Issuu on Google+

INSTITUTO PEDAGOGICO DE ESTUDIOS DE POSGRADOS

DOCTORADO EN CIENCIAS DE LA EDUCACION

Tema de Investigaci贸n: La inteligencia emocional en los j贸venes del CBTa No. 113 de Yuriria, Gto.

AUTOR: Mar铆a Abarca Ch谩vez

Celaya, Gto. 2012


La Inteligencia Emocional en los jóvenes del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 113 de Yuriria, Gto.

Cuantas veces como personas adultas nos hemos encontrado platicando sobre nuestros ex compañeros de nuestra época de estudiantes…. “que paso con fulanito o zutanito, aquel que era malísimo para las matemáticas, o aquel que era muy distraído en las clases”, sin embargo en su carrera profesional logro destacar como un excelente diseñador o un empresario muy renombrado. Se puede decir que estas personas si bien

no tenían un máximo Coeficiente

Intelectual (CI) tal vez sabían cómo controlar muy bien sus emociones y gracias al buen desempeño en su Inteligencia emocional (IE) lograron desarrollar habilidades y destrezas que los llevaron al éxito profesional. Un estudio realizado en la universidad pública de Buenos Aires, sobre el papel de la Inteligencia Emocional como predictor de una satisfacción personal con la vida, mostro que los participantes con altos niveles de Inteligencia Emocional, muestran mayor satisfacción vital, así como mayores factores de protección personales, familiares y fuentes de resiliencia. Mostrando que la dimensión del bienestar psicológico de la inteligencia emocional resulto ser el mejor predictor tanto de satisfacción con la vida como de la escala de factores de protección personales. (Mikulic:169:2010)

Por lo anterior se podría deducir que tener una Inteligencia Cognitiva muy favorable, no siempre nos pronosticara éxito en la vida laboral así como bienestar y felicidad a lo largo de nuestra vida. Sin embargo el tener en equilibrio

nuestra

Inteligencia

Emocional,

nos

permitirá

interactuar

inteligentemente con el manejo de nuestras emociones en cualquiera de nuestros entornos contextuales cotidianos. En la presente Investigación se abordara el tema sobre el Control de la Inteligencia emocional de los jóvenes de bachillerato, considerándose desde la perspectiva del yo alumno, analizando los beneficios y repercusiones que se tienen sobre el desequilibrio de la misma dentro del ámbito educativo,


considerando importantes factores básicos dentro de un aula educativa como son el aprendizaje, interacciones y la influencia del docente. Por lo tanto, el motor principal de esta investigación es la de demostrar que el desequilibrio de la inteligencia emocional repercute en el aprovechamiento de los

alumnos,

por lo tanto se pretende indagar para conocer que hacen

nuestros alumnos por tener un autocontrol de sus propias emociones en determinadas situaciones,

e identificar las características propias en los

equilibrios y desequilibrios de la Inteligencia emocional en nuestros alumnos obteniendo como producto final un análisis del mas recomendable actuar de nosotros como docentes para apoyar favorablemente en el desarrollo de la Inteligencia Emocional de los alumnos. La investigación se Desarrollara dentro del contexto del Centro Bachillerato Tecnológico Agropecuario No. 113, de parangarico Mpio. De Yuriria, Gto. Con un grupo muestra de 30 estudiantes de la misma institución. El modelo educativo del plantel es Tecnológico Agropecuario por lo general los alumnos pertenecen al nivel socioeconómico bajo-medio y provienen de la zona urbana y rural. La escuela cuenta con 24 aulas, 2 talleres de industrias agropecuarias, 1 taller apícola, 3 salas de computo, 1 biblioteca, 1 cafetería, 2 laboratorios y baños para mujeres y hombres respectivamente. Por otro lado, estudios recientes muestran una tendencia mundial actual en que las nuevas generaciones de ahora tienden a tener más problemas emocionales que las generaciones anteriores, siendo estos cada vez más propensos a ser solitarios, impulsivos, indisciplinados, agresivos, propensos a preocuparse y deprimirse más, y por consiguiente la perturbación emocional constante puede crear carencias en las capacidades intelectuales, afectando la capacidad de aprender. (Goleman,2011,15- 18). Así mismo (Fandiño Parra, 2011,vol 2), hace un recuento histórico sobre lo juvenil donde remarca que la actual juventud es nombrada como nativos digitales por las repercusiones de la TIC`s en la manera de ser, sentir y expresar de los jóvenes de hoy, llevándolos en determinado momento a crearles problemas emocionales.


Así pues se avizora la necesidad de proporcionar a los jóvenes una educación integral tanto en lo cognitivo como en lo emocional, para enfrentar los retos y necesidades de su mundo cotidiano. Como se sabe, dentro del aula educativa surgen varias interferencias entre el alumno y la obtención del conocimiento, una muy importante y muy vista de manera personal es el desequilibrio de la inteligencia emocional repercutiendo muchas de las veces en el aprovechamiento académico de los jóvenes. Cuando traen problemas de tipo personal, familiar, etc. se observa que no hay concentración en sus clases, son impulsivos y sus interacciones por lo regular son agresivas con sus compañeros, por lo tanto se deduce que les es difícil tener el control de sus emociones, muchas veces no pueden manejarlas incluso llegan a desmotivarse para seguir adelante con sus estudios. De esta manera, se observa una problemática de un desconocimiento y manejo de su inteligencia emocional. En el sentido en que entendemos como Inteligencia Emocional “La ejercitación de la parte del ser que emite sentimientos y que anima nuestras facultades más preciadas, así como la capacidad para aprender y crear” cuanto más avanzan los estudios se constata el papel esencial de los sentimientos en el pensamiento. (Calero:2009: 130-131) Así mismo, muchas veces los docentes no estamos lo suficientemente capacitados para ayudar a los alumnos en estas situaciones y se puede dar que agravemos el equilibrio emocional del joven, de tal manera que se considera necesario reflexionar y analizar cómo identificar, manejar y apoyar en el desarrollo de la Inteligencia emocional de los estudiantes. Como vemos surge eminentemente una necesidad relevante de profundizar en el desarrollo y la estabilidad de la Inteligencia emocional del alumno, darle la misma prioridad que le damos al desarrollo intelectual de los jóvenes para que de esta manera estén recibiendo una educación integral.


Este concepto (IE) apareció por primera vez desarrollado en 1990 en un artículo publicado por Peter Salovey y John Mayer donde definen el término como, “la capacidad de controlar y regular las emociones de uno mismo para resolver los problemas de manera pacífica obteniendo un bienestar para sí mismo y para los demás” ( Goleman, 1996,35).

De ahí en adelante no se volvió a mencionar hasta que en 1995 Daniel Goleman psicólogo periodista americano convirtió esta frase en un éxito rotundo con su libro titulado “La Inteligencia Emocional” (1995).

En este éxito editorial Goleman afirma que existen habilidades más importantes que solamente la Inteligencia Cognitiva (académica) para tener éxito en la vida en las distintas esferas contextuales de las personas. Es necesario saber equilibrar las emociones para facilitar en lugar de interferir la obtención de los conocimientos.

Así pues, este término tuvo en si una relevancia muy importante y a partir de ahí varios autores publicaron aproximaciones del concepto de lo más diverso y elaboraron herramientas para evaluar el concepto y así ha sido objeto de muchas investigaciones. Cooper y Sawaf (1997), Shapiro (1997), Goleman (1998) y Gottman (1997) publicaron aproximaciones al concepto de lo más diversas, propusieron sus propios componentes de la IE y elaboraron herramientas para evaluar el concepto. Y Aunque la mayoría de ellos hace diferencia en las habilidades que debe poseer una persona emocionalmente inteligente, todos están de acuerdo en que estos componentes, le hacen màs fácil y feliz su vida. (Extremera, N. y Fernández-Berrocal, P.3-4, 2004). Para trasladarnos a los tiempos en que por primera vez se comenzó a observar otra inteligencia que no sea la cognitiva, data del año de 1920 con THorndike. Quien propone un modelo de inteligencia que incluía no solo los factores intelectuales tradicionales, como la habilidad de entender y manejar ideas, objetos concretos sino que identifico algo más a lo que llamo “inteligencia social” donde aparte de manejar componentes cognitivos maneja componentes


de conducta e implica que la habilidad de entender y manejar a las personas es una inteligencia intelectual y existe una capacidad diferente que no tiene que ver con lo cognitivo. Después en 1927 esta Moss y Hunt la definieron como “la habilidad de llevarse bien con otros”, después esta Vernon (1933) ampliando un poco más el termino pero girando en lo mismo social. Y así

fueron pasando otros autores

añadiendo términos a la inteligencia social y no fue hasta (1990) cuando Salovey y Mayer consideraron a la inteligencia social como precursora de la inteligencia emocional. Utilizaron ya el término para referirse a una serie de capacidades relacionadas con la emoción y la compasión. Con la teoría de Garner se abren múltiples guías de investigación, especialmente las relacionadas con el aprendizaje. También se abren investigaciones relacionadas con el mundo laboral para tener mejores sistemas de productividad, ya que la armonía en el trabajo colectivo es fundamental para mejores producciones en las empresas según Robert Stemberg (1997). Los académicos y los industriales están comprendiendo que el éxito depende de muchos más factores, que la sola capacidad intelectual o la destreza técnica. Para poder sobrevivir y superarse en el cada vez más turbulento mercado laboral, se requiere adquirir y desarrollar otro tipo de habilidades. Daniel Goleman y un grupo de industriales (1998) investigaron cuales eran las diferencias que distinguían a un trabajador “estrella” de otro que sólo cumplía con su trabajo. Los trabajadores estrellas generalmente son capaces de observar sus emociones y las de los demás; es decir, son más empáticos, utilizan esta información para manejar sus relaciones interpersonales y así beneficiar el ambiente laboral. Se han hecho algunas investigaciones a nivel nacional sobre la I.E dentro del ámbito educativo, en la cd. de Monterrey, entre los docentes de educación secundaria se realizo

una investigación sobre la I.E., concluyendo que las

maestras (mujeres) son mas empáticas que los maestros (hombres) Grajales (1999).


Asi pues, la inteligencia emocional se refiere al control y manejo de las emociones, por lo tanto se puede decir que un desequilibrio emocional va implicado con el tema de la inteligencia emocional. Hasta cierto punto este término no es tan común escucharlo o no forma parte del léxico de los jóvenes en bachillerato, quizás porque este concepto no es muy usual ni siquiera entre los docentes, lo cierto es que la magnitud del significado de esta palabra es importantísima no solo para la vida de un estudiante si no para la vida de cualquier persona. A continuación se menciona la pregunta de investigación y posteriormente los objetivos de la misma. PREGUNTA DE INVESTIGACION  Cual es el desarrollo de la inteligencia emocional de los estudiantes del CBTa 113 de yuriria, Gto.??????

OBJETIVOS DE LA INVESTIGACION  1.--Describir

las características

del equilibrio y desequilibrio de la

Inteligencia emocional de los alumnos del CBTa 113  2.--Comparar el aprovechamiento académico de los alumnos del CBTA 113 clasificados con desequilibrio y equilibrio de la Inteligencia emocional  3.- Demostrar la importancia de generar el desarrollo de la inteligencia emocional para proporcionar una educación integral  4.—Proponer un accionar docente que favorezca el desarrollo de la Inteligencia Emocional de los alumnos del CBTA 113.


BIBLIOGRAFIA

GOLEMAN, Daniel, (1995) “La Inteligencia emocional”, Porque es más importante que el cociente intelectual, Ediciones B México, S.A. de C.V.1, México D.F. BUITRON, Sigrid, NAVARRETE, Patricia (2008). “El docente en el desarrollo de la Inteligencia Emocional”. Reflexiones y estrategias. Revista Digital de Investigacion en Docencia Universitaria (RIDU) Año 4-No.1-Diciembre 2008. 01/12/2012. http://beta.upc.edu.pe/calidadeducativa/ridu/2008/ridu5_art5_pn_sb.pdf > SANCHEZ, Octavio, “Implicaciones Educativas de la Inteligencia Emocional”, Reflexiones. Revista Digital .Psicología Educativa, 2001, Vol. 7, n.º 1 - Págs. 5-27. GRAJALES, Tevni. “Inteligencia Emocional entre maestros de secundaria de Monterrey, N.L.”. Centro de Investigaciones Educativas de la Facultad de Educación, Univ. De Montemorelos, M., Nuevo Leon. México Fernández-Berrocal, P. y Extremera, N. (2002) La inteligencia emocional como una habilidad esencial en la escuela. Revista Iberoamericana de Educacion, 29.


Ensayo sobre la inteligencia emocional