Page 23

Otras restricciones legales injustificadas sobre los medios pueden incluir barreras que limitan quién puede ser periodista y esquemas engorrosos para la acreditación, registro o licencia. Además, pueden existir leyes que permitan a los ministros amplia discreción para restringir la actividad mediática en áreas que se prestan para definiciones cambiantes y subjetivas, como el orden público, la moral pública, la blasfemia, el secreto oficial, el insulto o la sedición. De hecho, tales artículos pueden quedar dentro de la ley contra la difamación (erróneamente), causando confusión y ofreciendo más espacio para el abuso oficial. En los años recientes, las preocupaciones sobre la seguridad nacional han aflorado, produciendo restricciones indebidas sobre la libertad de expresión y la libertad de los medios. Los temas contenciosos como la blasfemia y las restricciones para resguardar las sensibilidades religiosas también van en aumento. En general, cualquier restricción legal sobre los medios debe ser lo que consideran las cortes como necesaria en una sociedad democrática: deben constituir una respuesta a un asunto apremiante de interés público, definirse lo más precisamente posible para servir dicho interés público, impedir al mínimo posible la libertad de expresión y ser proporcional en su alcance y las sanciones aplicables. Estos principios rectores permiten aplicar restricciones justificables sobre los medios, como por ejemplo leyes que prohíben la expresión del odio o protegen la privacidad individual. INDICADORES CLAVE 1.8

u

u

[16]

las leyes contra la difamación disponen suficientes defensas legales; por ejemplo, que la aseveración cuestionada fue una opinión, antes que una afirmación sobre los hechos; que la publicación o difusión de la aseveración cuestionada fue razonable o convenía al interés público, o que ocurrió durante una trasmisión en vivo y/o ante un tribunal o entidad electa

u

las leyes contra la difamación disponen un régimen de recursos que permiten respuestas proporcionales a la publicación o difusión de afirmaciones difamatorias

u

se define el ámbito de las leyes contra la difamación con la mayor precisión posible, incluyendo quiénes pueden entablar juicio

u

las demandas por difamación no pueden ser planteados por entidades públicas, sean legislativas, ejecutivas o judiciales

u

el cargo de la prueba corresponde al demandante en los casos sobre las actuaciones de los funcionarios públicos/as y otros asuntos de interés público

u

hay una fecha razonable de vencimiento después de la cual las partes demandantes ya no pueden entablar juicio por una supuesta difamación

1.10 OTRAS

EL ESTADO NO COLOCA RESTRICCIONES JURÍDICAS INNECESARIAS SOBRE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL no hay disposiciones legislativas que dicten quiénes pueden ejercer el periodismo o requieran que los periodistas tengan licencia o registro procedimientos justos y de ejecución transparente de acreditación para la cobertura de las funciones y entidades oficiales.

Medios de verificación — Evidencia de esquemas de registro o licencia u otros obstáculos que impiden ingresar a la profesión periodística —

Reglas que rigen sobre los esquemas de acreditación y su transparencia

El libelo y la difamación se tratan en el sistema jurídico como asuntos civiles y no penales

1.9

LAS LEYES SOBRE LA DIFAMACIÓN IMPONEN LAS RESTRICCIONES MÍNIMAS QUE SEAN NECESARIAS PARA PROTEGER EL BUEN NOMBRE DE LOS INDIVIDUOS las leyes contra la difamación no inhiben el debate público sobre las actuaciones de los funcionarios/as ni las entidades oficiales

u

u

u

RESTRICCIONES SOBRE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, SEAN BASADAS EN LAS LEYES SOBRE LA SEGURIDAD NACIONAL, LA EXPRESIÓN DEL ODIO, LA PRIVACIDAD, EL DESACATO O A LA OBSCENIDAD, DEBEN DEFINIRSE CLARA Y PRECISAMENTE EN LAS LEGISLACIONES, Y DEBEN SER JUSTIFICABLES. SEGÚN SEA NECESARIO EN UNA SOCIEDAD DEMOCRÁTICA, DE CONFORMIDAD CON EL DERECHO INTERNACIONAL la seguridad nacional y otras leyes restrictivas no inhiben el debate público sobre los temas de preocupación pública

u

alguna restricción se define con precisión en la legislación; es decir que no está susceptible de la discrecionalidad ejecutiva

u

tales leyes deben estar sujetas a una excepción por el interés público cuando sea apropiada

Medios de verificación — Alguna ley pertinente contra la difamación que coincida con las normas internacionales de las mejores prácticas —

Evidencia de debate dentro la profesión periodística, y entre la profesión y la sociedad civil en general, sobre las leyes contra la difamación

Indicadores de Desarrollo Mediático  

Evaluación de desarrollo de la comunicación en base a indicadores de Unesco

Indicadores de Desarrollo Mediático  

Evaluación de desarrollo de la comunicación en base a indicadores de Unesco

Advertisement