Page 38

E

Victor Jesús Hernández Salinas

n los últimos años se ha hecho común escuchar términos como “Web 3.0” o “Web Semántica” como el futuro inmediato de Internet, así como diversas explicaciones de qué es y cómo funciona, o de los modelos tecnológicos involucrados como Linked Data, Big Data, RDF o las ontologías; pero muy poco se ha dicho sobre lo que debemos hacer para cambiar los modelos de desarrollo, trabajo y negocio que tenemos actualmente y adaptarlos a los paradigmas que contemplen a la semántica como parte del plano de trabajo diario en la Web y sobre todo, el por qué habríamos de hacerlo. A riesgo de ser reiterativo, y sólo para aquellos que aún no estén familiarizados con el término, hagamos un rápido repaso de lo que se dice sobre la Web Semántica. Se denomina Web Semántica a los sistemas de Internet que manejan y exponen abiertamente información con un grupo de propiedades, tales que permiten agrupar en clases y categorías a cada elemento de información contenida en ellos, así como una descripción de las interrelaciones entre esas propiedades y clases, y por supuesto las condiciones para poder consultar y utilizar dicha información, ya no como coincidencias de texto, sino como consultas por conceptos, tal y como haríamos al preguntar entre personas, sólo que esta vez la idea es que quienes puedan leer, analizar, entender y compartir sean las máquinas y con ello ayuden a los humanos a realizar mejor sus labores. Esto es casi como lograr tener a una “Siri” que sea realmente capaz de “dialogar” con nosotros de manera eficaz como lo haríamos con otra persona, y no sólo mediante respuestas pre-programadas, inteligentes y efectivas pero previamente definidas al fin. Recordemos que los idiomas tienen reglas diversas que permiten que podamos estructurar y transmitir adecuadamente esos conceptos mediante mensajes y conversaciones, por lo que de igual manera se debe desarrollar un lenguaje que sea compartido entre todos los sistemas que utilicen los modelos semánticos, de forma que podamos definir las reglas genéricas para establecer adecuadamente esa comunicación. Sin mencionar la complejidad de los modelos de pensamiento. Pero esto último implica entrar en el terreno de la Inteligencia Artificial, y aquí acotemos que el modelo se basa más en la posibilidad de inferir información a partir de otra, que sea realizada de manera

36

automática por un sistema digital mediante información abierta y compartible. Por lo que la Inteligencia Artificial pertenece (al menos por ahora) a un campo distinto, aunque quizás ya no tan alejado en algunos aspectos. La Web 3.0 es un modelo propuesto por la W3C (World Wide Web Consortium) desde el año 2001, que ha sido objeto de debate en los círculos de investigadores y académicos, a pesar de tener varios modelos tecnológicos que se han desarrollado para ir construyendo poco a poco cada uno de los requisitos para concretar una Web Semántica real y tangible, en el plano público apenas comienza a hacerse presente y no siempre de forma explícita. Es por tanto considerada por muchos como la oportunidad de abrir nuevas líneas de mercado y para otros una tecnología que no ha logrado “cuajar” y que ya no lo hará. La Web Semántica no es una panacea en el sentido que cambie los paradigmas establecidos, sino que los ampliará a nuevos límites, y quizás no la veamos consolidada con el modelo inicial exacto con que se anunció, sino como una tecnología diferente pero que surgirá definitivamente de los preceptos de la Web3 (como ha ocurrido con modelos como Open Graph de Facebook, o Google Schemas, que aunque no se declaran así mismos como líneas semánticas, sin duda utilizan modelos que se basan en los preceptos presentados por la W3C).

La imaginación es el límite

Pensemos por un momento qué pasaría si aprovechando la movilidad y aplicaciones que tenemos en nuestros dispositivos, éstos comenzaran de repente a compartir de manera abierta toda la información (o al menos la que no protejamos conscientemente) que recaban durante todas y cada una de las actividades diarias que realizamos apoyándonos de ellos, y que en tiempo real esa información pueda ser cruzada con distintas instituciones, comercios, personas y nos permitan en cualquier momento recibir avisos de distintas clases, pero todos adecuados a nuestros intereses, gustos, tendencias de consumo, trabajo, información o diversión; o al momento de estar realizando cualquier trámite personal, comercial u oficial, saber si es necesario realizar alguna otra gestión en otros lados, qué requisitos se deben cumplir, si hubiera que hacer algún pago, y que en realidad pudiéramos hacerlos todos desde el auto o domicilio, que sean las mismas aplicaciones las que nos informen de ello y realizarlo de forma simple,

developnetwork julio 2016  
developnetwork julio 2016  

Elección de Soluciones de Software Héroe y Villano

Advertisement