Page 53

hacen necesarias las tareas de incentivar y recuperar para los jóvenes el espacio de la sala de cine de calidad y aún por fuera de los circuitos comerciales, de concientizarlos para reforzar la defensa de la producción cinematogr áfica propia como una cuesti ón casi de dignidad o soberanía nacional, tal y como lo han intentado pa íses con menos infraestructura logística técnica que el nuestro. Todas estas posibilidades nos mueven a aprovechar los espacios que abre la nueva legislación educativa y en particular lo relacionado con la educación artística, para configurar esta propuesta que debe entenderse como proyecto dinámico y con diversas variantes posibles para materializar las estrategias de trabajo, según la perspectiva en que se retomen aspectos y factores como los de tipo estético, histéricosociológico y los relacionados con los artificios narrativos propios del audiovisual, pasando por los de tipo técnico. En este contexto, nuestro optimismo en cuanto a los beneficios que debe aportar a los niños y jóvenes el acercarse a la problemática audiovisual no es infundado, pues nuestra experiencia nos muestra diversos logros cualitativos que ya empiezan a incidir en el panorama del sector del audiovisual. Para apuntar a estos objetivos se parte de la base de que la imagen en pantalla y en movimiento cautiva a niños y jóvenes y que ellos pueden decodificarla con más rapidez que los mayores. Por ello nuestra propuesta incluye 4 l íneas básicas de trabajo paralelas: 1.

Enriquecer la imaginación, la fantasía, la capacidad de evocación de los niños, a través de medios en los cuales puedan conjugar experiencias estéticas de índole plástica, musical, teatral, danc ística, ampliando su percepción del entorno natural, social y cultural para que lleguen a constituirse en seres libres con criterios para selección ante el universo audiovisual.

2.

Desmitificar tecnologías y procesos de elaboración de trabajos audiovisuales para acceder a la utilización de algunos dispositivos con propósitos expresivos y pedagógicos.

3.

Posibilitar la integración y el juego con los conceptos que se manejan en este campo a distintos niveles, según el momento evolutivo y el contexto cultural en el que se encuentren los estudiantes.

4.

Buscar una apreciación del universo televisivo, incluyendo la posibilidad de integrarlo en los procesos académicos de otras asignaturas, indagando además sus aspectos conceptuales e históricos41 .

EL CINE, LA TELEVISIÓN, LA MULTIMEDIAY IA EDUCACIÓN BÁSICA42 MANIFESTACIONES DEL CINE Puede afirmarse del cine, en un siglo de desarrollo, que es "como una especie de gran matriz arquetípica que contiene en potencia embriogenética todas las visiones del mundo", pero su visión, quiz ás análoga a la visión-madre de la humanidad, se ha apartado de la práctica y está comprendida en "la gran estética madre, la que cubre todos los espectáculos de la naturaleza y también todo el campo de lo imaginario, todos los sueños y todos los pensamientos" 43 . Esta visión que suscita el cine, en el sentido visionario del término, ha sido más importante que su definición como arte o como lenguaje (como ha sido catalogado), en la medida en que desde un punto de vista general lo que más lo caracteriza es haber desarrollado un buen número de artificios, de los cuales hacen parte las técnicas, las artes y los lenguajes. Tener presente esta concepción del cine permite apreciar que una película es el vehículo para el desarrollo de un arte y de un lenguaje espec ífico. Obviamente estos artificios han sido retomados por otras manifestaciones audiovisuales, pero algunas de ellas, en particular la televisión, no han logrado la dimensión espectacular del cine. Este produce un verdadero salto cualitativo en su papel comunicativo, al introducir un modo completamente nuevo de participación entre la obra y el espectador. Nuevo por ejemplo en relación con la interacción en vivo entre actores, director y público en una obra de teatro. LA PROYECCIÓN CINEMATOGRÁFICA En esta nueva dimensión comunicativa juega un papel determinante el ritual de la proyección cinematogr áfica44 , pues allí el rectángulo de la pantalla es percibido como "la apertura infinita del espacio" 45 . Rectángulo sobre el cual se refleja una imagen completa e inaccesible al espectador, por su tamaño y distancia y sin posibilidad de adaptarla a sus propias necesidades ni de calibrar intensidad luminosa, contraste, color, volumen sonoro, como sí ocurre con el receptor de televisión. Estas características entre otras, materializan "todas las visiones del mundo" y alimentan la impresión de realidad que ha caracterizado al cine. En este contexto el film, en cuanto espejo, puede provocar una identificación imaginaria que se materializa en varios niveles: l

Identificación cinematográfica primaria (planteada por Cristian Metz) a través de la cual el sujeto se identifica a sí mismo al mirar y establece nexos de diversa índole con su devenir personal.

l

Identificación secundaria que corresponde a la identificación con uno u otro personaje, en especial en la ficción cinematográfica con el drama, la aventura, la vivencia o la tragedia de ellos.

l

Identificación primordial del relato, que es com ún a las artes narrativas y que autores como Jacques Aumont han considerado como previa a la identificación secundaria mencionada 46 .

OTROS ASPECTOS QUE ENTRAN ENJUEGO EN LA PROYECCIÓN CINEMATOGRÁFICA

Artistica  
Artistica  
Advertisement