Page 13

HAGAMOS DE LA

CULTURA UN INCENDIO

A

l entrar a un supermecado, todos los objetos se encuentran perversamente acomodados en los estantes que se apilan como grandes muros de metal, todo se encuentra cuidadosamente articulado para llenar nuestro carrito de compras al primer descuido. Eso, en el interior de un supermecado, es aceptable, tal vez incluso necesario. El problema empieza en donde el supermecado termina. En donde la mercancía escapa de los estantes como una bestia de colores y ocupa los mismos espacios que el ser humano, incluso aquellos en los que varias personas preferirían estar solas. Las imágenes de mujeres semidesnudas, de hombres musculosos, de artículos de lujo, de familias modelo, se han convertido en la epidemia visual más grande de las zonas urbanas y también de las rurales. Nos hemos acostumbrado a ser invadidos por una bomba permanente de imágenes que se superponen frente nosotros como una manifestación de lo inútil.

13

Manual gráfico de diseño cultural y social  

Es una recopilación de diseños realizados para la difusión de la cultura en sus distintas expresiones y en apoyo a diversos movimientos soci...