Issuu on Google+

POEMA ANTOLÓGICO

Mateo Sánchez Andreu Jiménez 1


4ºA

íNDICE Página 3-Intruducción Página 4-Poema 1: Un viaje dentro de mí Página 5 a 11- Poemas de donde hemos escogido los versos de Un viaje dentro de mí Página 12-Poema 2: Aroma a belleza Página 13 a 17: Poemas de donde hemos escogido los versos de Aroma a belleza

2


Hola somos Andreu Jiménez y Mateo Sánchez y este es nuestro libro de Poemas antológicos en el que podréis encontrar nuestras dos composiciones y la explicación en la cual especificamos de dónde hemos obtenido los diferentes versos que los conforman. Nuestros poemas antológicos, realizados con mucho fuerzo y dedicación, tratan cada uno sobre un tema diferente, ambos relacionados con en el modernismo (el amor y el hastío). Además de esto, también podréis reconocer y encontrar muchos versos de los grandes autores de modernismo como Rubén Darío, Manuel Machado, Carlos Pezoa etc... Esperemos que disfrutéis de ellos.

PRIMER POEMA TÍTULO: Un viaje dentro de mí EXPLICACIÓN: En este poema se describe a un hombre que lleva dentro las claras características del modernismo la cuales son el hastío, el cansancio y la decepción. No obstante, también se muestra ese rasgo de genio incomprendido, algo propicio de los autores modernistas.

SEGUNDO POEMA TÍTULO: Aroma a belleza EXPLICACIÓN: En este poema se describe una hermosa flor, buscando la metáfora con la mujer deseada por cualquier hombre, la cual es tan preciosa como una bella flor.

Para finalizar con la explicación, os querríamos dar nuestra opinión sobre esta actividad propuesta desde la asignatura de castellano, la cual ha sido bastante amena y, a pesar de que en un principio daba la sensación de gran trabajo, gracias a los consejos de nuestra profesora, conseguimos crear el poema. Simplemente, nos hemos tenido que encargar de conocer a los autores, saber si pertenecen al modernismo y elegir versos de sus diferentes obras. Y así, el poema se iba creando solo. Por lo tanto, os recomendamos la actividad y esperamos seguir realizando actividades así de divertidas en la asignatura de castellano. NOTA: Alguno de los poemas de donde hemos obtenido los versos de nuestra composición estas acortados ya que creemos que no es necesario poner todo el poema.

3


UN VIAJE DENTRO DE MÍ Yo, poeta decadente

(Manuel Machado - Yo poeta decadente)

soy este que va a mi lado sin yo verlo.

(Juan Ramón Jiménez - Yo no soy yo)

Hombre malvado y hombre listo.

(Rubén Darío - Divagaciones)

Joven, rubio y flaco, sucio y mal vestido,

(Carlos Pezoa – Nada)

de espíritu burlón y alma inquieta.

(Antonio Machado – El mañana efímero)

Yo soy un hombre sincero.

(José Martí - Yo soy un hombre sincero)

Y, pudiendo ser rico, preferí ser poeta.

(Amado Nervo – Autobiografía)

Yo soy brisa que pasa, yo soy hoja que rueda,

(Manuel Gutiérrez - Luz y sombra)

sobre la asusta roca solitaria… (Ricardo Jaimes Freyre - Peregrina Paloma imaginario) He vivido poco, me he cansado mucho. (José Santos Chocano) Ni el mal me atrae, ni ante el bien me extasío,

(Julián de Casal – Autorretrato)

yo no he visto cosa ninguna. (Humberto Fierro - La tarde muerta) Cuando quiero llorar, no lloro... (Rubén Darío - Canción de otoño en primavera) 4


Me voy de aquí, no quiero más oírme;

(Miguel de Unamuno - En horas de insomnio)

(Amado Nervo - Mi secreto)

¡Pues tal mi vida es y tal ha sido y será!

(ANDREU JIMÉNEZ Y MATEO SÁNCHEZ, TARDE PENSATIVA, 2013)

POEMAS DE DONDE HEMOS ESCOGIDO LOS VERSOS PRIMER VERSO:

Yo, poeta decadente, (Manuel Machado - Yo poeta decadente) Yo poeta decadente Yo, poeta decadente, español del siglo veinte, que los toros he elogiado, y cantado las golfas y el aguardiente..., y la noche de Madrid, y los rincones impuros, y los vicios más oscuros de estos bisnietos del Cid: de tanta canallería harto estar un poco debo; ya estoy malo, y ya no bebo lo que han dicho que bebía. Porque ya una cosa es la poesía y otra cosa lo que está grabado en el alma mía...

(Manuel Machado, De El mal poema, 1909) SEGUNDO VERSO:

Soy este que va a mi lado sin yo verlo. (Juan R Jiménez-Yo no soy yo) Yo no soy yo Soy este que va a mi lado sin yo verlo; que, a veces, voy a ver,

5


y que, a veces, olvido. El que calla, sereno, cuando hablo, el que perdona, dulce, cuando odio, el que pasea por donde no estoy, el que quedará en pié cuando yo muera.

(Juan Ramón Jiménez, Eternidades, 1918)

TERCER VERSO: Hombre malvado y hombre listo (Rubén Darío - Divagaciones) Divagaciones Mis ojos espantos han visto, tal ha sido mi triste suerte; cual la de mi Señor Jesucristo, mi alma está triste hasta la muerte. Hombre malvado y hombre listo en mi enemigo se convierte; cual la de mi Señor Jesucristo, mi alma está triste hasta la muerte. Desde que soy, desde que existo, mi pobre alma armonías vierte. Cual la de mi Señor Jesucristo, mi alma está triste hasta la muerte.

(Rubén Darío, Prosas profanas, 1896) CUARTO VERSO: Joven, rubio y flaco, sucio y mal vestido (Carlos Pezoa – Nada) Nada Era un pobre diablo que siempre venía cerca de un gran pueblo donde yo vivía; joven rubio y flaco, sucio y mal vestido, siempre cabizbajo… ¡Tal vez un perdido! Un día de invierno lo encontramos muerto dentro de un arroyo próximo a mi huerto, varios cazadores que con sus lebreles

6


cantando marchaban… Entre sus papeles no encontraron nada… los jueces de turno hicieron preguntas al guardián nocturno: éste no sabía nada del extinto; ni el vecino Pérez, ni el vecino Pinto. Una chica dijo que sería un loco o algún vagabundo que comía poco, y un chusco que oía las conversaciones se tentó de risa… ¡Vaya unos simplones!

(Carlos Pezoa, Alma Chilena, 1911) QUINTO VERSO: De espíritu burlón y alma inquieta, (Antonio Machado – El mañana efímero) El Mañana Efímero La España de charanga y pandereta, cerrado y sacristía, devota de Frascuelo y de María, de espíritu burlón y alma inquieta, ha de tener su mármol y su día, su infalible mañana y su poeta.

(Antonio Machado, Campos de castilla, 1912) SEXTO VERSO: Yo soy un hombre sincero (José Martí, Yo soy un hombre sincero) Yo soy un hombre sincero Yo soy un hombre sincero De donde crece la palma, Y antes de morirme quiero Echar mis versos del alma. Yo vengo de todas partes, Y hacia todas partes voy: Arte soy entre las artes, En los montes, monte soy.

(José Martí, versos sencillos, 1891) SÉPTIMO VERSO: Y, pudiendo ser rico, preferí ser poeta. (Amado Nervo – Autobiografia) Autobiografía ¿Versos autobiográficos? Ahí están mis canciones, allí están mis poemas: yo, como las naciones venturosas, y a ejemplo de la mujer honrada, no tengo historia: nunca me ha sucedido nada, ¡oh, noble amiga ignota!, que pudiera contarte. Allá en mis años mozos adiviné del Arte la armonía y el ritmo, caros al musageta, y, pudiendo ser rico, preferí ser poeta. -¿Y después? -He sufrido, como todos, y he amado. ¿Mucho?

7


-Lo suficiente para ser perdonado...

(Amado Nervo, En voz baja, 1909) OCTAVO: Yo soy brisa que pasa, yo soy hoja que rueda, (Luz y sombra-Manuel Gutierrez) Luz y sombra Yo soy brisa que pasa, yo soy hoja que rueda, arista que arrebata furioso el huracán; no sé por do camino, no sé ni en donde pueda de mi incesante lucha el término encontrar.

(Manuel Gutierrez)

NOVENO VERSO: Sobre la asusta roca solitaria… (Peregrina Paloma imaginario-Ricardo Jaimes Freyre) Peregrina paloma imaginaria Peregrina paloma imaginaria que enardeces los últimos amores; alma de luz, de música y de flores peregrina paloma imaginaria. Vuele sobre la roca solitaria que baña el mar glacial de los dolores; haya, a tu peso, un haz de resplandores, sobre la adusta roca solitaria... Vuele sobre la roca solitaria peregrine paloma, ala de nieve como divina hostia, ala tan leve... Como un copo de nieve; a la divina, copo de nieve, lirio, hostia, neblina, peregrina paloma imaginaria...

(Ricardo Jaimes Freyre, Castalia bárbara,1899) DECIMO VERSO: He vivido poco, me he cansado mucho (Nostalgia José santos Chocano) Nostalgia ¡Señor!, ya me canso de viajar, ya siento nostalgia, ya ansío descansar muy junto de los míos... Todos rodearán mi asiento

8


para que diga mis penas y triunfos; y yo, a la manera del que recorriera un álbum de cromos, contaré con gusto las mil y una noches de mis aventuras y acabaré con esta frase de infortunio: -¡He vivido poco! ¡Me he cansado mucho!

(José Santos Chocano)

UNDÉCIMO VERSO: Ni el mal me atrae, ni ante el bien me extasío (Julian de Casal – Autorretrato) Autorretrato Indiferente a todo lo visible, Ni el mal me atrae, ni ante el bien me extasío, Como si dentro de mi ser llevara El cadáver de un Dios, ¡de mi entusiasmo! Libre de abrumadoras ambiciones, Soporto de la vida el rudo fardo, Porque me alienta el formidable orgullo De vivir, ni envidioso ni envidiado, Persiguiendo fantásticas visiones, Mientras se arrastran otros por el fango Para extraer un átomo de oro Del fondo pestilente de un pantano.

(Julian de Casal) DUODÉCIMO VERSO: Yo no he visto cosa ninguna (Humberto Fierro-La tarde muerta) La tarde muerta Se moría la tarde rosa de una primavera lejana, desmayándose temblorosa en los vidrios de mi ventada.

9


Por mi alcoba cerrada al huerto y a la carretera tan larga, pasaba el minuto desierto con una lentitud amarga, Ya del sol no quedaba ni una mancha de oro en el infinito. Yo no he visto cosa ninguna más triste que ese azul marchito.

(Humberto Fierro)

DECIMOTERCERO VERSO: Cuando quiero llorar, no lloro... (Canción de otoño en primavera, Rubén Darío) Canción de Otoño en Primavera Juventud, divino tesoro, ¡ya te vas para no volver! Cuando quiero llorar, no lloro... y a veces lloro sin querer... Plural ha sido la celeste historia de mi corazón. Era una dulce niña, en este mundo de duelo y de aflicción.

(Rubén Darío, Cantos de vida y esperanza, 1905)

DECIMOCUARTO VERSO: Me voy de aquí, no quiero más oírme; (En horas de insomnio Miguel de Unamuno) En hora de insomnio Me voy de aquí, no quiero más oírme; de mi voz toda voz suéname a eco, ya falta así de confesor, si peco se me escapa el poder arrepentirme. No hallo fuera de mí en que me afirme nada de humano y me resulto hueco; si esta cárcel por otra al fin no trueco en mi vacío acabaré de hundirme.

(Miguel de Unamuno) 10


DECIMOQUINTO VERSO: ¡Pues tal mi vida es y tal ha sido y será! (Amado Nervo - Mi secreto) Mi secreto ¿Mi secreto? ¡Es tan triste! Estoy perdido de amores por un ser desaparecido, por un alma liberta, que diez años fue mía, y que se ha ido... ¿Mi secreto? Te lo diré al oído: ¡Estoy enamorado de una muerta! ¿Comprendes -tú que buscas los visibles transportes, las reales, las tangibles caricias de la hembra, que se plasma a todos tus deseos invenciblesese imposible de los imposibles de adorar a un fantasma? ¡Pues tal mi vida es y tal ha sido y será! Si por mí sólo ha latido su noble corazón, hoy mudo y yerto, ¿he de mostrarme desagradecido y olvidarla, no más porque ha partido y dejarla, no más porque se ha muerto? (Amado Nervo La Amada inmóvil1912)

11


12


POEMAS DE DONDE HEMOS ESCOGIDO LOS VERSOS

13


PRIMER VERSO: Floreció, con la lluvia, en los jardines (La noche pura-Leopoldo Lugones) La noche pura Floreció, con la lluvia, en los jardines, El cándido jazmín de primavera. La noche, la cual profunda enredadera, Cuaja también la luz claros jazmines…

(Leopoldo Lugones)

SEGUNDO VERSO: Su faz blanca, como un lirio de la selva (Las hadas-Ricardo Jaimes Freyres) Las hadas Con sus rubias cabelleras luminosas, en la sombra se aproximan. Son las Hadas. A su paso los abetos de la selva, como ofrenda tienden las crujientes ramas. Con sus rubias cabelleras luminosas se acercan las Hadas. Bajo un árbol, en la orilla del pantano, yace el cuerpo de la virgen. Su faz blanca, su faz blanca, como un lirio de la selva; dormida en sus labios la postrer plegaria.

(Ricardo Jaimes Freyre) TERCER VERSO: de verdes ojos claros y piel sedosa y rubia (Los camellos-Guillermo Valencia) Los camellos Dos lánguidos camellos, de elásticas cervices, de verdes ojos claros y piel sedosa y rubia, los cuellos recogidos, hinchadas las narices, a grandes pasos miden un arenal de Nubia. Alzaron la cabeza para orientarse, y luego el soñoliento avance de sus vellosas piernas -bajo el rojizo dombo de aquel cenit de fuegopararon silenciosos, al pie de las cisternas...

(Guillermo Valencia)

CUARTO VERSO: ¡Cuales piernas! Dos columnas de capricho, bien labradas. (La gigantaSalvador Diaz Mirón).

14


¡Cuales piernas! Dos columnas de capricho, bien labradas, que de púas amarillas resplandecen espinosas, en un pérfido que finge la vergüenza de las rosas, por estar desnudo a trechos ante lúbricas miradas,

(Salvador Diaz Mirón, poesías, 1900)

QUINTO VERSO: no existe otra más hermosa (Lied de la boca florida-Leopoldo Lugones) Lied de la boca florida Al ofrecerte una rosa el jardinero prolijo, orgulloso de ella, dijo: no existe otra más hermosa. A pesar de su color, su belleza y su fragancia, respondí con arrogancia: yo conozco una mejor.

(Leopoldo Lugones) SEXTO VERSO: Apetezco su plácido cariño (Las noches del hogar-José Asunción Silva) Las noches del hogar Amo las dichas del hogar sencillo Apetezco su plácido cariño Yo quiero que descanse en mis rodillas La rubia cabecita de algún niño.

(José Asunción Silva)

SÉPTIMO VERSO: Los besos largos, las risas claras (Al amor de la lumbre-Carlos Pezoa) Es una dicha que causa pena... La broma alegre, la charla amena y allá en el piano, la, si, do, re... Los besos largos, las risas claras y el tintineo de las cucharas sobre las blancas tazas de té. Unos comentan el cuento charro; éste que piensa fuma el cigarro mirando el humo subir, subir. Hace proyectos mientras bosteza y ve en las brumas de su pereza las alegrías que han de venir.

(Carlos Pezoa) OCTAVO VERSO: en su boca, una fruta perfumada y bermeja (La musa-Delmira Agustini) Yo la quiero cambiante, misteriosa y compleja; con dos ojos de abismo que se vuelvan fanales;

15


en su boca, una fruta perfumada y bermeja que destile más miel que los rubios panales. A veces nos asalte un aguijón de abeja: úna raptos feroces a gestos imperiales y sorprenda en tu risa el dolor de una queja; ¡En sus manos asombren caricias y puñales! Y que vibre, y desmaye, y llore, y ruja, y cante, y sea águila, tigre, paloma en un instante, que el Universo quepa en sus ansias divinas. Tenga una voz que hiele, que suspenda, que inflame, y una frente que, erguida, su corona reclame ¡de rosas, de diamantes, de estrellas o de espinas!

(Delmira Agustini,Los calices vacios, 1913) Noveno verso: para mi amarga vida fatigada... (Ocaso-Manuel Machado) Ocaso Para mi pobre cuerpo dolorido, para mi triste alma lacerada, para mi yerto corazón herido, para mi amarga vida fatigada… ¡el mar amado, el mar apetecido, el mar, el mar y no pensar en nada!…

(Manuel Machado, Ars Moriendo, 1921) DÉCIMO VERSO: en su puro y jovial seno de aurora.(José Martí-Flor de Hielo) Flor de Hielo La generosa, la clemente amiga Que el muro rompe al alma prisionera Y le abre el claro cielo fortunado: No es la dulce, la plácida, la pía Redentora de tristes, que del cuerpo, Como de huerto abandonado, toma El alma adolorida, y en más alto Jardín la deja, donde blanda luna Perpetuamente brilla, y crecen sólo En vástagos en flor blancos rosales No la esposa evocada; no la eterna Madre invisible, que los anchos brazos, Sentada en todo el ámbito solemne, Abre a sus hijos, que la vida agosta, Y a reposar y a reparar sus bríos Para el fragor y la batalla nueva Sus cabezas igníferas reclina En su puro y jovial seno de aurora.

(José Martí, Ismaelillo, 1982)

UNDÉCIMO VERSO: Al amor de sus ojos radiantes (Juan R Jiménez-Estoy triste, y mis ojos no lloran) 16


Estoy triste, y mis ojos no lloran Soñaré con mi infancia: es la hora de los niños dormidos; mi madre me mecía en su tibio regazo, al amor de sus ojos radiantes; y al vibrar la amorosa campana de la ermita perdida en el valle, se entreabrían mis ojos rendidos al misterio sin luz de la tarde…

(Juan Ramón Jiménez) DÉCIMO SEGUNDO VERSO: y la boca imprecisa, luciferina y roja (Ernesto Noboa-Retrato

antiguo) Tienes el aire altivo, misterioso y doliente de aquellas nobles damas que retrató Pantoja: y los cabellos oscuros, la mirada indolente, y la boca imprecisa, luciferina y roja.

(Ernesto Noboa, Romanza de las Horas, 1922) DÉCIMO TERCERO: Pues a su continua ternura (Rubén Darío-Canción de otoño en primavera) Canción de otoño en primavera Pues a su continua ternura una pasión violenta unía. En un peplo de gasa pura una bacante se envolvía... En sus brazos tomó mi ensueño y lo arrulló como a un bebé... Y te mató, triste y pequeño, falto de luz, falto de fe... Juventud, divino tesoro, ¡te fuiste para no volver!

(Rubén Darío, cantos de vida y esperanza, 1905) DÉCIMO CUARTO VERSO: se hace camino al andar (Antonio Machado-No hay camino) No hay camino Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar.

(Antonio Machado, Proverbios y cantares, 1917) DÉCIMO QUINTO VERSO: en mitad del camino de la vida (La canción del camino-José Santos Chocano) 17


- Todos llegan de noche, todos se van de día… Y, formándole dúo, otra voz femenina completó así la endecha con ternura infinita: - El amor es tan sólo una posada en mitad del camino de la vida. Y las dos voces, luego, a la vez repitieron con amargura rítmica: - Todos llegan de noche, y todos se van de día… Entonces, yo bajé de mi caballo y me acosté en la orilla de una charca. Y fijo en ese canto que venía a través del misterio de la selva, fui cerrando los ojos al sueño y la fatiga.

(José Santos Chocano, Obras completas, 1955)

18


Corrección natalia acabada (1)