Issuu on Google+

|| mundopágina23decrónica ||

SÁBADO, 13 AGOSTO 2011

CONVULSIONES

✒ En contraste con los disturbios en Inglaterra, en el viejo continente se están

gestando movimientos que auguran una configuración política renovadora.

AP

La Europa insurrecta se debate entre la violencia y un mundo mejor

REVUELTA. Un encapuchado se enfrenta a los granaderos británicos en una calle del barrio de Tottenham en Londres.

E

l fantasma de la indignación y la rabia está recorriendo Europa estos tres últimos años, donde los conflictos sociales están surgiendo a raíz de una crisis galopante, que está provocando el desmantelamiento de la sociedad de bienestar. Europa está sumergida entre disturbios y paros generales, pero también con movimientos democráticos e imaginativos que creen que otro mundo mejor también es posible. PIONEROS: ISLANDIA Y EGIPTO Islandia representa para los europeos que el desafió al poder económico mundial es posible. Esta pequeña isla de 320 mil habitantes entró en bancarrota en octubre del 2008, y con ello cada ciudadano debía aportar 60 mil euros para pagar a los especuladores. Mediante referéndum, los islandeses rechazaron por amplia mayoría el pago de la deuda, giraron órdenes de captura por la Interpol a los presidentes de las entidades financieras y los encarcelaron. Actualmente, están reformando la Constitución mediante un “consejo de justos”, elegido entre 522 candidaturas populares. A esta lección islandesa de democracia participativa, Egipto aportó el espíritu combativo. La ocupación de la plaza de Tahrir en El Cairo, a raíz de la

revolución del 25 de enero, ha supuesto el catalizador definitivo de las revueltas árabes, tal y como afirma el sociólogo Sami Naïr. Egipto demostró que perder el miedo delante del dictador octogenario Hosni Mubarak, es decir visibilizar la protesta, es el primer paso fundamental de una verdadera democracia.

LA RABIA: INGLATERRA

cios, ya que actualmente hay 300 al día en España, donde los “indignados” se personan cuando va ver el desalojo de algún departamento, y mediante la resistencia pacífica intentan detenerlo.

INSPIRACIÓN: EL 15-M ESPAÑOL De la suma de los ejemplos egipcios e islandeses eclosiona el movimiento 15 de mayo en España. Con cinco millones de desempleados y un bipartidismo que ha agotado la vida política española, los “indignados” tomaron el ejemplo de Tahrir y ocuparon las plazas públicas. El objetivo: dialogar, crear asambleas en plena calle y participar en la democracia, tal y como habían demostrado los islandeses. Las primeras semanas de acampadas en España derivó en 700 concentraciones en todo el mundo, mostrando solidaridad con las protestas. Según el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, que participó el pasado julio en una de asambleas de los “indignados” en Madrid, al 15M le falta liderazgo, pero la transversalidad y a la vez la heterogenia de ciudadanos implicados, llena de energía y resulta un movimiento inspirador. Una de estas ideas derivó en el movimiento contra los desahu-

EFE

[ FRAN RICHART ]

Un niño en las protestas del 15-M en Madrid.

En un reciente artículo del escritor británico afincado en España, John Carlin, afirma que la movilización emprendida por el 15-M respecto a los disturbios incontrolados que han azotado Inglaterra, ha demostrado que los españoles son más “civilizados”. Hay varios factores que diferencian sendas sociedades. El autor inglés Gavin Knight, señala que en los barrios pobres del Reino Unido la expectativa de vida es de 63 años, 14 menos que en la de los barrios ricos. Vivir en un gueto inglés iguala la esperanza de vida de un ciudadano iraquí o palestino. En la ciudad escocesa de Glasgow esta diferencia sea da hasta en 22 años, donde los trabajadores mueren en un promedio de los 54 años. El desempleo, alcoholismo, las altas tasas de drogadicción entre la juventud, y el factor racial han explotado mediante la violencia y el pillaje, mostrando la otra cara de esa Inglaterra donde prospera la clase media. A todos estos factores se suma el detonante: la impunidad policial. Según publicó la semana pasada el diario inglés “The Guardian”, desde 1998 han muerto 333 personas en las comisarías inglesas, sin un solo agente procesado. Ante esta tesitura, las palabras del predicador Martin Luther King adquieren aún más fuerza: “Los disturbios son el lenguaje de los inauditos”.


Europa Insurrecta