Page 1

FRANCISCO DE GOYA. “Los Caprichos”


Capricho nº 43

El pintor cae rendido sobre su mesa de trabajo, rodeándole una serie de animales, sus propios monstruos y fantasmas. Con esta imagen quería indicar como la razón libera sus fantasmas durante el sueño, a través del subconsciente por lo que se supone un anticipo del Surrealismo. También podría aludir al deseo del artista por desenmascarar todos los monstruos de la sociedad. Destacando así el poder de la razón sobre las tinieblas de la ignorancia.


Capricho nº 80

Manuscrito del Museo del Prado: Luego que amanece huyen, cada cual para su lado, Brujas, Duendes, visiones y fantasmas. ¡Buena cosa es que esta gente no se deje ver sino de noche y a oscuras! Nadie ha podido averiguar en donde se encierran y ocultan durante el día. El que lograse coger una madriguera de Duendes y las enseñase dentro de una jaula a las 10 de la mañana en la Puerta del Sol, no necesita de otro mayorazgo.

Capricho nº 53


Manuscrito del Museo del Prado: El que no oye nada, ni sabe nada, pertenece a la numerosa familia de los Chinchillas, que nunca ha servido para nada. Manuscrito de Ayala: Los necios preciados de nobles se entregan a la haraganerĂ­a y supersticiĂłn, y cierran con candados su entendimiento, mientras los alimenta groseramente la ignorancia Manuscrito de la Biblioteca Nacional: Los necios preciados de nobles siempre estĂĄn con su executoria al pecho, reclinados desidiosamente, rezando como unos fanĂĄticos el rosario y bostezando. La ignorancia los alimenta groseramente y tienen su entendimiento cerrado a candado.

Goya  
Goya  
Advertisement