Issuu on Google+

El Sistema Político Español está basado en una Monarquía Hereditaria Constitucional. Para el pueblo español la Monarquía es garantía institucional y democrática

SISTEMA POLITICO DEL ESTADO ESPAÑOL

1.- LA CORONA 2.- LAS CORTES GENERALES: CONGRESO Y SENADO PODER LEGISLATIVO

3.- EL GOBIERNO: PODER EJECUTIVO

4.- EL PODER JUDICIAL


1) La Corona El sistema político de España está basado en una monarquía hereditaria constitucional. El Rey Don Juan Carlos es el Jefe del Estado y la Casa Real y también ocupa el cargo de Comandante en Jefe de la Fuerzas Armadas. La Corona representa la Unidad del Estado y es representativa fuera de España.

2) El Poder Legislativo: Las Cortes Generales El Poder Legislativo (desde 1977 Parlamento Bicameral) está constituido por el Congreso de Diputados, y corresponde a las CORTES GENERALES. Las Cortes Generales están formadas por dos cámaras: el Congreso y el Senado. Las Cortes representan al pueblo español, que es quien las elige. Funciones de las Cortes Generales Como Poder Legislativo, la función principal de las Cortes es elaborar las Leyes. La elaboración de las Leyes pasa por las dos cámaras. Otras funciones de las Cortes son aprobar los presupuestos del Estado y controlar la acción del Gobierno. 2.1) El Congreso de los Diputados El Congreso de los Diputados o Cámara Baja tiene un total de 350 Diputados. No obstante, la Constitución establece que debe tener un mínimo de 300 y un máximo de 400 Diputados. Los Diputados son elegidos mediante sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. Los Diputados se eligen por un periodo de cuatro años, en listas cerradas. Las elecciones son por provincias y en cada una los ciudadanos eligen a los Diputados de esa provincia.


2.2) El Senado El Senado o Cámara Alta se configura como la Cámara de representación territorial. Los Senadores son elegidos mediante sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. Los

miembros

del

Senado

se

eligen

cada

cuatro

años,

por

listas

abiertas.

En cada provincia se eligen cuatro Senadores, además cada Comunidad Autónoma suma un Senador más por cada millón de habitantes residentes en esa Comunidad Autónoma.

3) El Poder Ejecutivo. 3.1) El Gobierno El Gobierno se compone obligatoriamente de: — Presidente del Gobierno. Ha de ser un Diputado del Congreso.(Desde el 17 de abril de 2004, el cargo lo ocupa JOSE LUIS RODRIGUEZ ZAPATERO) — Ministros. No es necesario que sean Diputados.


También pueden nombrarse: —Vicepresidentes. — Secretarios de Estado. Funciones del Gobierno Las funciones del Gobierno son: — Dirigir la política interior y exterior. — Dirigir la Administración. — Ejercer la función ejecutiva y la potestad reglamentaria. Proceso de elección del Gobierno Cuando se renueva el Congreso de los Diputados, el Rey debe proponer un candidato a Presidente de Gobierno. Antes habrá consultado a los representantes de los grupos parlamentarios. Una vez elegido el presidente, el Rey nombrará a los ministros a propuesta del Presidente

4) El Poder Judicial La Justicia emana del pueblo y se administra en nombre del Rey. Es administrada por jueces y magistrados, que tienen las siguientes características, según la Constitución: — Independencia. — Inamovilidad. — Responsabilidad. — Sometimiento a la Ley. El Poder Judicial corresponde exclusivamente a los Juzgados y Tribunales, siempre según las Leyes. Los jueces y magistrados son independientes. No tienen ninguna vinculación con ninguno de los otros dos poderes. Además no pueden desempeñar ningún otro cargo público, ni pertenecer a partidos políticos ni sindicatos. ORGANOS JUDICIALES 1. El Tribunal Supremo/Tribunal Superior de Justicia: Es el órgano jurisdiccional superior de España en todas las materias, excepto la constitucional. Está compuesto por un Presidente nombrado por el Rey a propuesta del Consejo General del Poder Judicial, y por los magistrados que le correspondan.


Tiene cinco salas: la Primera, de lo Civil; la Segunda, de lo Penal; la Tercera, de lo Contencioso-Administrativo; la Cuarta, de lo Social; y la Quinta, de lo Militar.

2. El Consejo General del Poder Judicial: Es el órgano superior de gobierno de los jueces. Sus competencias son de tipo general. Está presidido por el Presidente del Tribunal Supremo. También forman parte de él 20 miembros nombrados por el Rey por un periodo de 5 años. Los acuerdos se adoptan por mayoría simple. 3. El Ministerio Fiscal : No forma parte del Poder Judicial, sino que es un importante colaborador. Su función es promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público. También vela por la independencia de los Tribunales.


Estructura judicial en Espa帽a Est谩 configurada a partir del Tribunal Supremo: 1. Audiencia Nacional. 2. Juzgados Centrales de Instrucci贸n y de lo Penal. 3. Tribunales Superiores de Justicia. 4. Audiencias Provinciales. 5. Juzgados de Primera Instancia e Instrucci贸n. 6. Juzgados de lo Penal. 7. Juzgados de lo Contencioso-Administrativo. 8. Juzgados de lo social. 9. Juzgados de Vigilancia Penitenciaria. 10. Juzgados de Menores. 11. Juzgados de Paz.

Sala de lo Penal Tribunal Superior de Justicia


EL ESTATUTO DE AUTONOMIA es la norma básica de la Comunidad Autónoma. En cierto sentido, el Estatuto de Autonomía es a la Comunidad Autónoma lo que la Constitución al Estado. Pero la Comunidad Autónoma es parte del Estado. Por eso el Estatuto de Autonomía debe respetar y seguir los principios de la Constitución española.


1.-Parlamentos Autonómicos El Parlamento Autonómico está formado por los representantes elegidos en las elecciones autonómicas que tienen lugar para la mayoría de las comunidades autónomas en mayo de cada cuatro años. Como órgano legislativo autónomo elabora leyes autonómicas. En caso de que afecten a otras Comunidades Autónomas o al Estado, éstas se pueden tramitar de una forma directa, en las Cortes Generales como proposición de ley.

Legislativos autonómicos de España Bandera Comunidad

Nombre del legislativo

Sede

Andalucía

Parlamento de Andalucía

Sevilla

Composición 109 diputados

Aragón

Cortes de Aragón

Zaragoza

67 diputados

Principado de Asturias Baleares

Oviedo

45 diputados

Canarias

Junta General del Principado de Asturias Parlamento de las Islas Baleares Parlamento de Canarias

Cantabria Castilla-La Mancha Castilla y León Cataluña

Palma de Mallorca 59 diputados 60 diputados

Parlamento de Cantabria

Santa Cruz de Tenerife Santander

Cortes de Castilla-La Mancha

Toledo

47 diputados

Cortes de Castilla y León

Valladolid

83 diputados

Parlamento de Cataluña

Barcelona

135 diputados

Comunidad Cortes Valencianas Valenciana Extremadura Asamblea de Extremadura

Valencia

99 diputados

Mérida

65 diputados

Galicia

Parlamento de Galicia

75 diputados

La Rioja

Parlamento de La Rioja

Santiago de Compostela Logroño

Madrid

Asamblea de Madrid

Madrid

120 diputados

Murcia

Asamblea Regional de Murcia Cartagena

45 diputados

Navarra

Parlamento de Navarra

Pamplona

50 diputados

País Vasco

Parlamento Vasco

Vitoria

75 diputados

39 diputados

33 diputados

También tienen como función controlar al consejo de gobierno de cada comunidad, procediendo a elegir al presidente de cada comunidad Autónoma tras cada elección.

Poseen también funciones económicas y presupuestarias, aprobando anualmente la ley de presupuestos de cada comunidad y son los órganos competentes para nombrar los senadores en representación de cada comunidad autónoma y otros altos órganos propios de las mismas.


2.- Administración Local LA PROVINCIA La Provincia es una Entidad local con personalidad jurídica propia. Está formada por la agrupación de Municipios. Esta división territorial está pensada para el mejor cumplimiento de las actividades del Estado. Cualquier alteración de los límites de una provincia, debe ser aprobada por las Cortes Generales mediante Ley Orgánica. El gobierno y la administración autónoma de las Provincias están encomendados a Diputaciones u otras Corporaciones de carácter representativo. AGRUPACIONES DE MUNICIPIOS Independientemente de la Provincia, la Constitución establece que se podrán crear otras Agrupaciones de Municipios. Algunas otras agrupaciones de Municipios existentes son: — Las Comarcas. — Las Áreas Metropolitanas. — Las Mancomunidades de Municipios. LOS MUNICIPIOS En la actualidad, de acuerdo con el mandato de la Constitución española y la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local de 1985, los Municipios son las Entidades locales básicas de la organización territorial del Estado. La Constitución garantiza la autonomía de los Municipios. Éstos gozarán de personalidad jurídica propia. Un Municipio está definido por tres elementos: — Un territorio. — Una población. — Una organización de gobierno, que se concreta en el Ayuntamiento. Los Ayuntamientos son los órganos de gobierno y administración de los Municipios, con carácter de Corporaciones de derecho público. Están integrados por Alcaldes y Concejales. Los Concejales son elegidos por los vecinos del municipio mediante sufragio universal, libre, directo y secreto.


El Alcalde es elegido por los Concejales o por los vecinos. Pueden ser candidatos todos los Concejales que encabecen listas electorales. Generalmente, el ayuntamiento es el órgano administrativo menor y más cercano al ciudadano, aunque los municipios grandes suelen subdividirse administrativamente en barrios, distritos, delegaciones, sindicaturas o pedanías (estas últimas de carácter más rural). PEDANÍAS Es una entidad local menor dependiente de un municipio que puede gozar o no de mayor o menor autonomía con respecto de este. •

La entidad habrá de contar con un órgano unipersonal ejecutivo de elección directa (alcalde pedáneo).

Asimismo deberá contar con órgano colegiado de control. La designación de los miembros del órgano colegiado de la Pedanía se hará de conformidad con los resultados de las elecciones para el Ayuntamiento en la Sección o Secciones constitutivas de la circunscripción para la elección del órgano unipersonal. No obstante, podrá establecerse el régimen de concejo abierto.

Los acuerdos sobre disposición de bienes, operaciones de crédito y expropiación forzosa deberán ser ratificados por el Ayuntamiento.

Además, suelen ser de carácter rural. La división en pedanías es característica, por ejemplo, de las provincias de Asturias y León y de Galicia (parroquias) o de la Región de Murcia.


CRITICA CONSIDERACIONES ACERCA DEL SISTEMA POLÍTICO DEL ESTADO ESPAÑOL. El sistema político del Estado Español está contenido en su Constitución. Una constitución es la norma jurídica fundamental de un Estado porque es la que regula los principios de organización y funcionamiento general de esa comunidad política. Al igual que cualquier constitución democrática la Constitución Española se encuentra colocada en la cúspide de todo el ordenamiento jurídico del Estado. Es la ley más importante y prioritaria del sistema jurídico, cualquier otra norma que no se ajuste a su contenido será declarada inconstitucional y anulada. Esta supremacía está reforzada por las condiciones que intervinieron en su elaboración y aprobación. Es fruto del consenso entre las fuerzas políticas representativas en la época en que se elaboró. Fue sometida a la aprobación global, simultánea y separada del Congreso y del Senado el 31 de octubre de 1978. Pero además fue sometida al refrendo popular mediante referéndum el 6 de diciembre del mismo año, siendo aprobada con casi el 88 por ciento de los votos emitidos. Todo este proceso la ha convertido en una constitución fuerte y ampliamente interiorizada por los españoles. A pesar de que desde el punto de vista de cualquier ideología política puede tener muchos defectos, ello es debido a la forma en que fue elaborada. Como ya se ha indicado fue fruto del consenso entre diversos partidos políticos, cada uno defensor de una ideología en gran parte contrapuesta a la de los demás. Por ello hubo que llegar a un texto que pudiese ser asumido por las diversas fuerzas políticas que tuvieron que ceder en sus posiciones a favor de una constitución que sirviese a todos. De ahí deriva su fuerza, de que se trata de un texto que no es la imposición de ninguna ideología sobre las otras, y que por lo tanto vale para todos. En definitiva sus propios defectos se convierten en su fortaleza. La Constitución Española tiene dos partes bien diferenciadas: una parte dogmática y otra orgánica. La parte dogmática contiene los grandes principios políticos y democráticos que informan el sistema democrático español. La parte orgánica se encarga de definir la organización del Estado. En la parte dogmática se encuentra la definición de España como un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su Ordenamiento Jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político. Además en ella se encuentran definidos los derechos fundamentales de los españoles. En la parte orgánica se encuentra la organización del Estado, definiendo las grandes Instituciones del mismo: la Corona; las Cortes Generales; el Gobierno y la Administración; el Poder Judicial; la organización territorial del Estado y el Tribunal Constitucional. En la regulación de cualquiera de estas Instituciones se pueden encontrar aspectos merecedores de crítica, pero también, y en la misma media, de alabanza.


Por ejemplo, el Instituto de la Corona, puede pensarse que en una constitución moderna y democrática, el mantenimiento de la Monarquía es algo anacrónico y obsoleto. No parece muy democrático que una persona se erija en Jefe del Estado sin someterse previamente a un proceso electoral para que el pueblo decida si lo quiere como tal o no. No obstante, la evolución moderna de la Monarquía, abandonando formas antiguas como el absolutismo o la monarquía constitucional, y adoptando la forma de la monarquía parlamentaria, hace que en nuestro país Monarquía y Democracia no sean términos opuestos. Esto es debido al abandono total del principio monárquico, según el cual corresponde al Monarca expresar la voluntad del Estado y ejercer los poderes públicos. Otro aspecto criticable en la Monarquía es su sistema hereditario claramente discriminatorio con la mujer, no obstante parece existir un consenso general a favor de modificar la Constitución en este aspecto. También se pueden hacer críticas acerca de otros aspectos del sistema democrático español, como por ejemplo su organización en Comunidades Autónomas, su sistema electoral, su forma de elección de Presidente del Gobierno, su organización judicial. Pero cualquiera de estas críticas realmente proceden de posturas ideológicas determinadas de tal forma que cualquiera de estos aspectos será criticado de forma diferente desde diferentes posturas políticas. En definitiva, lo que hace fuerte al sistema democrático español es precisamente el que no se ajuste a ninguna opción política determinada, lo que hace que sirva para todo el mundo y en última instancia a todos los españoles, que es lo que importa.


SISTEMA POLITICO ESPAÑOL