentribu@gmail.com

COLABORARON EN ESTE NÚMERO: Redacción: Sandra Magirena, Violeta Osorio, Lorena Lugo, Marina Monk, Fernanda Maciorowski, Veronica Garea, Kike Ferrari, Vanesa Miseres, Alicia Bersi, Darío Cerrato y Susana Fleischmann Fotografía: Emilia González, Silvina Caserta, Ana Luz Sanz, Soledad Castro y Pablo Martínez Olivares Modelos: Hernán Lizzi, Maggie Nuñez y Cata, Carolina Silva y Zoe, Verónica Rodriguez Brarda, Eva y Juan Patricio, Mariana Fernandez y Dante, Cecilia Solano y Lupe

SUMARIO

STAFF: Directoras: Gabriela Acevedo & Lorena Obiol Edición: Lorena Obiol Diseño: Gabriela Acevedo Departamento comercial: Ailin Rivero Fotografía: Cande Baroni Columnista: Leila Orsaria Ilustraciones: Zeque Bracco

+

Maternar en Tribu

Foto de Tapa: Emilia Gonzalez Modelos: Cora, Fernanda, Facundo y Abril

3 EDITORIAL/ Nuestro compromiso para sacar a la luz 6 PUERPERIOS/ La vida no es una foto de Caras 10 AMOR & SEXUALIDAD/ “En los niños, la intimidad es crucial para el buen desempeño de la respuesta sexual adulta” 14 VIOLENCIA OBSTÉTRICA/ Para que lo esencial sea visible a los ojos. 18 PANZAS EN MOVIMIENTO/ “Nuestro derecho a elegir cómo, dónde y con quién parir es un derecho legítimo” 24 MI PARTO/ El viaje de Tadeo 28 ENTREVISTA/Goga Dodero. La costurera que dio el buen paso 32 NOTA de TAPA/ La unión hace la fuerza 41 GUIA TRIBAL 42 LA TETA/ Publicidades mala leche 48 EMPODERADOS/ La llegada de Severino 52 DE PAÑALES Y ROUGE/De como caretear una sobreprotección desmedida 54 LITERATURA BAJITA/ Brujas y malas 58 SOS conciencia/ El ataque de la contrapublicidad 61 POSTALES/ Charlas. Semana Mundial por un Parto Respetado 62 ORGÁNICO & SABROSO/ Preparar la comida en familia 64 VIDA SUSTENTABLE/ Ver el árbol y ver el bosque 68 BIENESTAR & SALUD/ Descalzos.. ¿para qué? 71 POSTALES 2/Día Mundial de la higiene menstrual 72 CIRCULOS DE CRIANZA 75 BELLEZA NATURAL/ Que producto elegir, según el tipo de piel 76 LETRA & MÚSICA/ Las Lunas, de Victoria de Aboitiz


NÚM ERO ESTE h IC I M O S

Cande Baroni

Leila Orsaria

Zeque Bracco

Ailin Rivero

Marina Monk

Sandra Magirena

Violeta Osorio

Lorena Lugo

Fernanda Maciorowski

Veronica Garea

Kike Ferrari

Vanesa Miseres

Alicia Bersi

Darío Cerrato

Susana Fleischmann

Emilia González

Silvina Caserta

Ana Luz Sanz

Soledad Castro

Pablo Martínez Olivares


Puerperios

La vida no es una foto de CARAS Los momentos vitales y el verdadero puerperio nada tienen que ver con las producciones, muchas veces photoshopeadas, que vemos en las revistas. Si logramos ver lo que miramos, encontraremos grandes contradicciones… Por: Marina Monk

Revista Caras: ¡Exclusivo! A 3 meses del nacimiento de sus mellizos, la modelo recuperó su figura. Habla de su vida con Facundo Arana y dice que se siente una geisha. María Susini: “Ser madre aumentó la pasión con Facundo”. En la foto, se ve a la modelo sentada de espaldas, girando hacia la cámara, espléndida, bellísima, con la piel impecable, cintura de avispa y actitud seductora, sin un rasgo de maternidad reciente alguna. Uff… Si alguien me preguntara cómo favorecer el estigma de “depresión puerperal” o cómo aumentar la “angustia puerperal” (es decir: cómo hacer más difícil la mezcla de emociones que pueden suceder luego de tener un bebé o más de uno), recomendaría sin falta esta nota. Como un cuco invisible y feroz, este tipo de imágenes y palabras que inocentemente 6 - Maternar en Tribu - MeT # 7

leemos o vemos todos los días al pasar por un kiosco de revistas (estemos atentos a ello o no, nos demos cuenta o no, concordemos ideológicamente o lo rechacemos) va horadando nuestra capacidad de asombro y se cristaliza, sin saber, una idea y nos automatiza sin registro. Cómo debe ser un momento vital. Cómo hay que sentirse. Cuáles son las emociones “correctas”. Cuál es la supuesta normalidad a alcanzar. Cuáles son los ideales de madre y de mujer. Sentimientos claros y maravillosos. El esfuerzo de la espera condensado en un premio merecido. Eso de la vida, entendido como éxitos y fracasos… Si, en realidad, vemos lo que miramos, es sencillo encontrar grandes contradicciones, como alguna mujer de edad, indescifrablemente joven, expresando un duelo con pechos “estrenados” y una


7 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

posición de contorsionista digna de acróbata ruso (no se comprende por qué, para hablar de separaciones o fallecimientos, a estas muchachas les sacan fotos de los glúteos). O mujeres que recién parieron en el medio de una escena de novela mediática: ella, cariñosa, sensual y disponible como mujer de mundo. Él (¡Siempre hay un “él”, claro!), reconociendo que ahora no es más egoísta, sostén absoluto y sin conflicto alguno. Ni siquiera el sueño interrumpido les provoca ojeras a estos hombres padres devenidos en súper héroes con indiscutibles valores. Ejem… ¡Buenas noticias! La vida no es una foto de Caras. Por supuesto que nos pueden sacar esa foto, en cualquier momento que miramos embelezadas a nuestro/a hijito/a con contraluz y unos mechones de pelos que caen sobre el hombro. ¡¡¡¡Y Photoshop!!!! Creo que cada mujer podría sacarse su propia foto con sus títulos. Me animo a armar una portada de revista con historias que conocí en la vida profesional, personal y en las historias escuchadas. Sería algo así (esta es la versión 1, hay mil): ¡¡Exclusivo!! A dos meses del nacimiento de su hijo, María está viendo si los tiempos de su bebé le permiten ir a caminar unas cuadras al parque o si prefiere quedarse, dado que en un tiempo volverá a trabajar. Habla de su vida con “él”, con quien tienen momentos de mucha conexión y otros donde

directamente uno habla chino y el otro latín. María: “ser madre aumentó mi pasión por la vida, a veces con él pero, igualmente, la mayoría de esas veces dejo que pase porque, entre teta, pañales, mimos con el pequeño, bañarme, teta, bañar y cambiar al bebé, el miedo a un nuevo embarazo, las contracturas, los tíos y abuelos que quieren venir a visitarnos, las cosas de la casa (ni hablar si hay otros integrantes, como niños o mascotas), etcétera, etcétera, cuando tengo un ratito, caigo desmayada de sueño. No puedo creer todo lo que amo a este bebé. Cuando llora, no sé a quién reclamarle para su devolución. A veces, me siento como en una montaña rusa emocional, fuera del ritmo del mundo, a veces preguntándome qué está pasando, pero también feliz. Hay instantes en los que creo enloquecer. ¡¡Que extraño todo!! En la foto se ve a una mujer de frente, con su porte ancho de matrona reciente y un poquito encorvada por los pechos llenos. Sonrisa amplia, ojos con ojeras muy pronunciadas pero con un tinte vital. Su piel se ve linda pero más blanca que la leche con que alimenta a su hijo. Está sentada. Una camisa ancha deja traslucir unos rollos típicos en la panza, producto de un vientre que durante nueve meses ha gestado increíblemente a un ser que ahora crece fuera de su cuerpo, gracias a la grasa acumulada en las caderas durante esa gestación y que, por supuesto, se deja ver a lo ancho del banco. Ella lo llama “gorda

Tienda Luna Lunera portabebés, catres para colecho, pañales de tela, copa menstrual Maggacup, toallitas de tela, almohadillas de hierbas y más Cel: (011) - 15 - 6890-7833

tiendalunalunera


como vaca”. Tiene las manos en actitud de trabajo, parecen dispuestas a alzar, albergar, acariciar. Es un gesto tierno. Sus uñas se ven despintadas. Claro, no tuvo tiempo o energía para hacerse las manos. No están muy claros los nuevos límites de su cuerpo. Decididamente, no está a la moda. Más bien parece que le pidió ropa prestada a la amiga que le lleva 6 talles. Pero algo tiene, tal vez eso de estar en un proceso tan vital. Se la ve hermosa, aunque ella ni se entere de cuán bella está. La vida tiene de todo. Este momento de la vida tiene de todo. Aunque hayamos esperado con cada latido estos tiempos, transitar, conocer y permitir que afloren tooodos los sentimientos y sensaciones (aún los que no imaginamos o no nos cuentan 8 - Maternar en Tribu - MeT # 7

en las revistas) hace que la experiencia sea plena y más serena: una inmensa oportunidad para seguir evolucionando. Cada una con su historia y su situación, palpitando una nueva responsabilidad y un cambio total. Belleza, alegría, incertidumbre, miedos, de nuevo belleza, angustia, algún enojo, alegría total otra vez, desconcierto, asombro, cansancio y amor. Amor infinito que se va palpando, a veces, de repente. Amor infinito que se va palpando, a veces, de a poquito, en el día a día, con ritmo propio. Amor que se abre con preguntas, con caricias y con miradas. Un amor nuevo y ancestral a la vez. Marina es médica y terapeuta.


¿Querés ser distribuidora de los productos Gardenias? Te estamos esperando Leche y Crema corporal orgánicas. Hipoalergénicas. Para manos y pies. Jabón líquido. Espumas y sales de baño. Gel de ducha y para después de afeitarse.

Folletos, tarjetas, invitaciones para cumpleaños (digital virtual e impresos)

Banners , gigantografias

Gardenias Belleza Natural

www.gmazul2.wix.com/gardenias

pristinodisegno@gmail.com

En Gardenias elaboramos productos de belleza orgánicos, sin aditivos, conservantes, www.pristinodisegno.wix.com/pristino ni derivados de la industria petroquímica


Amor & Sexualidad

? ?

?

? ?

“En los niños, la intimidad es crucial para el buen desempeño de la respuesta sexual adulta” La médica y sexóloga Sandra Magirena responde sobre nuestra salud sexual, los métodos anticonceptivos, los ciclos femeninos y los cuidados para abordar y tratar con respeto a nuestras hijas, no solo en su primera visita al ginecólogo. Por: Sandra Magirena

“Vulva y vagina son partes sumamente importantes de nuestro cuerpo, ya que son el canal por donde se conecta el placer y se da vida. Es casi inentendible que no se le preste atención, salvo que se tema a su inmenso poder”, dispara Sandra en medio de las preguntas. Sus respuestas son así de contundentes, no dejan lugar a dudas 10 - Maternar en Tribu - MeT # 7

cuando se trata de proteger y defender ese espacio tan nuestro y tan sagrado. ¿Cómo podemos entender los ciclos de la mujer? Todo en la naturaleza tiene ciclos y pulsa. Lo mismo ocurre en el ser humano. En la mujer, en particular y una vez que alcanza


11 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

la pubertad, existe un ciclo parecido al de la luna, que se extiende hasta la menopausia. Es el llamado ciclo menstrual. Se caracteriza por tener dos fases: en una predominan los estrógenos y sucede previamente a la ovulación, en la siguiente se agrega la progesterona y es consecuencia de la ovulación en sí misma. Usualmente, este período puede durar entre 22 y 35 días, dependiendo de cada mujer en particular. Aunque no todos los ciclos son bifásicos. En algunos casos puede ocurrir que la ovulación no se produzca. Pero la menstruación ocurre igual ya que este es un fenómeno que depende de las paredes del útero y no de la ovulación. Si la falta de ovulación se repite con frecuencia, suele dar síntomas y es el médico ginecólogo quien deberá efectuar el correcto diagnóstico y tratamiento. En determinados períodos de la vida, como en la adolescencia y en la perimenopausia, es normal que ocurran ciclos anovulatorios. Las mujeres también tenemos otros ciclos, como el de la pubertad y adolescencia, embarazo y puerperio y el del climaterio. Todos pertenecen a situaciones vitales que todas atravesaremos y que son completamente normales. ¿Cuando se recomienda hacer la primera revisación ginecológica? La primera consulta. en general. se recomienda cuando comienzan a producirse los primeros cambios puberales. Es decir, alrededor de los 10 u 11 años, con la aparición del vello púbico o el botón mamario. La idea es ir acompañando todo el proceso de desarrollo y el ingreso a la adolescencia, período en el cual la mujer adquiere la maduración psicosexual. Este proceso trae profundos cambios no solo a nivel físico, sino también en los niveles psicológico y emocional. Las primeras menstruaciones, el reconocimiento y aprendizaje de la respuesta sexual,

las primeras relaciones, los cuidados anticonceptivos y de prevención de infecciones de transmisión sexual son algunos de los temas que iremos tratando a lo largo del crecimiento. La primera revisación quizás no sea lo más importante de la entrevista. Tratamos de jerarquizar la visita al ginecólogo para que sea visto como médico de atención primaria de la salud integral de la mujer y se puede diferir la revisación propiamente dicha para ´ cuando se establezca un vínculo de confianza y la niña/adolescente se sienta confortable. Hay circunstancias donde debemos realizar la revisación, ya sea por que la niña o adolescente presenta síntomas o molestias vulvovaginales o hay sangrados inexplicables o dolor genital. En estos casos, tomaremos todos los recaudos necesarios para que el examen no sea intimidatorio o desagradable y pueda ser realizado en un ámbito de tranquilidad y respeto. ¿Cómo hacer la primera revisación ginecológica no invasiva? Uno debería pensar que ninguna revisación ginecológica sea invasiva, ni la primera ni las sucesivas. En el caso particular de las niñas, y salvo que no medie ninguna emergencia (como, por ejemplo, un sangrado inexplicable), suelo tomarme un par de entrevistas antes del examen, fundamentalmente para destacar la importancia de la intimidad en la sexualidad de la mujer. Exponer un tesoro tan sagrado como la vulva no es lo mismo que mostrar los oídos o la boca, que están a la vista. Las primeras entrevistas serán para ganar la confianza de la niña y usar elementos didácticos que sean útiles para el examen posterior. Luego, con el permiso y autorización de la niña, procedo al examen que se realiza en la camilla ginecológica en posición decúbito dorsal, igual que las adultas.


intimidad ya que esto es crucial para el buen desempeño de la respuesta sexual adulta.

Sandra Magirena

Si son muy pequeñas, se sienta la mamá en la camilla y la sostiene entre sus piernas con las piernitas de la niña abiertas. Esto les da mucha seguridad y tranquilidad, ya que adoptan la misma postura que su mamá en la camilla de la doctora. Utilizo luces con juguetes para iluminar y un espejo para que mientras la examino, ella pueda ver sus genitales. Y, de paso, aprovecho para repasar la anatomía, para que puedan distinguir bien dónde está la entrada de la vagina, por dónde hacen pis y por dónde hacen caca. ¿Las mamás debemos mostrarles nuestra vagina a las hijas mujeres pequeñas? En lo personal, no me parece que esto sea apropiado. Ya que las características de la vulva de la mujer adulta son distintas a las de la niña. Además, insisto en el tema de la 12 - Maternar en Tribu - MeT # 7

¿Alentamos a una nena de 7 años a que se conozca, a que se mire la vagina con un espejito o esperamos que pregunte? Las mujeres deben conocer su vulva y vagina desde pequeñas. Hay un mito popular que hace que de eso no se hable. La vulva, por ejemplo, nunca es nombrada como tal y para referirse a ella existen innumerables apodos trasmitidos de generación en generación. Muchas veces, incluso, se utiliza el nombre vagina para todo lo que es genital femenino externo. Mientras que la vagina es un órgano muchas veces no explorado, si vemos su anatomía nos daremos cuenta de que es imprescindible tocarse para poder reconocer su estructura, su textura y sus sensaciones. Es por eso que desde pequeñas se debe facilitar a las niñas a que conozcan sus genitales, los miren, los toquen y exploren con total libertad y autoconfianza, habilitándolas a que se descubran en un marco de completa intimidad. ¿Trabaja en forma interdisciplinaria, articulando con terapeutas familiares u otro tipo de profesional que haga el acompañamiento emocional de esta diada mamá/niña-puber? Mi trabajo se centra en modelos multidimensionales donde se articula la integración de cuerpo – mente – espiritualidad – cultura y sociedad. En general, la consulta de admisión y seguimiento en mi consultorio la realizo sola, pero cuento con una red de profesionales transdiciplinarios. A nivel hospitalario, donde trabajo en temas de vulnerabilidad infantojuvenil, tratamos de realizar la admisión conjunta con psicólogo/a, pediatra, trabajador/a social, con el propósito de disminuir la re victimización del niño o niña. Contamos también con el apoyo de


13 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

una socióloga que nos permite comprender los aspectos socioculturales por los cuales puedan estar atravesadas las personas. Creo, y cada vez estoy más convencida, que solo desde la mirada integradora podemos ayudar a las personas a sanar sus dolencias y a vivir la vida más plenamente. Hablemos de anticoncepción. ¿Cuáles son los métodos seguros y sanos? Los métodos anticonceptivos son las formas que tienen las parejas para elegir voluntariamente no quedar embarazados. Es muy importante que conozcan y estén informadas previamente a elegir un buen método. Los médicos ginecólogos somos, en general, los encargados de realizar la consejería. Ella consiste en brindar toda la información necesaria para que la mujer y su pareja puedan sacarse todas las dudas y elegir con libertad y confianza qué método seleccionarán de acuerdo a sus demandas y necesidades. Por lo tanto, no existe un método ideal sino que habrá que seleccionar el más adecuado para cada caso en particular. Hay métodos de barrera, como el preservativo masculino, el femenino y el diafragma. Métodos hormonales, como las píldoras anticonceptivas, los implantes, los parches, el anillo vaginal y los inyectables. Los dispositivos intrauterinos pueden ser de cobre, como el DIU, o con liberación de hormona local, como el SIU. También existen métodos quirúrgicos que suelen ser irreversibles, como la ligadura de trompas en la mujer o la vasectomía en el hombre, siendo este último mucho menos traumático, ya que se trata de un procedimiento sin internación y con anestesia local, mientras que el primero requiere de anestesia general y cirugía laparoscópica. El médico evaluará cuáles son los factores de riesgo para cada método en cada caso en particular y la pareja elegirá lo que mejor se adapte a sus necesidades. Desde el año 2006 en la República Argentina

existe una ley que provee de anticoncepción gratuita en cualquiera de sus formas, a cualquier edad de la persona. Esto es válido tanto para el sistema de Salud Pública como para la asistencia en forma privada. ¿Cómo se cuida y controla la salud desde la meditación y las endorfinas? La práctica de la meditación, en cualquiera de sus formas, tiene amplios beneficios para la salud en general: mejora la tensión arterial, regula la actividad cardíaca, mejora el sueño, mejora la atención, reduce el dolor crónico y regula el equilibrio de todos los sistemas internos que todos tenemos y que permite que las funciones de todos los aparatos y sistemas sea equilibrada y se pueda adaptar ante cambios y/o exigencias. Las endorfinas son unas sustancias químicas que se producen en nuestro sistema nervioso y que son parecidas y tienen propiedades analgésicas como la morfina. Además, mejoran el humor en general. Estas sustancias se elevan naturalmente con la práctica de la meditación pero también con otras actividades como el deporte, la diversión, el baile y el sexo. Sandra es Médica Ginecóloga infanto juvenil Sexóloga clínica www.sandramagirena.com.ar

REMERAS, BUZOS, POLERAS PARA AMAMANTAR Variedad de talles y estampados & Envíos al interior Venta al por mayor INFO: quierolatte@gmail.com

Latte Remeras Para Amamantar


Violencia obstétrica

Para que lo esencial sea visible a los ojos

El documental Pujá, a punto de estrenarse, denuncia mucho más que la industrialización de los nacimientos. Sus autores relatan, aún en carne viva, las dolorosas experiencias que filmaron dentro de las instituciones a las que lograron ingresar. Por: Lorena Obiol y Gabriela Acevedo Fotos: Colectivo Pujá

Valeria Álvarez y Ana Luz Sanz se conocieron en un taller de fotografía y compromiso social, dictado por Sub [Cooperativa de fotógrafos]. En ese espacio, la propuesta era trabajar de manera colectiva sobre una temática social. Así surgió el tema de la violencia obstétrica para realizar un ensayo fotográfico. Una vez finalizado el taller, Valeria y Luz continuaron investigando y trabajando sobre el ensayo. Sumaron al equipo a Max Boniface, director de cine, para darle un formato audiovisual al material 14 - Maternar en Tribu - MeT # 7

en video que habían recolectado durante el trabajo de campo. Pero sintieron, también, la necesidad de contarlo no solamente con las imágenes, sino sumando distintas voces y mostrando un poco lo que iban aprendiendo a través de las experiencias y el intercambio con muchas personas. El tema los apasionó y el material les pareció una buena herramienta para viralizar información a las madres sobre sus derechos, pero también una manera de exponer lo que sucede dentro de las


15 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

maternidades todos los días, que está invisible pero sucede. El grupo se organizó como colectivo, comenzando por investigar y entrevistar a madres, profesionales y personas que están en esta lucha. Mientras, por otro lado, trataron de tramitar los permisos para entrar en los hospitales y registrar cómo atravesaban las mujeres todo el proceso de parto. Obviamente, nunca los consiguieron de manera oficial pero, gracias a la voluntad de algunas personas, lograron ingresar igualmente en algunas instituciones. Cuando tenía 19 años, Luz pasó con Santiago (su primer hijo) por una experiencia de violencia obstétrica que luego pudo entender y procesar. Así, logró parir hace dos años a Milo de manera respetada. Santiago nació en el Sanatorio Güemes dos semanas antes de la FPP (fecha probable de parto) porque la obstetra realizó una inducción, dado que la semana siguiente se iba de vacaciones. ¿Qué es lo que quieren contar? ¿Por qué? Queremos contar cómo fue cambiando la manera de parir. Cómo se industrializaron los nacimientos y cómo fue perdiendo protagonismo la mujer en el parto y éste se fue transformando en un hecho

medicalizado y altamente intervenido. Además, queremos transmitir cuáles son los derechos que tenemos las mujeres cuando vamos a parir. ¿Quienes participaron del documental? Entrevistamos a muchas mujeres que nos compartieron su experiencia y también a profesionales de la salud, médicas y médicos, enfermeros y enfermeras, grupos de mujeres militantes y referentes teóricos del parto respetado, como Raquel Schalman y Michel Odent. Tuvimos muchas experiencias variadas, nos quedaron muchas frases rebotando. Por ejemplo: una vez nos invitaron a entrar en una sala de cesárea y nos advirtieron que era un feto muerto. Al no querer ir a registrarlo, nos dijeron: ¿Pero te pone triste? Mirá que es una boliviana y no le importa porque es una boca más para alimentar. También registramos un parto que terminó mal, en una reconocida maternidad de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Entrar ahí era nuestro principal objetivo porque es una de las maternidades más grandes de Sudamérica y donde creíamos que íbamos a encontrar reflejada mucho más esta idea motora de nuestro trabajo: la industrialización del parto.


¿Lograron filmar un parto en esa conocida maternidad? A los 10 minutos de entrar, presenciamos un parto. Nos emocionamos porque fue la primera vez que vivíamos algo así. Pero el contexto era horrible, mucha intervención y las cosas pasaban rápido. Las mamás estaban acostadas. Entre los pasillos y en la sala “dilatante” había varias mujeres esperando. Se escuchaba a los médicos de guardia ir y venir. En un momento, vimos a un médico hacer un tacto y, en el mismo instante, decirle a la madre: “muy seguidito tenés los hijos, total acá todo es gratis”. Logramos registrar ese audio, así como también el parto de esa mamá a la que le costaba mucho sacarse su sábana, porque tenía vergüenza y a los médicos no parecía importarle demasiado. Luego, nos presentaron a una familia. Nos dijeron: “chicas, ella va a tener un bebé prontito”. Entramos para charlar con la mamá y contarle qué estábamos haciendo, primero, y para pedirle su autorización. Nos dijeron que estaban esperando un varón, Sebastián. El papá estaba con una mezcla de emoción y nervios, no quería presenciar el parto por miedo a impresionarse. En un momento, nos acercamos y lo animamos: dale, está bueno que acompañes a tu mujer. ¿Cómo era el clima ahí adentro? Más allá de lo cruento del lugar, había un clima de vida, había bebes naciendo y esa emoción era increíble. Nunca pensamos que las cosas iban a terminar como terminaron. En los pasillos, los médicos miraban ecografías y daban vueltas, estaban esperando ese parto. Mientras, un enfermero nos hacía un recorrido por las instalaciones: un pasillo con varias habitaciones vidriadas en donde sucedían los partos y una fila de mamás (algunas solas, otras con sus bebés) estacionadas a la 16 - Maternar en Tribu - MeT # 7

espera de un lugar en el área de internación. Mientras, sus hijos y ellas presenciaban otros partos, gritos y corridas. En eso, vinieron a avisarnos que ya empezaba el parto de la familia anterior (pensábamos intercambiar teléfonos y los nombres luego del nacimiento, pero no pudimos). Seguimos a la mamá, y el papá vino detrás de ella con la ropa de Sebastián. Se la dio a una enfermera y entró en la sala. A partir de entonces, todo fue cada vez peor. ¿Por qué cada vez peor fue ese parto? Lo tenemos filmado desde el minuto cero: el parto fue realizado por una residente que, luego de varios intentos, dejó paso al obstetra a cargo (el mismo que había realizado el tacto con ese comentario tan inoportuno). La mamá pujaba y gritaba de dolor, pero mucho más que las otras mamás que habíamos visto. Parecía una sala de tortura en donde no paraba de entrar gente. En un momento, la partera se le subió encima a la mujer para realizarle la maldita maniobra de Kristeller. El padre ya no sabía qué hacer y se agarraba la cabeza, hasta que lo echaron de la sala. Luego, nos empezaron a gritar: “¡¡Llamen a un médico!! ¡¡Llamen a un médico!!”. Nosotras nos miramos sin saber qué hacer. ¿Llamar a un médico? ¿Cómo llamar a un médico?, ¿Ustedes no son médicos? Entonces, a paso de tortuga, vino un señor con un reloj enorme y sin guantes. Nos llamó la atención que estuviese tan cerca de los genitales de alguien con tremendo reloj de metal. Le pedimos: ¡¡¡¡Por favor, necesitan un médico!!!! Estábamos casi por llorar pero no queríamos dejar de registrar lo que estaba pasando. El otro hombre seguía intentando sacar al bebé y se escuchaba un ruido raro, como de ruptura, y luego una explosión. El bebé, según creemos, cayó al piso (no sabemos exactamente, pero es lo que dedujimos al


ver las imágenes y al hablar con unas mamás del pasillo). Ahí nos gritaron: “¡¡¡Esto no filmen, se van de acá!!!”. ¿Y ustedes qué hicieron? ¿Dejaron de filmar? Salimos corriendo, llorando, y nos cruzamos con el padre. Le dijimos que no sabíamos bien qué pasó y contuvimos las lágrimas para no angustiarlo más de lo que estaba. Nos metimos en la sala de médicos. Enseguida, entró una obstetra que nos preguntó, riendo, si estábamos asustadas. “¡Pobres! Esto pasa todos los días. Hoy ya es mucho para ustedes, vayan yendo”. Nosotras preguntamos por el bebé. “Ese bebé no tenía nada que ver con la vida. Tenía una malformación en la vejiga, retenía líquidos y por eso no salía”, contestó. Luego, averiguamos que cuando es así, se puede hacer una punción dentro del vientre de la madre para que el parto sea normal. ¿Supieron algo de esa familia después? Volvimos varias veces para pedir los datos de los padres, porque ese día nos fuimos angustiadas. Nos negaron los

datos, excusándose: “¿Qué? ¿Vas a ir a la villa a buscarla?”, nos decían. Tenemos la esperanza de dar con esa familia, saber qué pasó con ese bebé y poder darles nuestro material para que, si quieren, lo usen como prueba del horror que vivieron. No fue el único maltrato que presenciamos en los hospitales, pero sabíamos que, más allá de la impotencia y la angustia, nuestro rol ahí era poder visibilizar lo que se vive día a día ahí en ese lugar y en muchos otros. ¿Qué va a pasar cuando ese material salga a la luz? Cuando el personal de esta maternidad supo que ese material era parte de Pujá, nos hicieron un llamado, “invitándonos a retirar el material” y amenazándonos con sus abogados municipales. Nos tocó ver cosas muy duras, que no nos vamos a olvidar nunca y que son el motor interno para seguir trabajando en esta temática y poniéndole mucha energía. Pujá todavía no está terminado, pero está muy pronto a estrenarse. Vamos a estar un tiempo haciendo proyecciones en varios lugares del país y del exterior.


Panzas en movimiento

“Nuestro derecho a elegir cómo, dónde y con quién parir es un derecho legítimo” Desconociendo leyes y convenciones anteriores, un anteproyecto de ley pretende condenar al parto natural y respetuoso a su desaparición. Que nos corten la vagina, que nos acuesten y nos aten, que se nos suban a la panza, que nos pongan goteo, que se lleven a nuestra cría y la sometan a intervenciones tan crueles como innecesarias no es “lo normal”, como quieren hacernos creer. Ese es el modelo de atención que avala este proyecto. Por: Violeta Osorio Fotos: Pablo Martínez Olivares y Silvina Caserta (*)

En 1985, la OMS declaró que “el nacimiento no es una enfermedad”. Personalmente, iría más lejos: no solo no es una enfermedad sino que el nacimiento es salud y el parto no es un acto médico. Parir es un hecho fisiológico que corresponde a la intimidad y sexualidad de las mujeres. Sin embargo, desde el minuto cero nos tratan como enfermas, somos bombas de tiempo a punto de estallar; siempre hay un estudio, un análisis, una pastillita, un suplemento, un aparato, un nuevo juguete médico (prontamente: el famoso Dispositivo Odón), una intervención (in)necesaria más o menos invasiva y moderna y así, hasta el infinito, solo por las dudas, por si acaso, porque cualquier cosa puede pasar. Somos “pacientes” en un sistema médico que nos quita la voz y el voto, que nos mira con recelo y con cautela porque todo puede torcerse y hay que estar seguros (cómo si de la vida pudiera estarse seguro) y ellos saben y controlan y nosotras somos solo envases poco confiables. Es interesante cómo “dos líneas rosas”, más que hablarnos de nuestra capacidad de gestar 18 - Maternar en Tribu - MeT # 7

vida y parirla, nos hacen pasar en un segundo de mujeres sanas a embarazadas de riesgo y portadoras de criaturas en riesgo. Y nuestro cuerpo, que hasta hace unos minutos era un organismo sano, se ve convertido en un pedazo de carne que es manipulado, intervenido y maltratado “por nuestro bien y el de nuestra criatura”. Nos quitan la consciencia (la física y la emocional) y así asistimos como espectadoras drogadas, atadas, infantilizadas y acalladas a uno de los hechos trascendentes de la sexualidad femenina, el parto, y de los más importantes de la vida de un ser humano, su nacimiento, hecho único que jamás volverá a repetirse. Así recibimos a nuestrxs hijxs, entre miedos, batas blancas, jeringas, tijeras, cortes, drogas, sillas de ruedas, goteo… anestesiadas y manoseadas les damos la bienvenida a este mundo. Y este panorama parece recrudecerse aún más, ya que actualmente se ha presentado un nuevo anteproyecto de ley (2895-D-2014) que se encuentra en la Cámara de Diputados en la Comisión de Acción Social y Salud Pública,


(*) Fotos tomadas el 10 de junio de 2014, en la movilizaci贸n al Congreso en repudio al proyecto de Ley (2895-D-2014)


impulsado por los diputados Juan Fernando Marcopulos, Sandra Daniela Castro, Bernardo José Biella Calvet, Ana María Perroni, Gastón Harispe, Araceli Ferreyra, Stella Maris Leverberg, Andrea Fabiana García, Carlos Gustavo Rubin, Carlos Guillermo Donkin, José Daniel Guccione y Julia Argentina Perie sobre las incumbencias profesionales de las obstétricas/parteras. Este anteproyecto contradice en varios aspectos las recomendaciones de la OMS y otras organizaciones competentes en el tema de salud, así como los modelos de atención probados en países más avanzados en el tema de parto respetado. Y, por supuesto, contradice también a la ley 25.929, más conocida como “Ley de Parto Humanizado”. En primer lugar, el proyecto nos recibe con esto: “CAPITULO III - Alcances e incumbencias de la profesión: 4. Controlar y conducir el trabajo de parto 5. Inducir el trabajo de parto según indicación médica”. Sumado a esta parte contenida en los fundamentos: “El embarazo es una delgada línea entre lo normal y lo patológico, por eso debe controlarse” (no olvidemos que esto contradice la convención de Fortaleza, realizada por la OMS en 1985, que declara que “el nacimiento no es una enfermedad”). Solo para traer una voz de referencia, la guía de la OMS para la atención del parto normal expresa que: “ 1.5: OBJETIVOS EN EL CUIDADO DEL PARTO NORMAL, TAREAS DEL PERSONAL SANITARIO. El objetivo del cuidado es conseguir una madre y un niño sanos, con el menor nivel posible de intervención de la manera más segura. Este objetivo implica que: en el parto normal debe existir una razón válida para interferir con el proceso natural”. Es muy evidente la diferencia entre lo que considera la OMS como la labor de las parteras y lo que este anteproyecto pretende avalar. Las cosas por su nombre: este anteproyecto plantea un modelo de atención basado en la intervención y la medicalización y no en el acompañamiento fisiológico, que es lo que ha demostrado ser el modelo más respetuoso y de bajo de riesgo. Sencillamente, el parto natural y respetuoso estaría condenado a desaparecer. Con la ley vigente, las mujeres no podemos hacer uso de nuestros derechos, ya que al no estar reglamentada la ley Nº 25.929, no hay protocolos que obliguen a los médicos e instituciones a asistir partos de manera 20 - Maternar en Tribu - MeT # 7


21 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

natural y fisiológica. A partir de este proyecto, lo que se lograría sería incentivar la intervención de mano de quienes se supone deben ser las especialistas en la fisiología: las parteras. No podemos desconocer que, con este tipo de modelo de atención, se estaría avalando y legitimando el uso de intervenciones de rutina, las cuales (al ser innecesarias) están enmarcadas dentro de la violencia obstétrica que, a su vez, está tipificada dentro de la violencia de género (ley de protección integral N° 26.485 art. 6 inciso C). Decir que el embarazo es una delgada línea entre lo normal (¿qué significará normal?) y la patología y aseverar que la labor de la partera es conducir un trabajo de parto es (además de una mentira enorme producto de la desinformación, el prejuicio y un tremendo desconocimiento) una manera abierta de legitimar la tortura a la que la gran mayoría de veces nos vemos sometidas las mujeres y nuestrxs hijxs. Hemos normalizado e invisibilizado la violencia obstétrica, hemos dado por hecho que parir es así y es eso, que nacer es entrar al mundo con miedo y con violencia. Hemos aceptado que lo normal, lo esperable, lo que toca es que te corten la vagina, que se te suban a la panza, que te pongan un goteo, que te acuesten y te aten, que se lleven a tu cría y la sometan a intervenciones innecesarias y crueles. Por otro lado, no olvidemos que está demostrado que las intervenciones innecesarias durante el trabajo de parto y el parto llevan a una escala mayor de intervenciones que, en el mejor de los casos, pueden dar como resultado

un mayor nivel de stress materno, con sus debidas consecuencias y, en mayor escala, determinar un aumento significativo en las complicaciones durante el parto, y el post parto tanto para la madre como el bebé. Ese es el modelo de atención que avala este proyecto. Eso y la terrible intención de vulnerar nuestro legítimo derecho a elegir cómo, dónde y con quién parir, además del derecho laboral de las parteras de ejercer allí donde su vocación se los indica. Ya que, por otra parte, para seguir socavando aún más nuestros derechos, nos encontramos con que el proyecto plantea: “CAPITULO III - Alcances e incumbencias de la profesión: 6. Asistir el parto y el alumbramiento en entidades debidamente habilitadas para tal efecto”. Creo que no es necesario decirlo, todxs sabemos que una casa nunca será una “entidad habilitada”. Pero lo que sí es importante recordar es que en la ley vigente (la N° 17.132) sí está contemplado el domicilio como un lugar de ejercicio de la profesión. Por eso, sin tener que ahondar mucho, vemos que este punto estaría retirándonos derechos que ya poseemos y ejercemos desde 1967, lo que en materia legal es una vulneración atroz. Se trata siempre de generar sistemas más incluyentes, atentos a la diversidad y que faciliten el acceso a derechos, sobre todo en lo que a minorías se refiere. Más allá de eso, los partos domiciliarios planificados, así como su atención en manos de parteras, son un modelo reconocido y recomendado a nivel mundial y de organizaciones competentes en materia de

Hemos hecho del embarazo así como del nacimiento una patología. Hemos convertido un hecho absolutamente natural y sano, para el que estamos preparadxs por diseño de especie, en un proceso enfermo y peligroso, donde son protagonistas los señores de la ciencia y la medicina . Y así, transformamos un acto tan íntimo, entrañable y poderoso, en un triunfo de la medicina y de la intervención sobre la naturaleza y el amor.


Mi Parto

salud y derechos. Incluso, en muchos países, es la primera opción ante un embarazo sano, de mujer sana y bebé sano. Sin ir más lejos, países como Canadá, Holanda, Gran Bretaña y Nueva Zelanda, entre otros, poseen protocolos asistenciales oficiales, avalados por evidencia científica y muchas décadas de experiencia en la asistencia de partos domiciliarios. Solo a modo de ejemplo, el National Institute for Health and Care Excellence (NICE), vinculado al Sistema Público de Salud británico, recientemente recomendó que las mujeres en ese país opten por los partos en casa o en centros de baja complejidad gestionados por parteras. Leer el anteproyecto, escuchar las declaraciones de lxs diputadxs y sus respuestas, deja un amargo sabor, ya que es evidente la total desinformación por parte de quienes nos legislan, además de la lamentable certeza de que lo hacen desde el prejuicio. Sin ir más lejos, asocian el parto domiciliario planificado al robo de niñxs. Sin embargo, el contrabando de bebés es un hecho lamentable que involucra la complicidad de numerosos actores de la sociedad, del sector médico, de las fuerzas policiales y del poder judicial. Creer que prohibiendo los partos domiciliarios se acaba el problema es, cuanto menos, ingenuo. Además, consideran que quienes lo elegimos somos tan snob, como ricas y famosas. Como si se tratara de estrellas que parimos con la ambulancia en la puerta y las parteras serían algo así como unas negligentes irresponsables que se desentienden a la primera complicación, fletándonos en una ambulancia… Es muy triste saber que, además de no tomarse el trabajo de informarse sobre los modelos de atención y recomendaciones avaladas internacionalmente, tampoco lo han hecho sobre quiénes somos lxs que ellxs pretenden legislar. La buena noticia es que somos cada vez más mujeres y familias las que tomamos el poder sobre el nacimiento de nuestrxs 22 - Maternar en Tribu - MeT # 7

hijxs y ponemos freno a este maltrato. Somos cada vez más quienes entendemos que el nacimiento es único y es nuestro, y que estamos dispuestxs a poner el cuerpo para garantizar este derecho más allá de las elecciones personales sobre cómo, dónde y con quién parir, porque entendemos que los nacimientos nos convocan y nos hermanan a todxs. Hemos aprendido, a fuerza de sanar nuestras heridas como madres/padres y como hijxs, que el nacimiento es salud, es vida, bienestar, celebración y poder. Y que hoy, al igual que hace millones de años, parir y nacer son hechos sexuales que nos atraviesan y nos transforman, donde lo único indispensable es una mujer que pare y una criatura que nace. Y que lo que necesitamos es ser acompañadas por quienes entienden el nacimiento como un hecho fisiológico y no estar en manos de la intervención y la


medicalización, porque elegimos sostén y no conducción. Elegimos recibir a nuestrxs hijxs plenas y conscientes de nuestra fuerza y poder, y no drogadas, mutiladas y maltratadas. Por eso, decidimos ser acompañadas por aquellxs que entienden que su lugar es ser guardianes de la fisiología y la intimidad, y no dueños de la tijera, la intervención y la medicalización. Y entendemos también que es deber del Estado garantizar nuestros derechos, que están en nuestra legislación desde hace años. Y es por esto que salimos a la calle y nos manifestamos. Y enviamos cartas y firmamos peticiones. Y hacemos asambleas y nos informamos y encontramos mil maneras de aportar y pensar en conjunto. Y, sobre todo, no callamos ni acatamos más: elegimos recuperar la voz y recuperar nuestros partos. En nombre de nuestrxs hijxs y de todas las mujeres que paren y parieron… y además por nosotras y en nombre también de todxs lxs compañerxs que nos acompañan a parir y que asisten al nacimiento de sus hijxs. Dejamos de pedir permiso al Estado, al sistema médico hegemónico y, sobre todo, al patriarcado. Somos conscientes de nuestro poder y de la responsabilidad que nos compete a la hora de brindarles a nuestrxs hijxs la bienvenida a este mundo. Por eso decimos ¡BASTA! Basta de ejercer

violencia y miedo sobre nosotras y nuestros hijxs, basta de hacer de nuestros partos un campo de batalla, basta de la crueldad con la que nuestrxs hijxs son recibidos. Basta de legislar con la mirada puesta en los intereses económicos. ¡¡Con nuestros cuerpos y con nuestrxs hijxs no se negocia!! ¡¡Nosotras parimos, nosotras decidimos!! ¡¡Y el estado garantiza!! Ese es el orden de las cosas. Violeta es madre de Kyara y Frida, también actriz y activista por el derecho a elegir cómo parir

Para ampliar el tema y ver las distintas formas de participar está el grupo en facebook “Por el derecho a elegir como parir” Material de referencia: • Ante proyecto 2895-D2014: http://www1.hcdn.gov.ar/proyxml/expediente. asp?fundamentos=si&numexp=2895-D-2014 • Guía para la atención del parto normal en maternidades centradas en la familia del Ministerio de Salud Argentino: http://www.msal.gov.ar/promin/archivos/ pdf/GUIA_Parto_Normal.pdf Guía de la OMS para la atención del parto normal: http://www.elpartoesnuestro.es/sites/default/files/ recursos/documents/oms_cuidados_parto_normal_ guia_practica_1996.pdf Ley 25.929 “Ley de Parto Humanizado”: http://www. suteba.org.ar/download/ley-nacional-n-25929-partorespetado-24820.pdf www1.hcdn.gov.ar


Mi Parto

El viaje de Tadeo Para Lorena Lugo, la llegada de su tercer hijo la ayud贸 a sanar no solo sus partos anteriores sino su propio nacimiento. Vivi & Tadeo


25 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

Justo siete meses y una hora después del día que nació Tadeo, me siento a escribir sobre ese viaje asombroso, ese estado de trance único e intransmutable: Hace 10 años nacía Zöel, mi primogénita, por parto “natural” inducido, intervenido, violento y con todas las frases que ya conocemos y en una clínica. Tal fue mi estado de pavor y terror luego de parir, que le dije a la enfermera: nunca más. “Todas dicen lo mismo, mamita, y al año vuelven (sic)”, dijo riendo. Pero no solo no volví al año siguiente sino que durante siete años no volví… Buscando a Bella, sabía que si algo no quería era pasar por lo mismo. Empecé a informarme y mi compañero, aunque dudoso al principio, fue quien luego me ayudaba con la info. Así fuimos “a por el parto respetado... y si es en casa, mejor”. No voy a contar todo porque es largo. Solo puedo decir que robaron mi parto en una inne-cesárea tan violenta, tan silenciosa… tan solitaria..tan sin emoción… que lloré porque queríamos que ese fuese el nacimiento que curara el de mi primera hija y porque no queríamos más hijos luego. A los dos años de Bella, con la cicatriz latiendo en mi vientre y en mi alma, inesperadamente vino en camino Tadeo. Llanto, confusión, deseo… miedo. ¿Y si era con él con quien íbamos a sanar? “Esta vez no me van a robar nada, esta vez nos vamos a informar más, esta vez”… Buscamos sin dudar a Fran y su equipo, pero él no podía porque estaba transitando su futura paternidad… Aún así, jamás nos dejó en banda. Siempre estaba a un sms, a un mail o un llamado. Siempre. Mientras tanto, yo hacía casting de obstetras. Ya sabía lo que iban a decirme: cero chances de parir. Así que el tema fue encontrar quién era menos cruento para decirlo: “te hacemos cesárea y te ligo las trompas porque, si no, te vas a llenar de hijos”. Encontré uno que, escuchando lo que esperaba o quería intentar, se mostró

muy pro parto natural… y me quedé con ese. Concurría a los controles y, mientras, seguíamos buscando equipo. La limitación económica y el tiempo que se acortaba nos ponían nerviosos... Otra vez no. Tras varios intentos fallidos, sólo estaba convencida de que no quería ir a una institución, sea de la índole que fuera. Llegada la semana 38, mi obstetra preguntó si me había decidido. Se refería a si iba a pagarle el parto o no. Le dije que no podía hacerlo personalizado y oculté mis intenciones de parir en casa. Se ofuscó y ese mismo día nos soltó la mano, no sin antes amedrentarnos con los ya conocidos: “es grande el bebé, puede haber complicaciones después de una cesárea“… y, amablemente, nos derivó a otro obstetra de una clínica de la obra social (OS). Comenzando la semana 39, por distintos medios y recomendaciones, dimos con Vivi Briongos. Viajamos a su encuentro y solo verla llegar y escucharla me dio paz y alivio. Lo mismo le pasó a mi compañero, que estaba tan empoderado a esa altura que hasta me había afirmado que me quede tranquila y que si no conseguíamos, lo íbamos a hacer solos. Como, obviamente necesitábamos plan B, fuimos a la clínica a ver a quien debería ser nuestro plan B. No tengo palabras para describir lo terrible que fue esa consulta. Sin mirarnos, ojeó los estudios y nos preguntó qué teníamos que hacer ese día. Mi compañero y yo nos miramos. En mis ojos había súplica… El médico, sin dejarnos contestar, nos sentenció: ese bebé nace hoy…¡¡Como si él fuera dios!! Yo no podía reaccionar, entonces fue mi marido el que lo hizo. Le preguntó acerca de los porqué de tremenda decisión imperativa. El obstetra, ante nuestra información, empezó a ponerse incómodo y a ofuscarse. Me decía que “era añosa” (falta para cumplir 40), que tenía césarea previa y “kilos de más”. Todo lo decía de forma agresiva, despectiva…


Ante nuestra negación (que no esperaba) y el pedido de marido para que me revisara y viese si estaba todo bien, me chequeó la presión mientras resoplaba y escuchó y midió mi panza mientras murmuraba bajito: “qué personajes”. Ni bien atravesé la puerta, irrumpí en llanto. Habíamos logrado defender a nuestro bebé. Esta vez sí…Pero el obstetra logró su cometido: teníamos miedo y la inseguridad nos invadió. Andrés se iba al trabajo y yo decidí caminar, estaba atontada. Llegué a casa y, deprimida, escribí en los grupos PVDC, Por el derecho a elegir con quién parir y ¡Yo parí en casa!. La tonelada de energía, empoderamiento, aliento y fuerza que recibimos… sólo había palabras positivas, solo había TRIBU ¡¡Por Dios!! Juro que fue hermoso tanto aliento, tanta confianza. Nos devolvieron la sonrisa, la fe… Después, le contamos a nuestra doula. Vivi me dijo algo tan sabio, tan concreto: recordá que sólo era para tener el ingreso por el plan B, no lo olvides. ¡¡Claro!!! Yo no iba a acceder a su carnicería porque él estaba apurado por viajar. Yo podía parir.

20 - Maternar en Tribu - MeT #6

Llegó el sábado 9 de noviembre con mucho calor. Fui, como todos los sábados, a buscar a Zöel a su actividad, riéndome de las caras horrorizadas de la gente en la calle, porque apenas caminaba. Cuando llegué a casa, supe que el día había llegado, en la durísima semana 42… Así que le dije a mi compañero: “ocupate de los chicos, me quiero acostar, me siento muy cansada y tengo dolores”. Así lo hizo. Los llevó a cumples, se ocupó de Bella mientras los dolores se hacían más visibles. Llegó la nochecita y quise salir a comprar tacos para mí, porque ya habían cenado las chicas. Fuimos todos. Mientras cruzábamos la plaza, yo paraba y hacía un círculo con la cadera y la panza, respiraba… y así todo el camino de ida y de vuelta. Acostadas mis hijas, preparamos sahumerios, Zaragosa sonaba de fondo y yo aún tranquila. Por referencia de la primera, tenía para largo… Los dolores se asomaban con más presencia cada vez. Me quise bañar. Quería limpiar, quería haber estado depilada, jaja. Ya en el baño, bajo la ducha, los dolores pedían hacerse corpóreos en mi

Andrés, Lorena & Tadeo


voz… Mi marido quería entrar y yo le decía que no, que mejor vaya preparando todo. No quería avisarle a Vivi por si era falsa alarma, aunque sabía que no era nada falsa. Le envié igual un mensaje muy tranqui y me contestó que controlase el tiempo y la duración de las contracciones. A la cuarta, le pedí a Andrés que no anotara más y se quedara conmigo, que me acompañara. “Avisale a Vivi”, me repetía. “Sí, ahora le aviso”. Y le avisé, indicando tiempo y agregando un “tranqui, aún las tolero”. “Salgo para allá”, me respondió. Los dolores ya se iban convirtiendo en gritos. Fui al baño, le pedí a mi marido que entrase. “Se me cayó el tapón”, sentencié. Nos abrazamos y lloramos. El viaje empezaba… Cerca de la una de la mañana llegó Vivi. La casa estaba casi a oscuras, apenas había algunas velas… Zaragoza sonaba despacito como ahora, ya no había círculo ni danza ni vocalización que aliviara los dolores. Vivi vino a calmar, con masajes reveladores…Eso funcionó un tiempo, pero después ya no quería nada: ni masajes, ni voces, nada. Mi trance empezaba a ser tan profundo, tan íntimo. Sentía el dolor atravesarme, partirme en mil pedazos que se alejaban, quedándose cerca para volver una vez, otra vez y otra vez. No había nadie tratándome mal. Vivi y Andrés, en el silencio que necesitaba, sostenían mi ser. Por momentos, mi alma. Por momentos, mi cuerpo que se incendiaba y era sanación pura. Repetí, mientras empezaba a pujar, que no podía más, que ya no quería más, y escuchaba a Vivi diciéndome: estás pudiendo. Escuchaba también a mi compañero que gritaba cada contracción conmigo. Juntos encontramos la posición y nos fundimos en una misma fuerza, él hizo de banquito de parto y cada pujo, cada fuerza, sé que la sentía conmigo… Casi ajena a este mundo y escuchando

Zöel, Isabella & Tadeo que ya venía, a las 6,09 am, en un pujo en donde me entregué al universo convencida de que estaba yéndome el cuerpo y la vida, el aliento y la fuerza, asomó su cabeza Tadeo Gael. Todo lo que vino después lo sé por relato de mis doulos Vivi, Andrés y hasta por Zöel, la mayor. Tadeo nació con 4,5 kilos, sanísimo y sin todas las atrocidades que decían iban a pasar si intentaba un parto. Nació rodeado de todos los sentimientos de que éramos capaces, sanando esos puntos en mi vientre, esos vacíos en mi corazón… El dolor transitado tuvo su propósito y su fin. ¡¡Jamás lo hubiera logrado sin toda esta TRIBU de gente tan poderosa y hermosa!! Mi madre me tuvo en su casa en la cama donde luego dormí durante años, pero sin amor, acompañada por una bestia, que era su madre. La maltrató e insultó, parió acostada y con mi abuela metiéndole mano y apretándole la panza entre otras violencias... Por eso, yo no le había dicho a mi mamá cómo iba a nacer Tadeo. Cuando se enteró, lloró. Lloró mucho, y ella también sanó... Gracias infinitas por dejarme compartir, por invitarme a este nuevo viaje que fue escribirlo. Gracias a mis hijas que son el pilar de mi vida. Gracias a mi compañero que pujó conmigo. Gracias a mi madre, compañera incondicional, y gracias a Tadeo por venir a sanarnos a las dos.


Entrevista

♼

28 - Maternar en Tribu - MeT #6


29 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

La costurera que dio el buen paso Goga Dodero lleva adelante La Sachetera, un proyecto solidario y ambiental que reutiliza sachets para confeccionar bolsas de dormir y capas de lluvia. La producción está destinada a personas en situaciones de emergencia, de calle y a niños de escuelas rurales.

Por: Gabriela Acevedo Fotos: Cande Baroni

Toda la vida le gustó el vestuario, las telas y coser. Lo lleva en la sangre, está en su ADN. Su abuela, que hacía alta costura, fue quien le enseñó a coser en la Singer negra que tenía en el patio de su casa. Goga Dodero, hoy de 43 años, se crió y estudió en Punta Chica, San Isidro, estudió Diseño de Indumentaria en el Centro Argentino de Estudios de Moda (CAEM), primero, y Vestuario y Caracterización en el Teatro Colón, después. Es vestuarista y mamá de Lola (12) y Santiago (10), sus pequeños sacheteritos. ¿Como nació La Sachetera? Se inició en junio de 2012 como un proyecto solidario y ambiental. A partir de reutilizar sachets, confeccionamos bolsas de dormir o capas de lluvia para personas que están en situaciones de emergencia, de calle o para niños de escuelas rurales. ¿Que te llevó a iniciar este proyecto? La situación específica de una persona en la calle fue lo que me movilizó. Se llamaba Carlitos. Me enteré de su historia y me llegó muy profundamente al corazón. Creo que eso fue lo que hizo que yo no racionalizara ese momento, que no evaluara el miedo o los temores que suelen surgir en el inicio de un proyecto que no tiene un antecedente. Saber que podía ayudar y saber que era sencillo hacerlo con pequeñas ayudas, sin necesidad de una estructura muy grande, fue suficiente. ¿Cómo era esa estructura inicial? Al principio, éramos mi mamá, mi hija, una amiga y yo. Después, en el segundo encuentro, fuimos siete personas. En los próximos encuentros aparecieron amigas, a las que no veía hacía mucho tiempo. Después, se fueron sumando personas a través de Facebook, cuando abrimos la página. Así, de a poco, fue acercándose más gente que deseaba ser voluntaria, gente que empezó a ver este


mundo “invisible” que tenemos alrededor nuestro en las calles.

de lluvia o bolsa, y luego unimos esas tiras. Con 76 sachets hacemos una bolsa de dormir.

¿A dónde llegan las bolsas y las capas de lluvia? Ahora estamos enviando capas a Salta, a una escuela rural de la comunidad aborigen El Chorote, en Paraje La Merced, en la frontera con Bolivia. Ya enviamos alrededor de 30 capitas, que tuvieron una recepción espectacular, y estamos preparando 50 más. Lo hicimos a través de la fundación Dale tu mano, ellos las llevaron y ahora nos pidieron más. Las bolsas de dormir las entregamos a fundaciones que hacen recorridas nocturnas y las reparten en Buenos Aires, Bahía Blanca, Córdoba y Rosario. En general, en todos los lugares donde hay grupos sacheteros es porque hay grupos de recorridas que nos piden las bolsas.

¿Quiénes distribuyen sus productos? Nosotros confeccionamos a pedido y luego los grupos, asociaciones y fundaciones que hacen recorridas y asisten a la gente en situación de emergencia, son los encargados de repartir estos productos. Muchas veces podemos cubrir los pedidos y muchas veces no. Para nosotros es una cadena de paciencia y de aceptación.

¿Desde lo técnico, cómo trabajan el material? Trabajamos a partir de sachets de leche. Los recortamos, emprolijamos y después, una vez que nos aseguramos de que estén limpios, los sellamos con las termoselladoras, del mismo modo que fueron sellados los sachets originalmente. De esa manera, los vamos uniendo. Hacemos tiras de 8 o 9 sachets, según sea para confeccionar capa

¿En qué lugares o ciudades hay sacheteros? En este momento somos varios grupos, en distintas zonas del país. Algunos, como el de Bariloche, se dedican a productos puntuales y hacen solamente capas o solamente aislantes. Otros, por la necesidad social que tenemos en esta época de frío, nos concentramos en hacer solamente bolsas de dormir. Eso sucede en La Plata, Rosario y Buenos Aires.

30 - Maternar en Tribu - MeT #6

¿Qué cantidad de productos elaboran? En lo que va de este año, solamente en Buenos Aires, llevamos alrededor de 500 productos, entre bolsas de dormir, capas de lluvia para escuelas rurales y aislantes que se enviaron para las inundaciones mediante Fundación Sí.


¿Cómo se arman estos grupos sacheteros? Se forman con voluntarios que se van sumando, que tienen ganas de ayudar. Se organizan encuentros sacheteros y se confeccionan los productos. En casos de emergencias, como las inundaciones, hemos hecho solo aislantes. Utilizamos directamente el material en plano, para colocar debajo de los colchones. ¿Cuántos voluntarios forman La Sachetera? Hoy somos 10 voluntarias que coordinamos todo el proyecto, más la ONG Pequeños Pasos (con toda su organización y enorme corazón) que nos allana el camino para seguir creciendo. Después, cada grupo tiene sus voluntarios en las provincias, incluso en Ecuador. Seremos alrededor de 100 o más voluntarios fijos. ¿ Además de sachets, qué necesitan? Se puede colaborar a través de la página oficial de Pequeños Pasos. Necesitamos fundaciones o asociaciones que deseen sumarse a La Sachetera y comenzar una franquicia solidaria. Necesitamos donaciones de máquinas de coser o termoselladoras. También, la ayuda de personas que quieran donar su tiempo, o lo que tengan más a mano, a otros grupos. Otra forma es participar de nuestros encuentros abiertos. Yo creo que la ayuda pasa por mover la cadena solidaria en cualquier instancia.

Goga

¿Qué mensaje le querés dejar a la gente que quiere ayudar? Que se animen, que salgan de sus casas. Dar es hermosísimo, el reflejo de la acción de poder ayudar a otro ilumina nuestra propia vida y nuestro camino. Es lo mejor que podemos hacer como sociedad. Es lo que dejamos a nuestros hijos y a quienes nos siguen en la vida.


Nota de Tapa

La unión hace la fuerza En Puerto Madryn, cuatro mamás con hijos con Síndrome de Down decidieron formar un grupo para compartir experiencias y dar apoyo a otras familias.

Por: Lorena Obiol Fotos: Emilia González y gentileza de las familias entrevistadas

32 - Maternar en Tribu - MeT #6


Cora & Fernanda


Cora & Fernanda

Entre lo afectivo y lo científico, entre la teoría y la práctica, entre las frases que brotan del corazón y las que salen de libros o papers médicos, mucho se escribió sobre el Síndrome de Down. Por eso, nada mejor para ayudar a otras familias desde la palabra y para referirnos a él que el testimonio de cuatro mamás, de cuatro familias de Puerto Madryn, que decidieron juntarse y armar un grupo para ayudarse con las experiencias compartidas y dar apoyo a otras familias. Solo unas poquísimas líneas personales: creo que hay que romper con los estigmas sociales que describen a las personas con Síndrome de Down como “muy cariñosas, llenas de amor, buenas y simpáticas”, no porque no lo sean, sino porque eso está velando, de algún modo, muchas de otras aptitudes y rasgos personales, como la inteligencia y la posibilidad de crecer y desarrollarse. Tampoco considero que ayude encajarlos en la categoría de “angelitos” o “seres especiales”. Porque todos somos especiales y todos somos diferentes, o ninguno lo es, según desde donde nos paremos a mirar la vida. Hasta encuentro esta cosa de la palabra “ser especial” para referirse al Síndrome de Down tan cargada de un sentido de diferenciación, que me parece que discrimina. Podríamos debatir largo sobre esto. Pero la intención de esta nota no 3434 -Maternar Maternaren enTribu Tribu --MET MeT#6 #7

es otra que la de acercar los testimonios de estas familias para que, ojalá, acompañen a otras. Cora Fernanda Maciorowski atravesó (porque la gestación nos atraviesa) un embarazo hermoso. “Esperábamos a la bebé y preparábamos el nido. Supimos que era una nena y la llamamos Cora. El primer regalo que le hicimos fue un portabebés artesanal. Estaba convencida de que la iba a tener siempre cerca, quería darle una crianza amorosa y pensaba mucho en el día en que por fin la conociera”, cuenta la mamá. El día que Cora nació, Fernanda llevó a Abril, su hija de entonces cuatro años, al jardín y luego fue al trabajo de su pareja. “Es hoy, le dije. Así que buscamos el bolso y fuimos a la maternidad. Era 7 de diciembre y vi su cara cuando salía de adentro mío. La abrazamos y la llenamos de besos y regalos. Dos días después, y luego de todos los controles de rutina, nos fuimos del sanatorio con nuestra nueva hija a casa. Abril estrenaba a la vez su título de hermana mayor y sus cuatro años”, sigue Fernanda. Esos días fueron similares a los que pasó con su primogénita, entre teta, pañales, llanto, amor, besos, más teta, más pañales y más amor. “Jamás pasó por mi cabeza la idea de que tuviese alguna


35 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

condición diferente. Pero el primer control semanal fue un quiebre en mi vida. Gustavo, nuestro pediatra, vio en Cora dos signos: sus ojos achinados y un solo pliegue palmar en una de sus manitos. Esos signos podrían ser nada o podrían ser todo. Pero, ¿Qué era ese todo? ¿Qué podía tener un bebé sano, dado de alta de la maternidad sin ningún problema? Era imposible pensarlo. Ese día una espina atravesó mi corazón y ahí quedó. Algunos días dolía, otros la negaba, otros parecía no existir. Allí está todavía cuando recuerdo esos días tristes y desesperantes. No hablamos de esta duda con nadie y pocas veces lo hicimos entre nosotros. No sé si eso nos hizo bien o mal; lo acepto como parte de nuestra historia”, recuerda Fernanda. La confirmación de la duda que los intranquilizó durante muchos días, llegó luego del control del quinto mes. El médico consideró hacer un análisis genético para descartar trisomía 21, porque veía poca tonicidad muscular en las piernitas de Cora. “Fue un golpe duro. Luego de un mes de espera, el resultado diagnosticó Síndrome de Down. Lloramos mucho. No sabíamos qué pensar, por dónde empezar. Personalmente, no podía ni siquiera nombrar al Síndrome de Down. Gustavo nos acompañó, calmó y sugirió que empezáramos por lo primero de lo primero: el certificado de discapacidad y las terapias de estimulación temprana. Todo nuevo. Volver a aprender a ser papás”, sigue Fernanda a quien la noticia la había partido al medio. Primero fue cuestión de conocer y aceptarla en un proceso que llevó tiempo. “Fueron días de mucha oscuridad y tristeza. Era el miedo al futuro pero más el miedo a lo desconocido, a enfrentarme a una realidad distinta y sentir que debía ser fuerte para acompañar a mis dos hijas entera. Es decir, ¿cómo se puede estar fuerte en un momento de vulnerabilidad? Pensar en todo lo que debíamos hacer y no conocía, me abrumaba. Sabía que debería tener mucha

fortaleza, pero lo único que quería hacer era despertarme de ese sueño: nuestra hija tenía síndrome de Down. ¿Y ahora?”, sigue Fernanda. El apoyo de la familia y de muchos amigos fue indispensable. De todos lados llegaban palabras cargadas de sensibilidad. “Recién ahora puedo entender aquellos mensajes con respecto a Cora. El duelo fue desgarrador, no voy a negarlo, pero lo aprecio porque gracias a que pasé por esa zona, ahora puedo vivir una vida diferente”. Así llegó el momento de comenzar las terapias de estimulación temprana: una serie de juegos y ejercicios que ayudan al bebé a desarrollar su capacidad cerebral y que involucra aspectos físicos, intelectuales, sociales, emocionales, sensoriales y afectivos. “Cora va a sesiones de fonoaudiología neurológica, terapia ocupacional y kinesiología. Sus terapistas son personas muy amorosas y profesionales. Veo en sus ojos cómo miran a los nenes, los llaman por su nombre, los acompañan, los ayudan, crean un vínculo. También nos muestran a los papás pequeños “trucos”, generalmente juegos o movimientos, que podemos hacer en casa para ayudar a nuestra hija”. ¿Cómo es criar a una hija con Síndrome de Down? “Percibo a Cora como a cualquier nena de un año y medio: tiene su carácter, tal vez le festejamos más los pequeños logros cotidianos. Tiene algunos controles médicos extra (corazón, sangre, celiaquía) pero, fuera de eso, nos reacomodamos y este año siento que llegamos a un equilibrio. Reduje temporalmente mi jornada laboral a la mitad para poder acompañar a ambas: a Cora con sus terapias de estimulación y a Abril con sus actividades: danza y natación”, relata Fernanda, para quien la fuerza que hoy logró también es producto del apoyo de sus afectos en aquel momento tan duro. “Ahora es el presente. No pienso más, o no pienso tanto, en el futuro. Eso se aprende y se


ejercita. Cora tiene muchas enseñanzas para nosotros. Nos abraza, nos besa y nos llama. Y nosotros estamos, ¿cómo no vamos a estar? Con su papá elegimos conscientemente, sabiamente, honestamente ser felices. Y a esa decisión nos aferramos: acompañamos a Cora y la tratamos igual que a su hermana. No la comparamos con otros niños de su misma edad porque, además de ser única, sabemos que tiene sus propios tiempos e intereses. Cora se tira sola del tobogán y cierra los ojitos, le da de comer a la muñeca, la abraza, la duerme. Se ríe fuerte, se sonríe, señala, nos besa. Dice papá, árbol, pez, galle. Cora es Cora, única y amada. Juega con Abril. Duerme, pasea, llora como cualquier nena. Cora tiene Síndrome de Down, pero eso es sólo una parte del universo que ella es. En este tiempo aprendí que es elemental estar en movimiento, no estancarse ni en el dolor, ni en los prejuicios, ni en los “no”. No digo que no haya días malos. Los hay, como en toda familia. Escribo un blog que se llama “la hija esperada” (http://lahijaesperada. blogspot.com.ar). Sé que es necesario deconstruir muchas cosas que tenemos naturalizadas sobre lo que necesitamos para ser felices como personas y como sociedad y que hay prejuicios que están enraizados en los más profundo de nosotros. También que hay mucha desinformación y miedo a lo diferente, aunque a viva voz se hable y se haga propaganda de la inclusión. En los consultorios y hospitales he visto bebés y niños con miles de problemas, pero hoy puedo ver más allá del diagnóstico”, concluye Fernanda.

Amir, Ignacio & Angélica

Amir María Angélica Rodríguez parió a Amir Francisco el 28 de julio de 2010 ante los ojos de Ignacio, su compañero. Luego de dos meses de internación en el sanatorio Los Arcos, una genetista les confirmó que su hijo tenía Síndrome de Down. “La reacción que tuvimos con Ignacio fue la de perdernos en un abrazo muy fuerte y decirnos: estamos juntos, por siempre. Fue algo que cerraba con toda su patología. Como padres, nos preocupaba el estado de salud, muy delicado entonces, de nuestros hijo”, relata María. Amir tenía una cardiopatía congénita muy severa, que terminó en una cirugía a los dos meses de vida, y cataratas congénita, de

“Lo primero que deben saber que un hijo es una bendición. El diagnóstico concreto del bebé ayuda a conocer las cosas que hay por hacer. Nunca se detengan en el ¿por qué a mí? La unión con la pareja, si la tienen, es muy importante y charlar con otros padres con hijos con Síndrome de Down hace mucho bien. Llévenlo a cuanta estimulación temprana puedan. Eso lo ayudará, con el tiempo, a desenvolverse en la sociedad y a ser una persona independiente”. María, mamá de Amir.

36 - Maternar en Tribu - MeT # 7


las que fue intervenido al mes de nacido. “Cuando Amir nació, no succionaba el pecho y mucho menos la mamadera. Eso es propio de la patología del Síndrome de Down. En ese momento, lo que sentí internamente fue un inmenso amor, una fuerza sobrenatural para luchar y brindarle la mejor atención para su salud. Externamente, tuvimos que aprender a tolerar la ignorancia, la falta de información de la sociedad, en general, respecto de personas con Síndrome de Down”, sigue María, quien describe a su único hijo como un niño feliz, mimoso, que brinda amor a todo el mundo y, a su vez, es perceptivo de las cosas buenas y malas. “Es memorioso, expresivo, utiliza el cariño para obtener lo que quiere. Duerme y come solo, cuando se despierta a la mañana, saluda con un buen día, baila, ama la música y se maneja bien con la tecnología”. Amir va a un jardín privado por la mañana y, por la tarde, realiza distintas terapias: fonoaudiología, kinesiología, terapia

Karen & Keila

ocupacional y estimulación visual. Keila Karen Agüero describe la llegada de Keila Milagros Agüero, en la madrugada del 22 de noviembre de 2010, como un cambio trascendente en su vida, como la transformación de una chica de 22 años en una súper mamá. “Fuí madre soltera. Cuando me dieron su diagnóstico, después del parto, estaba con mi mamá que siempre me acompañó. Sinceramente, no me importó ese diagnóstico, lo único que

LA EVOLUCIÓN DEL PAÑAL Pañales Ecológicos Argentinos Calidad Internacional Buenos para tu bebé. Prácticos para vos. Convenientes para tu bolsillo. Sustentables para la tierra.

Capa doble de tela impermeable

El paño absorbente se abrocha

Broches durables

Cobertor Adaptable a todos los tamaños hasta 15 kg. Doble capa elástica antiderrame

Paño absorbente para día y noche

www.gogreentelas.com.ar // hola@gogreentelas.com.ar gogreentelas


“No tengan miedo, tengan paciencia y luchen por estos niños que son maravillosos. Y son perfectos”. Karen, mamá de Keila. quería era tenerla en mis brazos y poder sentir su presencia en mí, sentirla desde ese momento fuera de mí”, rememora Karen. Los días y meses que siguieron no fueron fáciles ni felices. Keila pasó por dos operaciones debido a su cardiopatía congénita. Finalmente, cerca del año de edad le hicieron la cirugía definitiva. “¿Ustedes piensan que tuve mi duelo como madre, y me puse a pensar por qué a mí? No, señores. No me dediqué a eso. Todos mis esfuerzos y viajes a Buenos Aires eran para que mi hija estuviera bien y hoy puedo decir que todo valió la pena. A mí, el Síndrome de Down no me importa, siempre me preocupó su salud en general y mis ojos siempre la miran igual. Para mí, mi hija es así como vos… es perfecta”, sigue Karen. Keila también recibe estimulación temprana y va a un jardín maternal desde el año y cuatro meses. “Este es su último año, ya entra en sala de 4. Si la comparamos con un niño de la misma edad, tarda un poco más en hacer las cosas pero es re-inteligente. Es muy independiente (a veces) y no ve el peligro, se escapa de la casa y se va a la calle cada vez que puede. Me ayuda a poner la mesa y a levantarla también. Su vida es totalmente normal. Lo único, todavía usa pañales y no habla casi nada, pero te aseguro que si la conocés personalmente, dirías: ¡¡¡es un terremoto!!!. Mi esposo, que no es el padre biológico, siempre nos acompañó en todo y nos ama. Keila cambió mi vida por completo, le dio sentido a todo lo que buscaba”. 38 - Maternar en Tribu - MeT # 7

Sofía En el séptimo mes de gestación, en una ecografía de rutina, una diferencia entre la semana gestacional y la medición del fémur y el húmero dio la alerta. Hasta ese momento, Analía Flores no sabía que el fémur y el húmero más cortos son característicos de los chicos con Síndrome de Down. Tampoco que suele aumentar la cantidad de líquido amniótico, como a ella le sucedía. “Cuando el ecógrafo nos dijo que había algo que no estaba bien, mi marido y yo fuimos a ver a mi doctora. Nos dijo que, evaluando las ecografías (en particular, la última), creía que podíamos tener un bebé con Síndrome de Down. La primera reacción que tuve fue la de llorar desconsoladamente. Mi marido se ocupó de que estuviese acompañada mientras trabajaba. No sé si a todos les pasa, pero empecé a ver bebés con Síndrome de Down en todos lados. En ese momento, ya no trabajaba. Así que busqué en internet artículos sobre el tema y leí todo lo que pude. Mi marido y mis tres amigas (las que sabían) me trataron de contener en todo momento. Fueron dos meses de altibajos hasta que nació”, cuenta Analía. El nacimiento de Sofía fue de urgencia, por falta de líquido amniótico, y por cesárea. En ese momento, le confirmaron al marido que la beba tenia Síndrome de Down. “Él me dijo algo cuando salí de la sala de partos, pero yo no le entendí. Por eso, en mi recuerdo me lo dijo el médico que me la entregó, que también es el médico de Manuel, mi primer hijo. Por suerte, Sofi no tenía ninguna cardiopatía y se pudo quedar conmigo. Aunque


39 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

después de la primera noche, la llevaron a la neo porque le costaba tomar la teta y no sé qué más”, recuerda hoy Analía. Para el resto de la familia fue como un baldazo de agua fría. Ella les dio la noticia por teléfono, porque la mayoría vive en La Plata. “Después, se lo tomaron bien, como todos los demás. Manu, su hermano de 6 años, la ve a Sofi como Sofi. Él sabe que ella aprende más despacito y que la tenemos que ayudar. Sabe que tiene Síndrome de Down, pero todavía no entiende de qué se trata”, sigue Analía. “Una de las cosas que siempre decimos en el embarazo es que queremos que

Sofía & Analía

Manuel & José

el bebé nazca sanito. Yo imaginé a Sofi de mil formas y maneras diferentes pero todas fueron cosas que pensaba yo. Hoy siento que Sofi es Sofi y ella va a hacer y ser lo que pueda o quiera. Quizá nosotros somos solamente los que

“No es fácil pero hay que ser fuerte. Ellos pueden hacer muchas cosas más de las que uno puede pensar. Hay que ayudarlos y estimularlos constantemente. Pueden tener una vida plena, solo hay que ayudarlos y acompañarlos en este camino”. Analía, mamá de Sofía.

Mucho Ruido

muchoruidomucho@gmail.com


tenemos que ayudarla a encontrar ese talento”, explica Analía. En su vida, muchas cosa se modificaron con la llegada de Sofi: al principio, apenas trabajaba, porque su hija necesitaba de su tiempo para ir a cuatro terapias dos veces por semana. Este año, además, se sumó el jardín. “Sin comparar a Sofi con otros bebes, intento estar atenta a qué hace o debería hacer y ayudarla para que lo logre. El primer año había que hacerle controles por su corazón, así que ir a la cardióloga también era parte de nuestra rutina”. Hoy, con dos años y siete meses, Sofía va a terapia ocupacional, estimulación temprana, fonoaudiología y musicoterapia dos veces por semana. También va al jardín maternal todos los días a la tarde. “Sofi es una belleza, por dentro y por fuera. Tiene algo que atrae a la gente (desde la panza lo hacía) y todos la conocen. Es súper compradora, tiene cara de vaga y lo es. Camina, trepa, molesta a su perro, lo persigue por toda la casa sin importarle que sea un labrador que la dobla en tamaño. Habla, pero solo cuando ella quiere, pide agua, galletitas, leche, dice mamá, papá y Pancho. Manu todavía no. Habla por teléfono y tira besos. Siempre está de buen humor y es súper cariñosa. Le encanta cantar y bailar. Tiene gestos para cada canción: hace uno y yo empiezo a cantarle y si no es lo que ella quiere, me dice no con la cabeza. Cuando quiere algo, lo pide. Sabe dónde está cada cosa en la casa”, la describe su mamá, quien hoy aprecia cosas que antes ignoraba y le da valor a otras que antes no tenía en cuenta. “Veo logros en pequeñas cosas e intento quitarle importancia a lo que no vale la pena...”. La fuerza de la tribu Por Fernanda Maciorowski

Conocí a muchas familias con niños con síndrome de Down y sé que voy a conocer 40 - Maternar en Tribu - MeT # 7

muchas más. Nos encontramos con Analía Flores, una mujer luchadora y mamá de Manuel y Sofía. Con ella pensamos y hacemos reuniones mensuales en Puerto Madryn con familias con algún integrante con Síndrome de Down, para compartir experiencias, vivencias e información. Organizamos actividades de recreación concretas: conmemoramos el Día Mundial del Síndrome de Down con una jornada de concientización y ahora estamos planeando la fiesta del Día del Niño. Es muy importante el movimiento: hacer, crear espacios, juntarse, trabajar. Noto que somos bastante positivas y eso contagia y acerca a muchos papás. El grupo está en Facebook como SD Puerto Madryn (envíen amistad y participen). Nos pueden escribir a: sdmadryn@gmail. com. Desde que nació Cora también voy, esporádicamente, a un grupo de crianza en mi ciudad. Las reuniones de SDPM tienen una dinámica parecida pero con problemáticas específicas de la crianza de bebés y niños con Síndrome de Down. Intentamos ser un foco de información y de apoyo para los papás recientes, animarlos en las luchas cotidianas con la burocracia de las obras sociales, contarles los derechos y protecciones sociales que tienen nuestros hijos, contagiarlos un poco de nuestra voluntad de ser mamás para adelante.


:: Guía Tribal ::

49 47 - MeT MET #6 - Nos volvemos sustentables

Leila Savignano. Acompañamiento en la gestación, parto y puerperio. Asesoramiento en lactancia y crianza. Leila (011) 15-5794-4041 - leilasav@gmail.com Tamara Urquiza. Acompañamiento en el embarazo, trabajo de parto, parto y post-parto. Masajes para embarazadas Asesoramiento en lactancia. (011) 15-6359-3536 www.doulatamara.blogspot.com Vivi Briongos. Acompañamiento en embarazo, parto y puerperio. Trabajo de parto y nacimiento en el hogar. Talleres de reconexión con la energía sagrada femenina. Doulas de Argentina. Escuela Crianza de Laura Gutman. Flores de Bach. (011) 15-5823-4337 - vivibriongos@yahoo.com.ar

Nuestro compromiso: Comercio justo y cuidado del planeta

Foto: Cande Baroni

Embebadas Grupo de Crianza. Vanesa Calderón. Psicóloga y mamá. (011) 15-6144-8608 Acompañamiento individual y grupal en puerperio y crianza. Zona Oeste. Facebook/embebadasgrupodecrianza.

No queremos empresas que explotan a sus empleados, que roban, que dañan el medio ambiente o mienten con publicidad engañosa. Sí queremos empresas que, con su compromiso, cuidado por el trabajo y por nuestro planeta, nos ayuden a construir un futuro mejor. ¡Bienvenidos auspiciantes respetuosos, comprometidos y en sintonía con nuestra misión! Maternar En Tribu & maternarentribu@gmail.com


La Teta

:: Especial Semana Mundial de la Lactancia Materna ::

Publicidades

mala leche

Los comerciales publicitarios insidiosos interfieren en el éxito de la lactancia materna. En 1981, la Asamblea Mundial de la Salud aprobó el Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna que las empresas hoy no cumplen a pesar de que, en la Argentina, es ley. Por: Verónica Garea Fotos: Cande Baroni


Hernรกn, Cata y Maggie


Carolina & Zoe

Esta escena ocurre en un centro de atención de salud, en un consultorio adornado con el osito de una marca de leche de fórmula, el poster con el bebito vintage de otra marca, una cinta de medir a los bebés con la jirafita de otra. Sobre el escritorio, biromes y talonarios con el nido conocido de otra marca de fórmula. En el carnet de visitas, un simpático patito de ¡¡otra marca de estas leches!! Una madre asiste a una consulta con su bebé… Profesional: ¿Está amamantando a su bebé? La lactancia materna es lo ideal, es la alimentación óptima para su hijo. Madre: Sí, estoy amamantando. Pero me parece que se queda con hambre. Se despierta de noche, pide la teta seguido. Yo creo que mi leche no lo alimenta. Profesional: Bueno, es posible que se quede con hambre. Además, tanto usted como el bebé deben dormir. Acá tiene una muestra gratis de leche de fórmula, llévela por las dudas que la necesite. ¡CORTEN! Todos decimos que la lactancia materna es lo mejor. Nadie discute que es el alimento que la naturaleza diseñó específicamente para los bebés humanos. Pero, en el 44 - Maternar en Tribu - MeT # 7

Cecilia & Lupe

Mariana & Dante

imaginario colectivo, la lactancia es ideal. La realidad es que para la sociedad, lo “normal” y lo habitual es la mamadera con leche de fórmula. Alcanza con ver las ilustraciones que acompañan a los artículos de bebés. Amamantar es óptimo pero la fórmula es lo que está bien, suficiente y adecuado. Nadie tiene una vida ideal ni óptima y, si se complican las cosas, lo ideal y óptimo es lo primero que se sacrifica. ¿Cómo se ha instaurado esta idea de que la lactancia no es “lo normal” y la fórmula “un sustituto apenas adecuado para situaciones realmente difíciles”? ¿Por qué tenemos instalado en nuestro pensamiento colectivo que la mamadera es un artículo intrínsecamente asociado a los bebés y la lactancia, la manera “ideal” de alimentar a los niños? La leche de fórmula es un gran negocio La fórmula no es otra cosa que leche de vaca modificada para que el bebé la pueda digerir. La composición de esta leche difiere significativamente de la humana: está optimizada para que el ternero aumente de tamaño rápidamente, mientras que la leche humana favorece el desarrollo neurológico


45 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

del bebé. Por otro lado, la leche humana tiene componentes bioactivos específicos para los bebés, que la leche de vaca no tiene (sus componentes bioactivos son específicos para los terneros y desaparecen con el tratamiento térmico que se le hace para transformarla en fórmula para lactantes). A lo largo de los años, se han ido agregando a la fórmula distintos componentes que la hacen, de acuerdo a lo que afirman quienes las producen, “más parecida a la leche de mamá” pero nunca igual. De hecho, las fórmulas comercializadas hacia mediados del siglo XX serían consideradas hoy no aptas para el consumo de los lactantes. Ya en 2010, el volumen total del negocio mundial de alimentos infantiles sumaba u$s 36,7 mil millones. De éstos, u$s 25,2 mil millones corresponden a la fórmula para bebés. Es un negocio en crecimiento, sobre todo en Asia (principalmente en China). Para tener una referencia, el volumen total mundial de ventas de la marca de gaseosa más conocida es de u$s 46,25 mil millones. Tengamos en cuenta que el mercado de la gaseosa no tiene límite de edad y el de los alimentos infantiles se limita a los bebés y niños pequeños, así podemos tener una idea de la magnitud del mercado. Recordemos, también, que el objetivo principal de las empresas es ganar dinero. Resulta evidente, entonces, que las empresas de leche de fórmula infantil hicieron un gran esfuerzo para lograr este volumen de ventas… ¿Cómo lo lograron? Desde que a Henri Nestlé se le ocurrió en 1862 convertir el excedente de leche en fórmula infantil, las marcas de leche de fórmula se han multiplicado. Las empresas han hecho publicidad directamente a las madres y, por sobre todo, se han infiltrado en los sistemas de salud con ofertas gratuitas, educación para el personal, elementos de uso cotidiano (estetoscopios, decoraciones, lapiceras, recetarios). A cambio, el sistema

¿Qué dice el Código? Reconoce la influencia de las estrategias de comercialización y publicidad en las decisiones de los padres a la hora de alimentar a sus hijos y, advirtiendo que una publicidad que glorifica la fórmula interfiere con la lactancia materna, afirma que: - No debe haber publicidad de fórmulas para lactantes dirigidas por los fabricantes a las madres. - No debe haber material informativo del tipo “publicitario” sobre alimentación infantil por parte de los fabricantes de fórmula. - Las etiquetas de los envases no deben idealizar la fórmula y deben establecer claramente que la lactancia materna es la forma natural de alimentar a los bebés y la fórmula no es igual, ni siquiera parecida. - Debe explicitar la composición y evitar expresiones que la idealicen. - No se deben entregar muestras gratis de fórmula a las madres, ni directamente ni a través de profesionales de la salud. - Los centros de salud no deben aceptar donaciones de fórmula ni ningún tipo de incentivo a sus empleados por parte de los fabricantes de fórmula. - La información para profesionales debe ser científica y no publicitaria. El Código no regula la existencia y uso de la fórmula, regula su publicidad y comercialización y la de cualquier alimento que se promueva como reemplazo parcial o total de la leche materna, así como de tetinas y biberones.

de salud le ofrece “legitimidad” y acceso a los potenciales clientes: familias esperando un bebé o familias con bebés. Esto resultó en una reducción alarmante de las tasas de lactancia materna en todo el mundo y la naturalización del uso de la fórmula


Veronica & Eva Cecilia & Lupe

Si ves una violación del Código y querés denunciarla, podés hacerlo en el sitio de IBFAN América Latina – Caribe: http://www.ibfan-alc.org/denuncias.php. como primera opción o como lo “normal” opuesto a lo “ideal” de la lactancia. Las licencias por maternidad insuficientes y la creciente incompatibilidad del trabajo productivo con el reproductivo fueron un plus para las estrategias de marketing de los fabricantes de fórmula. Con este panorama de fondo, en 1974, la Asamblea Mundial de la Salud instó a que los países miembros revisaran las actividades de promoción de alimentos infantiles e implementaran medidas correctivas, incluyendo control de publicidad y legislación donde fuera necesario. En 1981, la Asamblea aprobó el “Código de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna”, conocido entre 46 - Maternar en Tribu - MeT # 7

quienes trabajamos en promoción de la lactancia como “el Código”. El Código no dice que “no tiene que haber fórmula”. Reconoce que la fórmula cumple un papel, pero advierte que este papel está limitado a situaciones muy específicas y no debe promoverse la alimentación con fórmula como la manera normal de alimentar a los bebés. La fórmula es un reemplazo y debe usarse juiciosamente. Cómo interfieren los modelos idealizados Una publicidad de fórmula de hace unos años mostraba a una madre en camisón, en su dormitorio, dando el pecho y a otra madre dando el biberón al aire libre. El mensaje, aunque no explícito, era claro: amamantar te hace estar todo el tiempo en camisón y en tu casa. Si querés ser una mamá dinámica, mejor da la mamadera. Otra publicidad dice: “debería hacerme una remera que dijera ‘senos adoloridos’”, mientras promueve una marca de fórmula. En el mundo de las publicidades de fórmula, la lactancia materna es difícil, esclavizante, complicada y dolorosa. En la vida real es todo lo contrario: normal, portátil, conveniente, gratuita. Pese a que el Código dice claramente que no se debe idealizar el uso de fórmula, si le hacemos caso a las publicidades, el “mundo fórmula” es perfecto. La publicidad insidiosa que mina la confianza de las madres en su capacidad de amamantar interfiere con el éxito de la lactancia materna. El Código no es un capricho, es una herramienta para proteger la lactancia y a los lactantes. Una madre que duda es un potencial cliente. Minar la confianza de las madres es una estrategia de marketing muy exitosa. En Argentina y en el mundo, los miembros de la red IBFAN (International Baby Food Action Network) llevamos adelante un monitoreo continuo del cumplimiento del Código. La


49 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

“Este producto se comercializa según el código de ética de productos sucedáneos de la leche materna de la Organización Mundial de la Salud, dictado en 1981. Por lo tanto, no se promociona de forma masiva. Su consumo debe realizarse por recomendación médica.”

Las grandes marcas de leche de fórmula, violan sistemáticamente el código. A diario vemos góndolas de supermercados, farmacias y almacenes de barrio que venden fórmula para lactantes de manera masiva. red IBFAN recibe y recopila las violaciones al Código que luego son compiladas en publicaciones internacionales. Pero los miembros de IBFAN no somos los únicos que debemos estar atentos, todos tenemos que prestar atención y reconocer las publicidades indebidas. El Código protege a las familias para que puedan elegir libremente la manera de alimentar a sus hijos. Defenderlo es proteger y promover la lactancia materna. Hecha la ley, hecha la trampa El Código es un instrumento de adhesión voluntaria. En algunos pocos países ha sido incorporado a la ley. Tal es el caso de Argentina, donde ha sido incluido en el Código Alimentario Argentino. Esto no quiere decir que no haya violaciones al Código, los fabricantes de fórmula siguen haciendo publicidad directa a los padres, siendo patrocinadores de actividades de profesionales de la salud, entre otras acciones. Las leches de continuación, pensadas para los niños hasta 3 años, no

existían al momento de escribirse el Código. Los fabricantes de fórmula inventaron entonces estas fórmulas modificadas para “bebés mayores”. Haciendo publicidad sobre estas leches, que tienen el mismo nombre y packaging que las fórmulas para lactantes pero con un número de diferencia (3 en lugar de 1, por ejemplo), se escabullen y evitan la violación al código. La Asamblea Mundial de la Salud declaró en una resolución que estas fórmulas no son necesarias y que deben ser consideradas sustitutos de la leche materna. Un bebé amamantado es un cliente menos. Por eso, la búsqueda de agujeros en el cerco no se detiene. Continuemos nosotras la lactancia y no dudemos de nuestra capacidad de amamantar. Verónica es asesora voluntaria de lactancia desde 1998. Trabaja en el Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna (GALM) Bariloche. Ex voluntaria de la Liga de La Leche Argentina, la organización donde se formó. Es consultora internacional certificada de lactancia materna (IBCLC, siglas en inglés).


Empoderados

La llegada de Severino Kike Ferrari, compañero de Sol Suar, cuenta en primera persona el nacimiento de su hijo. Un relato que nos inunda de certeza, de fuerza y de poder. Por: Kike Ferrari

¿Dónde comienza una crónica? O mejor, ¿dónde comienza esta crónica?, ¿dónde debería comenzar? El escritor estadounidense Kurt Vonnegut recomendaba empezar un relato tan cerca del final como fuera posible. Tendría, entonces, que contar los últimos pujos de Sol, en cuclillas; su rostro tenso por 48 - Maternar en Tribu - MeT # 7

el esfuerzo, apretado y bello; los gritos, la fuerza indecible, los líquidos y el calor. Tendría que contarme también en cuclillas a su lado, con mi mano derecha en su espalda (como si desde esa posición hubiera sido posible sostenerla) y la izquierda esperando el cuerpo resbaladizo y húmedo de Severino. Pero no.


49 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

Las leyes de la ficción no son aplicables a la crónica. Y las de la crónica (que seguro deben existir, aunque no las conozca) no sirven para contar el nacimiento de tu propio hijo. Quizá eso sea una de las mayores enseñanzas de ese día: nada puede explicar el parto natural de un hijo. Sin embargo, ese evento va a explicar muchas cosas de nosotros, como individuos, como pareja, como especie. Nos presento, ¿les parece? Yo soy Kike, tengo cuarenta y pico de años. Me gusta la música fuerte, las bebidas fuertes y la literatura fuerte. Soy hincha de River y practico artes marciales. De oficio: escritor. Mi compañera, ya lo dije, se llama Sol. Si alguien alguna vez acertó con el nombre de un hijo, esa fue su mamá. No hay chance de definir mejor a esta mujer luminosa y ardiente, que puede hacer cálido cualquier lugar, por inhóspito que parezca, y hermoso un atardecer con su sola presencia. Si la conocen (y seguro habrá quienes la conozcan entre las que lean esto), saben que es cierto. Nuestra hija se llama Juana y es la personita de la que más cosas aprendí en lo que llevo de vida. El día que quiero contar, en el que nació Severino, hacía tres semanas que había cumplido cinco años. Pero aunque lo que me interese contar sea ese día, el nacimiento de Severino empezó mucho antes. Fue un camino largo, sinuoso y lleno de perplejidades; un aprendizaje zigzagueante y quebradizo que puso en jaque muchas de nuestras dudas y cada una de mis putas certezas. Una revolución. Pero no hay que confundir la revolución con el día de la insurrección. La insurrección de Severino fue el 18 de marzo del año pasado, pero su revolución (que también fue la nuestra) empezó antes, mucho antes. Sol intuyó antes de saber. Y puso manos a la obra. A meses de haber nacido Juana, inició su camino como doula que, en una transición invisible, avanzó hacia la partería.

Nuestra casa, entonces, se llenó de nuevos nombres, ideas novedosas y antiguas enseñanzas. Un amigo nuestro hubiera llamado a esto “el proceso de acumulación molecular del nacimiento”. Lo cierto es que Sol iluminaba como nunca y yo tuve que aprender a escuchar y a ver. Fue con todo ese nuevo bagaje que pudimos mirar atrás y ver (sin miedo pero con bronca) cómo había nacido Juana. Y fue también en ese mirar atrás que empezamos a mirar adelante (Sol primero y más lejos, como casi siempre), a buscar, a tantear. A imaginar una tarde cualquiera, abrazados en una habitación en penumbras, dejando que su cuerpo sabio de mujer hiciera lo que sabe. El lunes 18 de marzo Juana no fue al jardín. No me acuerdo por qué pero sé que estaba en casa. A las ocho de la mañana me levanté para ir a trabajar. Hacía fletes en una agencia del centro con una camionetita que buscaba en un garage a la vuelta de casa. Tomé unos mates, le di un beso a Sol, otro a Juana y me fui. En el momento en que cerré la puerta, Sol tuvo la primera contracción. Ni siquiera había llegado a la agencia cuando recibí el llamado. Fue mi único momento de ansiedad en todo el embarazo. – ¿Vuelvo? – No, todavía no. En un rato viene Vero a preparar unas empanadas. Quedate hasta el mediodía y después sí, pegá la vuelta. Sol pasaba las contracciones vocalizando y Juana la seguía por la casa, imitándola. Fuimos a la bañadera. Juana le tiraba agua tibia sobre la panza y vocalizaban juntas y nos reíamos los tres. – Ahhhhhhhh- gritaba, cantaba Sol. – Ahhhhhhhh - repetía Juana. Un par de horas más tarde, una de las tías de Juana vino a buscarla. Nos quedamos solos. Sol se balanceaba sobre una pelota roja gigante y yo leía y dormitaba en el sillón, a su lado. – Descansá, yo te aviso cuando necesito que


Kike , Sol & Seve

estés despierto. Así, en una semi-vigilia, fui escuchando el crecer de la voz de Sol, la pérdida de la vocalización a favor de un grito más gutural. ¿Le hice masajes en la cintura? No lo sé. En mi recuerdo sí. – ¿Llamo a los chicos? – No, todavía no. Los chicos. Este relato no puede estar completo sin ellos. Los chicos son el equipo de parteras que componen Francisco, Vendi y Nati. No voy a contar quiénes son, seguramente la mayoría de ustedes ya los conozcan y si no, nada de lo que yo diga va a dar la medida. Sí voy a decir gracias. A los tres, a cada uno. Eso, nada más. Gracias. – Ahora sí, amor. Llamá. Serían las seis y media o las siete. Los gritos habían crecido y Sol se parecía más y más a ella misma. Como dije al principio: un parto, como toda experiencia vital, nos desnuda y explica un montón de cosas de nosotros mismos. En bolas y a los gritos, dice el dicho, nunca más exacto. Ahí estaba la respuesta a todas sus dudas (¿qué rol iba a cumplir yo ese día?, ¿querría finalmente mi presencia cerca o preferiría llevarlo a solas?), a mis temores (¿cómo iba a tolerar ella el dolor?, ¿cómo iba a llevarme yo con ese dolor suyo?) y a nuestro fantasma (¿y si no nos da la nafta y terminamos en una institución?). Sol se mostraba cada vez más como una versión extrema de sí misma: fuerte a la vez que frágil, hermosa e intensa, brava, resistiendo y cediendo en las olas como el 50 - Maternar en Tribu - MeT # 7

mar. La fiereza y la ternura. Y me quiso cerca, al lado suyo. Durante la contracción, las uñas clavadas en mi espalda o, colgada de mi cuello como quien se cuelga de una pared. Y cuando llegaba la calma, un beso suave. Porque eso somos: un estar juntos. Y yo debía parecerme cada vez más a mí mismo. Lleno de temores y llevándome para el culo con su dolor, pero tratando de que la vacilación no se me notara y susurrándole al oído, entre sus gritos, sin saber si podía oírme: así, amor, eso. Repitiendo bajito: ya pasa. Alentándola: dale, dale, dale; muy bien, así, muy bien. Hubo un momento, antes de que Fran y Vendi llegaran, cuando sus gritos estaban en su punto más alto, en que me pregunté por qué. ¿Para qué tiene que sufrir así?, ¿qué queremos probar? Entonces, las contracciones se iban, nos besábamos, Sol me miraba, en las penumbras de la habitación, con sus hermosos ojos azules y decía: – No pasa nada…Estoy bien, eh… Te amo. Y todo volvía a cobrar sentido. Llegaron Vendi y Fran. ¿Serían las ocho? Acá pierdo el hilo del relato. Creo que volvimos a la bañadera y volvimos a salir. Sé que fue subiendo la intensidad. Que siguieron los gritos y las uñas clavadas. Que comimos algunas empanadas. Que Sol rompió bolsa y se mojó todo. Que la abracé fuerte. Que cada vez se colgaba más fuerte y parecía que me iba a partir la espalda. Y recuerdo la sensación de sentir crecer una especie de euforia en el esfuerzo por tenerla, en el cansancio. Porque eso también somos: no dejar nunca que el otro se caiga. Serían las once y en el rostro de Sol aparecía dibujado el agotamiento. – Fijate cómo estoy – le pidió a Vendi. Vendi la tactó. – Faltará media hora –dijo. Fue un momento, menos que un momento, una sombra que


47 - MeT #6 - Nos volvemos sustentables

le cruzó la mirada pero supe que mentía: faltaba una bocha. – ¿Qué? –preguntó Sol, cada vez más ella misma. Estaba cansada. Nada de media hora. Pujó una vez, dos, tres. Francisco estaba ubicado detrás de Sol, sosteniéndola. Vendi, adelante, lista para recibir al bebé. Yo, como conté al principio, en cuclillas, con la mano derecha sobre la espalda de Sol. Hasta que Fran me dijo: – Andá a recibir a tu hijo, yo la tengo. Lo miré. No dije nada. – Andá, dale. Adoro a este tipo, pensé. Confió en él y en el laburo que hace. Sé que, difícilmente, mi compañera pueda estar más segura que con él sosteniéndola. Sin embargo, volví a mirarlo y, sin sacar la mano de la espalda de Sol, dije: – No, a ella la tengo yo. Supe que más que Sol necesitando el contacto

Sol & Juana

de mi mano en su espalda era yo quien necesitaba sentirla a ella dando a luz. Volvió a pujar y apareció la cabecita de Severino. Acerqué la otra mano. Me temblaba. – Por favor –le pedí a Vendi. Una vez más. Severino llegó rojo y arrugado. Hinchado, resbaladizo y lleno de vida. Abrió los ojos enseguida y miró al mundo. Pasó de mi mano a los brazos de Sol. Corté el cordón. Sol miraba al nene y él la miraba. Ahí estábamos, finalmente, abrazados en una habitación en penumbras y su cuerpo sabio de mujer había hecho lo que tan bien sabía hacer.

Silvina Caserta fotografia

Tu infancia retratada. Un recuerdo para siempre.

fotografía artística para familias niños y embarazadas consultas: silvinacaserta@hotmail.com & cel 155 839 3347

Citando este aviso 10% Off


De pañales y rouge

:: Disertaciones de una madre primeriza ::

Por: Leila Orsaria Ilustración: Zeque Bracco

La decisión está tomada: Lisandro el año que viene empieza el jardín. Como buenos primerizos que somos y con la ignorancia del caso, una vez más la pediatra, la Virginia Lagos de los niños, la voz autorizada, nos ganó la batalla. “Mis dos hijos fueron al jardín Con-Vivencias, y la experiencia fue espectacular. Hacen pan, les enseñan a hacer piruetas en la colchoneta, van con su joggincito (no podía faltar el diminutivo)... ¿Por qué no llaman?”. 52 - Maternar en Tribu - MeT # 7

Fue así que ayer asistimos a nuestra primera reunión en un jardín de infantes. Salí de mi trabajo echando humo, a las corridas, desesperada por llegar a horario y, como siempre, llegué 15 minutos más tarde de comenzada la reunión. El lugar es una gran... no, perdón, GRAN casa reciclada y convertida en colegio. Divina, con muchos colores, rejas, obvio (la inseguridattttt), cartulinas y olor a niños. Me encontré con un grupito de madres/ padres inertes frente al powerpoint que


53 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

presentaba a la institución. En medio de todos ellos estaban los dos: Lisandro, de ojos renegridos y chupete saltón, y el padre. Ambos despeinados, con actitud sospechosa para la comunidad, seguramente, casi con postura marxista y sentados atrás de todo, como corresponde. “Por eso te elegí”, pensaba mientras lo saludaba a mi pajarito, desentendiéndome del resto. Escuchamos la propuesta sin dejar de llevar todo a nuestros límites, a nuestra forma retorcida y adorable de ver las cosas. En un momento, la señora que nos explicaba las pautas del lugar con el afán y la pasión de un compañero que te dice las 20 verdades peronistas, nos cuenta que “los chiquitos hicieron una mini empresa. Los llevamos a la panadería más cercana, les enseñamos a tomar roles, y entonces uno se puso en el papel del panadero, otro en el del que está detrás del mostrador, otro en el del delivery, y blablabla”. Automáticamente, mi cabeza no dejaba de reproducir la dialéctica hegeliana del amo y del esclavo y, en un arrebato de ira, me contuve de gritar tirándome de los pelos: ¿¿Y el patrón?? ¿¿Eh??? ¡¡¿¿Quién era el patrón??!!... Pero ya ven, la terapia me está conteniendo bastante. Luego de la presentación, recorrimos el lugar... Una de las madres que nos acompañaba era china. Y no dejaba de observar a nuestro león. No le dijimos nada porque no nos dio la confianza, pero realmente nuestro hijo es vietnamita o algo así: era igual a esa mujer. Finalizado el recorrido, nos saludamos con la señora del jardín, que mirándome fijo pronunció lo que no debía: “Disculpame, te lo deben haber dicho ya mil veces. ¡Sos igual a Agustina Cherri!,

¿sos la hermana?”. Mi compañero, fiel a su estilo, le contestó que sí, que él es el hermano gemelo de Gastón Pauls y que estafamos gente. Risas. Sudor de mi parte. Vergüenza. ACV. Muerte. Bueno no, pero no sabía dónde meterme. Llegamos a la conclusión de que, más allá de las diferencias que vamos a tener con todas las instituciones, aún así las públicas, no podemos formar a un anarquista desde tan pequeño. La reflexión de mi compañero fue: “que se haga anarquista de grande”... Y bueno, tendremos que asumir que nuestro pequeño pajarito está creciendo. Así que, amigos, el año que viene mi bombón irá al jardín. Abrácenme. Quiéranme. Necesito contención. NO QUIERO QUE CREZCA, NO QUIERO QUE SOCIABILICE, NO QUIERO QUE TENGA NOVIA, DOCTORRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR! (la que escribe convulsiona. Se mama con Amarula. Ríe a carcajadas. Se corta las venas con un grisín. Fracasa. Se deprime…). Leila es Comunicadora social y bailarina de la vida

amapolajabonesyaromas

belujuhal@gmail.com 15-3185-3466


Literatura bajita

¡Brujas y malas! Cómo los roles de género se van construyendo desde la infancia. Por: Vanesa Miseres

Una tarde en casa, mi hija (de entonces un poco menos de tres años) me invitó a jugar en su cuarto. Quería que nos disfrazáramos de brujas. Yo acepté el juego y me puse un sombrero gigante que guardaba de una fiesta de Halloween. Ella se puso un traje negro y dorado de mini-hechicera. Una vez caracterizadas, la primera coordenada que me surgió para iniciar el juego de roles fue la clásica pregunta: -Si somos dos brujas ¿quién va a ser la buena y quién la mala? -Las dos somos malas, respondió Isabella 54 - Maternar en Tribu - MeT # 7

muy segura. Su respuesta me causó, en lo inmediato, mucha gracia porque, además, iba acompañada de muecas y poses “de mala” que sólo ella sabe hacer. Pero también me dejó pensando que había mucho más detrás de ese enunciado. ¿No se supone que siempre debemos identificarnos con los buenos de la historia? ¿No es que las chicas siempre queremos ser princesas y portarnos bien para ganarnos el amor de un príncipe? No, Isabella quería ser bruja. Quería que fuéramos dos brujas y, además, malas. Con esta idea, desde su corta edad y su total inocencia, mi hija estaba desmontando, sin saberlo, todo una tradición oral y narrativa que nos ha dejado, a lo largo de la historia y sobre todo a las mujeres, con opciones muy limitadas. Esto me recordó enseguida una lectura que habíamos hecho hacía muy poquito en mi clase sobre literatura de mujeres del siglo XIX, The Mad woman in the Attic


55 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

(La loca del altillo), un libro publicado en 1979 por las académicas norteamericanas Sandra Gilbert y Susan Gubar. Este libro, que se ha convertido en un clásico para la crítica literaria feminista, analiza a las escritoras más reconocidas del siglo XIX anglosajón (Jane Austin, Mary Shelley, Emily Dickinson y las hermanas Brönte, entre otras) y nos muestra cómo la literatura occidental ha impuesto, a través de obras escritas predominantemente por hombres, modelos de femineidad limitantes y enajenantes. Un momento interesante de este estudio, que llamó mucho la atención a mis alumnos y que vino enseguida a mi mente esa tarde en el cuarto de Isabella, es la lectura transgresora que propone del clásico cuento Blancanieves, popularizado por los hermanos Grimm y llevado al cine animado por Walt Disney en 1937. Gilbert y Gubar analizan a los dos personajes femeninos antagónicos del cuento como el reflejo de una lucha entre dos modelos de mujer. Así, la madrastra es el verdadero motor narrativo del cuento, ya que es ella quien posee la sabiduría, la que puede crear, actuar y ejecutar en la historia. En otras palabras, “la mala” representa a la mujer independiente, que se vale por sí misma para lograr sus objetivos y que, por esta misma razón, debe ser demonizada, presentada como una “bruja”. Blancanieves, en cambio, carece de iniciativa propia: no sabemos nada de sus deseos individuales y siempre se encuentra bajo el cuidado de alguien más. En la película de Disney, inclusive, la vemos realizando voluntariamente tareas domésticas en la casa de los enanos, quienes la encuentran y la salvan de los peligros del bosque. Esta joven dulce y hacendosa, pero totalmente anulada en su individualidad

es, sin embargo, el modelo que sobrevive y triunfa al final del cuento: la literatura así advierte a las mujeres de los peligros de volverse seres independientes. Junto con la clásica Blancanieves podemos mencionar a la Bella Durmiente (quien sólo puede despertar de su sueño con la intervención masculina), a Cenicienta (desamparada tras la muerte de su padre, maltratada y dominada por su madrastra -otra “bruja”- hasta que el príncipe la salva haciéndola su esposa), e, inclusive, a Caperucita Roja, de la que aprendemos las consecuencias nefastas de no obedecer estrictamente al mandato familiar. Todos estos clásicos de la literatura infantil no sólo cuentan historias con el fin de entretener, sino que cumplen la función de marcar comportamientos y fijar patrones sociales basados en una evidente diferenciación de roles de género. Los personajes femeninos ideales (e irreales) son aquellos que permanecen en el ámbito doméstico (encerradas en una casa, un castillo, un cuarto) en una posición de pasividad absoluta: tienen una pureza e inocencia que se refleja en su belleza física (definida bajo parámetros occidentales), son dóciles y jamás transgreden la autoridad. Cuando lo hacen, las consecuencias siempre son negativas y sólo pueden salir del problema con la ayuda masculina. Los hombres, entonces, son los que desempeñan las acciones, los que resuelven y deciden, los que salen en busca de la aventura. Y quien no responda a esta conducta, como en el caso de la madrastra de Blancanieves, será estigmatizado con atributos físicos y morales monstruosos (ser bruja, ser mala, ser fea). Hoy en día, estos relatos siguen teniendo


vigencia bajo nuevas y renovadas (o no tanto) versiones. Las famosas “princesas de Disney” pueden ser agrupadas en esta identidad colectiva (otra forma más de borrar la agencia femenina) por responder a todos los patrones que describimos aquí. La industria de los juguetes y los productos infantiles también contribuye a actualizar esta asociación femeninopasivo y masculino-activo. Cocinitas, instrumentos de limpieza, mini sets de maquillaje o peluquería conforman la lista de los juguetes “para nenas”: objetos que sugieren que el ámbito “natural” de la mujer es dentro de la casa o que proponen como juego cierta pasividad o inmovilidad (para pintarse o maquillarse hay que “quedarse quietas”). Para los nenes, en cambio, se fomenta el juego físico, incluso aceptando cierto grado de violencia, de nuevo, como “natural” del género: los deportes, las herramientas de construcción y las armas de fuego son un ejemplo de esto. Recuerdo siempre como anécdota llegar a la Argentina (vivimos en Estados Unidos) a comprar pañales y que la vendedora me pregunte: ¿Para nena o nene? A pesar de lo desconcertante que me resulta la pregunta, descubrí que una marca líder de pañales estaba comercializando su línea “princesas” para nenas y “campeones” para nenes. Claro, es que sólo los hombres son los que pueden triunfar y ser campeones en algo… Afortunadamente, pese a la continuidad 56 - Maternar en Tribu - MeT # 7

que se le ha dado a las divisiones y limitaciones de género, existen también numerosas propuestas que nos invitan a revisar y cuestionar estas creencias de manera tal que ya no tengamos que pensarlas dentro del orden de lo lógico y natural. Dentro de las lecturas, en casa tenemos varios títulos en inglés y español (las dos lenguas en las que Isabella está creciendo) que vuelven sobre la cuestión de una forma no tradicional y mucho más abierta a revisar contextos, culturas y situaciones particulares. Los que más nos gustan son Ceniciento y My name is not Isabella. Ceniciento reescribe la clásica historia, pero con un protagonista masculino que conoce a su chica en un reality show, y no en un baile y consiste en la búsqueda de un candidato por parte de Anastasia, la protagonista femenina, quien es la encargada de hacer su propia elección. Todos los participantes le proponen cosas “muy aburridas” como: matrimonio, anillos de diamantes y tapados de piel, mientras que Ceniciento, que gana obviamente el concurso, le promete ser un compañero comprensivo y respetuoso. Anastasia y Ceniciento sólo se casan una vez que han terminado la universidad y los dos comparten de manera equitativa la vida dentro del hogar. My name is not Isabella, más allá de la coincidencia con el nombre de mi hija, nos fascina porque se trata de una niña que se despierta todos los días siendo un personaje diferente.


57 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

Cada uno de estos personajes es, en realidad, una de las mujeres históricas que hicieron grandes contribuciones en la ciencia, como Marie Curie, o en los derechos civiles, como Rosa Parks. También leemos muy seguido The Family Book, de Todd Parr, un libro que nos ayuda a discutir con nuestros hijos la diversidad dentro de la conformación de las familias. Creo que, como padres, tenemos una tarea fundamental. Y no me refiero a correr a escribir una “lista negra” de libros en donde incluyamos a todos los “clásicos sexistas”. Al contrario, sería un ejercicio súper enriquecedor poder confrontar estas historias con las del presente, con lo que vemos y vivimos todos los días, con la forma en la que nos comportamos y movemos hombres y mujeres dentro de casa: preguntarnos por qué y para qué se construyen estos personajes en la literatura, qué nos dicen y qué nos ayudan a pensar.

www.vossabesfm.blogspot.com

Respecto del universo (cada día más amplio y abrumador) de los juguetes, nuestra función tiene que ser la de fomentar y facilitar el interés por actividades y objetos lo más diversos posibles y, sobre todo, sin considerar al género como variable: la ciencia, las artes y la casa, esta última no ya como reducto de lo femenino sino como un espacio más de exploración compartido. Por eso, celebro y espero que cada día haya más nenas (y nenes por supuesto) que se atrevan a ser brujas y malas. Es decir: que sean los motores encargados de poner en marcha el relato de nuestra propia historia y abran caminos y fronteras para las nuevas generaciones de seres humanos, sin importar si se es “nena” o “nene”. Vanesa es Doctora en letras especialista en literatura latinoamericana y estudios de género


Conciencia

Con mucha creatividad y laborioso trabajo de hormiga, Proyecto Squatters critica nuestra sociedad de consumo y muestra de modo manifiesto los efectos políticos, sociales y psicológicos que tiene el discurso publicitario. Por: Proyecto Squatters

Es, nada menos, que un proyecto de contrapublicidad que considera a la publicidad corporativa como una expresión pública del potencial económico de los centros de poder, el lenguaje que éstos utilizan para propagar una ideología, un sistema de valores y unos estilos de vida tendientes a reproducir y perpetuar el orden socio-económico, político y cultural dominantes. Proyecto Squatters fue creado en 2008 como una expresión sin fines de lucro que utiliza las técnicas contrapublicitarias como una herramienta de resistencia simbólica frente al discurso de las fuerzas de poder dominantes, contra los intereses de las grandes corporaciones 58 - Maternar en Tribu - MeT # 7

privadas que se apropian y comercializan el espacio público, y contra las formas y dimensiones que adquiere la publicidad en una sociedad saturada de consumo y valores mercantilistas. Organizado en forma de red, el proyecto está conformado por tres áreas: contenidos, activismo y formación. Si bien existe un grupo estable que coordina el proyecto, en cada una de las áreas participan distintas personas según las ganas y las posibilidades que tengan de sumarse en cada propuesta. “Por ejemplo, los contenidos son actualizados por distintos seguidores que comparten información, videos, artículos, o realizan piezas contra-publicitarias para


61 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

difundir en las redes sociales. Cuando se propone realizar una intervención contrapublicitaria, se suman otras personas que tienen ganas de involucrarse con el activismo en las calles. Y, por otra parte, cuando realizamos actividades en el área de formación, se suman docentes o profesionales con quienes diseñamos cursos y talleres sobre educación para el consumo crítico de los medios y la publicidad”, comenta Julián. En cada una de las áreas, Proyecto Squatters realiza acciones específicas. Por un lado, sus integrantes escriben artículos de difusión, diseñan contra-anuncios (gráficas hechas según los códigos y estéticas de la publicidad comercial, pero que transmiten valores y un pensamiento crítico sobre problemáticas sociales) y realizan videos que alcanzan cierta difusión en las redes sociales e internet. Por otro lado, proponen distintas intervenciones contrapublicitarias en la vía pública en las que una cantidad de gente se suma y participa de forma espontánea. La acción más significativa fue la realización de un proyecto educativo orientado a la construcción de una mirada crítica sobre los medios y la publicidad que implementaron en una escuela de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y que fue seleccionado como proyecto educativo innovador en el año 2010. Los integrantes de Proyecto Squatters están permanentemente conectados a través de las redes sociales. Por lo general, coordinan las acciones por esa vía. El eje fundamental de debate es la interminable catarata de mensajes mediáticopublicitarios a la que estamos expuestos, pensándolos como una herramienta política del poder para el sometimiento psicológico y la dominación de las personas.

Entre las campañas de contrapublicidad que Proyecto Squatters desarrolló, resalta la serie que realizaron contra Monsanto, las que se ocupan de la perspectiva de género, las que denuncian sobre “valores” que llevan a trastornos alimentarios y a una visión distorsionada del cuerpo y de la estética. El colectivo intenta promover el desarrollo


de una mayor conciencia sobre los efectos culturales, políticos y psicológicos de la publicidad en nuestra sociedad y evidenciar las formas en que el monólogo publicitario va delineando, a fuerza de sonrisas resplandecientes y cuerpos entretenidos, los límites invisibles de un paradigma dentro del cual pensamos qué es ser mujer y qué es ser varón. La violencia simbólica que se ejerce desde los medios sobre las niñas, impone una forma de coerción, de opresión absoluta e insuperable, ya que ellas no disponen de otras categorías para pensar y pensarse más que las que son inoculadas mediante la propaganda, que no son otra cosa más que la forma incorporada -hecha cuerpo- de la relación de dominio. La eficacia de esta violencia simbólica se apoya en el trabajo previo, constante y dedicado, de padres, tutores y educadores, dando una direccionalidad a la construcción de la subjetividad 60 - Maternar en Tribu - MeT # 7

femenina, modelando los cuerpos, disciplinando, inoculando unos gestos, prohibiendo otros, habilitando unos comportamientos y censurando otros, todo lo cual es necesario para producir estas “disposiciones permanentes” en las que se apuntala la acción eficaz de la violencia simbólica, capaz de activarlas. El sexo se trata sólo de descubrir el cuerpo y exhibirlo, especialmente los cuerpos de las niñas. Esa es una definición muy estrecha de lo que es la sexualidad. Al mismo tiempo, no les permite expresarse, no les permite disfrutar de su cuerpo, no les permite sentir que su cuerpo es sexual, atractivo, a menos que tengan esta perfecta anatomía de diosa del sexo, que es algo así como un cuerpo de Barbie. Eso es ridículo, también. Esto hace que las niñas terminen odiando sus cuerpos, y no disfruten de su propia sensualidad y sexualidad. Eso es un problema real.


69 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

Charlas en el marco de la Semana Mundial por un Parto Respetado (SMPR) 23 y 24 de mayo de 2014 Maternar en Tribu organizó dos charlas en el marco de la SMPR 2014. La primera la realizamos en conjunto con Leila Savignano, doula, en CABA. La segunda, con Tamara Urquiza, doula, en Centro Semilla, Martínez. En ambas ocasiones, asistieron parejas con niños, mamás gestantes , madres con niños y mujeres que quieren tenerlos. Luego de la exposición de los temas, proyectamos el documental Parirás con Poder, de Soledad Bettendorf y Diego Romero. Compartimos mates, budines caseros, té chai y nos pudimos abrazar, conocer las caras detrás de los nombres y llevarnos el recuerdo de una hermosa tarde compartida.


Orgánico & Sabroso

Preparar la comida en familia Cocinar con los chicos promueve la conciencia, el respeto, la valoración y la gratitud. Además, estimula el desarrollo creativo, de la inteligencia y la motricidad. Por: Alicia Bersi

Cocinar con los chicos es una de las actividades más sabrosas para disfrutar en familia. Nos reunimos en la cocina y comienza un viaje. Nos sentamos alrededor de la mesa, nos miramos a los ojos, el tiempo se detiene. Un manto de amorosidad nos envuelve. Comienza la magia, se abre el diálogo, los chicos comienzan a expresarse, a ser parte con alguna historia o anécdota. Cada uno, con su condimento, acota algo especial, algunos observan en silencio, otros parlotean, todos aprendemos a escuchar con respeto y paciencia. Un bowl en el centro de la mesa, destellos de curiosidad, cucharas, ingredientes, aromas, colores, muchos niños alrededor de la mesa. Intercambio de saberes, aprendemos, cocinamos, nos reímos, disfrutamos haciendo. La cocina se entremezcla con el juego, aprendemos a elegir los alimentos saludables y entender por qué. Incorporamos frutas y verduras, cereales integrales, semillas, nos divertimos y, al finalizar, los niños no puede resistirse a probar el alimento realizado por sus propias manos. Cocinar con los chicos desarrolla la conciencia, el respeto, la valoración y la gratitud hacia todos los factores naturales y hacia las personas que colaboraron para que esa mesa esté servida. Incrementa la autoestima y la confianza, participando activamente en las tareas de la casa. Estimula el “yo puedo” y la seguridad de saber que el 62 - Maternar en Tribu - MeT # 7


63 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

poder del autoabastecimiento está en sus manos. Cultiva la paciencia y la espera por medio del tiempo de elaboración y desarrollo del proceso. Aumenta la responsabilidad, involucrándolos con la realidad cotidiana, asumiendo tareas en la casa, sintiendo que ellos también son parte. Desarrolla la creatividad, la estética y el arte al preparar un plato y al decidir cómo combinarlo y como presentarlo. Desarrolla la motricidad fina en el uso de los elementos del juego y la creatividad. Incentiva la introducción de nuevos vegetales. Desarrolla los hemisferios del cerebro. El derecho porque cultiva la fantasía y la imaginación para crear platos diferentes y crear soluciones con lo que se tiene. El izquierdo porque hace trabajar las matemáticas, fracciones, multiplicaciones y divisiones aplicadas a la realidad, como también las medidas. Favorece la lógica y la planificación. A continuación, les dejo una receta simple y divertida.

cualquier legumbre, es aconsajable agregarle al hervor algas Kombu porque previene los flatos y ayuda a la digestión. También hierbas como el perejil, semillas de coriandro y orégano, tanto en el hervor como picadas al servir. Preparación: Mezclar las lentejas con el arroz y pisar en caliente. Agregar la zanahoria rallada y condimentos a gusto. Sumar el aglutinante elegido hasta obtener una masa semi-sólida. Hacer bollitos, aplanar en forma de hamburguesa y rebozar si se desea. Luego, cocinar en una sartén con un poquito de aceite o al horno, dejar que doren y dar vuelta (10 o 15 minutos de cada lado). Sugerencia para los más chicos: realizar bastones para poder agarrar con la mano o formitas atractivas para tentarlos. Alicia es Profesora de cocina natural vegetariana, creadora de Condimento la vida Autora e ilustradora del libro “El desafío de Nituke”

Hamburguesas de arroz yamaní y legumbres Ingredientes: 2 tazas de legumbres cocidas (lentejas o porotos aduki) 2 tazas de arroz Cantidad necesaria de harina integral, avena, harina de arroz o fécula de mandioca (para celíacos). Se usa como aglutinante. Rebozador: opcional. Condimentos: zanahoria, jengibre, sal. Pueden agregar otras verduras, espinaca por ejemplo. Cocción del arroz yamaní: 1 taza de arroz en 3 de agua. Dejar el fuego alto hasta que rompe hervor y luego bajar el fuego a mínimo hasta absorberse toda el agua. Cocción de legumbres: dejar en remojo la noche anterior (8 horas, aproximadamente), cambiar el agua y cocinar. Si es lenteja, 40 minutos. Para aduki, 1 hora. Al cocinar

remeras para embarazo y para amamantar

benteveomamas@gmail.com consulta los puntos de venta

benteveo mamas


Vida sustentable

Ver el árbol y ver el bosque Un vecino elevó una propuesta al Consejo Darío, Laura & Estrella

Deliberante para proteger el bosque

histórico de Ciudad Evita. Luego, para

que no se politizara, formó una asociación vecinal. Después de cuatro años de

intenso trabajo, sigue luchando para defender esa área natural. Por: Darío Cerrato Fotos: Gentileza Reserva Natural Ciudad Evita


65 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

Soy ingeniero en informática pero este no es mi único interés. Como ser humano, me movilizan varios temas y uno de ellos es el cuidado del medio ambiente. Con Laura, mi señora, visitamos todas las provincias de nuestro país y en nuestros viajes recorrimos varios parques nacionales (PN). Esto me inspiró para utilizar esa misma metodología de protección de PN en el Bosque Histórico de Ciudad Evita, mi ciudad. Por lo que recordaba de mi paso por el colegio, sabía que cualquier vecino podía presentar un proyecto al Consejo Deliberante y así lo hice. Pero, de lo ideal a lo real siempre hay una distancia y así fue que recurrí a una concejal: Sandra Oviedo. Ella fue la única que me atendió y me indicó muchas cosas que no sabía acerca de cómo cualquier vecino puede impulsar un proyecto. Visto que la cuestión se estaba politizando más de lo que nos gusta, decidimos formar un grupo vecinal al estilo de los Querandíes (el pueblo originario de esta tierra), organizándonos en forma de consejo para coordinar actividades libres y para toda la familia, que mantengan vivo el proyecto y aumenten el interés de más y más personas para que toda esa energía logre el interés que hace falta para que nuestras autoridades cumplan nuestro sueño. A este movimiento lo llamamos “Ciudad Evita x El Bosque” y ya cumplimos cuatro años de vida. Para que no se acerque gente que busca otros intereses, pusimos algunas reglas específicas: no manejamos dinero sino voluntad, los miembros no pueden ser políticos sino ciudadanos comunes y toda actividad que realizamos debe ser gratuita y para toda la familia. Con respecto al apoyo que recibimos, no pedimos nada sino que declaren reserva natural al bosque y que pongan los guardaparques para protegerlo. Todo lo demás no nos interesa, ya que el premio mayor es tener la reserva natural. Si sale este proyecto, ganamos todos.

Acción, información, recreación Junto a los amigos del consejo CEXELBOSQUE, me “disfrazo” de guardaparques para hacer como que la reserva ya está declarada y demostrar que es perfectamente posible cuidarla. Hacemos tres tipos de actividades: de acción, de información y de recreación siempre para toda la familia. Ya nos visitaron jardines y escuelas de varias localidades, además de los de Ciudad Evita. Me da mucha alegría cuando un chico me pregunta cosas sobre especies y sobre la reserva, porque ya está creciendo una conciencia ecológica. Y hasta quizá ese muchachín sea, en el futuro, guardaparque de nuestra reserva… Así que le transmito todo lo que sé para que sus valores se incrementen. En principio, pensaba que estas actividades serían ideales para que mis hijas y los hijos de mis amigos encuentren un lugar para jugar juntos, que se encuentren en forma natural y dejen un poco la play. La reserva recibe a todos por igual, es un espacio de inclusión y solo pedimos respeto por el otro y por el lugar.


Sobre el proyecto: Está presentado en el HCD de la Matanza y en la Legislatura Provincial. También tenemos un manual de flora y fauna gratuito, formado por los visitantes de la reserva que toman fotos y nos las envían para que los chicos pueden descargarlo en la netbook que les da el gobierno y estudiar nuestras especies. Se puede descargar de internet para leerlo completo en http://www.cdadevita.com.ar/proyectoRESERVANATURALCDADEVITA2013.htm.

El área a proteger Este bosque es parte del diseño original de Ciudad Evita, que fue pensada como una ciudad jardín. Para mantener el equilibrio ecológico tiene que tener la mitad de su superficie urbanizada y la otra, forestada. En esta zona no se puede construir y aunque se quisiera, como es un humedal (se inunda mucho en épocas de lluvia) lo ideal es dejarlo como está y aprovecharlo de la forma que lo estamos haciendo. En el bosque tenemos una gran variedad de aves, entre las más reconocidas encontramos: Martín Pescador, pájaro carpintero, garza blanca, colibrí, hornero, calandria y benteveo, entre otras muchas. También hay tortugas de agua 66 - Maternar en Tribu - MeT # 7

(hidromedusas), coipos (son similares a la nutria), lagartos overos, liebres y una variedad de insectos.

¿Cómo ayudar? Descargá el formulario de firmas de la página, juntá la mayor cantidad entre los tuyos y vení a las actividades que hacemos todos los meses. Ahí podes traer las firmas que recolectaste. También podes llamar a los concejales y diputados para pedir que aprueben el proyecto que hace cuatro años espera ser atendido. Si querés ser parte de este sueño, te esperamos. Seguí el cronograma de actividades en www.cdadevita.com.ar o en Facebook: Reserva Natural Ciudad Evita.


“El uso de la copa menstrual ahorraría 132 mil toneladas de basura no reciclable” Esta fue una afirmación de Emiliano Ezcurra, Director de Banco de Bosques, durante la firma del convenio celebrado entre MaggaCup y la ONG. La empresa más innovadora en higiene femenina protegerá 1 m2 de selva misionera a perpetuidad por cada copa vendida. “La copa menstrual, resuelve dos temas centrales en el debate ambiental; la deforestación y la basura”, explica Emiliano. “El 60% del peso de las toallitas y los tampones es pasta fluff producida a partir del desmonte de la selva misionera. En 1 año, las mujeres argentinas consumen 10.140 toneladas de pasta fluff en toallitas y tampones”. El uso de la copa menstrual ahorraría 132 mil toneladas de basura no reciclable, que actualmente provoca el uso de productos industriales convencionales de la higiene femenina en Argentina. Más de 2.000 mujeres ya utilizan está opción sustentable e innovadora y fueron salvados 2.000 m2 de bosque. “Elegimos Banco de Bosques como socio estratégico del Tercer Sector porque compartimos la misma pasión por el cuidado de nuestros recursos naturales y el medioambiente”, afirman las directoras de Maggacup, Luciana Comes y Clarisa Perullini. Ventajas de la copa: Está realizada en suave silicona atóxica y 100% hipoalergénica. El material con el que está fabricada inhibe el crecimiento de bacterias. Si está bien colocada, no se siente ni se ve. Necesita vaciarse con menos frecuencia que cambiar un tampón o una toallita. Permite hacer cualquier actividad física. Incluso, deportes acuáticos. Es la opción más ecológica por ser reutilizable. Ocupa poco espacio y es liviana. Se puede dormir con ella durante la noche. Más información: ¿Queres saber más sobre la copa menstrual? www.maggacup.com.ar Querés saber más sobre los proyectos de Banco de bosques o realizar una donación para salvar metros de selva misionera, entrá a www.bancodebosques.org


Bienestar & Salud

Dante

Descalzos... ¿Para qué? Los pies de los bebés son muy carnosos y una vez fuera del vientre materno deben adaptarse a las nuevas condiciones. Estar descalzos les permite que respiren, sientan y vivan. Por: Susana Fleischmann

Los pies son nuestra base, donde arraigamos lo aprendido. Por más que muchas de las características de nuestros pies están presentes desde el nacimiento, ellos se van modificando en el transcurso de la vida y van quedando en evidencia y dando testimonio del estado de las personas en las diferentes etapas. Los pies de los adultos continúan 68 - Maternar en Tribu - MeT # 7

creciendo y en períodos específicos, como en el embarazo, es más notorio. En esta etapa, el número del calzado puede aumentar hasta un talle, dándole significado y sentido a que hay algo en las propias raíces que desea crecer: la responsabilidad por nuestro hijo que llevamos en el vientre, el nido común y el consecuente arraigo que ahora tiene que sostener y ser el apoyo de dos personas: mamá y bebe. Entonces, los pies se hinchan. El crecimiento como extremidades-raíces demuestra la necesidad de crecimiento anímico-espiritual. Si el arco nos brinda estabilidad, los dedos nos sirven de apoyo. Los pies delatan nuestro dinamismo, nuestra flexibilidad o, por el contrario, nuestra rigidez o pereza. Nuestra facilidad


69 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

Arquetípicamente, y al igual que el resto de nuestro cuerpo, cada uno de los pies viene a representar un significado: Pie izquierdo: pasividad, recepción, femineidad, recogimiento. Representa el modo en el que se elaboran y expresan las emociones y los sentimientos. Pie derecho: entendimiento, masculinidad, acción. Representa cómo accionamos y cómo manejamos nuestros deseos. Refleja lo que hacemos de nosotros mismos. o dificultad para conectarnos y adaptarnos con la madre tierra. Muchas de las vivencias reprimidas se encuentran ocultas ahí abajo. Así como dejamos nuestras huellas impresas en la tierra, la vida también deja las suyas en nuestros pies. De hecho, tanta es la historia que queda impresa en ellos que, en otras culturas, así como se estudian y leen las líneas de las manos también lo hacen con los pies. Si las manos expresan la forma en que “tomamos” la vida; los pies nos dicen de dónde venimos y a dónde queremos llegar. Los pies representan nuestras decisiones más hondas y profundas. Están ligados a lo femenino, en su origen, no solo porque venimos de un vientre materno sino porque se encuentran cerca a la madre tierra que es donde hacemos base para apoyarnos y ponernos de pie. También podríamos relacionar los pies habitando en su origen un mundo acuático (el líquido amniótico) con el planeta Neptuno, regido por el signo de piscis, y decir entonces que nuestros pies son una especie de aletas que toman contacto con el elemento anímico primario femenino, agua, emociones, relajación, distención. Resulta interesante pensar que en los únicos momentos en los que despojamos a nuestros pies de calzados o medias es cuando nos acostamos a dormir, momento en el que pierden contacto con el suelo, o cuando tomamos contacto con el agua, con el elemento del que venimos que nos distiende, relaja y sana. De hecho, cada vez que ingresamos al agua (ducha, pileta, mar, ríos, lagos) lo hacen primero los pies y

luego el resto del cuerpo, haciendo como un ritual casi inconsciente de regreso al útero materno. Si recordamos o imaginamos a un bebe saliendo del vientre materno, ¿Cuál es la última parte de nuestro cuerpo que tiene contacto con el mundo intrauterino? ¡Son los pies! Ellos son los que, como un hilo mágico, dejan un elemento: el agua, al que pertenece el mundo las emociones, y toman contacto con el nuevo: aire, al que pertenece el mundo de las palabras y los pensamientos. Así como las manos se ubican en los extremos superiores del cuerpo, los pies ocupan los extremos inferiores. Por eso, los primeros días de los recién nacidos tanto manos como pies están fríos y morados, ya que la sangre tarda más tiempo en llegar a esas partes del cuerpo. Pasado este tiempo, en nuestra cultura contemporánea occidental, urbana y capitalista tapamos los pies por el resto de nuestras vidas, cosa que no hacemos con las manos (aún no se fabricaron “calzados” de mano). Los pies de los bebes son muy carnosos y una vez fuera del vientre materno deben adaptarse a las nuevas condiciones. Estar descalzos les permite que respiren, sientan y vivan. Cuando los niños comienzan a verticalizarse y apoyarse, les da la posibilidad de sentir el suelo donde se arraigan: las diferentes temperaturas, texturas, etc. No es extraño que a la mayoría de los bebes les guste estar descalzos. La naturaleza siempre conspira a favor porque esto les permite mayor estabilidad y libertad de movimiento, además de todo lo anteriormente dicho. No


olvidemos que nuestros hijos son grandes maestros que no están tan impregnados de la cultura como los adultos. Entonces pensemos que por y para algo se sacan los zapatos y las medias. Fisiológicamente, los huesos de los pies crecen a gran ritmo hasta los catorce o dieciséis años y antes de osificarse completamente, aunque después siguen creciendo de forma casi imperceptible. Desde que nacen, los bebés presentan el reflejo de prensión plantar. Este reflejo con el paso del tiempo va desapareciendo para dar lugar al aprendizaje de andar y caminar.

Estar descalzo: * Favorece la formación del arco plantar. * Construye una idea más acertada de cómo es su cuerpo. * Mejora la estabilidad, facilita y estimula la caminata. * Incrementa la fuerza y resistencia de las piernas. * Desarrolla los músculos de los pies, piernas y caderas. * Mejora la circulación sanguínea. * Estimula su inteligencia, ya que percibe sensaciones y obtiene información del mundo exterior que no recibe por otros medios. La planta del pie es una de las partes del cuerpo con más terminaciones nerviosas que tenemos los humanos. * Desarrolla la estabilidad, la coordinación y el equilibrio.

70 - Maternar en Tribu - MeT # 7

Hasta los cuatro años los niños tienen los pies recubiertos por una capa de grasa, bien visible y palpable en los pies gorditos y esponjosos de los bebes. Esta capa les permite mantener la temperatura y evitar no solo que no se pierda tan fácilmente, sino que también los aísla del frío. Con el correr del tiempo, la piel de la planta se pondrá más dura, espesa y resistente, tomando la forma del pie de un adulto. Aún así, si estamos pensando en ponerles algo, sugiero unas medias que sean de algodón (o lana) y tengan la base antideslizante. Recuerden que si el bebe no las quiere usar es porque no las necesita. Dicho todo esto, sugiero acompañar el proceso del crecimiento. Nuestros hijos sabiamente nos pedirán el calzado cuando lo necesiten o cuando lleguemos a un acuerdo respetuoso, cargado de sentido y no impuesto unilateralmente. Ojalá podamos decidir cada uno con mayor conciencia qué es lo adecuado para nuestros hijos y no desde una creencia social a la que pertenecemos. Recordemos que los prejuicios de la cultura en la que vivimos, tarde o temprano, nos toman. Por lo cual, creo (más que nunca) que no debemos apurar este proceso de aprendizaje que, como uno más de los que tendremos a lo largo de la vida, es intenso, profundo y placentero. ¿O me van a decir que estar descalzos y sentir la arena, el pasto, las piedras, el mosaico, la alfombra o el agua no es sumamente agradable y relajante? Volvamos a nuestros orígenes y, cuando lleguemos a nuestros hogares, dejemos los zapatos afuera, ¡¡¡¡Descalcémonos!!!! Y no olvidemos esta sabia frase de Antonio Machado que dice: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Susana es Directora de la escuela de formación en Puericultura y familia Panzaycrianza y Asistente terapéutica


Día Mundial de la Higiene Menstrual

Colegio Don Bosco, Buenos Aires 28 de mayo de 2014

Maggacup fue elegida para el estreno en Argentina de Monthlies, un documental que ofrece información muy útil sobre el ciclo menstrual y los cambios emocionales, a través de la historia de las niñas que están a punto de enfrentarse a esta nueva etapa de sus vidas. Su objetivo es crear conciencia sobre el derecho de mujeres y niñas de manejar higiénicamente su menstruación en intimidad, seguridad y dignidad. Acompañamos a Maggacup en este evento y celebramos juntas un día histórico para todas las mujeres del planeta.


Organizados por Maternar en Tribu y La Casa Naranja Creemos que las madres (y los padres) tenemos soberanía para la crianza de nuestros hijos. Somos nosotr@s quienes mejor sabemos qué hacer y cómo hacerlo. Latimos en un mismo pulso de vida y nuestra conexión va más allá del tiempo y el espacio. Pero muchas veces, ante la avalancha de información que nos llega del afuera, entramos en duda y atribuimos más valor a las ideas de los otros que al sentir de nuestra resonancia interna. Así, seguimos los consejos de todos menos el de nuestro propio corazón y terminamos perdidas de nosotras mismas y del rastro hacia el auténtico ser que encarna nuestro niño. Se sobreimponen entre nosotros teorías, exigencias y miradas ajenas. Sucede entonces que la fuerza natural para criar en respeto y libertad se diluye. A través de los Talleres del Círculo de Crianza deseamos ofrecerte un espacio respetuoso donde puedas abrir el camino para re-encontrarte, nutrir y celebrar tu fuerza maternante. Y que desde esta claridad puedas también reencontrarte, nutrir y celebrar la auténtica esencia de tu retoño. Tomaremos temas específicos en cada encuentro, pero todos ellos con un denominador común: el respeto por cada madre y el respeto por cada niño.

Taller de Límites con respeto. Hacia la libertad en la primera infancia... y más allá.

Este encuentro será coordinado por Fernanda Raiti, especialista en Crianza, Educación y Primera Infancia. En un clima de cálido intercambio y diálogo compartiremos recursos específicos para favorecer: - un vínculo de respeto con nuestros hijos donde el orden de las jerarquías es reconocido por todos los integrantes del sistema familiar (perspectiva sistémica de Hellinger). - una nueva visión acerca de los “caprichos” y otras malas interpretaciones de las necesidades de desarrollo en la primera infancia.

72 - Maternar en Tribu - MET # 7


Todos los sábados de 10 a 11:30 - lo que NO es poner límites: separando las catarsis nerviosas de los límites efectivos. - estrategias específicas para establecer límites justos y efectivos en las distintas etapas de la primera infancia, infancia y adolescencia.

6000 Oportunidades. Taller de Cambio respetado de Pañal.

Facilitado por Fernanda Raiti, especialista en Crianza, Educación y Primera Infancia. El cambio de pañal puede convertirse en uno de estos maravillosos momentos de comunicación para el bebé y la mamá. En primer lugar, de todas las tareas de cuidados cotidianos que el bebé necesita,

7 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

- tareas de seguimiento concretas para aplicar en la vida cotidiana. Duración de cada taller: una hora y media, máximo dos.

esta suele ser la menos valorada. ´ Los adultos tendemos a querer hacerlo rápido y de forma efectiva, como si estuviéramos pasando un mal trago y, por tanto, pareciera ser mejor apurarlo. Todas las que somos mamás sabemos bien que para nosotras no es en absoluto impresionante cambiar un pañal de nuestro bebé. Lo hacemos sin quejarnos y sin sentir impresión alguna. Pero tal vez podemos sacarle más provecho a una situación que se repite en promedio unas 6000 veces desde que el bebé nace hasta que deja de usar pañales. ¿Cómo? - Anticipando a nuestro bebé que lo vamos a cambiar y esperando a que nos de una señal de que está preparado. - Describiendo el proceso del cambio de pañal a medida que lo vamos realizando, anticipando siempre el paso inmediato que realizaremos a continuación. - Evitando hacer comentarios despectivos respecto del pañal que el bebé pueda vivir como dirigidos a su persona. ¡Vení con tu peque, tu bolso pañalero (si usás pañales eco, mejor) y las ganas de compartir un hermoso momento de vínculo, comunicación y encuentro con tu bebé!


Algunos de los temas que vamos a desarrollar serán: ¿Cómo se produce la leche?, ¿Dar la teta, duele?: ¿las grietas son normales o comunes?, ¿por qué se producen?, la preparación de los pezones, la primera hora del post parto: los beneficios del contacto piel a piel inmediato, qué es el calostro, ¿existen leches buenas y leches malas?, posturas para amamantar, lactancia a demanda, brotes de crecimiento, huelga de hambre, destete, cómo retomar la lactancia y todo lo que te interese saber.

Taller de lactancia materna. Amamantar con pasión y superar las dificultades.

Facilitado por Giselle Lopez Ponce, puericultora universitaria. En este taller, vamos a apoyar y ayudar a las mamás que tengan dificultades con su lactancia. Vamos a asesorarlas y a brindarles información oportuna para que puedan defender y sostener su lactancia desde los primeros días y hasta el destete, acompañando con respeto cada etapa evolutiva de nuestros cachorros.

74 - Maternar en Tribu - MeT # 7

Nuestro taller tiene como objetivo que cada mamá se vaya con la información que necesita para seguir adelante, confiando en sí misma y en su bebé. Sabiendo que su cuerpo está preparado para nutrir a su cría y que cualquier dificultad puede sortearse con apoyo y asesoramiento oportuno. Los encuentros serán interactivos, no es la idea hacer una bajada de línea sino facilitar un intercambio entre los conocimientos y la intuición materna que debe estar en primer plano siempre. Pensamos que cada charla durará una hora y media, pero el objetivo es compartir y sumar experiencias de las que todas podamos aprender, por lo que la duración es aproximada. Si estas embarazada, ¡no te lo podes perder! Si estas preocupada o bombardeada de consejos dudosos sobre tu lactancia, ¡acercate!


75 - MeT # 7 - Nos volvemos sustentables

Belleza natural

Qué producto elegir según el tipo de piel Aún cuando optamos por cosmética natural, es importante utilizar las cremas y lociones más adecuadas para nuestra piel. Esta es la mejor manera de cuidar el rostro, ya que cada componente natural tiene efectos que pueden ser contraproducentes en algunos casos y muy útiles en otros. No todas las cremas son apropiadas para todos los tipos de piel. Para tratar un rostro seco, que perdió el brillo y se ve agrietado, se recomiendan las cremas y leches que contengan palta, extractos de almendras o jojoba, entre otros. Estos ingredientes aportan grasas saludables y propiedades hidratantes, que ayudarán al rostro a recuperar la vitalidad, la luminosidad y la frescura. Las pieles grasas requieren, por el contrario, extractos naturales de un alto contenido astringente. Esto no

significa que debamos pasar por alto la hidratación, pero sí combinar una crema o loción que contenga coco, extractos de frutas, vitamina F, con otro producto hidratante. Para tratar las pieles sensibles, se recomiendan las lociones suaves y cremas a base de caléndula o manzanilla. Estos extractos aportan nutrientes que brindan suavidad, ayudan a relajar y evitan daños en la piel. La hidratación externa se debe combinar con una buena alimentación y beber abundante agua, porque la piel también se nutre por dentro. Gentileza del equipo de Gardenias

Acompañamiento en: & Embarazo, lactancia y puerperio & Parto respetado y sin intervención Charlas informativas & Talleres para embarazadas Suyai Arribas. Licenciada en Psicología y Doula (DAR) Tel.: 15-6220-6508 Facebook: Doula Mandala


Letra & Música

:: Recomendados :: parir, dar de mamar, volver a menstruar. Cada vez, voy descubriendo asombrada la fuerza equilibradora y poderosa que fluye a través de nosotras. Y a lo largo de estos descubrimientos, observo: ¿Cómo puede ser que de esto se hable tan poco? ¿Cómo puede ser que la menstruación se abarque desde una perspectiva tan acotada y superficial? Con Las Lunas quiero darles la bienvenida a las chicas que comienzan el ciclo y un apoyo e información para quienes las acompañan. También espero que Las Lunas las invite a animarse a abrir la puerta y descubrir los tesoros que hay para cada una en su propio ciclo y en su ser mujer”, dice Victoria.

LAS LUNAS. Un libro sobre el inicio del ciclo menstrual Autora: Victoria de Aboitiz Ilustraciones: Afra Las Lunas es un libro editado de forma independiente. No se encuentra en grandes librerías ni en centros comerciales. Sí, en ferias, en festivales, en las redes sociales y a través de las distribuidoras en todo el mundo. Principalmente, Las Lunas llega a las personas por medio de las personas. Gracias a este tejido humano, me hice de nuevos amigos y conocí proyectos muy inspiradores. “La idea de Las Lunas surgió desde mi camino en relación a mi ciclo sexual femenino: la menarquía a los 14, la sexualidad, gestar,

76 - Maternar en Tribu - MeT # 7

En este libro, el ciclo femenino se describe de una forma positiva y le da la importancia que realmente se merece. “Las Lunas es como ofrecerle una mano y una sonrisa a la niña que está cruzando un portal. Habla de las típicas emociones en la pubertad: ansiedad, emoción, orgullo, rechazo, timidez, vergüenza, alegría. Ofrece la posibilidad de vivir la menstruación de una forma positiva y digna, de sentirse sanas, orgullosas y bendecidas, de reconocer el poder y la sabiduría del ciclo menstrual, de descubrirse mujer y de sentir a la mujer plena y creadora que quieren ser”. Lista de distribuidores: www.librolaslunas.com/distribuidores/


Maternar en Tribu # 7  

Revista digital trimestral sobre embarazo consciente, parto respetado, lactancia materna, puerperio, crianza respetuosa, alimentación saluda...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you