X-Más Revista Nº 612 - Agosto/Septiembre 2021

Page 8

8

CONTENIDOS 61

01

(S)ELECCIÓN

¿Acto cívico o elección de personal? En noviembre próximo estaremos renovando cinco diputados nacionales. Como sociedad, estamos otorgando cinco puestos de trabajo altamente remunerados y con un grado de responsabilidad en sus acciones que debería superar la mera amistad de los líderes de turno para su pre selección. ¿Están capacitados para hacerlo? ¿Son los perfiles adecuados? ¿Cómo se presentan? ¿Nos representan?

“Un funcionario es quien desempeña profesionalmente un empleo público. Los funcionarios participan en la administración pública o de gobierno; y acceden a su condición a través de una elección, nombramiento, selección o empleo”. Esa es la definición de Wikipedia de “funcionario público”. Habla muy claro de “quien desempeña un cargo profesionalmente”. El 27 de enero de 1999 se sancionó el decreto 41 que se publicó el 3 de febrero del mismo año en el Boletín Oficial. Tiene la firma del entonces presidente Carlos Menem y de Raúl Granillo Ocampo, Ministro de Justicia de la Nación en ese momento. Se trata del Código de Ética de la Función Pública, sancionado por un gobierno peronista. En el Capítulo IIIº de los principios generales, el artículo 12 habla de “Idoneidad, entendida como aptitud técnica, legal y moral, es condición esencial para el acceso y ejercicio de la función pública”. En el artículo 13, habla de la “Responsabilidad, el funcionario público debe hacer un es-

fuerzo honesto para cumplir con sus deberes. Cuanto más elevado sea el cargo que ocupa, mayor es su responsabilidad para el cumplimiento de las disposiciones de este Código”. Además, el principio de idoneidad está presente en la Constitución Nacional, en su artículo 16, como requisito para acceder a cualquier tipo de trabajo. El articulado continúa con el capítulo IVº de Principios Particulares, y su artículo 14 es bien claro sobre la “Aptitud: Quien disponga la designación de un funcionario público debe verificar el cumplimiento de los recaudos destinados a comprobar su idoneidad. Ninguna persona debe aceptar ser designada en un cargo para el que no tenga aptitud”. En tanto, el artículo 15 habla de la “Capacitación: El funcionario público debe capacitarse para el mejor desempeño de las funciones a su cargo, según lo determinan las normas que rigen el servicio o lo dispongan las autoridades competentes”. Posteriormente, el 27 de octubre del mismo año 1999, se san-