Page 8

sistema ha invadido el conocimiento. Actualmente ningún objeto o producto llega a nuestras manos sin haber pasado antes por un cuidadoso proceso de diseño y fabricación, todo un sistema de planeación y desarrollo basado en complejos esquemas de mercadotecnia y apoyado en el amplio desarrollo de la tecnología, esto, en teoría debería generar objetos mucho más funcionales, útiles y benéficos para la sociedad porque las herramientas con las que se elabora cada vez son más sofisticadas. Pero ¿Realmente lo está haciendo? Los diseñadores gráficos formamos parte de esa cadena de producción y de difusión de dichos objetos, somos tal vez ese último eslabón que genera que un cliente active su compra, o no, entonces cuidemos el disparo y seamos responsables de nuestro trabajo y las verdaderas repercusiones que éste pudiera tener. Definitivamente la publicidad es uno de los problemas contemporáneos que habita cómodamente entre nosotros sin que seamos realmente críticos frente a ella y en el caso específico del diseño gráfico, sin que busquemos otros caminos posibles para desarrollar nuestro trabajo, más que el mercado, la cultura, la educación, la información, la comunicación de la sociedad con ella misma y sus problemas, son elementos que nos pueden regresar ese poco o mucho de humanidad que hemos perdido. Para generar un diseño responsable resulta fundamental regresar a la semilla, iniciar desde un proceso de educación distinto. Un proceso que ponga al alcance de los estudiantes toda una variedad de herramientas e información que puedan germinar un panorama más amplio en cuanto a las posibilidades reales del Diseño Gráfico, la

8

Manual gráfico de diseño cultural y social  

Es una recopilación de diseños realizados para la difusión de la cultura en sus distintas expresiones y en apoyo a diversos movimientos soci...