Page 1

Jòsep Ferràn Estruch Martínez Téllez Girón I Jòrda d´Urriels.

El camino del silencio es una andadura, una necesidad de andar por la vida intentando hallar el bien y la verdad que habita y reside en lo más hondo de nuestro ser. Esta ventana anhela ser un lugar donde compartir y comunicar los pasos por la vida.

AÑO 2014


Página 2 de 16

La felicidad efímera Cuando contemplamos algo que nos aporta unos segundo de felicidad, es tan efímera, que apenas a veces notamos que la sentimos, pero está ahí, para recordarnos, que la vida puede ser hermosa, por efímera que nos parezca, por poco valiosa, por dura que se presente, ya que si lo bello es efímero, lo horroroso también lo es, y hay que darle el sitio que merece a lo hermoso, y quitárselo por completo a lo horroroso, inutilicemos lo efímero para todo aquello que no nos gusta, y conseguiremos poco a poco, que sea tan efímero lo desagradable, que simplemente casi ni lo notemos. Las diferentes direcciones coincidiendo en un punto Diferentes direcciones que coinciden en un punto, dan lugar a algo muy hermoso lleno de armonía, y fuerza, que alimenta una pasión, que clarifica el objeto en el cual se han puesto todas las miradas, se engrandece, se perpetua, toma forma y la mejor de todas ellas, se llega a al final, a lo que llamamos perfección, ya lejos de una realidad imperfecta, que grita con ansia de conseguir ese punto místico, que une lo perfecto a lo que no lo es, para convertirse en otra cosa, perfecta dentro de una imperfección, que es hacer arte, que da las pinceladas de una imaginación, que siendo aún inmadura, se cubre de una experiencia, que la hace sabia, completa, dentro de la imperfección, que hace mover por dentro aquello que es hermoso, por aceptar, todo para poderlo transformar, en un elemento sencillo, pero agradable y amable aunque inaccesible y nada más. Tarritos En la vida, solemos guardar muchas cosas en tarritos dentro de nuestra mente, algunos guardan, ambrosías, y otros lo peor de los horrores, si destapamos los buenos, seguiremos progresando, si destapamos los malos, pararemos en seco. Los tarritos malos no pueden ser abiertos, y si se abren hay que deshacerse de ellos, sino la enfermedad nos invadirá, sino podemos solos tendremos que buscar ayuda. Mientras sigas destapando los buenos no existirá el problema que se destape uno malo. Cuantos más tarritos buenos guardes en tu mente, más fuerza, y salud tendrás en la despensa de tu mente. Fabrica buenos momentos, para que al recordarlos, te ayuden a no caer por los malos momentos. Colores y poder Los colores tienen el poder de cambiar tu estado de ánimo, el amarillo es alegría, el verde amor, el naranja la sexualidad, el rojo tu columna vertebral, la fuerza, y la vitalidad. Dicen que si te enfocas en ellos, te trasmitirán, el poder que poseen en sus facetas que más dominan, míralos y esos problemas que te angustian se aminoraran. ¿Cómo será cuando todo termine? Cuando todo termina, queda esto algo que existió, pero que ya no existe, la sombra de lo que fue, el resto de lo que fue, la nada más absoluta, el final de todo resto de vida. No es descanso infinito, sino el infierno infinito de la soledad infinita, algo que el ser humano no puede soportar, el peor infierno que se puede imaginar, pues no hay dolor más grande en este mundo que estar solo en él sin más. Pero si no estás solo y en cambio te sientes muy mal, es que solo estas, no del todo solo, pero


Página 3 de 16 es el primer contacto de aquello que quizás muy próximo está. No mires de cara a la soledad como aliada, ella al final te perderá, si te posee para siempre, pensando que acompañado nunca podrás estar. Hay que luchar, busca con quien tener un contacto, una ilusión, una amistad, un calor de dar, sin pensar en aquello que puedas recibir sin más. ¿Piensa, si amamos y hay amor, existirá después este vacío? El amor ocupo un lugar, luego por fuerza tendrá siempre que ocupar otro lugar. Arrastrar Arrastrarse, tiene una ventaja, no te pueden ver muchas veces, y además te da capacidad para atacar con ventaja, no te puedes caer pues estas en el suelo, te pueden pisar, pero has de estar siempre alerta, lo sabes, y estas preparado para defenderte. Se teme más al que se arrastra, que al que vuela, es evidente, quien corre más peligro. Pero el ser humano tiene que aprender las dos cosas, a volar y arrastrarse, y no olvidar nunca que arrastrarse lo más desagradable, es lo más importante para defenderse. Todo lo podemos convertir en algo aún más bello Si tenemos el poder de convertir las cosas en algo mucho más bello, tenemos la obligación de utilizar ese poder para conseguir que todo sea más hermoso, si lo simple lo convertimos en obra de arte, crecemos por dentro y hacemos crecer a los demás, copiarse unos de otros para hacer el bien, para crear riqueza, es unas de las acciones más hermosas, y no envidiar nunca al que te copia, si lo hace tan hermoso como tú, es multiplicar la belleza. Regala tu arte, es la única forma de abrir un corazón, cuando este está completamente cerrado. Hay infinidad de maneras de hacer arte, con las cosas, con tus gestos, con tus palabras, todo arte ablanda los corazones, no puede resistirse a fuerza y el poder que el arte tiene. La hermosa realidad Cuando nos encontramos, con la hermosa realidad, de lo que somos, nos impresionamos de tal manera, que jamás volvemos a ser como éramos antes, descubrimos la hermosa realidad, la que no veíamos, por culpa de una ceguera, que otros siempre interesados, en que no veas, por su infinito egoísmos, crees ver un mundo oscuro, el cual es totalmente falso. Busca siempre lo hermoso en la vida pues es la hermosa realidad la que existe, y una vez descubierta, jamás podrán engañarte. Ver la verdad Mira al cielo, y veras la verdad, solo contempla el firmamento, y hablará del pasado, te hablará del presente, te hablara del futuro. Si escuchas atentamente, veras lo importante, lo que de verdad vale, lo que es auténtico, lo que nadie puede cambiar. Siempre será infinito por los tiempos de los tiempos, y sentirás una sensación de paz y amor, que sin que nadie pronuncie palabra lo dirá todo, por ti, en tu mente, descubriendo tu mente tu fuerza y tu poder. No somos un punto insignificante, sino todo lo contrario, cada uno de nosotros somos luz, pasión, alegría, y amor. Solo hay que saber comprender y mirar dentro de nosotros para encontrar el tesoro que dentro de nosotros esta. Llegar a puerto


Página 4 de 16 Llegar a puerto, no es el final del camino, es el comienzo a otro viaje, que espera un camino ser descubierto, donde el fin no existe, donde el placer es infinito, donde la alegría del que llega se duplica con el que recibe, y jamás se piensa en la despedida, aunque cuando uno se marcha del puerto quizás no vuelva, quizás ya no exista, quizás ya es parte de aquello que llamamos infinito. Lucir cuando luces como una piedra preciosa, la piedra no se ve si la llevas puesta, pues eres tú la que brilla, y lo que llevas adornándote, hasta te ofende, por ser inferior a la belleza a la aportada por ti misma, que no hay joya en el mundo que supere la hermosura de una bella persona. Pensar de forma sencilla Si pensamos en cosas de forma sencilla, descubriremos que podemos hacer todo mucho más sencillo, y si lo hacemos más sencillo lo podemos hacer más cómodo, pero es complicado hacerlo sencillo. Pero hemos de cambiar el modo de pensar, y no buscar las formas más complicadas y difícil por creerlas mejores que las sencillas. Piensa que primero hay que pensar en lo sencillo, para llegar a lo complicado, para luego volver a convertir esto que es complicado en sencillo de nuevo, es un continuo hacer y deshacer, para conseguir en realidad lo que todos queremos. Veleta ¡Todos somos veletas, Donde va Vicente donde va la gente! Actuamos según nos empuja la vida y las personas que nos rodean, pues seguimos un orden, como la veleta, que sigue el sentido natural del viento. No es nada complicado de entender, y nuestra libertad está limitada por todo cuanto nos rodea. Ir contra corriente, es muy peligroso, y hay quien triunfa, pero siempre son pocos, y si triunfan, no es porque son genios, sino por encontrar la manera de que muchas personas le sigan y piensen igual, sin tener que renunciar a su estatus, y poder también mejorarlo. El desayuno Eso que acostumbramos a hacer tan deprisa, y que constituye la principal comida del día, dará lugar a que aprovechemos o no el día que se nos presenta. Pero ahí están las prisas, la hora del cole de los niños, el trabajo, la angustia, mientras vivimos en un mundo que escasea el trabajo, y sobra tiempo, para volvernos, apáticos e paranoicos, insensibles totalmente a cuanto nos rodea, viviendo el día a día, de un trabajo que necesitamos para poder comer, y dedicarnos a costumbres adquiridas que nos aburren, pues hemos dejado de ser creativos, para ser maquinas que alimentan a los ricos, que si saben cómo gastar su tiempo, y utilizar el espacio sin que los miserables esclavos les estorben. Cuando das un pedacito de ti Cuando das un pedacito de ti, no pierdes nada, sucede que aquello que has dado, hace que tú te hagas más grande, sucede lo mismo que cuando podas una planta, crece con mayor


Página 5 de 16 fuerza, y aún más hermosa. Cuando das un pedacito de ti, donde cae crecerá trigo, si estas sano, pero si lo que das está podrido, seguirá pudriéndose aquello a donde caiga. Y es que somos como las cosas que nos rodean. Por eso trata de ser lo más parecido a eso que llaman gloria, para que repartas gloria, hablando de forma muy general, con ello quiero decir, que des siempre lo mejor de ti, y lo peor jamás lo repartas, guárdalo para ti, pues si sabes lo que es, podrás tú mismo combatirlo, mejorar, y ayudarte a progresar. Por qué lo oscuro que exista en nosotros, solo nosotros podremos con ese mal, ya que forma parte nuestra, y combatirlo solo en nuestra mano está. Que lo bueno brote, y lo malo gracias al brote bueno cada vez mengue más. ¡Si el poder fuese mío! Si el poder fuese mío, no existiría la pobreza, que solo provoca dolor, no existirían enfermedades ya que nada bueno traen al ser humano. Lloraríamos siempre de alegría, sentiríamos el amor verdadero, desaparecería el mal de la tierra, porque no es necesario sufrir, para ser feliz, para lograr cosas buenas, para sentir amor. He descubierto tras mucho escribir, que nos es verdad lo que yo decía que este mundo es perfecto, que hay que conocer el dolor, para poder disfrutar de la dicha, eso es solo una fantasía, que da fuerza a lo más oscuro, aquello que nos mata, nos produce dolor y muerte. Solo bien genera bien, y el dolor genera dolor, y quien diga lo contrario, está poseído por el dolor, la amargura, y eso que llaman el lado oscuro. Y el lado oscuro hay que vencerlo, el hombre es algo más maravilloso, que ese laso oscuro que dicen que tiene, el hombre puede ser bueno, feliz, y eternamente amor y disfrute, y quien piense lo contrario, lo siento, está del lado de eso que llaman el lado oscuro. Contemplando una luz Al contemplar una luz, duele alma, y encuentras paz, duele el cuerpo, y sientes felicidad, sientes miedo y el motivo es que nos sabes lo que hay detrás de esa luz, que te hace suspirar, que es superior a ti, que te hace tan pequeño, que te paraliza, ese amor odio, esos extremos de lo que en la vida abundan, y nos hacen tropezar, porque cualquier extremo es malo; y el punto medio, lo que hay en medio esa luz que nos deslumbra, por miedo nos hace errar, no tengas miedo a la luz, lo has de tener a la oscuridad, que es ella la que engaña para asustarnos al mirar la hermosura que solo la luz nos da. Estrella atrapa el caracol Es la estrella entre los caracoles la que enaltece al caracol, y es que el caracol es una concha hermosa, pero es eso una concha y nada más, y la estrella le recuerda que perteneció a un ser vivo, que no fue hermoso, sino por su concha y nada más, y ahora a la muerte, su concha vive pero el animal muerto está, y la estrella le recuerda, que la hermosura siempre es la vida la que la da. Vuelve primavera Cuando asoma la primavera, algo vuelve a nacer no solo las flores, no solo el aire, no solo la luz, lo que nace de nuevo es la ilusión en mi corazón, de que todo retorna, sin cansancio, sin monotonía, sin hastió. Que vuelve de nuevo la alegría, sin pedirlo, sin esfuerzo, sin soñarlo, sin pagarlo. Que nos


Página 6 de 16 cuenta que en la vida todo retorna, y que solo hay que respetarlo, para poder siempre gozarlo. Dulce Dulce puede ser aquello que no se come pero se ve. Hagamos dulce la vida, no cuesta mucho, solo encontrar esos colores que dan alegría en la vida, que proyectan ternura, que derraman amor. Que sencillas parecen las cosas si lo que nos rodea está lleno de claridad, de ilusión, limpieza, abundancia, brillo, y sobre todo se ha puesto todo el corazón. Peces Dicen que los peces son el signo de la abundancia, y es que sin peces, pasa como el agua, sin ellos no hay vida, sin ellos se acabó la abundancia, sin ellos no existirá la tierra, como hoy la disfrutamos, con ellos se acaba todo aquello que amamos. Y es que los peces son vida, y es que los peces dan vida. ¿Vivimos para comer? Hay quien vive solo para disfrutar de manjares, cuando lo que hay que disfrutar primero es de merecerte los mismos. El premio a ser buena persona debería ser poder disfrutar de suculentas y sanas comidas, daría lugar a más gente sana, que funcionaria siempre por el bien de los demás, y no cejaría de su empeño, pues tener el cuerpo bien alimentado, siempre ayuda a luchar con la vida más hostil que nos podamos encontrar, e ingeniar cosas para que cada vez más gente lo pueda disfrutar, esto que es el vivir que es algo más que comer y dormir. La belleza en la nada La belleza puede encontrarse en la nada, de la nada surge la belleza, y solo la belleza empuja hacia, la paz, la alegría, la tranquilidad, y la perfección. No hay que buscarla, sino cuando la encontramos tenemos la obligación de preservarla, pues sin belleza no hay nada. Llena de rosas tu camino Llena de rosas tu camino, ellas te harán reflexionar, sobre cómo es tu vida, de cómo puede ser, de cómo quieres que sea, y que nunca de ese camino te aparte, ni el dolor, ni la mentira, ni la decepción, ni la frustración, ni el miedo.

Ágatas Si hay una piedra que quiera darnos un mensaje, esas son las Ágatas, están pintadas por un artista, y ese artista es la naturaleza, a lo que el hombre jamás podrá imitar. Por eso no podemos comprender su mensaje, pero escrito está, algo quieren decirnos, sueño con un día, que el ser humano empiece a leer, esos signos que nos muestran, que si tienen respuesta científica, pero hay otra que descifrada aún queda por ver. La pureza


Página 7 de 16 Si intentásemos guardar la pureza con la que nacemos, y conservarla, hasta nuestra vejez, el mundo sería distinto, sería algo parecido a esta rosa, que lucimos, damos amor, y nos retiramos en silencio y llenos de sabiduría. Naturaleza realidad o ficción Hay imágenes que no parecen de este planeta, por su inmensa belleza, quien capta estas imágenes, son personas afortunadas, poder estar en estos parajes, de ver ser como un regalo que la vida ofrece gratis, y en cambio al alcance de solo unos pocos privilegiados, cuantos moriremos sin haber pasado por uno de estos paraísos, si todo el mundo tuviese la posibilidad de viajar por el mundo, creo que todos seriamos mucho más felices y mejores con nuestros semejantes. La casa La casa donde vivir es una necesidad, y cuando la adornamos empieza a convertirse en un lujo. Una casa para poder vivir es una necesidad básica, y como elemento básico para desarrollar la vida de una persona, debería ser un bien básico para que las personas puedan desarrollar todo su potencial, una casa no es necesaria, solo para tener una prole, sino también para poder vivir como personas en perfecta dignidad, para con todos cuantos vivimos en este planeta. Un ser humano tirado en la calle y sin techo donde cobijarse, es un crimen. Y los hombres mientras lo permitan, no serán dignos de llamarse personas. Con la comida no se juega Los niños, esos locos bajitos, son los que nos agudizan el ingenio, para hacerles felices, y alimentarles. Quien tiene hijos y cuida de ellos, tienen el ingenio muy agudizado, hacer feliz a un niño no es fácil, y cuando queremos de verdad, somos capaces de traer la luna del cielo haciendo magia, para capturar esa sonrisa que nos hace tan feliz. Si, con la comida se puede jugar, si se trata de criar un niño, feliz.

La energía que se ve, y que no vemos Hay una energía, que explota, a lo lejos, que vemos, como fenómeno, que despreciamos por que desconocemos. Pero esa energía tiene un porque, ese que no conocemos, y cuando la ignoramos solo hacemos una cosa, engordar el poder que te destruirá por ignorar lo que no quieres comprender. Espacio Si hay algo que no podemos imitar, es el cosmos. La belleza es inigualable, a nada que exista en la tierra, la libertad e inmensidad no tiene parangón. Y es que por muy grande que el hombre intente ser, jamás será ni la décima de la décima, de la décima.....parte,


Página 8 de 16 comparable, a la inmensidad del universo, que le observa en silencio, y se da de vez en cuando una jartá de reír, porque en realidad somos cómicos, seres de risa, insufriblemente, torpes, con aspiraciones triunfalistas que se quedan en muestras de orgullo, que ridiculizan a un mundo humilde, que no tiene quien lo dirija. Vamos a la deriva, y fracasamos y triunfamos, pero nadie sabe, si el final será un triunfo o un fracaso, ya que somos payasos, que juegan a ser dioses, y olvidando que somos agua, que fluye, y desaparece, para dar vida sin cesar, hasta que algo nos haga triunfar o fracasar. Gira Gira y gira, un constante girar, eso es la vida, todo gira, y así la hemos de mirar. Mira la vida rodando, dando vueltas sobre ti, dando vueltas a lo que sueñas. Movimiento en círculos que hipnotizan la pupila redonda, donde ves que el mundo gira y gira, sin perderse en el movimiento, la belleza la hermosura, de un mundo que gira, dando color, olor, y frescura, con poderío y tronío, cuan perfección esférica, todo toca, para hacer que lo hermoso siempre prevalezca. Personas que odian o que aman Depende del tipo de persona que seas, depende si sueles más odiar o amar. Quien odia más son personas que gustan de destruir. Quien ama más son personas que gustan de construir. Y aun sabiéndolo, nadie corrige su postura, disfrutan odiando, sienten un placer especial en odiar, lo que no les gusta, y atacan haciendo daño, y cuando consiguen su intención, se sienten las personas más felices del mundo, no tienen un depredador, pues los que aman no puede n odiarles, que son su polo opuesto. Su único enemigo es el amor en realidad, pues no es más feliz el que más odia, sino el que más ama. Los seres humanos como seres completamente ciegos, los que no ven la luz del amor, terminan encandilados por el odio. Este es el sencillo juego de la vida, ganar al odio y por tanto al mal, algo de lo que el hombre tendrá que decidir si entrar en el juego de odiar o amar. El amor ya ha ganado, ahora le toca al hombre conseguir que no gane el mal. Porque el mal se ha encontrado un gran aliado la oscuridad en la que vive el hombre, que le impide ver la felicidad en el amor. Quien no soporta el dolor y se refugia en el odio, está perdido, si en la vida tiene la elección sencilla, de elegir entre el bien y el mal, hacer daño es fácil, y triunfar es un triunfo vano, juguemos a ganar de verdad, y pensemos que para no sentir dolor solo hay que amar. Apetito Quien no tiene apetito, cuando este se motiva, lo mismo sucede con todo en la vida. Hay que motivar a vivir que la vida es muy corta, olvidarnos del rencor, del odio, y el dolor. Busquemos lo bueno de la vida, que lo malo viene solo y lo bueno cuesta mucho, para que se escape, y no poder disfrutarlo, no lo dejes escapar, disfruta cuando se presente, y duplícalo por más, y no te canses de pedir que quieres mucho más. El tartazo


Página 9 de 16 El tartazo, se puede dar de muchas formas, y si es con frutas mejor, más sano, y supuestamente más digestivo. Comamos de la tarta de la vida, cada uno un pedazo. No hay que hartarse, solo saciarse un poco, repartir, y compartir hasta terminar sin dejar desperdicios. Y si quedan que estos se reciclen para que nada quede desaprovechado. Si hiciésemos lo mismo con la vida, que armonía sería, pero son nuestros tristes y malos instintos, los que convierten un festín, en una terrible pesadilla, en el que todos quieren llevarse la tarta entera, y no repartir y tampoco que sobre, sino que se tire, si el que la posee no puede comérsela, y si antes puede hacer que muchos la deseen y mueran soñando con ella, mejor. Es decir que con lo que se tira, que los demás sufran por infelices, y tontos por no saber conseguir una tarta tan estupenda, que sufran porque no saben ganársela. El disfrute del rico está muchas veces, en la desgracia del que muere de hambre, y piensa que se lo merece, por no saber ganar tan fácilmente como el gana, o con tanto esfuerzo, que en realidad es el esfuerzo, del que lo trabaja pero no lo gana, para eso está el que lo tira sin tener que sudar lo que gana. La nostalgia La nostalgia es una embustera porque nada es como lo ves, pues nada es como fue, y si volviésemos a repetirlo de seguro que no sería igual de gratificante como la nostalgia nos lo hace ver. Las personas no son las mismas, los lugares han dejado de ser, y el tiempo es otro tiempo, que a ti también te ha cambiado, y jamás serias como fuiste una vez. No añores el pasado, solo recuerda que una vez sucedió algo, que jamás volverá a ser, y por eso mismo es querido, por haber sido y jamás volver. Y aunque contradicción parece lo que se viene a contar, la verdad es que como disfrutar el presente, no hay cosa que interese más para disfrutar de un pasado que jamás podrá ser ni será. Poner punto y final, y volver a comenzar, es continuo en la vida, eso se llama avanzar.

Trajes Hay quien se pone un traje, y parece una personalidad, y quien parece un pobre que aspira a serlo. Si los trajes no te sientan bien, no te los pongas, hay ropa estupenda, que te puede hacer sentirte un señor, o una señora, es difícil si no se sabe elegir, pero si queremos vestir bien nos debemos informar, simplemente estando bien informado sobre lo que te va bien a tu físico, da lugar a que parezcas alguien importante. La vida es así la estética es muy importante, pero un traje nunca soluciona el problema sino que lo puede agudizar si los trajes no te van. Día de la Paz El día de la paz en el mundo no ha llegado, pero lo celebramos, para convertirlo en realidad. Con celebraciones no se consigue, para conseguir la paz hace falta mucho trabajo, y parece


Página 10 de 16 que la humanidad no está por la labor, está anclada en conocimientos, teorías, e ideas absurdas, mediante las cuales siguen haciendo daño al hombre, para vivir mejor a costa del hambre y la sed de los demás. Pero con una fiestuqui todos contentos y todo arreglado. El hombre no dejará de ser miserable, mientras no entienda que la paz en el mundo es posible, y no una utopía Santo Tomas de Aquino Enseñaba a discutir, cosa que hace falta, mucho hoy. Las personas cada vez saben menos discutir, por lo que se llega cada vez peor a las soluciones, y por tanto perdemos mucho más tiempo. El discutir es un arte, y no es de personas, malhumoradas, sino de aquello que se preocupan por el bienestar de todos, de la justicia, y las cosas bien hechas. Si ves a alguien discutir, no le mires mal y mira por que discute, quizás te anime a discutir, algo en lo que no pensabas, y en cambio piensas y tienes parte, y la solución del problema, puede ser hasta tuya. Discutir, que en la vida no hay placer mayor que salir ganando en una discusión. ¿Justicia o caridad? Es frecuente oír que lo que hace falta es justicia y no caridad. Tiempos pasados, en un partido de izquierdas, se pronunciaba como un "slogan": "No queremos caridad, sino justicia". Coincidió un líder de derechas diciendo asimismo: "Basta de caridad; exigimos justicia". Lo que fue frase en tiempos pretéritos síguelo siendo en los presentes. A menudo se reitera: Hay que formar una sociedad en que no se requiera la caridad, sino que baste con la justicia. Esta aseveración, en cierto sentido, es verdad. En otro sentido es lamentablemente falsa. Si por caridad se entiende meramente la limosna, puede ser acertada la afirmación. Porque no se ha de dar de caridad lo que se debe de justicia. Peor aún: no se debe dar de caridad ni una porción mínima de lo que debiera pagarse por justicia. Expliquémoslo más. Existe en todas las épocas un género de personas que no proceden con justicia ni ponen siquiera un remiendo de limosnas a sus fechorías y depravaciones. Estos son los peores. Hay otros géneros de individuos que con ciertos donativos cubren en parte (sólo en parte) el déficit que a muchos origina su injusticia. Estos son mejores, porque algo devuelven, aunque continúen siendo malos, puesto que todavía se lucran robando al prójimo o defraudándole. Algo, no obstante, hay que agrava el mal de éstos sobre los primeros, que es creerse buenos por creerse generosos. En tal caso, a su fraude o sustracción añaden hipocresía, persuadiéndose ser buenos cuando están siendo unos malvados. Si por caridad se entendiese tal limosneo hipócrita, en efecto, sería cierto el principio "Queremos justicia y no caridad".


Página 11 de 16 Hay personas buenas que no tienen nada que ver con las injusticias perpetradas. Ellas acuden a solucionar conflictos y remediar necesidades que estarían resueltas solamente con que en el mundo se cumpliese la justicia. En este caso son de loar y enaltecer los que corren a remediar, si bien sigue en pie la afirmación "Queremos justicia y no caridad". O sea, que aunque los que nos socorren son buenos, pues que no obran las injusticias, y aunque tales son buenos, pues cargan a su costa la compensación posible de lo que otros roban, no obstante es reprobable una sociedad o sistema en que unos tengan que darnos por generosidad lo que nos pertenecía si otros no nos hubieran quitado lo que nos pertenecía. Ahora bien, sentadas estas verdades, explicamos la principal: la caridad es más importante que la justicia. La justicia sin caridad, ni es cristiana, ni práctica, ni practicable. Lo que necesita el mundo no es propiamente justicia, sino caridad. Me explicaré: Caridad no es la limosna, sino el amor. E amor al prójimo. Un amor sincero, desinteresado, entrañable, universal. Un amor tal que amemos como Dios ama a los hombres. -

"Tanto amó Dios al mundo, que le dio su Hijo único". (Jn 3)

"En esto está el amor, no en que a Dios le hayamos amado primero, sino que Él primero nos amó y nos dio su Hijo". (1ª Jn 4) -

"Sed imitadores de Dios como hijos queridos y caminad en el amor a todos". (Ef 5)

Amar como Cristo a los hombres: -

"Este es mi mandamiento: que os améis como yo os he amado". (Jn 13, 15)

Quien ama no hace mal a nadie, sino todo el bien que puede. La justicia se contenta con no dañarle. La justicia le da exactamente lo que le debe. La caridad le da más de lo que debe. Con la justicia hay mío y tuyo. Con la caridad no hay mío, porque lo mío lo tengo para el bien de otros. La justicia no ama; la caridad, sí. La justicia es fría, la caridad es cálida. La justicia cumple un contrato. La caridad forma una familia y a todos los hace sus hermanos y sus hijos. La justicia es injusta, porque hay una deuda que no paga, la más importante, que es la deuda de amor que tenemos todos contraída para este mundo y para el otro: -

"A nadie debáis nada, sino el amaros los unos a los otros". (San Pablo)

La justicia no es más que un mínimo de caridad; un mínimo insuficiente, raquítico y ramplón. Porque la caridad se vuelca a favor del prójimo, proporcionándole cuanto posee y gozando en dárselo y disfrutando de que disfrute. Le da lo que le pertenece y lo que no le pertenece y más de lo que le pertenece, con ilusión y cariño. La justicia, sin ilusión ni cariño, no le da ni más de lo que le pertenece ni algo de lo propio, se contenta y satisface con darle lo justo y nada más. Le dice al prójimo: "Tú con lo tuyo y yo con lo mío". No llega a más, se queda así de fría, seca y distante. De hecho no hay justicia si no hay amor, porque quien no ama se aprovechará del prójimo, le quitará lo que pueda


Página 12 de 16 decentemente, se sugestionará de que le pertenece menos al otro, se cegará casi siempre en favor propio y en desfavor ajeno, carecerá de sensibilidad para agilizarse con los tiempos y situaciones, desconociendo derechos nuevos que en el prójimo surgen al variar las circunstancias y las situaciones. Únicamente quien ama percibe sutilmente las nuevas necesidades y derechos del prójimo ni se olvidará de él ni se descuidará indolentemente. Esa frase de "Yo no había caído en la cuenta", difícilmente le sucede a la caridad; fácilmente le sucede a la justicia. Lo que más necesitan los hombres no es justicia sino amor. Amor verdadero. Amor que es una superjusticia que deja pequeña y enana a la simplemente llamada justicia. Repito que lo que más necesita la Humanidad no es justicia, sino amor. La pena es que no se le da ni amor ni justicia. De ahí el clamor de los infelices: "Ya que no nos aman, hágannos al menos justicia". "No encubran con hipocresía limosnera su falta de amor y sus enormes injusticias". "Cámbieme un mundo en que el socorro de algunos verdaderamente buenos tenga que estar compensando las injusticias de los malos permitidos o estructurados". "Sin embargo, nuestra petición más honda, nuestro alarido más alto es: ¡Ámennos!". "No nos miren con la frialdad de la justicia, sino como a hermanos queridos con el calor entrañable del amor". Así es la caridad más que la justicia. Lecciones de la vida Dices que tu vida es irreparable, que el mundo se te viene encima; que no sales de un problema cuando estás en otro, que logras levantarte y te vuelven a cortar las piernas. Que intentas pisar firme, pero no encuentras ni el suelo porque tu caída es continua, que te sientes en un pozo en el que no hay ni principio ni fin donde intentas agarrarte con una fuerza que no encuentras a unas paredes de un pozo inexistente. Es entonces el momento en el que aprendes que la vida es una putada que no va a dejar de darte hostias. Pero qué le vas a hacer y qué quieres que te diga. Es tu puñetera vida y nadie la va a vivir por ti. Así que deja de perder el tiempo, porque eso sí que es irreparable. Y la vida, al fin y al cabo, es como el juego del Tetris. No paran de caerte piezas que no sabes muy bien como encajar. Tarde o temprano ¿Crees que saldrá todo según lo planeado? Olvídate de los planes. No digo que siempre salgan mal. Porque la verdad es que pueden salir bien, pero no sirven absolutamente para nada. Lo mismo pasa con los horarios. Y me temo que con los sueños también. No puedes seguir pensando estudiar medicina para ser House. Y en el hipotético caso de lograrlo, no te decepciones al ver que tu jefa, es jefe. Y tiene más mala hostia que tú. Tu vida es más bien un bote de remos con un agujero en el


Página 13 de 16 fondo. Para que engañarse, está escrito que tienes que pasarte todos los días achicando agua si no quieres ahogarte. Sí, todos sabemos que es muy jodido, pero no queda más remedio que aplicarse con los malditos cubos. ¿Es la única solución? No. También puedes aprender a bucear, pero sabes que es imposible criar branquias y tarde o temprano vas a tener que salir a la superficie para coger un poco de aire. Tarde o temprano, nada sale según lo planeado. Las personas excepcionales Hoy creo que la vida es injusta, que los colores son más fríos que ayer, que el tenue sonido del aire se ha convertido en el atronador ruido del viento… A veces pienso que el universo conspira, como un recio hombre sentado frente a una mesa maltrecha, ataviada con una bola de cristal en la que todos estamos hacinados, sintiendo tanto desdén por nosotros que nos agita con indiferencia, hincando sus sucias uñas en el frio cristal que maneja. Cuando era pequeña, creía que si mis actos eran lo suficientemente buenos, la vida me lo recompensaría, los años me fueron mostrando las vicisitudes del mundo, de la gente, de mi misma y en algún momento del proceso decidí darme por vencida… La vida es absurda, tan absurda que miden los patrones de nuestra conducta por “exámenes” y “pruebas”, que no hacen más que premiar aquello que no vale para el fin que precisamos. Quien de verdad merece el éxito, es aquel que tiene escritas todas y cada una de las cualidades necesarias, a fuego, en el corazón, las buenas personas, por suerte, abundan en el mundo, pero las personas excepcionales son tan difíciles de encontrar como fáciles de identificar, bastan unos segundos para darte cuenta de que ante nosotros tenemos a una persona única. Las personas excepcionales son aquellas que no se rinden ante la adversidad, que ante una caída sólo saben pensar cuál será la manera más adecuada de levantarse para ganar ventaja y llegar antes a la meta, Que escuchan horas y horas de innegables estupideces sin perderse ni un ápice de lo que dices, para concluir dándote una colleja y haciéndote ver que nada es tan malo como parece, Son aquellas que apuestan por ti cuando no lo ves, que te ayudan sin querer reconocimiento, te aman incondicionalmente… Son aquellas en cuyo vocabulario la palabra “rencor” no tiene cabida. Son aquellas que convierten cada momento con ellos en algo perfecto, único y excepcional


Página 14 de 16

Son personas que corren bajo la lluvia para coger el coche e impedir que se mojen tus zapatos. Son aquellas en cuya inmensidad de sus ojos te perderías, por esa mirada brillante y exclusiva que poseen. Son aquellos tan excepcionales como tú. Gracias por estructurar el inverosímil mundo que yo misma día tras día construyo… Eres una de las pocas cosas que mantienen a raya mi cordura. Que esto te sirva para continuar caminando, para mantener tu cabeza bien alta, con únicas vistas al horizonte, si tropiezas en tu camino tendrás mi mano para levantarte, nadie te dijo que el camino fuera a ser fácil y tampoco que tuvieras que hacerlo solo… Sigues siendo mi ángel... Tú me diste alas y me enseñaste a volar Recuerdos Hoy os echo de menos, todos los días lo hago, pero no sé por qué, hoy lo hago, quizá más de la cuenta. Cada vez que recuerdo vuestro último día, vuestro último adiós, vuestra última mirada... el corazón me da un vuelco y las lágrimas nacen en mis ojos. Por eso, muchas veces, procuro no recordarlo. Y es que, ya sabemos que así es la vida, que no podemos hacer nada por parar su rumbo y sus leyes, pero aunque pasen los días o los años... no consigo que cese el dolor. Todo brota al ver fotografías antiguas, donde mi cara de niño rebosa alegría junto a vosotros. Eran días felices, fueron años dulces... gracias a vosotros he ido guardando recuerdos que, en días como hoy, surgen de nuevo. Y aunque entristecen, porque son momentos que jamás volverán, no puedo evitar que en mí nazca una pequeña sonrisa. Os doy las gracias porque mi vida se ha creado, en parte, por muchos de esos momentos. Vosotros sois parte de esa vida... de mi existencia. Cuando sea más mayor, podré hablar de esas personas que llenasteis tanto mi vida. Les contaré anécdotas como mis padres y mis abuelos me contaron a mí. Esa será parte de mi historia. Hace días que no sueño con vosotros y eso me entristece, pues era una forma de “sentiros” conmigo. Pero muchas veces, cualquier cosa me recuerda a vosotros. Una persona que se os parece, un gesto, algo característico vuestro y... la sonrisa de pronto aparece en mí. No sé si existe otra vida más allá. Pero quiero creer que sí, quiero creer que todo eso que me recuerda a vosotros es una “señal” que me avisa de que “estáis aquí”, junto a mí. Quiero creer que nuestros pasos son guiados por esas personas queridas que ya no están aquí, pero sí ahí arriba, y que día a día, nos cuidan y nos protegen. No sé si es así, como digo, solo es lo que “quiero creer” y hasta que me llegue el momento a mí, no sabré si es verdad. Pero me quedo con esos momentos que aun hoy, como si magia


Página 15 de 16 fuera, inundan mi mente. Me quedo con un consuelo inexplicable que siento cuando por algo estoy mal... y después de echar mil lágrimas. Me quedo con la extraña sensación de tener las cosas claras al despertar, después de una larga noche de dudas ante alguna cuestión. Me quedo con la inesperada inspiración que aparece cuando, en días como hoy, me siento junto al ordenador y no se me ocurre qué poner. ¿Seréis vosotros los que me “brindáis” todo eso? No lo sé. Pero si un día me disteis tantos mágicos momentos, ¿por qué ahora no? No estáis físicamente aquí, pero yo sigo unido a vuestro corazón. Nunca sabes cuál va a ser el día más importante de tu vida Nunca sabes cuál va a ser el día más importante de tu vida, los días que crees que serán importantes nunca son como los imaginas en tu cabeza. Los días normales que empiezan igual que otro cualquiera, son al final los más importantes. Nunca sabes que el día más importante de tu vida es el más importante hasta que lo vives. No reconoces el día más importante de tu vida hasta que estás dentro de él;... el día que entregas algo o a alguien,... el día que te rompen el corazón,. El día que conoces a tu alma gemela,... el día que te das cuenta de que no hay casi tiempo porque quieres vivir para siempre..., esos son los días más perfectos. Nunca sabes cuál va a ser el día más importante de tu vida, quizás lo sea hoy, así que vívelo intensamente y sin prisas, déjate llevar hora a hora, minuto a minuto y quien sabe... quizás al final del día, cuando llegue la noche y te retires a descansar te des cuenta de que hoy ha sido uno de esos días importantes, porque en ningún sitio está escrito que tenga que haber sólo uno. Dolor Creo que mi pecho va a estallar. Siento un dolor tan fuerte que a veces me cuesta respirar. Me calmo... respiro... Y el dolor vuelve de nuevo... ¿Alguien dijo alguna vez que el dolor del alma no existe? ¿Qué no puede hacernos daño? ¿Que nuestros sentimientos no pueden herirnos tanto que lloremos de agudo dolor? A veces, cuando perdemos a quien amamos el dolor es tan intenso que parece que nos separan cada una de las costillas de nuestro pecho, una a una, casi notamos la cálida sangre resbalando en nuestro regazo, y no cesa... No existe esa poción mágica que nos haga volver a sonreír de nuevo... Al menos no de momento... Siento de nuevo esa sensación tan nítida de la ilusión pérdida, de los sueños que ya no se cumplirán, del futuro despedazado, del corazón roto.... con los trocitos tan diseminados que temo que ya no podré volver a encontrarlos todos, quizás, en algún lugar, junto a él, guarde aquellos trozos que ya por siempre serán suyos, que dejaron de pertenecerme en el momento en que le amé tanto como para entregárselos para siempre... Sé que el dolor cesará, solo requiero tiempo, mantener mi mente ocupada para que no duela, dejar de mirar mi mundo, construido solo para ella, dejar de intentar perderme en la inmensidad de sus ojos verdes, dejar de intentar recordar la calidez de su risa, la dulce fragancia que desprendía su ropa, la triste melodía que ahora suena en mi cabeza.... Y de nuevo vuelve a sangrar, tan violentamente que apenas puedo mantenerme en pie... Soy


PĂĄgina 16 de 16 fuerte ya he pasado por esto... Todas las cosas vuelven a su cauce por mucho que nos duelan.... Para todos aquellos que han sufrido por amor, que han pasado noches enteras llorando una ausencia.... o que simplemente sintieron este dolor constante que hoy acompaĂąa mis pasos....

A la luz del silencio vagan mis escritos  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you